Estructura de financiamiento y crecimiento de pequeñas y medianas empresas

1
1. Introducción.
Las pequeñas y medianas empresas son una parte vital del sistema de la libre empresa en
cualquier país, por lo que es necesario tener en cuenta aspectos que son fundamentales.
Estas empresas que independientemente de los fracasos y de los éxitos son el semillero
de las grandes empresas que pueden perdurar a través del tiempo. En nuestro país las
pequeñas y medianas son la mayoría de las existentes, por esta razón es necesario
formular políticas específicas de promoción y de protección para sus primeras etapas de
vida.
Las microempresas, las pequeñas y medianas empresas en nuestro país, de acuerdo al
último censo económico publicado en 1994, a pesar de la mortandad durante la década
del noventa en los sectores industriales, comerciales y servicios que emplean hasta
cincuenta personas conforman el 99,17 % de la población total de empresas.
En la República Argentina, teniendo en cuenta cifras no oficiales del año 2004
representan, las pequeñas y medianas empresas, el setenta por ciento del total de las
exportaciones con valor agregado. Esto permite afirmar que pueden formar el eje del
crecimiento económico y social por la cantidad de empleo que generan. El 68 % de los
puestos de trabajo declarados, que se estiman en 1999 en 5.800.000, y el 54,1% del valor
agregado han estado a cargo de dicho colectivo de empresas. Las dificultades que pueden
señalarse es su inserción en el comercio internacional: el 51 % de las empresas nunca
exportaron, el 33 % exporta de modo esporádico y el 16 % nunca exportó; esto implica
que la orientación del crecimiento predominante es el mercado interno.
En los países desarrollados la presencia de las pequeñas y medianas empresas es
importante. En el caso de E.E.U.U., según la Small Business Administratión, (SBA) el
90% de las empresas tienen menos de 20 empleados, por tal razón existe esta Oficina
Federal para el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas que representan el 99,7%
de los empleadores, generan el 80% de los nuevos puestos de trabajo del sector privado,
proveen más del 50 % de P.B.I no agrícola y representan US$ 750.000.000 de las
exportaciones.
La crisis generalizada desde 2001 ha producido un aumento de emprendedores, tres
millones de argentinos de entre 18 y 64 años están vinculados a nuevos
emprendimientos, aumentando la tasa de la actividad emprendedora a 12,84 % en 2004.
Ellos están distribuidos en las actividades vinculadas directamente con el consumidor el
51%, en las actividades de transformación el 26 %, en servicios empresarios el 14 % y
extracción el 3 %.
La existencia de una empresa supone siempre la existencia de un emprendedor, por lo
que por la educación y la capacitación continua permite superar la limitada capacidad
gerencial inicial para darle continuidad al emprendimiento. Las otras bases para la
existencia y continuidad de la empresa son: el conocimiento del sector de la actividad, la
capacidad para seleccionar adecuados sistemas de comercialización, la disposición para
evitar de ser victima del éxito inicial y que pueda ser competente para continuar el
crecimiento sostenible.
El aumento de emprendedores puede explicarse por varios factores, pero el principal es el
fracaso educacional que aparece como una variable explicativa: 34 % tienen la escuela




2
secundaria incompleta, el 22 % la han completado y el 43 % tiene educación post
secundaria incompleta.
El costo inicial de emprender en la República Argentina es de U$S 12.506, es s bajo
que el promedio mundial que es de U$S 53.673. El otro aspecto que puede favorecer
nuevos emprendimientos es que los iniciadores están en condiciones de aportar el 65,8%
del capital inicial.
Las dificultades señaladas por los nuevos empresarios y los existentes son: cambio
continuo en la legislación y en las reglas del juego, la falta de disponibilidad de
financiamiento, la alta carga impositiva, las excesivas exigencias burocráticas para las
nuevas firmas, el apoyo insuficiente a la actividad emprendedora desde los programas del
gobierno y el debilitamiento de la cultura del trabajo.
Las empresas prosperan más en un país en el cual hay metas públicas ampliamente
aceptadas por los ciudadanos, entonces se deben conocer los mecanismos por los cuales
las empresas privadas pueden ser más eficientes para alcanzarlas; por tal razón las
políticas monetaria y fiscal pueden ser un buen punto de referencia para las decisiones
empresarias.
El financiamiento de los activos que necesita una empresa puede provenir del capital
ajeno a corto y a largo plazo o también del capital propio. En cuánto al primero proviene
del financiamiento de proveedores, del sistema financiero formal y de otras deudas del
mercado de capitales. En cuanto al segundo puede provenir del aumento del capital
propio o de la retención de beneficios.
En la actualidad hay s de 182 instituciones que están dando financiamiento y
capacitación a pequeños emprendimientos, entre las cuales se encuentran: 62
asociaciones civiles, 20 cooperativas, 25 fundaciones, 14 mutuales, 6 sindicatos y 5
municipios; los montos de los créditos son de entre $1614 y $8694, la tasa de interés es
muy variada entre 6 % a 42 % anual y están orientados a actividades productivas y de
servicios. En cuanto a la realidad sobre el crédito es la siguiente: el 3,8 % de las empresas
argentinas concentran el 83,8 % del crédito al sector privado.
Los poderes públicos tienen un papel preponderante para la definición de los mecanismos
que les permita competir en el mundo. En la actualidad con la firma de convenios
comerciales con la República Popular China, la India, Pakistán, Corea del Sur y otros
países se permite a las pequeñas y medianas empresas no solo vender sus productos sino
también realizar acuerdos con las empresas de otros países.
2. Los objetivos del trabajo.
2.1. Analizar si la estructura de financiamiento es un factor explicativo y condicionante
del crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.
2.2. Evaluar la importancia de la autocapitalización y el aporte de terceros en el
financiamiento del crecimiento .
2.3. Determinar si la autocapitalización puede ser un límite para el crecimiento
sostenible.
2.4. Analizar si el crecimiento de estas empresas se puede explicar también por otros
factores que estén vinculados a la estrategia de la empresa y evaluar el papel del
capital propio u operativo.


3
2.5. Formular un modelo que pueda explicar el crecimiento de las pequeñas y medianas
empresas teniendo en cuenta los factores estratégicos y determinar el papel del
financiamiento en dicho modelo.
3. El marco general del concepto de crecimiento de la empresa.
3.1. El entorno general del concepto de crecimiento de la empresa.
El entorno general del concepto de crecimiento ha estado vinculado, directamente o
indirectamente, a los enfoques del desarrollo y del subdesarrollo de los países siguiendo
las etapas siguientes: 1) el desarrollo como un tópico de la posguerra; 2) la noción de
progreso, la aplicación del adelanto tecnológico para el avance económico y para superar
la dependencia externa; 3) el desarrollo como crecimiento; 4) el subdesarrollo como
etapa; 5) el desarrollo como un proceso de cambio estructural global y 6) el crecimiento
como un proceso necesario para que un país pueda insertarse en una economía mundial
integrada a través del desempeño eficiente de sus unidades productivas. Este marco será
el entorno conceptual para justificar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas
porque, en general, tienen la necesidad de insertarse en un mundo más amplio y
complejo.
El problema que se presenta en nuestro país consiste en que una gran cantidad de
pequeñas y medianas empresas aún no han superado la etapa artesanal. En ellas no se ha
producido aún la revolución industrial. Las teorías y las técnicas que trata la
administración son totalmente desconocidas para una gran cantidad de pequeñas y
medianas empresas.
En el crecimiento participan diferentes actores sociales que se complementan entre
para lograr ciertos resultados; entre ellos las empresas en general, y en particular las
pequeñas y medianas.
En el caso de que pueda suceder que algunos actores no participen significa que en tal
proceso no se logran los resultados esperados y la sociedad se fragmenta. Los actores se
dividen en dos grupos: los que actúan dentro del país como sistemas cerrados pero que
no pueden enfrentar a los actores foráneos y los que actúan dentro y fuera del país como
sistemas abiertos y pueden enfrentar a los actores de otros países.
Los resultados para dichos grupos son también diferentes: los primeros se sitúan en los
sectores pobres que no crecen y los segundos se sitúan los sectores ricos que crecen. En
los primeros predominan los recursos tradicionales y en los segundos los no tradicionales
tales como los diversos recursos intangibles, el conocimiento, la capacidad de innovación
y las nuevas tecnologías.
En este segundo grupo no se trata de un modelo exportador basado en productos sin valor
agregado y con baja productividad en un sector limitado de la economía. El sector en
donde se encuentra la empresa es una de las claves de la competitividad y del crecimiento
de una empresa.
El proceso de crecimiento, desde este punto de vista, puede verse como un proceso de
abajo hacia arriba que tiene como objetivo la potenciación de la sociedad en su conjunto
sin la referencia de otros modelos, o a sociedades del presente o del pasado, o a
ideologías y metodologías permitidas. En las pequeñas y medianas empresas las claves
para el crecimiento pueden ser apelar a la cooperación, a la integración de las cadenas de
valor y al desarrollo de una visión compartida que las proyecte al futuro.


