Valorización hídrica del Parque Nacional José del Carmen Ramírez

b
REPUBLICA DOMINICANA
SECRETARIA DE ESTADO DE MEDIO AMBIENTE Y
RECURSOS NATURALES
SUBSECRETARIA DE ÁREAS PROTEGIDAS Y BIODIVERSIDAD
DIRECCIÓN DE ÁREAS PROTEGIDAS
SONDEO DE VALORIZACIÓN HÍDRICA DEL PARQUE NACIONAL
JOSE DEL CARMEN RAMIREZ
REPUBLICA DOMINICANA, SEPTIEMBRE 2005
 
Índice general
Equipo técnico de investigación de “sondeo de valorización hídrica” 05
Acrónimos, siglas y abreviaciones 06
Kit Documentación del Plan de Manejo del 08
Parque Nacional José del Carmen Ramírez
i. Introducción 09
ii. Objetivos del “Sondeo de Valorización Hídrica” 11
1. Alcances del estudio de “Sondeo de Valorización Hídrica” 12
2. “Metodología del Sondeo de Valorización Hídrica” 15
2.1 Marco metodológico general 15
2.2 Pasos metodológicos para desarrollo del 16
“Sondeo de Valorización Hídrica”
3. “Analisis de Información Primaria y Secundaria” 18
3.1 Caracterización hidrológica del PNJCR” 18
3.1.1 Ubicación del PNJCR 18
3.2 Características hidrográficas del PNJCR 23
3.2.1 Subcuenca 1: Rió San Juan 24
3.2.2 Subcuenca 2: Rió Mijo 25
3.2.3 Subcuenca 3: Rió Yaque del Sur 25
3.2.4 Microcuenca 4: Rió Yaquecillo 26
3.3 Identificación de uso del potencial hídrico del 26
Parque Nacional José del Carmen Ramírez
3.3.1 Potencial de uso hídrico de Cuenca Hidrográfica del Rio San Juan 27
3.3.1.1 Producción de energía hidroeléctrica 28
3.3.1.2 Irrigación agrícola 29
3.3.1.3 Toma de agua para consumo humano 30
3.3.2 Potencial de uso hídrico de la Cuenca Hidrográfica del Rió Mijo 31
3.3.2.1 Irrigación agrícola 31
3.3.2.2 Toma de agua para consumo humano 31
3.3.3 Potencial de uso hídrico de la Cuenca Hidrográfica 32
del Rio Yaque del Sur
3.3.3.1 Producción de energía eléctrica 33
3.3.3.2 Irrigación agrícola 34
3.3.3.3 Toma de agua para consumo humano 35
3.3.4 Potencial de uso hídrico de la Cuenca Hidrográfica del Rio Yaquesillo 36
3.3.4.1 Producción de energía eléctrica 36
3.3.4.2 Toma de agua para consumo humano 36
3.4 Identificación y clasificación de usuarios/ beneficiarios 36
del potencial hídrico del PNJCR
3.4.1 Analisis cualitativo y cuantitativo de beneficiarios/usuarios a nivel nacional 39
 
3.4.2 Analisis cualitativo y cuantitativo de beneficiarios/usuarios a nivel regional 40
3.4.3 Analisis cualitativo y cuantitativo de beneficiarios/usuarios a nivel local 42
4. “Problemas en el uso y manejo del 46
potencial hidrológico del PNJR ”
4.1 Problemas identificados en las cuencas hidrográficas 46
del Parque Nacional José del Carmen Ramírez
4.1.1 Carencia de políticas y estrategias apropiadas 46
4.1.2 Problemas de orden legal-institucional 46
4.1.3 Problemas de orden socioeconómico 47
4.1.4 Problemas operativos generados por el manejo de las cuencas 48
4.2 Barreras y amenazas 48
4.2.1 Descripción de problemas focales 49
4.2.1.1 Leyes, políticas y programas 49
4.2.1.2 Institucional 52
4.2.1.3 Financiero 52
Capitulo 5: “Conclusiones y recomendaciones” 54
5.1 Conclusiones y recomendaciones 54
5.1.1 Conclusiones 54
5.1.2 Recomendaciones generales 58
5.1.3 Recomendaciones especificas al Plan de Manejo 60
Bibliografía 64
Índice de tabla
Tabla 1: Identificación de usos potenciales por cuenca
hidrográfica del PNCJR
Tabla 2: Relación de sistema de riego, área de influencia y
No. de usuarios de aguas
Tabla 3: Estructura organizacional de la Junta de Regantes
Valle de San Juan
Tabla 4: Acueductos provenientes del Rio Mijo
Tabla 5: Estructura organizacional de la Junta de Regantes
Padre las Casas
Tabla 6: Numero de hogares con acueductos provenientes de la
Subcuenca Rio Yaque del Sur
Tabla 7: Numero de hogares con acueductos provenientes de la
Subcuenca Rio Yaque del Sur
Tabla 8: Clasificación de usuarios/beneficiarios
Tabla 9: Tabla resumen de clasificación de usuarios/beneficiarios
Tabla 10: Resumen de beneficiarios/usuarios de irrigación agrícola
 
Tabla 11: Resumen de beneficiarios/usuarios de agua para
consumo humano
Tabla 12: Comunidades con incidencia directa en el PNJCR
Tabla 13: Cuadro resumen de presencia de acueductos
Tabla 14: Resumen de problemas y posibles soluciones
Índice de figuras
Figura 1: Inclusión del “Sondeo de Valorización Hídrica” en
la elaboración y actualización de Planes de Manejo
Figura 2: Flujograma del Sondeo de Valorización Hídrica
Figura 3: Ubicación del PNJCR dentro del
Sistema Nacional de Areas Protegidas
Figura 4: Ubicación del PNJCR a nivel de “Provincias”
de la Republica Dominicana
Figura 5: Ubicación del PNJCR en el contexto de la
infraestructura Hidroeléctrica
Figura 6: Ubicación del PNJCR en el contexto de la
infraestructura Hidroeléctrica
Figura 7: Ubicación parcial de las subcuencas
hidrográficas del PNJCR
Figura 8: Ubicación geográfica de Cuencas Hidrográfica y
Presa Sabana Yegua
Figura 9: Contexto regional de la Presa Hidroeléctrica Sabana Yegua
Figura 10: Flujo de los beneficiarios de los servicios de los ecosistemas
Figura 11: El contexto local en el mapa de pobreza
Figura 12: Ubicación de Sector CAM 1 del PNJCR
Índice de anexos
Anexo 1 Ficha técnica del Parque Nacional José del Carmen Ramírez
Anexo 2 Financiación de los servicios de agua y saneamiento
 
Equipo técnico de investigación de “sondeo de valorización hídrica”
El equipo de investigación del “sondeo de valorización hídrica”:
1. Lic. Marvin Melgar Ceballos Investigador principal de
sondeo valorización hídrica;
2. Lic. Karina Acevedo Álvarez Asistente de investigación
sondeo de valorización hídrica;
3. Lic. Pedro Arias Apoyo y supervisión institucional de
Dirección de Areas Protegidas.
 
Acrónimos, siglas y abreviaciones
AGANA Asociación Nacional de Ganaderos
AGRIDESA Agricultura y Desarrollo S.A.
AP Área Protegida
BID Banco Interamericano de Desarrollo
BM Banco Mundial
BMZ Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo
CARICOM Comunidad Caribeña
CDE Corporación Dominicana de Electricidad
CDM Comité de Desarrollo Municipal
CF Cooperación Financiera
CFD Cámara Forestal Dominicana
CIM Centrum für Internationale Migration und Entwicklung
COI Comité Operativo Intersectorial
CONAP Consejo Nacional de Areas Protegidas, Guatemala
COREBECA Comité Regional de Beneficiarios Campesinos
CCP Consultor de Corto Plazo
CP Consultor Principal
CT Cooperación Técnica
CV Curriculum Vital
DAC Diagnóstico de Areas Críticas
DCUP Determinación de Capacidad de Uso Publico
DED Deutscher Entwicklungsdienst (Servicio Alemán de Cooperación Social- Técnica)
DGOT Dirección General de Ordenamiento Territorial de SEMARN
DIARENA Dirección de Información Ambiental y de Recursos Naturales
DINAP Dirección Nacional Areas Protegidas
DGF Dirección General Forestal
EB Escuela Biológica de la Universidad Autónoma de Santo Domingo
ECUT Estudio de Capacidad de Uso de Tierra
ETA Equipo Técnico Administrativo
ETOT Equipo Técnico de Ordenamiento Territorial
EN Equipo Núcleo
Euro Moneda Europea
EdL Expedientes de Licitación
EPAM Extensión Participativa como Aprendizaje Mutuo
FAO Food and Agriculture Organisation – Organización Mundial de Alimentación y Agricultura
FdD Fondo de Disposición
FECAJA Federación de Campesinos de Jarabacoa y Pánico
FED Fondo Europeo de Desarrollo
FSC Forest Steward Council – Consejo de Manejo Forestal
FMP Fundación Mosco Puello
GITEC Empresa Consultora Alemana
GTZ Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit (Cooperación Técnica Alemana)
HELVETAS Asociación Suiza para Desarrollo y Cooperación
INDESUR Instituto de Desarrollo del Suroeste
INDRHI Instituto Nacional de Desarrollo de Recursos Hidráulicos
IDIAF Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales
ISA Instituto Superior Agrario
JD Junta Directiva
JICA Japanese International Cooperation Agency
KfW Kreditanstalt für Wiederaufbau (Banco de Reconstrucción)
Lcd Litros de caudal por segundo
M&E Monitoreo y Evaluación
MACFTN Red Mesoamericana de Productos Forestales (Red de Comercio)
MAC Mapeo de Actores Claves
MF Medidas Financieras
MFS Manejo Forestal Sostenible
 
NNorte
NO Nor Oeste
NE NorEste
N-S Norte – Sur
OE Organización Ejecutora del Proyecto Alto Río Yaque del Norte
OG Organización Gubernamental
ONG Organización No Gubernamental
ONAPLAN Oficina Nacional de Planificación, Secretaría Técnico de la Presidencia
OT Ordenamiento Territorial
PEDM Plan Estratégico de Desarrollo Municipal
PFFG Programación Física y Financiera General
Plan Sierra Asociación de Conservación y Uso Adecuado de Recursos Naturales
PLUT Planificación de Uso de Tierra
PNJCR Parque Nacional José Del Carmen Ramírez
PNUD Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
POA Plan Operativo Anual
POG Plan Operativo General
POT Plan de Ordenamiento Territorial
PROCARYN Proyecto de Manejo Sostenible Cuenca Alta del Río Yaque del Norte
PRODAS Proyecto de Desarrollo Agrario en San Juan de la `Maguana
PROGRESSIO ONG Dominicana de Conservación de Areas Protegidas
PSA Pago de Servicios Ambientales
RBMA Reserva de Biosfera Madre de las Aguas
RECODES Región de Conservación y Desarrollo Sostenible
RIN Región de Influencia
SEA Secretaría de Estado de Agricultura
SEMARN Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales
SICA Sistema de Integración Centroamericana
SSur
SO SurOeste
SE SurEste
TdR Términos de Referencia
TDAC Taller para Diagnostico de Areas Criticas
TNC The Nature Conservancy (ONG Conservación Natural)
UE Unión Europea
UICN Unión Mundial para la Conservación
UGAM Unidad de Gestión Ambiental
UASD Universidad Autónoma de Santo Domingo
USAID United States International Development Cooperation Agency
WWF-CA Fondo Mundial para la Naturaleza Centro América
ZAM Zona de Amortiguamiento
ZI Zona de Influencia
ZUPA Zona de Uso Publico y Administrativo
ZPI Zona Primitiva e Investigación
ZR Zona de Recuperación
Medidas y monedas
Euro Moneda de la Unión Europea
Ha Hectárea
HD Hombre día
Km Kilómetro
km² Kilómetro cuadrado
Métro cuadrado
Métro cúbico
msnm. Metros sobre nivel del mar
RD$ Peso Dominicano
Ta Unidad de medida de superficie: 16 tareas = 1 ha
US$ United States Dólar (moneda estadounidense)
 
Kit Documentación del Plan de Manejo del Parque Nacional José del Carmen Ramírez
PARTE 1: FICHA TÉCNICA DEL PLAN DE MANEJO
PARTE 2: RESUMEN EJECUTIVO
1.1 RESUMEN EJECUTIVO
1.2 PRESENTACIÓN DE PROGRAMAS Y SUBPROGRAMAS DE
MANEJO
1.3 MAPAS BÁSICOS
PARTE 3: PLAN DE MANEJO DEL PARQUE NACIONAL JOSE DEL CARMEN
RAMIREZ
3.1 DIAGNOSTICO
3.2 PROPUESTA PROGRAMAS Y SUBPROGRAMAS DE MANEJO
3.3 MARCO LÓGICO DE PROGRAMAS Y SUBPROGRAMAS
3.4 MAPAS TEMÁTICOS
PARTE 4: COMPENDIO DEL PROCESO PARTICIPATIVO
4.1 MAPEO DE ACTORES
4.2 ANALISIS DE PARTICIPACIÓN POR TALLER PARTICIPATIVO
4.3 FICHA RESUMEN DE RESULTADOS POR TALLER
4.4 AYUDA DE MEMORIAS DE TALLERES
PARTE 5: ESTUDIOS ESPECÍFICOS
5.1 CARACTERIZACIÓN SOCIOECONOMICA RÁPIDA Y
ESTUDIO DE VALORIZACIÓN HÍDRICA DEL PNJCR
5.2 RESULTADOS DE DIAGNOSTICO Y ESTUDIO DE
INFRAESTRUCTURA Y EQUIPAMIENTO
PARTE 6: PLANES OPERATIVOS DE MANEJO DEL PNJCR
6.1 PLAN OPERATIVO GLOBAL DEL PNJCR (POG) 2005 - 2009
6.2 PLAN OPERATIVO ANUAL DEL PNJCR (POA) 2005 - 2006
 
i. Introducción
La Secretaria de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de la Dirección de Areas
Protegidas (DAP) y el Proyecto para el Manejo y Conservación del Rio Yaque del Norte
(PROCARYN), inician a partir del mes de septiembre del año en 2004 el desarrollo del Plan de
Manejo del Parque Nacional José del Carmen Ramírez PNJCR-, a través de un equipo
multidisciplinarío de profesionales nacionales e internacionales, con el fin de fortalecer el manejo,
protección y conservación de la referida Área Protegida.
Durante el desarrollo de la primera fase de elaboración del Plan de Manejo se llego a la conclusión que
era necesario ampliar la información en varias áreas prioritarias con el principal fin de obtener un “Plan
de Manejo” que realmente contribuyera al desarrollo del PNJCR, una de las áreas prioritarias a fortalecer
las contribuciones que el área protegida prestaba a la sociedad dominicana al ser una zona de colecta,
filtrado, almacenaje y producción de agua dulce. Esto con el fin de establecer a través del “Plan de
Manejo” estrategias y líneas de acción que contribuyan al desarrollo de un futuro modelo de “Pago de
Servicios Ambientales”.
El agua, captada, filtrada y almacenada por el PNJCR es considerada por los beneficiarios directos e
indirectos como un bien abundante del que se puede disponer gratuitamente y finamente. De este
modo as cuencas hidrográficas que se encuentra dentro del área protegidas no son consideradas
como un bien económico, con contribuciones directas a la sociedad.
La desaparición de los bosques que captan y filtran va acompañada de la aparición de fenómenos
como lluvias torrenciales que impactan en la población y bienes agroproductivos. La base
productiva de las zonas afectadas es gravemente dañada, pues la mayor parte de las áreas planas
usadas en la producción agropecuaria ubicadas a orilladas de ríos y riachuelos, son cubiertas por
sedimentos de arena y piedra volviéndolas totalmente inutilizables a corto y mediano plazo. En las
partes altas, muchas de ellas afectadas por la deforestación, las fuertes lluvias ocasionan erosion
masiva de los suelos, provocando deslizamientos y paridad de su capacidad para retener el agua que
alimenta las fuentes para los asentamientos humanos más próximos.
Una forma de conservar el abastecimiento de agua producto de la conservación y manejo de PNJCR
es la “valorización hídrica”, para el desarrollo a mediano y largo plazo de un modelo de “Pago de
Servicios Ambientales” (PSA). El PSA es una solución que paso de ser “novedosa” a conveniente y
manejable, de hecho hoy en día (2005) existen mas de 300 ejemplos diferentes en América latina
implementados en su mayoría exitosos y sostenibles social, económica y ambientalmente.
Un modelo de PSA basado en la “valorización hídrica” del PNJCR puede permitir invertir una
situación de desabastecimiento y degradación ambiental mediante la lógica del mercado y
transformar zonas de alto valor y riesgo ambiental a causa de altas presiones demográficas en áreas
en la que se logre un desarrollo sostenible. Puede permitir el financiamiento de la protección de la
cuenca, el comienzo de la gestión forestal, la educacion ambiental, las practicas mejoradas de
manejo agrícola y ganadero, la potenciación del capital social y el cambio de mentalidad del
campesino asentado en la zona de amortiguamiento como en el interior del área protegida.
 
