Producto Bruto Interno del Perú. Evaluación y perspectivas, 2001

  • Economía
  • 21 minutos de lectura
Producto Bruto Interno del Perú.
Evaluación y perspectivas, 2001
Contenido
1. Introducción ............................................................................................................ 1
2. Producto bruto interno .......................................................................................... 2
Definición ................................................................................................................ 2
Los Bienes Finales Y El Valor Agregado ............................................................. 2
La Producción Corriente ....................................................................................... 3
Los Precios Del Mercado ....................................................................................... 3
El PBI Real Y El Nominal ...................................................................................... 3
3. Producto bruto interno como indicador de nuestra economía ....................... 4
4. Contexto Nacional .................................................................................................. 7
5. Conclusiones y recomendaciones ...................................................................... 16
6. Bibliografía ............................................................................................................ 18
1. Introducción
La evolución del Producto Bruto Interno ha mostrado características
diferentes hasta 1982 podemos hablar de un período de crecimiento
sostenido, en donde se encuentra sólo un año de caída del Producto con
0,57% en 1958 y en el año 1983 que significó la caída más alta en la historia del
Perú, en este año se llegó a una caída de 12.62% debido al Fenómeno del
Niño. Sin embargo la verdadera caída se produjo durante los tres años
siguientes que fueron 1988 a 1990 donde se registraron caídas de 8.35%,
11.66% y 5.39% respectivamente.
Al término de este nefasto episodio se tuvo un año positivo de crecimiento
que significó el 2.8% en 1991, como podemos ver no es fácil establecer un
lineamiento positivo o negativo del cauce del producto Bruto Interno, es por
ello que mencionaré a manera de evolución la historia del PBI.
2. Producto bruto interno
Definición
El Producto Bruto Interno es el valor de todos los bienes y servicios finales
producidos por un país en un determinado período. Comprende el valor de
los bienes producidos, como viviendas, comercio, servicios, Gobierno,
transporte, etc. Cada uno de estos bienes y servicios se valora a su precio de
mercado y los valores se suman para obtener el PBI.
Los Bienes Finales Y El Valor Agregado
El PBI es valor de los bienes y servicios finales producidos. El objeto de
insistir sobre el valor en los bienes y servicios finales es asegurarnos que no
los contemos dos veces. Por ejemplo no debemos incluir todo el precio de un
automóvil en el PBI e incluir también el valor de los neumáticos que compró
el fabricante del automóvil. Las piezas del automóvil que se venden a los
fabricantes se denominan bienes intermedios, su valor no se incluye en PBI.
Otro bien intermedio es el trigo que se utiliza para hacer el pan. En el PBI no
incluimos el valor del trigo vendido al molinero ni el valor de la harina
vendida al panadero, sino solo el valor del pan.
En la práctica, la doble contabilización se evita utilizando el valor añadido. En
cada fase de fabricación de un bien, sólo se incluye en el PBI el valor añadido
del bien correspondiente a esa fase. El valor del trigo producido por el
agricultor forma parte del PBI. El valor de la harina vendida por el molinero
menos el coste del trigo es el valor añadido del molinero. Si seguimos este
proceso, veremos que la suma del valor añadido en cada fase de producción
es igual al valor final del pan vendido.
La Producción Corriente
El PBI consiste en el valor de la producción obtenida en el período de
referencia. No comprende, pues, las transacciones de mercancías existentes,
como cuadros antiguos o viviendas ya construidas. Comprende la
construcción de nuevas viviendas, pero no la compraventa de viviendas ya
construidas. comprende, sin embargo, el valor de las comisiones que
cobran los agentes de la propiedad inmobiliaria por la venta de viviendas ya
construidas. El agente presta un servicio corriente al poner en contacto al
comprador y al vendedor y eso forma parte propiamente de la producción
corriente.
Los Precios Del Mercado
El Producto Bruto Interno valora los bienes a precios de mercado. El precio de
mercado de muchos bienes comprende los impuestos indirectos, como los
impuestos sobre las ventas y los impuestos sobre consumos específicos, por lo
que no es igual que el precio que cobra el vendedor de los bienes. El precio
neto, que es el precio de mercado menos los impuestos indirectos, es el coste
de los factores, que es la cantidad que reciben los factores de producción que
produjeron el bien. El PBI se valora a precios de mercado y no a coste de los
factores.
