Las franquicias

  • Marketing
  • 12 minutos de lectura

El gran boom y la explosión de las franquicias se produjo después de la segunda Guerra Mundial, una combinación de factores sociales, económicos, políticos, tecnológicos y legales que crearon el clima propicio para esta expansión.

También contribuyó el regreso del combate de miles de hombres ambiciosos con conocimientos básicos, con poca experiencia en la creación y dirección de empresas, pero con muchas ganas de establecer negocios propios. El espíritu optimista del momento y el deseo de dejar atrás los días difíciles de la gran depresión y la guerra, dieron origen a un esquema de consumismo que dio pie a la compra generalizada de todo tipo de bienes, entre las que figuró la de automóviles. Al incrementarse el número de autos, se hizo evidente la necesidad, de una mayor infraestructura de carreteras y estacionamientos; ello impulsó la creación de centros comerciales ó shopping centers con amplio espacio para estacionamiento y con una nueva apariencia y funcionalidad. Estos nuevos centros comerciales originaron nuevas presiones y una férrea competencia con las tiendas, hoteles, restaurantes y negocios tradicionales o familiares ubicados en los centros de las poblaciones y ciudades.

La introducción de las franquicias con formato de negocio fue el acontecimiento más importante en el mundo de la comercialización de productos y servicios en la segunda mitad del siglo XX. La década de los noventa se consolidó sin duda, como la revolución en el mundo de los negocios. Otro aspecto importante en el crecimiento de este concepto fue el éxito con el que los franquiciantes lograron comunicar sus experiencias y habilidades a los franquiciatarios por medio de un paquete o formula de fácil asimilación y puesta en práctica por personas que, en la mayoría de los casos, no tenían un grado parecido de conocimientos y educación en la materia. Es por ello que en la actualidad las franquicias que más conocemos fueron las que “abrieron brecha”.

Entre las primeras compañías que otorgaron franquicias de formato de negocio figuran Dunkin’ Donuts, Kentucky Fried Chicken, Midas Muffler, Holiday Inn, y McDonald’s. esta última es, con toda seguridad, la primera compañía en explotar éste innovador concepto y es por ello que vale la pena analizar su caso con más detalle.

Las franquicias han demostrado ser una poderosa herramienta de marketing, utilizando una metodología rápida y segura de comercialización a través de la unión de dos partes en pro del desarrollo de un mismo negocio; el franquiciado y el franquiciador, que conforman un matrimonio perfecto al tener intereses comunes y deciden poner todo el empeño para lograr el éxito de su operación comercial, hoy en día las franquicias son un fenómeno mundial que ha sido impulsado por empresarios audaces con necesidades de expandir el mercado de sus empresas. Con el proceso de la internacionalización de la economía vivimos reformas estructurales al régimen de inversión extranjera. Pocos países como Colombia tienen una posición ventajosa para acceder a mercados mundiales. Internacionalmente la mano de obra Colombiana es valorada por su capacitación y bajo costo, la percepción del colombiano respecto a nuevas oportunidades de negocios es positiva. Sin embargo, a pesar de estas condiciones las franquicias han tenido un incipiente desarrollo en Colombia. En un país en vía de desarrollo como Colombia, se hace necesario acudir a las experiencias benéficas de otros países en materia económica, y adaptarlas a las necesidades particulares de nuestro medio.

La franquicia, es un medio eficaz para la expansión de mercados a nivel mundial en forma exitosa y de creación de nuevas empresas por parte de comerciantes emprendedores. La franquicia es un sistema de negocios bien estructurado en todos sus aspectos productivos, gerenciales y administrativos, los cuales aportan, al franquiciador y al franquiciado, es la transferencia del “saber hacer”, que se expresa en manuales de apoyo, que para el franquiciado por ser un pequeño empresario la gestión de su negocio lo involucra con los conceptos y técnicas modernas de los negocios, contribuyendo de esta manera a un mejoramiento cualitativo de la gerencia en este tipo de empresas. La Franquicia es un multiplicador de negocios exitosos a través de nuevos empresarios, al punto que Colombia ha liderado a nivel Latino Americano la promoción del espíritu empresarial. El sistema de franquicias nos muestra un nuevo modelo de convivencia entre la diversidad de empresas. Por lo general la empresa Franquiciadora es una mediana o gran empresa, que cede sus derechos a pequeños empresarios franquiciados, para que exploten su marca y su sistema de negocios.

La Franquicia por su integridad está llamada a jugar un papel muy importante en el desarrollo de la economía empresarial, por cuanto aquí se involucran los elementos de transferencia, de tecnología, estrategias de mercado, publicidad, estandarización de procesos, la convivencia de empresas de diferentes tamaños, se presenta la apertura hacia los mercados internacionales. La modalidad de Franquicias, constituye una alternativa eficaz para la generación de empleo, presenta mayor estabilidad y cumplimiento de las obligaciones laborales y mejores niveles de remuneración.