Es importante resaltar que el presente documento no pretende cuantificar financieramente el valor
neto de la producción de agua proveniente del Parque Nacional José del Carmen Ramírez, no se
debe de confundir un “Sondeo de Valorización Hídrica” con un Analisis económico del balance
hidrológico”, donde en el ultimo se puede cuantificar económicamente la producción de agua dulce
producida en un territorio especifico.
El “Sondeo de Valorización Hídrica” (SVH) va dirigido a la identificación de los sectores que se
benefician de la producción de agua por parte del territorio en este caso del PNJCR, con el objetivo
de identificar las estrategias y líneas de acción hacer incorporadas en el “Plan de Manejo” para
lograr a mediano y largo plazo la implementación de un modelo de Pago de Servicios Ambientales.
Debemos de recordar que conceptualmente que los servicios ambientales son...Los que brindan el
bosque y las plantaciones forestales y que inciden directamente en la protección y el
mejoramiento del medio ambiente. Son los siguientes: mitigación de emisiones de gases de efecto
invernadero (fijación, reducción, secuestro, almacenamiento y absorción), protección del agua
para uso urbano, rural o hidroeléctrico, protección de la biodiversidad para conservarla y uso
sostenible, científico y farmacéutico, investigación y mejoramiento genético, protección de
ecosistemas, formas de vida y belleza escénica natural para fines turísticos y científicos”.
Es notorio que las “Cuencas Hidrográficas” ubicadas dentro del PNJCR, se encuentra sufriendo
presiones que un deterioro ambiental que puede considerarse en algunos puntos hasta grave, que
afectara a corto plazo condiciones sociales y económicas de las 59 comunidades que se encuentran
dentro y en la periferia del área protegida, sino también el flujo de dos centrales hidroeléctricas y dos
sistemas de riego de los valles inferiores.
El deterioro de las cuencas hidrográficas dentro del PNJCR, puede ser frenado con una planificación
física adecuada siempre y cuando esta se respete. El respeto a los usos de una ordenación sugerida o
guiada por medio del “Plan de Manejo” del AP depende que la población en general logre identificar
los incentivos directos e indirectos que podrían obtener al conservar y proteger los recursos
naturales.
 
ii. Objetivos del “Sondeo de Valorización Hídrica”
Objetivo general
Desarrollar a nivel conceptual y operativo un “Sondeo de Valorización Hídrica” del Parque
Nacional José del Carmen Ramírez, que permita identificar las estrategias y líneas de acción a ser
incluidas en el Plan de Manejo para su implementación.
Objetivos específicos
Identificar los beneficiarios directos e indirectos que se benefician del agua colectada, filtrada,
almacenada y producida por las “Cuencas Hidrográficas” ubicadas en el Parque Nacional José del
Carmen Ramírez;
Establecer los usos prioritarios y principales del recurso hídrico provenientes de las Cuencas
Hidrográficas” del PNJCR;
Aportar las bases conceptuales de la generación de un modelo de Pago de Servicios Ambientales,
como herramienta para lograr la autosostenibilidad financiera del Parque Nacional José del
Carmen Ramírez;
Presentar las estrategias y neas de acción que deberán de ser integradas al “Plan de Manejo” del
PNJCR, para su implementación.
Generar información que apoye al desarrollo de propuestas concretas en el Plan de Manejo del
Parque Nacional José del Carmen Ramírez;
Introducir el tema de “valorización hídrica” a los actores claves políticos para cambiar la
percepción sobre el aporte económico y social de las Areas Protegidas brinda a la región y al país.
 
1. Alcances del estudio de “Sondeo de Valorización Hídrica”
Durante el desarrollo del “sondeo de valorización hídrica” han surgido una serie de preguntas por parte
de técnicos de las diferentes instituciones con las cuales el equipo de investigadores se ha entrevistado,
como además miembros del equipo de la Dirección de Areas Protegidas, sobre el alcance del estudio.
La falta de percepción por parte de beneficiarios, actores claves y técnicos involucrados en el manejo
y conservación del Parque Nacional José del Carmen Ramírez, ha dado como resultado dos
consideraciones básicas:
La falta de interés o valor sobre el estudio de “sondeo de valorización hídrica”;
Confusión con otros tipos de investigaciones sobre los “resultados” a obtener producto de la
colecta y analisis de información producto del “sonde de valorización hídrica”.
Sobre el primer punto identificado, se debe resaltar que al considerar el agua” como un recurso
finito y considerando las fluctuaciones ambientales que en la actualidad estan ocurriendo y según
pronósticos seguirán incrementándose, el factor “hídrico” será el de mayor incidencia, tanto por su
escasez o por exceso. Elsondeo de valorización hídrica” es de importancia ya que permitira hacer
un primer esfuerzo a nivel del “sistema nacional de áreas protegidas” de definir con claridad una ruta
que logre establecer el grado de uso de uno de los varios bienes, servicios y funciones que los
ecosistemas contenidos en las áreas protegidas brinda a la sociedad dominicana.
A existido una confusión metodologica sobre el “sondeo de valorización hídrica”, en primer termino
el sondeo busca datos y parámetros cualitativos, que permitan orientar a los planificadores que
elaboran el Plan de Manejo”, sobre las estrategias y líneas de acción a incorporarse en los
programas y subprogramas de manejo que se implementaran en el área protegida.
Además el “sondeo” en forma unitaria no es funcional, debe de contar con otros estudios que
permitan el cruce de información para lograr establecer con claridad cuales podrían ser los “ejes
transversales” y/o “enfoques” que podrían convertirse en la columna vertebral del “Plan de Manejo”
del PNJCR. Aunque de antemano se proponga el desarrollo de un modelo integral de “Pago de
Servicios Ambientales” que podría dirigirse en forma prioritaria al bien más tangible del área
protegida que es el “agua”.
Es importante considerar que el fin principal del “sondeo” es lograr identificar la “ruta critica” por la
cual la valorización del “agua” podría utilizarse como una herramienta de autososteniblidad
financiera para el Parque Nacional José del Carmen Ramírez y posiblemente de otras áreas
protegidas de Republica Dominicana.
El primer problema con la valorización de agua es la limitación al traducir el valor en un (posible)
financiamiento. El valor intrínsico puede ser relativamente bajo, pero el valor indirecto, por ejemplo
cuando hay una sequía total o una inundación desastrosa, es enorme. También el valor no monetario
(para la salud, el bienestar, etc.) es extremadamente difícil, sino imposible, de expresar el monto de
dinero que se necesita para asegurar su presencia. Relacionado con esto esta el problema de la
 
simplificación; por el afán de dar un precio al agua, no se detallan los diferentes conceptos o
relaciones indirectas que dan valor al agua, no se considera que un ecosistema contenido en una
“área protegida” es mas que solo agua.
Por ejemplo, se podría estimular el valor de los bosques del PNJCR midiendo el caudal de agua que
sale de una quebrada que nace de él y esta valor se puede aplicar a la conservación del mismo
bosque, utilizando para esto el enfoque de “manejo integral de microcuencas.
Un problema importante a considerar en el desarrollo del actual estudio que es común en la
Republica Dominica es la falta de información sobre el tema de valorización hídrica, lo cual debe de
ser subsanado dentro del mismo proceso de implementación del “Plan de Manejo” a través del
desarrollo de investigaciones e implementación de modelos de PSA con beneficiarios directos e
indirectos del agua producida en el PNJCR.
La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) establece una serie
indicadores a considerar a ser considerados al momento proponer como eje transversal o enfoque del
“Plan de Manejo” un modelo de “Pago de Servicios Ambientales” (PSA) basado en la “valorización
hídrica”. Indicadores que han servido de guía para desarrollo del presente “sondeo” de valorización
hídrica:
Se recomienda que las “Areas Protegidas” ubicadas en las partes altas de la montañas o
cabeceras de cuencas hidrográficas, posean como enfoque el “Pago de Servicios
Ambientales” basado en la colecta, almacenaje, filtrado y producción de agua dulce.
El principal bien susceptible a ser valorizado en forma cualitativa y cuantitativa para
efectos de la creación de modalidades de pago es el “agua”, para ello es importante
considerar tres niveles geográficos a analizar:
 Nacional;
 Regional; y
 Local.
Los proyectos exitosos de PSA basados en “agua” en APs, se debió ha la incorporación de
una “estrategia” clara dentro de “Plan de Manejo” que permitió orientar un líneas acción a
mediano y largo plazo para el desarrollo de la “línea base” y “operativización”.
No existe éxito en el desarrollo de PSA basados en “agua” en APs, si no existe desde el
inicio la participación proactiva de las comunidades asentadas dentro y en la periferia del
área protegida.
Contrario a la mayoría de propuesta y/o sugerencias, el PSA basado en agua, debe de
iniciar con modelos generados a nivel de microcuencas y subcuencas donde se integren las
comunidades, a través de la creación de proyectos que promuevan la “compensación
ambiental” basados en acciones de Mitigaciòn física y la creación de fondos de
 
compensación ambiental, estos últimos primero creados a través de pagos internos, para en
futuras fases colectar fondos provenientes de usuarios de la cuenca media y baja.
Para el desarrollo exitoso de un “Plan de Manejo” basado en un enfoque de PSA (agua),
debe de seguir la siguiente secuencia lógica de investigación e implementación (ver figura
1):
Fase 1: (Sondeo)
 Identificación de problemas sectoriales del “Area Protegida” , asociados a la
valorización de área protegida;
 Colecta de información primaria y secundaria referente a la protección,
conservación y manejo del recurso hídrico de las cuencas identificadas dentro del
área protegida;
 Analisis y cruce de información.
 Desarrollo de “estrategia” a utilizar dentro del marco del “Plan de Manejo” para
ser utilizados en programas y subprogramas de manejo (dirigidos en primer
termino a la investigación y su posterior operativización).
Fase 2: (Selección del modelo investigación y operativización de PSA basado en
agua)
 Selección de modelo de investigación deterministico o estocástico para
valorización económica del recurso hídrico del área protegida, basado en la líneas
de investigación y acción social determinadas para programas y subprogramas de
manejo, entre las investigaciones y estudios sugeridos se encuentran:
 Estudio socioeconómico de la cuenca;
 Estudio y mapificación del medio hidrológico físico;
 Estudio y balance hídrico;
 Valorización contingente y estudio de la disposición de pago o voluntad de
pago;
 Identificación de las áreas de cuencas, subcuencas y microcuencas con
mayor importancia para el mantenimiento de los recursos hídricos;
Estudio de figuras institucionales para operativización de modelos de PSA
basado en agua (se recomienda manejo integral de microcuencas);
 Estudio de figuras legales a utilizar;
 Diseño de modelo de transferencia de pagos, consumidor- productor.
 Diseño de manuales de procedimientos.
Fase 3: (Operativización de enfoque de PSA basado en agua).
 Desarrollo de estructura social e institucional soporte del modelo de PSA;
 
 Establecimiento de modelos de PSA a nivel de microcuencas priorizadas,
utilizando modelos de “compensación ambiental”;
 Diseño de un sistema de seguimiento y evaluaciòn.
Para el presente “sondeo” de valorización hídrica, los investigadores tienen como meta y referencia
el desarrollo de la “fase 1” propuesta por UICN para la inclusión como eje transversal o
preferentemente como enfoque de implementación para un modelo de Pago de Servicios
Ambientales en el Parque Nacional José del Carmen Ramírez.
 
FASE DE
DIAGNÓSTICO
FASE DE MARCO
TÉCNICO Y LEGAL
FASE
PROPOSITIVA PRODUCTO
PLAN DE MANEJO
AREA PROTEGIDA
FASE
PREPARATORIA
ACTUALIZACIÓN
ELABORACIÓN
2. Metodología del Sondeo de Valorización Hídrica
2.1 Marco metodológico general
La metodología para el desarrollo del “sondeo de valorización hídrica” se enmarca en la secuencia
lógica de elaboración y/o actualización del “Plan de Manejo” para Areas Protegidas en la Republica
Dominicana, presentado en la “Guía Metodologica” desarrollada por la Dirección de Areas
Protegidas. La Guía Metodológica para la Elaboración y/o Actualización de Planes de Manejo
propone las siguientes cuatro fases de planificación:
FASE I. PREPARATORIA
FASE II. DIAGNOSTICO
FASE III. MARCO TÉCNICO Y LEGAL
FASE IV. PROPOSITIVA
El “sondeo de valorización hídrica” se inserta en la Fase II de la metodología “Diagnostico del
PNJCR”, es importante resaltar que el “sondeo” en estudio temático especifico propuesto por el
equipo de planificación considerando el valor intrínsico de los ecosistemas presentes en el área
protegida al colectar, filtrar, almacenar y producir agua dulce para los habitantes de las comunidades,
región y el país.
Figura 1: Inclusión del “Sondeo de Valorización Hídrica” en la elaboración y actualización de
Planes de Manejo





2.2 Pasos metodológicos para desarrollo del “Sondeo de Valorización Hídrica”
Para la realización de SONDEO DE VALORIZACIÓN HÍDRICA, el equipo de investigadores
desarrolló los siguientes pasos metodológicos
No. de Paso Descripción
Paso 1 Revisión de información secundaria referente al PNJCR.
Paso 2 Identificación a través de información secundaria de usos primarios del recurso
hídrico proveniente del PNJCR
Paso 3 Identificación de instituciones y actores claves con vinculación con el manejo y
uso de agua proveniente del PNJCR
Paso 4 Visita de coordinación y obtención de información secundaria a instituciones y
actores claves, para desarrollo de primer analisis sobre las características
hidrográficas del Parque Nacional José del Carmen Ramírez
Paso 5 Primer analisis de información secundaria colectada en visitas a instituciones y
actores claves, para redacción de informe preliminar
Paso 6 Primer analisis de información primaria colectada en boletas de entrevistas a
profundidad de CSR del PNJCR
Paso 7 Integración de información primaria y secundaria para redacción de informe
preliminar
Paso 8 Segundo analisis de información primara y secundaria para desarrollo de modelos
económicos de valorización hídrica para:
Producción de energía eléctrica;
Agua para regadío de producción agrícola y pecuaria;
Uso domestico.
Paso 9 Retroalimentación de primer borrador para inserción de modelos económicos de
valorización hídrica, para redacción de segundo borrador
Paso 10 Desarrollo de grupos focales para Presentación y validacion de resultados de
valorización hídrica
Paso 11 Retroalimentación de informe para redacción de borrador final de consultorìa
Paso 12 Taller de presensación a actores claves de resultados de sondeo de valorización
hídrica
Paso 13 Presentación de informe final de consultorìa
 
Figura 2: Flujograma del Sondeo de Valorización Hídrica

  
  
    
 !

"
  
  #  
  
  
#$
%
  
&
    '
  
    
 !
  
(  
 ' 
'  
)  #  
  
#$
  
&
  '
  '
  

  
#$
%*  '
  
+ 
  

'  )
  '
  

  
  
,  

'  )
  '
  
'
  

  

'
    
#  
'  
  

  

 
  
#  
  )
  #*
'
  
-
  )
  

 
  )
#
  
,  
  )
#
#   
. )  
  '#
/01&
  
 !"#$%%#&! 
#2  

  
'
  %
'#  
 '##&!
  
  
/01&

3. Analisis de Información Primaria y Secundaria
3.1 Caracterización hidrológica del PNJCR”
3.1.1 Ubicación del PNJCR
El PNJCR se sitúa en las estribaciones de las vertientes Sur occidentales del centro de la Cordillera Central,
entre provincias de La Vega, Azua y San Juan de la Maguana.
El PNJCR ocupa una superficie de 73,784.30 ha. Comprende un área de montaña y valles intramontaños
situados a lo largo de las vertientes Sur y sur central de la región fisiográfica denominada Cordillera Central y
El parque abarca las cuencas de los ríos Yaque del Sur, Blanco, Mijo y San Juan. Está ubicado en las
coordenadas geográficas 19º 01´44” - 70º 50´40” al Norte, 18º 51´ 33” - 71º 01´ 15” al Sur, 18º 56´ 31” - 70º
49´ 38” al Este y 18º 56´ 59” - 71º 09´25” al Oeste.
El PNJCR es posee varias transectos de acceso, aunque en su mayoría se encuentran deterioradas y algunas
veces prácticamente destruidas. Los caminos de penetración al Alto de la Rosa, La Florida y Los Fríos están
en mejores condiciones, pero en invierno en su mayoría son solamente transitables en vehículo doble tracción.
El camino a Alto de la Rosa fue transitado por vehículos de motor hasta la década de los 70`s.
Una ruta de acceso emprende el ascenso en dirección Norte, partiendo de la caseta de Los Fríos. En el
trayecto se pasa la Loma del Medio, el Alto de la Bandera, La Tasajera, Loma El Alto de la Tina, El Valle del
Tetero, El Complejo de la Loma de la Cotorra, Cruce de Manabao, Agüita Fría, La Compartición, El Vallecillo
de Lilís y el Pico Duarte. Al Vallecillo de Lilís llega un camino casi imperceptible que viene del Amacey.
Existe también un camino desde Macutitco al Pico Duarte atravesando una porción del Parque Nacional
Armando Bermúdez.
Otra ruta de acceso es Sabaneta, Alto de la Rosa - El Descansadero. Incluye el Alto de la Rosa, Loma del
Atrecho, Sabana Vieja, Loma del Pinar Viejo, La Sabrosa, Loma de la Petaca, Gajo de la Rosa, Los
Chicharrones, Monte Llano, Loma de los Aparejos y El Descansadero. Excepto por pequeñas extensiones
sembradas de bananos, habichuelas y cafeto, la mayor parte del PNJCR se encuentra cubierta de vegetación
de pino, latifoliada y mixta. (PRODAS, 2000; AGRIDESA, 1989; Comunicación Personal de Guarda
Parques, 2005). (para ampliar información, ver anexo 1)
 
Figura 3: Ubicación del PNJCR dentro del “Sistema Nacional de Areas Protegidas”
 
Parque Nacional José del Carmen Ramírez.
Figura 4: Ubicación del PNJCR a nivel de “Provincias” de la Republica Dominicana
 
Parque Nacional José del Carmen Ramírez.
Figura 5: Ubicación del PNJCR en el contexto de la infraestructura Hidroeléctrica
Figura 5: Ubicación del PNJCR en el contexto de la infraestructura Hidroeléctrica
 
Parque Nacional José del Carmen Ramírez.
Figura 6: Ubicación del PNJCR en el contexto de la infraestructura Hidroeléctrica
Figura 6: Ubicación del PNJCR en el contexto de la infraestructura Hidroeléctrica
 