El PBI Real Y El Nominal
El PBI real mide las variaciones que experimenta la producción física de la
economía entre períodos diferentes valorando todo los bienes producidos en
los dos períodos a los mismos precios, o sea, en dólares constantes.
El PBI nominal mide el valor de la producción correspondientes a un
determinado período a los precios de ese peodo o como se dice a veces, en
dólares corrientes. Por ejemplo el PBI nominal de 1993 mide el valor de los
bienes producidos en 1993 a los precios de mercado vigentes ese año.
3. Producto bruto interno como indicador de nuestra economía
(1950-1990)
Primera fase
La exportación se inicia en 1950 y dura aproximadamente unos nueve años.
Esto abarca dos gobiernos, los de Manuel Odría (1950-1956) y parte del
período de Manuel Prado (1957-1962). Durante esta etapa se siguió una
política liberal en lo concerniente a l campo de la economía. Claramente se
puede reconocer en esta etapa una preponderancia de las exportaciones
mineras, alentadas sin duda por la dación de un Código de la Minería en 1950
y la Ley del Petróleo de 1952.
En esta época se experimentó una afluencia de capitales externos que llegó al
sector entonces líder del crecimiento: la minería. Significó para ese entonces
una época dorada para las exportaciones de minerales, eran los años de la
guerra con Corea y los precios de los minerales eran muy altos. En conclusión
esta época representó el paraíso para los inversionistas con tasas de interés
reguladas y un sistema tributario flexible y con exoneraciones, aranceles bajos
y tipo de cambio flotante.
Segunda Fase
El crecimiento a que hacemos mención en el punto 2.1 era particularmente
dependiente del sector externo, los minerales fueron precisamente los que
determinaron los precios los auges y las caídas del producto. Ante esta
situación era necesario crear alguna forma de obtener un crecimiento
sostenido del país. Se opta entonces por industrializar el Perú, de esta manera
hacer que dependa menos del exterior y más de su manufactura., para ello se
creó la llamada "Industrialización por Sustitución de Importaciones" (ISI).
De esta manera a finales del Gobierno de Prado en 1959 se promulgó la
famosa "Ley de Promoción Industrial"el Perú inicia una nueva fase de
desarrollo la cual ofrecía exoneraciones tributarias con un tipo de cambio y
tasas de interés favorables como una forma de incentivar la industrialización
de la economía.
Esta etapa se refuerza con el primer gobierno de Fernando Belaunde (1963-
1968) y la primera fase del gobierno militar (1968-1975), den donde el grado
de protección a la industria creció significativamente, llegando a crearse el
Registro Nacional de Manufacturas: donde ningún producto podía
importarse si éste competía directamente con alguno que se producía en el
Perú.
Con estas medidas se había entrado a un régimen proteccionista con entrada
de capitales controlada, aranceles escalonados y tipo de cambio fijo. El motor
de la economía era el Estado, el cual llegó a controlar directamente el 30% del
PBI.
El liderazgo del sector manufacturero es acompañado por un creciente déficit
fiscal. A fines de la etapa de la ISI (Industrialización por Sustitución de
Importaciones) se podía apreciar la llegada una situación insostenible, se creó
un sector manufacturero extremadamente dependiente de las
reglamentaciones que la protegían; además el tipo de cambio fijo ya no
soportaba las fuertes presiones inflacionarias que se avistaban en el panorama
económico.
Tercera Fase
En 1975 se inicia el tercer período caracterizado por un largo estancamiento
del PBI, la inflación llegó al 30% anual; era evidente la presencia de una crisis
internacional y, el sector externo se diluía, pero aún así la importancia de las
empresas públicas no declinó, ni la protección a la industria. Más bien se
implementa entonces el certificado de reintegro tributario a las exportaciones
(CERTEX), como un Instituto de Promoción a las Exportaciones y resolver así
los problemas que se presentaban en el sector externo.
El estado ya no podía seguir financiando su inversión con recursos propios, y
es en esta época donde se recurre a fuentes externas (endeudamiento). A
partir de los 80 la situación macroeconómica del país se torna sombría.
Incluso se puede decir que la economía se hizo deficiente, pues el ratio
capital/producto pasó de 2.3 en 1950 a 3.8 en 1990.