4
Este enfoque puede contener una dosis de proceso intencionado de planificación y otra de
espontaneidad para llevar a cabo una estrategia de cambio social. El efecto económico
puede tener como objetivo la acumulación de recursos dentro y fuera de las empresas.
En el tratamiento de este tema no se pueden obviar la mención de los aspectos
semánticos tales como la diferencia entre crecimiento, expansión y desarrollo; el primero
significa adquirir aumento, el segundo significa extender o dilatarse y el tercero
acrecentar. Las estrategias de crecimiento, de expansión y de desarrollo pueden tener
diferentes significados según sus autores. En nuestro caso creemos que es más exacto
utilizar la palabra crecimiento para ilustrar los cambios que se producen en el nivel de
actividad de las empresas. En el contexto de éste trabajo se entiende como crecimiento el
aumento del volumen de ventas en términos constantes originado en el mercado actual
con una rentabilidad compatible con la inversión total en el horizonte de largo plazo. El
crecimiento, el beneficio y la rentabilidad de una empresa están indisolublemente unidos.
La empresa tiene que soportar un nivel mayor de actividad dentro del vector producto-
mercado actual de la empresa, lo que supone el consumo de los recursos productivos
existentes. Los problemas que se pueden presentar son cómo asegurar la competitividad
con los recursos productivos actuales, que tenga resultados superiores que sus
competidores y cómo financiar los nuevos activos para sostener el crecimiento.
3.2. Los diferentes enfoques sobre el crecimiento de la empresa.
Los diferentes enfoques sobre el crecimiento de la empresa más conocidos son los
siguientes: el ciclo de vida de la empresa, la teoría evolucionista originada en Darwin, el
crecimiento como objeto externo, el crecimiento como objeto interno, el enfoque
integrado de los dos enfoques anteriores, el enfoque microeconómico, el enfoque de la
dimensión de la empresa, el enfoque neoclásico, la teoría evolucionista moderna y el
enfoque estratégico que será desarrollado s adelante en el apartado correspondiente.
Este enfoque es a nuestro juicio el que aporta ideas s concretas para tratar este tema y
nos orientamos a pensar desde esa perspectiva. Un enfoque estratégico de la dirección
tiene en cuenta una multiplicidad de factores, entre ellos, las conductas de las personas
que conforman una organización que son las verdaderas generadoras del crecimiento de
la empresa. No obstante ello, mencionaremos brevemente también a los otros enfoques
para ilustración del lector y que en algunos completan el abordaje del tema.
El crecimiento de la empresa se suele también explicar normalmente admitiendo la
existencia de un ciclo de vida, pero es una interpretación biológica y lineal. Algunos
autores agregan una etapa de recreación con unas subetapas de crecimiento lento, de
crecimiento rápido y de crecimiento moderado. Este enfoque no contempla la capacidad
y la decisión del empresario para crecer, la influencia del entorno y parten del supuesto
de la existencia de fuerzas naturales y autónomas que permitirán el crecimiento
indefinido de la empresa.
La teoría evolucionista inspirada en Charles Darwin se basa en ideas que surgen del
darwinismo conservador y de las teorías evolucionistas del crecimiento que resumen todo
en la lucha por la existencia y proclaman la supervivencia del más apto. Se considera
como un proceso natural por medio del cual las empresas más fuertes de una población
sobreviven y todas las demás desaparecen. El más fuerte es el más adaptado a las
condiciones de su entorno, tanto se trate de individuos o de una especie. En el enfoque de
la ecología poblacional al tener una localización común se pueden analizar no sólo los


5
cambios globales en su conjunto sino también en cada una de las organizaciones durante
un período en su adaptación al entorno.
El crecimiento como un objeto externo es la típica visión desde las finanzas porque se
comprometen los recursos financieros para lograrlo. También es un enfoque incremental
porque indica que cuanto más recursos se tienen mayor será el crecimiento. Por tal razón
es que hay un movimiento de empresarios que postulan que el crédito a bajo costo es la
condición necesaria para el crecimiento de las empresas.
El crecimiento como un objeto interno está dependiendo de la capacidad de la dirección y
de la organización de la empresa.
El crecimiento como una función integradora de los enfoques externo e interno
mencionados según la cual es posible siempre mientras sea gobernado desde la alta
dirección de la empresa por lo cual exige una perspectiva interfuncional y que debe ser
coherente con las políticas básicas de la empresa. Es necesario entender y dirigir el
crecimiento, conocer cuáles son los factores que lo impulsan y cómo se evalúan las
decisiones que se toman en éste sentido. Es necesario reconocer que el crecimiento de
una empresa está limitado por los procesos de interdependencia que hay entre los
componentes de la organización y que producen cambios en ella. Pero también hay una
relación de interdependencia que proviene del entorno y que a su vez afecta a los
componentes de la organización.
En el enfoque microeconómico del crecimiento de la empresa se limita a una mera
función de producción que la dirección intenta maximizar para poder aumentar el
beneficio, para lo cual ella funciona como un mecanismo para asignar los recursos de
manera eficiente tal como lo hace el mercado. La preocupación se centra en el equilibrio
estático a corto plazo; por lo tanto el análisis de la evolución de la empresa y la eficiencia
a largo plazo es una continuación del análisis de corto plazo. El crecimiento de la
empresa es sólo el ajuste de la empresa en la búsqueda de una dimensión óptima, esta es
una explicación parcial del crecimiento.
El crecimiento entendido como un aumento de la dimensión en términos físicos y
patrimoniales de la empresa que explica la rentabilidad trata de establecer si existe o no
una dimensión óptima de la empresa. Se busca establecer si existe una dimensión por
debajo o por encima de la cual una empresa puede ser o no competitiva. Los aspectos que
se pueden considerar con respecto a la dimensión son: la división del trabajo, la
especialización, las características de las máquinas y de los equipos de gran capacidad de
producción, la utilización del espacio y de los materiales, la energía consumida, la
cantidad de personal, la tecnología y la dimensión del mercado. La preocupación ha
estado centrada más en lo que hacía grande a una empresa que en los factores que
mantenían pequeñas a otras. Las tecnologías de producción como la de transmisión de la
información permiten relativizar a los factores antes mencionados, porque los procesos
de producción y de comercialización no sólo son s flexibles sino que también el
concepto de dimensión pasa por variables que están dentro y fuera de una empresa
determinada. Muchos equipos, tecnología y personal no sólo pueden estar afuera de una
empresa que los utiliza sino que también se han creado instrumentos financieros que
facilitan el acceso. “En general, las empresas pueden obtener cualquier clase de insumo
de muy diferentes formas, una de las cuales es la propiedad de la entidad productora.”
1
1
Dean Joel y Smith Winfield, Dimension y rentabilidad de la empresa, Administración de Empresas, nº 17,
1971


