Inversión de ONGs para mejorar la salud y educación en zonas marginales de Lima

  • Economía
  • 39 minutos de lectura

IV. DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

4.1. ANTECEDENTES BIBLIOGRÁFICOS

Los antecedentes son los siguientes:

Ballón (2005), en su investigación denominada: “Organizaciones No gubernamentales, sociedad civil y desarrollo”; establece los desafíos que deben superarse para realizar una adecuada cooperación entre las entidades privadas y la sociedad civil para determinar el desarrollo. Establece como se financian e invierten las ONGD como parte para concretar su actividad.

Beaumont (1996), en su trabajo: “Algo de Estado, algo de empresa”. Las Organizaciones No Gubernamentales en el Perú de los noventa. El autor establece la participación del Estado y las entidades privadas en el desarrollo comunitario de diversos objetivos. Se refiere a la participación de la cooperación técnica internacional gestionada por las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) para promover el desarrollo de las zonas marginales, como forma de apoyar al Estado en su objetivo por superar la problemática socioeconómica.

Bedregal (2003), en su trabajo de investigación denominado: “La cooperación internacional y el trabajo de las ONGDs en el Perú”. El autor diagnostica y pronostica la gestión de la cooperación técnica internacional por parte de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONGD-PERU), en ese contexto hace referencias a las fuentes de financiamiento e inversiones que llevan a cabo para realizar los programas sociales a su cargo.

Caravedo, Baltasar y Pillado (2003), en su trabajo denominado: “Cooperación internacional, ONGDs y desarrollo”. Los autores analizan la gestión de la cooperación técnica internacional en el desarrollo de los sectores de menores recursos de nuestro país por parte de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo. Destacan la inversión en capital de trabajo y activos de capital que disponen estas entidades para concretar los programas sociales que les transfiere el Estado.

Giesecke, Alberto (2005), en su trabajo denominado: “Consideraciones para el impulso de las ONGDs como factores de desarrollo. Algunas reflexiones”. El autor realiza una serie de reflexiones en relación a la gestión de la cooperación técnica internacional por parte de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo. Al respecto señala la participación en programa de ayuda social en salud, educación, derechos humanos y otros.

Hernández (2004) en su trabajo denominado: “Control de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo para la eficacia de la Cooperación Técnica Internacional”, concluye en la falta de control por parte del estado, la sociedad civil y las mismas Organizaciones No Gubernamentales de desarrollo en la gestión de la cooperación técnica internacional, lo cual origina el uso inadecuado de los recursos recibidos de los gobiernos y entidades internacionales. El autor realiza una serie de aportes para mejorar esta situación que perjudica a los sectores socioeconómicos de mayor pobreza y marginación.

Decreto Legislativo No. 719- Ley de Cooperación Técnica Internacional; establece las normas generales a las que se sujeta la Cooperación Técnica Internacional (CTI) que se gestiona a través de los organismos del Sector Público en sus niveles Central, Regional y Local; así como por Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo del Sector Privado.

El Decreto Supremo No. 015-92-PCM, Reglamento del Decreto Legislativo No. 719 Ley de Cooperación Técnica Internacional, establece que la Cooperación Técnica Internacional, tiene como fundamento el derecho al desarrollo y está enmarcada en las prioridades de los planes de desarrollo de corto y mediano plazo y es complementaria al esfuerzo nacional; se ejecuta en forma de programas, proyectos y actividades que tiene alcance nacional, sectorial, regional, subregional y local.

La Ley No. 27692, crea la Agencia Peruana de Cooperación Internacional- APCI, como Organismo Público Descentralizado (OPD) adscrito al Ministerio de Relaciones Exteriores. Entidad con personería jurídica de derecho público y con autonomía técnica, económica, presupuestal y administrativa, cuyo funcionamiento se rige de acuerdo a la Ley de Cooperación Técnica Internacional.

La Ley No. 27785: Ley Orgánica del Sistema Nacional de Control y de la Contraloría General de la República, en su Artículo 4to, se refiere al “Control de recursos y bienes del Estado fuera del ámbito del Sistema: “Las entidades que, en uso de sus facultades, destinen recursos y bienes del Estado, incluyendo donaciones provenientes de fuentes extranjeras cooperantes, a entidades no gubernamentales nacionales o internacionales no sujetas a control, se encuentran obligadas a informar a la Contraloría General, sobre la inversión y sus resultados, derivados de la evaluación permanente que debe practicarse sobre tales recursos. Dichos recursos y bienes serán administrados por los beneficiarios de acuerdo a la finalidad o condición de su asignación, para cuyo efecto se utilizarán registros y/o cuentas especiales que permitan su análisis específico, asimismo, en sus convenios o contratos se establecerá la obligación de exhibir dichos registros ante la Contraloría General, cuando ésta lo requiera. Los órganos del Sistema deberán prever los mecanismos necesarios que permitan un control detallado, pudiendo disponer las acciones de verificación que correspondan”.

4.2. DELIMITACION DE LA INVESTIGACIÓN

Esta investigación estará delimitada de la siguiente manera.

DELIMITACION ESPACIAL

Se desarrollará en el Distrito de San Juan de Miraflores con el apoyo de 05 ONGD con las cuales se van avanzando las coordinaciones para que faciliten información.

DELIMITACION TEMPORAL

Esta investigación comprenderá datos de salud y educación del año 2000 al 2009 inclusive.

DELIMITACION SOCIAL

Como parte de la investigación se establecerá relaciones con funcionarios y trabajadores de la unas 05 ONGD que se viene coordinando, así como con pobladores del Distrito de San Juan de Miraflores que es donde se ha ubicado las deficiencias en la salud y educación.

4.3. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

En este trabajo la problemática está identificada en la falta de mejora de los estándares de salud y educación que tienen las zonas marginales de Lima Metropolitana; debido a causas que son de orden económico y social.

La salud y educación son problemas que se manifiestan con mayor incidencia en las denominadas zonas marginales de Lima Metropolitana, lo que afecta el desarrollo y la vida de los niños, jóvenes y personas mayores de estas zonas geográficas de la capital peruana. Al respecto se ha determinado que sólo una cuarta parte de la población tiene un seguro de salud: 20.1% en ESSALUD (seguro público); 2% en seguros privados y 1.3% en la sanidad militar o policial; habiendo decaído la cobertura discretamente en la última década. Esto ocurre debido a la gran informalidad en el empleo y a la pobreza extendida, porque el aseguramiento depende de contribuciones en la planilla de pago de los empleadores. Actualmente el sistema de salud peruano es fragmentado, desorganizado e injusto, organizado en función de la condición social de los grupos sociales, existiendo atención y gastos marcadamente diferenciados y una gran iniquidad en la distribución del subsidio público, que margina a los grupos más desposeídos; lo que obedece a un estado excluyente que establece categorías de ciudadanos con derechos diferenciados. El problema de la exclusión en salud es también compartido en otras zonas como educación. La salud de la población peruana es un reflejo de su realidad social: se ha alcanzado una importante mejora en algunos indicadores de salud del país, sin embargo, las grandes diferencias que enmascaran los promedios nacionales ocultan las inequidades existentes en la salud. La mayor o menor probabilidad de muerte y enfermedad está en función de factores como el estrato socioeconómico, la condición de pobreza, el género y el nivel educativo en que se encuentren las personas.