En los últimos años los negocios por Franquicias han alcanzado gran desarrollo gracias a la globalización de la vida económica y apertura. De acuerdo a estimaciones del departamento de comercio Estado Unidense, a fines del siglo XX, un 50% de las ventas minoristas se manejara dentro del sistema de franquicias. para aquellos que han soñado ser dueños de negocios, la franquicia se ha constituido en una opción interesante.

La franquicia, concesión o licencia:

Es un acuerdo contractual (un negocio entre dos partes) mediante el cual una compañía Matriz, la franquiciadora, le concede a una pequeña compañía a un individuo, el franquiciador, el derecho de explotar o hacer negocios y la marca de una actividad comercial, en condiciones especificas honorarios o regalías. El franquiciador tiene el derecho del nombre o de una marca registrada y le vende el derecho a un franquiciado, para utilizarlo.

Un derecho de franquicia es un pago anticipado de una sola vez que los concesionarios, Hacen directamente a quien les concede la franquicia para ser parte del sistema de concesiones. El pago al franquiciador reembolsa los costos de ubicación, calificación y entrenamiento de los nuevos concesionarios.

La asociación internacional de franquicias IFA la define como un medio de comercialización de productos y servicios. Es una relación contractual entre el franquiciador y el franquiciado, en la cual el primero, ofrece y está obligado a mantener un interés continuo en el negocio del segundo en asuntos tales como el “Know-how” y entrenamiento en esta operación, el franquiciado usa un nombre comercial de común acuerdo con un formato o patrón establecido y controlado por el franquiciador. Esto implica que el franquiciado invierte sus propios recursos en su propio negocio.

El reglamento de las comunidades Europeas define la franquicia como el contrato en virtud del cual una empresa, el franquiciador, cede a la otra, el franquiciado, a cambio de una contraprestación financiera directa o indirecta, el derecho a la explotación de una franquicia para comercializar cierto tipo de productos y/o servicios y que comprende ciertos beneficios:

• El uso de una denominación o rótulo común y una presentación uniforme de locales y/o medios de transporte.

• La comunicación del “Know-how”.

• La prestación de asistencia comercial o técnica durante la vigencia del acuerdo.

El departamento de comercio de los Estado Unidos define la franquicia como una forma de licencia por la cual el propietario o titular (franquiciador) de un producto, servicio o método, obtiene su distribución a través de revendedores afiliados (franquiciados).

La franquicia como negocio:

La franquicia es una estrategia de desarrollo que permite expandir mercados y propiciar el crecimiento de empresas exitosas, de esta manera los empresarios dinamizan la actividad empresarial, generan empleo, comparten riesgos. Es un sistema de transferencia de tecnología y de conocimientos para el desarrollo de una actividad económica, al traspasar el saber hacer de unos empresarios a otros.

Las Franquicias no tienen fronteras. Se ha realizado un gran despliegue en el
Brasil, México, Chile, Colombia y Argentina. Para aquellos que han soñado ser dueños de negocios, la franquicia se ha constituido en una opción interesante. Las Franquicias han experimentado un enorme crecimiento, siendo el primer País en número de estas Estados Unidos de América, Australia, Japón, Francia, Brasil, Italia, España, México, Argentina, Portugal.

Casi todo tipo de negocio se puede franquiciar depende de la capacidad de la empresa franquiciadora para transmitir tecnología, marca y servicio a un tercero. En la actualidad existen más de 120 diferentes tipos de negocios disponibles bajo el tipo de franquicias siendo las principales actividades las siguientes:

• Construcción y mantenimiento
• Limpieza y conservación
• Comidas rápidas
• Super y minimercados
• Alquiler de autos
• Hoteles y moteles
• Vestuario
• Entrenamiento
• Agencias de viajes
• Servicios de automotores
• Recursos humanos
• Venta de computadores
• Restaurantes
• Transportes
• Mobiliario
• Educación
• Bienes raíces
• Librerías
• Artículos deportivos
• Farmacias
• Lavanderías
• Tiendas de regalos
• Imprentas
• Fotografías
• Alquiler de videos
• Academias
• Comunicaciones
• Joyerías
• Bisutería y accesorios
• Capacitación
• Cultura
• Estaciones de servicio

Características de una buena franquicia

• Una buena Franquicia debe ser un éxito probado y transmisible
• Comercializa productos de alta calidad.
• Deja al franquiciado ubicado y establecido en un buen lugar.
• Provee una transferencia inmediata y formación en técnicas de comercialización.
• Hace pruebas con empresas pilotos.
• Establece una relación continua, con miras a mejorar las condiciones de la franquicia.
• Enseña la forma, de saber hacer soportes de marketing, publicidad, acciones promociónales, investigación y desarrollo.
• Expresa los pagos inmediatos y continuos que el franquiciado debe efectuar.
• Implica al franquiciado en el proceso de definición de las orientaciones futuras de la franquicia.
• Prevee un proceso de renovación, renegociación y circulación del contrato, así como posibilidad de rescate para el franquiciador.

