La adicción y sus efectos en la administración pública

  • Talento
  • 22 minutos de lectura

1. Introducción

Los lugares de trabajo son considerados como organizaciones sociales donde conviven e interactúan personas, grupos, transformando dicha organización en una comunidad en busca de objetivos comunes y que debe ser y mostrar una salud física y mental para el desarrollo integral de la institución.

Fundamentados en el valor que tiene la institución, el costo que representa el recurso humano y los resultado finales de la adicción, queremos esbozar con franqueza y presentar algunas ideas generales de la adición; cómo identificarlas y cómo combatirlas.

Según Enrique Cabrera Mendoza, nos dice: “Tradicionalmente los programas de formación de gerente público han mostrado claramente la compleja naturaleza de la lógica estatal y empresarial en contraposición. Por una parte se encuentran perfiles de formación con un evidente sesgo empresarial y por otro, perfiles prácticamente generalizados en la administración pública que no siempre establecen diferencias entre los ámbitos sectoriales y por tipo de organización. Ambas tendencias contiene supuestos básicos acerca de la naturaleza de las organizaciones públicas y, a partir de ello, la elección de la variable determinante el mercado, el perfil de formación se estructura alrededor de la naturaleza del sector de actividad empresarial y las decisiones asociadas a la dinámica mercantil como son precio, financiamiento, producción, recuperación de inversión, eficiencia económica-financiera y otras.”

Es así como podemos decir que la administración pública, la cual en definitiva coordina todas las actividades del sector público, del sector privado y del sector cooperativo; por lo que surge nuestra interrogante: ¿Por qué necesitamos una organización con gente sana lejos de todo lo que significa la adicción?

2. La Enfermedad De La Adicción Y Su Influencia Negativa En La Actividad Gerencial Publica

La palabra adicción ha llegado a ser un término usado constantemente por todo el mundo en el lenguaje cotidiano. Hablamos con cierto grado de naturalidad de algunas de nuestras adicciones, usando este vocablo erróneamente para identificar actividades, hábitos o placeres que nos encantan experimentar o poseer. Es decir, que tiende a confundirse con una simple inclinación o adicción por ciertas cosas. Por ello, con la intención de aclarar nuestro desacierto, hablaremos de la adicción en el sentido estricto de la palabra, ya que implica mecanismos que afectan la salud física, mental o emocional y que por lo tanto interfieren con el funcionamiento normal de la persona en la vida diaria.

Cabe señalar que haremos énfasis en la adicción de las drogas y al alcohol, que son las que consideramos más extendidas, también trataremos el tema de la adicción en determinados casos, actividades comportamiento y emociones, como el caso de la adicción al juego y a las apuestas.

También es importante indicar que cuando hablemos de adicción nos referimos al alcoholismo al igual que la drogadicción. De la misma forma, cuando usamos la palabra droga, queremos aludir con esto toda sustancia que cambia las emociones a través de alteraciones en el sistema nervioso central; por lo que el alcohol cabe perfectamente dentro de esta clasificación.

Lamentablemente el tema de la adicción sigue siendo un tabú, asunto que todos temen, casi todas las personas prefieren evitar hablar sobre este problema debido a que el concepto del alcohólico o del drogadicto sigue siendo muy negativo. La imagen que, generalmente, viene a la mente cuando se escuchan estos términos, es el de la persona sucia, de aspecto deplorable, tirada en la calle, sin un sitio donde vivir. Comúnmente se piensa en un loco, desesperado, que ésta dispuesto a robar o matar para conseguir unos reales para comprar su droga.

Esta imagen si puede ser real y es común que algunas personas terminan así cuando se ignoran los primeros síntomas de la adicción; pues sabemos que esta es una enfermedad progresiva, este tipo de adicto no es el más usual. El drogadicto o el alcohólico en el medio actual, puede ser el ejecutivo que sale todos los días a comer y se bebe unos cuantos tragos, entones, regresa a su oficina y espera ansioso el momento de marchase a su casa para tomar unos tragos más y relajarse hasta quedar dormido. Eso lo hace diariamente hasta que llega el día en que se siente la necesidad de llevar una pequeña porción para beber un poco, en caso de sentirse muy tenso.