Diversas investigaciones del Ministerio de Educación coinciden en señalar que dos de los problemas más importantes continúan siendo la inequidad en el acceso y la baja calidad de la educación. Por ejemplo, a pesar de que la cobertura a nivel de educación primaria llega al 96,1%, esta se reduce hasta 85% en educación secundaria, y baja inclusive hasta el 62% en educación inicial; peor aún, diferenciando por severidad de pobreza, se aprecia que la cobertura en educación inicial es aún critica en el caso de la pobreza extrema, llegando apenas al 43%. Por otro lado, solo una pequeña proporción de los estudiantes logra alcanzar el nivel de aprendizaje suficiente en matemáticas (15,1%), y comprensión de lectura (9,6%) que corresponden al grado que cursan. Si se considera que el tema del rendimiento escolar es de mediano plazo, se debe aprovechar la actual situación financiera de la economía para poner en marcha una reforma educativa integral que priorice la equidad, calidad de la educación e infraestructura.

4.3.1. PROBLEMA PRINCIPAL

¿De qué manera las inversiones efectivas pueden facilitar la mejora de los estándares de salud y educación en las zonas marginales de Lima Metropolitana?

4.3.2. PROBLEMAS ESPECÍFICOS

1. ¿De qué modo las decisiones de financiamiento de las ONGD pueden facilitar una vida saludable en las zonas marginales de Lima Metropolitana?

2. ¿De qué forma las decisiones de inversión de las ONGD pueden facilitar una educación para el desarrollo en las zonas marginales de Lima Metropolitana?

4.4. MARCO TEÓRICO DE LA INVESTIGACION.

INVERSIONES EFECTIVAS DE LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES DE DESARROLLO.

Según Ballón (2005), la Ley No. 27692, crea la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI), como Organismo Público Descentralizado adscrito al Ministerio de Relaciones Exteriores, el cual constituye un pliego presupuestal. La APCI, tiene personería jurídica de Derecho Público y goza de autonomía técnica, económica, presupuestal y administrativa. Rige su funcionamiento de acuerdo a la Ley de Cooperación Técnica Internacional. La APCI tiene su sede en la ciudad de Lima, y ha establecido oficinas en el territorio de la República. Para sus acciones en el exterior se apoya en las misiones peruanas y en la infraestructura del Ministerio de relaciones Exteriores. La APCI, es el ente rector de la cooperación técnica internacional y tiene la responsabilidad de conducir, programar, organizar y supervisar la cooperación internacional no reembolsable, en función de la política nacional de desarrollo, en el marco de las disposiciones legales que regulan la cooperación técnica internacional. Cumple sus funciones basada en la eficiencia, la transparencia y la concertación entre los actores públicos y la sociedad civil, tanto nacionales como internacionales. La APCI, Conduce y actualiza el Registro de Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONGD) Nacionales receptoras de CTI, el Registro Nacional de entidades e Instituciones Extranjeras de Cooperación Técnica Internacional (ENIEX), y el Registro de Donaciones conforme a la Ley de CTI.; y, otras relacionadas.

Según Beaumont (2006), las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo son instituciones privadas sin fines de lucro que cuentan con una estructura y política de dirección autónoma, independiente del Gobierno y de las instituciones estatales, así como de las Agencias Gubernamentales de Cooperación y de los propios beneficiarios. Dichas instituciones privadas pueden adoptar personería jurídica según el Código Civil (Decreto Legislativo Nº 295), Sección Segunda Personas Jurídicas, como Asociaciones o Fundaciones. De acuerdo a este marco jurídico, su estructura orgánica se ajusta a lo señalado en el Código Civil. El objetivo de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo es ejecutar proyectos o programas de desarrollo que busquen reducir los niveles de pobreza que afectan a la mayoría de los peruanos, así como, fomentar mecanismos de participación de la población beneficiaria en la identificación, diseño de objetivos e implementación de los proyectos que ejecutan en zonas prioritarias de acuerdo a la política nacional de desarrollo y a los programas regionales o locales.

Según Bedregal (2003), los antecedentes de la creación del registro de las ONGD se remontan a la dación de la Ley de Cooperación Técnica Internacional (Decreto Legislativo N° 719-91-PCM), que crea el Registro Nacional de Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo receptoras de cooperación técnica internacional, al cual se accede cumpliendo con los requisitos establecidos en el Reglamento de la Ley (Decreto Supremo N° 015-92-PCM). Con la creación de la Agencia Peruana de Cooperación Internacional, Ley N° 27692, del 12 de abril de 2002, la APCI, como ente rector de la cooperación técnica internacional, asumió la función de conducir y actualizar el Registro de Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo. La inscripción en el Registro de la APCI, les permite a las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo gozar de los beneficios como la devolución de impuestos del IGV e IPM por adquisiciones efectuadas con recursos de la cooperación técnica internacional, previo registro del Plan Operativo del programa, proyecto o actividad y la presentación de la opinión favorable del Sector y/o Región (dependiendo del ámbito geográfico del proyecto); la adscripción de expertos y voluntarios en el marco de un proyecto de cooperación técnica y otros beneficios según las normas legales vigentes, emitidas para este efecto. De la misma manera, la inscripción en el Registro de la APCI, implica el compromiso de presentar el Plan Anual de Actividades para el año en inicio, cualquier modificación en la programación de actividades o del presupuesto, la nómina del Consejo Directivo y/o domicilio legal, al igual que la información pertinente sobre la ejecución y/o finalización de los proyectos o programas por fuentes de financiación, de las actividades realizadas y las metas alcanzadas durante el año anterior. La inscripción en este Registro tiene una vigencia de dos años, pudiendo ser renovada por períodos similares, siempre y cuando las instituciones cumplan con los requisitos que establece la Ley. El incumplimiento de la presentación de los Informes y el Plan Operativo Anual, será motivo de la suspensión temporal de los beneficios y exoneraciones que se hubieran otorgado, hasta la reparación de la omisión. Toda información falsa o dolosa proporcionada por las ONGD en función de los Registros, queda sometida a las sanciones que señala el derecho penal peruano. Las sanciones serán aplicadas, previa notificación y descargo de la persona jurídica afectada.

Según De Belaúnde y Parodi (1998), las inversiones que lleve a cabo la ONGD, se llevarán a cabo a partir de la cooperación técnica que reciba de países y entidades cooperantes. La Cooperación Técnica, es la ayuda destinada a apoyar países en desarrollo, mediante la transferencia de técnicas, tecnologías, conocimientos, habilidades y experiencias, en determinadas zonas donde un país o una fuente tengan un mayor nivel de desarrollo. Este tipo de cooperación se hace bajo la modalidad de proyecto. Los proyectos incluyen los recursos necesarios para la asistencia técnica, los equipos y la capacitación o entrenamiento de nacionales. Los expertos son profesionales con un alto nivel técnico y científico. Los motivos de este intercambio pueden ser compartir experiencias y conocimientos, capacitación de grupos de personas, asesorar la ejecución de un proyecto o brindar asesoría a una entidad. La asistencia técnica por vía de los voluntarios tiene como objetivo ayudar al desarrollo económico o social de otro país, mediante la promoción y la participación de jóvenes extranjeros motivados en colaborar en este sentido o bien con la colaboración de voluntarios Senior.