Ventajas para el franquiciador

• Tener una fuente de capital.
• Evitar gastos fijos elevados.
• Cooperar con los distribuidores independientes.
• Cooperar con los nombres de negocios locales bien integrados.
• Crear una fuente de ingresos.
• Realizar un aumento rápido de las ventas.
• Beneficiarse de las economías de escala.

Ventajas para el franquiciado

• Se beneficia de la experiencia, garantía y marca reconocida
• Tener una empresa con poco capital.
• Reducir el riesgo que supone iniciar una actividad comercial.
• Beneficio de un mejor poder de compra.
• Recibir formación y asistencia.
• Tener acceso a los mejores emplazamientos.
• Recibir ayuda a la gestión del Marketing y de la publicidad
• Tener locales y decoración bien concebidos.
• Beneficiarse en el desarrollo de nuevos productos.
• Tener posibilidad de crear su propio negocio.
• Se beneficia del proceso de investigación y desarrollo del franquiciador
• Obtiene mejores precios de compra en razón al volumen total de compras
• Puede obtener financiación más fácilmente y en mejores condiciones.

Desventajas de las franquicias

• Derechos que el franquiciador cobra por el uso del nombre y otros gastos que pueden ser altos. Tanto al inicia como periodicamente
• No se tiene independencia ya que hay que seguir los patrones del franquiciador.
• No se puede utilizar ideas propias ya que todo está estandarizado.
• Debido al tamaño, un franquiciador puede ser lento para aceptar una nueva idea.
• Es difícil y caro cancelar un convenio de concesión.
• El franquiciador tiene menos control sobre el concesionario.
• Al terminar el contrato, si el concesionario ha tenido mucho éxito, la firma pierde utilidades y puede convertirse el concesionario competidor.

Recomendaciones para las franquicias

• Seleccione marcas reconocidas y aceptadas
• Hable con otros franquiciados
• Averigüe si el franquiciador tiene litigios
• Evalué los planes y programas del franquiciador
• Mantenga un registro de las conversaciones y acuerdos
• Las promesas y condiciones bebe figurar por escrito.

El contrato de franquicia

La celebración de un contrato de franquicia como la instantánea y automática solución a un reto económico u operativo, es errónea. Si bien la franquicia es una de las formas de hacer negocios más seguros en la actualidad, es importante, como los sugiere Marcus Rizzo en su obra investigue antes de invertir, hacer un cuidadoso análisis de las repercusiones de celebrar un contrato de este tipo. El “con quién” es tan sólo uno de los criterios que el franquiciante y el futuro franquiciatario deben tomar en cuenta; el “en dónde”, “cuándo” y, en el caso concreto de franquiciatario, el “por qué” celebrar un contrato de franquicia son preguntas que no pueden ni deben ignorarse.

La “construcción” de una relación jurídica que las partes acuerdan previamente a la firma del contrato de franquicia, donde deben existir una serie de supuestos y condiciones que, en el caso de ser ignorados o violados, ponen en riesgo el éxito del negocio franquiciatario y, en consecuencia, el de la propia franquicia, la realización del vínculo entre franquiciante y franquiciatario comprende, un acuerdo de voluntades, donde cada una de las partes se compromete a cumplir con una serie de condiciones contractuales, pero no se limita, a encontrar, conocer y entender a la contraparte, sino que también diagnostica las ventajas y desventajas de celebrar el contrato.

Debemos aclarar que el nexo jurídico que se establece entre el franquiciante y su franquiciatario no es el mismo que se forma entre los socios de una sociedad mercantil y sin embargo, es interesante reconocer cómo desde un punto de vista objetivo, tanto la franquicia como la sociedad permiten que una o más personas físicas o morales reúnan sus potencialidades para obtener un mismo objetivo o fin; la exitosa operación de un negocio. Se entiende que, para los efectos de esta analogía, las aportaciones del franquiciante y el franquiciatario son tan distintas como también complementarias, por un lado la marca o nombre comercial y el Know-how que aporta el franquiciante, y, por el otro, la inversión y el trabajo que aporta el franquiciatario.

