Sector forestal en México

Autor: Jessica Claudia Díaz de León Gómez

Comercio internacional

11-2001

Descargar Original

INTRODUCCION

El sector forestal en México, es un sector poco explotado de manera legal, ya que no se cuenta con la tecnología y la mano de obra especializada para la explotación de tan importante sector.

En México tenemos diferentes tipos de climas, y por ende se tienen diferentes tipos de bosques:

o Bosques tropicales, en donde se dan maderas preciosas como la caoba, el cedro el ébano y demás
o Bosques mixtos, donde existen maderas duras y maderas suaves.
o Bosques de confieras, donde se tienen maderas blandas y se tiene producción de la celulosa y el papel.
o Bosques espinosos, los cuales son desérticos y se tienen la producción del hule, ixtle, jojoba etc.

La producción maderable es aquella donde se explotan maderas duras o maderas preciosas que derivan de la categoría botánica de Angiospermas, las maderas que se tienen en este tipo de bosque son: El cedro rojo, caoba, ébano, palo de rosa y otras. Las principales entidades federativas que tienen mayor participación son: Durango, Chihuahua, Michoacán, Jalisco, Oaxaca y Puebla.

La producción no maderable, es aquella donde se explota maderas suaves especialmente las confieras, y pertenecen a la categoría botánica de las Gimnospermas. Lo atractivo de esta explotación es la cadena productiva derivada en otros productos como la resina natural, la celulosa el papel. Las entidades federativas que tienen mayor participación son: Michoacán, Tamaulipas, Zacatecas, Baja California norte, Coahuila, Veracruz, San Luis Potosí y Nayarit.

SECTOR FORESTAL EN MÉXICO

El sector forestal en México es un área poco estudiada y explotada, ya que por causa de diversos factores no se le ha dado la importancia que se le debería dar, los bosques además de ser importantes para el hábitat del ser humano, es un recurso económico importante, ya que de el se extraer diferentes productos que participan como materias primas o como productos finales. 

En la actualidad se le ha dado importancia a la explotación de áreas secas las cuales cuentan como productos como el xitle, el hule y demás extractos como la jojoba y un producto muy moderno que es el nopal.
El nopal, es una verdura que últimamente ha tomado importancia por sus propiedades alimenticias y propiedades que ayudan a mantener la delgadez y salud estomacal del ser humano, contiene altas proporciones de fibra que ayuda a la digestión, evita el estreñimiento y previene cánceres del área estomacal. 

Además para su producción no requiere muchos costos de producción, se desarrolla en climas extremos, y su procesamiento es fácil y rápido. 

Eso es solo una pequeña parte de todas las maravillas naturales que tienen nuestro país, lo cual es importante para el desarrollo sustentable.

Por su situación geográfica y características de clima y relieve, México cuenta con diferentes tipos de recursos forestales:

§ Bosques tropicales, en donde se encuentran maderas preciosas como: cedro rojo, caoba, ébano, palo de rosa y otras.
§ Bosques mixtos
§ Bosques de confieras, que también se conocen como maderas blandas, que en especial sirve a la industria de la celulosa y el papel.
§ Bosques espinosos o Chaparrales, en las zonas semidesérticas, se explota: cera de candelilla, ixtle, guayule, jojoba, nopal, sábila y mas. 

Del total de la superficie territorial de México, el 72% (141,7 millones de hectáreas) se encuentra dedicada a los distintos usos forestales. El país cuenta con varios ecosistemas forestales naturales, siendo los principales tipos: 

§ De vegetación los bosques de clima templado frío (coníferas y latifoliadas; 30,4 millones de hectáreas),
§ Las selvas (26,4 millones de hectáreas) y
§ La vegetación de zonas áridas (58,5 millones de hectáreas).

México dispone de un bajo nivel de aprovechamiento de los bosques y de las selvas, ya que de los 21 millones de hectáreas con potencial comercial apto sólo se encuentran aprovechadas algo más de la cuarta parte.

