Sistema de gestión medioambiental del Hotel NH Kristal Laguna Cayo Coco

1. INTRODUCCIÓN.

El fenómeno turístico en Cuba constituye una actividad de considerable importancia, tanto por el papel que desempeña en la economía nacional como por las posibilidades que ofrece o puede ofrecer en el futuro desarrollo económico y socio-cultural. La industria turística cubana presenta beneficios, costos y riesgos importantes a tener en cuenta para obtener una evaluación integral de su incidencia en la economía. A principios de los años 90, Cuba decide desarrollar la actividad turística con el objetivo de obtener divisas frescas para oxigenar la economía y contribuir a la recuperación económica y a la reanimación de las industrias y servicios estrechamente vinculados con el turismo.

Esta estrategia de desarrollo trajo aparejado un incremento considerable de las instalaciones hoteleras que de 17 hoteles existentes en 1990 con categoría de 4 y 5 estrellas hoy se encuentran operando en esa categoría 102 hoteles con 26 000 habitaciones que representan las dos terceras partes de la plantas hoteleras en el país.

Asimismo se ha trabajado por ampliar las ofertas extrahoteleras, poniéndose a disposición de los turistas múltiples atractivos: red gastronómica, tiendas, medios de transporte turístico, centros de recreación musical, museos, clínicas especializadas, ofertas náuticas, opciones deportivas, facilidades para convenciones y congresos, eventos culturales.

Al respecto Fidel Castro Ruz, señaló: ” sólo con la rama del turismo se pudiera reconstruir todo lo que perdimos económicamente con la desaparición del campo socialista y la desintegración de la URSS, sólo con la rama del turismo si hacemos lo que debemos hacer, si trabajamos como debemos trabajar y estamos decididos a hacerlo, a explotar estos recursos naturales de aire, mar y aguas puras que tenemos”.

Cuba dispone de una diversidad de destinos para el desarrollo de una oferta variada y de opciones. La hospitalidad y espíritu fraternal de su población, el interés que despierta la Revolución, sus logros en diversos campos y los caminos emprendidos en su desarrollo social, son y serán cada vez más atributos de gran atracción. En la realidad cubana actual el desarrollo del turismo y de los servicios constituyen una necesidad impostergable, y forma parte de la estrategia trazada para la recuperación económica del país. Al respecto Lage plantea que “el crecimiento económico de los años inmediatos estará determinado fuertemente por el turismo y otros productos exportables tradicionales pero especialmente este deberá desarrollar su misión como captador directo de divisas frescas, ocupando una proposición competitiva en el mercado”. Es evidente que el desarrollo del sector turístico tiene necesariamente que impulsar un comportamiento respetuoso con el medio ambiente.

La preocupación por la protección del medio ambiente crece cada día, convirtiéndose en tema de interés e importancia no solo para las empresas y gobiernos sino también para los ciudadanos y la opinión pública en general. En forma paralela a este fenómeno de creciente consideración por parte de la sociedad y los poderes públicos, se ha desarrollado en los diferentes países una legislación medioambiental, que en algunos casos supone un gran esfuerzo de adaptación por parte de las entidades.

Este fenómeno ha impulsado a la reflexión en el ámbito turístico, de forma que se ha comenzado a valorar la posibilidad de que las actividades desarrolladas por la empresa no ocasionen daño al medio ambiente. Esta toma de conciencia coincide con la de los diferentes establecimientos que intervienen en el proceso productivo, razón por la cual se ha ido haciendo necesario introducir la problemática del medio ambiente en el proceso diario de toma de decisiones. Así, la responsabilidad presente y futura por los temas medioambientales se ha convertido, hoy en día en algo imprescindible.

De este modo, aparece un nuevo factor a considerar para el desarrollo exitoso de cualquier instalación. Se trata de desarrollar una política medioambiental adecuada, acorde en principio, con los intereses sociales que determina la sociedad en general. A la vez, esta política medioambiental puede convertirse en una poderosa herramienta de marketing si se utiliza correctamente a través de sistemas de auditorias de gestión.

La auditoria medioambiental surge como resultado de esta creciente preocupación acerca de la problemática medioambiental y del papel asumido por las entidades en cuanto a la responsabilidad que les concierne. Se trata de una herramienta poderosa, capaz de evaluar y sentar las bases de una política cuidadosa con el medioambiente, que tenga en cuenta el entorno que rodea a las empresas.

Así para analizar los riesgos medioambientales que pudiera generar el desempeño de una actividad y evaluar su impacto, se desarrollan auditorias medioambientales con el objeto de formular programas que permitan cumplir con la legislación vigente sobre estos temas en cada país, sector de actividad, región y territorio.

