La gerencia moderna y los 7 hábitos de Stephen Covey

Para comenzar con este ensayo, es fundamental resaltar el trabajo del señor Peter Druker en el área de Gerencia, sin duda alguna sus aportes van más allá de la práctica y estudio, su pensamiento y capacidad analítica a mi forma de ver, lo considero como el Gurú Management en la gestión de las organizaciones de las empresas Modernas, gracias a sus contribuciones en cuanto a la Reducción empresarial, la Gestión de la calidad Total, el análisis del valor económico, la Referenciación (Evaluación Comparativa), la restructuración (Reingeniería).

Hoy en día, el panorama que se vislumbra, en el sector económico mundial y nacional que a diario es noticia de primera plana en todos los periódicos, son los constantes cambios que vive el mercado. Un valor significativo en la Maestría en Gerencia Empresarial que ofrece la universidad Fermín Toro, y a su vez legado del Lic.Ms. Víctor Montilla es la explotación de la creatividad, factor determinante en el éxito en las organizaciones, mediante la motivación del talento humano, a efecto de edificar una estructura competitiva ventajosa, la cual permita un mejor análisis para la toma de decisiones, la búsqueda de alternativas y oportunidades, la dotación de una mayor capacidad para solucionar problemas, facilitando el encuentro de ideas realmente novedosas.

Cabe destacar, la idea principal de las clases sobre post-modernismo donde se enfatiza que ese gerente de ayer, solitario, individualista, superhéroe, ya no funciona en la dinámica de hoy, donde el verdadero gerente, sabe su rol, desarrolla y mantiene lazos muy fuerte de confianza mutua en el trabajo en todo los niveles, sembrando de esta manera la creatividad en cada uno de sus colaboradores y miembro de la organización.

Considero que el valor de la creatividad es sin duda una herramienta, que nos permite ser mas competitivos, pero la misma no ha sido tomada en cuenta en la de gerencia actual, porque en lugar de explotar la creatividad mediante las capacitaciones al personal se incrementa el nivel de de inversiones en tecnología, lo cual trae consigo la disminución vertiginosa de la creatividad en función de la productividad.

Igualmente, se presenta el problema donde el trabajador no se encuentra identificado con la cultura organizacional de la empresa y no logra alcanzar su nivel de satisfacción laboral en función de los principios y valores propios de la organización.

En este mismo orden de ideas, cabe resaltar, la necesidad de cambiar la forma de ver a la cultura organizacional, como un cuerpo que no tiene forma, gris y recto, al cual no debemos tocar, sino todo lo contrario, en el nos podemos basar, como lo hacen las empresas consultoras que lo convierten en un indicador de gestión mensurable, para la elaboración de estrategias y objetivos de negocios. Muchas personas generalmente confunden cultura con filosofía, lo cual los aleja del negocio, la cultura no esta alejada de nosotros, porque somos cultura esta es la verdadera razón.

Para nadie es un secreto, que mas allá de lo que recibamos en clase, el canalizar las energías e inspirar la creatividad en un conjunto de personas y construir un apego íntimo a los objetivos y metas de la empresa es un arte que el gerente actual debe desarrollar para poder encontrar valores determinantes, los cuales debe saber manejar, para enfocarlos en la supervivencia de la empresa, tema también desarrollado en clase, donde el triangulo de las 3C, como es la competencia, el capital efectivo y la creatividad, son factores importantes en el futuro de la organización que deben ser tomados en cuenta en la formación del recurso humano, debido a que cuando hablamos de competencia, la inversión en tecnologías e información, pueden convertirse en amenazas inminentes si no se esta formado para utilizarlas, en estos momentos de fuertes cambios, políticos, económicos y sociales.

De igual manera tomando en consideración, lo expuesto en el contenido de las guías del líder de cambio y las clases de postmodernismo, se puede apreciar que las tendencias del mundo actual, genera una interdependencia global en donde, lograr las entregas de sus productos en tiempos oportunos, disminución de sus tiempos de parada, aumento de la productividad y disminución de los costos de operación, tiene como objetivo el logro de la competitividad, la conquista de clientes satisfechos, aumento de sus mercado de ventas e incremento de la rentabilidad económica, no solo través de una gerencia que trascienda y sea estricta en su gestión, se necesita mucho mas, como una gerencia que implemente soluciones a las demandas de la sociedad, en fin, un líder que sepa incentivar la creatividad de sus colaboradores, como se dijo en clase sea consciente y flexible a los cambios. Que deje atrás aquellos sistemas de organización mecánicos, de procesos rutinarios, faltos de incentivos y creatividad (¨Teyloritas¨), en resumen un equilibrio de las teorías de Taylor y Fayol seria lo mas apropiado a aplicar.

Dentro de la nuevas tendencias que se han enfocado en clase en materia gerencial es importante mencionar, la planificación estratégica, puesto que muchas gerencias vienen cambiando su manera de pensar con respecto al tema, ya que en la búsqueda de colocar la llave correcta al logro de los objetivos y sobresalir en los resultados descuidan las bases y principios de identidad de la empresa (Vida propia), la cual debe tener su proyección y planificación de vista al futuro, promoviendo de esta manera grandes cambios, los cuales sean sólidos, de amplio espectro y lo mas importante perdurables en el tiempo a fin de incrementar la competencia y asegurar la supervivencia.

Considero, que el verdadero líder es aquel que garantice el mayor apalancamiento para el futuro y al mismo aquel que incremente su capacidad de emotividad elementos fundamentales para lograr la inspiración y persuasión (maquillada¨), que conlleven al logro de los objetivos.

