Liderazgo trascendental del docente y la calidad motivacional del estudiante universitario

Autor: Lic. Nilia González

Liderazgo

18-01-2008

El presente trabajo tiene como objetivo explicar la relación entre el liderazgo trascendental del docente y la calidad motivacional del estudiante universitario de las escuelas de Educación del municipio Maracaibo, estado Zulia. Se enfatiza que el recurso humano protagonista a nivel educativo es el docente y el estudiante de quienes dependen la búsqueda de la excelencia del proceso enseñaza aprendizaje. Se utilizó la teoría antropológica humanista relacional de Pérez López. Donde el docente debe desarrollar características del liderazgo trascendental; pues ejerce una influencia personal y colaborador interactúa con el líder por motivación extrínseca, intrínseca y trascendental, originándose una comunicación de mayor valor en sus estudiantes; porque existirá más confianza, lealtad y deseos por trabajar por una misión que valga la pena, conduciendo ello a la calidad motivacional del estudiante universitario.

CAPITULO I
EL PROBLEMA
1. DESCRIPCIÓN DE LA SITUACIÓN ACTUAL


El continuo proceso de evolución que está ocurriendo en la educación de los países conduce a cambios y transformaciones en lo tecnológico y organizacional, de manera que la educación por venir será diferente a la actual. Tal y como lo plantea Morin, (2001) quien señala que la educación del futuro deberá ser una enseñanza primera y universal centrada en la educación humana se está en la era planetaria; una aventura común se apodera de los humanos. Éstos deben reconocerse en su humanidad común y, al mismo tiempo, reconocer la diversidad cultural inherente a todo cuanto es humano.

Por lo tanto, lo humano es el único recurso vivo y dinámico de una organización, pues decide el manejo de los demás que son físicos o materiales; también posee una vocación encaminada hacia el crecimiento y desarrollo. En tal sentido, el recurso humano protagonista en cualquier nivel educativo es el docente y el estudiante de quienes dependen principalmente la búsqueda de la excelencia o calidad del proceso enseñaza aprendizaje.

Es por ello que la declaración mundial sobre educación superior en el siglo XXI de la UNESCO (1998) hace referencia en su artículo 10 que un elemento esencial para las instituciones de enseñanza superior es una energética política de formación del personal. Se deberían establecer directrices claras sobre los docentes de la educación superior, que deberían ocuparse sobre todo, hoy día, de enseñar a sus alumnos a aprender y a tomar iniciativas y no a ser, únicamente pozos de ciencia.

En esta relación docente-estudiante, por su complejidad se presentan múltiples problemas, constituyendo una la formación docente misma, caracterizada por ser una actividad donde la comunicación suele sufrir severas interferencias debido al poco desarrollo comunicativo que evidencian los docentes, manifestado en la baja producción oral y escrita, de igual forma recurrentemente se observa el escaso desarrollo de los procesos cognitivos, bajos niveles de reflexión y deficiencia para consolidar un pensamiento creativo. Y poca atención de las instituciones de formación docente para privilegiar la didáctica.

En otras palabras, generalmente no hay una formación docente permanente y cotidianamente se cae en la rutina de la enseñanza, además se repite el conocimiento en vez de producirlo y sobretodo no se considera la investigación como base fundamental para el mejoramiento profesional.

Por lo tanto, el docente como recurso humano indispensable del proceso enseñanza aprendizaje, muestra en oportunidades grandes debilidades, siendo una de ellas el liderazgo, puesto que éste se ve así mismo como impartidor de conocimientos y no como un guía a través del cual se modelan actitudes y conductas. Por ello los docentes universitarios deben mejorar la capacidad de liderazgo y hacer que las instituciones de educación superior desarrollen los valores culturales necesarios para ser más efectivos en la formación de las generaciones.