La producción forestal, tras una importante caída a finales de los años ochenta, se ha estabilizado manteniéndose en aproximadamente 6,3 millones de metros cúbicos (rollos), aunque su potencial productivo está estimado en 30,5 millones; en el mes de octubre de 1996 ésta ascendía a más de 5,3 millones de metros cúbicos. Para 1998, la producción maderable creció hasta 8 330 982 millones de metros cúbicos de madera en rollo. 

Esta situación es debida a los bajos niveles de eficiencia y de productividad, lo que conlleva una reducida presencia en el producto interno bruto nacional. A las dificultades existentes para incrementar la competitividad, ya que no se dispone de la infraestructura y de los apoyos necesarios, se suman la falta de mercados diversificados y el grave deterioro que causan los incendios, las plagas y las talas masivas ilegales.

La participación que tiene el sector forestal en el PIB es mínimo, para el año de 1988 la relación del PIB forestal contra el PIB total era DE 0.0006%, para 1992 era de 0.0723% y para 1996 era de 0.0717%. Lo cual es realmente insignificante. 

Por estados, el 81% de la producción forestal se localizó en cinco entidades federativas: Durango (31%), Chihuahua (21%), Michoacán (17%), Oaxaca (7%) y Jalisco (6%).
La mayor producción forestal corresponde a las coníferas (especies de pino principalmente) con el 88% del total, seguida de las latifoliadas (sobre todo la encina), con el 8% y de las maderas preciosas y comunes tropicales con un 4%.
Todas estas cifras, no obstante, representan una importante reducción con relación a los años precedentes ya que, por ejemplo, en 1987 la producción se situaba en torno a 10 millones de metros cúbicos.

PRODUCCIÓN NO MADERABLE

Los productos no maderables se obtienen mediante procesos de recolección y en algunas zonas marginales constituyen la única fuente de ingresos para la mayoría de la población; la mayor parte de estos productos incluyen: resinas, gomas, ceras, rizomas y otros productos, que no sean de tierra de monte. La producción no maderable desde 1986-1998 ha tenido crecimientos discretos, y poco a poco va perdiendo importancia ya que hay sustitutos directos derivados del petróleo, lo cual ha afectado gravemente a este sector. La producción mas alta se tiene en el año de 1988 con una producción de 106 546 toneladas, y la mas baja en 1995 con 41484 toneladas de producción. 

Esta producción proceden de las regiones de Michoacán, Tamaulipas, Zacatecas, Baja California norte, Coahuila, Veracruz, San Luis Potosí y Nayarit. La de este tipo de productos ha sufrido un importante descenso: mientras que en 1990 la producción no maderable alcanzó las 194.700 toneladas, en 1994 apenas superó las 108.000 y en 1995 las 104.300; en el mes de octubre de 1996, sólo se alcanzaron las 68.300 toneladas. Del total de la producción, la mayor parte corresponde a la tierra de monte, registrándose en 1995 algo más de 62.800 toneladas.

Si tomamos como referencia el promedio anual 1989-1994 (73.000 toneladas), el porcentaje más alto corresponde a la resina de pino, producto que se encuentra en declive ya que los derivados del petróleo han pasado a ser los substitutos de estos productos.

Los productos que se consideren dentro de la producción no maderable son: Resina, Fibras, gomas, ceras, rizomas y otros productos, de estos no se incluyen los que son tierra de monte.

PRODUCCIÓN MADERABLE

Desde 1990-1998, la producción maderera ha tenido un crecimiento lento, y en especial este sector resiente los altibajos de la economía, ya que como vemos en la grafica de1990-1992 tuvo un crecimiento discreto pero las cosas cambian para 1993-95 donde se tuvo una caída en la producción y se mantuvo así hasta 1996 donde vemos la recuperación de esta área. 

La producción nacional maderable de enero a junio de 1997 fue de 3.9 millones de metros cúbicos rollo; producción 7.3 por ciento mayor a la del mismo periodo de 1996.Las exportaciones de productos forestales de enero a julio de 1997 fue de 190.2 millones de dólares.

