Retos a los que se enfrenta el empresario contemporáneo

Introducción

Muchas personas deciden tomar el camino del “emprendedor” y llegar a ser empresarios, pero pocos son los que tienen éxito. Los nuevos emprendedores reaccionamos por intuición, aprendiendo sobre la marcha, basados en el ensayo y error, cometiendo errores y tropezando.

Hoy en día es común ver un hospital dirigido por un doctor, una constructora administrada por un arquitecto o ingeniero, un restaurante liderado por un chef, sin duda con grandes conocimientos culinarios, pero sin la más mínima idea de los principios de administración de negocios. Y así muchos negocios manejados por sus propios dueños y casi nunca por un administrador.

Así que si ya tienes un negocio o sueñas con tenerlo, este relato podría servirte como una referencia de punto de partida.

Antecedentes

Hace unos 35 años, Un empresario fue nombrado  presidente de la COPARMEX, (Organización  representante del empresario mexicano). Cuando tomó   el micrófono para dar su mensaje de agradecimiento, todo el público guardo silencio; al escuchar estas palabras:

“Y así fue como un buen día decidí dejar de ser empleado, y comenzar mi propio camino, mi propia empresa… decidí entonces convertirme en el ser mas solo del mundo”.

Un empresario es aquella persona que decide dejar la comodidad y la seguridad que le da la certeza de recibir su sueldo cada semana o cada  quincena, su aguinaldo,  sus  vacaciones  pagadas,  su  retiro  a  cierta  edad,  así  como  otras prestaciones  adicionales.  Un  emprendedor  decide  abandonar  esa  banda  de certeza y de confort. Decide pasar a formar parte de las filas de los que se arriesgan, los que ponen sus difícilmente reunidos ahorros junto a sus sueños.

Acaba de emprender el viaje, se da cuenta de que el mundo está cambiando dramáticamente a su alrededor. El sistema gubernamental que antes lo protegía ahora se convierte en su principal dependiente, muchas veces su enemigo. Decenas de dependencias gubernamentales comienzan a estirar la mano, secretarias de recaudación fiscal, federales, estatales, y municipales, secretarias del trabajo, salud, ecología, seguridad pública, seguro social, Infonavit… todas ellas con la interminable lista de requisitos que deben ser llenados a fin de que puedas operar legalmente, y muchas ocasiones te ves en situaciones de extorción debido a la complejidad que conlleva recaudar todos estos requisitos en un inicio.

Te das cuenta de cómo ese sistema que un día pensaste te protegía, ahora se ha convertido en uno de los mayores obstáculos del desarrollo de tus sueños. Por otro lado conoces a otro nuevo y terrible enemigo: la competencia.

Has comenzado a afectar los intereses o a incursionar en los mercados  de otros, se han convertido en un competidor implacable…

En el proceso de la evolución de tu negocio, un día contrataste a los primeros empleados, después a más, y así sucesivamente. Durante los primeros días de lucha todos te  veían con  admiración  y cariño, pues les  ofreciste  empleo. De repente al negocio le comienza a ir bien, y tus ingresos comienzan a aumentar, y de pronto comienza a gestarse un celo que con el tiempo se convierte en envidia, muchos casos llega a transformarse en odio. Es común en nuestra sociedad escuchar frases como “el maldito patrón”, aludiendo lógicamente al que les ofreció el empleo que tanto agradecieron en su momento.

De nuevo este emprendedor que algún día soñó en transformar para bien su vida, ahora se enfrenta a una situación en donde muchas veces ya no sabe quién está con él y quien desea destruirlo. (Sin mencionar a los extorsionadores profesionales “tan de moda” ahora en nuestro país.) Esta situación comienza a gestar una desconfianza general entre ambas partes, las desgasta y las antagoniza. Los amigos con los que antes compartía mucho tiempo, primero se sienten ofendidos por la cada vez más ausencia del amigo, sin darse cuenta de que éste, antes empleado de 40 horas a la semana, ahora tiene que trabajar interminables jornadas en las cuales no existen ni la hora de llegada ni de salida.

La familia, “antes tenías más tiempo para nosotros” ahora ya casi no te vemos y cuando llegas estas muy cansado y sin ganas de hacer nada.

