ISIPO- Microincubadora de Emprendimientos Productivos Informales

Autor: Lic. Emilce Graciela Serrani

Herramientas para emprendedores

23-06-2008

El programa de Microcréditos ISIPO - Microincubadora de Emprendimientos Productivos Informales- es una prueba piloto que comenzó a desarrollar en el año 2003 la Fundación Jardín de los Niños en el Barrio San Jorge y su área de influencia.

Si bien esta Fundación hoy lleva adelante su propio programa de Desarrollo de Capacidades Emprendedores y Microfinanciamiento, se destacan en su desenvolvimiento rasgos básicos utilizados de la metodología que se presenta a continuación.

La Organización no Gubernamental responsable del programa, desde hace más de 18 años, viene trabajando con una importante obra de promoción social. Sus logros están a la vista, tanto por los servicios básicos y el mejoramiento de las viviendas realizadas por sus dueños con la provisión de materiales y asistencia técnica de la ONG, como por los servicios que presta la misma, constituyéndose toda una red social, con referentes barriales reconocidos que despliegan diversas actividades sociales y comunitarias, acompañados y apoyados por personal y técnicos de la organización mencionada.

Por el requerimiento solicitado desde la Fundación Jardín de los Niños y en consideración con el diagnóstico previo realizado en la zona, se presentó la propuesta de Microcréditos ISIPO- Microincubadora de Emprendimientos Productivos Informales.

En la misma se tuvieron en cuenta los siguientes elementos:

Ø En este sistema, se presentan los emprendedores con características propias de la exclusión y la vulnerabilidad. Sin embargo, los mismos cuentan con un caudal de capital social y cultural logrado desde la participación de sus habitantes como protagonistas de su propio desarrollo, acompañados e impulsados por la Fundación, el Estado y la red creada a partir de la participación y el consenso. De cualquier modo, rigen patrones de relaciones sociales que les impide tener acceso a los recursos productivos, servicios de capacitación y de asistencia técnica y financiera, actuando en mercados sumergidos que limitan la sustentabilidad y el crecimiento de sus emprendimientos informales.
Ø Se rescatan, sin embargo, el potencial de capital social, en menor medida el capital primario y secundario descriptos en el capítulo anterior. Ello se debe a que la población está conformada por habitantes urbanos y suburbanos en convivencia con una población migrante de la zona rural.
Ø También se observa un potencial de capital terciario en crecimiento, compuesto por los servicios energéticos, sanitarios, de comunicación y transporte, salud y educación.
Ø Se trabajó con las líneas estratégicas presentadas en la propuesta general en cada una de las etapas consideradas en el Programa de Microcréditos ISIPO- Microincubadora de Emprendimientos Productivos Informales.
Ø La Fundación contó, para el desarrollo de la propuesta, con asistencia técnica proporcionada por distintas consultorías particulares y de organizaciones especializadas en el tema, como con recursos financieros para crear el fondo rotativo de créditos y solventar los gastos operativos.

Resumen Ejecutivo

Programa: ISIPO- Microincubadora de Emprendimientos Productivos Informales.

Objetivo del Programa: Contribuir a largo plazo al desarrollo humano integral de los emprendedores y sus familias.

Operatoria: Prestación de servicios integrales aplicando la Metodología ISIPO, destinada a concretar el salto cualitativo de emprendedores informales de subsistencia a emprendedores formales sustentables.
Metodología: ISIPO
Duración: 5 años.

Desarrollo:

› Primera etapa: Vivero de Emprendimientos informales cuyos componentes son: Capacitación del equipo técnico que participará en el programa y articulación con organizaciones públicas y privadas, Escuela de Emprendedores, Microfinanciamiento, Organización y Participación en Encuentros de Emprendedores y en Eventos Socio-Culturales. Duración: 3 años.
› Segunda etapa: Despegue de los Emprendedores, que comprende: Microfinanciamiento, Asesoramiento y Asistencia técnica, Organización y Participación en Encuentros y Foros de Emprendedores. Duración: 2 años

Presupuesto Primer Año: Fondo Microcréditos $ 100.000,00
Gastos operativos: $32.600,00
Equipo responsable del proyecto: 3 profesionales -2 del área social y 1 del área de ciencias económicas- ; 10 pasantes de universidades -5 del área social y 5 del área de ciencias económicas .

Fundamentación y Ubicación Microeconómica

En noviembre del 2003, la Fundación Jardín de los Niños decidió implementar un Sistema Microcrediticio que pudiera contribuir a mejorar la calidad de vida de las familias de emprendedores de menores recursos con las cuales esta fundación venía trabajando desde hacía muchos años. Convocó, entonces, los servicios de un consultor privado, especializado en la atención de los microemprendimientos de menores recursos.