6
“De ello se desprende que nosotros miramos a la empresa como una forma de organizar
la actividad productiva, perteneciendo a un grupo de interés, más bien que como un
conjunto de distintos intereses vinculados a través del mercado. Los límites de cada
empresa, y por lo tanto su dimensión, serán afectados por las ventajas o costos relativos
de una dirección central frente a una dirección de mercado; y ello es tan cierto para la
firma como un todo, como para cada una de las muchas etapas en que deben hacerse
decisiones de aplicación de recursos.”
2
Este enfoque establece que la dimensión de una
empresa no está limitado a una visión “física” de su existencia, sus límites pueden ser
sobrepasados con lo que puede aumentar su dimensión ya que la dirección tradicional
puede extenderse al mercado.
El enfoque neoclásico del crecimiento de la empresa del cual E. Penrose es su principal
representante, trata de explicarlo apartándose del enfoque anterior proponiendo un
enfoque dinámico inspirándose en Joseph Schumpeter quién propone una dinámica del
desarrollo económico basada en el empresario emprendedor quién descubre las
oportunidades del entorno frente a otros que no son capaces de percibirlas. Es aquí donde
se pone en evidencia la capacidad empresaria y directiva para aprovechar las
oportunidades, lo que implicaría replantear a la empresa tal cual es en la actualidad,
reorganizar sus actividades y evaluar los recursos disponibles en el nuevo contexto en el
que operará. Entonces, no es una función de producción, si no que es un conjunto de
recursos los que se acumulan en el tiempo y que permiten el crecimiento. Las diferencias
de los recursos entre empresas hacen que estas sean diferentes. El principal recurso de
una empresa son los recursos empresarios y directivos que pueden ser o no un freno para
el crecimiento. Las oportunidades se originan en el contexto de la empresa, pero el
verdadero motor es interno: la capacidad empresaria y directiva. Es la que permite no
sólo descubrir las oportunidades sino también acumular y disponer de recursos para otras
actividades; desde éste enfoque el crecimiento sería ilimitado; su tasa resultaría de la
interacción entre la oferta y demanda de recursos disponibles. La limitación de esta teoría
es que sólo basa el crecimiento de la empresa en un solo recurso y que el desarrollo
tecnológico (otro motor del crecimiento) surge de la interacción de varios actores, en que
la actuación de los empresarios y de los directivos es limitada y de otros aspectos más
complejos que veremos más adelante.
El enfoque de la teoría evolucionista moderna del crecimiento trata de explicar la
evolución temporal de una empresa identificando los factores que contribuyen a él. “Este
proceso dinámico es gobernado por rutinas o procesos que orientan a las personas que
trabajan en una organización sobre las decisiones que deben tomar.”
3
Según este enfoque
el crecimiento tiene mites no por la escasez de recursos sino la incapacidad de cambio
que resulta cuando las rutinas han sido eficaces en el tiempo. El cómo se hacen las cosas,
cómo se trabaja, cómo se utiliza la información y el conocimiento acumulado durante
mucho tiempo son los factores que no permiten el cambio del comportamiento de la
empresa y de sus miembros. El comportamiento humano es el verdadero límite del
crecimiento a través de la inercia que se origina en los comportamientos promulgados en
la empresa; pero esto no debería impedir desarrollar las capacidades para enfrentar
nuevas oportunidades en el entorno. En la actualidad se afirma que las rutinas existentes
en una empresa pueden ser la base para el desarrollo de nuevas capacidades en una
organización frente a nuevas oportunidades, las que pueden ser fuentes de innovación y
2
Coase R.h, The nature of de firm, Económica pág 386
3
Canals Margalef Jordi, La gestión del crecimiento de la empresa, Mc Graw Hill, Madrid, 2000, pág
23


7
de cambio; pero el verdadero problema consiste en estar atado a las rutinas exitosas en el
pasado pero que no se adecuan a las nuevas circunstancias.
3.3. La relación entre el crecimiento de la empresa y la política de financiamiento.
La relación entre el crecimiento de la empresa y la política de financiamiento suele estar
instalada en el imaginario colectivo de los administradores financieros y también en los
directivos de las empresas. Es resultado de la perspectiva funcional y del enfoque externo
ya mencionado.
La estructura de financiamiento es la combinación de las fuentes financieras de diversa
naturaleza a las que recurre una empresa para financiar a sus activos tangibles e
intangibles. También la empresa, como se ha dicho antes, es un conjunto de recursos
entre los que se encuentran los de origen financiero que son utilizados en combinación
con los otros para lograr los objetivos de la empresa. Por lo tanto el crecimiento no solo
está ligado a los recursos financieros sino también a otros de distinta naturaleza y calidad
según lo expresado en un apartado anterior.
La posición jurídica de la empresa frente al proveedor del capital determina dos grandes
categorías: el capital propio y el capital ajeno. El primero, el capital propio u operativo
puede ser aumentado por la incorporación de nuevos socios o accionistas. El capital
ajeno lo conforman las distintas obligaciones que pueden ser de corto y de largo plazo.
Las fuentes son genéricas en tanto que son formas representativas del factor capital que
llevan asociado su uso un cierto costo.
La formación de capital es una de las funciones de la empresa, es el resultado de las
políticas de la empresa y de las decisiones de los directivos que se originan en el nivel de
rentabilidad y en la tasa y el ritmo de capitalización.
En el nivel macroeconómico el proceso de formación de capital tiene su origen en el
proceso de ahorro, en el proceso financiero y en el proceso de inversión. En la empresa
se necesita una mezcla de activos financieros y de activos tangibles financiados con una
mezcla de fuentes tales como el capital propio y las deudas sin incluir las otras fuentes.
Con los fondos generados por la inversión en activos financieros y tangibles que
justifiquen tal inmovilización en términos de probable tasa de rentabilidad se debe tener
en cuenta el riesgo empresario y el riesgo financiero. D. J .Messuti plantea que el proceso
de formación de capital y su ritmo de acumulación no asegura que la política de la
empresa sea la adecuada. El análisis clásico de contribución marginal nos dique, en
todo momento, la firma deberá invertir mientras el fluir incremental de fondos generados
por la inversión supere el costo de invertir para la firma.
4
El análisis marginal es estático
y no tiene en cuenta al tiempo como variable.
El proceso de acumulación considerado como un proceso dinámico es óptimo cuando,
cualquiera sea el estado y la decisión inicial, las decisiones restantes deben constituir una
política óptima con respecto al estado resultante de la primera decisión.
5
Las decisiones
de inversión o de desinversión que es la expresión de la estrategia corporativa están
vinculadas a las decisiones de financiación y de beneficios, lo que marcará el ritmo y la
composición del proceso de formación de capital. Tradicionalmente se considera
acumulación óptima al costo del capital para la empresa, el costo del capital ajeno
4
Messuti Domingo J , Dinámica de la formación de capital a nivel de la firma, Administración de
Empresas, nº 89, 1977.
5
Bellman Richard, Dynamic Programming, Pricenton University Press, Pricenton, 1957.