Si le agregamos el inicio de la crisis de la deuda durante el segundo Gobierno
de Fernando Belaunde (Fenómeno del niño 1983) y los desastrosos resultados
de la Administración de Alan García, para completar el oscuro panorama de
los años 80. Durante esa década se abandona la industrialización y se produce
una reprimarización de la economía. Con este régimen se terminó
definitivamente con los incentivos que se habían impuesto para la ISI y se
produce un regreso a la etapa primario Exportadora. Es aquí en donde se
produce un shock, pero como consecuencia de un fenómeno natural El
Fenómeno Del Niño de 1983 se produjo un decrecimiento de 12.62% en
nuestra economía.
A partir de 1985, con el Gobierno de Alan García se siguió un plan de
estabilización heterodoxo que tuvo los resultados por todos conocidos:
retroceso en los niveles de crecimiento, altísimas tasas de inflación y
aislamiento internacional todo ello muy peligros para un país cuya historia le
había mostrado como dependiente del exterior. En este gobierno se busca la
reactivación por medio de la estimulación de la demanda interna; se
congelaron los precios y se creció hasta el segundo año, pero a partir del
tercer año la situación cambió en forma radical. Se llegó a niveles
inflacionarios que definitivamente destruyeron toda posibilidad de captar
inversiones, además del auge del terrorismo.
Cuarta Fase
En este período se da el ajuste heterodoxo. Primero estabilizar y después
crecer, fue la premisa que tuvieron en mente los hacedores de política. La
inflación que para 1990 había llegado a niveles realmente espectaculares
(3,600% anual) se pudo combatir; para 1993 había retrocedido
significativamente (40% anual).
4. Contexto Nacional
En el año 1998, la economía nacional como la internacional, se vieron
afectados negativamente en su desempeño por una serie de eventos como el
Fenómeno del Niño, Las crisis asiática y brasileña, entre otros. El Producto
Bruto Interno del País, experimentó en 1998 un incremento de 0,3% respecto
al registrado en 1997.
Sobresalen la brusca caída del sector pesquero y la reducción de las
actividades industriales y comerciales. En lo referido a la producción
agropecuaria tras un inicial descenso debido a los efectos del Fenómeno del
Niño, el sector logró recuperarse y alcanzar un 3,6% de crecimiento, cifra solo
superada por el sector eléctrico (9.4%) y el sector minero (4,8%), que se
constituyó así en el de mayor crecimiento del período dentro del sector
primario.
La presencia del fenómeno del niño, ocasionó graves alteraciones
climatologías las que tuvieron un impacto directo en los sectores productivos,
los que se vieron obligados a enfrentar estas duras condiciones. Así, en el
primer trimestre se presentó algunas situaciones de escasez, sobre todo de
productos agrícolas. En el segundo semestre del año se produjo la
depreciación del nuevo sol, pese a que la tasa de inflación anual fue de 6.0%.
Por primera vez la devaluación acumulada (15,4%) superó a la inflación. La
crisis en los mercados emergentes por el impacto de la crisis financieras del
sudoeste asiático, Rusia, Brasil, etc. Deprimió las cotizaciones internacionales
de nuestros principales productos de exportación en 16,5% desviando los
flujos de capitales del exterior y que todo ello, ha significado una escasez
global de capitales en estos países.
En el año 1998 la inversión en cartera del exterior descendió en US$42
millones de dólares, mientras que los adeudos de corto plazo provenientes
del exterior disminuyeron en US$2069 durante este mismo año. Como
consecuencia de ello, la disponibilidad de recursos de moneda extranjera para
capital de trabajo se restringió en forma significativa, lo que originó
desequilibrios en el mercado monetario.
Esto generó el incremento del costo del dinero y la aceleración del ritmo
devaluatorio y, en consecuencia, el deterioro en el ingreso real de los hogares.
Una severa implicancia de este proceso fue que limitó la expansión del
consumo y de la inversión privada lo que se denomina demanda interna, y
vulneró la capacidad de pago de las familias.
Las empresas para afrontar esta disminución de la demanda optaron por
rebajar sus inventarios, reduciendo sus niveles de inversión y ajustando sus
perspectivas de crecimiento y reduciendo personal.
Magnitud del PBI En 1998
El valor monetario del PBI durante 1998 alcanzó los 183 mil 179 millones de
nuevos soles; cifra mayor en 6,3% al nivel de 1997 que fue de 172 mil 389
millones de nuevos soles. El valor de la producción del país, fue obtenido a
partir del esfuerzo de los diversos sectores productivos como la Agricultura,
Pesca, Minería, Industria, Construcción, Comercio, Transportes y Servicios.