La auditoria medioambiental se convierte entonces en un instrumento de gestión que garantiza el correcto funcionamiento de las políticas adoptadas sobre el medio ambiente, proporcionando ventajas tanto al propio sector como al entorno natural en que esta se desenvuelve.

Como herramienta, resulta cada vez más imprescindible dentro de la gestión empresarial si se quiere asegurar que las actividades puestas en práctica por las entidades no contribuyan al deterioro sobre el medioambiente. En muchos casos, la auditoría medioambiental resulta incluso de obligado cumplimiento dependiendo de la legislación vigente. La auditoría debe saber conjugar el objetivo prioritario de las entidades, el de la obtención de beneficios, con el de protección del medioambiente.

El desarrollo económico sostenido de las organizaciones ha de ser compatible con la conservación del medio ambiente y para ello es necesario lograr un equilibrio entre ambos.

En este contexto, numerosos son los esfuerzos que se están realizando por diferentes países, organizaciones no gubernamentales e instituciones para lograr acuerdos internacionales, que ayuden a frenar este acelerado deterioro del medio ambiente en general que atenta contra la existencia del propio hombre.

Un objetivo general básico a cumplir por las auditorias de este tipo es el de conseguir que las empresas cumplan con la legislación vigente en materia medioambiental, mediante un sistema de control interno representando el conjunto de políticas y procedimientos establecidos para proporcionar una seguridad razonable de poder lograr los objetivos específicos de la entidad en sus varias funciones y de forma específica.

Este es uno de los principales problemas que plantean las industrias cuando deciden solicitar la asistencia técnica necesaria para solucionar el conflicto, puesto que incumplen las normas. En estos casos, una vez realizada la investigación pertinente y dictado el informe correspondiente a cada situación particular, la auditoria debe ser capaz de proporcionar los medios para salvar esta situación. A través de un plan de actuación especial preparado para el ente, la misma debe asegurar que no se volverá a incurrir en el incumplimiento de la normativa, lo cual implica un conocimiento profundo de la legislación nacional, sectorial, territorial, comunitario e internacional, que sea capaz de otorgar a la institución la cobertura legal que necesita.

En el contexto de Cuba, se está priorizando la integración paulatina de los recursos naturales, sociales y culturales al desarrollo económico, para poder transitar hacia una sociedad sustentable, y para ello es imprescindible de la existencia de una Auditoria Medio Ambiental, como mecanismo de gestión que se encargue de controlar dicho cumplimiento.

Actualmente hay una importante tendencia a la certificación ambiental de las organizaciones y/o los procesos. Una entidad certificada disfruta de múltiples ventajas competitivas, entre las que se destacan el acceso a mercados más exclusivos en los que las exigencias de calidad ambiental y de seguridad e higiene industrial, son más amplias; además de la promoción de una imagen más comprometida con el ambiente y el desarrollo sustentable.

De lo anterior se desprende la necesidad que existe en la actualidad de que las entidades económicas asuman no sólo la responsabilidad de incrementar una extrema sensibilidad en cuestiones ambientales sino también que adopten prácticas que resuelvan los problemas que se manifiestan en esta área.

A partir de considerar que el Hotel NH Kristal Laguna de Cayo Coco no tiene implementado un sistema de gestión ambiental capaz de regir las distintas legislaciones existentes al respecto es que se realiza esta investigación.

2.1.Caracterización del Hotel NH Kristal Laguna

Situada al norte de la provincia de Ciego de Ávila, en la región central de Cuba, frente al canal viejo de las Bahamas y protegido por la segunda barrera coralina más extensa del mundo, se encuentra la Cayería Jardines del Rey, la cual se une a la isla mediante un pedraplén de 17 Km. de longitud, construido sobre las aguas poco profundas de la Bahía de los Perros. Sus 370 Km.2 de superficie y su 21 Km. de playas vírgenes lo convierte en la cuarta extensión del archipiélago cubana.

Dentro de este paraíso natural el hombre se ha dispuesto crear uno de los destinos turísticos más importantes del país; ya ubicado en tercer lugar gracias a la explotación de siete hoteles y un complejo hotelero de dos hoteles. Encontrándose dentro de ellos el Complejo Hotelero NH Kristal Laguna Villas & Resort, con categoría 4 estrella plus, propiedad de la Empresa Mixta El Senador, que constituye objeto de estudio del presente trabajo; como accionistas presenta al grupo Cubanacán y la Empresa extranjera OAKES, y es administrado por la empresa Red Beer.

Fue inaugurado el 22 de julio de 2001, por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, consta de 3 pisos, con una capacidad habitacional de 690, divididas en 428 del Hotel “Laguna Azul” y 262 en el Hotel “El Emperador”” de ellas 352 Club (170 con vista a la laguna, 150 al mar y 130 a la piscina), 70 Villa (Dentro de la Laguna). Todas poseen facilidades como baño completo, terraza/balcón, secador de pelo, dormitorios, teléfono línea exterior (con cargo), aire acondicionado, TV vía satélite con mando a distancia, servicio de lavandería (con cargo), mini-refrigerador, caja de seguridad.

