Teoría de la inflación

  • Economía
  • 15 minutos de lectura

1. Introducción

Actualmente, vivimos en un mundo de grandes transformaciones que nos aproximan a un futuro impredecible.

En este contexto, uno de los factores cruciales para la supervivencia de las naciones es la economía y precisamente es aquí donde vienen ocurriendo las mayores anomalías de la historia humana.

Es ya cotidiano hablar con preocupación sobre los fenómenos que amenazan no sólo nuestro futuro personal sino el de todas las familias y del propio país.

En el presente trabajo vamos a tratar precisamente de la inflación, ese tema que tanto nos afecta y atemoriza y que a pesar de los esfuerzos a todo nivel con apoyo del avance científico, resulta imposible de controlar y combatir.

Entonces, permítannos desarrollar este breve estudio de la inflación, a partir de su significado conceptual, sus causas y efectos, hasta llegar a establecer algunas conclusiones para intentar plantear las soluciones y recomendaciones.

Concepto

La inflación se define como un proceso de elevación continuada de los precios, o lo que es lo mismo, un descenso continuado del valor del dinero. El dinero pierde valor cuando con el no se puede comprar la misma cantidad de bienes que con anterioridad.

2. Clases De Inflación

Recalentamiento de la economía.- Se dice que existe un recalentamiento en la economía cuando se produce un aumento leve de los precios.

Inflación rampante.- Supone la existencia de tasas de inflación entre el 4% y el 6%.

Inflación Acelerada.- Es una inflación que alcanza casi el 10 por 100 anual.

Hiperinflación.- Supone la pérdida del control de los precios por parte de las autoridades económicas del país. En algunos casos se han llegado a detectar incrementos de precios de hasta tres dígitos ( más de 1.000 por 100anual) Se produce cuando otra moneda (normalmente el dólar) o una serie de bienes (cigarrillos, bebidas … ) acaban por sustituir al dinero oficial como patrón de intercambio.

Motivos De La Inflación

La inflación se puede producir por:

Inflación de demanda.- Aquella que se produce por un exceso en la demanda que, por rigideces de la oferta, no tiene otra respuesta que la elevación de los precios.

Inflación de costes.- Es la inflación que se debe al incremento de los costes de los inputs y los diferentes factores de producción, es decir, la motivada por el incremento del coste de la mano de obra, los tipos de interés, los precios del suelo, de la energía, de las materias primas, etc.

3. Causas De La Inflación

Los procesos inflacionarios pueden venir causados por la excesiva creación de dinero por parte de las autoridades monetarias del país. En estos casos el dinero crece más deprisa que los bienes y servicios suministrados por la economía, causando subidas en todos los precios. Esta creación excesiva de dinero suele estar motivada, a su vez, por la necesidad de los estados de financiar sus déficits públicos.

Las expectativas de los agentes económicos sobre cómo pueden evolucionar los precios en el futuro. Este aspecto es muy importante ya que si por ejemplo, los agentes económicos esperan que los precios puedan aumentar en el corto a medio plazo, intentarán incorporar rápidamente este hecho a los salarios y demás pagos fijados por contrato. Ello provocara importantes tensiones inflacionistas, que de llevarse a la práctica motivaran un incremento de los precios mayor que el previsto.

La credibilidad que pueda tener la política económica del gobierno es otro factor importante que puede generar inflación. Si los agentes económicos no tienen confianza en la política económica del gobierno, en teoría tendente a la reducción de los precios, sus actuaciones irán encaminadas a aumentar los salarios y precios. Esta actitud hará fracasar las políticas restrictivas del gobierno.

Los acuerdos salarias de larga duración pueden ser un arma de doble filo, ya que la negociación continuada de acuerdos salariales en un marco de inestabilidad puede ser muy perjudicial, lo cierto es que acuerdos de larga duración, tres años o más, pueden impedir que el control sobre la inflación sea más efectivo.

Las perturbaciones que el lado de la oferta también son causas frecuentes de presiones inflacionistas. La mayor o menor fortaleza del país, la evolución de los precios del petróleo y de las materias primas son factores que pueden afectar de forma significativa a los precios de las economías de un país, especialmente en aquellos países más dependientes de inputs procedentes del exterior, como el caso de la economía española.