8
adicional y el costo del capital propio adicional; como así también la rentabilidad de los
fondos adicionales a acumular: rentabilidad de incrementos en el capital físico y la
rentabilidad de incrementos de capital circulante.
La elección de una estructura de financiamiento genera dos tipos de riesgos: 1) el riesgo
vinculado a la actividad que desarrollará la empresa y 2) el riesgo financiero que surge
de la elección de la fuente de financiamiento. Los aumentos de rentabilidad están
asociados a los niveles de riesgo, por lo que la estructura de financiamiento conlleva la
necesidad de asumir riesgos. Para las pequeñas y medianas empresas, en general, tienen
las siguientes opciones estratégicas: crecen, se mantienen, se achican, se venden o
desinvierten en el sector actual; pero la primera opción es la casi inevitable, la clave de la
cuestión se encuentran en la capacidad de asumir los dos riesgos señalados. Una forma
de enfrentarlo parcialmente será la política de retención de beneficios pero no quiere
decir que si la empresa pierde competitividad en el largo plazo deberá recurrir a diversas
fuentes de financiamiento o cambiar la estructura del capital.
Eli Schwartz
6
recordaba que Keynes en su Teoría General sostenía dos tipos de riesgos:
él del acreedor y el riesgo del deudor, que el autor denomina riesgo externo y riesgo
interno de la empresa respectivamente. El primero está integrado por dos factores: la
estabilidad del flujo de ganancias o del flujo de fondos de la empresa por un lado y la
liquidez, seguridad y posibilidad de realización de los activos por el otro; esto depende
estrictamente del sector en que está la empresa y que no de las decisiones de la dirección.
El segundo es el resultado de la estructura de financiamiento de la empresa que
dependerá del tipo de deudas que contraiga (corto o largo plazo) y del índice de
endeudamiento. En el conjunto, los dos conforman la estructura de financiamiento, la
suma de ambos riesgos representa el riesgo total que asumen los propietarios y los
acreedores de la empresa. La tasa de capitalización de la empresa juega un papel
importante en la estructura de financiamiento ya que afecta el riesgo financiero, a mayor
tasa de capitalización disminuye el riesgo financiero y la empresa tendrá mayores
posibilidades de obtener financiamiento por aumento del pasivo.
El costo del capital tiene una manifestación explícita y otra implícita; en general, el costo
explícito por la utilización de cualquier fuente de fondos es la tasa de actualización que
iguala los valores presentes de los flujos de entrada y de salida incrementales ligados con
una oportunidad de financiamiento. El componente implícito del costo del capital pone
de relieve el principio de costo de oportunidad y denota la rentabilidad de las inversiones
más lucrativas desechadas por la empresa a favor del proyecto que en definitiva ha
decidido encarar.
7
La importancia del costo del capital radica en el valor total de una
empresa que varía en proporción inversa con el costo general del capital. En cuanto a la
estructura del financiamiento es necesario conocer el costo efectivo de cada fuente para
conocer cual es el recurso más conveniente y menos costoso; factor que influirá en los
beneficios de la empresa. Pueden existir diferentes procedimientos para estimar cada uno
de los rubros del pasivo, en nuestro caso por tratarse de pequeñas y medianas empresas y
por el objetivo de éste trabajo, el rubro que nos interesa es el capital propio u operativo y
en especial los beneficios retenidos expresados contablemente de diferentes modos al que
se le asigna el criterio del costo de oportunidad. Aunque también es conveniente
considerar la combinación adecuada de pasivo y de capital propio u operativo que
determine el menor costo promedio del capital de la empresa. Un aspecto importante
6
Schwartz Eli, La estructura óptima de financiamiento, Administración de Empresas,
19, 1971.
7
Gonzalez Dosil, Teoría de la estructura del capital, Administración de Empresas, nº 146, 1982.


9
dentro de la política de financiamiento es determinar la mezcla óptima de las distintas
fuentes y el costo correspondiente; siendo un indicador importante el índice de
endeudamiento.
La política de financiamiento en síntesis se refiere a la elección de las fuentes de
financiamiento, o la estructura de financiamiento para financiar los activos de la empresa,
función que es privativa de la dirección y que con mayor precisión se puede afirmar que
pertenece al nivel de gobierno de la empresa. En las pequeñas y medianas empresas no es
tan fácil distinguir los niveles políticos, de gobierno y gerencial. La política de
financiamiento demuestra una actitud frente al riesgo de la dirección ante diferentes
alternativas de financiación, algunas veces acotadas por la política monetaria del
gobierno de turno y por sus efectos en el costo de las diferentes fuentes. En éste aspecto
hay diferentes enfoques, unos afirman que existe una estructura óptima de financiamiento
y otros afirman que no. Es necesario considerar que cada actividad o sector tiene una
estructura de financiamiento específica porque que la composición de los activos también
es diferente.
El capital propio y el capital ajeno son dos factores variables y sustituibles entre sí; el
capital propio no se mantiene fijo, pero en el caso que sucediera este hecho hay que
aumentar el endeudamiento que no haría viable la empresa. Las deudas podrían aumentar
al mismo ritmo que el capital propio en el mediano plazo, pero en el largo plazo lo
conveniente sería que la tasa de crecimiento del capital propio debería ser superior que la
tasa de endeudamiento. La literatura recoge la idea de que existe un nivel óptimo de
endeudamiento para cada nivel de capital propio, esto significa que dado el monto de
capital propio de una empresa se puede determinar: 1) el monto óptimo de
endeudamiento; 2) el monto óptimo de los activos y 3) el índice óptimo de
endeudamiento que disminuye en cada sucesivo aumento de capital. Las ideas
mencionadas serían claves en la determinación de la política de financiación.
El objetivo de un directivo es el logro de una estructura óptima de financiamiento para
minimizar el riesgo en cuanto al costo del capital. Ezra Salomón afirma que el costo del
capital es proporcional a la proporción del endeudamiento. En el caso que el
financiamiento se base solamente en capital propio, las tasas de costo de capital propio
antes de impuestos, de costo de capital antes de impuesto y la tasa de rendimiento anual
antes de impuestos son iguales (ke = ko = k). En el caso contrario, cuando hay
endeudamiento la tasa de costo de capital propio antes de impuestos es mayor que la tasa
de costo del capital antes de impuestos ( ke > ko)
8
. Franco Modigliani y Newton H.
Miller suponen que el costo del capital y la estructura de financiamiento son
independientes, el factor tributario tiende a disminuir el costo total del capital de las
empresas con mayor leverage en relación a las que tienen menor proporción de éste, por
lo que se puede prescindir del efecto fiscal. En este, el costo del capital (ko) es constante
para todos los niveles de endeudamiento. Existen dos aspectos: 1) un aumento de las
deudas aunque sea moderado nunca disminuye el costo del capital de una empresa y 2)
ningún aumento de deuda, aunque sea excesivo puede elevar el costo del capital de una
empresa.
9
Roberto L. Drimer afirma que ambos caen en el mismo error de concepto,
8
Salomón Ezra, Leverage y el costo del capital, Administración de Empresas, vol I-A.
9
Modigliani Franco y Millar Newton H, Costo de capital, valor de mercado y Teoría de la inversión,
Administración de Empresas, Tomo VII.