La estructura de dirección de la instalación se detalla de la siguiente forma:

  • Director general.
  • Director Residente.
  • Subdirector Nocturno.
  • Subdirector Económico.
  • Subdirector Comercial.
  • Subdirector de Alojamiento.
  • Director de A+B.
  • Subdirector de Recursos Humanos.

Además los Siguientes Jefes de Departamento:

  • Jefe de Recepción.
  • Jefe ce Contabilidad.
  • Jefe de finanzas.
  • Jefe de Compras.
  • Jefe de Seguridad y Protección.
  • Jefe de Animación.
  • Jefe servicios Técnicos.
  • Jefe de Servicios Exteriores.
  • Maître.
  • Gobernanta.

Los trabajadores generales ascienden a 316, clasificados en cuatro grupos, 190 en la actividad directa, 96 en la indirecta, 21 de apoyo y 9 en la administración.

La instalación tiene como actividad fundamental la comercialización del producto turístico Jardines del Rey en el extranjero, su misión plantea:

La prestación de servicios de excelencia, con una imagen cuatro estrellas plus, cuidando de un buen mantenimiento de las instalaciones propiciando la plena satisfacción del cliente.

Las áreas nobles del Complejo Hotelero están distribuida de la siguiente forma: Restaurante Buffet Oriental “Lotus” con capacidad para 140 clientes, Restaurante Buffet “Internacional” para 150 clientes, Restaurante Buffet “ La Pérgola” para 250 pax, Restaurante de mariscos “ Malecón” para 80 pax, Restaurante Italiano “La Pizza” con capacidad para 150 clientes, Salón de Banquete “ La Galería” para 40 clientes, Restaurante cubano “ El Gallo” para 70 clientes, Restaurante parrilla “El pincho” para 78 pax, Ranchón de playa “Las Dunas” con capacidad para 178 clientes, Parrillada “La Sirena” con capacidad para 160 pax, lobby bar “ Colibrí” para 50 pax, Discoteca “La tormenta” con 350 de capacidad y Anfiteatro con un cupo de 650 pax.

Los servicios gastronómicos juegan un rol fundamental en el servicio 4 estrellas plus, que brinda este complejo hotelero para la plena satisfacción del cliente durante su estancia en la instalación, ofreciendo el servicio gastronómico de mayor calidad y el más costoso del polo turístico Jardines del Rey y uno de los mejores del país.

Los clientes adultos, por el día, pueden disfrutar de un variado programa de deportes, juegos en piscina, en la playa, juegos de mesa ( ping pong/billar), clases de tenis, baile y de español, equitación, voleibol de playa, cocobikes así como de un amplio programa de excursiones ecológicas con servicio de guías, gimnasio con instructor y deportes náuticos (windsurf, Catamarán, Kayac, Bicicletas acuáticas, pesca, snorkelling). Para la animación nocturna existe un amplio programa de espectáculos, noches temáticas (campesina o cubana, del Sketh, de participación del cliente, de bienvenida, fiestas en la playa, mini disco, música en vivo).

Dentro de la opciones generales que se facilitan están: servicios de peluquería, de toallas, lavandería, una galería comercial, piscina exterior con jaccuzzi y duchas en el área, sauna, masaje, asistencia médica 24 horas, sala de juegos, alquiler de motocicletas, autos, jetsky, baño turco, tiendas, buró de turismo.

Además el complejo hotelero cuenta con un moderno salón de reuniones “El Patio” con instalaciones para servicio gastronómico y medios audiovisuales, con capacidad según el formato escogido (cóctel-200, banquete-100, teatro-150, escuela-100).

La recepción, departamento encargado de la supervisión y el control de las entradas y salidas de los clientes, así como facilitarles toda la información necesaria, brinda otros servicios como: cambio de moneda según la tasa vigente y aceptación de pagos en tarjetas de créditos: Visa, Mastercard, Eurocard y otras que no tengan conexión con los bancos norteamericanos.

El sistema contable computarizado utilizado por la instalación desde su surgimiento fue el Cápac(Realizado en USA), que fue usado durante cinco años, era entonces el único de su tipo instalado en Cuba, el que posteriormente es reemplazado por un nuevo sistema (Esoft) adquirido por los nuevos socios quienes son los que según el contrato de administración tienen la facultad y la responsabilidad de garantizar el sistema contable que cumpla con los requisitos internacionales y a su vez con los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados en Cuba.