Se propuso para su implementación, la aplicación de la Metodología ISIPO. La misma contempla un sistema microcrediticio semejante al aplicado en la metodología Grameen- Banco de los Pobres incluyendo, además, la capacitación y la asistencia técnica en proceso. Funciona como una Microincubadora de Emprendimientos Productivos con el fin de fortalecer económica-financiera-social y técnicamente a estos microemprendimientos en los primeros tiempos de su desenvolvimiento para mejorar su desarrollo sustentable.

La Asociación Jardín de los Niños presta sus servicios desde junio de 1987 como institución sin fines de lucro, inscripta bajo el Código A-1068. La organización lleva a cabo acciones solidarias en los sectores humildes de la población con el propósito de favorecer la promoción socio-cultural, educativa y laboral de la población infanto-juvenil marginal, a partir de la atención de sus familias.

Sus objetivos son elevar las condiciones de vida de familias radicadas en sectores marginales, priorizando el accionar en la población infanto-juvenil, canalizando la ayuda a través de proyectos asistenciales y de promoción humanitaria en lo educativo-laboral, en un marco de intensa búsqueda de la participación comunitaria y de la práctica de los principios solidarios.

Su finalidad es tratar de beneficiar a aquellas familias en situación de extrema pobreza, cuya condición crítica sólo podría ser superada a través de intervenciones sistemáticas, elevando sus niveles de vida, fortaleciendo la solidaridad y cooperación intervecinal. La sustentabilidad se logra, por lo tanto, si se introducen cambios en el hábitat, en la educación, el trabajo, asumiendo nuevas conductas y desarrollando capacidades de convivencia social. Si bien la Asociación dirige su accionar hacia las familias en riesgo, entiende que solamente produciendo modificaciones estructurales en su hábitat, en las conductas, y acercando nuevas posibilidades educativas-laborales se logrará un cambio que impactará positivamente en la vida de los menores.

El accionar institucional comprende distintos servicios, siendo algunas de las actividades realizadas las siguientes: construcción de viviendas por ayuda mutua: Centro de la Tercera Edad; Capacitación laboral en Centros Educativos Integrales, actividades de recreación, panaderías comunitarias y escuela de panadería y pastelería, taller de herrería, huertas orgánicas y criaderos de aves familiares, comisión de Salud para la prevención y atención médica, botiquines comunitarios, cuidado diario de niños y nivel inicial en guarderías, proyecto Cobijaditos para el apoyo de niños de alto riesgo, apoyo, reinserción escolar y alfabetización, servicios para madres adolescentes en situación de abandono en el Hogar de Tránsito San Francisco, atención a familias en situación crítica, programa de vuelta a las chacras especialmente para aquellas familias oriundas del sector rural que deseen volver a su hábitat originario, programa de emergencia alimentaria, atención de una enfermera para pacientes dependientes: Ancianos, discapacitados y enfermos en general, implementación de microemprendimientos como panadería, mueblería, huerta, herrería, corte y confección y del programa de microcréditos, en beneficio del trabajo y de la economía familiar.

Características de la Población destinataria del Barrio San Jorge

Desde hace aproximadamente 25 años, las familias fueron asentándose en la zona por motivos diferentes:

- La escasez de fuentes de trabajo en el interior de la provincia
- Baja rentabilidad de las actividades en el medio rural
- Las frecuentes crecidas del río Paraná e inundaciones
- Las relocalizaciones de familias que estaban asentadas en tierras fiscales.

Fue necesario implementar un proceso de enseñanza-aprendizaje para acercarlos a las normas mínimas de higiene y de convivencia.

Las características de las viviendas eran muy precarias, las dimensiones cubiertas no superaban los 12 m2, donde vivían entre 5 y 7 integrantes, produciéndose efectos nocivos en la salud física y psíquica de los niños y jóvenes, principalmente, ya que se observaban condiciones de hacinamiento, promiscuidad, cuadros de violencia familiar, situaciones de abandono (en niños y ancianos), aumento en el consumo del alcohol y, en menor grado, otras adicciones. Abundaban afecciones bronquiales, dermatitis, diarrea y un elevado número de niños menores de 6 años desnutridos. El 63 % de la población eran jóvenes menores de 21 años. La mayoría de las familias estaba integrada por 5 a 7 miembros.

El índice de analfabetismo era del 7 % de la población, 13 % eran semianalfabetos, 30 % tenían escolaridad primaria incompleta y apenas un 6 % concluyó el nivel medio.

Esta población es poco calificada, lo que los obliga a ser subocupados en trabajos temporarios, como ser changas en albañilería, chapista, pintores, vendedores ambulantes, jardineros, etc., generando magros ingresos y de forma inestable. Un 33 % de las mujeres se configuran como jefas de hogar de familias numerosas, desempeñándose en tareas domésticas con míseros ingresos que no cubren las necesidades mínimas.

