¿Recuerdas cuál fue tu visión cuando iniciaste tu negocio?

Curiosamente la palabra visión se la puede relacionar con la palabra pasión. Pero los dueños de las pequeñas empresas, a menudo, se olvidan de promover cual es la verdadera razón de su negocio. Han perdido el contacto con su visión apasionada. La pasión se la puede definir como un sentimiento intenso, irresistible y que conduce a las personas a realizar determinadas cosas. Tener visión se la puede definir como el uso del discernimiento o tener un punto de vista particular sobre un determinado tema.

La visión unida a la pasión, son las que conducen a las personas de manera intensa a realizar determinadas acciones o emprender determinado camino, están involucradas en la historia de cada una de las personas que emprende algo con gran sentimiento.

Esta es una historia auténtica porque proviene del corazón. Es la razón por la cual se hacen las cosas. Y las historias auténticas son las que persuaden a la gente a usar determinado servicio o comprar un producto, cuando en realidad, hay demasiadas opciones en el mercado.

Pero la mayoría de estos empresarios, pierden su visión en algún momento, entre el inicio y el enfrentarse todos los días a buscar soluciones y ver las oportunidades que les surgen.

Hazte la siguiente pregunta: ¿Por qué eligen a mi negocio en primer lugar?

Como muchas personas, probablemente te iniciaste con una visión llena de pasión. En algún lugar a lo largo del crecimiento, fuiste víctima del día a día, pensando en cómo captar más clientes y nunca regresaste a tu visión original de porque lo fundaste. Ésta se fue diluyendo.

¿Qué puedo hacer para redescubrir mi visión?

El primer paso, es recordar la razón por la cual comenzaste tu negocio. Sigue los pasos para poder redescubrirla. Luego comunica a la gente tu historia, como empezaste y porque te gusta lo que haces. Tu historia la puedes utilizar como material para difundirse en una campaña de marketing, en presentaciones de ventas, en tu sitio web o en folletos.

La pasión es única, es una ilusión que atrae a los clientes. La pasión te ayuda a diferenciarte de otros negocios, que están vendiendo basados en otras técnicas. Tú tienes una gran herramienta que es contar una historia llena de pasión, de esfuerzo, dedicación y compromiso con lo que haces. Es tu mayor recurso porque tus clientes se pueden identificar con tu propia esencia, de un negocio único.

Pasos que puedes seguir para desarrollar nuevamente tu visión inicial

1. Crea una historia auténtica de tu visión real. Para empezar, ten en cuenta la razón por la que comenzaste tu negocio. Piensa por un rato, y remóntate a esos sentimientos y a la fuerza que te llevo, en primer lugar, a delinear tu proyecto, y luego, se transformó en una realidad.

2. Escribe una frase que represente tus valores y compártelo con los demás. Esta es la verdadera razón por la que eres el dueño de tu negocio.

3. Luego escribe cuáles son tus ventajas competitivas. ¿Cómo te diferencias de tu competencia?

4. Haz una lista con frases cortas que expresen a tus clientes tu identidad. Recuerda, tu imagen no cuenta en esta ocasión. Tus clientes actuales y los potenciales, necesitan saber tu verdadera identidad, necesitan conocer y entender exactamente como nació el negocio, quien eres y lo que representas.

5. Añade tu nicho a esta lista. ¿Crees que los únicos clientes que te pueden entender son los actuales? Piensa en toda esa gente que no sabe quién eres, como creaste tu idea, como fue madurando y lo transformaste en lo que es ahora, si tienes en cuenta estas cualidades, ¿piensas que no puedes atraer a nuevos clientes? Claro que si puedes, la gente necesita identificarse con quien tiene una verdadera historia de esfuerzo.

6. Haz otra lista con el tipo de cliente que más te gustaría trabajar. Incluye las cualidades profesionales y personales. Es importante que entiendas cual es la clase de cliente ideal para ti.

7. Escribe los 6 puntos anteriores, relata una historia convincente, con detalles, que exprese tu motivación creativa en tu negocio.

8. Memoriza esa historia. Concéntrate solamente en tu cliente ideal. Comparte tu historia. A las personas les encanta saber e identificarse con las emociones que hicieron crecer a un negocio.

9. Los resultados te van a sorprender. Tu punto de vista tendrá una gran recepción por parte de tus clientes. Ellos están dispuestos a difundir tu gran historia.

Si hacemos memoria de cuando éramos chicos, podemos recordar esas almacenes donde entrabas y su dueño era parte de él, se interesaba por su cliente y contaba su historia de cómo había empezado, todo lo que se esforzó para estar en el lugar que esta. Y sus clientes volvían día tras día, para ser parte de ese crecimiento, porque respetaban el esfuerzo, el empeño y el compromiso que ponía diariamente. ¿No te gustaría que tus clientes también sean parte de tu gran historia? Poner pasión por lo que haces, siempre tendrá su gran recompensa.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Varik Ana. (2011, Octubre 5). ¿Recuerdas cuál fue tu visión cuando iniciaste tu negocio?. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/recuerdas-cual-fue-tu-vision-cuando-iniciaste-tu-negocio/
Varik, Ana. "¿Recuerdas cuál fue tu visión cuando iniciaste tu negocio?". GestioPolis. 5 Octubre 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/recuerdas-cual-fue-tu-vision-cuando-iniciaste-tu-negocio/>.
Varik, Ana. "¿Recuerdas cuál fue tu visión cuando iniciaste tu negocio?". GestioPolis. Octubre 5, 2011. Consultado el 24 de Marzo de 2017. https://www.gestiopolis.com/recuerdas-cual-fue-tu-vision-cuando-iniciaste-tu-negocio/.
Varik, Ana. ¿Recuerdas cuál fue tu visión cuando iniciaste tu negocio? [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/recuerdas-cual-fue-tu-vision-cuando-iniciaste-tu-negocio/> [Citado el 24 de Marzo de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de yorgda en Flickr