Las entidades federativas que mas participan con producción maderable son: Durango, Chihuahua, Michoacán, Jalisco, Oaxaca y Puebla. 

INTERNACIONAL

México importa productos forestales para cubrir sus necesidades interiores, especialmente los rubros de tableros, celulosa, papel y cartón; en algunos casos, estas importaciones suponen casi la totalidad del consumo interno. En el año 1993, el consumo forestal para la producción de tableros fue de 408.000 toneladas y las compras exteriores alcanzaron las 398.000 toneladas. Igualmente, para la producción de celulosa se importaron, en el mismo año, 619.000 toneladas, mientras que el consumo se cifró en 963.000 toneladas. El rubro menos deficitario resultó el de papel y cartón, en el que las importaciones representaron sólo el 22,8% del consumo total aparente.
Según datos de la FAO, organismo de las naciones unidas encargado del sector agricultura y alimentación, la producción que registra la zona comercial del Tratado de Libre Comercio es de 583.1 millones de metros cúbicos de madera en rollo industrial, cifra de la cual Estados Unidos participa con 69%, Canadá con 29.7% y México apenas con 1.3 por ciento.

En cuanto a las exportaciones que suman 30,456 millones de dólares, México participa con 1.5%, Estados Unidos con 86.7% y Canadá con 118.8 por ciento.

Los recursos forestales que tienen Estados Unidos son cuatro veces más que las que tiene México, y Canadá tres veces más.
En 1997 las importaciones de productos forestales, sin considerar celulosa y papel alcanzaron la cifra de 146 millones de dólares.

BALANZA COMERCIAL DE PRODUCTOS FORESTALES

La balanza comercial de productos forestales creció 46.9% durante 1997. Los productos que más han contribuido a formar esta balanza comercial favorable son la madera aserrada, seguidos por los tableros de madera, puertas y ventanas, y marcos para cuadros, los cuales han sido bien recibidos en el extranjero.

Sin embargo para los ultimos años 98-2000, las exportaciones ha crecidom mas que la importaciones con tasas de crecimiento de 4.41% para 1998, 0.46% para 1999 y 1.05% para el años 2000.

Tradicionalmente este sector ha registrado balanzas comerciales negativas en México, sin embargo, a partir de 1995 cuando las exportaciones de los productos forestales comenzaron a cobrar dinamismo arrojó cifras positivas.

El informe hace evidente que es necesario no sólo darle dinamismo a productos tales como la leña, chapa y triplay, así como escuadría, sino también a papel y celulosa, productos que aún tienen una balanza comercial negativa.

PROTECCIÓN AL AMBIENTE

Para garantizar la defensa de las regiones ecológicas más representativas del país, el Gobierno mexicano creó una red de áreas naturales protegidas; éstas constituyen porciones terrestres o acuáticas del territorio nacional representativas de los diferentes ecosistemas y de su biodiversidad, donde el ambiente original no ha sido esencialmente alterado por el hombre y que se encuentran sujetas a regímenes especiales de protección, conservación, restauración y desarrollo.

Para tal fin se creó el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SINAP), que comprende 94 zonas que cubren 11.171.646 hectáreas (5,68% del territorio nacional). De acuerdo con el decreto publicado en el Diario Oficial del 13 de diciembre de 1996 en el que se reforma la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, estas zonas se encuentran agrupadas en las siguientes categorías que son responsabilidad del nivel federal: reservas de la biosfera, parques nacionales, monumentos naturales, áreas de protección de recursos naturales, áreas de protección de flora y fauna y santuarios.

Como podemos ver en el cuadro correspondiente a esta área, la deforestación para el periodo 1950-1969 se estimó con base en una recuperación artificial promedio de 30 000 ha por año, y el periodo 1970-1994 con una recuperación de 80 000 hectáreas por año, atendiendo a las políticas que en materia de plantaciones forestales se establecieron en estos periodos. Para 1995, 1996, y 1997, son estimados con base en una tasa de deforestación promedio anual nacional de 0.403%, esto es, una pérdida anual de 0.403 ha por cada 100 hectáreas. 