De los transportes públicos, existen varias líneas de colectivo, con frecuencia de 40 minutos, que los comunica con diferentes puntos de la ciudad de Posadas.

A partir de la intervención de la Asociación y posterior implementación del Programa de Urbanización y Construcción de viviendas en el barrio San Jorge, a través del Sistema de Ayuda Mutua, las condiciones de vida del barrio fueron mejorando paulatinamente.

Desarrollo del Programa ISIPO- Microincubadora de Emprendimientos Productivos Informales

El programa, cuya duración como prueba piloto es de 5 años, consta de 2 etapas: el Vivero de Emprendimientos informales y la del Despegue de los emprendedores. Al término de la segunda etapa, se espera alcanzar que por lo menos el 50% de los emprendimientos productivos pueda dar el paso de:

Primera etapa: Vivero de Emprendimientos Informales: Duración 3 años

Esta etapa se desarrolla en forma simultánea con los siguientes componentes:

› Capacitación del equipo técnico que participa en el programa y articulación con organizaciones públicas y privadas.
› Escuela de Emprendedores.
› Asistencia financiera por medio de microcréditos individuales renovables con garantía grupal solidaria y participación en reuniones regulares de Centros de Reintegros de cuotas e Intercambio de experiencias.
› Organización y participación en Encuentros de Emprendedores y en eventos socio-culturales.

Segunda etapa: Despegue de los emprendedores: Duración 2 años
Comprende:

› Créditos individuales renovables con garantía grupal solidaria y pago en ventanilla.
› Asistencia técnica y asesoramiento.
› Organización y Participación en encuentros y foros de emprendedores.

Metodología ISIPO

ISIPO es una planta trepadora sudamericana cuyos tallos tienen múltiples usos, desde la construcción de viviendas y muebles como de artículos de ebanistería, para cordeles, como también su uso como antiséptico. Es una enredadera o liana de tallo leñoso en la base, trepadora voluble abundante en los montes misioneros y de la cual existen infinitas variedades. Los indios misioneros le atribuían un poder sobrenatural y le daban el nombre de isipó-pay. Sus hojas son alternas de color verde oscuro. Las flores de color rosado violeta se presentan con racimos péndulos de 8 a 30 cm de largo en primavera. Es muy resistente al tiempo y a las contingencias y ha sobrevivido al manejo irracional de la flora de esta zona. No se realiza su producción sistemática y masiva y se constituye en una especie vegetal con un alto potencial económico aún no valorizado, cualidades semejantes a los miles de emprendedores de subsistencia, sujetos activos de este programa.
Metodología ISIPO, destinada a:
Imbatibles emprendedores
Sobrevivientes de sistemas capitalistas excluyentes
Incorporados en la Informalidad
Potencialmente Posibles si se dan
Oportunidades socioeconómicas

que dependen del sistema en el cual cada uno de nosotros debe asumir un protagonismo responsable.

Esta Metodología fue elaborada en función de los aspectos potenciales a desarrollar por los emprendedores en forma conjunta con los actores privados, públicos y del tercer sector que participan de esta experiencia.

A partir del reconocimiento de los potenciales de capital social, capital primario, capital secundario y capital terciario, se consideran en el desarrollo metodológico las 5 líneas estratégicas básicas planteadas en el presente trabajo a ser implementadas en las etapas previstas de la siguiente manera:

Primera etapa: Vivero de Emprendimientos Informales

En esta etapa, los pequeños emprendimientos informales, en su mayoría informales y de menores recursos, ingresan al vivero para recibir cuidados especiales y alimentos adecuados, que le permitan sobrevivir y fortalecerse durante los 3 primeros años. En este vivero recibirán capacitación permanente, intercambio de experiencias, fortalecimiento personal y grupal, integración a redes de comercialización y alianzas estratégicas de coopetencia (cooperación y competencia) y financiamiento gradual, de acuerdo con la evolución del microempredimiento productivo.

Capacitación del equipo técnico que participará en el programa y articulación con organizaciones públicas y privadas

Es fundamental la capacitación y pasantía de los que integrarán el equipo técnico para llevar adelante el programa.

Su preparación comienza con el conocimiento del sistema base de la presente metodología, es decir, el sistema microcrediticio Grameen o Banco de los Pobres. Esto comprende también la lectura de bibliografía relativa al tema y la comprensión de las características socioeconómicas en que se desenvuelven los microemprendimientos informales de subsistencia.

Posteriormente, se los capacita también en aspectos básicos de gestión emprendedora y técnicas creativas y de dinámica grupal.

Comienzan su entrenamiento en terreno acompañados de técnicos con experiencia en metodologías semejantes.