Se observa que el PBI a precios de 1979 el sector primario representa el 23% se
incrementó su producción en 2,1%; las actividades del sector secundario cuya
importancia en el PBI es del 31% experimentaron una caída de 1.3%; y los
Servicios en la economía cuyo peso constituye el 46% experimentaron un
crecimiento del 0,5%.
Estructura Del PBI
SECTORES
1998
Primario
Transformación
Servicios
23%
31%
46%
Crecimiento Económico
SECTORES
1997/96
1998/97
PBI
Primario
Transformación
6,9
4,1
10,4
0,3
2,1
-1,3
Servicios
5,9
0,5
Demanda Y Oferta Global
La oferta global de bienes y servicios a precios constantes de 1979, aumento
ligeramente en 0,3% debido al desempeño de sus componentes, el Producto
Bruto Interno y las Importaciones que crecieron en 0,3 y 0,2 por ciento,
respectivamente.
Por el lado de la oferta el comportamiento del PBI estuvo asociado a la
evolución que reflejaron las actividades, electricidad y agua (9,4%), minería
(4,8%), y agricultura, caza y silvicultura (3,6%) respectivamente. Así mismo
por el leve crecimiento de las importaciones se sustentó en los mejores niveles
de importación de productos alimenticios como el azúcar, arroz y aceite de
soja, así como de productos laminados de hierro y acero, partes y accesorios
de maquinas automáticas para el tratamiento y procesamiento de
información; como también de vehículos automotores, tractores de oruga y
motocultores.
PBI En La Oferta Global
El PBI desde el punto de vista de la producción, constituye el valor de la
producción final libre de duplicaciones, obtenido por los diferentes sectores
productivos. Este indicador en el año 1998 representa el 85,6% de la Oferta
Global.
Destino Final De Los Bienes Y Servicios
Entre los bienes y servicios de la economía en el año 1998 que tienen como
destino la Demanda Final, se puede distinguir que el Consumo Privado
absorbe el 61%, el Consumo de Gobierno participa en 8%, a la Formación
Bruta de Capital o Inversión le corresponde el 21% y un 10% se destina al
exterior como Exportaciones.
Composición De La Demanda Final
VARIABLES
1998
DEMANDA FINAL
Inversión
Consumo Público
Consumo Privado
Exportaciones
100
21
8
61
10
Sector Agropecuario
Para 1998, el Producto Bruto Interno de la actividad agrícola ha mantenido un
comportamiento positivo, registrando al año anterior, a pesar de la presencia
del Fenómeno del Niño, el cual modificó las condiciones climatológicas lo
que incidió en el comportamiento agropecuario del país. Este crecimiento se
sustenta en el aumento de la producción agrícola (2.0%), pecuaria (7,2%) y
silvicultura (1,3%).
PBI De La Actividad Agricultura Según Subsectores: 1996-1998
(Variaciones Porcentuales)
Sub-Sector
1996
1997
1998
Agrícola
Pecuario
Silvícola
8,3
0,2
4,2
3,7
8,2
2,2
2,0
7,2
1,3
AGRICULTURA
5,5
5,0
3,6
La producción agrícola se incrementó en 2,0%, a pesar que la presencia del
Fenómeno del Niño provocó grandes contracciones en el volumen de
producción de algunos productos, tales como el algodón en rama, la vid y la
caña de azúcar que cayeron en 34,6%, 33,5% y 17,7% respectivamente. Sin
embargo, productos como el trigo (18,3%), maíz amarillo (16,0%), frijol grano
seco (10,5%) y papa (8,0%) mostraron incrementos en su producción. La
producción de trigo se recupero debido al incremento de 111 mil a 125,9 mi
hectáreas. Estos incrementos se dieron en los departamentos de la Libertad,
Cajamarca, Junín y Ayacucho.
