Gerencia ambiental como alternativa de desarrollo

Es indudable que la biodiversidad es una fuente de riqueza que bien explotada puede en un momento dado, transformar a un país entero sin que se pierdan sus raíces. Sin embargo es apremiante que quienes toman las decisiones sean concientes de esta opción de desarrollo y que estén capacitados para asumir la responsabilidad de administrar estos recursos que la naturaleza nos ofrece.

La gerencia medioambiental no solo está en recoger las basuras en una planta y colocar algunas casitas para aves. Se trata por el contrario de una formación completa desde sus fundamentos filosóficos hasta sus mecanismos de aplicación y evaluación técnicos. Es así como podemos afirmar que “Latinoamérica entera está muriendo de hambre sentada en una mina de oro”

Durante los últimos años se ha vivido con gran interés la revolución verde. Afortunadamente para la región, esto significa que podremos actuar en un ambiente general mucho más propicio y que se encontrará respaldo a las nuevas iniciativas.

El fundamento de la gestión ambiental es entender plenamente como actúa la naturaleza. No se trata de transformarla violentamente sino de aprovecharla íntegramente. Este principio es la base del comportamiento natural y la gerencia debe asumirlo plenamente. Es decir; que su objetivo sea cero emisiones en los procesos productivos.

La afirmación anterior probablemente cree algún resentimiento entre los empresarios, pero, es porque no lo aplican correctamente. Cuando me refiero a no contaminar, a cero emisiones, entonces estoy diciendo cero residuos y esto se entiende mejor por cero desperdicios en el proceso. Todo debe ser utilizado, mire bien que no le estoy hablando de reciclaje sino de procesos completos para nuevos productos surgidos del desecho de los anteriores procesos. Por ejemplo, como le parece a usted, que la libra de café esta siendo pagada en el mercado internacional a menos de 70 centavos de dólar, mientras que los hongos tropicales que se desarrollan en la borla de café (cuncho) los pagan a 40 dólares la libra. Vea pues que si es posible sacarle mayor productividad a nuestro entorno pero hay que ser mas inteligente y menos politiquero.

Nuestros empresarios deben entender que en los procesos el total es mayor que las partes, ya que podemos ahorrar gran cantidad de insumos al aprovechar los que nos ofrece el proceso anterior, lo que da como resultado un flujo de caja vertiginoso.

Fíjese bien, puede alejarse del modelo de producto principal para entrar a uno de multi-producto sin mayores traumatismos. Si puede aprovechar los residuos como materia prima esto quiere decir que tendrá precios mas competitivos. Pero nada de esto es posible si no existe un compromiso serio por la investigación.

Una industria que aproveche todo, genera oportunidades de trabajo mas allá de la imaginación. Esta es una buena opción. No se trata entonces de cómo le saco más producción al producto principal , sino de cómo aprovecho los procesos para nuevos productos.

Pasando a otro elemento no menos importante está la localización, el tamaño y su relación practica con el ambiente. Pues bien, que le parece si el empresario deja de pensar en grande, entendiendo como grande, la planta y equipo, capacidad instalada, metraje de construcción, etc. Esa visión estructural no es funcional. Si su planta es mas pequeña es mas funcional y le permite colocar otras en otros puntos del país con lo que reduce costos de transporte de materias primas y de producto terminado, además estará más cerca de la población local y estratégicamente también estará más protegido en el caso que una de sus plantas falle, podrá cubrirla con la producción de otra cercana.

La idea en general es no forzar la naturaleza sino aprovecharla eficientemente, con adaptación de tecnologías propias y respetando la biodiversidad.

La gestión ambiental exige una formación propia que proponga una Relación Sistémica de los procesos , así como lo hace la naturaleza misma, al contrario de cómo el ser humano ha creado sus procesos lineales. Esto quiere decir que la concepción misma del desarrollo de un proceso debe partir del hecho que puede afectar a otros sistemas y que no se termina hasta haber destinado cada elemento de “desecho” a un nuevo proceso.

En fin, esta visión de la gestión ambiental es claramente competitiva y acentúa la competitividad de quienes la adoptan ya que parte de fundamentos como el de tecnología apropiada en lugar de economía de escala.

Lo anterior no quiere decir que se salvaran los elementos típicos de la gestión empresarial como el factor capital, punto de equilibrio, el riesgo de la empresa, la complejidad, los controles, etc. Sino que será una organización enfocada a un modelo productivo mucho mas avanzado y eficiente.

En fin, de lo que se trata es de innovación, de diversificación productiva, de producción inteligente, de gestión adecuada, de una forma avanzada de asumir nuestra responsabilidad con nuestros congéneres y con todos los seres del planeta y con el mercado mismo. Aunque lo anterior suene extremo, piénselo bien, no es tan descabellado.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Guerrero Marín Manuel Andrés. (2002, enero 11). Gerencia ambiental como alternativa de desarrollo. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/gerencia-ambiental-como-alternativa-desarrollo/
Guerrero Marín, Manuel Andrés. "Gerencia ambiental como alternativa de desarrollo". GestioPolis. 11 enero 2002. Web. <https://www.gestiopolis.com/gerencia-ambiental-como-alternativa-desarrollo/>.
Guerrero Marín, Manuel Andrés. "Gerencia ambiental como alternativa de desarrollo". GestioPolis. enero 11, 2002. Consultado el 18 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/gerencia-ambiental-como-alternativa-desarrollo/.
Guerrero Marín, Manuel Andrés. Gerencia ambiental como alternativa de desarrollo [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/gerencia-ambiental-como-alternativa-desarrollo/> [Citado el 18 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de inyucho en Flickr
DACJ