Parque Nacional José del Carmen Ramírez.
3.2 Características hidrográficas del PNJCR
3.2 Características hidrográficas del PNJCR
En la zona núcleo del PNJCR se encuentran 4 subcuencas que conforman - conjuntamente con las
subcuencas fuera del PNCJR - la cuenca del “Rió Yaque del Sur” y constituyen divisiones naturales
fisiográficas e hidrológicas que se separan entre si por la divisiones de aguas de los principales
picos, lomas y montañas. Las 4 unidades hidrográficas del PNJCR son (INDRHI 2002):
Subcuenca 1: Rió San Juan y afluentes 16,257 ha (22.0%),
Subcuenca 2: Rió Mijo y afluentes 10,387 ha (14.1%),
Subcuenca 3: Rió Yaque del Sur - Rió Blanco afluentes 38,900 ha (52.7%)
Microcuenca 4: Rió Yaquecillo y afluentes de vertientes noroccidentales 8,240 ha (11.2%).
Figura 7: Ubicación parcial de las subcuencas hidrográficas del PNJCR
 
Las cuatro subcuencas representan una división natural del PNJCR y constituyen unidades
ambientales con características propias dentro de montaña. Los microsistemas de estas subcuencas
han sufrido diferentes impactos, especialmente por causas naturales como ciclones y grandes
tormentas tropicales.
3.2.1 Subcuenca 1: Rió San Juan
Comprende la cuenca alta del rió San Juan la cual discurre en este tramo dentro del territorio del
PNJCR en rumbo SE-NO, a diferencia de las otras subcuencas que fluyen en dirección predominante
N-S. La altura máxima de la cabecera del rió San Juan es El Lillo de la Viuda (2,901 msnm). La
precipitación máxima promedio en la subcuenca Río San Juan y asimismo del PNJCR es de 2,400
mm promedio anual en la estación de Palo de Viento. La orografía de la subcuenca consiste de un
relieve abrupto y escarpado.
Los tributarios del Río San Juan nacen de las laderas Sur de Los Descansaderos, Los Aparejos, Loma
La Guacara, Loma Fría, Centro del Escuchadero y El Sillón de la Viuda y de las laderas Norte de la
Loma de la Petaca, El Gajo de la Peña y el Alto de Sabana Vieja y Loma del Pinar Viejo que actúan
como divisoria de aguas vertiendo por su lado Sur, aguas al rió Limón afluente que se une al rió San
Juan en territorio fuera del PNJCR (INDRHI 2002).
En la subcuenca Río San Juan predomina el bosque de pino (89.1%). El resto de las áreas ocupan
principalmente extensiones variables de bosque mixto y extensiones y manchones de bosque
húmedo sobre todo en las estribaciones de las vertientes occidentales que se ubican en la Sierra de
los Descansaderos, zona límite entre el PNJCR y el Parque Nacional Armando Bermúdez.
Estos bosques presentan en diverso grado signos de alteración por causa de la agricultura, mientras
que los pinares altos han sufrido históricamente por incendios forestales encontrándose hoy en día
una franca regeneración natural.
En las áreas limítrofes del PNJCR al sur del Rió San Juan, en la Loma del Guano, microcuenca del
Arroyo Blanco, El Guayabo y los alrededores de la Loma de la Petaca se realizan agricultura tanto
de café como de ciclo corto. Estas actividades agrícolas causan problemas ocasionales de erosión
resultados de prácticas inadecuadas de uso de la tierra en zonas húmedas con pendientes elevadas.
En las zonas bajas occidentales existen porciones variables de bosque húmedo tropical en diferente
estado de alteración por la agricultura, especialmente cultivos de café. En el extremo NO del
PNJCR y de la subcuenca en la Sierra de Los Descansaderos se encuentra la porción de bosque
húmedo mejor conservada en esta región.
Existe un amplio manaclar de Prestoa montana en el corazón de la subcuenca en el área de Sabana
Vieja - Los Llanos. En este valle se halla una pradera montaña orlada de matorrales y gramíneas
amacolladas, los llamados “pajonales” donde predomina la Dantonia domingensis. (INDRHI, 2002)

(#%)%* !%

+
*,%* !%
+-.*
*)
*,%* !%
+(#/
*,%* !%
+!
*!

3.2.2 Subcuenca 2: Rió Mijo
Constituida por el Río Mijo y sus principales afluentes. El Rió Mijo nace en la Sierra de la Medianía
a 2,500 msnm, para ir descendiendo en dirección N-S hacia el Gajo de Mijo (1,200 msnm). En total
abarca unas 7,253 ha de superficie del territorio dentro del PNJCR. La subcuenca es de abrupto
relieve con predominio del pinar, aunque existe una extensión total de bosque de unas 719 ha.
En la región meridional de la Cuenca Río Mijo, al Sur de la Cañada de Juana y al oeste del Gajo de
la Culata a uno 1,600 msnm, el bosque ha sido impactado por la agricultura nómada y el cultivo de
café manteniéndose unas 700 ha de bosque intacto. En torno a esta extensión se desarrolla la
formación vegetal del bosque mixto, pino y latifoliada, con predominio de las latifoliadas en el dosel
arbóreo.
En la zona Sur, coincidiendo con el limite del PNJCR, existen diferentes grados de desmonte
causado por la agricultura nómada, practicada en laderas de pendientes elevada. En los cauces de los
arroyos y cañadas se presentan fenómenos de erosión y pérdida de suelos.
La precipitación en esta subcuenca oscila entre 1,000 mm a 2,000 mm anual, teniendo su máximo en
las zonas bajas al oeste del rió Mijo. Los pinares que han sufrido incendios forestales en casi todas
las décadas del siglo 20 y al principio del siglo 21, presentan un cambio sucesional de bosque de
pino a “pajonal” causado por la disminución en la calidad del suelo. Además existe tierra de pradera
de montaña en la Sabana de Goyo con prácticas de ganadería.
La subcuenca del rió Mijo presenta la mayor densidad potencial en cuanto a presión humana por lo
que debe considerarse como una de las ‘áreas críticas’ a ser manejadas en forma especial dentro del
marco estratégico y operativo del Plan de Manejo del PNJCR (INDRHI 2002).
3.2.3 Subcuenca 3: Rió Yaque del Sur
La subcuenca Río Yaque del Sur tiene una extensión de 38,900 ha y ocupa el 52.7 % de área total del
PNJCR. La cuenca completa del Rió Yaque del Sur alcanza una extensión de unos 5,000 km2 siendo
la principal fuente de los recursos hídricos de la Costa Sur de República Dominicana.
El Río Yaque del Sur - que discurre a lo largo de 183 Km. - es el tercer río más grande de la isla y el
principal que desemboca en el mar Caribe. La cuenca presenta la mayor elevación en origen, desde
el nacimiento del Yaque del Sur en la ladera sur de La Loma de la Rucilla a 2,707 msnm. Donde se
encuentran las principales microcuencas y subcuencas receptoras de este río, aunque recibe también
aguas tributarias provenientes de la Sierra de Neyba y de Martín García.
En el Parque Nacional Jo del Carmen Ramírez nacen los principales afluentes del Yaque del Sur,
Río San Juan, Río Mijo y Río Blanco, comprendiendo gran parte de las aguas tributarias del Río
Yaquecillo afluente del Río del Medio, que nace en loma Alto Bandera. El Río San Juan es el
afluente principal con 121 Km. de curso, le sigue el Río Mijo con 48 Km. de recorrido.
 
En la subcuenca Río Yaque del Sur - Río Blanco se ubican las alturas máximas del PNJCR, del país
y de las Antillas, con el Pico Duarte a 3,087 msnm, el Pico del Yaque a 2,709 msnm y el Gajo de la
Tortilla a 2,509 msnm.
El Valle del Tetero a 1,562 metros msnm es el más extenso del PNJCR con prácticas de agricultura y
ganadería extensiva de los años 1970 hasta los principios de los años 1990 que causaron una
compactación del suelo, pérdidas de vegetación nativa de pradera de altura y la conformación de
lotes de “pajonales”. El Valle de Tetero es altamente susceptible a incendios, y fue dañado
gravemente por el gran incendio en marzo 2005. (Comunicación personal del administrador del
PNJCR, 2005).
La subcuenca Río Yaque del Sur - Río Blanco es la de mayor aptitud para uso público y turístico en
razón de lugares de interés, rutas de acceso y otras facilidades de infraestructura. En el Valle del
Tetero existe una área de interés histórico y arqueológico con presencia de un petroglifo identificado,
como de la cultura precolombina. (INDRHI, 2002; GITEC-SERCITEC, 2004;
SEMARN/PROCARYN/GITEC, 2004)
Persisten actividades agrícolas y problemas de erosión en las subcuencas del Río Yaque del Sur y
Rió Mijo, sin embargo, a partir de la década de los años 1990 se ha disminuido el uso agrícola
debido a las políticas establecidas por la Dirección Areas Protegidas apoyado por gobierno central de
no permitir a los productores de acceder a créditos el Banco Agrícola en la periferia o dentro del
PNJCR. Los bosques en las áreas afectadas se encuentran en una etapa de regeneración alrededor de
las zonas agrícolas dentro del PNJCR (SEMARN/PROCARYN/GITEC, 2004)
3.2.4 Microcuenca 4: Rió Yaquecillo
La microcuenca Río Yaquecillo ocupa la menor área del PNJCR con 8,240.51 ha (11.2%). Se estima
que más del 30 % se encuentra afectada con agricultura nómada. Además son áreas con más
afectación de incendios continuos causada por el sistema de la tumba y roza. Los incendios han
afectado principalmente al área de Pino Adulto”. La ganadería bajo pino se practica también en la
subcuenca causando un impacto negativo sobre la regeneración, por lo cual no se puede esperar con
seguridad una regeneración importante. (AGRIDESA, 1989, INDRHI 2000, GITEC-SERCITEC,
Colecta de Información Personal, 2004)
3.3 Identificación de uso del potencial hídrico del Parque Nacional José del Carmen Ramírez
Como se ha indicado en varias oportunidades en el presente documento, el principal objetivo es
determinar los principales usos que el “recurso de agua dulce” proveniente del PNJCR es aprovecha
o manejado. Debemos considerar que en la clasificación general de usos de recurso hídrico, podemos
clasificarlo de la siguiente forma:
Las demandas generales sobre las cuencas hidrográficas y sus recursos de agua dulce pueden
dividirse en:
 
 Toma de agua para consumo humano
 Toma de agua para consumo animal
 Irrigación agrícola
 Producción de energía hidroeléctrica
 Pesca de especies fluviales, lacustres y estuarinas
 Turismo y recreación
 Navegación y usos náuticos
 Extracción de arena y grava
 Disposición de desechos
 Desarrollo urbano
 Desarrollo industrial
 Desarrollo agrícola y pecuario
De los doce (12) usos potenciales que el recurso agua dulce pueden realizarse, el “sondeo” se
concentrara en tres (3) de ellos, lo cuales son:
 Producción de energía hidroeléctrica;
 Irrigación agrícola; y
 Toma de agua para consumo humano.
Debiendo de resaltar que dentro de las propuestas de acciones e investigaciones a realizar en marco
del Plan de Manejo, es necesario considerar investigaciones y estudios más precisos para poder
evaluar cualitativa y cuantitativamente el aporte de los recursos hídricos provenientes PNJCR.
Tabla 1: Identificación de usos potenciales por cuenca hidrográfica del PNCJR
No. Nombre de la Cuenca
Hidrográfica
Producción de
energía
hidroeléctrica
Irrigación
Agrícola
Toma de agua
para consumo
humano
1 Rio San Juan XXX
2 Rio Mijo X X
3 Rio Yaque del Sur Rio
Blanco XXX
4 Rio Yaquecillo X X
Fuente: Elaboración personal Melgar, M. 2005
La identificación de los usos potenciales en los tres rubros establecidos se presenta a nivel de las
cuencas hidrográficas que integran la red hídrica del PNJCR.
3.3.1 Potencial de uso hídrico de Cuenca Hidrográfica del Rio San Juan
La Cuenca Hidrográfica del Rio San Juan, forma parte de gran sistema hidrográfico de la “Cuenca
del Yaque del Sur”, siendo el segundo sistema hidrográfico con mayor utilización en la Republica
Dominicana, en lo referente a la producción de energía hidroeléctrica.
 
A través de la información primaria y secundaria colectada, se pudo determinar que la Cuenca
Hidrográfica del Rio San Juan, presenta los tres tipos de usos identificados como prioritarios a
estudiar en el desarrollo del “Sondeo de Valorización Hídrica”. Debido a la existencia de una
represa conocida como “Sabaneta” que permite la generación de energía eléctrica, sirve de embalse
principal para un sistema de irrigación agrícola y de acueductos para poblaciones cercanas.
Se debe indicar que en la percepción de los habitantes de las comunidades y municipios
circunvecinos al PNJCR, identifican al “Rio San Juan” como la principal contribución del PNJCR,
debido principalmente a la existencia de todo un sistema de infraestructura de manejo y
aprovechamiento de las aguas provenientes del PNJCR cercana a la oficina central de administración
del área protegida. Esta vinculación debe de ser aprovechada para el desarrollo de programas de
concienciación y educacion ambiental, considerando la fácil percepción que el modelo de manejo y
aprovechamiento posee, haciendo comprensible a la población en general.
3.3.1.1 Producción de energía hidroeléctrica
La Presa de Sabaneta, forma parte de un complejo para el aprovechamiento hidroeléctrico de las
cuencas de los ríos San Juan, Los Gajitos y Arroyo Limón. La construcción de esta obra fue iniciada
en el año 1975 y concluida el 24 de junio de 1981, durante el periodo gubernamental del extinto
presidente Antonio Guzmán. Posee una capacidad de almacenamiento original de 78,000,000 metros
cúbicos pero en estudios batimétricos recientes, se ha calculado un declive de esta capacidad por
asolvamiento en un 30 % lo que se estima en la actualidad una capacidad de 54,600,000 metros
cúbicos, lo que reduce periodo de utilización, como además su capacidad anual de generación de
electricidad que en estado optimo debiera de ser de 38.5 GWH, producidos por un caudal promedio
de 8.13 m3/seg.
Los objetivos de la construcción de la presa son los siguientes.
 Controlar las avenidas de los ríos: San Juan, Arroyo Limón, y Los Gajitos, para prevenir
el riesgo de inundación de aguas abajo.
 Asegurar el riego hacia aguas debajo de unas 18,000 hectáreas en época de sequías en el
valle de san Juan.
 Producción de energía eléctrica alrededor de unos 38.5 GWH. Por año con una potencia
6.3 KW.
 Debido a la profundidad del embalse se utiliza como criadero de varias especies de peces,
que no podrían sobrevivir en el antiguo cause.
 El embalse de Sabaneta se utiliza para la promoción de los deportes acuáticos, tales como
pesca, jet ski, etc.
 
De los cinco objetivos originales que perseguía la construcción de la presa, solo se han desarrollado
los primeros tres de ellos. Los últimos dos a pesar de haberse realizado algunos intentos no se han
obtenido el resultado deseado, pero se recomienda hacer una revisión ya que es factible para
utilizarlo como nexo en los programas y subprogramas de manejo del PNJCR.
Es importante resaltar la capacidad de producción de energía eléctrica por año 38.5 GWH, en la
actualidad (2005) los generadores estan produciendo solamente un promedio de 2.5 Kwh. debido a
los problemas de asolvamiento que ha superpuesto una capa de 6 a 7 metros de la línea base original
del embalse.
La electricidad producida por los generadores se interconecta a la red nacional, por lo que se puede
indicar en forma directa beneficiarios de la producción de energía eléctrica. Debiendo de resaltar que
esto molesta a miembros de las comunidades y municipios, ya que perciben que no reciben nada por
proteger los recursos naturales que permiten la viabilidad de la Presa Hidroeléctrica Sabaneta,
percepción que perjudica las acciones de manejo y protección del área protegida.
3.3.1.2 Irrigación agrícola
El segundo objetivo por el cual se construyo la “Presa Sabaneta”, fue la captación, almacenaje y
distribución de agua para la irrigación de 288,000 tareas (18,000 hectáreas) de cultivos agrícolas,
con el sistema original, ubicadas en su mayoría en el “Valle de San Juan”.
Hoy en día con infraestructura complementaria (siendo insuficiente) se logra irrigar 305,193 tareas
de cultivos agrícolas. El manejo del sistema y subsistema de riego esta manejado a través de una
plataforma comunitaria integrada en una “Junta de Regantes” que toma como nombre “Rio San
Juan”, de acuerdo con la colecta de información primaria y secundaria, la “Junta de Regantes Rio
San Juan”, poseen 6,525 usuarios.
Tabla 2: Relación de sistema de riego, área de influencia y No. de usuarios de aguas
Sistema de riego Area de
influencia
No. de usuario
 José Joaquín Puello 174,681 2,927
 Hato del Padre 32,255 825
 San Juan - Jinova 27,368 1,496
 Jinova No.1 (H -Dique) 19,987 273
 Jinova No.2 (D- Dique) 11,520 154
 Carrera de Yeguas 32,882 818
 Calabozo – La Piedra 6,500 132
TOTAL 305,193 6,525
Fuente: INDRHI 2005.
 