Ante tal situación, se hace necesaria la insistencia de actuación del docente con características de líder; entendiéndose como tal ”La capacidad de influir en un grupo para que logren las metas”. Robbins (1999:347). De lo planteado, se desprende la necesidad de profundizar en la teorización del liderazgo por cuanto involucra un proceso de influencia, es decir, el docente ejerce una influencia decisiva, ya sea consciente o inconscientemente, en lo que los estudiantes quieran saber y sepan pensar, pues éste es percibido generalmente como un modelo a seguir.

Bajo este marco, se debe utilizar un estilo de liderazgo correspondiente a la demanda sentida del estudiante, ya que con frecuencia cuando el docente está desactualizado, el estudiante comienza a sentir un nuevo nivel de necesidad y produce experiencias insatisfechas al no estar incentivado a la motivación.
Con relación a lo expuesto, se plantea una conducta del docente como líder, la cual varios autores, entre ellos Bateman y Snell (2001), Cardona (2001), De Cenzo, y Robbins (1996), Koontz y Weihrich (1998) se identifican con el término estilo de liderazgo, entendiéndose éste como la manera particular utilizada por una persona para dirigir a los demás y dependiente de la personalidad, se puede percibir que cada docente tendrá uno o varios estilos de liderazgos, los cuales redundarán tanto en su desempeño como el de los estudiantes.

Cabe destacar, que los estilos de liderazgos últimamente más estudiados en la literatura administrativa y reflejados en los trabajos de grado son: el liderazgo autocrático, liderazgo democrático y liderazgo liberal; sin embargo, los años recientes se ha desarrollado la teoría antropológica humanista relacional perezlopiana la cual distingue tres tipos de liderazgo; transaccional, transformador y trascendental, la cual enfatiza en la relación de influencia que existe entre el líder y el colaborador.

En cuanto a los líderes transaccionales (autocráticos); son individuos que guían o motivan a sus seguidores en la dirección de sus metas establecidas aclarando los papeles y requerimientos de éstas, en la relación el colaborador interactúa con el líder únicamente por motivación extrínseca o externa, la cual está relacionada con las recompensas.

A modo de ejemplo del liderazgo transaccional se presenta una situación común en el aula y a nivel educativo general donde supervisores, coordinadores, directores y docentes; influyen en sus subordinados a través de premios y castigos forzándolos a obedecer lo que diga el líder, aún cuando no sé esté de acuerdo con lo dicho; es decir, el estudiante en muchos casos es un ente pasivo.

Tal postura direccional también se refleja en la aplicación u operacionalización de currículo cerrado, caracterizado por una tendencia a la exagerada planificación, la cual hace referencia a la formulación de objetivos, selección de contenido, definición de actividades para el docente y estudiante, por lo tanto se dan mecanismos de rutinización, ausentándose la innovación y el cambio; donde según Quero (2006) el docente es un peón intelectual.

La situación descrita, trae entre otras consecuencias el divorcio de lo académico con los sectores industriales, empresariales, políticos, comerciales y comunitarios no sólo a nivel nacional sino a nivel internacional. Es decir, se desarticula el mundo educativo con el mundo de la producción, siendo esta situación incubadora de la mediocridad, ineficiencia, baja calidad de vida, e ineficacia.

Con respecto a los líderes transformadores (democrático) son individuo que proporcionan consideración individualizada y estimación intelectual, además poseen carisma y el colaborador interactúa por motivación extrínseca e intrínseca. De igual manera en la educación a nivel superior, también el docente exhibe características de este estilo, pues influyen en el estudiante cuando logran convencerlo en libertad para que lo sigan.

No obstante, este estilo está enmascarado o tentado en situaciones que le oscurecen y le deforma, razón por la cual Cardona (2000) esgrime: cada vez se está más conciente de las limitaciones de este modelo, y es más el evidente peligro de llamarse la cara oscura del líder transformador, donde en algunos casos manipula la información para engrandecer su prestigio es también llamado líder narcisista, ya que tiende a buscar el cambio por el cambio y no por una necesidad concreta, le cuesta escuchar y sólo él está en posesión de la verdad.