Aquel soñador valiente que abandono su paz y confort en busca de una mejor vida, e invirtió sus ahorros, su máximo esfuerzo y férrea voluntad, a costa de su salud, ahora mermada por el esfuerzo y la falta de atención a su persona, ha conseguido  dinero  y  satisfactores;  ha  perdido  amigos  y  generado  enemigos, odiado por muchos de sus empleados, blanco del gobierno y de su competencia, y una familia de la cual se ha alejado.

Si: “se ha convertido en el ser mas solo del mundo”.

Al leer este testimonio, una cosa se me queda grabada: no sé cómo lo voy a lograr ni cuál va a ser la metodología, pero yo no quiero llegar a ser ese hombre solo.

Mi formación profesional como Lic. En artes culinarias fue totalmente ausente de alguna indicación de aprendizaje sobre cómo ser emprendedor. Un día me vi detrás  del  escritorio,  cargado  de  sueños y  desprovisto  de  conocimientos administrativos y de directriz, en el camino voy cometiendo muchos errores. Al principio forjando a golpes y levantándome cada vez que caigo.

Es por esto que recapitulo de éste y otros autores, algunas claves para llegar a ser un empresario emprendedor querido, respetado y exitoso.

Reitero que nada de lo que está aquí escrito a continuación es diseñado o inventado por mí, es una recopilación de conceptos y enseñanzas que nos han dado muchos de los empresarios más exitosos del mundo

Definición de empresa

Si hemos decidido ser empresarios, lo primero que debemos de tener bien claro, es la definición de empresa.

La enciclopedia Britania, nos explica: empresa es la unión de recursos materiales, humanos, tecnológicos, financieros, que se conjugan para lograr un fin común.

Nada más aberrante que esta definición.

Las personas NO somos recursos: somos seres humanos con alma, sueños, y aspiraciones,  que  buscan   en   su   empleo   ser  tratados   con  dignidad,   con humanismo, no como un recurso desechable y cambiable.

La primera regla de un empresario exitoso es poner ante todo, a tus compañeros de trabajo.

Los empresarios más exitosos del planeta han llegado a redefinir a la empresa de la siguiente manera:

“Empresa es un grupo de personas, de seres humanos, que con recursos tecnológicos, y financieros, entre otros se reúnen para lograr un fin común, para beneficio y bienestar de todos”.

La plataforma de la construcción de una empresa exitosa es el considerar a sus compañeros de trabajo como el activo más importante de la misma.

Valores universales aplicados en la empresa

Hoy el primer problema del mundo es la pobreza y la pérdida de valores, abusos y consecuencias que siempre la acompañan:

  1. La pobreza económica, o ausencia de cosas materiales y pertenencias.
  2. La pobreza intelectual, o ausencia de educación y conocimientos.
  3. La pobreza espiritual, o  ausencia de valores y de fe.

Curiosamente y no por coincidencia, las empresas más ricas y exitosas del mundo tienen una cultura muy clara con relación a los valores que en ella se viven.

Distribución de la riqueza

Mucho se ha hablado de por qué existen sociedades ricas y sociedades pobres.

¿Serán las riquezas naturales de cada país?

Se antoja como la respuesta más obvia a la pregunta.

Sin embargo, Brasil, México y Venezuela son ejemplos de países ricos con habitantes pobres. Cuentan con recursos naturales, petróleo, bosques, litorales, minería, extensiones agrícolas; son países con muchísimas diferencias de clases, donde un gran porcentaje de sus pobladores viven en la miseria.

Japón, en cambio, es una pequeña isla, del tamaño del estado de Chihuahua y Aguas Calientes juntos, y con 130 millones de habitantes. La mayor parte de su territorio es montañoso y no apto para la agricultura; sin embargo, parece una fábrica  flotante,  pues  prácticamente  todos  sus  insumos  los  importa  y  los transforma en productos muy cotizados en todo el mundo.

¿Será entonces la edad de los países la que hace la diferencia?, ¿quizás sea la raza?, ¿acaso será la inteligencia?…

Entonces, si no es la riqueza natural, ni la edad, ni la raza, ni la inteligencia, ¿Por qué hay tanta diferencia entre las economías de los pueblos?