10
porque no consideran los factores cambiantes del entorno que pueden incidir en el costo
del capital.
10
En el enfoque que hemos mencionado antes consideramos un menú de opciones que
permiten minimizar el costo del capital, apelando a diferentes alternativas en las que
necesariamente no implican recurrir a la forma de inversión tradicional para crecer. El
nivel de inversión necesario surge de la habilidad estratégica de la dirección de la
empresa, que es el resultado de la revisión y de la evaluación de sus activos tangibles y
no tangibles; de la capacidad de coordinación de la empresa con el mercado; del
desarrollo de ventajas competitivas y de la competitividad de la empresa, cuya
rentabilidad debe ser superior al costo promedio del capital empleado.
El crecimiento de las pequeñas y medianas empresas no se puede reducir solamente a un
problema financiero. Es como postular que el dinero puede resolver cualquier problema y
que es el único factor relevante de la producción. Esta postura es propia del capitalismo
financiero y también es sostenida por la teoría financiera tradicional.
Es conocido el enfoque de la existencia de clases ociosas en nuestras modernas
sociedades, entre ellas la de los rentistas que son el sostén de los sistemas financieros
sobredimensionados, en nuestro país crece el sistema financiero a un ritmo superior al
conjunto de la economía . Se puede afirmar que es un sistema inmoral, ya que podría ir
en desmedro de la acumulación del trabajo y del esfuerzo en la formación del capital en
el tiempo como resultado de la actividad productiva alterando los valores de la sociedad.
La formación de capital es la tarea típica de la empresa moderna, las pequeñas y
medianas empresas cumplen un rol fundamental en este sentido. En la actualidad es tan
importante el capitalismo financiero que se confunden los grupos económicos, los grupos
de empresas y los grupos financieros.
Se ha llegado a afirmar en estos días que el objetivo de la empresa no es proveer bienes y
servicios a una comunidad sino que es la autoexpansión de su capital. La confusión
consiste en que, tanto en economía como en administración, aunque sean dos disciplinas
totalmente diferentes y no vinculadas en los aspectos esenciales no se ha podido desligar
de la primera en aplicar básicamente el análisis histórico del que luego surgen las teorías
predominantes en cada época.
El proceso que se inicia en los siglos XIV y XV en Europa con la era moderna, el
industrialismo y revolución tecnológica que marcan etapas diferentes de la
transformación de sociedad en su preocupación más íntima: el aumento de la producción
de los diferentes bienes que necesita, luego el aumento de la productividad para hacer
más accesibles los bienes producidos y finalmente generar valor para los diferentes
actores, en especial al cliente que es el más privilegiado porque sostiene el sistema
empresario.
El valor creado por la empresa en la sociedad es la principal fuente, aunque no la única,
de los excedentes financieros que necesita para el crecimiento. Es como afirmar que gran
parte del capital que necesita la empresa proviene de la sociedad como premio a su
capacidad para generar valor.
El afirmar que la empresa puede crecer sólo con capital ajeno y no en base a su
competitividad sería una especie de miopía intelectual. Es un problema muy común en la
actualidad ya que suele ser la excusa para explicar la falta de crecimiento de las pequeñas
10
Drimer Roberto L, Costo de capital y estructura de financiamiento, Administración de Empresas, Tomo
VII.


11
y medianas empresas. El aspecto financiero no es despreciable, pero es derivado de
problemas s centrales que tiene una empresa y que están vinculados con la dirección:
el problema estratégico, el problema organizativo y el problema del poder.
Es necesario también evaluar las ventajas y las desventajas de cada modalidad de
crecimiento y estudiar la incidencia de cada una de ellas. La empresa tiene políticas clave
que hace a la armonía de su propia existencia.
El metacapitalismo aporta nuevas ideas sobre los mecanismos de crecimiento, este
nuevo concepto comprende: la globalización de la economía y la integración de los
mercados de capitales, la reestructuración de empresas, el aumento de la tecnología
instalada y de su utilización en la gestión empresarial, la necesidad de concentrarse en las
capacidades y las actividades y procesos esenciales y el crecimiento exponencial de los
negocios electrónicos de empresa a consumidor (B2C).
4. El crecimiento de las pequeñas y medianas empresas desde un enfoque
estratégico.
4.1. El enfoque estratégico del crecimiento de la empresa.
El enfoque estratégico del crecimiento de la empresa plantea el tema desde un enfoque
normativo, es decir , existen líneas de crecimiento s interesantes que otras en función
de ciertas variables que van desde la innovación al cambio de modelo de la organización
que es avalada por la historia de muchas empresas. El modo de organizar el trabajo de
una empresa crearía las condiciones para la utilización eficiente de sus recursos para
permitir su crecimiento. La otra visión, todavía actual, es la Igor Ansoff quién plantea a
la empresa como una cartera de productos y de negocios, por lo tanto el crecimiento se
basaría en estos parámetros; sin ser explicito plantea la cuestión de la diversificación
como una forma de crecimiento. Es la idea de invertir o desinvertir en productos o
negocios, que es lo mismo que plantear líneas de crecimiento en una empresa. El motor
del crecimiento es la distancia entre la cartera actual de negocios y la cartera deseable en
función de las oportunidades, los recursos que tengan la empresa y el grado de atractivo
que tenga el sector. La concepción de lo que es la estrategia corporativa está implícita la
idea del crecimiento al momento de afirmar que se deben definir los negocios en que está
la empresa y el tipo de empresa que es o desea ser; es decir la adaptación de la empresa al
futuro. En el concepto de estrategia incluye el concepto de ruptura como condición de la
supervivencia de la empresa. El objetivo de una estrategia es lograr, en un sector
determinado, un desequilibrio económico; lo que implica que una opción estratégica
lleva en misma el cambio en términos de crecimiento ya que su eficacia se medirá por
unos resultados superiores al resto de los competidores. Haux y Majluff señalan que
existen siete opciones estratégicas para crecer: 1) la maximización de las ventas a los
clientes actuales, 2) la atracción de nuevos clientes, 3) la innovación en nuevos productos
o nuevos servicios, 4) la innovación en los modos de distribución, 5) las adquisiciones en
el sector actual, 6) la expansión hacia nuevos mercados geográficos y 7) la
diversificación en nuevos negocios. Esta novedad en lo esencial había sido planteada
antes por Igor Ansoff. En cambio, Canals Margalef introduce la novedad de considerar
el contexto externo del crecimiento: crecimiento con clientes actuales o potenciales,
crecimiento con nuevos productos, crecimiento con nuevos mercados y crecimiento con
nuevos negocios y el origen de los recursos utilizados en el crecimiento: recursos


12
internos y recursos externos que se pueden obtener por adquisiciones, alianzas y
programas de cooperación entre empresas.
Teniendo en cuenta todo lo expresado hasta el momento se puede establecer que existen,
al menos cinco mecanismos de crecimiento que son: el crecimiento autónomo, el
crecimiento por fuentes externas de financiación, el crecimiento mixto, el aumento del
capital social y el crecimiento por mecanismos virtuales integrando diversas cadenas de
valor de diferentes empresas, que es una práctica muy común en las pequeñas y medianas
empresas.
4.2. El enfoque actual sobre del crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.
El enfoque actual sobre del crecimiento de las empresas pequeñas y medianas se
fundamenta en la capacidad que tiene una empresa para ejercer su libertad de maniobra y
de poder en su entorno para lograr la dimensión óptima de acuerdo a su evolución, a la
economía del sector y a las capacidades que puede potencialmente desarrollar. Los dos
problemas centrales que tiene que enfrentar una empresa son: 1) la libertad de maniobra
que significa la capacidad de remover todos los obstáculos que pueda encontrar en su
entorno generada por la habilidad de introducir más cambios que cualquier otro agente y
2) el poder necesario para consolidar su posición. Esto seposible en la medida que su
historia confirme que sus rutinas sean generadoras de cambio y no de estancamiento; que
acompañe a los cambios que se produzcan en el sector o lo reestructure y su dimensión
posible sea conforme a las características del sector y también despliegue su aprendizaje
organizacional en términos de nuevas capacidades. Pero siempre existe, desde el enfoque
señalado, una relación entre la dimensión óptima y la rentabilidad, esta es la que marca el
máximo nivel de crecimiento con los activos actuales. En el caso que los activos no sean
aptos no habrá crecimiento. La importancia no reside solamente en la cuantía sino
también de la calidad, de la composición y de la especificidad de los activos ya que el
crecimiento está atado a la rentabilidad y a la competitividad de la empresa.
Para que una empresa crezca armónicamente ha de satisfacer de alguna manera las
demandas internas y externas a las que está sujeta, lo que supone una convivencia
equilibrada con aquellos grupos con quienes la empresa se relaciona de manera
permanente.
En el caso de las pequeñas y medianas empresas en las cuales predominan las relaciones
entre las personas y , en menor medida las relaciones estructurales, que son las
características de la gran empresa, las razones para crecer aparecen más claras. Las
actividades empresarias a través de las cuales, tanto los administradores como los demás
miembros de la organización tratan de maximizar sus capacidades las que están sujetas a
unas restricciones impuestas por el entorno.
En este caso no es igual a lo que sucede en los órganos biológicos porque el crecimiento
de la empresa, aún en el supuesto de que los recursos sean abundantes y su entorno sea
favorable siempre existe una motivación y una decisión humana consciente que orienta el
crecimiento. En éste caso, al contrario de los órganos biológicos, se trata de un aumento
de la capacidad empresaria como resultado de un proceso que es consciente, planeado,
organizado y ejecutado por la organización.
El crecimiento puede conllevar o no cambios estructurales y de tamaño que hace que la
empresa sea diferente a su situación anterior. Por tal razón no hay que confundir el