Giesecke (2005), indica que las inversiones que lleven a cabo las ONGD, se concretarán como consecuencia de recibir el financiamiento correspondiente a través de la cooperación financiera, la misma que es la cooperación ofrecida por algunas fuentes mediante la asignación de recursos financieros o fondos, con el objeto de apoyar proyectos de desarrollo. Se divide en reembolsable y no reembolsable. La Cooperación Financiera Reembolsable se desarrolla bajo condiciones de interés y de tiempo más favorables. Es considerada por los cooperantes internacionales como otro tipo de cooperación, aunque se trata de créditos blandos. La Cooperación Técnica No Reembolsable es aquella en la que no hay reintegro de recursos monetarios. En algunos casos los recursos se han empleado también para adquisición de material y equipos, o la financiación de estudios de preinversión y factibilidad.

Hennin (2003), indica que la cooperación internacional no oficial es otorgada por las Organizaciones No Gubernamentales de carácter privado, sin ánimo de lucro (ONGD) y, por lo general, es ofrecida a instituciones del mismo carácter en los países en desarrollo. A nivel académico, también cabe destacar la cooperación entre universidades en el mundo, a través intercambios de profesores, investigaciones conjuntas, semestres compartidos y otras modalidades, que se llevan a cabo por medio de convenios interuniversitarios. La cooperación con este tipo de fuentes no es coordinada por la APCI.

Según Hernández (2004), en la cooperación internacional los aportes de las fuentes se asignan de acuerdo con las alternativas de solución a las necesidades y problemas concretos planteadas en los proyectos o programas. En ocasiones algunos cooperantes ofrecen montos de cooperación, los cuales deben entenderse más como una voluntad de colaboración que como cifras exactas a incluir en los proyectos. Por lo anterior, es conveniente que el costo del proyecto presentado corresponda a proyectos realistas, racionales y sostenibles. La ayuda internacional por lo general no se entrega en dinero sino en especie, mediante la provisión de recursos humanos y la transferencia de tecnologías para los proyectos específicos. En caso de existir aportes en dinero, los recursos ingresan al presupuesto de la entidad ejecutora.

Meléndez y Zegarra (2003), indican que en el marco del Reglamento de la Ley de Cooperación Internacional; los recursos de Cooperación Técnica Internacional, se ejecutan según su contenido y finalidad, en las siguientes modalidades: Asesoramiento, Capacitación, Servicio de Voluntarios, Donaciones, Fondos de Contravalor. ASESORAMIENTO.- Se otorga o recibe mediante técnicos o profesionales con alto nivel de especialización y calificación para la ejecución de programas, proyectos o actividades de desarrollo. Las acciones están dirigidas a facilitar la solución de problemas científicos y tecnológicos, así como la transferencia e intercambio de conocimiento. CAPACITACIÓN.- Es una acción educativa de perfeccionamiento y/o adquisición de nuevos conocimientos que tiene por objeto la especialización de recursos humanos del país en el extranjero y de extranjeros en el país, tendiente a lograr su eficiente participación en el proceso de desarrollo y es proporcionada mediante cursos y otras modalidades de diferentes niveles, se realiza integral y permanentemente. SERVICIO DE VOLUNTARIOS.- comprende las acciones de profesionales y/o técnicos que, sin propósito de lucro, colaboran en la ejecución de programas, proyectos o actividades de desarrollo, en los que el país estime conveniente su participación. DONACIONES.- Es la transferencia a título gratuito de dinero, bienes o servicios, a favor del gobierno central, regional y/o local, así como de entidades e instituciones extranjeras de cooperación técnica Internacional y organizaciones no gubernamentales de desarrollo receptoras de cooperación técnica internacional, destinados a complementar la realización de un proyecto de desarrollo. FONDOS CONTRAVALOR.- Los fondos de contravalor son recursos que se originan en la modalidad de donación y su monetización aplicados para financiar actividades, proyectos o programas cuyo objetivo es complementar y contribuir al esfuerzo nacional, apoyando la ejecución de actividades, programas o proyectos prioritarios para el desarrollo del país.

Noriega y Saravia (2004), indican que a partir de los Planes Nacionales de Desarrollo, la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI), en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas, determina en el marco de las Prioridades Nacionales, las prioridades para la Cooperación Técnica Internacional, las que orientan la priorización de programas, proyectos y actividades que involucran CTI, a fin de incorporar al Programa Nacional de Cooperación Técnica. Respecto de la programación, las necesidades de desarrollo tienen preeminencia sobre la capacidad operativa. Las instituciones responsables de la programación son las siguientes: a) La Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI), encargada de elaborar el Programa Nacional de Cooperación Técnica Internacional en base a los Programas Regionales, Sectoriales y de las Universidades, así como de las solicitudes de las entidades del nivel central que no estén incluidas en dichos programas, en el marco de las prioridades contempladas en los planes de desarrollo; b) Las Dependencias de Cooperación Técnica Internacional de los Ministerios u Organismos Públicos Descentralizados del nivel central o los específicos, para los proyectos de carácter sectorial-nacional; los que deben ser previamente coordinados con los gobiernos regionales; c) Las Secretarías correspondiente de los gobiernos regionales, para los proyectos interregionales, regionales y subregionales, elaborando para tal fin el Programa Regional de Cooperación Técnica Internacional; d) Los Municipios Provinciales, para los proyectos de los Gobiernos Locales de cada uno de sus distritos, que para tal fin elaboran el Programa Local-Provincial; e) La Asamblea Nacional de Rectores, para los proyectos de las Universidades del país, que para tal fin elabora el Programa de la Universidad Peruana, f) El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONCYTEC), encargado de formular el Programa Nacional de Capacitación y Estímulos Educativos. En síntesis, la Cooperación Técnica Internacional se canaliza a través de programas. Estos programas son los siguientes: Programa Local-Provincial (PLCT), Programa Regional de Cooperación Técnica Internacional (PRCT), Programa Sectorial de Cooperación Técnica Internacional (PSCT), Programa de las Universidades (PUCT) y Programa Nacional de Cooperación Técnica Internacional (PNCT).