Con este conocimiento previo que se obtuvo del Hotel se procedió a diseñar el procedimiento metodológico para implementar en el mismo un sistema de gestión medioambiental.

Antes de realizar el diseño del procedimiento metodológico para implementar en el hotel el sistema de gestión medioambiental el autor de esta investigación consideró necesario y oportuno brindar un glosario de términos relacionados con esta temática. (Ver Anexo 1).

2.2 Etapas para la implementación de un Sistema de Gestión Medioambiental.

La creciente preocupación por el Medio Ambiente y la responsabilidad empresarial con el entorno obligan a gestionar de manera más eficiente los recursos con el objetivo de alcanzar un desarrollo sostenible, La Gestión Medioambiental constituye una herramienta imprescindible para que la empresa alcance un óptimo desarrollo económico; a la par que se garantice un nivel elevado de salud pública y de bienestar económico y social, asegurando unos puestos de trabajo que de otro modo se verían irremediablemente comprometidos.

A continuación se ofrecen los pasos que tiene que seguir una entidad hotelera para implementar un sistema de gestión ambiental y además se reflexiona como realizarlo.

La primera etapa para la implementación de un Sistema de Gestión Medioambiental consiste en realizar un diagnóstico medioambiental de la entidad.

2.2.1.Etapa 1. Diagnostico Inicial

Cuando una empresa desea implantar un SGMA necesita realizar un diagnóstico inicial para conocer la situación de partida. Un análisis medioambiental de actividades, productos y servicios permite identificar la situación actual de la empresa y su grado de cumplimiento medioambiental.

Para emprender este proceso será preciso calcular:

  1. las “entradas” o “inputs”; es todo aquello que se consume en el proceso productivo (energía, agua, materias primas, etc.)
  2. las “salidas” u “outputs”; son los impactos que el proceso productivo genera sobre el medio ambiente (emisiones atmosféricas, vertidos al agua, generación de residuos, contaminación de suelos y ruido)

La estimación de las “entradas” nos va a ser muy útil para identificar aquellos focos cuya incidencia en el costo económico es más importante. Se trata de plantear estrategias para reducir el consumo de materias primas, mediante el estudio de nuevos procesos, tecnologías limpias o simplemente modificando los hábitos de trabajo (buenas prácticas en el puesto de trabajo).

Fomentar el trabajo en equipo será una de las estrategias a trazar en la entidad impregnando en la mente de cada trabajador la filosofía de trabajar en equipo y compartir información con el resto de los departamentos de la empresa para contribuir a la reducción de residuos y emisiones.

La aplicación práctica de la siguiente filosofía garantizará el cumplimiento individual de los siguientes aspectos:

  • Ajusta las compras a las necesidades reales; reduce la cantidad de materiales caducados.
  • Compra el material en cantidad y recipientes adecuados
  • Utiliza los productos más antiguos, desplázalos delante y deja atrás los nuevos
  • Estudia la compra de materiales alternativos de menor peligrosidad
  • Antes de comprar, negocia con el proveedor para que acepte material sobrante
  • Reduce la variedad de materiales utilizados en operaciones y servicios dentro de la entidad
  • Considera la reducción de residuos y emisiones desde la fase de diseño de nuevos productos y servicios, seleccionando los materiales y procesos más adecuados
  • Planifica la producción y los servicios teniendo en cuenta la reducción de residuos

La revisión inicial debe suministrar toda la información técnica y organizativa importante para poder establecer la situación real sobre la protección medioambiental dentro de la empresa, a saber:

  • Requisitos legales y reglamentarios
  • Identificación de los aspectos medioambientales significativos tales como:
  • Elección de la actividad, producto o servicio
  • Identificación de los elementos que pueden interaccionar con el medio (emisiones atmosféricas, vertidos…) asociados a cada actividad.
  • Identificación de los impactos medioambientales
  • Evaluación de la importancia de los impactos
  • Evaluación de la información obtenida a partir de las investigaciones sobre incidentes previos

La revisión inicial se puede realizar empleando cuestionarios, entrevistas, listas de verificación. También se puede contratar los servicios de una consultoría; en este caso, será de gran ayuda que este asesor externo posea amplios conocimientos en el sector de actividad de la empresa.

A continuación se presenta un ejemplo de matriz de identificación de aspectos medioambientales (ver Tabla 1). En ella se contemplan los aspectos medioambientales identificados, asociándolos al funcionamiento de cada área de trabajo de la empresa.

Tabla 1: Matriz de identificación de aspectos medioambientales

A cada uno de los aspectos medioambientales identificados en la matriz se le debe señalar el grado de significación que tiene para cada área para lo cual se utilizara uno de los siguientes criterios y simbología:

  • NS: no significativo
  • B: baja significancia
  • M: media significancia
  • A: alta significancia

2.2.2Etapa 2. Definición de la política medioambiental

La política medioambiental es una declaración pública y formalmente documentada por parte de la alta dirección sobre las intenciones y principios de acción de la organización acerca de su actuación medioambiental.