13
crecimiento solamente con la dimensión de la empresa; ésta es una variable corriente
mientras que la segunda es un estado que toma la empresa en un momento dado; el
crecimiento rara vez es lineal y acumulativo. Es una mutación con efectos en la conducta
global de la empresa, en su identidad la que puede variar en forma sucesiva y en la
estructura de la organización en la que intervienen factores contingentes. “Más allá de
cierta dimensión de la organización, el crecimiento requiere avanzar sobre nuevas áreas
de negocios, en las cuales se pueden aplicar los excedentes o evitar riesgos de una
exposición excesiva en un solo mercado.”
11
Es parte de la lógica de los negocios orientar
la inversión en los rubros existentes con potencial de crecimiento o explorar nuevos
campos de actividades.
El límite del crecimiento de una empresa puede ser regulado para mantener su posición
competitiva, en lo que la decisión sobre la estructura de financiamiento es solamente uno
de los aspectos a tener en cuenta. Una decisión errónea puede determinar el punto del
comienzo de la fragilidad financiera que es cuando la empresa crece a un ritmo mayor de
lo que permiten sus recursos, o de la fragilidad de mercado que es cuando una empresa
crece a un ritmo menor que su mercado.
La literatura distingue diferentes conceptos sobre el crecimiento: el crecimiento absoluto
y el crecimiento relativo, el crecimiento interno y el crecimiento externo y el crecimiento
sostenible. El crecimiento absoluto se refiere al aumento de las ventas o el aumento de
personal, es el incremento de cualquier elemento de la empresa que se produce entre
períodos, t y t+1. El crecimiento relativo compara el crecimiento entre dos empresas
competidoras o de una empresa frente a una norma o un criterio existente en un sector de
la economía.
La empresa es un sistema, el crecimiento de un elemento provoca el crecimiento de los
demás elementos que la componen; por ejemplo si aumentan las ventas produce un
aumento del capital trabajo. El crecimiento interno es el resultado de la reinversión de los
recursos que un momento dado dispone una empresa en el negocio en el que está
actualmente o por la incorporación de otros negocios; en cambio el crecimiento externo
es el resultado de aumentar su endeudamiento o de cambiar la estructura del capital por
la incorporación de nuevos socios, la emisión de valores negociables o de nuevos
accionistas. La estrategia de la empresa consiste en buscar un ritmo de crecimiento
compatible con la capacidad de financiamiento y de su control. Por crecimiento
sostenible se entiende la tasa de aumento del activo y de las ventas que una empresa
puede soportar financieramente, esta afirmación puede estar acotada por el sector; pero
para que una empresa mantenga su participación en el mercado tiene que crecer al ritmo
de la demanda y en el largo plazo no es posible crecer en términos de ventas si no hay un
incremento proporcional del activo.
4.3. La tarea de la dirección de la empresa y el crecimiento de la empresa.
La tarea de la dirección y el crecimiento de la empresa suponen la elaboración y la
revisión de la estrategia que le permita reducir la incertidumbre. No siempre el pasado y
el éxito de otras organizaciones son las pautas para elaborar el futuro porque la identidad
de la empresa puede ser una ventaja o un obstáculo para el crecimiento. La razón es que
existen fenómenos de naturaleza indeterminada y contingentes que pueden ser
específicos de una empresa. Por otra parte, de algún modo se verifica un ciclo de
11
Etkin Jorge, Gestión de la complejidad en las organizaciones, Granica, Buenos Aires, 2005,


14
supervivencia, de crecimiento y de desarrollo. El crecimiento es un fenómeno complejo y
específico de una empresa que no siempre se puede generalizar en su totalidad.
El supuesto del dinamismo empresario expresado en la innovación que fue formulado por
Joseph Schumpeter no es suficiente para explicar el crecimiento de la empresa. La
formación de capital es posible cuando se generan más recursos que los que se
consumen. El crecimiento essujeto a la historia de la empresa, de sus recursos, de su
capacidad de innovación, de su poder en el mercado y de la orientación estratégica.
El problema del crecimiento de la empresa no puede limitarse, tal como ya lo hemos
mencionado, a un problema financiero sino que se trata de un problema más complejo y
estratégico. Las restricciones más relevantes son el sector, el mercado y la rentabilidad.
Esto puede explicar una relativa irregularidad en el crecimiento de la empresa, por tal
razón no es un fenómeno continuo.
La empresa es un sistema complejo que sufre las perturbaciones de su entorno: del
mercado, de los proveedores y de otros agentes y es lo que determina una cierta
evolución de las ventas, de la rentabilidad y de las decisiones de inversión. Hay una
relación entre crecimiento de la demanda, de las ventas, de la producción y de la
inversión.
En la realidad el crecimiento de la actividad de una empresa medido en cualquier
magnitud es una variable dependiente de las personas que conforman la organización, de
la capacidad para buscar nuevos negocios y de la existencia de un modelo adecuado de
negocio . El comportamiento humano en la empresa es una variable dependiente de la
cultura de la organización y de la cultura global de la sociedad a la que pertenece.
El crecimiento de la empresa es un problema fundamentalmente de estrategia
competitiva, es decir, de la capacidad de selección de un negocio o de una cartera de
negocios; lo que está asociado al nivel de riesgo e incertidumbre que pueda estar
vinculado a los negocios seleccionados.
La evolución del entorno económico de la empresa genera un riesgo externo elevado,
ajeno, en gran medida a las posibilidades de control de la empresa. El riesgo de cada
sector es diferente medido normalmente por coeficiente beta que mide el riesgo de cada
sector, que puede ser elevado o bajo. En el primer contexto la estrategia de la empresa
necesita un débil apalancamiento operativo para conservar la libertad necesaria para
cualquier tipo de cambio que se produzca y en dónde el crecimiento es menos importante
que la supervivencia; especialmente cuando se trata de productos altamente diferenciados
y dependientes de la coyuntura económica. En el segundo contexto, el crecimiento es
ajeno a la evolución del entorno, se trata de productos de consumo masivo y
estandarizados y la demanda está en expansión; se puede asumir que las inversiones son
necesarias para la integración, para lograr economías de escala y de experiencia; en éste
caso sus ingresos son s estables y es posible tener la posibilidad de desarrollar una
estrategia de costos bajos. Sin embargo, las empresas en ambos entornos siempre tienen
que tener la vocación de crecer para justificar su propia existencia. En la actualidad, se
pondera mejor la productividad que cualquier factor vinculado al costo de los insumos o
la localización de la empresa.
La organización de la empresa es vista y razonada como una forma de coordinación
complementaria a la otra forma fundamental que es el mercado. Los interrogantes
normalmente no van más allá de las ventajas y las desventajas de las diferentes formas de
coordinación entre los agentes económicos. La excepción puede ser la explicación de la