Los Costes De La Inflación

Los costes de la inflación provienen en su gran mayoría de la falta de adaptación de la economía a una situación inflacionista. Por ejemplo, uno de los costes más importantes de la inflación es el incremento de los impuestos en el caso de que no se adapten los tramos impositivos a la subida de precios.

Cuando existe inflación y los contribuyentes ven aumentados sus salarios, en la medida en que el gobierno no adapte la tabla impositiva a este crecimiento de los precios, la cuota impositiva será mayor. En estos casos los agentes económicos deberán pagar un mayor número de impuestos, no por un mayor nivel de renta, sino simplemente por el incremento de los precios.

Otro coste de la inflación es el que ocasiona en la redistribución de la renta. La Inflación perjudica tradicionalmente al prestamista (acreedor), beneficiando al prestatario (deudor).Así, en una situación inflacionista, las personas que tengan que hacer frente a un préstamo tendrán que devolver, en términos reales, una cantidad menor que la original. En un situación familiar, los ahorradores verán como los saldo reales de sus depósitos bancarios irán perdiendo valor a medida que los precios se incrementan. Solo en aquellos en los que los tipos de interés se ajusten a la inflación se podrán evitar estas pérdidas, tanto para los prestamistas como para los ahorradores. De esta forma, se pone de manifiesto que lo importante es el mantenimiento de los tipos de interés reales, no tanto de los nominales.

Un coste relacionado con los anteriores es la incertidumbre que genera la inflación. Esta incertidumbre hace que los agentes económicos, ante el riesgo de que sus inversiones valgan menos, aumenten los tipos de interés, lo que afectaría negativamente a la inversión y, por tanto, al crecimiento económico del país.

Finalmente, si la tasa de crecimiento de los precios en un país es muy superior a la de los países con los que compite en los mercados internacionales, dicho país verá reducida su competitividad. Lógicamente cuanto mayores sean los precios, más difícil será que los productos nacionales puedan ser comercializados en terceros países, lo que obliga, de esa forma, a los gobiernos a mantener una tasa de crecimiento de los precios similar, si no menor, a la de los países de su entorno. Manteniéndose todos los factores constante, un incremento de los precios mayor al de nuestros competidores supondrá una reducción de nuestra competitividad.

¿Es Mala La Inflación?

La teoría económica nos indica que la inflación, especialmente la imprevista, produce incertidumbre sobre los precios futuros, lo que afecta a las decisiones sobre el gasto, el ahorro y la inversión, ocasionando una asignación deficiente de recursos y, por tanto, dificultando el crecimiento económico.

A pesar de ello en Gran Bretaña, en la década de los 50, se presentó un estudio, que actualmente se conoce como Curva de Phillips, que sugiere que cuanto mayor es la inflación menor es la tasa de desempleo (y, por el contrario, que posible bajar la tasa de inflación incurriendo en un mayor número de desempleados) cuestionando, por tanto, las medidas antiinflacionistas propuestas por los gobiernos.

Por su parte, en 1990, Robert Barro, un destacado profesor de Harvard y miembro del Banco de Inglaterra, publicó un exhaustivo estudio que relacionaba la inflación y el crecimiento de más de 100 países, ricos y pobres, entre los años 1960 y 1990, y llegó a las siguientes conclusiones: Por un lado corroboraba la teoría económica, y determinó que cuando sube la inflación se reduce el crecimiento económico. Sin embargo ésta reducción es muy pequeña, entre un 0,02 y un 0,03 por ciento por cada punto que sube la inflación, lo cual no es especialmente desastroso para un país pero, dado que reducir la inflación es algo costoso en sí mismo, ya que conlleva una pérdida importante, al menos temporal, de producción y de puestos de trabajo, se cuestionaba si la sociedad no estaba pagando un coste social demasiado elevado por reducir de forma prioritaria la inflación.