Noriega y Saravia (2004), indican que de acuerdo con el Reglamento de la Ley de CTI, las Secretarías Regionales, identifican, analizan y priorizan las solicitudes de cooperación técnica internacional de programas o proyectos que operan en el ámbito de la Región y armonizan los Programas Locales-Provinciales de su ámbito, todo lo cual incorporarán al Programa Regional de Cooperación técnica Internacional (PRCT), que es aprobado anualmente por la Asamblea Regional mediante resolución regional y luego, remitido a la APCI. Los Gobiernos Locales-Provinciales; identifican, analizan, priorizan y programan las solicitudes de programas, proyectos y/o actividades que operan en el ámbito de los Gobiernos Locales de la Provincia. El Programa Local-Provincial (PLCT) será aprobado anualmente por acuerdo del Consejo Provincial y remitido a la Secretaría Regional correspondiente. El Organo Sectorial respectivo, identifica, analiza, prioriza y canaliza las solicitudes de programas, proyectos y/o actividades que involucran cooperación técnica internacional que operan en su ámbito, incluyendo las solicitudes generadas por las Instituciones Públicas Descentralizadas correspondientes al Sector y las incorpora al Programa Sectorial de Cooperación Técnica Internacional (PSCT). Será aprobado anualmente por Resolución Ministerial y remitido a la APCI. Cada Universidad elabora las solicitudes que involucran cooperación técnica internacional en base a las prioridades de desarrollo de la región en la que está ubicada. La Asamblea Nacional de Rectores, prioriza y canaliza las solicitudes de programas, proyectos y/o actividades que involucran cooperación técnica internacional de las Universidades y las incorpora en el Programa de las Universidades (PUCT), que será aprobado anualmente por Resolución de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) y remitido a la APCI. Las solicitudes de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONGD), sobre programas, proyectos y/o actividades que involucran cooperación técnica internacional y que operan en el ámbito de una Región, son presentadas a la Secretaría regional correspondiente del Gobierno regional, las que luego de ser analizadas y priorizadas, son incorporadas al Programa Regional de Cooperación Técnica Internacional. Las solicitudes de las ONGD, de programas, proyectos y/o actividades que involucran cooperación técnica internacional y que tienen un ámbito nacional, según su naturaleza es presentada al Sector correspondiente. Luego de ser analizadas y priorizadas son incorporadas al Programa Sectorial de Cooperación Técnica Internacional. En los niveles nacional, regional y local, con la finalidad de coordinar la compatibilidad con las prioridades de los planes de desarrollo y las formas de programación, y otras etapas, de programas, proyectos y/o actividades que involucran cooperación técnica internacional, las ONGD concertarán acciones con los respectivos órganos responsables de la cooperación técnica internacional. El respectivo órgano responsable de la programación, de programas y/o proyectos, emitirá opinión técnica dentro de un plazo que no excederá los 45 días calendario, contados a partir de la fecha de recepción de la correspondiente solicitud. Si la entidad solicitante no hubiera cumplido con presentar la información completa, será notificada para que proceda a la subsanación de las omisiones. Será denegada la solicitud de las entidades que no cumplan con hacerlo en el plazo de 15 días calendarios contados a partir de la recepción de la referida notificación. Con los Programas Regionales y Sectoriales de Cooperación Técnica y de la Asamblea Nacional de rectores, las solicitudes de las entidades públicas que no constituyan sectores de la administración Pública o que siéndolo, no dependen administrativamente de ningún Sector, la APCI compatibiliza, prioriza y formula el Programa Nacional de Cooperación Técnica Internacional (PNCT). Las solicitudes que se generan por emergencia o calamidades nacionales son incorporadas en forma oportuna al PNCT. En forma excepcional, podrán ser incorporadas al PNCT, las solicitudes que respondan a las prioridades nacionales y que sean aprobadas por Resolución Jefatural de la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI). Los programas o proyectos referidos a defensa y seguridad nacional, son remitidos por los ejecutores de estas actividades, directamente al Ministerio de Relaciones Exteriores para su gestión.

Según Van Horne (2005), las decisiones de inversión, son probablemente las mas importantes de una entidad. El presupuesto de inversiones, que es su resultante final, representa la decisión de utilizar ciertos recursos para la realización de ciertos proyectos cuyos beneficios se concretarán en el futuro. Como los beneficios futuros no pueden conocerse con certeza, todo proyecto de inversión involucra necesariamente un riesgo, y en consecuencia debe evaluarse en relación con el rendimiento y el riesgo, y en consecuencia debe evaluarse en relación con el rendimiento y el riesgo adicionales que, presumiblemente, se acumularán a los ya existentes, porque estos son los factores que afectan la valuación de mercada de la entidad. La decisión de invertir involucra la de modificarla, o sea, la de reubicar recursos cuando un activo deje de justificarse económicamente. Las decisiones de inversión determinan el monto final de los activos de la entidad, su composición y la calidad e intensidad del riesgo institucional. Además de seleccionar inversiones nuevas, una entidad debe manejar con eficiencia los activos que ya posee. El gerente financiero tiene diversos grados de responsabilidad operativa sobre ellos. Debe ocuparse mas del manejo de los activos corrientes que de los fijos. Aunque el gerente financiero tiene poca o ninguna responsabilidad operativa respecto de los activos fijos, es responsable del monto y destino de los recursos empleados en estos, puesto que interviene en la preparación del presupuesto de inversiones, que implica la evaluación y aceptación o rechazo de cada proyecto.

Flores (2004-a), congruente con Caravedo y Pillado (2003), indican que la gestión de las inversiones se inicia con la presentación de la solicitud al organismo responsable correspondiente, del programa, proyecto y/o actividades que involucra Cooperación Técnica Internacional, continúa la negociación con la fuente cooperante y finaliza con la suscripción del Convenio o Intercambio de Notas, o la denegación de la propuesta. En la negociación con las Fuentes Cooperantes, de solicitudes de programas, proyectos y/o actividades que involucran Cooperación Técnica Internacional, se presentan aquellas que figuran en el Programa Nacional de Cooperación Técnica Internacional. Dichas solicitudes constituyen documentos oficiales e incluyen los términos de referencia iniciales de cada programa o proyecto. En la negociación de las acciones de Cooperación Técnica Internacional se utilizan los siguientes instrumentos: i) Convenios o Acuerdos Básicos, del Gobierno Peruano, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, con la Fuente Cooperante, con la previa opinión Técnica de la Agencia Peruana de Cooperación Técnica Internacional (APCI); ii) Los Convenios y/o Acuerdos específicos de la fuente cooperante con las entidades promotoras del proyecto, se suscriben en el marco del Convenio base; iii) Otros Instrumentos Legales de Negociación que el Ministerio de Relaciones Exteriores estime conveniente. El Gobierno Peruano, con cada Fuente Cooperante, negocia la programación de los recursos que ella pone a disposición del país para un periodo determinado. El Ministerio de Relaciones Exteriores y la Agencia Peruana de Cooperación Técnica Internacional, revisan los proyectos en ejecución y presentan los nuevos requerimientos. Los programas, proyectos y/o actividades de la Cooperación Técnica Internacional se hacen efectivos a través de las Unidades Ejecutoras de los Sectores Público y/o privado, en este último caso a través de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo. En los proyectos que involucran Cooperación Técnica Internacional, la administración está sujeta a las normas nacionales, ordinarias y especiales vigentes y a las que se dicten para mejorar su eficiencia. Está sujeta a auditoria interna y externa. Las mismas que a la fecha no se aplica.