La Junta de Regantes del Valle de San Juan fue fundada el 16 de octubre del 1993 y adquirió su personería
jurídica el 28 de diciembre de 1994, mediante el decreto No. 394-94. En mayo de 1994 el INDRHI le delegó
la administración de los sistemas de riego José Joaquín Puello y Hato del Padre, actividad que inició
formalmente a partir de noviembre de ese año. Originalmente se denominaba Junta de Regantes de la Presa
de Sabaneta, cambiando su nombre por el actual a partir del 29 de enero de 2002, cuando el Poder Ejecutivo
le autorizó la modificación de estatutos y el cambio de nombre, a través del Decreto No. 72-02. (PROMASIR,
2004)
La mayor parte de su área de influencia está en el municipio de San Juan de la
Maguana, donde tiene su sede, aunque abarca también parte de los municipios de Las
Matas de Farfán y Juan de Herrera, todos en la provincia San Juan. Tiene bajo su
dominio los sistemas de riego José Joaquín Puello, San Juan-Jínova y Hato del Padre,
todos dependientes de la presa de Sabaneta, de donde provino el nombre inicial de la
Junta. En total cuenta con 219.5 km de canales principales y secundarios, 530 km de
canaletas (canales de distribución) y 212 km de berma. (PROMASIR, 2004)
Al inicio del proyecto la Junta tenía cuatro asociaciones de regantes (Pedro Corto-
Rodeo, Las Charcas-Chalona, Punta Caña-Arroyo Loro y Hato del Padre-Santomé),
con un área de 13,000 ha y 3,571 usuarios. A partir de las acciones del proyecto, con la
organización de los usuarios del sistema de riego San Juan-Jínova la y posterior
incorporación de éste a la Junta, se sumaron las Asociaciones de Regantes La Rubia-
Jínova y Mogollón-Cuenda, llegando a alcanzar 305,981 tareas y 6,525 usuarios.
Tabla 3: Estructura organizacional de la Junta de Regantes Valle de San Juan
Asociaciones de
Regantes Comités Núcleos Número Miembros de
la Directiva
Hato del Padre-Santomé 10 108 250
Las Charcas-Chalona 10 108 262
Pedro Corto-El Rodeo 10 133 323
Punta Caña-Arroyo Loro 10 122 308
La Rubia-Jínova 10 109 300
Mogollón-Cuenda 7 96 220
Totales: 57 676 1,663
Fuente: PROMASIR, 2004.
La existencia de una estructura organizativa a través de la “Junta de Regantes” es un potencial que
pude ser maximizado al momento de considerar un posible modelo de PSA, considerando además
que los usuarios de los sistemas de riego realizan un pago anual por tarea bajo riego. Que oscila
dependiendo el mareaje de 150 a 500 pesos/tarea/año.
3.3.1.3 Toma de agua para consumo humano
 
La mayoría del agua dulce proveniente de los ecosistemas del PNJCR, provienen de la Presa
Sabaneta, la cual es la principal fuente del agua que es distribuida por el Instituto Nacional de Agua
Potable y Alcantarillado (INAPA) a las comunidades y circunvecinos de PNJCR.
La regional de INAPA no posee estadísticas actualizadas, claras y certeras sobre el número de
hogares que son favorecidos por la red de distribución proveniente de la Presa de Sabaneta, el dato a
verificar y validar es de 7,850 hogares, ubicados principalmente en el casco urbano de la provincia y
municipio de San Juan de la Maguana. (De Los Santos, Maule, INAPA, 2005)
De los 7,850 hogares solamente un 50 % cumple con el compromiso de pago de la tarifa mensual,
dato muy similar al indicado por el BID sobre la distribución de gastos de los hogares en la
Republica Dominicana (ver anexo 5), el costo oscila entre un rango de 25 a 50 pesos en el área rural
y de 200 pesos en el área urbana. (De Los Santos, Maule, INAPA, 2005)
Según los técnicos de la regional de INAPA hoy en día (2005) existe un déficit de distribución de
3000 hogares y en volumen de agua hasta de un 40 %, esta ponderación basada en el número de días
que dejan de recibir agua en un mes de 30 días, es decir que reciben agua 18 días al mes. Y en
temporada de sequía el déficit puede aumentar hasta un 70 % (21 por mes). (De Los Santos, Maule,
INAPA, 2005)
La entrevista a nivel de hogares realizadas en el municipio de Sabanetas y San Juan de la Maguana,
demuestra una insatisfacción sobre la cantidad y calidad de agua que sobrepasa un 60 %, al
preguntársele sobre el porqué no pagan el servicio de agua, la mayoría respondió que debido al mal
servicio que INAPA brinda y en algunos casos que el agua es un recurso que le pertenece a todos y
por ende no debía de ser pagado.
3.3.2 Potencial de uso hídrico de la Cuenca Hidrográfica del Rió Mijo
La cuenca del Rio Mijo, forma parte del gran sistema hidrográfico del Rio Yaque del Sur, y a pesar
de que este ultimo presenta los tres tipos de usos estudiados con fines del “sondeo”, pero el uso
directo sobre las aguas dulces provenientes del PNJCR, se reduce a dos tipos.
3.3.2.1 Irrigación agrícola
El agua proveniente de la parte alta de la Cuenca Alta del Rio Mijo, es manejada por una “Junta de
Regantes” supervisada por el INDRHI, la Junta de Regantes se ubica en la parte oriental del
municipio de San Juan de la Maguana, contigua al área de influencia de la Junta de Regantes del
Valle de San Juan y tiene bajo su dominio el canal Mijo, con un área regable de 3,437 ha (54,992
tareas) y 1,013 usuarios. Con una capacidad de conducción de 2.5 m3/s, el canal Mijo se extiende
por 25 km, incluyendo su red principal y secundaria y está revestido en un 70%. (PROMASIR 2004)
Sin embargo, llegado el momento de la unificación, los directivos de Mijo no parecían estar
convencidos de su conveniencia y rehusaron hacerlo. Manifestaron que preferían tener mayores
costos y tarifas de riego para administrar ellos mismos su sistema de riego, antes que depender de
 
otra organización. Por lo tanto la Asociación de Regantes de Mijo sigue siendo una organización
independiente. (PROMASIR 2004)
La Asociación recibió la autorización del INDRHI para administrar el sistema de riego en el año
2003, pero sus ingresos no le permiten asumir los costos de operación, mantenimiento y
administración y ha tenido que recurrir al INDRHI por ayuda. Los mismos directivos han
reconocido que la Asociación es incapaz de absorber estos gastos, alegando que los usuarios no
podrían pagar las tarifas que se derivarían de ellos, pero insisten en mantenerse alejados de cualquier
otro organismo de regantes. (PROMASIR 2004)
3.3.2.2 Toma de agua para consumo humano
Los datos suministrados por la regional de INAPA, indican que la actualidad (2005) la Cuenca del
Rio Mijo, es aprovechado por cuatro acueductos comunitarios que se presentan en la tabla 15.
Tabla 4: Acueductos provenientes del Rio Mijo
No. Nombre de la comunidad Sistema de acueducto Procedencia
1. Guamita gravedad Río Mijo
2. Sabana Alta gravedad Río Mijo
3. La Zanja gravedad Río Mijo
4. Cacheo gravedad Río Mijo
Fuente: INAPA, 2005.
Los cuatro acueductos brinda agua un aproximado de 750 hogares de los cuales solamente un 40 %
realizan el pago de la cuota que oscila entre los RD 25.00 y RD 50.00 mensuales. La mayoría de
los usuarios afirman que el “no pago del servicio es condicionado a la insatisfacción que ellos
perciben de la calidad y cantidad de agua. (De Los Santos, Maule, INAPA, 2005)
3.3.3 Potencial de uso hídrico de la Cuenca Hidrográfica del Rio Yaque del Sur
Ambas subcuencas en conjunto forman el 40 % del caudal que abastece el sistema hídrico de la
Cuenca del Rio Yaque del Sur, la cual agrupa el sistema hídrico con mayor infraestructura de manejo
y aprovechamiento para generación de energía eléctrica, irrigación para uso agrícola y pecuario y
agua para consumo humano. Gran parte del caudal hídrico de la Cuenca Hidrográfica, es utilizada a
través de la Presa denominada “Sabana Yegua”
Figura 8: Ubicación geográfica de Cuencas Hidrográfica y Presa Sabana Yegua
 
Fuente: JICA, 2002.
3.3.3.1 Producción de energía eléctrica
La presa hidroeléctrica construida en el 1978 se lle a cabo la construcción de la Presa de Sabana
Yegua y a partir del año sucesivo se inició la captación de agua. Su principal objetivo es la colecta de
agua para riego, uso domestico, generación de energía eléctrica y prevención de inundaciones. La
capacidad total de almacenamiento es de 479,900,000 millones de metros cúbicos de agua,
produciendo en estado optimo un máximo de 130 GWH al año. (JICA, 2002)
La Presa sirve para la mitigación de inundaciones en aguas abajo de la misma y se ha reducido la
cantidad de grandes inundaciones en comparación con la de los años anteriores de la construcción de
la Presa. Además, está suministrando aguas para el riego a unas 8,269 has. de terrenos agrícolas
situados en las orillas del Río Yaque del Sur ubicadas en aguas abajo de la Presa, con lo cual se
benefician unas 4,400 familias de agricultores. (JICA, 2002)

) ,!- 0*
* !% 1#-.*
 1*)2#31!%

Según la estimación realizada por el INDRHI, durante 13 años comprendidos desde 1979 hasta
diciembre de 1992, se sedimentaron un 57.6 x 106 m3 de tierras y arenas en la Presa de Sabana
Yegua, valor equivalente a un 12 % de la cantidad total de almacenamiento inicial (479.9 x 106 m3).
Esto indica que se redujo un 0.92 % de su capacidad por año.
El INDRHI estimó que el volumen de sedimentos acumulados en la Presa por el huracán Georges,
que atravesó el país en 1998, fue de 25 x 106 m3, lo cual muestra que la cantidad de tierras y arenas
que habitualmente se sedimentan durante unos 5.5 años fue vertida en unos días que azo el citado
Huracán. Si se suma el volumen de sedimentos acumulados durante 13 años y el del huracán
Georges, será: 57.6 x 106 m3 + 25 x 106 m3 = 82.6 x 106 m3. De esto, se supone que se redujo el 17.2
% de la cantidad total de almacenamiento inicial de la Presa, cuyo porcentaje fue calculado por la
siguiente fórmula: (82.6 x 106 m3 ÷ 479.9 x 106 m3) x 100 = 17.2 %. (JICA, 2002)
Por otro lado, si se asume que es del 0.92% la tasa de reducción anual de la capacidad de los años
pasados: a partir de 1992 hasta septiembre de 1998 (6 años) y a partir de 1998 hasta 2000 (2 años,
excepto por el huracán Georges), se había reducido el 7.3 % durante estos 8 años, de lo cual se
estima que la cantidad total de almacenamiento inicial de la Presa se había reducido un 24.5 %
durante el período comprendido desde su captación completa hasta el año 2000. La sedimentación
pone en riesgo la viabilidad de la Presa Sabana Yegua, punto que debe de ser aprovechado al
momento de valorar económicamente el aporte de la conservación de los ecosistemas del PNJCR.
(JICA, 2002)
La electricidad generada por las turbina de la Presa Sabana Yegua, se integran a la red nacional de
distribución de energía eléctrica, pero se estima que en el área de influencia habitan unas 60,000
personas, de las los cuales unas 18,000 personas están en las zonas urbanas como Padre Las Casas y
Constanza. De este hecho, se concluye que la población de las zonas rurales y como zonas
montañosas será de unos 42,000 habitantes. Además, en las plantaciones de café situadas en los
alrededores de Constanza existen inmigrantes temporales de la República de Haití, país vecino, pero
como este número es poco, se considera que no tiene gran incidencia en la composición demográfica
de la zona. No existen conflictos visibles entre haitianos y habitantes locales. La población de cada
uno de los parajes objeto de investigación oscila desde menos de 50 habitantes hasta más de 2,000
habitantes.
Figura 9: Contexto regional de la Presa Hidroeléctrica Sabana Yegua

) 
,!
- 0*

Fuente: www.mapasenred.com
3.3.3.2 Irrigación agrícola
El principal sistema de riego para uso agrícola se encuentra manejado por la Junta de Regantes de los
Sistemas de riego de Padre las Casas, Bohechío y Las Yayas, fue fundada el 30 de octubre de 1998 y adquirió
su personería jurídica un año más tarde, mediante el decreto No. 571-99, del 30 de octubre de 1999. En el
año 2003, la Junta modificó sus estatutos y adoptó un nombre más corto, Junta de Regantes Padre las Casas,
consiguiendo la aprobación del Poder Ejecutivo para estos fines, a través del Decreto No. 413-03, del 29 de
abril de 2003.
Esta Junta tiene su sede en el municipio de Padre las Casas, donde tiene la mayor parte de su área de
influencia, aunque también ocupa parte de los municipios de Bohechío y Las Yayas. Bohechío pertenece a la
provincia San Juan y Padre las Casas y Las Yayas a la provincia de Azua. Tiene bajo su dominio los canales
Padre las Casas I, Padre las Casas II, Bohechío y Las Yayas, con un área total de 2,625 ha (42,000 tareas) y
577 usuarios, distribuidos en cinco Asociaciones de Regantes.
Tabla 5: Estructura organizacional de la Junta de Regantes Padre las Casas
Asociaciones de Regantes Núcleos mero Miembros
de la Directiva
Número de
Usuarios
Padre Las Casas I 12 36 71
Bohechío 10 30 88
 
Las Yayas 7 21 54
Padre Las Casas II 21 63 305
Sabana Yegua-Los Cucuses 6 18 59
Totales: 56 168 577
Fuente: PROMASIR, 2004.
Se trata de una organización no solamente pequeña en área y cantidad de usuarios, sino que además está
enclavada en una zona económica y socialmente deprimida, con canales en mal estado y con agricultores
tecnológicamente atrasados. Todo esto se conjuga para hacer de ésta una junta con un bajo potencial de
desarrollo y sostenibilidad. Esto es opuesto al gran volumen de agua almacenada en la Presa Sabana Yegua, el
principal problema para su potenciación se encuentra en la cantidad de suelo cultivable en la zona de
influencia.
3.3.3.3 Toma de agua para consumo humano
Con base a los estudios socioeconómicos elaborados por la Agencia de Cooperación Japonesa
(JICA) reportan que para las tres microcuencas que integran la Subcuenca del Rio Yaque del Sur, los
cuales en su mayoría canalizados por diversos acueductos comunitarios manejados por INAPA y
miembros de las comunidades.
Tabla 6: Numero de hogares con acueductos provenientes de la Subcuenca Rio Yaque del Sur
Subcuenca Microcuenca Superficie
(Km2)
Numero de hogares de agua para
consumo humano
Subcuenca del
Río Yaque del
Sur
Cuenca baja del río Yaque
del Sur 14.5 1,175
Río Blanco 12.3 380
Cuenca alta del río Yaque
del Sur 12.5 1,650
Total 39.4 3,205
Fuente: JICA, 2002.
3.3.4 Potencial de uso hídrico de la Cuenca Hidrográfica del Rio Yaquesillo
El Rio Yaquesillo nacen en el interior del PNJCR, siendo clasificada como microcuenca, formando
parte de la Subcuenca del Rio Grande del Medio, que se origina en el Parque Nacional Juan Bautista
Pérez Rancier (Valle Nuevo).
Las contribuciones de la microcuenca con respecto a dos de los tres tipos de uso analizados en el
“Sondeo de Valorización Hídrica” no estan bien definidos después de la colecta y analisis de la
información secundaria dado que en su 10.7 kilómetros cuadrados de superficie y sus 102 kilómetros
 
Estructura de
gobernancia
Intermediarios
Mecanismos de financiamiento Mecanismo
de
pago
Usuario / Beneficiario
Usuario / Beneficiario
Usuario / Beneficiario
Usuario / Beneficiario
Area Protegida
Ecosistemas
Comunidades
Agricultores
Servicios de los
Ecosistemas
de longitud de caudales primarios y secundarios. Los datos considerados a continuación se enmarcan
en el analisis de caudal que aporta la Microcuenca del Rio Yaquesillo a la “Presa de Sabana Yegua”.
3.3.4.1 Producción de energía eléctrica
Según los estudios desarrollados por la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA) de los 479,900,000
metros cúbicos de capacidad total (sin excluir el 24.5 % de capacidad mermada por asolvamiento) un
5 % son provenientes de los caudales provenientes de la microcuenca del Rio Yaquesillo (que vierte
sus agua en la Subcuenca Grande del Medio). Lo que indica que 2,399,500 metros cúbicos de agua,
lo que contribuye a la generación de un 2.3 % del potencial eléctrico que puede ser producido por las
turbinas que asciende a 130 GWK anuales, que permite contribuir a la producción de 2.33 GWK
anuales.
3.3.4.2 Toma de agua para consumo humano
Con base a los estudios socioeconómicos elaborados por la Agencia de Cooperación Japonesa
(JICA) reportan que para las tres microcuencas que integran la Microcuenca del Rio Yaquesillo, los
cuales en su mayoría canalizados por diversos acueductos comunitarios manejados por INAPA y
miembros de las comunidades.
Tabla 7: Numero de hogares con acueductos provenientes de la Subcuenca Rio Yaque del Sur
Subcuenca Microcuenca Superficie
(Km2)
Numero de hogares de agua para
consumo humano
Subcuenca del Río
Grande del Medio
Río Yaquesillo
10.7 450
Total 10.7 450
Fuente: JICA, 2002.
3.4 Identificación y clasificación de usuarios/ beneficiarios del potencial hídrico del PNJCR
Paralelamente a la identificación del uso actual que se otorga al “recurso de agua dulce colectada,
filtrada, almacenada y producida por los ecosistemas del PNJCR, se logro la identificación de los
usuarios/beneficiarios (actores), lo cual permitira al equipo de planificadores del Plan de Manejo y la
propuesta de PSA del PNJCR, la valoración de los grupos focales (a nivel sectorial y geográfico)
donde se puedan establecer un primer modelo de PSA basado en “Compensación Ambiental”.
Figura 10: Flujo de los beneficiarios de los servicios de los ecosistemas
 