Otro caso común en nuestro medio, lo representa el estudiante que empieza a usar la cocaína para adquirir energía, mantenerse despierto y así poder estudiar durante más tiempo. Poco a poco, y sin darse cuenta empieza a aumentar su uso y a acrecentar su necesidad de la droga.

La finalidad de nuestro trabajo es la de crear conciencia en los lectores y que se sientan más familiarizados con el tema, que mediante la adquisición de información específica, basada en los últimos descubrimientos científicos, puedan disipar todos los temores, así como cualquier concepto erróneo que hubiesen tenido, y sentirse más seguros, más fuertes y capaces de enfrentar cualquier situación que se pudiera presentar como puede ser el caso de un familiar adicto, un funcionario subalterno que empieza a mostrar síntomas de esta índole.

El problema del alcohol acosa al hombre desde el momento en que este lo descubrió como paliativo para los dolores del cuerpo y del alma comparativamente. En épocas recientes la ciencia comienza a interesarse verdaderamente en estudiar este problema con mayor profundidad. Esto se debe, mayormente, a que entre todas las denominadas adicciones ha sido la que mayor número de víctima ha cobrado. Esta es de igual manera, la enfermedad más costosa mundialmente.

Anteriormente, el esfuerzo por erradicar el abuso del alcohol se había limitado a tratar de controlar la producción de esta sustancia, así como también a controlar y penalizar a las personas intoxicadas. Finalmente en 1956, tras, años de experimentación y estudio, la Asociación Médica de los estados Unidos, declaro por vías oficiales que se consideraba el alcoholismo una enfermedad. La declaración fue corroborada rápidamente por la Organización Mundial de la Salud, cuyas investigaciones habían arribado a la misma conclusión.

No obstante, no fue fácil para profesionales en el ámbito médico, ni para el público en general aceptar esta realidad. La mayoría de las personas consideraban que esta sería una perfecta excusa para justificar el hecho de que la persona siguiera bebiendo cada vez más, por ello, rechazaron la idea de inmediato. Sin embargo, hubo otros que vieron esta declaración como una puerta que se abría para mostrarles nuevas posibilidades, más campos de investigación y se lanzaron a descubrir más al respecto.

Además de querer estar al tanto de los descubrimientos más recientes en todo lo referente a la adicción, hay motivos muy personales por los cuales las personas debieran informarse sobre este tema. Estamos en una época de gran preocupación mundial por el problema tan extendido del abuso de las drogas. Ni la mejor familia está a salvo, actualmente, de padecer en carne propia lo que muchas buenas familias han sufrido ya mundialmente. Estas han luchado con uno de sus miembros que ha abusado de las drogas y se ha convertido en adicto. La adicción tiene su origen en que ejerce una influencia más poderosa que el buen ejemplo y la guía de padres preocupados.

Por esto consideramos tan importante el estar bien documentado sobre la problemática de esta terrible enfermedad, para así poder prevenir el abuso de las drogas, para aprender a intervenir en la vida de algún familiar que comience a manifestar síntomas de este mal, o para saber buscar ayuda profesional nosotros mismos, en caso de que existiera tal necesidad.

La ciencia en los últimos diez años ha comprobado que la adicción es un problema médico y que aún no tiene solución médica. Se invierte millones de dólares en buscar su causa física, no sabemos cómo funciona la adicción en el cerebro y en qué consiste la predicción genética que determina biológicamente quiénes se hacen adictos y quiénes no.

Por falta de esta información no se ha podido desarrollar un examen de predicción que determine si una persona posee un alto riesgo de convertirse en adicto. El único grupo que se ha identificado como de alto riesgo es el compuesto por hijos de adictos o alcohólicos debido a factores genéticos.