PROYECCIONES

Proyecciones del Mercado de la Madera para los Proximos 15 años. 

En un reciente estudio, elaborado por el Ing. William Ladrach, reconocido especialista en temas forestales y autor de innumerables ensayos e investigaciones referidos al tema, se hizo pública la proyección que indica que "para el año 2010, la demanda para madera rolliza habrá aumentado a 2,2 mil millones de m3, o sea, a una tasa anual del 2%". 

En otro pasaje del informe se señala que a diferencia de lo que se cree comúnmente "el consumo de madera de bosque húmedo tropical por parte de la industria de pulpa y papel a nivel mundial, es meramente del 1%, siendo la mayoría de esta madera consumida en Indonesia (Guidoni, 1996). La industria de pulpa y papel necesita madera de calidades uniformes y estas vienen principalmente de plantaciones". 

Después de Estados Unidos y Japón, China ya está calificada como número tres en la producción y el consumo de pulpa y papel, con una producción anual de 17 millones de toneladas de pulpa y 21 millones de toneladas de papel y cartón (Cao, 1996). Por este motivo, se estima que la demanda china para productos de papel aumentará a 50 millones de toneladas para el año 2010, lo cual implicará una demanda masiva de madera destinada a ese sector de la industria. 

Uno de los elementos que permite pronosticar cuál será la tendencia de la oferta de madera hacia el año 2010, es el referido al rápido crecimiento de las plantaciones como fuente futura de madera para la industria. El informe citado señala que "las plantaciones serán principalmente con especies latifoliadas debido a su rápido crecimiento y turnos cortos. La plantación de especies e híbridos del género Eucalyptus continuará dominando en las plantaciones tropicales." 

Otro de los factores que sin duda influirán en las tendencias futuras del mercado internacional de la madera, es el mejoramiento genético y el manejo intensivo, que tendrán un impacto positivo tanto en el aumento de la productividad como en la calidad de las plantaciones de rápido crecimiento para los productos deseados. A medida que los precios de la madera van aumentando, las nuevas fábricas de productos de fibra, incluyendo las de pulpa y papel y las de los tableros de fibra MDF (medium density fiberboard) están siendo diseñadas para una mayor utilización de desperdicios de los aserraderos tales como las costaneras y el aserrín, aprovechando de esta forma todos los subproductos obtenidos de un bosque implantado, aumentando así la productividad y por consiguiente la rentabilidad de la inversión forestal. 

Con lo cual podemos concluir de que habrá una gran demanda para estos productos, de acuerdo a los datos proporcionados y que será realmente atractivo el comercio con China. 

BIBLIOGRAFÍA

o www.inegi.gob.mx
o www.sagarpa.gob.mx
o www.agroenlinea.com
o www.greenpeace.com

DATOS

Del total de la superficie territorial de México, el 72% (141,7 millones de hectáreas) se encuentra dedicada a los distintos usos forestales. El país cuenta con varios ecosistemas forestales naturales, siendo los principales tipos: 

§ De vegetación los bosques de clima templado frío (coníferas y latifoliadas; 30,4 millones de hectáreas),
§ Las selvas (26,4 millones de hectáreas) y
§ La vegetación de zonas áridas (58,5 millones de hectáreas)

VEGETACIÓN NATURAL DE MÉXICO
En millones de hectáreas.

Tipo de vegetación

Superficie

Porcentaje

Bosques templados

31,8

22,4

Selvas

23,5

16,6

Manglares

0,7

0,5

Vegetación hidrófila y halófila

4,2

3,0

Vegetación de zonas áridas

58,5

41,3

Otras asociaciones

0,8

0,6

Áreas forestales perturbadas

22,2

15,7

Superficie total forestal

141,7

100,0

Fuente: Inventario Nacional Forestal Periódico (1994).

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Jessica Claudia Díaz de León Gómez - jessicaclaudia2arrobayahoo.com.mx

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.