El perfil del responsable del Centro es una persona con estudios secundarios completos, preferentemente con estudios terciarios y/o universitarios de las áreas socioeconómicas pero, sobre todo, debe poseer vocación de servicio y un espíritu optimista y emprendedor, capaz de acompañar y alentar a los microemprendedores en su caminar, un perfil no paternalista pero sí de maestro que no da el pescado pero enseña a pescar. Debe creer y tener pasión por lo que hace.

La articulación con organizaciones públicas y privadas es fundamental, dado que la propuesta a mediano y largo plazo excede las posibilidades de la organización del tercer sector que tiene a su cargo la ejecución del programa, tanto en cuanto a la necesidad de recursos humanos, materiales y financieros que requiere como a la necesidad de crear la red socio-jurídica y económica que le dará sustento para el logro de los objetivos propuestos.

Escuela para emprendedores

La escuela para emprendedores funcionará a lo largo de 3 años, acompañando la actividad productiva de los emprendedores, contemplándose metodologías participativas y alternancia prácticas.

Los contenidos que se contemplan girarán alrededor de los siguientes ejes temáticos: Espíritu Emprendedor, Creatividad, Administración estratégica, Administración contable y financiera, Marketing, Comunicación, Venta directa y atención al cliente, Producción, Calidad, Asociatividad, Negociación, Coopetencia, Liderazgo, Resolución de conflictos, Formalización y Desarrollo Local, entre otros temas.

Se considera también la realización de cursos para la empleabilidad y mejoramiento de la actividad, relacionados a oficios de acuerdo con las necesidades de los emprendedores.

Asistencia financiera por medio de Microcréditos ISIPO

La asistencia financiera se realiza mediante el otorgamiento de microcréditos renovables que deberán ajustarse a la Metodología ISIPO. Sus características centrales se han basado en la metodología aplicada en el Banco de los Pobres Grameen Bank de Bangladesh, agregándole aspectos innovativos contenidos en el desarrollo del sistema como la Microincubadora de Emprendimientos Productivos Informales, a realizarse en dos etapas que contemplan: una primera instancia de vivero de emprendimientos informales y una segunda etapa de despegue de los emprendedores.

Los que deseen acceder a los créditos deberán cumplir, en esta primera etapa, lo siguiente:

• Integrarse a un grupo de 3 ó 4 personas. Los que integran el grupo no pueden ser parientes ni socios.
• Cada una de las personas recibirá su propio microcrédito, ya que los créditos son individuales. Esto no excluye a emprendimientos asociativos o familiares integrados por más de una persona. En este caso, el grupo emprendedor debe elegir a uno de ellos que los represente. Se utilizará el sistema 2-1 ó 2-2. Esto significa que de dicho grupo, primero cobrarán 2 personas y a las 3 semanas, recién cobrarán su crédito las otras 2 ó 1 personas.
• Si bien la garantía del crédito se basa en la historia de trabajo de la persona, fundamentalmente se trata de una garantía solidaria grupal ya que cada integrante del grupo es garante solidario de los demás y deben responder, en forma conjunta, por todo el grupo.
• Toda persona que desea el crédito debe seguir una etapa de entrenamiento que le permita comprender el sistema, sus deberes y responsabilidades individuales y con relación al grupo y al centro al que se incorpora.
• Los créditos son renovables por montos mayores. Para tener derecho a la renovación, todos los integrantes del grupo deben haber finalizado el pago de créditos anteriores y estar participando en la escuela de emprendedores y en las reuniones de centro.
• Las cuotas se pagan semanalmente en el barrio. Los que recibieron el crédito deben asistir a reuniones una vez por semana, para efectuar el pago y participar en forma regular de la Escuela de Emprendedores
• En las reuniones de cobranza de los créditos ,que es obligatoria, participan todos. Se tratan temas sobre la situación de los microemprendimientos, se comparten experiencias, se aportan ideas positivas y se capacita (Escuela de Emprendedores) para ir mejorando cada una de las actividades financiadas.
• El destino de los créditos es para la compra de materia prima, herramientas, pequeños equipamientos, arreglos y refacciones de infraestructura y cualquier otro elemento o servicio que mejore o complete el microemprendimiento productivo y el espacio de trabajo.
• Los montos, la primera vez, no superan los $500,00. La tasa de interés es más baja que las tasas de mercado.
• Los pagos se realizan en cuotas semanales, 16 a 25 cuotas en función de los montos. Se prevé en la renovación ampliar los montos crediticios y el plazo de devolución.
• En la renovación, los montos pueden ser un 20 a 40% mayor al anterior, de acuerdo con la necesidad y el giro del negocio. Al tercer año de participación en el programa, los pagos pasan a ser quincenales y el período de devolución se puede extender hasta los 12 meses, dependiendo del monto del mismo.

Esta primera etapa tiene una duración de 3 años, durante los cuales los emprendedores participan de una experiencia de Vivero de sus emprendimientos que les permite fortalecer su actividad productiva y hacerla más sustentable, preparándose para incorporarse al mercado formal.