Como resultado, de continuar el predominio de las características de líder transaccional y/o del líder transformador, en el docente se fomentará una relación de influencia con el estudiante cercana a la verticalidad, donde para él todos los estudiantes son iguales, apartando la posibilidad de incentivar un ser autónomo, solvente, creativo, ético, sesgando cualquier acercamiento a la calidad motivacional.

Con respecto al liderazgo trascendental, la relación ejerce una influencia personal, pues el colaborador interactúa con el líder por motivación extrínseca, intrínseca y trascendental. Es decir, el docente conduce a una comunicación de mayor valor en sus estudiantes; porque existirá más confianza, lealtad y deseos por trabajar por una misión que valga la pena.

Por estas razones, en el contexto educativo a nivel superior, se hace imprescindible el liderazgo trascendental del docente, ya que éstos son capaces de crear un tipo de lealtad más profunda y rica, pues a medida que el liderazgo es más profundo, la relación es más estable y la respuesta es más generosa por parte del colaborador, teniendo ello cualidades como desarrollo de valores de los seguidores.

No obstante, la ausencia de este estilo de liderazgo en la docencia, proporciona incompetitividad en las instituciones universitarias, ya que coincidiendo con Chinchilla, reseñado en Álvarez. y otros (2001:115). “Si no somos capaces de dirigir nuestra propia vida, ¿Cómo vamos a ser capaces de liderar a otras personas? Como dice el viejo aforismo; nadie da lo que no tiene.

Se evidencia así, que el liderazgo trascendental por parte del docente a nivel universitario, posee una mayor influencia en los estudiantes y el tipo de asociación o relación que se crea dependen de cómo influye y motiva; en otras palabras, el comportamiento del líder sigue siendo un elemento crítico pues afecta de manera importante las motivaciones del colaborador.

Todo lo anteriormente expuesto, plantea la necesidad de liderazgo trascendental del docente que influya e incentive al estudiante a través de la motivación. Definiéndose motivación según Bateman y Snell (2001:468)” las fuerzas que dan energía y sostienen las fuerzas de una persona”. En este mismo orden de ideas, la motivación es la disposición y esfuerzos hacia un propósito con la habilidad del esfuerzo de satisfacer alguna necesidad individual.

Existen varias teorías acerca de la motivación, sin embargo se tomará en cuenta la teoría antropológica perezlopiana, desarrollada por Chinchilla y Cardona (2000), sobre la calidad motivacional, también llamada motivación humana; la cual viene dada por la sensibilidad de una persona para ser movida por cada uno de los tipos de motivos. Dicha teoría contribuye a la motivación al identificar tres tipos de motivos: extrínsecos, intrínsecos y trascendentales.

En cuanto a la motivación extrínseca, está relacionada con aspectos externos de la personalidad como por ejemplo reconocimientos y premios. Como complemento a ello, el estudiante universitario se aprecia poco reconocimiento o premio y ello se evidencia cuando mucho de los recursos entrenados y con experticia, emigran a otros países que ofrecen una adecuada remuneración y reconocimiento social.

En este sentido, se pronostica lo citado en la declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI de la UNESCO (1998) en su artículo 16, enfatiza que sería preciso poner freno a la fuga de cerebros, ya que sigue privando a los países en desarrollo y a los países en transición, de profesionales de alto nivel necesarios para acelerar su proceso socioeconómico con desproporcionadas consecuencias para los países en desarrollo, ya que éstos últimos absorben el costo de formación y aquellos aprovechan los resultados.

De igual manera se aprecia en la situación educativa venezolana, la necesidad de motivación extrínseca la cual tomando en cuenta la población universitaria, la escala de calificaciones, siendo del uno (01) al veinte (20); y sólo aproximadamente el cinco por ciento (5%) de los estudiantes alcanzan la excelencia. Según argumenta Ávila (2004) “Los estudiantes que logran aprobar poseen bajo nivel, pues la mayoría obtiene un promedio o media general de la carrera, entre doce o trece puntos en la escala del veinte”.