La política medioambiental deberá asegurar el desarrollo de:

  • Declaración de los principios y objetivos
  • Definir las líneas de actuación
  • Definir las responsabilidades

Este documento se elaborará por escrito y será fácilmente comprensible; deberá conocerse por todos los niveles de la organización y estará disponible para el público en general. La política medioambiental deberá incluir un compromiso firme de mejora continua y prevención de la contaminación; por supuesto, el compromiso abarca también el cumplimiento de la legislación y reglamentación medioambiental aplicable.

Seguidamente se ejemplifica mediante un ejemplo hipotético el documento que describe la política medioambiental de un Hotel XX

Ejemplo de política medioambiental:

Hotel XX es un hotel del sector XX cuya actividad se desarrolla en XX lugares de nuestro país a lo largo de más XX décadas.

Hotel XX se preocupa desde su origen en atender las inquietudes de la sociedad y su interés por incorporar los criterios de Desarrollo Sostenible en todas las actuaciones de la vida diaria es cada vez mayor.

Hotel XX reconoce que las actividades vinculadas con proceso XX pueden poner en peligro el medio ambiente y la salud de los trabajadores y la población en general.

Es por ello que el Hotel XX se compromete a desarrollar sus actividades con el debido respeto por la protección del medio ambiente, y a mejorar continuamente sus prácticas medioambientales

Hotel XX declara los siguientes principios:

1) Hotel XX velará por el cumplimiento de la normativa medioambiental que sea de aplicación, estableciendo normas propias allí donde no exista ninguna

2) Hotel XX promoverá la eficiencia energética, reduciendo en la medida de lo posible el consumo de energía y de recursos no renovables

3) Hotel XX revisará anualmente la lista de objetivos y metas del sistema de gestión

medioambiental, siendo cada año más exigentes

4) Hotel XX pretende alcanzar para el año 20XX las siguientes metas medioambientales:

  1. Disminuir progresivamente la emisión de contaminantes atmosféricos hasta alcanzar un 20% de reducción
  2. Gestionar correctamente todos sus residuales antes del MES X del AÑO 20XX
  3. Exigir a nuestros suministradores que mejoren sus actuaciones medioambientales, certificándose según la Norma ISO 14001 antes del AÑO 20XX

5) Hotel XX proporcionará información medioambiental apropiada a los consumidores de nuestros productos

6) Hotel XX fomentará la participación activa de sus trabajadores para la prevención de la contaminación, y proporcionará adecuada formación a todo el personal, incentivando al desarrollo de buenas prácticas medioambientales

7) Hotel XX tomará las medidas oportunas para evitar los accidentes con riesgos para el medio ambiente.

La política medioambiental del Hotel XX estará a disposición de los trabajadores y del público en general. Hotel XX agradecerá cualquier sugerencia sobre los aspectos medioambientales de nuestra actividad.

Para garantizar la máxima eficacia de las actuaciones medioambientales en la empresa es imprescindible promover la colaboración mutua entre empresarios y trabajadores, entre los empresarios y los representantes sindicales. La participación activa de los trabajadores se logra con la implementación de los siguientes principios:

  • Derecho a recibir formación sobre medio ambiente a cargo de la empresa.
  • Derecho a recibir información sobre el comportamiento ambiental de la empresa.
  • Acceso y disposición al manual de Buenas Prácticas.
  • Derecho a realizar sugerencias con vistas a lograr mejoras ambientales.

Estos principios se materializan en la práctica mediante la aplicación del siguiente cuestionario:

Por su parte los representantes sindicales deben participar a través de una Comisión de Medio Ambiente creada por la alta gerencia desde que comienza la planificación del sistema de gestión medioambiental.

Se describen a continuación ejemplos de Buenas Practicas a considerar por la entidad, relacionadas con la elección de la mejor alternativa antes del lanzamiento de un nuevo producto:

  • Consigue que el producto funcione con un consumo mínimo de energía.
  • Elimina sustancias con características tóxicas o peligrosas.
  • Aumenta el uso de materiales reciclables; por ejemplo, en el embalaje.
  • Mejora la facilidad de montaje y desmontaje del producto o equipo.
  • Examina las posibilidades de mejorar la eficiencia y la vida útil del producto.
  • Emplea envases reutilizables; uso preferente de los envases de mayor volumen.
  • Utiliza materiales y piezas de tipo estándar.

2.2.3.Etapa 3. Planificación

Esta etapa incluye el diseño del programa, los objetivos y las metas a alcanzar.