Fuente: Modificado por Melgar, M.; 2005, de Pagiola, S. Platais, G; 2002.
Al identificar los usuarios/beneficiarios permitira además a los “Planificadores” delinear la
estructura de gobernancia (arquitectura institucional) que permitira operativizar en sus diferentes
niveles un modelo de PSA. Considerando los mecanismos de financiamiento, mecanismos de pago y
lógicamente que usuarios/beneficiarios deberán de ser considerados para la conformación de “fondos
de compensación ambiental” y cuales pueden ser beneficiados directos de los mismos.
Los usuarios/beneficiarios del potencial hídrico de las cuencas hidrográficas del PNJCR, con respeto
nivel de impacto geográfico en tres tipos: 1. nacional; 2. regional; y 3.local, estos niveles a su vez
pueden tener o no presencia a nivel de sectores de servicio que brinda la subcuencas y microcuenca,
esta se puede visualizar en la tabla que se presenta a continuación:
Tabla 8: Clasificación de usuarios/beneficiarios
No. Nivel de
impacto
geográfico
Sector de
servicio
Subcuenca
del Rio
San Juan
Subcuenca
del Rio Mijo
Subcuenca
del Rio
Yaque del
Sur
Microcuenca
del Rio
Yaquesillo
1 Nacional Producción
de energía
eléctrica
X X X X
Irrigación
agrícola
Toma de
agua para
consumo
humano
No. Nivel de
impacto
geográfico
Sector de
servicio
Subcuenca
del Rio
San Juan
Subcuenca
del Rio Mijo
Subcuenca
del Rio
Yaque del
Microcuenca
del Rio
Yaquesillo
 
Sur
2 Regional Producción
de energía
eléctrica
X X X
Irrigación
agrícola X X X
Toma de
agua para
consumo
humano
X X X X
3 Local Producción
de energía
eléctrica
Irrigación
agrícola X X X
Toma de
agua para
consumo
humano
X X X X
Fuente: Elaboración personal, Melgar, M. 2005.
Tabla 9: Tabla resumen de clasificación de usuarios/beneficiarios
No. Nivel de impacto
geográfico
Sector de servicio
1 Nacional Producción de energía eléctrica
2 Regional Producción de energía eléctrica
Irrigación de agua
Toma de agua para consumo
humano
3 Local Irrigación de agua
Toma de agua para consumo
humano
Fuente: Elaboración personal, Melgar, M. 2005.
Es obvio que a nivel nacional son los principales usuarios/beneficiarios en la producción de energía
eléctrica, dado que las presas hidroeléctricas aportan su fluido eléctrico a la red nacional, lo
interesante del caso es que a nivel local son muy pocos los usuarios/beneficiarios de la energía
eléctrica producida de los caudales hídricos provenientes del PNCJR. De hecho de las 59
comunidades que se interrelacionan en forma directa con el Area Protegida, un 60 % (35
comunidades) no poseen energía hidroeléctrica, siendo hundo de los principales argumentos
utilizados por las comunidades para aseverar su “NO” conservación de los recursos naturales.
Solamente a nivel regional se presentan los tres niveles sectoriales de usuarios/beneficiarios.
 
A continuación se presenta en forma cualitativa y cuantitativa un analisis de mayor profundidad
sobre los usuarios/beneficiarios del potencial hídrico del PNJCR.
3.4.1 Analisis cualitativo y cuantitativo de beneficiarios/usuarios a nivel nacional
Sector de servicio de producción de energía eléctrica
La electricidad producida a través de los generadores de las presas es canalizada para el fluido
eléctrico nacional, en el informe presentado por la CDE en febrero del año 2005, sobre la situación
de la producción eléctrica en el país, indica que un 17 % de la electricidad que es utilizada en
Republica Dominicana es producida por los generadores hidroeléctricos, producto de 16 presas con
generadores eléctricos de los 34 presas existentes en el país.
Dos de las dieciséis (16) presas con generadores eléctricos utilizan agua provenientes de las cuencas
hidrográficas del PNJCR, produciendo la Presa de Sabaneta 38.5 GWH producto total de los
caudales de agua provenientes del Rio San Juan, mientras que la Presa Sabana Yegua con una
producción 130 GWH, producto de los 479,900,000 metros cúbicos de agua almacenados en la
represa. Según los datos proporcionados por el INDRHI (2005) y la CDE, es muy difícil calcular
cuando de los 130 GWH producidos pero según los resultados proporcionados por los estudios de la
Agencia de Cooperación Japonesa (JICA) considera que la Cuencas Hidrográficas de Rio San Yaque
del Sur (alta y baja), Rio Blanco y Rio Yaquesillo, aportan el 35 % del caudal necesario para la
producción de los 130 GWH, lo que representa 45.5 GWH. Lo que permite estimar la generación
total de energía eléctrica producida por el PNJCR en 84.0 GWH.
La CDE reporta que un hogar promedio consume anualmente en Republica Dominicana 0.0043
GWH al año, que se refleja en un total de 19,534 hogares y total de 117,204 beneficiarios. No se
considera en el anterior analisis el aporte a nivel de la industria. Considerando la tarifa preferencial
(la mas baja del mercado abierto de producción de energía eléctrica) se calcula en promedio que un
hogar paga RD 350.00 al mes, es decir RD 4,200.00 al año. Lo que permitira estimar (bajo el
anterior planteamiento) RD 82,042,800.00, del monto anterior se estima que solamente un 65 % de
los hogares hará efectivo el pago mensual sobre la producción, transporte y distribución de la energía
hidroeléctrica.
A trabes de la revisión de la información secundaria y primaria se pudo establecer que la reinversiòn
sobre el territorio producto la generación hidroeléctrica es nula. A pesar de que se ha demostrado
que al ritmo actual las dos principales represas del sistema que nutre las cuencas hidrográficas del
PNJCR, sufren un acelerado deterioro producto del asolvamiento. En el caso de Sabaneta en un 30
% y de Sabana Yegua en un 24.5 % de su capacidad original. Representando en general un perdida
para el Estado y sociedad dominicana.
En este contexto, la Superintendencia de Electricidad, es la que realiza la función reguladora de
supervisión y fiscalización, siendo además el organismo que rige en materia de definición de la
política sectorial y conduce las acciones tendientes a aplicar esta estrategia, orientando el proceso de
 
adaptación de los nuevos operadores al interés general. Además existe la Comisión Nacional de
Energía, entidad que desempeña una labor básicamente normativa.
La Ley No. 125-01, así como sus reglamentes, han establecido las reglas principales bajo las cuales
funcional el Sector Eléctrico. Se ha separado la actividades del mismo en tres etapas: 1.Producción,
2. Transporte y 3. Distribución. El gobierno (Estado) se encarga directamente de la producción de la
energía eléctrica en general y en particular por medio de la infraestructura hidroeléctrica, pero
existen contratos con empresas internacionales y nacionales para la producción de energía eléctrica
(no hídrica). En lo referente al transporte y distribución, gran parte de ellas esta semiprivatizados o
privatizados.
Es importante que el equipo de planificación del “Plan de Manejo” considere la Ley No. 125-01 al
momento de proponer algún tipo de modelo de PSA basado en los recursos de agua dulce
provenientes del PNJCR. En especial en el caso de establecer algún tipo de pago de compensación
ambiental proveniente del pago sobre producción hidroeléctrica. Un punto a considerar es que el
Estado Dominicano vende la producción eléctrica a las distribuidoras, estas en su mayoría
semiprivadas y privadas, reportando anualmente perdidas millonarias producto del incumplimiento
de pago por parte de los usuarios y el robo de electricidad que se estima hasta en un 30 % del total de
los hogares que actualmente poseen electricidad. Lo anterior indica que la negociación para generar
algún modelo de PSA deberá establecerse en la etapa de producción.
3.4.2 Analisis cualitativo y cuantitativo de beneficiarios/usuarios a nivel regional
Al realizar el analisis cualitativo y cuantitativo de beneficiarios/usuarios a nivel regional, se debe
considerar que existe tres tipos de sectores que utilizan el potencial hídrico proveniente del PNJCR,
los cuales desglosaremos a continuación:
Sector de servicio de producción de energía eléctrica
El sector de servicios de producción, transporte y distribución de energía eléctrica, lógicamente tiene
un impacto regional, al revisar la información primaria y secundaria, se pudo determinar que no
existe ningún tipo de acuerdo de uso de la electricidad exclusivo o preferencial para alguna
comunidad, municipio y/o provincia, por lo que los beneficiarios/usuraos no pueden determinarse
con exactitud, ingresando entre los beneficiarios de la red nacional de transporte y distribución de
fluido eléctrico.
Sector de irrigación agrícola
El sector de irrigación agrícola pude clasificarse a nivel de usuarios/beneficiarios como el de mayor
impacto, si consideramos el numero de beneficiarios de los sistemas de riego para uso agropecuarios
existente en los valles inferiores, la tabla a continuación, presenta en resumen los usuarios regionales
de los sistemas hídricos provenientes del PNJCR.
Tabla 10: Resumen de beneficiarios/usuarios de irrigación agrícola
 
No. Cuenca Hidrográfica Tareas bajo riego No. de usuario
1 Rio San Juan 305,193 6,525
2 Rio Mijo 54,992 1,013
3 Rio Yaque del Sur 42,000 577
4 Rio Yaquesillo 00 00
Total 402,185 8,115
Fuente: Elaboración personal, Melgar, M. 2005.
Los 8,115 usuarios/beneficiarios a nivel regional se agrupan doce (12) asociaciones y 3 (tres) “juntas
de regantes”, que son la encargadas de aprovechar, mantener y manejar los sistemas de riego que
abastecen de agua a mas de 402,185 tareas para la producción agrícola y pecuaria. La Secretaria de
Estado de Agricultura (SEA) reportan veintitrés (23) productos agrícolas básicos para los valles
inferiores de Rio San Juan y Rio Mijo, los que se enumeran a continuación:
1. Lechosa;
2. Melones;
3. Auyama;
4. Ají;
5. Brócoli;
6. Coliflor;
7. Cebolla;
8. Lechuga;
9. Zanahoria;
10. Papa;
11. Tomate;
12. Berenjena;
13. Pepino;
14. Remolacha;
15. Puerro;
16. Apio;
17. Sandia;
18. Yuca;
19. Maíz verde;
20. Repollo;
21. Batata;
22. Calabacín;
23. Plátano.
La alta productividad de la zona especialmente de los valles de San Juan de la Maguana le han
ganado el sobrenombre del “Granero de Republica Dominicana” es así que el beneficio del agua
producida en las Cuencas Hidrográficas del PNJCR se extrapola a nivel nacional e internacional por
las exportaciones de los agroproductos realizadas a otras islas caribeñas.
 
El marco asociativo existente puede permitir el desarrollo de una estructura (arquitectura)
institucional que podría utilizarse como plataforma para el desarrollo de un modelo de PSA,
pudiendo imputarse como primer modelo los usuarios/beneficiarios de la Cuenca del Rio San Juan
(Presa Sabaneta).
Sector de toma de agua para consumo humano
El sector de toma de agua para consumo humano a nivel regional es difícil de evaluar, debido al
marco nacional de uso y manejo de agua para consumo humano. A pesar de que existe una
dependencia nacional para la colectar, tratamiento y distribución de agua para consumo humano
(INAPA), existe un sinnúmero de acueductos comunitarios manejados en forma autónoma, otras
veces toman el agua de los acueductos de INAPA en forma clandestina. Es así que es muy poco
factible cuantificar realmente el número de hogares (familias) y personas beneficiadas con el agua
para uso de consumo humano, en la tabla que se presenta a continuación podrán observar el resumen
por cuenca hidrográfica de los hogares beneficiados:
Tabla 11: Resumen de beneficiarios/usuarios de agua para consumo humano
No. Cuenca Hidrográfica No. de hogares No. de personas*
1 Rio San Juan 7,850 47,100
2 Rio Mijo 750 4,500
3 Rio Yaque del Sur 3,205 19,230
4 Rio Yaquesillo 450 2,700
Total 12,255 73,530
Fuente: Elaboración personal, Melgar, M. con los datos proporcionados por INAPA y JICA 2005.
*El numero de personas se calculo en base a la media de personas
que integran un hogar promedio de 6 individuos.
A pesar de lo inexacto que pudieran ser los debido al estado de las estadísticas manejadas por
INAPA, podemos indicar que el número de hogares usuarios/beneficiarios es de 12,255, que se
dividen en comunidades y municipios de tres diferentes provincias (San Juan de la Maguana, Azua y
La Vega).
3.4.3 Analisis cualitativo y cuantitativo de beneficiarios/usuarios a nivel local
Al realizar el analisis de impacto a nivel local, es evidente que entre mas nos acercamos
territorialmente a los limites del PNJCR disminuye los beneficios provenientes del potencial hídrico
del Area Protegida. Algo que una tipicidad en la AP a nivel latinoamericano y reconocido por UICN
en el informe sobre la situación mundial de AP publicado en el año 2004, donde textualmente
indica ...”los menos favorecidos de los bienes, servicios y funciones ambientales que prestan las
áreas protegidas a la sociedad en muchas ocasiones son los habitantes de las comunidades
internas y de su periferia, lo cual es muy poco percibido por los actores externos, que censuran la
mayoría de sus actividades productivas, los mayores índices de pobreza también se reportan
dentro y en la periferia de la Areas Protegidas”...
 
En la periferia y dentro del PNJCR se sitúan 59 comunidades de tres provincias (San Juan de la
Maguana, Azua y La Vega), de las cuales 32 comunidades (54.24 %) pertenecen a la Provincia de
San Juan de la Maguana, 23 comunidades (38.98 %) pertenecen a la Provincia de Azua y 4
comunidades (6.78 %) pertenecen a la Provincia de La Vega.
A través del Informe Nacional de la Pobreza (2003), que sirvió de base para el desarrollo de la
Estrategia de la Reducción de la Pobreza (ERCERP), estiman que el 85 % de los hogares de la
Provincias de San Juan de la Magua y Azua, se encuentra entre el rango de extrema pobreza (80 a
100 % de hogares no cubren el 50 % de sus necesidades diarias).
Lo anterior nos permite referir que las comunidades asentadas en su mayoría en la periferia y dentro
del PNJCR, se encuentran ubicadas dentro del rango de extrema pobreza, la calidad de vida human
es evidente al momento de visitar dichas comunidades. Los resultados del Censo 2002 nos indican
que la población actual que interactúa con los recursos naturales del PNJCR es de 16,013 habitantes.
Ahora bien, aun considerando a las comunidades que habitan o bordean el PNJCR, no debe de ser
una excusa para en “NO” desarrollar un programa de “Compensación Ambiental”, el principal error
que la historia a demostrado sobre los modelos de PSA, es basar su discurso que los primeros en
pagar y mitigar son los usuarios/beneficiarios regionales y nacionales (a veces internacionales), esto
a provocado en los casos mas benévolos la insostenibilidad a mediano plazo del modelo y/o proyecto
y en los casos mas severos la inoperancia absoluta de la propuesta. Es por eso que es necesario
iniciar acciones desde el interior de las comunidades, para posteriormente extrapolarlo a nivel
regional y nacional.
Figura 11: El contexto local en el mapa de pobreza

).* %#!14 1)5 !
5+) 6

El analisis de los sectores de impacto a nivel local se concentra en dos de los rubros, debido
principalmente al hecho referido en varias ocasiones que con respecto a la generación de energía
eléctrica no existen acuerdos específicos a nivel de uso preferencial de la energía eléctrica producida
por los generadores hidroeléctricos, de hecho en un punto también referido anteriormente de las 59
comunidades focalizadas dentro y en la periferia del PNJCR 35 no poseen energía eléctrica. (La
tabla 23 presenta la lista de comunidades y numero de habitantes, según censo 2002).
 