4.4.1. MEJORA DE LOS ESTANDARES DE SALUD Y EDUCACION EN LAS ZONASS MARGINALES DE LIMA METROPOLITANA

Bellido (2005), indica que en la última década han confluido distintas tendencias que cuestionan la manera tradicional de abordar las decisiones de inversión. Por una parte, la preocupación por la Responsabilidad Social Empresarial ha impulsado a las empresas a integrar las variables sociales y medioambientales en las operaciones del negocio y a mantener un diálogo más fluido con sus diferentes grupos de interés (clientes, empleados, proveedores, etc.). Por otra, en el sector de la filantropía surge con fuerza un nuevo perfil de donante que asume riesgos similares al del inversor. Se trata tanto de personas como de instituciones, que buscan emparejar sus motivaciones sociales con la búsqueda de cierta rentabilidad económica. Esas tendencias han impulsado la creación y desarrollo de distintos instrumentos o fondos de inversión caracterizados por el uso de criterios sociales y medioambientales (fondos éticos o, más propiamente, fondos socialmente responsables). Por último, en el campo del Desarrollo ha surgido una nueva corriente que está rebatiendo la manera tradicional de abordar la solución de muchos problemas sociales. Este nuevo enfoque, conocido comúnmente como “la base de la pirámide”, defiende que los pobres pueden ser clientes excelentes, y que el secreto está en que las empresas mediante la innovación desarrollen productos y servicios para esos miles de millones de personas que se encuentran en la “base de la pirámide”. Entre los ejemplos más significativos se encuentran las “microfinanzas”, una tecnología crediticia, desarrollada en sus orígenes por algunas ONGDs, que ha conseguido hacer accesibles los productos financieros a los más pobres e interesar a la banca convencional y los fondos de inversión en esta nueva “industria”. Todos estos ejemplos muestran el creciente interés de la sociedad por los temas sociales y medioambientales. Esto plantea a las empresas importantes retos y oportunidades, tanto en el diseño de sus productos como en el desarrollo de sus operaciones, si quieren conectar con esas nuevas sensibilidades y responder adecuadamente a un perfil nuevo de “inversor”, que quiere conciliar su motivación financiera y sus intenciones altruistas.

Según Bardales (2006) , en el Perú hasta la década del setenta existía exclusión de servicios de salud de amplios sectores de la población, como consecuencia de su marginación ciudadana, ya que fue a finales de esa década en que se instituye la universalidad de los derechos ciudadanos en la Constitución Política del Perú. Incluso la Constitución vigente es contradictoria e insuficiente en la institución de derechos en salud; así, establece que la seguridad social es universal pero a la vez progresiva y que el Estado sólo garantiza el libre acceso a los servicios, restringiendo la ciudadanía a una condición de clientes de servicios en un libre mercado, sin instaurar el derecho a la atención de salud. Es por ello, que el desarrollo de los servicios primarios recién se inicia desde esa década; sin embargo, un serio problema era la escasez de personal en los establecimientos rurales, especialmente de profesionales, debido a la falta de asignación de plazas; los establecimientos funcionaban con personal no profesional y con poco entrenamiento. Es recién en la década del noventa que se dota de profesionales a estos establecimientos; sin embargo, la cobertura de atención primaria ha crecido lentamente, con limitaciones en los ámbitos rurales a pesar de la importante expansión de infraestructura producida. Sólo una cuarta parte de la población tiene un seguro de salud: 20.1% en ESSALUD (seguro público); 2% en seguros privados y 1.3% en la sanidad militar o policial; habiendo decaído la cobertura discretamente en la última década. Esto ocurre debido a la gran informalidad en el empleo y a la pobreza extendida, porque el aseguramiento depende de contribuciones en la planilla de pago de los empleadores. A este problema hay que agregar que sólo el 57% de los asegurados en ESSALUD usa sus servicios de atención ambulatoria. Por su lado, las Entidades Prestadoras de Salud (EPS), de carácter privado y creadas en 1998 con la “modernización de la seguridad social”, tienen una cobertura insignificante (1.3%). En 1998, el gasto total del sector salud fue de US $ 2,651.2 millones, representando US $ 100 por habitante y el 4.4% del PBI, menor al promedio de América Latina y el Caribe (7.2%). Sin embargo, este gasto no es equitativo; así, mientras que ESSALUD asigna US $ 108 por asegurado, los seguros privados efectúan un gasto de US $ 200. Del total del gasto, 63% se dedica a servicios de salud, 32% a medicamentos y 5% a inversión. La distribución por prestador fue la siguiente: 27.9% en el Ministerio de Salud; 0.4% en otro servicio público; 25.1% en ESSALUD; 3.8% en la sanidad militar y policial; 20.3% en el sector privado y 22.5% en las farmacias.

Según Bardales (2006) , actualmente el sistema de salud peruano es fragmentado, desorganizado e injusto, organizado en función de la condición social de los grupos sociales, existiendo atención y gastos marcadamente diferenciados y una gran iniquidad en la distribución del subsidio público, que margina a los grupos más desposeídos; lo que obedecía a un estado excluyente que establecía categorías de ciudadanos con derechos diferenciados. El problema de la exclusión en salud es también compartido en otras zonas como educación, justicia y demás derechos de carácter social y político. Esta organización del sistema de salud tiene consecuencias importantes: Existe una importante derivación del subsidio público hacia los otros subsectores: el 21.5% de los asegurados en ESSALUD, el 29.3% de los asegurados de pólizas privadas individuales, el 14.2% de los de póliza privada colectiva y el 13.5% de los de la sanidad militar y policial usan los servicios del MINSA. Los servicios del MINSA constituyen el principal proveedor para todos los grupos socioeconómicos, especialmente de los más pobres (quintiles I, II y III), siendo para el más pobre casi el único. ESSALUD cubre a los quintiles III, IV y V, al igual que los establecimientos privados. Existe un serio problema de acceso a servicios de salud para los pobres, en especial en zonas rurales, pese a tener mayores necesidades de salud por presentar mayor morbimortalidad, debido a su escasa capacidad adquisitiva y la carencia de un seguro de salud. Sin embargo, el acceso a los hospitales del MINSA es perverso: éste se incrementa de acuerdo al nivel de ingreso, mientras que disminuye para la atención primaria. En la práctica existen dos modelos de atención: uno basado en atención primaria para los más pobres y otro hospitalario de mayor gasto y que concentra la mayor parte del subsidio público para la población de ingresos medios y altos. Así, el 75% del subsidio al quintil de mayores ingresos de las zonas urbanas es para atención hospitalaria, siendo mayor que el otorgado a las zonas rurales.

Según Bardales (2006) , la salud de la población peruana es un reflejo de su realidad social: se ha alcanzado una importante mejora en algunos indicadores de salud del país, sin embargo, las grandes diferencias que enmascaran los promedios nacionales ocultan las inequidades existentes en la salud. La mayor o menor probabilidad de muerte y enfermedad está en función de factores como el estrato socioeconómico, la condición de ruralismo, el género y el nivel educativo en que se encuentren las personas y las comunidades. Así, en las últimas décadas se ha producido una mejoría en la salud de la población peruana, debido al proceso de urbanización, al aumento del nivel de instrucción y acceso a servicios de saneamiento básico, los cambios en los estilos de vida de la población, los cambios demográficos y el desarrollo de servicios en el primer nivel de atención. Este último permitió incrementar el acceso de grupos marginados a ciertos servicios de salud y mejorar algunos indicadores de salud, en especial la mortalidad infantil de las zonas urbanas, mediante el control de las enfermedades diarreicas e inmuno-prevenibles; sin embargo, en las zonas rurales persisten altas tasas de mortalidad infantil, perinatal y materna (que no se ha modificado sustancialmente en las últimas dos décadas.). Sin embargo, considerando el contexto latinoamericano, la situación de salud en el Perú es bastante insatisfactoria e inicua, comparada con países de similar o inclusive menor desarrollo económico. Así, la mortalidad infantil en el Perú es una de las más altas de América Latina, sólo superada por la República Dominicana, Nicaragua, Bolivia y Haití, países con un ingreso per cápita bastante menor; aquellos países con un ingreso per cápita similar al de Perú tienen tasas mucho menores: la mitad en Colombia, cuatro veces menor en Costa Rica y cinco veces menor en Cuba. Asimismo, en las últimas décadas la razón de muerte materna no ha variado sustancialmente en el país, siendo de 185 por 100,000 nacidos vivos entre 1994 y el 2000,35 una de las más altas de América Latina, sólo superada por Haití y Bolivia; aquellos países con similar ingreso per cápita tienen tasas mucho menores: la cuarta parte en Colombia y cinco veces menor en Costa Rica y Cuba. Adicionalmente, la situación de la salud del Perú es muy heterogénea, existiendo grandes diferencias relacionadas con el nivel de pobreza. Las desigualdades sociales, las malas condiciones de vida y el escaso acceso a servicios explican las enormes brechas que existen entre la población urbana y la rural.