Las estrategias planteadas adquieren significación y las podemos apreciar de la siguiente manera:

La estrategia de desarrollo humano mejora la calidad en las relaciones humanas y se va construyendo en cada encuentro a partir de la valorización personal de los prestatarios en cuanto a su autoestima y la recuperación de sus derechos que son ejercidos desde el comienzo con el reconocimiento de la organización, del equipo de trabajo y de su grupo de pares, como persona responsable, trabajadora, capaz y con derechos para recibir un capital y administrarlo en pro del bienestar de su familia.
Cada uno de los participantes recibe un voto de confianza y al mismo tiempo otorga ese voto de confianza a sus compañeros, vinculándose a un grupo de personas con quienes compartirá la experiencia de la autoorganización y desarrollo personal, mejorando cualitativa y sinérgicamente las relaciones humanas de todos los participantes. El sistema promueve las iniciativas personales y exige la permanente toma de decisiones individuales y grupales.

Esto se logra dado que desde el inicio del sistema se trabaja en forma grupal, con la conformación de grupos solidariamente responsables y la integración de estos grupos a uno mayor, el Centro.

El grupo cumple varias funciones además de la responsabilidad solidaria en el aspecto financiero. Actúa también como sostén, apoyo y contención de sus integrantes. Los mismos se acompañan mutuamente en el proceso de desarrollo personal. Deben tomar decisiones en relación a los conflictos que pueden surgir, a las cuotas atrasadas o con respecto a algún incumplimiento por parte de sus miembros, a los problemas que se van presentando en la vida de ellos, relacionados a su microemprendimiento productivo como a temas de salud, hijos, el barrio, el trabajo, las relaciones familiares y otros. Asimismo, el grupo es responsable de la aprobación de los créditos de cada uno de ellos y funciona también como garantía de todos sus integrantes. Se abre, de este modo, un espacio de comunicación entre pares que aparece muy valorado por los prestatarios.

Dentro del Sistema funciona el Centro, en el cual se realizan las reuniones semanales de encuentro de todos los grupos y se efectúa la cobranza y evaluación. A las reuniones deben concurrir obligatoriamente las/os prestatarias/os y en ellas se desarrolla la vida grupal, se realizan acuerdos, se implementan las normas, se discute y profundiza la metodología del sistema, se plantean los problemas referidos especialmente a las actividades financiadas y al estado de situación de la cobranza, se pueden plantear otro tipo de problemas y nuevas propuestas. Son instancias de enriquecimiento conjunto, intercambio de información y crecimiento personal y comunitario. De estos espacios compartidos, se establecen nuevos vínculos y comienzan a formarse redes sociales de amistad, de comercialización, de resolución de problemas y de contención ante situaciones críticas.

En su implementación se consideran:

- Espacios de reflexión e intercambio con dinámicas participativas y creativas de autoconocimiento y fortalecimiento individual y grupal; formación en valores, análisis y evaluación de los emprendimientos productivos. Esto se desarrolla en las reuniones de Centro y en los encuentros de emprendedores. En las mismas, se promueven el intercambio, la organización y la disciplina; se recrean con una mística y códigos propios que los va identificando como miembros del grupo y del centro, dándoles un sentido de pertenencia y apropiación de la experiencia. Los grupos tienen nombres: Los Emprendedores, El Porvenir, Sol Brillante, Los que Avanzan. Pueden elegir un saludo identificatorio e inclusive, de acuerdo con la evolución de los grupos, pueden establecerse reglas de convivencia grupal, familiar y barrial para todos sus integrantes. Más adelante, cuando ya existen varios grupos, se selecciona una delegada por grupo y se comienza a trabajar en la organización de acciones y eventos intercentros.
- Espacios de recuperación y revalorización de la cultura local y los saberes adquiridos, compartiendo y promoviendo eventos sociales y culturales. Se realizan cenas comunitarias y bailes en los que participan los beneficiarios del programa con sus familias como así también se tiene previsto organizar encuentros de emprendedores con grupos de características similares.
- Responsabilidad política e institucional demostrada por la Asociación Civil Jardín de los Niños quien actúa como organización promotora y ejecutora del programa: a) Utilizando fondos de donaciones privadas transfiriéndolos hacia los sectores de menores recursos; b) Disponiendo de un equipo técnico debidamente capacitado en la metodología a aplicar y c) Articulando con otras organizaciones del ámbito público y privado que colaboran en esta iniciativa: Universidad Nacional de Misiones, Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Ministerio de Trabajo desde el programa Plan Jefes de Hogar, Ministerio de Bienestar Social, la Mujer y la Juventud, Dirección Nacional de la Juventud, entre otras.