Es necesario planificar los objetivos y las metas medioambientales. Esto debe hacerse en función de los aspectos medioambientales de la empresa y de los requisitos existentes (legales o de otro tipo), concretándolos en unos programas o en unos planes medioambientales.

Los objetivos medioambientales son los fines generales expresados en términos de eficacia medioambiental que una empresa se propone alcanzar. Estos objetivos se deben programar en orden cronológico y cuantificarlos en la medida de lo posible.

Las metas son los objetivos de actuación cuantificados y especificados hasta el máximo posible.

Las metas tienen su origen en los objetivos medioambientales; han de cumplirse si se desea alcanzar los objetivos marcados.

Puede ser muy útil crear indicadores que permitan medir los progresos realizados.

Como ejemplo de objetivos y metas medioambientales se tienen los siguientes:

Objetivo: Reducir la emisión de CO2 (por empleado) en un 5% en los próximos dos años

Metas:

  • META 1: Disminuir el consumo de combustible para transporte (por empleado) en un 5% en los próximos dos años
  • META 2: Disminuir el consumo de gasoil para calefacción (por empleado) en un 20% en los próximos dos años

Indicador Datos de consumo de combustible

Por su parte el programa medioambiental que se diseñe deberá ser coherente con la política y los resultados de la evaluación inicial, y deberá contemplar:

  • Actividades y objetivos específicos de la empresa para asegurar una mejor protección del medio ambiente en un centro determinado
  • Asignación de responsabilidades para cada función
  • Medidas adoptadas o previstas para alcanzar dichos objetivos; cuantificando tanto los recursos humanos como los materiales
  • Plazos para la aplicación de dichas medidas, plasmados en un calendario

El programa medioambiental se elaborará por escrito y se actualizará permanentemente; y el mismo ha de suponer un claro compromiso de todo el personal de la empresa.

Un Ejemplo de programa medioambiental se detalla a continuación:

Con relación a la formación y participación de todos los empleados se sugiere su motivación respecto a la manipulación correcta de los materiales en aras de conseguir reducir los residuos de un modo sencillo, económico y evitar también accidentes, con lo que se conseguirá mejoras significativas en su salud laboral. Pudiéndose proponer al respecto las siguientes indicaciones:

  • Deja espacio suficiente entre los contenedores
  • Guarda las distancias entre productos químicos incompatibles
  • Ordena los bidones según su grado de peligrosidad; las sustancias peligrosas se almacenarán en áreas especiales, indicando sus normas de traslado
  • Coloca los materiales más usados cerca de la salida y facilita el acceso
  • Apila los contenedores siguiendo las instrucciones del fabricante
  • Ilumina adecuadamente las zonas de acceso y transporte de materiales
  • Mantén los contenedores, bidones y tanques herméticamente cerrados
  • Utiliza contenedores o materiales de embalaje reutilizables o reciclables
  • Vacía por completo los contenedores o recipientes antes de su limpieza o eliminación
  • Mejora los procedimientos de limpieza para disminuir la generación de residuos diluidos

2.2.4Etapa 4 Implantación

Los programas o planes medioambientales han de ser implantados y ejecutados. Para ello, se precisa asignar responsabilidades, elaborar la documentación necesaria, impartir la formación y realizar un control operacional que será el que va a garantizar el cumplimiento con la legislación. Se describen a continuación cada uno de los aspectos contentivos de esta etapa.

Asignación de responsabilidades:

Se deben definir claramente las funciones, las responsabilidades, la autoridad y los recursos de aquellas actividades relacionadas con el medio ambiente. Se nombrará un Responsable como coordinador oficial del sistema de gestión medioambiental así como de la información a la dirección de la empresa.

Es imprescindible que exista un compromiso de todos los empleados de la empresa. El compromiso debe empezar por la Alta Dirección, que debe de asegurarse que el SGMA se implanta, asignando los recursos necesarios (humanos, tecnológicos y financieros)

En empresas de gran tamaño es recomendable adoptar las decisiones en el marco de un grupo de trabajo o Comité de Medio Ambiente, formado por la Alta Dirección, el Responsable de Gestión Medioambiental, representantes del sindicato, los delegados de medio ambiente y los responsables de otros departamentos de la empresa.

Formación:

Todos los empleados que puedan tener un impacto significativo en el medio ambiente tienen que estar debidamente formados para cumplir con determinados niveles de preparación y conocimientos.

Además, se debe informar a los empleados en relación con la importancia de cumplir las políticas y procedimientos medioambientales, el tipo de impacto que tiene su compañía, quién es el responsable de controlar esos impactos y los posibles costos del no-cumplimiento.

Comunicación:

Es importante definir y mantener un método de procedimiento para la comunicación de todas las cuestiones relativas al medio ambiente.