3 3 
Tabla 12: Comunidades con incidencia directa en el PNJCR
Fuente: AGRIDESA, 1989; PRODAS, 2000, Censo de Poblaciones, 20002.
3 4  5'677888'7
3 3 
Sector de irrigación agrícola
A pesar de que mas existen 10 comunidades de las 59 con sistemas de riego para usos agrícolas
(INDRHI 2005), en su mayoría son de origen privado o comunitario, estando fuera del marco
asociativa de las “Juntas de Regantes”, debido principalmente por encontrarse en la parte alta de la
cuenca, fuera de los embalases que permiten el desarrollo de los sistemas de riego de los Valles
inferiores. La Caracterización Socioeconomica Rápida (CSR) a desarrollarse puede brindar datos más
concisos.
Sector de toma de agua para consumo humano
A través de la colecta de información primaria y secundaria se pudo colectar información sobre la
situación de “higiene y seguridad” 43 de las 59 comunidades que interactúan directamente con los
recursos naturales (ecosistemas) del PNJCR, no se pudo obtener información de 16 de las
comunidades, la mayoría de ellas consideradas con poblaciones menores de 50 habitantes. (Censo
Nacional de Poblaciones 2002, Estudio socioeconómico de Cuenca Yaque del Sur, JICA, 2002, Estudio
sobre pobreza de RD 2002).
De las 43 comunidades identificadas en los investigaciones y estudios realizados, se pudo determinar
que 30 de ellas poseen “agua entubada” (acueducto), de estos 30 acueductos 18 pertenecen a Instituto
Nacional de Agua Potable y Alcantarillados (INAPA) los 12 restantes son acueductos desarrollado a
través de proyectos impulsados por los ayuntamientos o las propias comunidades. Aunque no se
precisa exactamente la procedencia de la toma de agua por el fácil acceso y abundancia de recurso se
considera que los 30 acueductos obtienen el agua de los afluentes a las cuatro cuencas hidrográficas del
PNJCR. La distribución de 30 acueductos por cuenca hidrográfica se puede observan en el siguiente
cuadro resumen:
Tabla 13: Cuadro resumen de presencia de acueductos
Sistema de
conducción
de agua
Encargado
del servicio
Subcuenca
del Rio
San Juan
Subcuenca
del Rio Mijo
Subcuenca
del Rio
Yaque del
Sur
Microcuenca
del Rio
Yaquesillo
Acueducto INAPA 8 0 5 0
Comunitari
o
Toma de
agua para
consumo
humano
5 3 6 3
Fuente: Elaboración personal, Melgar, M. con los datos proporcionados por INAPA y JICA 2005.
Según la información los 30 sistemas se puede catalogar de toma y distribución, no cuentan con ningún
tipo de tratamiento que asegure la calidad del agua, las personas que proporcionaron los datos aseveran
que durante los años 2003 y 2004 se realizaron durante la campaña política a la presidencia varios
3 4  5'677888'7
3 3 
construcciones de “acueductos”, por lo que a través de la CSR se podrá verificar el numero de
comunidades que actualmente poseen acueducto.
Capitulo 4 “Problemas en el uso y manejo del potencial hidrológico del PNJR ”
4.1 Problemas identificados en la cuenca hidrográficas del Parque Nacional José del Carmen
Ramírez
4.1.1 Carencia de políticas y estrategias apropiadas
A pesar del gran valor y significado de esos recursos naturales y de los incentivos que han favorecido al
desarrollo de los sectores agrícolas y eléctricos, los esfuerzos no son suficientes para enfrentar los
efectos del manejo irracional de las cuencas hidrográficas, en términos de lineamientos y políticas
claras que aseguren la sostenibilidad del proceso; asignación de recursos económicos insuficientes y/o
fallas para la aplicación de fondos de contrapartida; la ausencia de mecanismos eficaces para la
aplicación de las leyes relacionadas con el tema; y la falta de visión sobre la importancia de esos
recursos naturales en las cuencas nacionales, entre otros aspectos.
La mayoría de las estrategias empleadas no han sido eficaces, por cuanto no se ha considerado la
cuenca como un sistema y como emisor potencial de efectos nocivos sobre el hábitat existentes en las
Areas Protegidas y en el actual caso del PNJCR. El tratamiento estratégico del tema ha sido coyuntural
y ha carecido de una participación activa de la población a través de diferentes sectores, tanto públicos
como privados. Muchos planes y programas que han tratado de enfrentar la situación se han limitado a
un conjunto de acciones en algunas zonas de las cuencas que integran el PNJCR, como por ejemplo el
PRODAS, que trato de mitigar a través de acciones agroproductivas, educacion y desarrollo
comunitarios acciones negativas sobre la Cuenca Hidrográfica del Rio San Juan.
La necesidad de aumentar la producción agropecuaria como una política de estado orientada a la
satisfacción de las demandas alimentarías de la población y la reducción de la frontera agrícola, han
traído como consecuencia un uso s intensivo de la tierra y una expansión urbana, que se reflejan
directa y dramáticamente en las condiciones de las Areas Protegidas, siendo mas que obvio en el
PNJCR. Las fallas en la aplicación de políticas y estrategias adecuadas entre los niveles gerencial,
ejecutivo y operativo para una verdadera transformación de las cuencas, mediante el ordenamiento,
planificación, la ejecución y el control administrativo en los planes y programas, constituyen también
asuntos a considerar en la problemática.
4.1.2 Problemas de orden legal-institucional
Uno de tales efectos es el alto grado de dispersión: principalmente en los recursos hídricos, donde
existe la Ley 5852 de 1962, que rige actualmente en materia de agua, es que existen varias instancias
realizan la gestión y en el manejo de las aguas para sus diferentes usos, como es el caso del Instituto
Nacional de Recursos Hidráulicos –INDRHI- ( Ley 6 de 1965 ); Instituto Nacional de Aguas Potables y
alcantarillados –INAPA- ( Ley 5994 de 1962). (INDRHI, 2004)
3 4  5'677888'7
3 3 
Otros instrumentos legales relacionados con el agua son: el Código de Salud ( Ley 4471 de 1956), que
prohíbe la disposición directa o indirecta de aguas negras que puedan dañar la salud humana en los ríos,
lagos y otros recursos hidráulicos; la Ley de Pesca (5914 de 1962), que prohíbe la alteración arbitraria
del curso de las aguas con residuos industriales y la descarga de sustancias nocivas donde se crían
peces; y la Ley 218 de 1984, que protege indirectamente al agua, al prohibir la importación de
sustancias contaminantes que pongan en peligro la salud de los habitantes. (INDRHI, 2004)
Todos estos recursos legales han resultado ineficientes por su bajo nivel de cumplimiento, la
desactualización y la falta de reglamentos apropiados para su aplicación. En el caso del nuevo marco
legal no existe aun el reglamento correspondiente, ni tampoco las leyes sectoriales que regulen a los
recursos naturales individualmente. Se mantiene en agenda de los organismos competentes y de las
Cámaras Legislativas la discusión, aprobación y promulgación de estas leyes y reglamentos, lo cual
afectará en el corto plazo la aplicación de la nueva ley general. Como elementos positivos se destacan
la elaboración y publicación de las normas ambientales relacionadas con la calidad de las aguas, la
disposición de desechos sólidos, la contaminación sónica y la calidad de aire. (INDRHI, 2004)
La situación descrita ha contribuido al mantenimiento de la situación de degradación de los recursos
naturales y el medio ambiente, generando entre otras consecuencias la duplicidad o el solapamiento de
funciones institucionales y la falta de coordinación entre las distintas agencias gubernamentales, y entre
estas y los grupos de usuarios. (INDRHI 2004)
El propósito del presente capitulo es presentar de forma sistematizada los resultados de la información
primaria y secundaria colectada y analizada, por la que se pudo realizar la identificación de los
problemas sectoriales que aquejan el manejo y conservación de las cuencas hidrográficas que se
encuentran dentro del PNJCR y en general de la cordillera central.
4.1.3 Problemas de orden socioeconómico
Las principales limitaciones en este aspecto se relacionan con la falta de conciencia de los
usuarios/beneficiarios de los recursos naturales sobre la importancia de las cuencas hidrográficas, como
proveedoras de bienes y servicios, y sobre los efectos del uso y manejo indiscriminado de los recursos
naturales, y cómo estos factores se reflejan en la base del sistema económico. Problemas de índole
cultural como hábitos y formaciones ancestrales, no acceso a programas de educación continua y
capacitación especializada y las condiciones precarias de vida en los grupos marginados y con altos
niveles de pobreza, constituyen limitantes de consideración en el plano social. La participación de otros
grupos de la sociedad civil, como las ONGs, se ha erigido como una opción a considerar, pero el
alcance de sus acciones dista mucho de cumplir con las exigencias actuales en materia de acciones
concretas y sostenibles, generalmente muy afectadas por factores internos y externos.
Los problemas de pobreza y marginalidad en la región donde se ubican los limites territoriales del
PNJCR, han propiciado una degradación de cuencas altas, vía la deforestación y sus consecuencias en
los fenómenos de erosión y sedimentación, y han provocado un incremento de la población en los
cinturones de miseria alrededor de las zonas urbanas, generando una mayor contaminación de las aguas
y problemas de desempleo e insalubridad. Esta migración rural-urbana ha sido muy selectiva en
jóvenes y mujeres, por lo cual se ha reducido la población económicamente activa en las tierras altas, lo
cual ha brindado oportunidades de trabajo a la mano de obra de origen haitiano. A estos factores se une
3 4  5'677888'7
3 3 
la declinación de la producción agrícola y su contribución en el PIB, cuyos aportes han sido sustituidos
por el sector manufacturero en las zonas francas y por el turismo.
En términos económicos la situación global basada en parámetros macro-económicos muestra una
economía sana y en proceso de expansión, pero muy afectada por la distribución del ingreso y la falta
de equidad. La tasa de crecimiento de aproximadamente 8.5% para fines del año 2000, y una tasa de
inflación de 7.0 a 7.5% para la misma fecha determinan que la economía dominicana se encuentre entre
las más prósperas para el Caribe y gran parte de Latinoamérica. Sin embargo el Informe de Desarrollo
Humano 2000 publicado por el PNUD ubica a la República Dominicana entre los países de desarrollo
humano medio, ocupando el lugar No. 87 a nivel mundial, y el 22 entre los países de la región en base
al Índice de Desarrollo Humano. Esta situación tiene serias implicaciones como agente causal en los
problemas de degradación de cuencas hidrográficas y sus impactos en sobre las Areas Protegidas y en
especial de PNJCR. (PNUD, 2000)
4.1.4 Problemas operativos generados por el manejo de las cuencas
Estos ríos nacen en la cordillera central a grandes elevaciones y se represan en importantes obras de
infraestructuras hidráulicas, para un uso múltiple del agua y control de inundaciones. Las presas pueden
tener impactos en las condiciones físicas e hidrológicas, el uso de la tierra, la flora y la fauna local,
además de modificar el flujo de agua río abajo. Esto afecta el suministro de agua, las modalidades de
cultivo y hasta la configuración de la costa; a la vez que retienen parte de los sedimentos reduciendo la
cantidad que se depositan río abajo y aumentan la proliferación de malezas por la eutrofización de los
embalses. El aprovechamiento de estas aguas ha permitido un uso más eficiente, a pesar de que de una
disponibilidad de aguas superficiales de unos 20 millones de m3/año solo se aprovechan cerca de 8
millones. (INDRHI 2004)
Otras fuentes puntuales de contaminación son los desechos sólidos, las aguas residuales provenientes
de las industrias, principalmente ingenios azucareros; procesadoras de ron, refrescos y cervezas;
mataderos de animales; y efluentes de parques industriales. La propia institución sectorial (Instituto
Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados) admite que el número de plantas de tratamiento
(aproximadamente 170) es insuficiente y que la mayoría de estas funcionan con bajas eficiencias.
(INAPA, comunicación personal, 2005)
Otros problemas de orden técnico a considerar lo representan el uso de tecnologías no apropiadas; la
limitada participación de los beneficiarios de los planes y programas de manejo de cuencas
hidrográficas; la falta de investigación; deficiencias en el monitoreo y evaluación de sus resultados, y la
carencia de una buena base de datos en un Sistema de Información Geográfica.
4.2 Barreras y amenazas
4.2 Barreras y amenazas
Las barreras a salvar para la ejecución de las propuestas de PSA o la implementación de planes de
manejo para Cuencas Hidrográficas y/o Areas Protegidas, definidas en el acápite anterior constituyen
amenazas que pueden afectar a todo el proceso, por tanto deben ser analizadas en función de cada una
de las propuestas.
En el plano institucional y legal, el apoyo de las altas instancias del poder político, de las agencias
gubernamentales y del sistema judicial podría resultar insuficiente para el logro de los objetivos
3 4  5'677888'7
3 3 
propuestos con el ordenamiento de las cuencas por las responsabilidades que tienen en el ordenamiento
de todo el territorio nacional. Con frecuencia se producen conflictos por el uso de los espacios en la
cuenca y por tanto se requieren decisiones del mas alto nivel y amparadas por un marco legal adecuado
para dirimir esos conflictos.
En lo relacionado a la parte técnica, la carencia de datos actualizados y estudios confiables de la
diferentes cuencas, unido a la dispersión de la documentación existente se convierten en una
limitante para el establecimiento de un ordenamiento que sea funcional y basado en un sistema de
información geográfica, lo cual es una constante para estudios territoriales en la Republica
Dominicana.
En la creación de los organismos de cuencas se considera como limitantes o barreras: las dificultades
para armonizar los intereses de los grupos sociales que participarían en el seno de besas instancias; la
falta de una clara visión de la problemática de los recursos naturales en el área de incidencia de los
gobiernos locales y sus debilidades técnicas y administrativas; la tradición del Poder Ejecutivo en la
centralización de la planificación y ejecución de proyectos y obras de infraestructura a nivel nacional;
la competencia legal de varias instituciones oficiales en la gestión de recursos naturales, como es el
caso del agua donde intervienen varias instancias; la multiplicidad de ONG’s y organizaciones
comunitarias que inciden en las cuencas muchas veces sin la debida fortaleza institucional y
capacidades para desempeñar un rol importante en el seno de los organismos de cuenca, además de las
complejidades que podrían derivarse de la inclusión en estos organismos de los grupos ligados a la
explotación de los recursos costeros.
4.2.1 Descripción de problemas focales
4.2.1.1 Leyes, políticas y programas
Planificación territorial
Problema.- La falta de una planificación territorial hace que existan muchas demandas sobre la misma
cuenca hidrográficas que se ubican en el PNJCR, en sus diferentes zonas a veces con efectos
antagónicos o sinergísticos.
Meta.- Lograr una planificación territorial y sectorial considerando las posibilidades y vocación de las
cuencas hidrográficas e integrando al PNJCR. Esta planificación debe considerar todas las regiones
de la cuenca y sus interacciones, así como los posibles impactos que una acción dada en las cuencas
altas y bajas pueda tener sobre la zona costera.
Barreras.- La planificación territorial está en manos de diferentes instancias estatales o intereses
privados, sin que exista una entidad central con fuerza que las coordine. La planificación territorial
no cuenta con un marco legal que establezca las prioridades de desarrollo de las diferentes regiones
del país considerando la integración del PNJCR. No está establecido la Evaluación Ambiental
Estratégica para el desarrollo territorial. No existe una mentalidad integradora en los aspectos de las
cuencas hidrográficas presentes en PNJCR.
Desarrollo del turismo
3 4  5'677888'7
3 3 
Problema.- El desarrollo del turismo en el país está teniendo lugar de manera independiente e
improvisada, sin considerar la integración del PNJCR y sin un programa sectorial y regional
adecuado por lo que existen zonas sobresaturadas y zonas sin desarrollo, así como proyectos en
ciertas regiones de la cuenca que impactan a otras regiones de la cuenca aún no desarrolladas o en
desarrollo. No están determinadas prioridades en el desarrollo turístico y los mecanismos de control
como el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) son aún incipientes.
Meta.- Lograr un desarrollo armónico del turismo que considere la vocación real de las diferentes
regiones de la cuenca sobre la base de una planificación territorial –regional y sectorial- con
prioridades claras. Desarrollar el Sistema del EIA también desde una perspectiva integradora de la
cuenca y la costa, de manera que contribuya eficazmente a reducir los impactos ambientales. Contar
con Unidades de Gerencia Ambiental que integren la cuenca y la costa y permitan establecer
prioridades desde una perspectiva ecológica y socioeconómica.
Barreras.- Aunque existe una Secretaría de Turismo, no existe un plan nacional de desarrollo turístico,
ni siempre existe control sobre los proyectos de desarrollo, particularmente aquellos que se
ejecutan en zonas alejadas de la capital. Existe superposición de funciones en el control de los
proyectos turísticos, que incluso operan y deciden independientemente en diferentes regiones del
país. Las Evaluaciones de Impacto Ambiental están institucionalizadas y regidas por ley pero se
necesita su divulgación e incrementar el nivel técnico de los Estudios de Impacto Ambiental.
Construcción de presas, embalses, canalizaciones y desvíos
Problema.- La construcción de presas y embalses se rige principalmente por necesidades regionales de
almacenamiento y uso del agua, y/o generación de energía eléctrica, sin que exista una evaluación
de los impactos a las áreas protegidas, no existe evaluaciones sobre los cambios micro climáticos
ocurridos cuando se embalsa el agua y que efectos ocasiona sobre la lluvia horizontal de los bosques
de neblina y rutas de microvientos, ni se manejen criterios de los cambios ecológicos que implican
la reducción o eliminación de los flujos de los cuerpos de agua que llegan a la costa. En este tipo de
proyectos, así como las canalizaciones y desvíos de cursos de agua, no se manejan criterios de
integración cuenca- costa. Ninguno de estos proyectos va acompañado de una Evaluación de
Impacto Ambiental.
Meta.- Lograr una evaluación integral de la cuenca y la zona costera en la planificación de presas,
embalses, canalizaciones y desvíos, considerando no solo los impactos locales, sino también los
impactos acumulativos
Barreras.- El control del desarrollo de presas y embalses es responsabilidad de las instituciones
estatales de manejo de cuencas, sin la participación de las instituciones nacionales, responsable