La estrategia de crecimiento se pone en marcha a partir del otorgamiento de los microcréditos con el mecanismo microfinanciero que contiene las siguientes características básicas:

§ Préstamos con garantías grupales solidarias, conformándose grupos de 3 ó 4 integrantes.
§ Montos graduales, comenzando en el primer crédito con préstamos máximos de hasta $500,00. La renovación es gradual, con incrementos aproximados de un 20%, otorgados en función de las características del emprendimiento, el giro del negocio y su evolución y la solicitud del emprendedor.
§ El monitoreo de pares se da desde el comienzo, dado que los beneficiarios evalúan el emprendimiento y participan de la aprobación de la solicitud del crédito. El monitoreo continúa en las reuniones de centro, en las cuales se realiza en forma pública la devolución de las cuotas y se analiza la situación de cada uno, del grupo y del centro.
§ Los incentivos dinámicos dados por la posibilidad de acceder a nuevos créditos, por montos superiores si lo requirieran; siendo el destino de las primeras renovaciones el emprendimiento productivo, pudiendo optar más adelante por acceder a préstamos para otros destinos como la mejora de la vivienda, la educación, la salud, etc.
§ Los planes de devolución regular son semanales, en día y horario determinados, advirtiendo en forma temprana a los operadores de centro acerca de problemas emergentes, previendo a tiempo la recuperación del flujo de efectivo, lográndose en la mayoría de los casos un altísimo recupero. En el hogar jardín de los niños el recupero es superior al 97%.
Esta estrategia de crecimiento se ve reforzada en la segunda etapa en la cual ellos pueden acceder a otros créditos individuales renovables con garantía grupal solidaria y pago en ventanilla, como así también acceder al asesoramiento y asistencia técnica disponible para ellos.

La estrategia de mercados pretende lograr un mayor acceso de los emprendedores de menores recursos a la comercialización de sus productos y servicios. En el programa ISIPO se contemplan las siguientes acciones:

- Capacitación en fortalecimiento de la capacidad emprendedora con:
- a) la movilización del potencial cultural a partir de la revalorización de las experiencias de los prestatarios quienes intercambian y transfieren sus saberes
- b) educación y formación con la puesta en marcha de la escuela de emprendedores que les permite integrar, lenta y paulatinamente, excelencia técnica de cultura y de saberes, como también una mejor administración de su negocio en función de lo local y con la visión de lo global. La mayor información a la que acceden a partir de su incorporación al programa les brinda la oportunidad de capacitaciones específicas al rubro de sus emprendimientos para la mejora y diversificación de la producción y/o servicios. Si bien no se puso en marcha sistemáticamente la escuela de emprendedores, se comenzó con capacitaciones relacionadas a gestión de microemprendimientos y formación en diferentes oficios.
- Organización de redes de intercambio bajo el sistema de ferias y trueque, creando nuevos mercados terciarios o integrándose a los que ya existen, como las ferias francas y las ferias de artesanos. Se comenzó con la organización de ferias una vez a la semana.
- Asesoramiento y asistencia técnica que se brinda desde la organización con el apoyo de la Universidad Nacional de Misiones.

La estrategia de posicionamiento se verá reflejada a mediano y largo plazo con la ubicación diferencial que cada microemprendimiento logre a lo largo de su participación en esta primera etapa. Los emprendedores, en los espacios de encuentros previstos, irán desarrollando sus potencialidades personales y creativas adquiriendo nuevos aprendizajes.

En una primera instancia, estos emprendedores ejercerán sus actividades dentro del mercado informal y de los mercados terciarios a los que actualmente tienen acceso. Pero la propuesta va más allá, proyectando a estos emprendimientos para que en un futuro mediato puedan ir incorporándose paulatina y gradualmente al mercado formal.

Segunda Etapa: Despegue de los Emprendedores

Pasada la primera etapa de Vivero de Emprendimientos Informales, los emprendedores pasan a un segundo período, el Despegue de los Emprendedores. En el mismo, continúan con su desarrollo personal, del emprendimiento productivo y de las relaciones socio-económicas establecidas, accediendo en forma individual a créditos, asesoramiento y asistencia técnica y, en forma grupal, a eventos integrales generados por ellos, por la organización ejecutora del programa y otras adheridas al mismo.

En este período, se desprenden de manera formal del grupo que compartieron, salen del vivero y pasan a actuar en forma independiente, ingresan a la huerta o jardín, interactuando entre ellos y fortaleciendo la red conformada en la etapa anterior a través de encuentros y foros de emprendedores y de alianzas estratégicas, como así también de otros tipos de organización que puedan surgir como cooperativas, asociaciones, etc.

Pueden participar de la segunda etapa aquellos emprendedores que han pasado por la primera etapa de Vivero de Emprendedores.