Solari (2006), indica que la educación está en crisis, es una expresión, casi un eslogan que escuchamos desde hace décadas, de abuelos a padres y de padres a hijos. Parece ser que esta idea ya se ha consagrado en el Perú y especialmente en las zonas marginales, como una manera de aceptar el olvido del Estado y de la sociedad. Muchos peruanos ven en esta situación una prolongación de la miseria moral y ética que nos ha legado esa falta de visión que caracterizó a nuestros mandatarios desde que se fundó la República; dicho lo cual, salvo excepciones, nos deja en una situación más que lamentable, pues sin referentes ni modelos a seguir, estamos muy cerca de perder la ruta del tan ansiado progreso, y, por ende, de la verdadera educación para el desarrollo.

Hennin, Chris (2008), indica que sin duda alguna, una de las reformas institucionales más urgentes que debe llevarse a cabo en nuestro país recae sobre el terreno de la política educativa. La importancia de contar con un sistema educativo equitativo y eficiente, como uno de los principales dinamizadores del desarrollo del país, ha sido reconocida a través de diversas iniciativas de reformas, presentadas por el Consejo Nacional de Educación (2005), el Consejo Nacional de Competitividad, el Plan Nacional de Educación para todos (2005-2015), entre otros. Dada la coyuntura actual, es inevitable preguntarse sobre el estado actual de la educación en el Perú, los avances de la política social en este campo, y los retos o tareas prioritarias a seguir durante los próximos años. Entre 2002 y 2005, se habrían mostrado ligeras mejoras en algunos indicadores, tales como la disminución en las tasas de deserción y repetición; pero quizás el avance más importante esté en las diversas iniciativas orientadas a promover estándares educativos, los cuales tienen por objetivo establecer metas de aprendizaje que guíen y articulen el sistema, de tal forma que faciliten la rendición de cuentas. No obstante, diversas investigaciones del Ministerio de Educación coinciden en señalar que dos de los problemas más importantes continúan siendo la inequidad en el acceso y la baja calidad de la educación. Por ejemplo, a pesar de que la cobertura a nivel de educación primaria llega al 96,1%, esta se reduce hasta 85% en educación secundaria, y baja inclusive hasta el 62% en educación inicial; peor aún, diferenciando por severidad de pobreza, se aprecia que la cobertura en educación inicial es aún critica en el caso de la pobreza extrema, llegando apenas al 43%. Por otro lado, solo una pequeña proporción de los estudiantes logra alcanzar el nivel de aprendizaje suficiente en matemáticas (15,1%), y comprensión de lectura (9,6%) que corresponden al grado que cursan. Si se considera que el tema del rendimiento escolar es de mediano plazo, se debe aprovechar la actual situación financiera de la economía para poner en marcha una reforma educativa integral que priorice la equidad, calidad de la educación e infraestructura.

4.5. JUSTIFICACIÓN E IMPORTANCIA DEL TRABAJO

4.5.1. JUSTIFICACIÓN METODOLOGICA

En este trabajo en primer lugar se ha identificado la problemática existente en los deficientes estándares de salud y educación, sobre dicha problemática se han formulado las posibles soluciones a través de las hipótesis; luego se ha establecido los propósitos que persigue el trabajo por intermedio de los objetivos. Todos estos elementos se han formado en base a las variables e indicadores de la investigación. Todo lo anterior tiene el sustento en una metodología de investigación que identifica el tipo, nivel y diseño de investigación, la población y muestra a aplicar; así como también las técnicas e instrumentos para recopilar, analizar e interpretar la información.

4.5.2. JUSTIFICACION TEORICA

Para superar los deficientes estándares de salud y educación en las zonas marginales de Lima Metropolitana, en este trabajo se está proponiendo que las ONGD lleven a cabo inversiones efectivas, es decir inversiones orientadas directamente a lograr la mejora de la salud y educación.

Las decisiones de inversión son una de las grandes decisiones financieras, todas las decisiones referentes a las inversiones empresariales van desde el análisis de las inversiones en capital de trabajo, como la caja, los bancos, las cuentas por cobrar, los inventarios como a las inversiones de capital representado en activos fijos como edificios, terrenos, maquinaria, tecnología etc. Para tomar las decisiones correctas se debe tener en cuenta elementos de evaluación y análisis como la definición de los criterios de análisis, los flujos de fondos asociados a las inversiones, el riesgo de las inversiones y la tasa de retorno requerida.

En la mayoría de organizaciones, las decisiones financieras son enfocadas o tienen un objetivo claro, “la maximización del patrimonio” por medio de las utilidades, este hecho en las condiciones actuales, debe reenfocarse sobre un criterio de “maximización de la riqueza” y de la creación de “valor empresarial”. Frente a esto en las decisiones de inversión aparecen recursos que se asignan y resultados que se obtienen de ellos, los costos y los beneficios. Los criterios para analizar inversiones hacen un tratamiento de los beneficios y costos de una propuesta de inversión, estos beneficios y costos en la mayoría de los casos no se producen instantáneamente; sino que pueden generarse por periodos más o menos largos. Al encontrar los costos y beneficios se deben definir con claridad los criterios que se van a utilizar para su evaluación frente a la propuesta de inversión.

En la toma de decisiones referentes a las inversiones, se logra minimizar el riesgo si se realiza una eficiente diversificación del riesgo y una correcta medición del no diversificable. La medida del Riesgo no diversificable viene dado por Beta (B), que vincula los retornos del mercado con los de una inversión en particular. Una inversión con Beta mayor que 1, significa que por un aumento de un 1% en los retornos del mercado, el activo aumenta en mayor proporción los retornos y si el Beta es menor que 1, sucede lo contrario. La contribución que una nueva inversión puede hacer a un portafolio eficientemente diversificado, depende del Beta que tenga, puesto que el riesgo es mayor cuanto mayor es el Beta de los activos que lo componen.

La Tasa de retorno requerida es la tasa mínima de rendimiento que se debe exigir a una inversión para que esta sea aceptada. En la determinación de esta tasa se deben tener en cuenta todos los factores internos y externos que influyen en la decisión de inversión. El supuesto de la teoría financiera en el cual se expresa que “los inversores son aversos al riesgo” toma gran relevancia en el sentido que, a medida que hay más riesgo involucrado en la decisión de invertir en un proyecto, se requerirá un mayor rendimiento de los recursos invertidos. Así, el retorno esperado para un proyecto de inversión específico depende del riesgo del proyecto evaluado, teniendo en cuenta la tasa libre de riesgo y la reditualidad por invertir en ese proyecto.