También como ejemplo de motivación extrínseca al tomar como referencia cualquier institución de educación superior, se presenta el siguiente fenómeno comienzan muchos estudiantes en el primer semestre y a medida que los semestres avanzan la cantidad de estudiantes va decreciendo quedando pocos estudiantes en los últimos semestres y por ende pocos graduandos.

Con relación, a los motivos intrínsecos, relacionados con aspectos internos o psicológicos como por ejemplo el aprendizaje y la satisfacción interna personal. Para ser más específico en cuanto a la carencia este tipo de motivación se tiene la deserción, pues “son muchos las causas que pueden obligar a un alumno a no asistir a clases: factores económicos, identificación o no con la carrera, causas personales o motivos de salud”. Sánchez (2007) director docente de la Universidad del Zulia.

De igual manera, en caso que el estudiante continúe sus estudios se percibe como denominador común la inasistencia para el cuarto (IV)) corte, donde la mayoría comienzan relativamente bien, pero a medida que avanza el semestre su rendimiento baja, hay falta de incentivos y algunos no llegan a culminar o aprobar las asignaturas, ausentándose la motivación extrínseca e intrínseca.

Desde otro ángulo, la motivación trascendental, se caracteriza por ser más humana, pues enlazan conceptos de servicio o ayuda a los demás. Está relacionada con las consecuencias que, al ejercitan una acción, se provocan en otras personas diferentes al sujeto que realiza la acción. Es decir, que supera los puros intereses extrínsecos e intrínsecos.

Con respecto a la idea de servicio a los demás se asienta precisamente la motivación trascendental, ya que es la motivación humana por excelencia, coincidiendo con Pérez (1996:57) al esgrimir: la calidad motivacional viene determinada por la sensibilidad de una persona, se suele decir que una persona es muy humana, cuando juzgamos que tiene muy en cuenta lo que ocurre con otras personas y está siempre dispuesta a ayudarlas.

Tomando en consideración lo expuesto, se plantea por parte del estudiante la necesidad de la calidad motivacional, pues el escenario educativo latinoamericano es objeto de fuertes cuestionamientos debido a un sin número de problemas que afectan la productividad, entre estos problemas están la escasez de motivos extrínsecos, intrínsecos y trascendentales.

En otras palabras, la presencia frágil de las motivaciones se corrobora aún más en las universidades venezolanas, donde pocos estudiantes lograr culminar su carreras, es decir, existe una alta deserción, también se presenta un bajo rendimiento académico, en síntesis es una muestra clara en la pérdida no sólo de motivación extrínseca, de motivación intrínseca sino trascendental.

En resumen la calidad motivacional debe cumplirse en los tres niveles (motivos extrínseco, motivos intrínsecos y motivos trascendentales), pues de lo contrario el resultado sería el conflicto intermotivacional caracterizado por poner a una necesidad frente a otra (una material contra una afectiva). Por ejemplo un estudiante empleando diversos mecanismos o estrategias puede obtener excelentes calificaciones (extrínseca); sin embargo no posee satisfacción personal, pues siente no haber obtenido el aprendizaje (intrínseca).

Por ello, deben existir mecanismos estratégicos por parte del liderazgo trascendental del docente para incentivar a los estudiantes a la calidad motivacional, haciendo énfasis en el interior de las personas y que éstas han de desarrollarlo a través de esfuerzos personales. Pues a medida que lo vayan desarrollando irán siendo capaces del autocontrol de su propio comportamiento, de modo tal que éste se oriente hacia el logro del propio equilibrio y madurez personal. La ausencia de este mecanismo produce, inexorablemente, tanto el caos interno personal como su consecuencia externa: el caos social. Álvarez y otros (2001).

Como consecuencia, el ámbito de las universidades, específicamente en las escuelas de Educación, del municipio Maracaibo, estado Zulia, no escapa de la situación antes descrita; referidas en líneas generales a la falta de liderazgo trascendental del docente y la calidad motivacional por parte de los estudiantes.