Transcurridos los 3 años de participación en el programa, las personas tienen derecho a créditos individuales con garantía personal, destinados no sólo a su actividad productiva sino también al mejoramiento de la vivienda, educación, salud y otros. La devolución se realiza sin obligatoriedad de asistencia a reuniones regulares.

Créditos individuales: Los créditos son individuales y los prestatarios no tienen que integrarse a un grupo solidario para garantizar la devolución de lo que recibieron, sino que la responsabilidad será personal, en función del giro de su propio negocio. Los destinos de los créditos podrán ser productivos u otros, como mejoramiento de la vivienda, capacitación, salud, etc.

Asistencia Técnica y Asesoramiento: En esta etapa, los emprendedores continuarán con asistencia técnica y asesoramiento, tendiente a mejorar su gestión emprendedora, con miras al crecimiento sustentable y a la formalización paulatina de sus actividades productivas.

Participación en Encuentros y Foros de Emprendedores: En esta segunda etapa, se prevé la promoción de Encuentros y Foros de Emprendedores. En ellos, se proyecta el intercambio de experiencias, el fortalecimiento de la red de vínculos socio-económicos y de comercialización, la actualización de los emprendedores con capacitaciones específicas y la elaboración de propuestas relativas a la promoción de ellos como trabajadores y de sus microemprendimientos como actividades visibles creadoras de valor e integrantes del producto interno local y nacional. Por lo tanto, en estos encuentros se incorporarán los siguientes componentes: feria y exposición de productos y servicios, talleres de trabajo y de vínculos comerciales, capacitación y recreación, conformación de foros multisectoriales.
En esta instancia, algunos emprendimientos habrán alcanzado las características necesarias para actuar dentro de los mercados formales; otros continuarán con su desarrollo a fin de alcanzarlos.

La quinta estrategia de participación, organización y empoderamiento, que se va construyendo en la etapa anterior, recupera la transferencia de recursos y valores y los capitales potenciados previamente, desde el enfoque integrador de un sistema abierto, dinámico y complejo, constituido por esta red de emprendedores informales sumados a otras redes semejantes como los emprendedores integrados al Grameen- Casa de la Mujer, o el Grameen Santa Catalina- Red de Amigos Solidarios, o las redes informales de artesanos y feriantes existentes, como así también a otros círculos de emprendedores a crearse desde la Fundación Jardín de los Niños en otros barrios, adquiere una fuerza inusitada y desde su propia organización continúa el camino de la búsqueda de una inserción más justa a la dinámica ciudadana de la producción y el empleo.

Esta estrategia se manifiesta en el programa ISIPO, contemplando:

- El desarrollo de mecanismos de gestión pública participativa y de control ciudadano. En este caminar, no podemos dejar de mencionar la necesaria participación que debe darse desde los ámbitos públicos y privados. Se trata de una gestión asociada en la cual el éxito de tal propuesta depende de la multifuncionalidad e interdependencia de todos los actores responsables de la situación de exclusión en la que se encuentran actualmente estas familias.

Esto implica rupturas y avanzar nuevamente, en distintas dimensiones, en la construcción de nuevos espacios de poder y de estructuras, dando lugar a un sistema más ético e inclusivo del desarrollo humano, en el cual los consejos multilaterales locales y provincial pueden y deben cumplir un rol fundamental. Es en estos espacios en los cuales, desde la organización de los emprendedores y a partir de su empoderamiento, deben tener un lugar y hacer oír sus voces para llegar a los poderes ejecutivo y legislativo, ámbitos estratégicos de decisión. La organización y las instituciones que articuladamente trabajen con ella, acompañarán y apoyarán a los emprendedores que deben ser los partícipes primarios de tal proyecto.
- La organización de los emprendedores y la mejora de su capacidad de negociación como así también la promoción de alianzas estratégicas con sus pares y con otras organizaciones y grupos de trabajadores, la irán adquiriendo a lo largo de su participación e involucramiento en los diferentes componentes que les ofrece el programa.

Evaluación social, económica y financiera prevista para los primeros años

Se esperan resultados positivos en la implementación de este programa en función de: las experiencias exitosas, provinciales, nacionales y mundiales semejantes a la presente propuesta, el capital social existente en la zona seleccionada para esta prueba piloto y el contexto actual que favorece el desarrollo de los microemprendimientos con una gradual adecuación de la legislación vigente y una oferta de recursos financieros y de capacitación a través de diversos programas gubernamentales, del tercer sector y privados.

Si bien en el primer año se necesitan fondos especiales para solventar los costos operativos, el sistema se irá autofinanciando de acuerdo con la evolución del fondo microcrediticio.