La respuesta es: la actitud de las personas en torno a los valores humanos hace la diferencia.

Estudios coinciden en que los países industrializados o ricos, tienen como común denominador el arraigo de valores en su sociedad.

Los valores de una empresa no son negociables

Si vas a iniciar el camino como empresario, hay que tener muy claro que el camino de la administración de la empresa basado en valores humanos es el mejor a tomar, el más efectivo y rápido, y sobre todo sostenible y permanente.

Liderazgo

Líder, es esa persona capaz de convencer y encausar a un grupo de gente para que logre un objetivo en común planeado. A diferencia de un jefe, el líder no manda: convence. Mucho se ha debatido de si un líder nace o se hace.

Los búfalos son animales que siguen ciegamente a su líder, por lo tanto, si éste se avienta de un peñasco, los demás también lo harán detrás de él; por el contrario los gansos vuelan en posición de V. Al que va adelante le toca la mayor responsabilidad y el mayor esfuerzo, debe guiar al grupo, pero no por mucho tiempo, ya que los que vienen atrás están listos para ir rotando periódicamente el punto de vértice. Esto quiere decir que todos conocen perfectamente el destino y las condiciones de vuelo; esto es: todos conocen, comparten y saben la misión. Así que en nuestras empresas habrá que transformar al viejo búfalo en un renovado ganso!

Misión y valores

“Ningún viento es favorable a una nave que no sabe hacia dónde va” (Séneca)

La misión de tu empresa debe estar clara en la cabeza de los demás, y de ninguna manera deberá estar contaminada por aspiraciones económicas, es decir, las personas que inician un negocio movidas únicamente por la expectativa de la generación económica, tienen  más probabilidades de fracasar que  los que  lo hacen por más motivos, como el amor a ese negocio, la afición, la vocación, los conocimientos, la pasión, etc. el dinero no deberá ser la meta de una empresa, éste llegará como una consecuencia lógica cuando se hacen bien las cosas.

Lógicamente la misión de su empresa debe ir perfectamente alienada con su propia misión de vida. Existen muchas personas, desgraciadamente la mayoría, algunos incluso empresarios de éxito; que no tienen clara su misión personal.

Visión

La visión es simplemente cerrar los ojos y soñar con tu organización en el punto de culminación de sus anhelos. Atrévete! Y trasmítesela a toda tu empresa.

Define tu misión de vida y tus valores personales, y organiza a tu empresa para que se defina la misión y los valores de ella y así formar una cultura empresarial.

Alineación y selección de personal

Uno de los más escasos valores en el ser humano es la alineación o congruencia. Consiste en pensar, hablar y actuar en la misma línea,  ser congruente.

Todo queremos dar una imagen adecuada en nuestro medio, y la mayoría de las veces, esa imagen no está alineada con lo que en verdad somos, con nuestra esencia.

Lo complejo es vivir, pensar, sentir, amar, hablar y actuar en la misma línea.

Es muy importante darnos a la tarea, de manera muy seria y profesional de elegir a nuestros colaboradores. Generalmente los empresarios gastamos muy poco tiempo en la selección del personal, sobre todo en aquellos puestos, aparentemente, de poca importancia. Después, cuando se detectan las faltas de valores: robos, abusos, nos preguntamos por qué.

El arte de organizar el trabajo en equipo

Recuerdo con tristeza ese cuento popular de hace años:

“Un tipo recogía cangrejos en el río Bravo:

Al acercársele el amigo y cuestionarlo sobre su actividad, este le contesta:

  • pues aquí, recogiendo cangrejos.
  • ¿y por qué los seleccionas? Y los pones en diferentes cubetas, una tapada y otra destapada?
  • mira- explica el amigo- primero reviso los cangrejos, y determino si son norteamericanos o mexicanos. A los norteamericanos los pongo en la cubeta con tapa y a los mexicanos en la destapada.
  • ¿Por qué? –Preguntó el amigo-
  • Muy fácil, cuando los cangrejos norteamericanos se juntan, estos comienzan a formar torres para sacar al de arriba de la cubeta.
  • ¿y los mexicanos?
  • Esos no necesitas taparlos-responde-, al momento que un cangrejo sube al otro para tratar de alcanzar el borde, llegan los demás y lo jalan hacia abajo gritándole: a dónde vas!