A pesar de ello la inflación suele ser muy impopular; a los consumidores no les gusta tener que pagar más por un producto de un mes para otro, a pesar de que sus rentas (lo que ganan) se hayan incrementado en la misma cuantía, y ha hecho que los Gobiernos conviertan la contención de la tasa de inflación en uno de los puntos más importantes de su programa político-económico.

Por último cabe decir que en los países desarrollados, la inflación está siendo contenida gracias a los avances tecnológicos, la pérdida de influencia de los sindicatos, a las privatizaciones y a la creciente competencia nacional e internacional, que están haciendo bajar el coste de las materias primas y de los productos energéticos y, por tanto, el precio final de los bienes y servicios producidos, más que a una acertada política antiinflacionista de los gobiernos implicados.

El riesgo consiste en confundir las manifestaciones monetarias, como la inflación, con las verdaderas causas de las contradicciones del sistema económico. No cabe duda que los responsables económicos y los agentes en general proponen soluciones consistentes en la manipulación de las variables monetarias pues la política económica puede controlar los mecanismos de transmisión monetaria a corto plazo y demostrar el grado de ejecución de los objetivos fijados.

Quizás fuera más operativo situar a la inflación no tanto como espejo monetario sino centrar la atención en la casuística real que el fenómeno inflacionario refleja: los estrangulamientos del aparato productivo que distorsionan el equilibrio entre oferta y demanda de bienes y servicios, la interesada administración de precios por parte de grupos económicos concertados, la tensa distribución de la renta entre grupos de perceptores, etc.

En este sentido, aún está por establecer el verdadero coste económico y social del cumplimiento cualitativo de ciertas metas de convergencia en el complejo proceso de la unión monetaria y éste vacío es crucial para anticipar un cálculo coste-beneficio sobre los efectos regionales, sectoriales, corporativos, competitivos. , Con la plena unión monetaria”.

El Ipc

Para medir la inflación se recurre a un índice de precios que, mediante una cifra, expresa el crecimiento medio de los bienes durante un período de tiempo determinado. Por tanto el IPC español es una medida estadística que recoge la evolución de los precios del conjunto de bienes y servicios que consume la población residente en viviendas familiares en España. Se entiende por consumo el gasto real de la población en bienes y servicios quedando excluidas tanto las operaciones de gasto imputadas, relativas al autoconsumo, autosuministro, alquiler imputado los consumos subvencionados: sanitarios o de educación, así como la compra de viviendas.

Así el instituto nacional de estadística elabora una lista de artículos representativos del total de bienes y servicios de consumo, lo que se conoce como cesta de bienes. Tomando esta cesta en el año base, se toma el precio de los productos en el momento de elaborar el índice. Obteniendo el coste de la misma cesta de bienes en dos fechas diferentes, se calcula el cociente de los dos cuyo resultado es el índice de precios.

Para la elaboración de la cesta de bienes en el caso español se seleccionan un total de 471 artículos clasificados en 8 grupos, estando cada artículo ponderado en función del gasto realizado en ese artículo con respecto al gasto total efectuado por los hogares. El año base para determinar el IPC fue 1.992.

En los medios de comunicación se difunde la tasa de inflación interanual, que es la más utilizada dentro de mundo económico y mide el crecimiento de los precios en los últimos doce meses.

¿Cómo se calcula el IPC?

Se recogen y procesan cerca de 150.000 precios distintos de 471 artículos diferentes, en 29.000 establecimientos de 130 municipios de toda España, de los cuales 50 son capitales de provincia, 78 municipios no capitales, más Ceuta y Melilla.

La recogida de los precios se realiza entre los días 1 y 22 de cada mes, ambos inclusive. Los establecimientos seleccionados siempre se visitan el mismo día del mes, de modo que la variación reflejada por el índice corresponda perfectamente a una variación mensual.

Los establecimientos tienen que ser del tipo medio o del tipo más frecuentado en la localidad; los de mayor volumen de ventas o de afluencia de clientes y, ofrecer garantía de continuidad en los artículos seleccionados en ellos.