Se espera que aproximadamente dentro de unos diez años exista un examen que permita al público en general conocer las probabilidades de ser adicto o no. Mientras tanto, cabe la posibilidad de cualquiera de nosotros, funcionarios públicos, privado o de una empresa cooperativa pudiera desarrollar una u otra acción. Nuestra sociedad occidental es muy permisiva, ya que tolera e induce al consumo de alcohol, lo cual afecta la vulnerabilidad de ciertos individuos. Un evento social sin alcohol. es poco aceptable. Las drogas para los nervios se usan casi universalmente. El uso, generalmente, desarrolla el abuso que conlleva a la adicción que es una enfermedad que no respeta sexo, razas, clases sociales o niveles educativos. Incluso sabemos que muchos médicos, psiquiatras y enfermeros han sido tratados por adicción al alcohol, drogas prescritas y drogas ilegales. O sea, que ni el lecho de poseer un alto nivel de conocimientos médicos puede mantenerse a salvo. Sin embargo, el estar bien informados les ayuda a tomar una decisión inteligente, con amplio conocimiento de los riesgos que se corren, cuando uno decide usar el alcohol y otras sustancias adictivas.

Para el Administrador Público o Gerente Público, para el superior o Director de una institución es importante estar actualizados sobre estos conocimientos, por eso uno de los fines de nuestro trabajo es tratar de ayudar a entender los conceptos más actuales a cerca de las adiciones, presentando los signos y síntomas que caracterizan a las personas con grandes probalidades de convertirse en adictos y cómo identificarlos.

Existen varios clases de consumidores del alcohol y drogas. Algunos caen dentro del marco de los que son responsables y que no se dañan a sí mismos ni a los que los rodean. Otros utilizan las sustancias de manera irresponsables y corren un riesgo mucho mayor de dañarse así mismos y a las personas más cercanas.

  • Consumidores ocasionales o sociales.
  • Abusadores o consumidores excesivos.
  • Adictos.

El consumidor social o casual

No le da ninguna importancia al alcohol ni a otras drogas. Bebe alcohol ocasionalmente, y no usa las drogas para sus efectos ni usa el consumo de estas sustancias. No crea ningún problema para él ni para su familia, o demás personas que lo rodean. estas personas pueden disfrutar de un evento social sin ingerir ningún tipo de drogas, sin preocuparse de si hay o no alcohol. Esto es secundario. No busca resolver sus necesidades físicas, mentales o emocionales, mediante el consumo de alcohol u otras drogas ilegales o drogas prescritas, sino que usa las prescritas solamente de acuerdo con las indicaciones del médico en la menor cantidad posible y como última medida usan drogas ilícitas.

El abusador o consumidor excesivo

Es la persona que da al alcohol u otras drogas una importancia que no merecen. Usa la droga frecuentemente, todas las veces que pueda buscando sus efectos, la usa para resolver su timidez, para divertirse y combatir el aburrimiento. se intoxica o embriaga con mucha frecuencia. Busca y crea ocasiones que le permitan o justifiquen embriagarse, cada vez, que esto ocurra se auto induce a un estado de alteración que daña su salud y puede crearle problema a su familia, despilfarra el dinero que podría invertir en cosas útiles. para él lo anormal se ha hecho normal.

Adicto

Es todo el que ha cruzado una pared biológica, por ello manifiesta una convulsión física cuando usa la sustancia. Es decir, al empezar a usar la droga esta persona no puede predecir si la consumirá de acuerdo con sus planes o si la convulsión se apoderará de su cuerpo y no podrá detenerse. El adicto no controla la droga, es la droga la que termina por controlarlo.

Lo que parece ocurrir es que la droga empieza a ocupar el lugar de los verdaderos recursos transmisores que normalmente se produce en el organismo de una persona y que estarán deficientes o alteradas en el organismo de la persona que padece de adicción. Al buscar el equilibrio, el organismo naturalmente produce el deseo y la convulsión por consumir más drogas. Esta pérdida de equilibrio del sistema nervioso central y por ende la pérdida de control sobre el uso de la droga afecta su vida totalmente.