La comunicación puede tomar dos formas:

  • Comunicación entre funciones y niveles dentro de la empresa, realizada mediante tabloides de noticias, buzón de sugerencias, publicaciones internas periódicas.
  • Comunicación recibida de los clientes, reguladores, autoridades públicas y otras partes externas interesadas.

Documentación y control de documentación

La documentación representa el componente más importante de un sistema de gestión medioambiental.

Los procedimientos operativos que se utilizan dentro de la compañía se agrupan en el manual de procedimiento medioambiental. En él se describe cada proceso, y se determinará cómo, cuándo, quién, dónde y con qué equipamiento se llevará a cabo el cumplimiento de dicho proceso, formado por una serie de tareas relacionadas con él.

También deberán elaborarse las instrucciones de trabajo escritas utilizadas por un individuo para completar una de las tareas listadas en el procedimiento de operación. Una instrucción de trabajo le indicará a una persona el cometido exacto que debe realizar, con la máxima claridad y brevedad.

En un manual de instrucciones de operación es necesario:

a) Describir los procedimientos normales de operación

Se realiza mediante la elaboración de un diagrama de flujo, que muestre la secuencia correcta de realización de cada operación del proceso. b) Realizar un listado de las condiciones y controles de operación de los procesos, incluyendo los niveles de generación de residuos

Se debe incorporar un listado con los parámetros que se deben tener en cuenta en las operaciones (pH, temperatura, presión, humedad…), tanto en las etapas de producción como en las operaciones de mantenimiento, manipulación y transporte.

De gran utilidad resulta el análisis casuístico para la aplicación de los criterios de reutilización de procesos que se señalan a continuación:

  • Recicla las aguas de refrigeración y de proceso, disolventes y otros materiales.
  • Recupera la energía calorífica.
  • Busca usos para la reutilización de rechazos.
  • Crea subproductos de utilidad a partir de materiales residuales; o véndelos a otras empresas.

c) Describir el proceso global y las tareas a realizar por cada empleado.

El trabajador puede contribuir a aportar ideas sobre cómo reducir residuos y emisiones y colaborar a su puesta en práctica; de este modo, aumenta la motivación de los empleados y reduce el riesgo de accidentes laborales.

d) Describir las normas de seguridad y de actuación en caso de emergencia

Además de mejorar la salud laboral, se puede reducir enormemente la generación de residuos y emisiones resultante de las operaciones de limpieza

e) Incluir hojas de seguridad de los materiales

Son documentos que informan sobre las propiedades químicas, físicas y la peligrosidad de las sustancias, así como los procedimientos adecuados de manipulación, transporte y almacenamiento

Planes de emergencia

Sirven para prevenir y reducir los impactos medioambientales asociados a potenciales accidentes.

Un plan de emergencia deberá incluir:

  • Organización y responsabilidad en caso de emergencia
  • Listado de personal clave
  • Datos de los servicios de emergencia (bomberos, ambulancias,…)
  • Medidas a adoptar en cada caso
  • Programas de entrenamiento y formación

Debe quedar claro en la mente de los trabajadores que la prevención es la mejor herramienta para la reducción de residuos y emisiones y que los escapes de materiales constituyen un peligro directo para la salud y para el medio ambiente.

Es imprescindible la colaboración de todos en la prevención de fugas y derrames mediante la implementación de las siguientes prácticas:

  • Almacena los contenedores de manera que la posibilidad de rotura sea mínima y se facilite la detección visual de corrosión o fugas
  • Utiliza los contenedores siguiendo las recomendaciones del fabricante
  • Sigue un programa de mantenimiento, revisando las óptimas condiciones de los contenedores y tanques de almacenamiento
  • Llena los tanques por el fondo, para evitar pérdidas a la atmósfera por volatilidad
  • Instala alarmas de rebose en los tanques y comprueba su buen funcionamiento
  • Instala sistemas de seguridad de cierre de válvulas
  • Utiliza tanques de techo móvil
  • Elabora un informe de todas las fugas y sus costos asociados
  • Evita a toda costa los vertidos a los desag*es
  • Recoge las fugas y vertidos para su utilización

2.2.5. Etapa 5. Auditorías Medioambientales.

El propósito fundamental de esta etapa es determinar si la entidad alcanzó los objetivos propuestos.

La auditoria medioambiental es un instrumento de gestión que comprende una evaluación sistemática, documentada, periódica y objetiva del comportamiento de la organización, del sistema de gestión y de los procedimientos diseñados para la protección del medio ambiente.

Los objetivos que se plantea una auditoría medioambiental son los siguientes:

  • Facilitar el control de gestión de las prácticas medioambientales.
  • Determinar si se cumplen una serie de normas internas y/o las normas medioambientales vigentes, para proteger al público y al medio ambiente.
  • Identificar posibles vacíos en la política medioambiental de la empresa.