Producción de principales productos agrícolas: 1996-98 (miles de toneladas
métricas)
PRODUCTOS
1996
1997
1998
Algodón rama
Arroz en cáscara
Maíz amiláceo
Maíz amarillo
Papa
Trigo
Frijol grano seco
Caña de azúcar
Café
268,6
1203,2
250,8
559,7
2308,9
146,2
69,0
6119,0
106,5
145,8
1459,8
221,6
605,8
2398,1
123,7
61,2
6930,0
112,9
95,3
1548,8
230,5
702,5
2589,3
146,3
67,6
5701,4
119,9
El sub sector pecuario para 1998 mantuvo el mismo dinamismo del año
anterior, registrándose 7,2% de crecimiento, en donde destaca el aumento de
la carne de ave (10,5%), debido a la mayor colocación de pollos BB en la línea
de carne. De la misma manera aumento la producción de la leche sin procesar
(5,3%) y la carne de ovino (5,1%).
Producción De Principales Productos Pecuarios: 1996-98
(Miles de Toneladas Métricas)
PRODUCTO
1996
1997
1998
Carne de ave
Carne de porcino
Carne de vacuno
Carne de ovino
Huevos
Leche (sin procesar)
410,5
83,0
110,1
20,3
130,0
904,9
443,9
86,6
118,2
21,5
149,4
948,0
490,3
90,7
123,9
22,6
154,5
998,1
Sector Pesca
El Fenómeno del niño, caracterizado por el calentamiento de la superficie
marina siguió afectando la costa central y norte del país durante el primer
semestre del año, generando alteraciones en la concentración y distribución
de las especies marinas como la anchoveta, sardina y merluza principales
recursos para la elaboración de harina de pescado, por la migración de estos
cardúmenes hacia aguas más frías del hemisferio sur.
La implementación del Programa de Pesca Exploratoria de Recursos
Pelágicos, que regula la extracción de la anchoveta y anchoveta blanca; así
como la veda dispuesta por el Estado Peruano con el fin de asegurar el
sustento de esta especie, todo esto tradujo una disminución del sector
pesquero en 35,6% con respecto a lo producido en 1997.
Desembarque de productos hidrobiologicos
Según destino: 1996-1998
Destino
1996
1997
1998
Pesca Marítima
Indirecto
Anchoveta
Otras especies
Directo
Enlatado
Congelado
Curado
Fresco
Pesca continental
Congelado
Curado
Fresco
9504030
8771713
7460420
1311293
732317
213905
239684
28760
249968
30125
225
16921
12979
7843670
6998782
5923005
1075777
844888
352074
215005
23469
254340
33115
299
17674
15142
4310270
3696298
1205537
2490761
613972
218153
128568
18087
249164
37458
277
23134
14047
TOTAL
9534155
7876785
4347728
La Industria
La producción de textiles disminuyó en 8,4%, así como la producción de
cueros en 15,9% este comportamiento estuvo asociado a la disminución de la
demanda, y al ingreso masivo de productos importados especialmente de
origen asiático y en condiciones más ventajosas.
La industria de madera también se vio favorecido principalmente por la
demanda de países europeos de muebles tallados de artesanía manual. La
industria de papel y de impresión, registró crecimientos de 3,6 y 2,7 por
ciento, este incremento se vio favorecido principalmente por aquellos que se
dedican a la exportación. La industria química se vio favorecida por un leve
crecimiento de 0,3% especialmente en la producción de químicos básicos.
La refinación de petróleo muestra un crecimiento de 1,5%, resultado de ello
hubo una mayor producción de gasolina de 90 octanos, turbo A1 y petróleo
industrial que crecieron en 15,2%, 20% y 27,2% respectivamente. Los
productos no metálicos también crecieron en un 0,9% debido a mayores
niveles de producción de objetos de loza y porcelana, así como los objetos de
vidrio de las empresas Cerámica Lima S.A. y Corporación Cerámica S.A.
Gobierno
La actividad productiva de este sector, experimentó un incremento de 1,4%
generados por el Gobierno Central, Gobiernos Locales, Consejos Transitorios
de Administración Regional, Instituciones Públicas Descentralizadas,
Sociedades de Beneficencia Pública y Universidades Nacionales. El
Presupuesto para el Sector Público en 1998 asciende a S/.29523775 Miles de
Nuevos Soles, representando un incremento en 19,2% en relación a 1997. El
Presupuesto destinado a gastos corrientes representa el 56,6% del total. Las
partidas para remuneraciones tuvo una participación del 25,3% en relación al
Presupuesto Total. Los gastos de Inversión y Otros Gastos de Capital
participaron con el 19,7%, las Inversiones Financieras, Intereses,
Amortización de la Deuda, participó con el 23,6%. De otro lado el Ministerio
de Salud, El Ministerio de Educación, Foncodes y Pronoa gastos dirigidos a
aspectos sociales contaron con una participación de 5,0%,4,7%, 2,2% y 0,8%
respectivamente.