Los Síntomas, Fases y Características de la Enfermedad

El problema sobre la causa de la adición, el Dr, Robert E. Windows, asistente del Ministerio de Salud, del Departamento de Salud y Servicio Humanos de Estados Unidos, dice lo siguiente:

“Hoy día, gracias a los crecientes conocimientos sobre los antecedentes del alcoholismo sabemos que este, como otras enfermedades, tienen muchas manifestaciones y resulta de una interacción compleja de factores genéticos y ambientales que participan con su desarrollo como tal”

Resulta importante identificar el término adicción, por lo que de acuerdo con María Álvarez del Real, no dice que:

Adicción es una alteración del sistema neuro transmisor que resulta en una compulsión física de control del cuerpo que busca restaurar su equilibrio

Para el administrador Publico es importante conocer todo lo relacionado con la adicción, ya que él va a trabajar con recursos humanos que están predispuestos a caer en esta situación de la adicción es un trastorno de la personalidad. la terapia sicoanalítica, sin embargo, no han demostrado tener resultado satisfactorio en el tratamiento del adicto.

El Adicto en Términos Morales.

Identificábamos la mala conducta provocada por la influencia de la droga por la persona que elegía consumir esta sustancia. Toda esta clasificación errónea del adicto se desvió debido a que en aquel entonces no existía el entendimiento profundo sobre el adicto ni se concebía la adicción como una enfermedad. En la actualidad, gracias a los inmensos avances de la ciencia y de la tecnología aplicados a la medicina, la adicción es aceptada como otra más de las enfermedades que afecta a la humanidad.

Si no fuera por el surgimiento de los problemas epidémicos de la cocaína, quizás pensaríamos de la misma forma hoy. Los miles de adictos a la cocaína nos obligan a buscar una solución cuanto antes. Llegamos a entender lo equivocado que habíamos estado tanto los profesionales, como los familiares con respecto al adicto y al mal que padecía. Vemos hoy que no entendemos la enfermedad, nuestras investigaciones, nuestros diagnósticos y nuestro tratamiento estaban equivocados y consecuentemente eran inútiles. Por este motivo sólo un número mínimo de pacientes sanaban. Pocos profesionales querían tratar al alcohólico, al drogadicto por considerarla una labor inútil.

El alcohol, aporte de sus cualidades, tiene también un efecto interior psicológico que modifica el razonamiento. Una sola copa puede cambiar la mentalidad de un alcohólico en el sentido de que cree poder tolerar otra, y luego otra, y otra.

El alcohólico puede aprender a controlar completamente su enfermedad, pero la aflicción no habrá de curarse en forma tal que pueda volver a ingerir alcohol sin consecuencias adversas.

Se Vislumbra la Solución. Alcohólicos Anónimos y Jellinek.

Según el diccionario enciclopédico Océano Uno Color, se puede definir al adicto como:”delicado, apegado, unido a otro para entender en algún asunto.

Esta definición está íntimamente relacionada y de ella se desprende que la adicción es una dependencia física o síquica por ingestión habitual de alguna sustancia siotrópica o el hábito de quienes usan algunas drogas.

El resultado de los repetidos fracasos en el tratamiento de la adicción fue lo que indujo a que los mismos enfermos empezaron a buscar su propia respuesta, en vista de que nadie más se las podía dar. Este movimiento hizo que los enfermos se convirtieran en sus propios médicos, sicólogos y guías espirituales.

Los primeros que tuvieron éxito en la recuperación de alcohólicos y drogadictos fueron los grupos de Alcohólicos Anónimos y Narcóticos Anónimos.

“Alcohólicos Anónimos: En el texto básico de los Alcohólicos Anónimos tal como lo conocemos hoy en día, es el desarrollo ulterior de este libro, que fue originalmente preparado por un centenar de alcohólicos que habían aprendido a permanecer sobrios por medios de la ayuda mutua. Después de algunos años de sobriedad, escribieron lo que habían hecho y dieron a ese resumen el título mencionado. Por eso nuestra comunidad empezó a ser conocida por el nombre de Alcohólicos Anónimos.”