Los principales objetivos de desarrollo que se espera lograr son:

- La creación de puestos de trabajo.
- La formación de redes asociativas y productivas.
- El desarrollo de la capacidad técnica y de gestión microemprendedora.
- La producción de bienes y servicios para el autoconsumo, para la satisfacción de las necesidades básicas de la comunidad y para el mercado, movilizando los recursos locales.
- La movilización y compromiso del capital social: Organizaciones del tercer sector, Estado, Universidades, Sector privado y emprendedores.
- El traspaso a mediano plazo de los microemprendimientos informales de susbsistencia a microemprendimientos formales sustentables.

De cualquier modo, como esta es una prueba piloto, tiene riesgos sociales y económicos financieros en los primeros años. Se requiere una autoevaluación permanente como proceso de aprendizaje del equipo de trabajo para ir mejorando la gestión del programa. Es necesaria la evaluación en proceso con la construcción de parámetros e indicadores de resultados, utilizando metodologías integradas que permitan incorporar criterios de análisis de las diferentes dimensiones que intervienen en su desarrollo.

En el análisis, se consideran los siguientes factores:

Factores internos controlables

ª Reactivación de energías comunitarias y organizacionales a partir de la creación de un clima de confianza entre los actores y el respeto mutuo.
ª Existencia de una red y de un capital social, fruto del trabajo realizado por la Asociación Jardín de los Niños y el compromiso adquirido por los otros actores que comenzaron a participar del programa.
ª Idoneidad y preparación de los responsables del programa.
ª Aporte del voluntariado universitario.
ª Disposición de los fondos microcrediticios.
ª Disposición de los fondos necesarios para sostener en los primeros años la operatividad del programa.
ª Contenidos y metodologías apropiadas en el funcionamiento de la Escuela de Emprendedores y de las etapas que comprende el programa.

Factores Externos de riesgo

ª Situación económica, social y jurídica del país.
ª Aspectos culturales de la población.
ª Participación y continuidad de los emprendedores.
ª Comportamiento de variables macroeconómicas básicas: crecimiento, distribución del ingreso, nivel de empleo, tasa de inflación, tasa de cambio, tasa de interés, presupuesto público, otros.
ª Participación y compromiso de los entes gubernamentales y de la sociedad civil.
ª Surgimiento de mercados de economía social solidaria.
ª Prácticas monopólicas y entorno altamente competitivo y turbulento.
ª Vigencia de una economía capitalista, globalizada y excluyente.

A principios de diciembre del 2005 se realizó una entrevista al tesorero de la Asociación Jardín de los Niños quien expresaba: “ Las actividades productivas se han orientado a implementar panaderías solidarias que funcionan como escuelas de formación y carpinterías de madera y metal con mano de obra formada en los talleres de oficios creados en 1995 con capacitación en Herrería y carpintería con financiamiento del SPEM. La asistencia es integral, se basa primordialmente en la formación de las personas para el trabajo o para el autoempleo, pues han creado talleres de oficio y desde hace dos años han instalado una institución de nivel terciario en informática. Comenzaron en el 2004 con una experiencia microcrediticia similar al conocido mundialmente Banco de los Pobres. La experiencia fue muy buena porque permitió fortalecer los microemprendimientos con pequeños aportes de capital a lo que se agregó también, aunque en forma incipiente, la capacitación específica. La devolución de los créditos grupales y solidarios prácticamente alcanzó el 100%. Los fondos de Microcrédito fueron siempre insuficientes, tal que en el año 2005 han acordado con una Institución Italiana COSP-Italia el suministro de fondos por U$S 125.000 en una primera etapa, destinados al desarrollo del Banco de Microcréditos con alcance a mayor número de beneficiarios. La Asociación planea continuar con el Banco de Microcréditos y a mediano plazo Cooperativas, con la doble finalidad de permitir adecuarse jurídicamente y fiscalmente como Institución productiva a efectos de mejorar las ventas e ingresar a Mercados formalizados”.

En cuanto a los problemas detectados en el desarrollo de acciones destinadas al área microproductiva, el entrevistado sostenía: “ La fortaleza de la Institución es la asistencia integral, sus vínculos con instituciones del exterior y nacionales para financiar sus acciones sociales y productivas, reunir los requisitos organizacionales para recibir asistencia y fundamentalmente haberse iniciado respondiendo a necesidades educativas y laborales para pasar a la implementación de actividades productivas. La debilidad está dada fundamentalmente por la insuficiencia de fondos para el desarrollo integral de las actividades productivas que aseguren la autosustentabilidad de los emprendimientos. Si bien hoy se presenta como oportunidad la asistencia financiera Italiana para potenciar la acción de la fundación, la amenaza viene dada por tener que enfrentar los mismos problemas que padece el emprendedurismo en Argentina, no por el tamaño de la actividad productiva sino por la inexistencia de instrumentos fiscales adecuados para incluirse en el mercado”.

Lic. Emilce Graciela Serrani

crearcreandoarrobagmail.com

eserrani5arrobagmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.