15
organización por los costos de transacción, que desde este punto de vista, internamente es
un conjunto de transacciones. Tomado desde el enfoque del financiamiento del
crecimiento se podrían suprimir transacciones de la organización para financiarlas por
otros medio no tradicionales a cargo de otros agentes del mercado.
La eficacia de una organización está ligada a diferentes factores, uno de ellos es el
crecimiento. Una organización eficaz es la que crece, el problema consiste en definir en
cada empresa qué se entiende por crecer. La estructura del financiamiento o de las
alternativas posibles que están involucradas está dependiendo de cómo la empresa
coordina sus actividades con el mercado. Pero, si nos referimos especialmente a las
pequeñas y medianas empresas, una de sus dificultades es esta coordinación. Para que
pueda ser posible el crecimiento existen dos posibilidades: o crece la demanda o elimina
a sus competidores, la última opción es casi imposible para dicho colectivo de empresas.
Si la demanda aumenta para la empresa que tenga la estrategia adecuada, las ventas
aumentaran con el consecuente aumento del activo y del capital propio u operativo. El
incremento de éste último es indudablemente un mecanismo para el crecimiento de la
empresa. El problema consiste en aceptar o no a tal mecanismo como la única modalidad,
o es necesario otra fuente que pueda ser soportada por la empresa. Es decir, si la
estructura óptima de financiamiento para el crecimiento proviene sólo de la posibilidad
de acumular que tiene la empresa o tiene que optar también por otras fuentes. La
respuesta podría estar vinculada al nivel de la rentabilidad, a la relación deudas / capital
propio u operativo, a la tasa de retención de beneficios, a las tasas de interés implícita y
explícita, al costo del riesgo que significa para los terceros la pequeña y mediana empresa
y a la mayor o menor volatilidad del sector.
El crecimiento de la empresa históricamente ha estado atado a los aumentos de sus
beneficios en el corto plazo y no teniendo en cuenta los potenciales de beneficios futuros
que pueden ser posibles a través de diversas alternativas. Es posible que entren en
colisión la supervivencia del día a día con el buen desempeño de la empresa en el largo
plazo, ya que esto le daría mayor consistencia a la economía de un país; por lo que es
necesario buscar conciliar ambos objetivos. Una vez logrado éste propósito es posible,
que más allá de las preferencias personales de los propietarios, sería posible cambiar la
estructura de financiamiento de las empresas porque pueden surgir oportunidades
basadas en lo que la empresa puede ser en el futuro. “Las decisiones más importantes que
toma un director tienden a rebajar el rendimiento a corto plazo con el fin de mejorar
considerablemente los resultados a largo plazo.”
12
En un sentido temporal juegan un
papel importante diversos factores en el beneficio: los gastos que afectaran a un período
largo de tiempo, las inversiones, el ciclo de vida del negocio y de los productos, la
evolución del mercado, el grado de atractivo del sector en el que esla empresa y el
grado de satisfacción de los clientes. Desde el enfoque histórico el crecimiento de las
empresas norteamericanas según Alfred Chandler durante el siglo XX siguieron tres
etapas: 1) la concentración en un solo negocio en el mercado interno; 2) la mejora de la
eficiencia en la producción y 3) la diversificación en otros negocios y la presencia en
otros países.
El juego del corto plazo al que aparentemente están obligadas las pequeñas y medianas
empresas de nuestro país para poder tener capacidad de financiamiento atenta contra el
buen sentido en los negocios. Las medidas de rendimiento de la mayoría de las empresas
están desfasadas con respecto al entorno del mundo de los negocios. “Actualmente, lo
12
The Boston Consultig Group, Ideas sobre estrategia,Bruce Hendersen, Deusto, Bilbao, 1998, pág 228)


16
que importa es satisfacer las expectativas cada vez mayores de la clientela, haciendo
hincapié en el tiempo y en la calidad. Las medidas tradicionales del rendimiento se
centran s en las metas internas de costes y eficiencia que en las realidades externas de
satisfacción de la clientela y de la habilidad de la empresa para competir.”
13
El problema
consiste en que las medidas de rendimiento tradicionales no están vinculadas a las
expectativas o las necesidades de los clientes porque se centran en el producto final y se
tiene en cuenta la importancia del proceso por el cual llega el producto a su destino.
El corto plazo obliga a pensar en la participación en el mercado de hoy y la consecuente
rentabilidad de las operaciones de la empresa, pero está midiendo la satisfacción del
cliente en forma parcial y está desligada de los resultados futuros basados en las
necesidades de la empresa. El capital propio no sería suficiente para financiar la posición
futura de la empresa, por lo que sería necesario recurrir a las otras fuentes de
financiamiento cuando se piensa solamente en el corto plazo. Los proveedores no serían
la mejor fuente porque es esencialmente de corto plazo y el sistema bancario es
insuficiente por los plazos y el valor de la tasa de interés. El camino pasa por otros
carriles tales como la apertura de la sociedad a nuevos socios, la emisión de acciones o de
valores negociables o las comunidades de valor agregado u otros mecanismos existentes.
Para estos últimos casos las pequeñas y medianas empresas, especialmente las de
propiedad personal o familiar necesitan modificar la estructura organizativa, el sistema
de dirección, transparentar los estados contables y hacer públicos los manejos de la
empresa. “Las medidas tradicionales del rendimiento se centran en departamentos o
aspectos concretos de una empresa, a menudo a expensas de las metas generales de
ésta.”
14
Un aspecto que también debería tenerse en cuenta es que las empresas pueden centrarse
en la búsqueda del crecimiento del beneficio por cada unidad de capital propio logrando
una rentabilidad muy baja, lo que con el tiempo erosiona el valor de la empresa. El valor
económico añadido (VEA) puede ser, en algunos casos, una forma inadecuada de
evaluación ya que se calcula como la diferencia positiva entre la rentabilidad y el costo
del capital empleado para obtenerla. Cuando la rentabilidad aumenta es porque también
han aumentando los beneficios con el total del capital empleado sin se haya producido
ningún aumento, la sola consideración del VEA puede ser un freno para el crecimiento.
El valor de mercado que puede tener una empresa está dependiendo de la rentabilidad y
del crecimiento, pero hay que tener en cuenta que cuando se incorporan nuevas
inversiones el VEA es bajo y aumenta a medida que se deprecia la inversión, lo que es
complicado en épocas de inflación, por lo que se penaliza el crecimiento mediante la
inversión. La elección de las inversiones a tasas de rentabilidad superior al costo del
capital pueden ser reemplazadas por el “ordeñe” de la empresa reduciendo los activos
más pidamente que los beneficios, hay una mejora en los rendimientos pero no en el
crecimiento. Finalmente el VEA está sesgado a favor de las empresas grandes con bajos
rendimientos. El VEA es una medida marginal: representa los beneficios incrementales
por encima de un nivel de base definido por el costo del capital empleado, esto hace que
el VEA esté fuertemente condicionado por el tamaño. Las grandes empresas que obtienen
rendimientos ligeramente superiores al coste del capital pueden tener un VEA mayor que
las empresas pequeñas que obtengan beneficios muy superiores. Para ir más allá del VEA
puede haber dos caminos: 1) sumar la amortización al beneficio neto de explotación y 2)
13
((Malchione 236)
14
(Malchioni 237)