Los Alcohólicos Anónimos se fundaron en 1935 en los Estados Unidos, sus dos primeros miembros fueron hombres muy educados, un medio y un corredor de bolsa, ambos habían tratado de recuperación de su alcoholismo a través de la psicología, la medicina y la religión, pero no tuvieron resultados satisfactorios. Por ese motivo ellos mismos decidieron estudiar su condición y ayudarse mutuamente a encontrar la fórmula efectiva para dejar de tomar.

3. Fases de la Enfermedad

De igual forma que otras enfermedades, el alcoholismo tiene su propios síntomas y etapas de desarrollo a través de las cuales se presentan características y signos evidentes de la enfermedad.

a. De Bebida Social a Fase Pre-Alcohólica.

El tomar ya no cumple con un fin social, sino que las personas utilizan el alcohol para satisfacer una necesidad o, para aliviar una emoción.

La cantidad de alcohol que ingiere aumenta más de lo que deben los que lo rodean. Va perdiendo algo de responsabilidad en su modo de tomar. Habla frecuentemente de alcohol y piensa más y más en éste.

b. Etapa Sintomática.

Experimenta lagunas mentales, olvidándose de lo que paso el día anterior. Su forma de beber comienza a cambiar, toma tragos de un solo golpe, toma antes de ir a fiestas; comienza a sentir el malestar al día siguiente,, el cual, con cada nueva borrachera se va haciendo peor. La familia comienza a notar que algo anda mal, y quizás sus amigos del trabajo le han llamado la atención de que está tomando demasiado, pero a pesar de los comentarios sigue tomando sólo que trata de hacerlo más privadamente y de manera oculta.

c. La Fase Crónica

En esta fase la necesidad de la droga es fulminante. la persona tiene que tomar todos los días para sentirse bien físicamente.

Bebe sin cuidado de todos los demás. Hijos, familia, comida y trabajo. Para sobrevivir tiene que tomar.

Tiene temblores en las manos y en el cuerpo cuando no tiene alcohol dentro de su organismo

Siente la necesidad constante de cómo conseguir su dosis de alcohol.

Su baja tolerancia se hacen obvias unos pocos tragos produce en él efectos muy fuertes. Usa este dato para seguir en el auto engaño y a veces en la negación.

Tiene resentimientos fuertes contra todos y auto compasión patológica. Está en un callejón sin salida, lleno de miedos y ansiedad.

4. La Genética de la Adicción

Está comprobado que existe una predisposición genética a la enfermedad de la adicción. En muchos casos, cuando consideremos la posibilidad de que factores genéticos puedan contribuir a la predisposición, el público tiende a rechazar tal idea, algunos aseguran que esto es dar motivo al adicto para justificar su conducta mediante frase como: No lo puedo evitar, mis genes me obligan. A los que quieran darle más énfasis a las influencias del ambiente que a lo biológico, inmediatamente comienzan a defender su punto de vista y olvidan los factores sicosociales, lo que sí es seguro que los médicos tiene que concentrarse en lo biológico, pues en la adicción intervienen factores ambientales. En cuanto a la genética, referida a la adicción que es una parte técnica u médica, de acuerdo con lo que señala María Álvarez del Real:

Era suficiente para el mundo científico que la Asociación Médico Americana aceptara el alcoholismo como enfermedad, y este hecho de que este se pudiera tratar como problema médico, en vez de siquiátrico o moral, abrió las puertas para investigar las causas médicas de esta enfermedad… Puesto que el alcoholismo era la única aceptada como una enfermedad, las entidades científicas y el dinero gubernamental se dedicaron a su estudio genético.

Hoy nos quedo claro que esto obligaba a que se hicieran investigaciones genéticas. Desgraciadamente, el estudio de las demás adicciones tenía que esperar su turno.

