Evolución histórica de las finanzas y capital de trabajo

La gestión financiera operativa en los principales
períodos de evolución histórica de las Finanzas
Resumen
El presente artículo tiene como objetivo ubicar el desarrollo de investigaciones sobre la
gestión del capital de trabajo en los diferentes períodos de evolución histórica de las
finanzas. En un primer momento se realiza la definición de capital de trabajo,
profundizándose en sus dos direcciones fundamentales y en un segundo momento se
identifica el desarrollo de investigaciones relacionadas con el capital de trabajo en la
mencionada rama de las ciencias económicas
Autora: MSc. Daisy Espinosa Chongo
Profesor de la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos
Cuba
Desarrollo
A lo largo del tiempo, los investigadores han identificado conceptos que se han
incorporado paulatinamente al capital de trabajo1 empresarial, como por ejemplo: liquidez
y flujo de fondos.
Para abordar adecuadamente los elementos relacionados con el surgimiento y desarrollo
de investigaciones sobre el capital de trabajo, es necesario presentar la definición de éste,
como terminología a seguir, puesto que innumerables son los investigadores que se han
dedicado al estudio de la gestión financiera operativa refiriéndose particularmente al
análisis del capital de trabajo, el cual también ha sido denominado por algunos autores
como: fondo de maniobra, capital circulante, capital de trabajo neto, recurso o fondo neto
de rotación y tesorería neta. Así mismo, diferentes son los criterios de los especialistas
sobre la definición del término, observándose una homogeneidad. Entre estos autores se
destacan: L. Gitman (1986); J. Tracy (1993); F. Weston y E. Brigham (1994); Maighs
(1995); L. Bernstein (1997); Van Horne y Wachowicz (1997); R. Brealey (1998); O. Amat
(1998); G. Guajardo (1999); R. Kennedy (1999); E. Santandreu (2000); Mateu (2000); A.
Demestre (2002); C. A. León (2003); W. Silva (2004); A. Blanco (2004); G. Gómez (2004);
R. Arévalo (2004) y F. Munilla et al., (2005).
1 En la literatura de habla inglesa este término se conoce como: management of net working capital.
Un análisis de las definiciones ofrecidas por estos autores, demuestran que el término
capital de trabajo se ha utilizado por los contables, administradores e investigadores en
general, en dos direcciones: la primera cualitativa o estática y la segunda cuantitativa o
dinámica, según los criterios de R. Kennedy (1999) y E. Santandreu (2000).
La primera definición se utiliza de forma general, para referirse al excedente del activo
circulante sobre el pasivo circulante. Esto significa que el capital de trabajo es el importe
del activo circulante que ha sido suministrado por los acreedores a largo plazo y por los
accionistas, o equivalentemente, que no ha sido suministrado por los acreedores a corto
plazo. Entre los autores que defienden lo anterior se encuentran: L. Gitman (1986); J.
Tracy (1993); F. Weston y E. Brigham (1994); Maighs (1995); L. Bernstein (1997); R.
Brealey (1998); O. Amat (1998); Mateu (2000); A. Demestre et al. (2002); C. A. León
(2003); W. Silva (2004); A. Blanco (2004); G. Gómez (2004); R. Arévalo (2004) y F. Munilla
et al. (2005).
Algunas de las interpretaciones que se asocian a esta definición señalan: la medida en
que la empresa resuelve sus problemas de liquidez y los recursos con los cuales ésta
atiende sus actividades operativas y financieras, sin tener que acudir a fondos
extraordinarios2.
La liquidez se refiere a la habilidad que adquiere una empresa para tener disponibilidad
de activos de fácil conversión en efectivo, reafirmando su capacidad para cubrir en forma
oportuna y sin retrasos sus obligaciones financieras a corto plazo (E. Gómez, 2004).
La segunda definición se utiliza para referirse al activo circulante, lo que define al capital
de trabajo como la inversión que se realiza en activos a corto plazo. Entre los defensores
de lo anterior se destacan: F. Weston y E. Brigham (1994); G. Guajardo (1999); C. A. León
(2003) y W. Silva (2004). Esta definición tiene sentido, en tanto explica el interés del
administrativo en atender la inversión circulante proporcionada -entiéndase el importe total
de los recursos usados en las operaciones normales-, y sus niveles correctos (Van Horne
y Wachowicz, 1997).
2 Con respecto a esta definición, el sitio monografías.com emitió una crítica argumentando que al definir Capital de Trabajo
mediante activos y pasivos a corto plazo, daría la impresión de que está afectado por las transacciones diarias, mientras
que es crucial reconocer que el Capital de Trabajo es el impacto financiero neto de una política a largo plazo. El Capital de
Trabajo no cambia cada día, sólo depende de la estrategia de la empresa con respecto a sus decisiones a largo plazo. Todo
lo anterior concuerda plenamente con lo argumentado por Van Horne y Wachowicz (1997) cuando explica que
administrativamente no es relevante gestionar una diferencia entre activos y pasivos circulantes, puesto que ésta es
cambiante de forma continua.
Figura 1: Concepto de capital de trabajo acogido en el desarrollo del artículo.
Fuente: Espinosa, Daisy. Propuesta de un procedimiento para el análisis del capital de
trabajo. Caso hotelero. Tesis presentada en opción al grado científico de Master en
Ciencias Económicas, dirigida por la Dra. Nury Hernández de Alba Álvarez. Universidad
de Matanzas, 2005.
En el transcurso de esta investigación, en el afán de identificar el desarrollo de
investigaciones relacionadas con el análisis del capital de trabajo en los diferentes
períodos de evolución histórica de las Finanzas y presentar sus fundamentos teóricos y
conceptuales, se entenderá como tal y de manera general, a la inversión en los niveles de
activo circulante y el financiamiento que se necesita para sostener al mismo.
Gráficamente esta definición global se observa en la Figura 1.
Una vez definido el término capital de trabajo, es importante resaltar que desde un punto
de vista histórico científico, las finanzas fueron consideradas durante mucho t