Con la finalidad de encontrar soluciones válidas, se plantea explicar la relación entre el liderazgo trascendental del docente y la calidad motivacional de los estudiantes de las escuelas de educación de las universidades del municipio Maracaibo, estado Zulia.

2. FORMULACIÓN DEL PROBLEMA

¿Cuál será la relación entre el liderazgo trascendental del docente y la calidad motivacional de los estudiantes de las Escuelas de Educación de las universidades del municipio Maracaibo, estado Zulia, para el segundo periodo de 2007?

3. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN
3.1. Objetivo General

Explicar la relación entre el liderazgo trascendental del docente y la calidad motivacional de los estudiantes de las Escuelas de Educación de las universidades del municipio Maracaibo, estado Zulia, para el segundo período de 2007.

3.2. Objetivos Específicos

Identificar el liderazgo trascendental del docente de las universidades
Analizar el liderazgo trascendental del docente de las universidades.
Identificar la calidad motivacional de los estudiantes de las universidades.
Analizar las tipologías propias de la calidad motivacional de los estudiantes de las universidades.
Establecer los tipos de liderazgo trascendental del docente que discriminan los factores subyacentes en la calidad motivacional de los estudiantes de las universidades.
Establecer lineamientos de relación personal para el desarrollo del liderazgo trascendental del docente y la calidad motivacional del estudiante universitario.

4. RELEVANCIA DE LA INVESTIGACIÓN

Desde el punto de vista práctico se hace necesario propiciar el desarrollo permanente de las capacidades de liderazgo trascendental del docente, pues crea una mayor influencia positiva en los estudiantes; incentivándolo a la calidad motivacional, la cual incluye aspectos como: motivación intrínseca, motivación intrínseca y motivación trascendental. Dichos aspectos tienen una significativa pertinencia con la relevancia social justificándole así la realización de esta investigación.

En este sentido, las universidades debe hacer frente a imponentes desafíos, emprender la trasformación y la renovación más radicales que jamás haya tenido por delante, de forma que la sociedad contemporánea, “la cual en la actualidad vive una profunda crisis de valores, pueda trascender las condiciones meramente económicas y asumir dimensiones de moralidad y espiritualidad muy arraigadas”. Declaración mundial sobre educación superior en el siglo XXI de la UNESCO (1998:18).

De igual manera la presente tesis, tiene un alcance práctico, ya que la educación superior se caracteriza por generar acciones dirigidas al mejoramiento profesional, específicamente los docentes. En este sentido, se hace necesaria una revisión de documentos de relevancia que regulan el funcionamiento de las universidades en Venezuela manifestando acatamientos con las acciones para el desarrollo del profesorado.

Al respecto la Ley de Universidades la República de Venezuela (1970) en su artículo 1 establece que “la universidad es fundamentalmente una comunidad de intereses espirituales que reúne a profesores y estudiantes en la tarea de buscar la verdad y afianzar los valores trascendentales del hombre”.

Otra forma de contribuir la presente investigación es sirviendo de marco referencial para otras investigaciones que pudieran implementarse, pues a nivel metodológico se crea un nuevo diseño de instrumento llamado trascalidad, para la recolección y análisis de datos, que ayuden a explicar la relación entre el liderazgo trascendental del docente y la calidad motivacional de los estudiantes de educación superior.

En atención a las variables, desde el de vista punto teórico constituye un aporte al conocimiento que tienen como finalidad la búsqueda de la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje; proporcionando información útil para las instituciones de educación superior. Pues desarrollaran aspectos relacionados con el liderazgo trascendental y la calidad motivacional ambas temas basados originalmente en la teoría antropológica humanista relacional perezlopiana, las cuales son desarrolladas por Cardona y Chinchilla (2000).