Otras Adicciones que deben tomarse en Cuenta

La adicción a la comida tiene las mismas características que la adicción a las drogas. El efecto que ejercen las calorías o de las comidas grasosas y los dulces sobre el cerebro y los neurotransmisores del sistema nervioso central hacen que este se altere y produzca señales de abstinencia por mezcla de grasa y azúcar, algo similar es lo que sucede cuando se es adicto a los opios. Según hemos leído en diferentes autores, el adicto a la comida corre el riesgo de serlo también del alcohol, pues las reacciones en el organismo son similares en ambos casos.

La adicción a la comida es un desbalance químico tan fuerte que la persona pierde el control de comer y come compulsivamente, pero su adicción no está acompañada por los vómitos para no aumentar de peso.

Otra es la adicción al juego, en este caso podemos ver que el jugador social combina esta actividad con otras. Su inseguridad emocional permite que únicamente se sienta cómoda en un casino o en ambientes similares, quiere obtener las cosas sin mayor esfuerzo, evadiendo responsabilidades y pretender resolver su vida jugando en la lotería o juegos en las apuestas.

También tenemos el adicto al deporte o al ejercicio. Mediante la práctica compulsiva de su deporte favorito el adicto a éste obtiene el placer que tanto busca.

También existe el adicto al sexo, esta persona antepone la relación sexual a los demás vínculos importantes de la vida. Su preocupación por el sexo es tal, que todo lo demás es secundario.

El administrador es un elemento que tiene un papel muy especial en el desarrollo de las actividades de la institución, tomando en cuenta que la administración es una ocupación única que se describe con el propósito de obtener puntos de acción de diversos tipos para alcanzar los objetivos que se ha propuesto la institución pública.

Uno de los recursos más importantes son los empleados, por lo tanto el problema de la adicción debe ser manejado por el Administrador Público con serenidad, objetividad, cientificidad, con respeto y honestidad.

Los Gerentes Públicos dedican gran parte de sus esfuerzos en planear, organizar, emplear y controlar el trabajo de esos recursos humanos. Una clara distinción entre los gerentes y otros tipos de empleados es que el gerente dirige el trabajo de otros en el lugar de ejecutar ese trabajo él mismo.

5. Cómo Seleccionar un Lugar de Tratamiento Efectivo

El administrador debe tomar en cuenta el Director de Recursos Humanos, los Trabajadores Sociales, Psicológicos; las formas de dirigir al empleado adicto hacia un especialista y seguir de cerca su tratamiento y que este psiquiatra o adictólogo este en comunicación permanente con la institución a través del departamento de Recursos Humanos a quien es quien le compete este campo de acción. El punto principal de esta área de nuestro trabajo de investigación es dar a conocer las recomendaciones adecuadas para un tratamiento efectivo de las adicciones.

Para María E. Álvarez del Real, los lugares de tratamiento y los métodos empleados en el campo de la medicina, nos dice

“Aún existe mucha confusión. Es muy lenta la difusión de información y la aceptación general de los conocimientos obtenidos en las más recientes investigaciones sobre la adicción y su tratamiento.

Si bien es cierto que el enfermo de adicción es difícil de tratar, hay un gran número de adictos que quieren ayudar, y respondan cuando el tratamiento es adecuado ¡Cuántos millones se han recuperado solamente a través de los grupos de auto ayuda de Alcohólicos Anónimos y Narcóticos Anónimos!.

Como podemos ver la inclinación del adicto a los fármacos como: barbitúricos, narcóticos, tranquilizantes requiere especialización para evitar que esta enfermedad trascienda.

Algunos de los programas de ayuda que mejores resultados está presentando según María Eloísa Álvarez del Real es:

Tipos de Programas para Adictos

Clínicas externas; tiene programas:

  • Intensivos diarios/ nocturnos
  • De contacto semanal
  • De seguimiento.