Los aspectos tratados anteriormente son una herramienta eficaz en la consecución de una correcta administración financiera en el ámbito de la toma de decisiones frente a las inversiones empresariales, pero todo esto debe fundamentarse y complementarse con los estudios técnicos, matemáticos y controles de seguimiento implementados por el responsable del área financiera de la entidad.

4.5.3. JUSTIFICACION PRÁCTICA

Este trabajo podrá ser aplicado por las ONGD para llevar a cabo inversiones efectivas para mejorar los estándares de salud y educación de las zonas marginales de Lima Metropolitana.

4.5.4. IMPORTANCIA

La importancia está dada por el hecho de sacarle provecho a los elementos que disponen las entidades sin mayores costos. Asimismo, porque permite plasmar el proceso de investigación científica y desde luego los conocimientos y experiencia profesional.

V. OBJETIVOS

5.1. OBJETIVO PRINCIPAL

Determinar la manera en que las inversiones efectivas pueden facilitar la mejora de los estándares de salud y educación en las zonas marginales de Lima Metropolitana.

5.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS

1. Identificar el modo en que las decisiones de financiamiento de las ONGD pueden facilitar una vida saludable en las zonas marginales de Lima Metropolitana.

2. Establecer la forma en que las decisiones de inversión de las ONGD pueden facilitar una educación para el desarrollo en las zonas marginales de Lima Metropolitana.

VI. HIPÓTESIS

6.1. HIPÓTESIS PRINCIPAL

Las inversiones efectivas facilitan la mejora de los estándares de salud y educación en las zonas marginales de Lima Metropolitana.

6.2. HIPÓTESIS SECUNDARIAS

1. Las decisiones de financiamiento de las ONGD facilitan una vida saludable en las Áreas marginales de Lima Metropolitana.

2. Las decisiones de inversión de las ONGD facilitan una educación para el desarrollo en las zonas marginales de Lima Metropolitana.-

6.3. VARIABLES E INDICADORES DE LA INVESTIGACION

VARIABLE INDEPENDIENTE:

X. INVERSIONES EFECTIVAS DE LAS ONGD.

INDICADORES:

X.1. Decisiones de financiamiento

X.2. Decisiones de inversión

VARIABLE DEPENDIENTE:

Y. MEJORA DE LOS ESTANDARES DE SALUD Y EDUCACION

INDICADORES:

Y.1. Salud adecuada

Y.2. Educación para el desarrollo

VII. METODOLOGÍA

7.1. TIPO DE INVESTIGACION

Esta investigación es el tipo aplicativa. Todos los aspectos son teorizados, sin embargo pueden ser aplicados para logar mejorar los estándares de salud y educación.

7.2. NIVEL DE INVESTIGACION

La investigación a realizar será del nivel descriptiva-explicativa, por cuanto se describirá las inversiones efectivas que deben llevar a cabo las ONGD; luego se explicará su incidencia en la mejora de los estándares de salud y educación

7.3. METODOS DE LA INVESTIGACION

En esta investigación se utilizará los siguientes métodos:

Descriptivo.- Para describir todos los aspectos relacionados con las inversiones de las ONGD y los estándares de salud y educación

Inductivo.- Para inferir la información sobre inversiones de las ONGD en la mejora de los estándares de salud y educación; así como para inferir los resultados obtenidos de la muestra, en la población investigada.

Deductivo. – Para sacar las conclusiones del trabajo realizado.

7.4. DISEÑO DE LA INVESTIGACION

El diseño es el plan o estrategia que se desarrollará para obtener la información que se requiere en la investigación. El diseño que se aplicará será el No Experimental, Transeccional o transversal, Descriptivo, Correlacional-causal.

El diseño No Experimental se define como la investigación que se realizará sin manipular deliberadamente variables. En este diseño se observan los fenómenos tal y como se dan en su contexto natural, para después analizarlos. El diseño de investigación Transeccional o transversal que se aplicará consiste en la recolección de datos. Su propósito es describir las variables y analizar su incidencia e interrelación en un momento dado. El diseño transaccional descriptivo que se aplicará en el trabajo, tiene como objetivo indagar la incidencia y los valores en que se manifiestan las variables de la investigación. El diseño de investigación Transeccional correlativo-causal que se aplicará, servirá para relacionar entre dos o más categorías, conceptos o variables en un momento determinado. Se tratará también de descripciones, pero no de categorías, conceptos, objetos ni variables individuales, sino de sus relaciones, sean éstas puramente correlacionales o relaciones causales. A través de este tipo de diseño se asocian los elementos de la investigación.

7.5. POBLACION DE LA INVESTIGACION

La población de la investigación está conformado por personal de las ONGD y pobladores del Distrito de San Juan de Miraflores.

7.6. MUESTRA DE LA INVESTIGACION

La muestra estará compuesta por 100 personas. Para definir el tamaño de la muestra se ha utilizado el método probabilístico y aplicado la fórmula generalmente aceptada para poblaciones menores de 100,000.

Donde:

n Es el tamaño de la muestra que se va a tomar en cuenta para el trabajo de campo. Es la variable que se desea determinar.

P y q Representan la probabilidad de la población de estar o no incluidas en la muestra. De acuerdo a la doctrina, cuando no se conoce esta probabilidad por estudios estadísticos, se asume que p y q tienen el valor de 0.5 cada uno.

Z Representa las unidades de desviación estándar que en la curva normal definen una probabilidad de error= 0.05, lo que equivale a un intervalo de confianza del 95 % en la estimación de la muestra, por tanto el valor Z = 1.96

N El total de la población. Este caso 135 personas, considerando solamente aquellas que pueden facilitar información valiosa para la investigación.

EE Representa el error estándar de la estimación, de acuerdo a la doctrina, debe ser 0.09 (9.00) o menos. En este caso se ha tomado 0.05 (5.00%)

Sustituyendo:

n = (0.5 x 0.5 x (1.96)2 x 135) / (((0.05)2 x 134) + (0.5 x 0.5 x (1.96)2))

n = 100

7.7. TECNICAS DE RECOPILACION DE DATOS

Las técnicas que se utilizarán en la investigación serán las siguientes:

1) Encuestas.- Se aplicará al personal de la muestra para obtener sus respuestas en relación con las inversiones de las ONGD y la mejora de los estándares de salud y educación.

2) Toma de información.- Se aplicará para tomar información de libros, textos, normas y demás fuentes de información, referente a las inversiones de las ONGD y la mejora de los estándares de salud y educación.

3) Análisis documental.- Se utilizará para evaluar la relevancia de la información que se considerará para el trabajo de investigación.

7.8. INSTRUMENTOS DE RECOPILACIÓN DE DATOS.

Los instrumentos que se utilizarán en la investigación son los cuestionarios, fichas de encuesta y Guías de análisis.

1) Cuestionarios.- Contienen las preguntas de carácter cerrado por el poco tiempo que disponen los encuestados para responder sobre la investigación. También contiene un cuadro de respuesta con las alternativas correspondientes.

2) Fichas bibliográficas.- Se utilizan para tomar anotaciones de los libros, textos, revistas, normas y de todas las fuentes de información correspondientes.