Una auditoría de SGMA puede dividirse en tres partes:

  • Estudio de la política medioambiental de la empresa y sistema de gestión basado en los riesgos derivados de la actividad productiva.
  • Seguimiento del estado actual de la organización medioambiental de la empresa, revisando objetivos y añadiendo nuevas propuestas.
  • Elaboración de un plan de acción y revisión de la auditoría. Para la obtención de evidencias suficiente y competente se sugiere utilizar el cuestionario de control interno diseñado al efecto, que se muestra en el Anexo 2.

El informe final debe reunir las conclusiones obtenidas sobre cada una de los procesos estudiados, así como las deficiencias detectadas. Además, es una herramienta de trabajo indispensable para el desarrollo futuro del SGMA.

Ejemplo de documentación a revisar por una auditoría medioambiental

  • Diagramas de flujo generales
  • Diagramas de flujo de cada proceso
  • Balance energético y de materiales existentes
  • Manuales de operaciones y descripción de procesos
  • Inventarios de flujos de productos, residuos y emisiones
  • Equipos de limpieza y procedimientos de manipulación de residuos
  • Órdenes de compra y especificaciones de materias primas
  • Auditorías medioambientales y de residuos o emisiones ya realizadas
  • Legislación sobre residuos y emisiones
  • Programas medioambientales vigentes

2.2.6Etapa 6 Declaración Medioambiental

La empresa deberá realizar una Declaración Medioambiental después de la primera evaluación medioambiental y de la conclusión de cada auditoría o ciclo de auditoría, por cada centro que participe en el sistema. La redacción de la Declaración Medioambiental deberá ser breve y clara.

El propósito de la Declaración Medioambiental es informar al público y a todas las partes interesadas los impactos medioambientales del centro y cómo éstos son gestionados. En la declaración tienen que constar los progresos conseguidos, de acuerdo con los objetivos y plazos fijados.

El siguiente paso es verificar los contenidos de la política, el programa, el sistema de gestión, el procedimiento de evaluación o auditoría y validar las declaraciones medioambientales a través de verificadores acreditados independientes.

Sólo queda difundir al público y partes interesadas dicha declaración validada, una vez que el centro esté registrado.

A continuación se ofrece un esquema (Esquema 1) que ilustra y resume todas las etapas para la implementación de un sistema de gestión medioambiental.

Esquema 1. Ciclo del Sistema de Gestión Medioambiental

Al observar el esquema anterior se aprecia que un sistema de gestión ambiental además de contemplar el cumplimiento de todos los requisitos normativos correspondientes al medio ambiente, tiene como principal objetivo promover la MEJORA CONTINUA de los resultados de las organizaciones en relación con el medio ambiente mediante:

  • El establecimiento y aplicación, por parte de la empresa, de políticas, programas y sistemas de gestión ambientales en sus centros de producción
  • La evaluación sistemática, objetiva y periódica de la eficacia de dichos elementos
  • La participación activa de los trabajadores en el proceso
  • La difusión de información al público y el diálogo abierto.

De esta forma queda el diseño de Implementación de Un Sistema de Gestión Medioambiental para instalaciones hoteleras, disponible para su aplicación.

Autores:. MSc. Hermys Lorenzo Linares, profesor de Auditoría en la Universidad de Ciego de Ávila, Máster en Contabilidad Gerencial. . MSc. Miriam Paz Díaz, profesor de Auditoría en la Universidad de Ciego de Ávila, Máster en Finanzas.

2008, abril, 29.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Lorenzo Linares Hermys. (2008, mayo 15). Sistema de gestión medioambiental del Hotel NH Kristal Laguna Cayo Coco. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/sistema-gestion-medioambiental-hotel-kristal-laguna-cayo-coco/
Lorenzo Linares, Hermys. "Sistema de gestión medioambiental del Hotel NH Kristal Laguna Cayo Coco". GestioPolis. 15 mayo 2008. Web. <https://www.gestiopolis.com/sistema-gestion-medioambiental-hotel-kristal-laguna-cayo-coco/>.
Lorenzo Linares, Hermys. "Sistema de gestión medioambiental del Hotel NH Kristal Laguna Cayo Coco". GestioPolis. mayo 15, 2008. Consultado el 7 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/sistema-gestion-medioambiental-hotel-kristal-laguna-cayo-coco/.
Lorenzo Linares, Hermys. Sistema de gestión medioambiental del Hotel NH Kristal Laguna Cayo Coco [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/sistema-gestion-medioambiental-hotel-kristal-laguna-cayo-coco/> [Citado el 7 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de dasiam en Flickr
DACJ