Programas internos que se desarrollan en:

  • Centros de desintoxicación.
  • Hospitales
  • Residencias

Programas de corta duración (menos de 30 días)

  • Hospitales
  • Residencias
  • Casa de medio camino

Programas de larga duración (de 30 días a 2 años)

  • Residencias
  • Casa de medio camino
  • Casa de tres- cuartos de camino.

6. Grupo de Auto Ayuda para la Familia y el Adicto

Según nuestras investigaciones hay 83,000 mil grupos de Alcohólicos Anónimos en el mundo entero, es el abuelo de auto ayuda para el adicto y su familia. Alcohólicos Anónimos fue fundado en 1935 por Bill Wilson, un corredor de bolsas de Nueva York, y el Dr. Bod Smith, médico de Akron, Ohio. Tres años más tarde en 1938, escribieron los Doce Pasos, que han sido adoptados por casi todos los grupos de auto ayuda para la rehabilitación de toda clase de adicciones. Los doce pasos son el Cómo de la recuperación, son los principios que cada individuo que quiere seguir el programa de Alcohólicos Anónimos para alcanzar su recuperación debe aprender y aplicar en su vida diaria paso por paso.

La Prevención Contra la Drogadicción

Tomando con guía al Diccionario Enciclopédico Océano Uno Color. podemos definir el término prevención como: “Preparación y disposición que se hace anticipadamente para evitar un riesgo o ejecutar una cosa.

El momento histórico que vivimos nos apremia urgentemente a unirnos en un movimiento de prevención mundial para curar la epidemia del abuso del alcohol y el resto de las adicciones que vemos en nuestro alrededor. Las consecuencias de este mal nos afecta a todo. escuchamos diariamente de hijos abusados físicamente; niños que nacen con impedimentos físicos a causa de una droga o siendo adictos aún antes de nacer, en los centros urbanos vemos instituciones corruptas; en el campo de los países que producen drogas , las tierras están dañadas, todas las naciones tienen sectores peligrosos, debido a la delincuencia que este problema genera; hay economías enteras subiendo o basándose en el frágil mito del dinero lavado de los narcotraficantes.

La Prevención Primaria

Esta es la primera de tres diferentes clases de prevención que existe en el mundo de la salud. Al hablar de ésta nos referimos a todo lo que hace la persona para nunca enfermarse. Por ejemplo, todos los días muchos de nosotros tomamos jugos naturales, ricos en vitaminas C para evitar resfríos o hacemos ejercicios para fortalecer el corazón. Los hijos de los adictos evitan aquellos comportamientos o drogas que podrán desarrollar en ellos una adicción. Cuando se habla de prevención primaria en el campo de las adicciones, se está hablando de ayuda a la persona para no usar nunca cualquier clase de droga legal o ilegal; de evitar el primer contacto, uso o experimento con ella. Si jamás hay uso, nunca habrá drogadicción.

La Prevención Secundaria.

La prevención secundaria, por otra parte, es ponerle remedio a los primeros síntomas de un problema de salud que van apareciendo en la persona. Por ejemplo, cuidamos nuestra dieta cuando el doctor nos dice que somos diabéticos para evitar el desarrollo de la diabetes. Tenemos síntomas visibles, pero detenemos su proceso tomando ciertas precauciones. Un fumador comienza a tener tos y a manifestar problemas con la respiración, consulta a su médico para que este le indique que el sistema bronquial está afectado por la nicotina y si sigue fumando su salud empeorará. El individuo deja de fumar y los pulmones se aclaran. En el campo de la adicción, la prevención secundaria es detener el consumo de la droga en la persona adicta, mediante una intervención secundaria.

La Prevención Terciaria

Este es el tratamiento que se da a una persona cuando tiene una enfermedad con toda su sintomatología. Es volver a curar la enfermedad para que la persona recupera su estado saludable. En el caso de las adicciones no se pueden curar, pero por lo menos sí se logra detener su progreso y vivir una vida más saludable.

A la larga, las metas de la prevención primaria y la terciaria llegan a ser las mismas. El plan que se traza un hombre para evitar problema de salud física, mental o emocionalmente es el mismo que el adicto requiere para recuperar su salud.