del manejo del PNJCR.
Contaminación acuática
Problema.- Existen serios problemas de contaminación en todas las cuencas hidrográficas. El impacto
de la contaminación ha sido poco estudiado cuantitativamente, y los estudios realizados no siempre
consideran la integración del PNJCR. Existe un enfoque parcial en el abordaje de los problemas de
3 4  5'677888'7
3 3 
contaminación acuática, sin un programa nacional para la elaboración de un diagnóstico de fuentes
contaminantes y sus posibles soluciones.
Meta.- Lograr una evaluación integral de las fuentes de contaminación y su impacto desde su origen, a
través de la cuenca y hasta la zona costera, analizando de manera integrada los mecanismos de auto-
depuración, traslado de contaminantes, bioacumulación e impactos ecológicos.
Barreras.- Escaso desarrollo técnico, particularmente para la determinación de algunos contaminantes
(hidrocarburos o plaguicidas). No existen leyes particulares para el control de la contaminación y
las existentes no tienen un enfoque de manejo integrado.
Proyectos agrícolas
Problema. Los programas y planes agrícolas se desarrollan considerando solo las necesidades
regionales o locales y establecen sus patrones de uso el suelo, cultivos y control de plagas sin
considerar la integración cuenca-costa.
Meta.- Incluir en los programas de desarrollo de la agricultura los conceptos de manejo integrado
cuenca-área protegida, evaluando los impactos potenciales de sus prácticas sobre los recursos
acuáticos y costeros.
Barreras.- Los planes agrícolas están en manos institucionales y privadas por lo que no siempre se
ejerce un control sobre sus acciones. La demanda de alimentos para la población impone acciones
cuyos impactos futuros no se miden si pueden rendir a corto plazo un fruto.
Deforestación
Problema.- Existen serios problemas de deforestación dentro de las cuencas ubicadas en el PNJCR,
además en la ultima temporada de incendios forestales grandes porciones de masa forestal
estuvieron afectadas, se habla de que se esta extrayendo grandes cantidades de madera en forma
ilícita.
Meta.- Lograr una protección armónica de los recursos forestales de toda la cuenca, desde los bosques
de montaña, e incluir en los programas de reforestación a todas las especies del bosque.
Barreras.- Diferentes instituciones intervienen en el control y manejo de los recursos de ecosistemas
forestales de montaña.
Marco legal impreciso en el sector agua potable
Problema.- El marco jurídico del sector encargado de la atención a los servicios de agua potable es
disperso y en él no existen modificaciones para las leyes que se dictaron con anterioridad, lo cual
conduce a la falta de definición de las competencias institucionales de manera objetiva y coherente.
Existen además vacíos de leyes en aspectos claves y algunas regulaciones existentes se superponen
o son conflictivas.
3 4  5'677888'7
3 3 
Meta.- Lograr un marco jurídico coherente y armónico con responsabilidades institucionales definidas
que permitan resolver los problemas de abastecimiento de agua potable de calidad a la población y
brindar un servicio eficiente, que pueda extenderse a los sectores rurales aun carentes de estas
facilidades.
Barreras.- El servicio de agua potable es controlado fundamentalmente en las comunidades del PNJCR
por INAPA, ayuntamiento y las propias comunidades.
4.2.1.2 Institucional
Falta de coordinación intersectorial entre los planes y programas de los sectores involucrados
Problema.- En el manejo del recurso agua están estrechamente relacionados varios sectores entre los
cuales deben existir mecanismos de coordinación y acuerdos ambientales multilaterales que en la
actualidad no existen. Para lograr una integración en el manejo de cuencas y áreas protegidas es
necesaria la coordinación de al menos los siguientes sectores:
Sector Salud.- Para definir las demandas sanitarias de servicios a nivel nacional y regular la calidad
del agua potable.
Sector Educación. Por la necesidad que existe de coordinar y concertar programas que conduzcan a
la modificación de actitudes para el uso racional del agua.
Sector Industrial. Por el uso del recurso agua y su papel en los problemas de contaminación que su
actividad puede ocasionar en las fuentes abastecedoras.
Sector Turismo: Su actividad representa un gran incremento en la demanda en calidad y cantidad de
los recursos de la cuenca y las costas.
Sector Agrícola. Por su elevada demanda para el uso y su rol en la conservación del recurso
agua.
Metas.- Lograr una adecuada relación entre los sectores del manejo del recurso agua con mecanismos
de coordinación y acuerdos ambientales multilaterales y misiones institucionales bien definidas.
Barreras.- Competencias, rivalidades institucionales y protagonismos políticos, lucha por los recursos
financieros.
4.2.1.3 Financiero
Deficiencias en el sistema de asignación presupuestaria al sector de agua potable
Problema.- Los fundamentos y procedimientos utilizados para la asignación de recursos a los
Organismos prestadores de los servicios no están orientados a buscar su autosuficiencia. Las
actividades que se realizan, el tipo de presupuesto que se formula y la inexistencia en los niveles
superiores en la estructura del sector, de planes y programas de gestión, mantienen distantes a los
Organismos de lo que es el desarrollo de la función de planificación.
Debilidades en el sistema de planificación y control de uso del agua
3 4  5'677888'7
3 3 
Problema.- Falta de políticas comerciales de aplicación general claramente definidas, de instrumentos
especializados de trabajo como el catastro y de enfoque empresarial de la función. Aplicación de
criterios no reconocidos en el manejo de las operaciones y debilidad general del sistema.
Tabla 14: Resumen de problemas y posibles soluciones
Problema Soluciones Financiamiento Ejecutores
Abastecimiento de Agua
Potable deficiente
Construcción de nuevos acueductos con
capacidad para dotar a toda la
población del municipio, incluyendo
sus apropiadas redes de distribución
Gobierno Central
Ayuntamiento Local
INAPA
Ayuntamiento Local
Contaminación de las
aguas de abastecimiento al
público
Construcción de una planta de
tratamiento de agua de mayor
capacidad y reparación de las redes de
distribución existentes.
Gobierno Central
Ayuntamiento Local
INAPA
Ayuntamiento Local
Contaminación urbana y
suburbana por efluentes de
aguas residuales
industriales y municipales
Construcción de planta tratamiento
conjunta de aguas residuales con
capacidad para manejar los efluentes de
los sectores involucrados
Gobierno Central
Ayuntamiento Local
Sector Industrial
Gobierno Central
SEMARN
Ayuntamiento
Local
Sector Industrial
Contaminación de Cañadas
por residuos sólidos y
aguas residuales
Implementación de programas de
saneamiento de cañadas
Ejecución de programas de educación a
la población sobre el problema, su
consecuencia y las formas de reducirlo
y eliminarlo, incluyendo incentivos a
los moradores adyacentes a la cañada
con el fin de facilitar disposición
adecuada de sus desechos
Gobierno Central
Ayuntamiento Local
Sector Industrial
Junta de Vecinos, ONGs
Gobierno Central
SEMARN
Ayuntamiento Local
Sector Industrial
Junta Vecinos, ONGs
Contaminación de aguas
subterráneas y superficiales
por contacto con letrinas
Ejecución de un programa de
letrinización
Reparar letrinas existentes
Limpieza compartida de letrinas
comunes
Gobierno Central
Ayuntamiento Local
ONGs
SEMARN
Ayuntamiento Local
ONGs
Inundación y
contaminación de zonas
de relieve bajo por
afluentes de aguas
residuales de cañadas
Canalización de cañadas y disposición
de efluente
Realizar operaciones de dragado para
mejorar flujo de agua
Construir pozos filtrantes cuando
aplique
Gobierno Central
Ayuntamiento Local
Gobierno Central
Ayuntamiento Local
Fuente: Elaboración personal, Melgar, M. con los datos proporcionados por INDRHI, INAPA y JICA 2005.
3 4  5'677888'7
3 3 
Capitulo 5: “Conclusiones y recomendaciones”
Capitulo 5: “Conclusiones y recomendaciones”
5.1 Conclusiones y recomendaciones
5.1 Conclusiones y recomendaciones
5.1.1 Conclusiones
Dentro del Parque Nacional José del Carmen Ramírez se nacen y se ubican cuatro cuencas
hidrográficas de importancia para el abastecimiento de agua a infraestructura para la generación de
energía eléctrica e irrigación agrícola, como además para el abastecimiento de sistemas de agua para
consumo humano, en orden de importancia e influencia con respecto al territorio que ocupa el
PNJCR, se enumeran a continuación: 1. Rio Yaque del Sur (52.7 %), 2. Rio San Juan (22.0 %), 3.
Rio Mijo (14.1 %), y Rio Yaquesillo (11.2 %). Las cuatro cuencas hidrográficas forman parte del
gran sistema hídrico del Rio Yaque del Sur.
El agua proveniente de las cuatro cuencas hidrográficas protegidas por el PNJCR esta sujeta
principalmente para tres tipos de uso: 1. Producción de energía hidroeléctrica, 2. Irrigación agrícola,
y 3. Toma de agua para consumo humano.
Las cuencas del Rio San Juan y Rio Yaque del Sur son las únicas que son utilizadas por los tres tipos
de uso identificadas (1. Producción de energía hidroeléctrica, 2. Irrigación agrícola, y 3. Toma de
agua para consumo humano), mientras que el agua proveniente de la cuenca del Rio Mijo es
principalmente utilizada para la irrigación agrícola y agua para consumo humano. El agua de la
cuenca del Rio Yaquesillo es utilizada para la producción de energía hidroeléctrica y agua para
consumo humano.
La cuenca hidrográfica del Rio San Juan, cuenta con una embalse (presa) denominada “Sabaneta”
ubicada en la comunidad del mismo nombre, construida durante el periodo de 1975 a 1981, el
embalse es la principal infraestructura socioeconomica de la Provincia de San Juan, produciendo
38.5 GWH de electricidad que nutre el sistema nacional de distribución, el agua del embalse también
es aprovechada para irrigar 305,193 tareas de tierras agrícolas, favoreciendo a 6,525 usuarios de los
valles inferiores de San Juan y Matas de Farfán, además proporciona a INAPA la capacidad de
brindar agua a 7,850 hogares.
A pesar de la existencia de un gran caudal aprovechable de agua para consumo humano, la regional
de INAPA de San Juan de la Maguan, reporta un déficit de 40 % en invierno y en temporada seca
hasta de un 70 %. Sumando a esto la existencia de 3000 hogares que no cuentan con agua potable.
El agua proveniente de la cuenca hidrográfica del Rio Mijo es principalmente utilizada para la
irrigación agrícola, beneficiando a 1,013 usuarios que riegan aproximadamente 54,992 tareas, el
segundo uso es para agua para consumo humano donde favorecen a 750 hogares rurales.
La Cuenca Hidrográfica del Rio Yaque del Sur embalsa su agua en la “Presa Sabana Yegua”, la cual
es catalogada como la segunda presa de importancia a nivel nacional por la generación de enera
eléctrica produciendo anualmente 130 GWH, electricidad que es canalizada a la red nacional, el uso
3 4  5'677888'7
3 3 
de las aguas provenientes del Rio Yaque del Sur para irrigación agrícola beneficia 577 usuarios que
utilizan sus agua para regar 42,000 tareas de tierras agrícolas. El numero de usuarios/beneficiarios
por el agua de consumo humano se calcula en 3,205 hogares (19,230 personas).
El Rio Yaquesillo es realmente una “microcuenca” de la Cuenca del Rio Grande del Medio (que nace
en la comunidad del Castillo dentro del Parque Nacional Juan Bautista Pérez Rancier), relativamente
es una cuenca pequeña de 10.7 kilómetros cuadrados, pero a pesar de ello aporta el 5 % del caudal
hídrico del embalse de la “Presa de Sabana Yegua”, representando un caudal aceptable para fortalecer
la producción de energía eléctrica que se calcula en 2.33 GWK, el segundo uso del agua proveniente
de la Microcuenca es par el consumo humano, donde se estima que existen 450 hogares.
La infraestructura para embalse de la cuencas hidrográficas del PNJCR, a pesar de situarse en la
parte alta de las mismas y nacer en su mayoría dentro de áreas protegidas, estan sufriendo un
asolvamiento que esta reduciendo en forma acelerada su viabilidad en tiempo y espacio, lo que
repercute a nivel económico, es así que la Presa de Sabaneta a perdido por asolvamiento un 30 % de
su capacidad original y la Presa Sabana Yegua un 24.5 %. Lógicamente lo anterior nos conduce a
considerar que no existe acciones reales de protección y manejo en las áreas protegidas donde nace y
se ubican gran parte de las cuencas hidrográficas, las cuales estan sufriendo una acelerada
degradación causada principalmente por el avance de la frontera agrícola y ganadera, fuegos
forestales (de madera y maleza) y tala ilícita de bosques.
La cuencas hidrográficas presentan tres niveles de usuarios geográficos o territoriales: 1. Nacional; 2.
Regional; 3. Local. Cada uno de estos niveles se subdivide en tres sectores de usuarios (tipos): 1.
Sector de producción de energía eléctrica; 2. Sector de irrigación agrícola; 3. Sector de agua para
consumo humano.
La clasificación de usuarios/beneficiarios identificados permite establecer que en el ámbito nacional
los usuarios se concentran en el sector de producción de energía eléctrica, en el ámbito regional
existe la presencia de los tres sectores de usuarios/beneficiarios: 1. Sector de producción de energía
eléctrica; 2. Sector de irrigación agrícola; 3. Sector de agua para consumo humano y en el ámbito
local los usos se concentra en los sectores: 1. Sector de irrigación agrícola; 2. Sector de agua para
consumo humano.
Al realizar el analisis de impacto a nivel local, es evidente que entre mas nos acercamos
territorialmente a los limites del PNJCR disminuye los beneficios provenientes del potencial hídrico
del Area Protegida. Algo que una tipicidad en la AP a nivel latinoamericano y reconocido por UICN
en el informe sobre la situación mundial de AP publicado en el año 2004, donde textualmente
indica ...”los menos favorecidos de los bienes, servicios y funciones ambientales que prestan las
áreas protegidas a la sociedad en muchas ocasiones son los habitantes de las comunidades
internas y de su periferia, lo cual es muy poco percibido por los actores externos, que censuran la
mayoría de sus actividades productivas, los mayores índices de pobreza también se reportan dentro
y en la periferia de la Areas Protegidas”...
3 4  5'677888'7
3 3 
A nivel nacional, regional y local se puede concluir que las cuatro cuencas hidrográficas contribuyen
a la infraestructura para la generación de hidroelectricidad para 19,534 hogares (familias) un total de
117,204 beneficiarios.
El numero total de usuarios/beneficiarios a nivel regional favorecidos por el agua para irrigación
agrícola alcanza los 8,115 usuarios/beneficiarios a nivel regional se agrupan doce (12) asociaciones y
3 (tres) “juntas de regantes”, que son la encargadas de aprovechar, mantener y manejar los sistemas
de riego que abastecen de agua a mas de 402,185 tareas para la producción agrícola y pecuaria. La
Secretaria de Estado de Agricultura (SEA) reportan veintitrés (23) productos agrícolas básicos para
los valles inferiores de Rio San Juan, Rio Yaque del Sur y Rio Mijo.
Un factor socioeconómico debe de ser potencializando es la presencia de 12 organizaciones de base
(asociaciones) que son las responsables del manejo, mantenimiento y aprovechamiento de los
sistemas de riego provenientes de los embalses de las cuencas hidrográficas del PNJCR, lo que puede
permitir la creación de una estructura (arquitectura) institucional para una futura implementación de
enfoque o modelo de “Pago de Servicios Ambientales” bajo la modalidad de “Compensación
Ambiental”.
A nivel regional (local) se puede establecer que 12,255 hogares (73,530 personas) se benefician con
agua para consumo humano, proveniente principalmente de los acueductos manejados por INAPA.
La cuenca con mayor aportación a nivel regional en este rubro es la del Rio San Juan la cual brinda
servicios de agua a 7,850 hogares (familias), la de menor aprovechamiento es la del Rio Yaquesillo
con 450 hogares.
Los usuarios a nivel local lo componen las 59 comunidades que se ubican en la periferia y dentro del
PNJCR se sitúan 59 comunidades de tres provincias (San Juan de la Maguana, Azua y La Vega), de
las cuales 32 comunidades (54.24 %) pertenecen a la Provincia de San Juan de la Maguana, 23
comunidades (38.98 %) pertenecen a la Provincia de Azua y 4 comunidades (6.78 %) pertenecen a la
Provincia de La Vega.
Las 59 comunidades aglutina un total de 16,013 habitantes según el censo de poblaciones 2002, lo
que ejerce una presión apreciable sobre los recursos naturales y principalmente hídricos del PNJCR.
De las 59 comunidades focalizadas dentro y en la periferia del PNJCR 35 no poseen energía
eléctrica.
De las 59 comunidades, 10 de ellas, cuentan con sistemas de riego para usos agrícolas (INDRHI
2005), en su mayoría son de origen privado o comunitario, estando fuera del marco asociativa de las
“Juntas de Regantes”, debido principalmente por encontrarse en la parte alta de la cuenca, fuera de
los embalases que permiten el desarrollo de los sistemas de riego de los Valles inferiores.
De las 43 comunidades identificadas en los investigaciones y estudios realizados, se pudo determinar
que 30 de ellas poseen “agua entubada” (acueducto), de estos 30 acueductos 18 pertenecen a Instituto
Nacional de Agua Potable y Alcantarillados (INAPA) los 12 restantes son acueductos desarrollado a
través de proyectos impulsados por los ayuntamientos o las propias comunidades. Aunque no se
3 4  5'677888'7
3 3 
precisa exactamente la procedencia de la toma de agua por el fácil acceso y abundancia de recurso se
considera que los 30 acueductos obtienen el agua de los afluentes a las cuatro cuencas hidrográficas
del PNJCR.
Los principales problemas focales asociados al manejo y conservación de las cuencas hídricas y del
PNJCR se concentran en: 1. Leyes, políticas y programas inapropiados; 1.1 Aceptación o no de
construcción de presas, embalses, canalizaciones y desvíos por la sociedad civil; 1.2 Contaminación
acuática; 1.3 Proyectos agrícolas con mala orientación productiva; 1.4 Deforestación; 1.5 Marco
legal impreciso en el sector agua potable; 2. Institucional; 2.1 Falta de coordinación intersectorial
entre los planes y programas de los sectores involucrados; 3. Financiero; 3.1 Deficiencias en el
sistema de asignación presupuestaria al sector de agua potable; 3.2 Debilidades en el sistema de
planificación y control de uso del agua.
Los problemas de pobreza y marginalidad en la región donde se ubican los limites territoriales del
PNJCR, han propiciado una degradación de cuencas altas, vía la deforestación y sus consecuencias
en los fenómenos de erosión y sedimentación, y han provocado un incremento de la población en los
cinturones de miseria alrededor de las zonas urbanas, generando una mayor contaminación de las
aguas y problemas de desempleo e insalubridad. Esta migración rural-urbana ha sido muy selectiva
en jóvenes y mujeres, por lo cual se ha reducido la población económicamente activa en las tierras
altas, lo cual ha brindado oportunidades de trabajo a la mano de obra de origen haitiano. A estos