5. Conclusiones y recomendaciones
La Economía peruana cumplirá cuatro años consecutivos en recesión, creado
por un autoritarismo político y el populismo económico, pues la inversión
directa del extranjero ha caído en un 20% respecto de los niveles registrado
hace dos años. Las probabilidades de que el Perú crezca son muy limitadas ya
que en el primer trimestre el PBI ha caído en 2,5%, el estallido de la crisis
asiática en julio de 1997 frenó el auge de la económica peruana en el período
1993- 1997.
De todo el panorama presentado podemos apreciar que en los últimos 10
años del Gobierno del Ing. Fujimori más de 6 millones de peruanos generaron
su propio empleo. Esto significa que los más mínimos beneficios que ofrece el
empleo formal, hablamos de seguro de salud, CTS, gratificaciones,
vacaciones, utilidades, entre otros pertenecen sólo a 240,000 trabajadores
independientes calificados y 2´740,000 independientes urbanos no calificados
y 3´345,000 campesinos minifundistas.
El creciente desempleo de estos días es reflejo de la profunda recesión o
depresión. Si bien la depresión expresa el agotamiento periódico de la
vitalidad tecnológica del capitalismo, este hecho desalienta las inversiones y
la apertura de nuevos mercados, también un consumo insuficiente disminuye
los incentivos para la inversión.
La depresión es una fase de declive del ciclo económico más grave y duradera
que la recesión que se manifiesta por la debilidad de la demanda, contracción
del comercio internacional, ascenso del desempleo, y el estancamiento, o
incluso la caída del BPI. Podemos comentar que la depresión más estudiada
por la ciencia económica es la que estalló en 1929. En ese tormentoso período
una cuarta parte de la fuerza de trabajo en los Estados Unidos estuvo sin
empleo.
La caída del PBI en marzo nos refleja el reflejo de la prolongada contracción
de las inversiones directas,
Recomendaciones
Se hace necesaria una política descentralista, pues existe una concentración
exagerada en la ciudad de Lima, en desmedro del resto del país. Es necesario
revertir esta característica centralista de la economía peruana.
En primera instancia es necesario incrementar las exportaciones de bienes y
servicios, ya que ellas proporcionan las divisas que el país requiere para su
crecimiento.
El crecimiento de la inversión privada se debe sustentar en un programa de
concesiones y en la construcción de obras en minería, hidrocarburos, turismo,
comercio y otros.
Garantizar la confianza para un crecimiento, esto depende del programa
económico que aplique el nuevo gobierno y que pueda convencer a los
inversionistas internacionales.
Existe la necesidad de recobrar la confianza del sector privado para revertir la
tendencia decreciente de la inversión la cual sólo representa el 15% del PBI.
Se hace necesaria contar con un sistema tributario con pocos impuestos y
tasas relativamente uniformes.
6. Bibliografía
Instituto Nacional de Estadística.
Revista, Street Journal Americas, Setiembre 2000
Revista, Business, 1998
Revista, Caretas, Mayo 2001
Revista, Gestión, 2000
El Comercio, 2000 - 2001
Diario, La República, Octubre 2000
Rudiger Dornbusch, Stanley Fischer, Macroeconomía
Por: Peggy Carrión Carcelén

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Carrión Carcelén Peggy. (2001, octubre 9). Producto Bruto Interno del Perú. Evaluación y perspectivas, 2001. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/producto-bruto-interno-del-peru-evaluacion-y-perspectivas-2001/
Carrión Carcelén, Peggy. "Producto Bruto Interno del Perú. Evaluación y perspectivas, 2001". GestioPolis. 9 octubre 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/producto-bruto-interno-del-peru-evaluacion-y-perspectivas-2001/>.
Carrión Carcelén, Peggy. "Producto Bruto Interno del Perú. Evaluación y perspectivas, 2001". GestioPolis. octubre 9, 2001. Consultado el 23 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/producto-bruto-interno-del-peru-evaluacion-y-perspectivas-2001/.
Carrión Carcelén, Peggy. Producto Bruto Interno del Perú. Evaluación y perspectivas, 2001 [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/producto-bruto-interno-del-peru-evaluacion-y-perspectivas-2001/> [Citado el 23 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de proimos en Flickr
DACJ