Con los conocimientos adquiridos en clase puedo definir que el gerente debe poseer dentro de su perfil, habilidades técnicas, con esto me refiero a los conocimientos específicos en su área de trabajo, alta capacidad de análisis, mediante técnicas y herramientas prácticas o informáticas (manejo de software). Igualmente, debe tener, capacidad de relacionarse, debe saber trabajar en grupo, ser autodidacta, y sobretodo debe saber comunicar.

En fin el gerente moderno tiene que conocerse asimismo, saber cuales son sus debilidades y sus fortalezas, manejar de forma apropiada el comportamiento humano, que de una u otra forma es la gran debilidad de la gerencia venezolana, en consecuencia reflexiono sobre la capacidad de influencia, la cual va mas allá de la capacidad de mando en el logro de objetivos, dejando atrás toda visión sustentada en paradigmas obsoletos que intenten detener o controlar los cambios, sustituyéndolos por actitudes mas abiertas hacia el trabajo, la familia, las relaciones personales, proyectos de vida y el sentido de responsabilidad.

Para finalizar me gustaría expresar un valor de contenido único e invaluable para los Gerentes Modernos…

¨Stephen Covey¨ es el autor de una literatura muy interesante que hace referencia del éxito norteamericano de los últimos 200 años y ha traves de us obra nos expone estas siete normas que pueden ser aplicadas a todas las situaciones gerenciales y que nos toque asumir en nuestra vida.

Primer Hábito: Ser proactivo. La proactividad se refiere a que ante cada estímulo del medio ambiente tenemos la habilidad de decidir la respuesta que queremos dar, esto quiere decir que no somos esclavos de las acciones que sobre nosotros se efectúan, sino libres ejecutores de nuestra conducta. Un ejemplo práctico en nuestra vida es el de un chofer de un automóvil que nos grita una obscenidad o nos toca con insistencia la corneta. En este caso nuestra respuesta puede variar desde tomar un arma y dispararle para luego sufrir las consecuencias legales de nuestra conducta hasta simplemente ignorarlo y no dejar que altere nuestra tranquilidad. Lo importante es que la decisión es nuestra, que somos los responsables de nuestra conducta.

Segundo Hábito: Empiece con un fin en mente. Este hábito consiste en que nuestra conducta no la debe regir el capricho ni el azar, debemos tener objetivos precisos a los cuales acercarnos: Un título universitario, comprar una casa o un carro, mantener una relación armoniosa con nuestros familiares y compañeros de trabajo. Cada vez que tomemos una decisión importante debemos decidir si ésta nos acerca o nos aleja de nuestros objetivos.

Tercer Hábito: Establezca primero lo primero. El capítulo comienza con una frase del sabio alemán Goethe: ” Lo que importa más, nunca debe estar a merced de lo que importa menos”.

Consiste en distribuir nuestro tiempo sobre la base de prioridades: El autor describe un método de organizar el tiempo sobre la base de cuatro cuadrantes en los cuales coloca las actividades: urgentes, no urgentes, importantes y no importantes.

Cuarto Hábito: Pensar en Ganar-Ganar. Este hábito indica que nuestras relaciones con otros seres humanos siempre deben ser de mutuo beneficio, que no existe otra opción. Nuestra relación con un cliente debe ser ganar-ganar, si yo gano y mi cliente pierde, pierdo al cliente. No existe otra opción, aunque a corto plazo otros tipos de relaciones resulten en ganancias inmediatas, a largo plazo vemos que son ineficaces y perjudiciales para ambas partes. El autor explica que si después de razonar con nuestro interlocutor no logramos un acuerdo ganar-ganar, nos queda la opción de “no hay trato”.

Quinto Hábito: Procure primero comprender y después ser comprendido. Este hábito trata de ponerse primero en el lugar del otro, de ver las cosas desde su punto de vista. Se basa en el refrán popular de ” Todo es del color del cristal con que se mire”. Es quizás el más difícil de practicar, casi siempre pasamos más tiempo hablando que escuchando y creemos que las cosas sólo pueden ser de la manera en que nosotros las vemos.

Sexto Hábito: La sinergia. Algunas metas las podemos lograr solos, pero las empresas grandes sólo las podemos lograr con trabajo en equipo. Proyectos como la llegada del hombre a la Luna o la fabricación de la Bomba Atómica son el resultado del trabajo sinérgico.

Séptimo Hábito: Afile la sierra. Este capítulo comienza con la historia de un leñador que se encuentra tan inmerso en su trabajo de derribar árboles que olvida que dedicar unos minutos a afilar su sierra le haría ahorrar muchas horas de esfuerzo. Aplicado a nuestra vida afilar la sierra se refiere a dedicar un breve espacio de nuestra vida a mejorar nuestras condiciones físicas e intelectuales mediante el ejercicio físico y el estudio.

Me despido por ahora
Un Servidor.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Solarte Hernández Omar Fernando. (2008, diciembre 15). La gerencia moderna y los 7 hábitos de Stephen Covey. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/gerencia-moderna-7-habitos-stephen-covey/
Solarte Hernández, Omar Fernando. "La gerencia moderna y los 7 hábitos de Stephen Covey". GestioPolis. 15 diciembre 2008. Web. <https://www.gestiopolis.com/gerencia-moderna-7-habitos-stephen-covey/>.
Solarte Hernández, Omar Fernando. "La gerencia moderna y los 7 hábitos de Stephen Covey". GestioPolis. diciembre 15, 2008. Consultado el 14 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/gerencia-moderna-7-habitos-stephen-covey/.
Solarte Hernández, Omar Fernando. La gerencia moderna y los 7 hábitos de Stephen Covey [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/gerencia-moderna-7-habitos-stephen-covey/> [Citado el 14 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de dno1967b en Flickr
DACJ