factores se une la declinación de la producción agrícola y su contribución en el PIB, cuyos aportes
han sido sustituidos por el sector manufacturero en las zonas francas y por el turismo.
La falta de una planificación territorial hace que existan muchas demandas sobre la misma cuenca
hidrográficas que se ubican en el PNJCR, en sus diferentes zonas a veces con efectos antagónicos o
sinergísticos.
La construcción de presas y embalses se rige principalmente por necesidades regionales de
almacenamiento y uso del agua, y/o generación de energía eléctrica, sin que exista una evaluación de
los impactos a las áreas protegidas, no existe evaluaciones sobre los cambios micro climáticos
ocurridos cuando se embalsa el agua y que efectos ocasiona sobre la lluvia horizontal de los bosques
de neblina y rutas de microvientos, ni se manejen criterios de los cambios ecológicos que implican la
reducción o eliminación de los flujos de los cuerpos de agua que llegan a la costa.
Existen serios problemas de contaminación en todas las cuencas hidrográficas. El impacto de la
contaminación ha sido poco estudiado cuantitativamente, y los estudios realizados no siempre
consideran la integración del PNJCR. Existe un enfoque parcial en el abordaje de los problemas de
contaminación acuática, sin un programa nacional para la elaboración de un diagnóstico de fuentes
contaminantes y sus posibles soluciones.
Existen serios problemas de deforestación dentro de las cuencas ubicadas en el PNJCR, además en la
ultima temporada de incendios forestales grandes porciones de masa forestal estuvieron afectadas, se
habla de que se esta extrayendo grandes cantidades de madera en forma ilícita.
3 4  5'677888'7
3 3 
El marco jurídico del sector encargado de la atención a los servicios de agua potable es disperso y en
él no existen modificaciones para las leyes que se dictaron con anterioridad, lo cual conduce a la falta
de definición de las competencias institucionales de manera objetiva y coherente.
El PNJCR posee un valor hídrico a nivel nacional, regional y local que puede considerarse no
apreciado y valorizado, en las reuniones bilaterales y talleres desarrollados se pudo corroborar que la
población local y regional con conciben el valor del área protegida y en especial con respecto a la
colecta, filtrado, almacenaje y producción de agua. Es evidente que son las causas principales: 1. la
falta de información que permita indicar la importancia de los ecosistemas presentes en las áreas
protegidas para la protección y mantenimiento del ciclo del agua; 2. la conciencia ambiental existente
en la población sobre el valor del agua, la cual es considerada como un bien finito.
El PNJCR, puede lograr como base de su autosostenibilidad financiera, social y ambiental a mediano
y largo plazo si basa el Plan de Manejo dentro de un eje transversal y enfoque de Pago de Servicios
Ambientales, cuya base principal e inicial es el recurso de agua dulce proveniente de las cuencas
hidrográficas.
La factibilidad y viabilidad de implementar un modelo o tipo de PSA es alto, pudiéndose utilizar el
modelo de “Compensación Ambiental” dirigido a territorios o cuencas especificas.
5.1.2 Recomendaciones generales
En resumen, para resolver o manejar el conflicto de manejo inapropiado de la cuencas hidrográficas
del PNJCR, es necesario que las anteriores conclusiones tengan como objetivos: 1. establecer con
claridad donde se genere la externalidad y quienes se afectan, 2. cuantificar la externalidad, 3. valorar
la externalidad, 4. analizar la efectividad de los diferentes mecanismos de internalizaciòn (mercado,
estado, comunidad) para proponer estrategias y líneas de acción de intervención que orienten el
manejo de cuencas y finalmente, 5. implementar alternativas que de manera colectiva y participativa
se han seleccionado como optimas.
El Plan de Manejo debe de orientar y fortalecer las iniciativas de la sociedad civil (Fundaciones y
ONG`s) que promueven la elaboración e implementación de “Planes de Manejo de Cuencas
Hidrográficas”, tal como el caso de “Fundación Sur Futuro” que esta gestionando fondos ante el GEF
(Fondo Mundial de Medio Ambiente) para la implementación del Plan de Manejo de la Cuenca del
Rio Yaque del Sur, que integra a cuencas del Parque Nacional José del Carmen Ramírez y del Parque
Nacional Juan Bautista Pérez Rancier.
Un punto de importancia a resaltar al momento de considerar un futuro “Pago de Servicios
Ambientales” (PSA) a poder ser implementado en las Cuencas Hidrográficas que protege el Parque
Nacional José del Carmen Ramírez, es un cambio de cultura en la percepción de la sociedad
dominicana sobre la administración, manejo y aprovechamiento del agua dulce.
De hecho el tema de “protección de zonas productores y almacenadoras de agua dulce” se encuentra
fuera de la mayoría de las agendas de desarrollo nacional, regionales y municipales (INDRHI 2000).
Es importante resaltar que la anterior coyuntura no es solo a nivel político o institucional. Se
3 4  5'677888'7
3 3 
demuestra de forma más practica a nivel social, familiar e individual, es decir no existeuna cultura
del agua”. Evidente no solo en forma cualitativa al ver el manejo inapropiado que se da a los
recursos naturales asociados a las cuencas hidrográficas, también en forma cuantitativa al observar la
distribución de los gastos de los hogares dominicanos, en la cual solamente un pequeño porcentaje es
utilizado para el pago del servicio de agua potable.
El “no” querer pagar el servicio de agua potable, nos puede dar una referencia sobre las acciones que
deberían emprenderse para que los “dominicanos” accedan a realizar en forma directa o indirecta un
programa y/o proyecto de “pago de servicios ambientales”.
Es por ende que es necesario en primer lugar fortalecer la imagen de las “áreas protegidas de la
cordillera central” como la principal zona de colecta, producción y almacenaje de agua dulce, pero
basado no solo en cantidad sino en calidad. Haciendo conciencia que el agua es un bien limitado y/o
finito.
Es importante considerar los cuatro principios acordados en el “pronunciamiento de Dublín”
desarrollados por el “Consejo Mundial del Agua” en enero de 1992 y presentados en la Conferencia
de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Ambiente (UNCED) en rio de Janeiro de 1992. Los
cuales nos permitirán el desarrollo de una estrategia de educacion y concientización sobre la
administración, manejo y aprovechamiento del agua dulce:
Principio 1: El agua dulce es un recurso finito y vulnerable, esencial para sostener la vida, el
desarrollo y el ambiente;
Principio 2: El desarrollo y manejo del agua debe basarse en un enfoque participativo, que involucre
a usuarios, planificadores y formuladores de políticas en todos los niveles;
Principio 3: Las mujeres y los jóvenes desempeñan un papel protagónico en el abastecimiento,
manejo y protección del agua;
Principio 4: El agua tiene valor económico en todos usos competitivos y de be ser reconocido como
un bien económico.
Existe una latente pregunta entre los actores involucradas en el manejo del agua dulce ¿Por qué es
necesario fortalecer o desarrollar una cultura del agua?
Porque, independientemente de las medidas normativas o estructuras que se den, estas no tienen
sentido y no se cumplirán a menos que la población este convencida de su necesidad. El desperdicio
del recurso y su contaminación se evitaran en gran parte cuando a la población realmente le disguste
que exista desperdicio y contaminación de la misma. Este disgusto estará basado en el conocimiento
real, por parte de la comunidad, de los impactos del desperdicio y del agua contaminada. Para eso
requerimos una estrategia que vincule los aspectos normativos con las demandas que surjan de la
población misma por un mayor cuidado con este recurso. Para ello es impórtate establecer dentro del
“Plan de Manejo del PNJCR” una estrategia o eje transversal que permita la vinculación de cinco
aspectos conceptuales y operativos:
3 4  5'677888'7
3 3 
1. Información: El tema del agua, así como otros temas, exige la existencia de un sistema de
información que se actualiza en forma permanente y que debe producir la documentación y los datos
requeridos para que tanto los órganos técnicos como del poblador común tengan conocimiento de la
condición de calidad y disponibilidad del recurso agua en todos los rincones del país. El sistema de
información incluye la base de datos, los analisis correspondientes para que sean utilizables en la
planificación, acompañamiento y monitoreo de la disponibilidad, uso y calidad del agua. Incluye
también lo relativo a documentación técnica, normativa y de divulgación para apoyar la
implementación de las políticas referentes al recurso.
2. Educacion: El paisaje que se observa en el campo y en la ciudad, por barrios, es un reflejo del
concepto de las personas sobre la calidad de vida que les interesa. Estos son indicadores que dan una
idea de la situación actual. Si el agua de los ríos que pasan por las ciudades se pudiera beber en
todos los tramos de su curso sin riesgo para la salud, en forma general, estaríamos en algún lugar
donde todavía hay tierras vírgenes, o en una situación en que la comunidad ha alcanzado un alto
grado de desarrollo. La conservación del ambiente es el resultado del nivel de conciencia de las
personas sobre la importancia de los recursos ambientales. Para ello la educacion es fundamental,
para lograr un cambio de concepto y cultura.
3. Organización de la sociedad: Una sociedad que posee la información y educacion que permita
un cambio de concepto y cultura, puede “evolucionar” hacia un nivel de mejor satisfacción social,
económica y ambiental. Y el primer reflejo de esto se logra observar en el nivel de “organización”,
es por ello que se deben de fortalecer gradual y concientemente las organizaciones sociales de
diferente nivel que permitan incorporar a su marco operativo la protección, manejo y administración
del agua.
4. Legislación: La legislación debe adecuarse para regular las acciones, asegurar las solución de los
problemas y proteger a la sociedad en base a las experiencias vividas. Los resultados del analisis de
la situación del agua a nivel regional, municipal y comunal deben de incidir en la creación de una
base legal formal e informal que permita dirigir el manejo apropiado del agua.
5. Programas estratégicos: Se deben de crear propuestas de programas territoriales que operativicen
líneas de trabajo que en primer lugar mitiguen las acciones contra las cuencas hidrográficas, corrijan
los efectos negativos de la sociedad sobre la calidad de agua y recuperen los ecosistemas ligados a la
colecta, producción y distribución de agua, a través de “Planes de Manejo de Cuencas y
Microcuencas Hidrográficas”, “Programas de Compensación Ambiental”, “Planes de Manejo de
Areas Protegidas”, etc.
5.1.3 Recomendaciones especificas al Plan de Manejo
El “Plan de Manejo del PNJCR” debe de orientar toda su estructura y concepto al establecimiento del
enfoque de PSA, iniciando con modelos territoriales prioritarios de “Compensación Ambiental” en
comunidades internas y periféricas, para posteriormente extrapolarse a nivel regional y nacional.
Presentar el “Plan de Manejo” a la sociedad civil local, regional y nacional, como la base inicial para
la protección de los recursos hídricos (agua dulce) donde la protección y manejo del PNJCR, es la
3 4  5'677888'7
3 3 
herramienta que permite la sostenibilidad a mediano y largo plazo de los beneficios sobre la
producción de energía eléctrica, irrigación agrícola y agua para consumo humano.
Es recomendable iniciar como primera acción de PSA, basado en “compensación ambiental” con la
cuenca del Rio San Juan de la Maguana, donde es fácil de ubicar los beneficiarios directos de a nivel
local y regional.
Se recomienda a nivel de zonificación realizar una sectorización que identifique los “Sectores de
Compensación Ambiental” (Sectores CAM), recomendándose como primer “Sector CAM” la zona
que ocupan las comunidades ubicadas a la periferia y dentro del PNJCR en la “Presa de Sabaneta”.
Figura 12: Ubicación de Sector CAM 1 del PNJCR
3 4  5'677888'7
 %")(7
) ,!
3 3 
Al revisar la zonificación propuesta, se observa que es afín al enfoque y estrategia de Pago de
Servicios Ambientales basado en recursos hídricos, por lo que es recomendable mantenerla,
profundizando e integrando los aspectos sobre aportes económicos y sociales que los recursos
hídricos aporta a nivel nacional, regional y local.
A nivel del Programa de Manejo Programa Manejo de Recursos Naturales, Culturales y
Biodiversidad, se recomienda integrar a los subprogramas de manejo los puntos siguientes:
oIntegrar en el subprograma de investigación cientifica como meta, el desarrollo de una
“evaluaciòn de aguas interiores” (AQUA RAP), con el fin de identificar el estado de
salud de los ecosistemas asociados a los recursos hídricos;
oEstablecer también el programa de investigación cientifica como meta, un estudio que
identifique a través de un proceso de “ordenamiento territorial” la microcuencas
prioritarias que conforman la red hídrica del PNJCR;
oEstablecer como estrategia y meta en el subprograma de monitoreo y evaluaciòn, el
desarrollo e implementación de un sistema de monitoreo y evaluaciòn que incluya la
calidad y cantidad del caudal hídrico a nivel de subcuencas o microcuencas prioritarias.
A nivel del Programa de Uso Publico, se recomienda integrar a los subprogramas de manejo los
siguientes puntos:
oIntegrar a nivel de estrategia y/o meta en el subprograma de recreación e interpretación
al menos dos senderos interpretativos que permitan visualizar a los visitantes del PNJCR
la vinculación que existe entre su protección y conservación con los recursos hídricos
existentes.
oAdemás en el subprograma de recreación e interpretación un “transecto
agroecoturistico” que pueda brindarse como oferta a las tour operadoras, donde se pueda
vincular todos beneficios hídricos que brinda el PNJCR a nivel local, regional y
nacional, pudiéndose iniciar en el “Sector CAM 1” propuesto, la líneas generales pueden
ser: 1. Inicio de la transecta en la Presa Hidroeléctrica Sabaneta”, donde se puede visitar
la planta generadora de energía eléctrica, centro de visitantes e interpretación, sendero
interpretativos y alguna de las playas del embalse; 2. El segundo punto de visita podría
ser la infraestructura de la Junta de Regantes, donde los miembros pueden explicar a los
visitantes los beneficios y proyectos que generan a través del agua proveniente del
PNJCR; 3. Los visitantes de la transecta pueden dirigirse a visitar algunas fincas
seleccionadas como demostrativas.
oIntegrar al subprograma de recreación e interpretación como meta el desarrollo de un
proyecto que fomente la diversificación de uso turístico del embalse de Presa de
Sabaneta, a través de proyectos de ecoturismo comunitario.
oA nivel del subprograma de relaciones publicas se debe de fortalecer todo el concepto de
mercado del PNJCR presentando a través de campañas radiales y escritas los beneficios
que brinda la protección del área protegida al recurso de agua dulce, además de la
elaboración de una versión popular del Plan de Manejo donde el principal enfoque de
presentación sea los recursos hídricos.
3 4  5'677888'7
3 3 
A nivel del Programa de Manejo y Desarrollo de la Zona de Amortiguamiento, se recomienda
integrar a los subprogramas de manejo los siguientes puntos:
oEl subprograma de educacion ambiental debe de integrar como meta en el material
grafico de extensión y educacion ambiental aspectos que fortalezcan el conocimiento y
conciencia de los habitantes locales y regionales sobre la importancia de la protección
del PNJCR, para mantener la calidad y cantidad de agua producida por las cuencas
hidrográficas.
oEl planificador de áreas protegidas Roger Morales (CATIE, 2002), propone como
principal medio para la conformación de corredores biologicos la ribera de los ríos, por
lo que es importante considerar la propuesta desarrollada por Morales, para la
elaboración de Planes de Manejo Integral a nivel de Microcuenca cuyo eje transversal a
nivel conceptual y operativo sea la implementación de corredores biologicos.
A nivel del Programa de Operación, se recomienda integrar a los subprogramas de manejo los
siguientes puntos:
oEn la lógica de planificación en áreas protegidas un paso subsiguiente a la elaboración
del Plan de Manejo del área protegida es la elaboración de los “Planes Temáticos” de los
cuales el principal es el de “Control y Vigilancia”, el cual debe de adecuarse para el
desarrollo de medidas normativas que permitan la estabilización de frontera agrícola y la
protección de las cabeceras de las microcuencas y/o nacimientos de agua.
oDentro del subprograma de gestión y capacitacion de personal, el personal técnico y
guardaparques deben de ser fortalecidos en el conocimiento de la conservación, manejo,
beneficios de las cuencas hidrográficas. Es importante considerar además la elaboración
de un “Plan Temático” y “Manuales de Procedimiento”.
3 4  5'677888'7
3 3 
Bibliografía
Aboites, L. A. (1998) El agua de la nación: Una historia política de México (1888- 1946), Tlapan,
México - CIESAS.
Altieri, M. 1997 Agro-ecología. Bases científicas para una agricultura sustentable, CLADES /ACAO,
La Habana, Cuba.
Amézquita, E. 1996. Efecto de la labranza en las propiedades físicas de los suelos. El Dorado, Santa
Fé de Bogotá. Colombia.
Arreaga V. Morales, F. Melgar, M. 2002, Valorización Hídrica del Parque Nacional Montecristo, El
Salvador, Centro América, CATIE-MAG-PAES.
Asociación Nacional del Café (ANACAFE), 2002. El Cafetal. La revista del caficultor. Edición
Especial.
Asociación Nacional del Café (ANACAFE), 2002. Memoria de labores.
Ávila et al., 2001. Almacenamiento, fijación de carbono y valoración de servicios ambientales en
sistemas agroforestales en Costa Rica. Agroforestería en Las Américas. Vol. 8,
No. 30.
AGRIDESA/DNP, 1989: Plan de Manejo del Parque Nacional José del Carmen Ramírez. Sto.
Domingo.
ALIDES, 2000: Plan de Desarrollo 2000-2005 de la Alianza Centro Americana para el Desarrollo
Sostenible.
Ballestero, Maureen/ Brown, Ernesto/ Küffner, Ulrich/ Zegarra, Eduardo (2005): Administración del
agua en América Latina: situación actual y perspectivas. Santiago de Chile,
CEPAL, Naciones Unidas, Serie Recursos Naturales e Infraestructura No. 90.
Barrantes, Roxana (2001): Cuentas nacionales, medio ambiente, recursos naturales, en: Revista Debate
Agrario, No. 33, Lima, p. 61-72.
Baterrecham, M., (1996) Lineamientos para la preparación de proyectos de manejo de cuencas
hidrográficas. Inter-American Development Bank, Washington, D.C.
Bedoya, Eduardo/ Martínez, Soledad (1999): La ecología política y la crítica al desarrollo, en: Revista
Debate Agrario, No. 29/30, Lima, p. 112-46.
Burbano, H. 1996. Potencialidades y limitaciones de los materiales orgánicos aplicados al suelo.
Universidad de Nariño, Pasto. Colombia.
Capra, F. 1998. El punto crucial: Ciencia sociedad y cultura naciente. Editorial Estaciones Argentina.
3 4  5'677888'7