En México en su mayoría, no sabemos trabajar en equipo, casi todos los empresarios, grandes, medianos o pequeños, no conciben la posibilidad de fusionarse con sus competidores, ya que en su ideología, ellos tienen que ser los que tomen totalmente las decisiones, y de nuevo, no tenemos la educación para trabajar en equipo. Vemos con tristeza como la globalización ha traído a empresas extranjeras poderosas a apropiarse de las mexicanas.

En tu empresa, si aplicas el concepto básico de liderazgo, y entiendes bien el arte de delegar, sumando a la creación de una cultura empresarial basada en valores, seguramente obtendrás equipos armónicos y efectivos.

Delegación

Armar equipos de trabajo, suficientemente efectivos para tomar las decisiones que atañen a su área, de manera total, a esto se le llama delegar.

Muchas personas confunden delegar con abdicar.

Abdicar es botar la responsabilidad en una o unas personas, sin darle el poder para tomar decisiones y sin que estén preparados para ello.

Calidad

Es importante contar con un sistema de procesos que aseguren la calidad en tu empresa.

Es la ley de Murphy: si las cosas pueden salir mal, van a salir mal.

Por lo tanto, si en tu organización las cosas que salen mal o comienzan a salir mal, lejos de buscar culpables, revisas tus procedimientos y comienzas a hacer una reingeniería, las cosas saldrán bien. No hay pretextos.

Responsabilidad social

Hay  una  regla,  divina  para  unos,  de  la  naturaleza  para  otros,  que  dice  que mientras más das, más recibes.

Los problemas de nuestro México deben de ser resueltos por la sociedad en conjunto, en una interacción de sociedad y gobierno.

Es importante dar algo de nosotros mismos: nuestro tiempo, esfuerzo, talento, usar  nuestras  relaciones,  los  conocimientos  para  aportar  algo  no  solo  a  la sociedad si no al planeta en general.

Administración y finanzas

Es importante mencionar que el empresario moderno, se debe mover al ritmo de la sociedad en donde interactúa, sin embargo, debe de cuidar los principios básicos de administración y finanzas y cuidar en todo momento no caer en áreas de confort, ni en cegueras de taller.

Conclusiones

Debes de tener muy definida tu misión, valores y visión personal, así como la manera en que jugaras los diferentes roles de tu vida. De ésta forma podrás diseñar una cultura de tu empresa que vaya acorde a tus principios y operar a la empresa con tu misma ideología y valores.

Dentro de ésta cultura permites a tus compañeros tener mejor acceso a mejores niveles de vida, mejores salarios, y mayores niveles de felicidad.

Aprende a formar equipos de trabajo autónomos y efectivos a través del liderazgo y la delegación.

Ser empresario es verdaderamente gratificante, nunca debemos de olvidar nuestros orígenes, recordar el por qué, el para qué, y que sueño tuvimos para formar nuestra propia empresa.

Referencias

  • Héctor González González. (2012). Manual del Empresario Contemporáneo. S.L.P: Grupo Editorial DHARMA.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Gaytán Ceja Gerardo. (2013, octubre 29). Retos a los que se enfrenta el empresario contemporáneo. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/retos-los-que-se-enfrenta-el-empresario-contemporaneo/
Gaytán Ceja, Gerardo. "Retos a los que se enfrenta el empresario contemporáneo". GestioPolis. 29 octubre 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/retos-los-que-se-enfrenta-el-empresario-contemporaneo/>.
Gaytán Ceja, Gerardo. "Retos a los que se enfrenta el empresario contemporáneo". GestioPolis. octubre 29, 2013. Consultado el 2 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/retos-los-que-se-enfrenta-el-empresario-contemporaneo/.
Gaytán Ceja, Gerardo. Retos a los que se enfrenta el empresario contemporáneo [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/retos-los-que-se-enfrenta-el-empresario-contemporaneo/> [Citado el 2 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de crazyeddie en Flickr