En el terreno de las franquicias las “reglas claras hacen buenos amigos”. Un contrato impreciso, incompleto o simplemente deficiente, puede ser la primera razón para el deterioro de la relación entre franquiciante y franquiciatario, y, en consecuencia, de su fracaso. En la preparación y adopción de un modelo de contrato de franquicia, el franquiciante debe saber evaluar todo aquello a lo que estará dispuesto a obligarse ante sus franquiciatarios e incluir todo aquello que estará resuelto a exigir de estos últimos con el propósito de cumplir dos objetivos fundamentales a obtener; la retribución justa por la licencia de su marca y la transferencia de su tecnología y la adecuada protección y mejoramiento de su “sistema”, que incluye a sus marcas y el Know-how, que constituyen la columna vertebral de la franquicia. Se debe contener todos los aspectos o puntos esenciales que permita una adecuada protección de las partes. Se recomienda hacer un análisis detallado de todas y cada una de las cláusulas que conformarán el documento final, se debe verificar el nivel de protección de marcas, enseñas comerciales, imagen corporativa y secretos industriales del Franquiciador.

En el cuerpo del contrato, entre otros se deben tener aspectos como:
Las consideraciones preliminares del contrato, el objeto y licencia del sistema de franquicia, plazo y vigencia del contrato, las obligaciones del franquiciante, la contraprestación o pago de regalías, operaciones del negocio franquiciado, marcas, manuales, información confidencial, publicidad, sistema de contabilidad y conservación de archivos, seguros, transmisiones y gravámenes, incumplimiento y terminación del contrato, obligaciones en caso de término o vencimiento, no competencia, impuestos y permisos, independencia de los contratantes, factores de fuerza mayor, modificaciones al contrato, leyes aplicables, y registro del contrato.

El negocio, es necesario que por parte del Franquiciador se haga un análisis de forma integral del negocio objeto de la franquicia para cerciorarse que su rendimiento financiero y su operacionalidad sean viables; es vital conocer los siguientes aspectos:

Monto de la inversión, se incluye el pago del derecho de entrada y otras aportaciones si las hay:

• El retorno, en términos de tiempo del rescate de la inversión.
• Las fuentes financieras existentes.
• Nivel de endeudamiento
• Abastecimiento de productos y suministros
• La existencia de personal adecuado para el negocio.

El mercado, los productos o servicios deben tener gran aceptación en el mercado, Cuando se trata de franquicias extranjeras se hace necesario la verificación de los productos para determinar si estos responden a las características exigidas por el consumidor local, de no ser así, se deberá determinar si el franquiciador se encuentra en disponibilidad de adaptar su producto o servicio a las características especiales de mercado de la zona de influencia del mercado. De ser así, el sistema de franquicia tendría una buena perspectiva dado que sí existe un mercado en expansión para el producto o servicio objeto de franquicia.

Una vez analizados los temas anteriores se toma la decisión de seleccionar y comprar una franquicia determinada, y por ende responder a las condiciones que el Franquiciador haya impuesto. En la mayoría de las franquicias de “Marca”, el proceso de selección de franquicias es muy riguroso dado que se examinan aspectos personales, económicos, familiares y laborales del postulante.

Bibliografía

BROON. H N – LONGENECKER Justin. ADMINISTRACIÓN DE PEQUEÑOS NEGOCIOS. Cuarta edición. Editorial CECSA, México 1986.

CABAL Jaime Alberto, FRANQUICIAS LA NUEVA OPCION EMPRESARIAL. En Revista Clase Empresarial, julio de 1994.

CHERTO Marcelo. FRANQUICIAS: Revolución del Marketing serie empresarial Luso Sao Paulo Brasil 1987.

DESACOL. MEMORIAS DEL SEMINARIO INTERNACIONAL Y RUEDAS DE NEGOCIOS “Franquicias en Colombia, su muevo negocio. Santa Fe de Bogotá febrero de 1993.

Dirección general al comercio exterior, como desarrollar más Franquicias, Pág. 23.

El futuro de las franquicias: En Looking 25 years ahead to the year 2010, Washington, D.C. EU p.76.

GARAY, Luis J. Grupo Andino y Proteccionismo Neoliberalismo y Subdesarrollo. Un análisis crítico de la Apertura Económica.1ª Edición ancora Editores. p 168

RIZZO, Marcus. Franquicias la Revolución de los 90 p. 31 Franquicias, La revolución de los 90. p. 15.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Giraldo López José Ariel. (2009, julio 27). Las franquicias. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/las-franquicias/
Giraldo López, José Ariel. "Las franquicias". GestioPolis. 27 julio 2009. Web. <https://www.gestiopolis.com/las-franquicias/>.
Giraldo López, José Ariel. "Las franquicias". GestioPolis. julio 27, 2009. Consultado el 21 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/las-franquicias/.
Giraldo López, José Ariel. Las franquicias [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/las-franquicias/> [Citado el 21 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de gerardstolk en Flickr
DACJ