La muestra de establecimientos se mantiene fija a lo largo del tiempo; solamente se sustituyen los establecimientos que cierran, cambian de actividad, pierden representatividad en lo que al consumo realizado en ellos se refiere, y aquellos en los que deja de comercializarse definitivamente el artículo del cual se tomaba el precio.

Cada establecimiento se visita una vez al mes con la excepción de los que informan del precio de los llamados artículos de recogida trimestral – aparatos electroacústicos, electrónicos, muebles, servicios de reparación y, en general, todos aquellos que no representan excesivo número de variaciones de precios a lo largo del tiempo-, para los cuales la recogida de precios en cada establecimiento se realiza cada tres meses. Por el contrario, como los artículos perecederos están sujetos a fluctuaciones importantes de precios, estos se toman tres veces a lo largo del mes en cada uno de los establecimientos seleccionados en las capitales de provincia, aunque sólo una vez en los establecimientos del resto de los municipios.

Los precios recogidos son los efectivos de venta al público con pago al contado. No se tienen en cuenta los correspondientes a mercancías defectuosas, liquidaciones, saldos, rebajas u ofertas, a no ser que estas se hagan de forma generalizada en todos los establecimientos de la localidad y tengan una duración mínima de dos meses.

Se calculan índices para España, las diecisiete Comunidades Autónomas, las cincuenta provincias, Ceuta, Melilla y, para la agrupación formada por estas dos ciudades.

Todos los sistemas basan el cálculo de éste índice en la fórmula Laspeyres, que es un índice complejo que expresa, con un único dato, la variación de los componentes que lo integran a lo largo del tiempo, ponderando cada uno de ellos según su importancia.

¿Cómo nos afecta el IPC?

Suele utilizarse como medida de la inflación. Señalando, de este modo, la pérdida de poder adquisitivo que sufren los agentes económicos por la subida de los precios de los bienes y servicios destinados al consumo.

Arrendamiento de inmuebles. Según la Ley de Arrendamientos Urbanos, durante los cinco primeros años de duración del contrato la renta sólo podrá ser actualizada basándose en lo que suba el IPC del año anterior.

Negociación salarial y pensiones. El gobierno suele actualizar el Salario Mínimo Interprofesional, las pensiones o, los sueldos de los funcionarios públicos, subiéndolos en la medida en que fije sus previsiones de crecimiento de la inflación. Por su parte los incrementos salariales pactados en negociación colectiva, se hacen en función de la tasa de inflación prevista sobre la base del IPC. En algunos Convenios Colectivos existe una cláusula de salvaguarda, que permite una mayor subida de los salarios, caso de que la inflación sea mayor de lo esperado.

Declaración de la renta. El Ministerio de Hacienda suele deflactar cada año la declaración de la renta en lo que haya subido la inflación. Ello supone aumentar las deducciones y las cantidades a cada tramo contributivo, puesto que los contribuyentes, al subir los precios, necesitan más dinero (en términos monetarios) para comprar las mismas cosas.

En las finanzas. Cuando sube la inflación suben los tipos de interés, por tanto, aquellos que tengan una hipoteca con un tipo de interés variable, verán aumentar lo que tienen que pagar a su banco cada mes. Los consumidores piden menos créditos para comprar cosas y las empresas también pedirán menos créditos para inversiones. Como consecuencia de ello, las empresas venderán menos y bajarán sus beneficios y, a la vez, los ahorradores meterán su dinero en renta fija, debido al alto interés que perciben por su dinero y, por lo tanto, la Bolsa terminará bajando. Si la inflación es baja, sucede lo contrario.