3) Guías de análisis documental.- Se utiliza como hoja de ruta para disponer de la información que realmente se va a considerar en la investigación.

7.9. TÉCNICAS DE ANÁLISIS

Se aplicarán las siguientes técnicas:

• Análisis documental

• Indagación

• Conciliación de datos

• Tabulación de cuadros con cantidades y porcentajes

• Comprensión de gráficos

7.10. TÉCNICAS DE PROCESAMIENTO DE DATOS

Se aplicarán las siguientes técnicas de procesamiento de datos:

• Ordenamiento y clasificación

• Registro manual

• Proceso computarizado con Excel

• Proceso computarizado con SPSS

VIII. CRONOGRAMA

IX. PRESUPUESTO

X. BIBLIOGRAFÍA

1. Ballón, Eduardo (2005) Las ONGDs y los sectores populares. Lima. DESCO.

2. Ballón, Eduardo (2006) ONGDs, sociedad civil y desarrollo. Lima. CEPES-ALOP.

3. Bardales del Águila Carlos (2006) La salud en el Perú. Lima. Consorcio de investigación económica y social.

4. Bellido S. Pedro (2005) Administración Financiera. Lima. Editorial Técnico Científica SA.

5. Brealey Richard A. (2006) Principios de Finanzas Corporativas. Madrid. IMPRESA.

6. Beaumont, Martín (2006) Algo de Estado, algo de empresa. Las ONGDs en el Perú de los noventa. Lima. DESCO.

7. Beaumont, Martín (2007) Microempresa y desarrollo: el rol de las ONGDs en la promoción de micro y pequeñas empresas. Lima. DESCO.

8. Bedregal Salazar, Luis (2003) La Cooperación Internacional y el trabajo de las ONGDs en el Perú. Lima. SASE Ediciones.

9. Caravedo, Baltasar y Armando Pillado (2003) Cooperación Internacional, ONGDs y Desarrollo. Lima. SASE.

10. Collazos C. Jesús (2000) Inversión y Financiamiento de Proyectos. Lima. Editorial San Marcos.

11. De Belaúnde, Javier y Beatriz Parodi (1998) Marco legal del sector privado sin fines de lucro en el Perú. Lima. Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico.

12. Flores S. Jaime (2004-a) Gestión Financiera: Teoría y Práctica. Lima. CECOF Asesores.

13. Flores S. Jaime (2004-b) Administración Financiera: Teoría y Práctica. Lima. CECOF Asesores.

14. Gitman Lawrence J. (2006) Fundamentos de Administración Financiera. México. Harper & Row Latinoamericana.

15. Giesecke, Alberto (2005) Consideraciones para el impulso de las ONGDs como factores de desarrollo. Algunas reflexiones. Lima. SASE.

16. Johnson, Gerry & Scholes, Kevan (2005) Dirección Estratégica. Madrid: Prentice May International Ltd.

17. Hennin, Chris (2008) Una fórmula interesante: las ONGDs, el Gobierno y el Banco. Una estrategia de trabajo conjunto. Lima. SASE.

18. Hernández Celis, domingo (2004) “Control de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo para la eficacia de la Cooperación Técnica Internacional”. www.monografias.com

19. Koontz / O’Donnell (2005) Curso de Administración Moderna- Un análisis de sistemas y contingencias de las funciones administrativas. México. Litográfica Ingramex S.A.

20. Meléndez V., María Julia (2003) Claves para la gestión de ONGDs. Lima. RESEP SRL.

21. Meléndez v., María Julia y Zegarra M., Eduardo (2003) Crédito por ONG’S. Lima. PRO- A-SUR.

22. Noriega, Jorge y Miguel Saravia López de Castilla (2004) Perú: Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONDG). Lima. DESCO

23. Noriega, Jorge (2007) Perú: Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo (ONDG). Lima. DESCO

24. Terry, G.R. (2005) Principios de Administración. México: Compañía Editorial Continental SA.

25. Sánchez León, Abelardo (1996) Historia y evolución de la cooperación con ONGDs. Lima. DESCO.

26. Solari, Dora (2006) La relación entre ONGDs y Estado en programas de políticas sociales. Lima. DESCO.

27. Valderrama León Mariano (2002) La Agencia Peruana de Cooperación Técnica Internacional- Un Proyecto estratégico. Lima.

28. Valdivia Contreras, Emilio (2009-A). Como formar Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo. Lima. Ediciones y distribuciones Berrío.

29. Valdivia Contreras, Emilio (2009-B). Manual de estructura y diseño de proyectos para acceder a la Cooperación Técnica Internacional. Lima. Ediciones y distribuciones Berrío.

30. Valdivia Contreras, Emilio (2009-C). Manual de Normas sobre Cooperación Técnica Internacional. Lima. Ediciones y distribuciones Berrío.

31. Valdivia Contreras, Emilio P.J. (2009-D). Guía para elaborar proyectos de ONGD. Lima. Ediciones y distribuciones Berrío.

32. Valdivia Contreras, Emilio (2009-E). Directorio de ENIEX y ONGD-PERU. Lima. Ediciones y distribuciones Berrío..

33. Valdivia Contreras, Emilio (2009-F). Proyectos y Manual de Procedimientos de Cooperación Técnica Internacional. Lima. Ediciones y distribuciones Berrío.

34. Van Horne, James (2005) Fundamentos de Administración Financiera. México. Compañía Editorial Continental SA de CV.

35. Van Horne, James (2005) Administración Financiera. México. Compañía Editorial Continental SA de CV.

ANEXO No. 1:

ESQUEMA TENTATIVO DE LA TESIS

Dedicatoria

Agradecimiento

Resumen

Abstract

Introducción

CAPITULO I:

PLANTEAMIENTO METODOLOGICO

Delimitación de la investigación

Planteamiento del problema

Justificación e Importancia

Objetivos

Hipótesis

Metodología

CAPITULO II:

PLANTEAMIENTO TEORICO Y CONCEPTUAL

Antecedentes de la investigación

Inversiones efectivas de las ONGD

Mejora de los estándares de salud y educación

CAPITULO I I I:

RESULTADOS DE LA INVESTIGACION

Presentación y análisis de la encuesta

Contrastación de la hipótesis

Discusión de resultados

Conclusiones

Recomendaciones

BIBLIOGRAFÍA

ANEXOS

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Hernández Celis Domingo. (2011, agosto 3). Inversión de ONGs para mejorar la salud y educación en zonas marginales de Lima. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/inversion-ongs-mejorar-salud-educacion-zonas-marginales-lima/
Hernández Celis, Domingo. "Inversión de ONGs para mejorar la salud y educación en zonas marginales de Lima". GestioPolis. 3 agosto 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/inversion-ongs-mejorar-salud-educacion-zonas-marginales-lima/>.
Hernández Celis, Domingo. "Inversión de ONGs para mejorar la salud y educación en zonas marginales de Lima". GestioPolis. agosto 3, 2011. Consultado el 22 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/inversion-ongs-mejorar-salud-educacion-zonas-marginales-lima/.
Hernández Celis, Domingo. Inversión de ONGs para mejorar la salud y educación en zonas marginales de Lima [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/inversion-ongs-mejorar-salud-educacion-zonas-marginales-lima/> [Citado el 22 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de proimos en Flickr
DACJ