7. Labor Presente y Futura del Administrador de Recursos Humanos en Cuanto al manejo de los Problemas de la Adicción

El Administrador debe comprender la lacra social que representa la adicción, ya que diariamente hay niños que nacen con impedimentos físicos a causa de algunas drogas, o que son adictos antes de nacer.

El Administrador General y el Administrador de Recursos Humanos debe entender que el momento histórico que vivimos apremia urgentemente, unirnos en un movimiento de prevención nacional para curar la epidemia del abuso del alcohol y el resto de las adicciones que vemos a nuestro alrededor. Las consecuencias de este mal nos afecta a todos tanto en la familia, organizaciones y la sociedad común en general.

Así es que como se puede ver, sí es algo que nos concierne a todos y a cada uno de nosotros. Es un problema sistemático y su respuesta se encuentra en la prevención.

Mencionaremos algunos aspectos que tienen que ver con la conducta del individuo en la organización y cómo debe manejar el Administrador el tratamiento del alcoholismo, el abuso de drogas, el programa de tratamiento y la contratación de adictos, así tenemos que el alcoholismo presenta un problema médico y de trabajo muy importante, de modo que los empresarios y los trabajadores deben elaborar normas y programas responsables, para aplicarlos sin afectar los derechos de la intimidad.

El Doctor Keith David, nos dice que:

Contrariamente a la circunstancia popular, los alcohólicos se encuentran más o menos en la misma proporción en todas las clases de industrias, tipo de ocupación y niveles de trabajo. En algunas ocasiones el ambiente de trabajo suele contribuir al alcoholismo de los empleados; pero los hábitos y los problemas personales de ellos son también causas importantes. En muchas circunstancias, estos ya tenían alto grado de alcoholismo cuando fueron contratados por la empresa

En realidad al Administrador Público debe tener muy en cuenta que una limitación importante del Consejo de Administración Pública actual es el hecho de que se hace poco o ninguna evaluación de la efectividad del consejo. Por ejemplo, los números indican que el alcoholismo cuesta al estado panameño gran cantidad de dinero cada año.

8. Bibliografía

  • Alcohólicos Anónimos. Reflexiones Diarias. Colombia. Impreso en la Corporación Nacional de Servicios Generales De A.A. 1994. 384 págs.
  • Álvarez del Real, María Eloísa Sepa todo sobre Adicciones, cómo identificarlas y cómo combatirlas. Panamá. Editorial América. 1991. 320 págs.
  • Asociación Médica Norteamericana Viviendo Sobrio. Colombia, Impreso en la Oficina de Servicios Generales de A.A. 1993. 127 págs.
  • Bittel, Lester R.,John W.Newstrom. Lo que todo supervisor debe saber. 6a edición. México. Editorial McGraw-Hill. 1993. 534 págs.
  • Cabrera Mendoza, Enrique. Del Administrador al Gerente Público. México. Editorial Garamond. 1995. 137 págs.
  • Chiavenato, Idalberto. Administrador de Recursos Humanos. 2a edición. México. Editorial McGraw-Hill. 1994. 540 págs.
  • David P.H. D., Keith. El Comportamiento Humano en el Trabajo. México. Editorial McGraw-Hill. 1993. 622 págs.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Romero Rita. (2002, julio 24). La adicción y sus efectos en la administración pública. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-adiccion-y-sus-efectos-en-la-administracion-publica/
Romero, Rita. "La adicción y sus efectos en la administración pública". GestioPolis. 24 julio 2002. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-adiccion-y-sus-efectos-en-la-administracion-publica/>.
Romero, Rita. "La adicción y sus efectos en la administración pública". GestioPolis. julio 24, 2002. Consultado el 19 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-adiccion-y-sus-efectos-en-la-administracion-publica/.
Romero, Rita. La adicción y sus efectos en la administración pública [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-adiccion-y-sus-efectos-en-la-administracion-publica/> [Citado el 19 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de evaldas_liutkus en Flickr
DACJ