¿Qué es gerencia participativa?

Gerencia participativa (dirección, gestión o administración participativa) es un modelo de gestión en el que los empleados comparten con los directivos la responsabilidad en la toma de decisiones. Los fundamentos de la gerencia participativa fueron establecidos por la respetada Mary Parker Follet, quien afirmaba que la administración era “el arte de hacer las cosas mediante personas”, su “poder con” en lugar del “poder sobre” se constituyó en la base de la teoría.

Valero-Hernández (p.28) pone de relieve que la confianza es una de las claves unificadoras de la gerencia participativa que elimina muchos prejuicios y destruye las fronteras ficticias entre las personas, yo y tú; tu y él; nosotros y ellos.

De acuerdo con Amorós (p.96) la gerencia participativa es el proceso en el que las decisiones se toman de manera conjunta entre subordinados y superiores inmediatos. Se promueve en muchos casos porque se cree que optimiza el clima de la organización, posiblemente dañado por diversos factores, así como la baja productividad de la misma. Además apunta que:

No obstante, para que la gerencia participativa funcione debe haber un periodo de tiempo adecuado para participar, los temas deben ser importantes para los subordinados, así como también es necesario que los empleados posean la suficiente capacidad para participar y además la cultura organizacional debe apoyar esta participación.

La gerencia participativa se da por el hecho que a medida que los trabajos se tornan más complejos, esta participación permite que contribuyan los que más saben, obteniéndose de esta manera mejor calidad en la toma de decisiones. La Interdependencia en las tareas de los empleados, requiere de la consulta con la gente de los demás departamentos y elementos de trabajo, creándose de esta manera la necesidad de formarse equipos o grupos para tratar de encontrar solución a los problemas que afecten a todos en conjunto. Esta participación aumenta el compromiso de los empleados en las decisiones, y además brinda recompensas intrínsecas para los mismos; así como posee una incidencia todavía no comprobada en algunas variables como la productividad, la satisfacción en el trabajo, entre otras. Su uso bien puede ser favorable para la organización, dependiendo de su aplicación, y por lo tanto no seguro para mejorar el desempeño del empleado.

Para Velázquez (p.382) la gerencia participativa es un estilo gerencial que hace hincapié en la participación de los empleados en los procesos de evaluación y toma de decisiones. También asegura que:

Rensis Likert postuló la gerencia participativa como un sistema de organización en el que existe: confianza mutua total entre gerente y empleado, libertad total, uso constante en de las ideas de los empleados, participación total de los empleados en las decisiones, autocontrol de los empleados, una gran cantidad de trabajo cooperativo en equipo, influencia y decisiones que fluyen hacia arriba, hacia abajo y hacia los lados. Likert argumentó que este sistema de organización, que incorpora los niveles más altos de participación y autodirección de los empleados, tiene mayores probabilidades de producir los niveles más elevados de eficacia y productividad de la organización.

Si los estilos de gerencia participativa, como los que recomiendan de diferentes maneras McGregor, Miles y Likert, realmente hacen que las organizaciones sean más eficaces y productivas, entonces, según los principios utilitaristas, los gerentes tendrían la obligación moral de buscar la forma de implementarlos. Sin embargo, las investigaciones que se han realizado acerca de si la gerencia participativa es más eficaz y productiva no ha llegado a conclusiones firmes. En algunos casos, ha sido espectacularmente exitosa, permitiendo que plantas completas pasen de ser “desastres” improductivos a dínamos muy eficientes.

En otros casos, la gerencia participativa no ha tenido efectos muy positivos sobre el desempeño o la productividad. Además, los críticos del enfoque participativo han argumentado que las personas son diferentes y que no todas desean o participan en la toma de decisiones gerenciales, que las organizaciones y las tareas de la organización son diferentes y no todas son adecuadas para la gerencia participativa. Si esto es verdad, entonces, el argumento utilitarista a favor de la gerencia participativa muestra, a lo sumo, que los gerentes tienen la obligación de usar la participación con la gente adecuada y en los contextos correctos.


A través del siguiente video-curso, de la Universitat Politècnica de València – UPV, podrás obtener más información acerca de lo que es la gerencia participativa, sus principales características y modelos de implementación en la organización.

Bibliografía

  • AMORÓS, Eduardo. Comportamiento organizacional. USAT, 2007.
  • VALERO-HERNÁNDEZ, Carlos. La Gerencia de la desconfianza. Palibrio, 2012.
  • VELÁSQUEZ, Manuel. Ética en los negocios: conceptos y casos. Pearson Educación, 2006.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
GestioPolis.com Experto. (2001, marzo 13). ¿Qué es gerencia participativa?. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/que-es-gerencia-participativa/
GestioPolis.com, Experto. "¿Qué es gerencia participativa?". GestioPolis. 13 marzo 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/que-es-gerencia-participativa/>.
GestioPolis.com, Experto. "¿Qué es gerencia participativa?". GestioPolis. marzo 13, 2001. Consultado el 18 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/que-es-gerencia-participativa/.
GestioPolis.com, Experto. ¿Qué es gerencia participativa? [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/que-es-gerencia-participativa/> [Citado el 18 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de yaffamedia en Flickr
DACJ