4. Tasas De Inflación De América Latina Y Estados Unidos Al 21 De Julio Del 2000

Jun/00 Mayo/00 Ene-Jun/00 Anualizada en 1999 en 1998
Argentina – 0.2 – 0.4 – 0.4 – 1.1 – 1,8 0,7
Bolivia n/d n/d n/d N/d 3,13 4,39
Brasil 0.93 0.67 3.16 14.09 19,98 1,70
Chile 0.2 0.2 2.4 3.7 2,3 4,7
Colombia – 0.02 0.52 6.98 9.68 9,23 16,70
Costa Rica 1.35 n/d 4.91 10.50 10,11 12,36
Ecuador 5.30 5.10 65.10 103.70 60,7 43,40
El Salvador 1.10 0.60 3.60 3.10 – 1,0 4,20
Estados Unidos 0.60 0.10 2.42 3.70 2,7 1,60
Guatemala – 0.50 – 0.81 2.98 7.23 4,92 7,48
Honduras n/d n/d n/d N/d 10,9 15,7
México 0.59 0.37 4.39 9.41 12,32 18,61
Nicaragua n/d n/d n/d N/d 7,19 18,46
Panamá n/d n/d n/d N/d 1,4 1,4
Paraguay – 0.6 0.4 5.5 10.3 5,4 14,6
Perú 0.04 0.02 1.69 3.21 3,73 6,01
Uruguay 0.50 0.46 2.74 4.79 4,17 8,63
Venezuela 1.10 1.00 6.80 16.40 20,0 29,9

Detalle Por Países

ARGENTINA:

– Junio/2000 – 0,2 por ciento

(Mayo/2000 – 0,4 por ciento

– Enero-junio/2000 – 0,4 por ciento

– Anualizada – 1,1 por ciento

– Enero – Diciembre/99 – 1,8 por ciento

Fuente: Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

BOLIVIA:

– Marzo/00 0,61 por ciento

( Febrero/00 0,42 por ciento)

– Enero-Marzo/00 1,56 por ciento

– Anualizada 4,63 por ciento

– Enero – Diciembre/99 3,13 por ciento

Fuente:Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

BRASIL:

– Junio/2000 0,93 por ciento

(Mayo/2000 0,67 por ciento)

– Enero-junio/2000 3,16 por ciento

– Anualizada 14,09 por ciento

– Enero – Diciembre/99 19,98 por ciento

Fuente: Fundación Getulio Vargas (FGV).

CHILE:

– Junio/2000 0,2 por ciento

(Mayo/2000 0,2 por ciento)

– Enero-junio/2000 2,4 por ciento

– Anualizada 3,7 por ciento

– Enero – Diciembre/99 2,3por ciento

Fuente: Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

COLOMBIA:

– Junio/2000 – 0,02 por ciento

(Mayo/2000 0,52 por ciento)

– Enero-junio/2000 6,98 por ciento

– Anualizada 9,68 por ciento

– Enero – Diciembre/99 9,23 por ciento

Fuente: Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE).

COSTA RICA:

– Junio/2000 1,35 por ciento

– Enero-junio/2000 4,91 por ciento

– Anualizada 10,50 por ciento

– Enero – Diciembre/99 10,11 por ciento

Fuente: Ministerio de Economía.

ECUADOR:

– Junio/2000 5,30 por ciento

(Mayo/2000 5,10 por ciento)

– Enero-junio/2000 65,10 por ciento

– Anualizada 103,70 por ciento

– Enero – Diciembre/99 60,70 por ciento

Fuente: Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

EL SALVADOR:

– Junio/2000 1,10 por ciento

(Mayo/2000 0,60 por ciento)

– Enero-junio/2000 3,60 por ciento

– Anualizada 3,10 por ciento

– Enero – Diciembre/99 -1,0 por ciento

Fuente: Ministerio de Economía.

ESTADOS UNIDOS:

– Junio/2000 0,60 por ciento

(Mayo/2000 0,10 por ciento)

– Enero-junio/2000 2,42 por ciento

– Anualizada 3,70 por ciento

– Enero – Diciembre/99 2,7 por ciento

Fuente: Departamento del Trabajo.

GUATEMALA:

– Junio/2000 0,60 por ciento

(Mayo/2000 0,10 por ciento)

– Enero-junio/2000 2,42 por ciento

– Anualizada 3,70 por ciento

– Enero-Diciembre/99 4,92 por ciento

HONDURAS:

– Marzo/00 0,9 por ciento

(Febrero/00 1,5 por ciento)

– Enero-Marzo/00 2,9 por ciento

– Anualizada 10,3 por ciento

– Enero – Diciembre/99 10,9 por ciento

Fuente: Banco Central de Honduras.