Por ello se seleccionó la variable liderazgo trascendental, constituyendo un tema innovador en el campo educativo; pues hasta los momentos las teorías más aceptadas en los últimos años es la que distingue el estilo de liderazgo transaccional (autocrático) y el estilo de liderazgo trasformador (democrático), trayendo como resultado innumerables trabajos de investigación que reflejan éstos estilos; ignorando por completo que se puede ir más allá a través del liderazgo trascendental creando una relación más profunda con el colaborador.

Otro aspecto relevante, es la elaboración de un constructo a nivel educativo sobre liderazgo trascendental a través del análisis factorial, dando como resultado dimensiones como: visionario, el continuador interactúa por motivación trascendental, saber escuchar, integridad comprobada y servicio.

Por otra parte, en los proyectos de investigación y tesis se han abordados aspectos relacionados con diferentes teorías que de una u otra manera desembocan en dos tipologias o niveles de motivos: motivos extrínsecos (éstos cubren una necesidad material como por ejemplo recompensas) y motivos intrínsecos (buscando satisfacer una necesidad cognitiva como el aprendizaje). Por lo tanto, lo novedoso de la presente tesis es llegar a un tercer nivel o tipo de motivación trascendental (llega a cubrir una necesidad afectiva), la cual junto con los otros dos niveles totalizan la otra variable a estudiar: calidad motivacional.

5. DELIMITACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

La investigación se encuentra adscrita a la línea de Docencia y Currículo del Doctorado en Ciencias de la Educación de la Universidad “Rafael Belloso Chacín”. La misma tendrá una duración aproximada de dos años, desde septiembre de 2006 hasta julio de 2008 y se llevará a cabo en las Escuelas de Educación de las universidades del municipio Maracaibo, estado Zulia.

En la presente tesis se profundiza en teorías, conceptos e innovaciones del liderazgo trascendental del docente y calidad motivacional de los estudiantes desde el punto de vista educativo. Teniendo como fundamentación para ambas variables la teoría antropológica humanista de Pérez López (perezlopiana). Y desarrollados en los últimos años con el Modelo de liderazgo relacional de Pablo Cardona (2000).

En cuanto a la población, el mencionado estudio tendrá dos poblaciones, las cuales se especificaran a continuación: Población 1: Docentes universitario activos para el segundo período 2007 de las escuelas de Educación de las universidades públicas del municipio Maracaibo, estado Zulia. Y la población 2: Estudiantes activos para el segundo período 2007 de las escuelas de Educación de las universidades públicas del municipio Maracaibo, estado Zulia.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Álvarez, S., Cardona, P., Chinchilla, M. , Millar, P., Pérez, J., Pin, J., Polemans, S., Rodríguez, J., y Torres, M., (2001) Paradigmas de Liderazgos. Madrid: McGrawHill.

Bateman, T. y Snell, S. (2001) Administración. Una ventaja competitiva. México: McGrawHill. Cuarta Edición.

Cardona, P. (2000) Trascental Leadership. The leadership & Organitation. Development Journal.

Documento Mundial sobre la Educación Superior en el siglo XXI: Visión y Acción. UNESCO (1998).

Koontz, H. y Weihrich, H. (1998) Administración: Una perspectiva Global. México: McGrawHill. Onceava Edición.

Morin, E. (2000) Los siete saberes necesarios a la Educación del Futuro . Caracas. Coedición Facultad de Ciencias lsociales. Universidad Central de Venezuela.

Quero, V. entrevista personal. URBE, Maracaibo -Venezuela (Mayo 2006).

Robbins, S. (1999) Comportamiento Organizacional. México: Pretince Hall Hispanoamérica, S.A. Octava Edición.

Robbins, S. y Coulter, M. (1996) Comportamiento Organizacional. México Prtince Hall Hispanoamérica, S.A..

Lic. Nilia González. MSc.(Doctorante)

Dra. en Cs. de la Educación (en proceso), Universidad “Rafael Belloso Chacín”.

Magíster Scientiarum en Docencia para Educación Superior, Universidad Nacional Experimental “Rafael María Baralt”.

Licenciada en Comunicación Social, Universidad del Zulia.

niliagonzalezarrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.