MEXICO:

– Junio/2000 0,59 por ciento

(Mayo/2000 0,37 por ciento)

– Enero-junio/2000 4,39 por ciento

– Anualizada 9,41 por ciento

– Enero – Diciembre/99 12,32 por ciento

Fuente: Banco de México.

NICARAGUA:

– Enero/00 0,59 por ciento

– (Noviembre/99 0,81 por ciento)

– Enero – Diciembre/99 7,19 por ciento

Fuente: Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

PANAMA:

– Diciembre/99 0,4 por ciento

(Noviembre/99 0,2 por ciento)

– Enero-Noviembre /99 1,4 por ciento

– Anualizada 1,1 por ciento

– Enero – Diciembre/98 0,6 por ciento

Fuente: Dirección de Estadística y Censo (DEC), Contraloría General.

PARAGUAY:

– Junio/2000 – 0,6 por ciento

(Mayo/2000 0,4 por ciento)

– Enero-junio/2000 5,5 por ciento

– Anualizada 10,3 por ciento

– Enero – Diciembre/99 5,4 por ciento

Fuente: Banco Central de Paraguay.

PERU:

– Junio/2000 0,04 por ciento

( Mayo/2000 0,02 por ciento)

– Enero-junio/2000 1,69 por ciento

– Anualizada 3,21 por ciento

– Enero – Diciembre/99 3,73 por ciento

Fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

URUGUAY:

– Junio/2000 0,50 por ciento

(Mayo/2000 0,46 por ciento)

– Enero-junio/2000 2,74 por ciento

– Anualizada 4,79 por ciento

– Enero – Diciembre/99 4,17por ciento

Fuente: Dirección General de Estadística y Censo.

VENEZUELA:

– Junio/2000 1,10 por ciento

(Mayo/2000 1,00 por ciento)

– Enero-junio/2000 6,80 por ciento

– Anualizada 16,40 por ciento

– Enero – Diciembre/99 20,0 por ciento

Fuente: Banco Central de Venezuela.

evolución de la inflación

 5. Conclusiones y recomendaciones

La inflación es un fenómeno estrechamente ligado a la política económica de los países desarrollados y sus instituciones que controlan y regulan las economías a nivel mundial.

Es evidente que dentro de la economía nacional la capacidad y eficacia de los gobiernos de turno para manejar la economía a través de leyes y decisiones, es la clave para la estabilidad y bienestar de los pobladores.

En el caso específico del Perú, existe una gran expectativa en su recuperación económica a partir de la explotación racional de los principales sectores productivos: Minería, pesca, turismo.

Recomendaciones

El Perú debe establecer con claridad los alcances de su política económica y en lo posible, mejorar las condiciones de su relación con los inversionistas y acreedores de los países desarrollados.

El gobierno y el empresariado, unificadamente, deben esforzarse en impulsar la producción a través del desarrollo industrial y comercial. Al crear puestos de trabajo y promoviendo la exportación, va a mejorar progresivamente nuestra actual situación.

Una medida necesaria debe ser la regulación de las importaciones, previo estudio, con el fin de evitar la actual salida excesiva de divisas.

6. Bibliografía

www.usuarios.iponet.es/casinada/33dato.htm

www.camaramadrid.es/asesorías/4-2-6-1_3htm

www.ips.org/mundial/inflacion.htm

www.web5.demasiado.co…/inflacion.htm

www.inei.gob.pe/inei4/percifra/inf-eco/econo.htm

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Meneses Andrea. (2000, diciembre 6). Teoría de la inflación. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-inflacion/
Meneses, Andrea. "Teoría de la inflación". GestioPolis. 6 diciembre 2000. Web. <http://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-inflacion/>.
Meneses, Andrea. "Teoría de la inflación". GestioPolis. diciembre 6, 2000. Consultado el 2 de Julio de 2015. http://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-inflacion/.
Meneses, Andrea. Teoría de la inflación [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-inflacion/> [Citado el 2 de Julio de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 29908091@N00 en Flickr