17
sumar la amortización acumulada al valor contable del capital; esto se llama valor
añadido en efectivo (VAE)
15
La dirección puede lograr un “menú” de políticas y de acciones atadas a las diferentes
etapas del crecimiento y determinar las prioridades en cada una de ellas y con orden de
prioridad: I) concepción del negocio: 1) las fuentes de financiamiento son importantes, 2)
se aumentan los activos fijos, 3) se busca la rentabilidad más alta, 4) se necesita liquidez
y 5) lograr una alta participación en el mercado; II) puesta en marcha: 1) se necesita
liquidez, 2) las fuentes de financiamiento son importantes, 3) se busca la rentabilidad
más alta, 4) se busca lograr una alta participación en el mercado y 5) son necesarios los
activos fijos; III) la potenciación del mercado: 1) se necesita liquidez, 2) lograr una alta
participación en el mercado, 3) se busca la rentabilidad más alta, 4) las fuentes de
financiamiento son importantes y 5) son necesarios los activos fijos; IV) la construcción
de los activos: 1) las fuentes de financiamiento son importantes, 2) se aumentan los
activos fijos, 3) lograr una alta participación en el mercado, 4) se necesita liquidez y 5) se
busca la rentabilidad más alta; V) consolidación interna / externa: 1) se necesita liquidez,
2) lograr una alta participación en el mercado, 3) se busca la rentabilidad más alta, 4) las
fuentes de financiamiento son importantes y 5) son necesarios los activos fijos; VI) la
integración: 1) las fuentes de financiamiento son importantes, 2) los activos fijos son
necesarios, 3) lograr una alta participación en el mercado, 4) se busca la rentabilidad más
alta y 5) se necesita liquidez y VII) la diversificación: 1) lograr una alta participación en
el mercado, 2) se busca la rentabilidad más alta, 3) se necesita liquidez, 4) las fuentes de
financiamiento son importantes y 5) son necesarios los activos fijos.
4.4. El crecimiento de la empresa no es un objetivo per se.
El crecimiento de la empresa no es un objetivo per se sino que es un medio para lograr
sus objetivos. En lo que se refiere a las pequeñas y medianas empresas la literatura
menciona una larga lista de las diferentes causas que afectan el crecimiento, tales como:
el exceso de optimismo, la dirección inadecuada, el nepotismo, la incapacidad para
delegar, la falta de profesionalización del personal, la incapacidad para competir, el
exceso de costos fijos, la concentración en tareas afines a la especialidad del empresario,
la elección de los socios, la falta de disposición para el sacrificio, la falta de verificación
de los resultados y la ausencia de medidas correctivas, la falta de adaptación al
crecimiento de la empresa y las trampas financieras. Las que son relevantes desde
nuestro punto de vista son las dos últimas; los peligros provienen en realidad de las
incoherencias internas: los conflictos entre las personas y la estructura de organización
inadecuada.
La crisis de financiamiento se puede atribuir a la expansión rápida y a los límites del
crédito de los proveedores y del crédito bancario. La crisis de liquidez es el resultado del
aumento incontrolado de las inversiones ligadas al crecimiento, al endeudamiento para
compensar la subcapitalización y la mala planificación de la tesorería.
El crecimiento de una empresa tiene una contrapartida para evitar los males antes
mencionados: el crecimiento de su propietario y de todos los componentes de la empresa
y está vinculada a dos causa ya mencionadas: la incapacidad para delegar y la falta de
profesionalización del personal porque siempre implica una mayor división del trabajo y
un cambio en los procesos vinculados al negocio.
15
(Olsen240/2/3)


18
El emprendedor se inicia normalmente fundamentando su éxito inicial en el dominio de
un aspecto específico del negocio, que no lo habilita a lo que es la esencia de la
administración: lograr resultados a través de otras personas desplegando las capacidades
de planificación, organización, de dirección, de conducción, de coordinación y de control
tomando las decisiones acerca de los diferentes aspectos de la empresa. Esta tarea es cada
vez más exigente a medida que crece la empresa, lo que exige una visión global del
negocio. Lo que no es fácil discernir es cuánto está en el campo de las aptitudes, de los
conocimientos, de las habilidades y de las actitudes. Es lo mismo que decir que un
empresario nace con una idea acerca de un negocio y luego tiene que ir a la escuela para
permanecer en él. Desde la perspectiva gerencial, la capacidad es real cuando los
beneficios reales son iguales al flujo de caja neto actualizado (los beneficios netos s
amortizaciones menos inversiones de capital menos las variaciones del capital de trabajo)
en la medida que sea compatible con la inversión total.
La idea del crecimiento ha sido presentada desde un enfoque cualitativo, pero más
concretamente tendríamos que hablar sobre este particular en términos de dimensión o de
tamaño, de volumen de negocio, de la dimensión del mercado y su relación con la
rentabilidad y con la tasa de crecimiento. La única alternativa no es crecer o decaer , sino
que el crecimiento de la empresa no es únicamente un resultado de condiciones externas
a ella en términos de oportunidad, creatividad y éxito en los negocios en general. En la
literatura no existe un acuerdo unánime de que las empresas tienen que crecer: es posible
que ello sea cierto a nivel macroeconómico, pero aún así ello no implica que lo sea
necesario a nivel de una empresa en particular.
El crecimiento, desde el ángulo de la vida de la empresa puede ser una cuestión relevante
para los directivos, porque la pérdida o la erosión de las ventajas competitivas es la
mayor dificultad que pueden enfrentar porque disminuye la rentabilidad y se destruye la
generación de valor.
El crecimiento no es un objetivo de la empresa per se; ella es una organización formada
por personas que con la contribución de diversos recursos, tienen como objeto satisfacer
a sus clientes proporcionando bienes o servicios para satisfacer sus necesidades
agregando el mayor valor posible en este proceso. Más allá de esta meta, el crecimiento
está subordinado al objetivo principal de la empresa. Entonces, sólo sería un medio para
alcanzar los objetivos de la empresa, se trata de un mecanismo a tener en cuenta si quiere
mantener su competitividad en el largo plazo.
La política de financiamiento tiene un papel importante, aunque el crecimiento no pasa ni
por el capital ni por los insumos solamente, sino por la existencia y el financiamiento de
activos intangibles tales como: los recursos existentes en las personas, el conocimiento,
las habilidades, las competencias y los procesos internos de la empresa.
El crecimiento es un fenómeno complejo y específico de una empresa, de un grupo
homogéneo de empresas o de una población más amplia y no puede lograse a cualquier
precio. La historia de la empresa, de sus recursos, de su capacidad de innovación, de su
poder en el mercado, de su organización comercial y de la orientación elegida son
algunos de los aspectos a considerar para crecer.
Un planteo puede ser determinar si existe una relación entre el crecimiento, la dimensión,
los objetivos y el beneficio que puede tener la empresa y si es generalmente aceptado por
sus componentes. En el caso de las empresas en que la propiedad y la dirección están
separadas puede haber una dicotomía en los objetivos, que no es el caso general de la
pequeña y mediana empresa. En este caso los propietarios y los directivos no están


19
separados, por lo tanto el beneficio es el centro de atención para mantener una tasa de
crecimiento hasta un límite razonable y el interrogante es: cuál es ese límite si es que
realmente existe.
El problema que se puede plantear es que en el proceso de crecimiento la separación
antes citada es inevitable: los propietarios quieren rendimientos en el sentido tradicional,
pero puede suceder que en los niveles gerenciales pueden seguir objetivos casi opuestos
y a medida que se descienda en los niveles de organización puedan ser completamente
distintos.
Los gerentes profesionales desean flexibilidad, liquidez y seguridad; esto los lleva a
preferir un máximo encaje en oposición de las preferencias de los accionistas, que
quieren hacer máximo el beneficio o el dividendo por acción, siguiendo en este aspecto
las ideas de Gordon Donaldson.
Los estudios que se han realizado han demostrado que la remuneración de los gerentes
están en relación con las diferencias en la dimensión de las empresas, con la
maximización del volumen de ventas o el aumento de los activos más bien que con las
diferencias en la rentabilidad. También se ha observado que muchas empresas en las que
son administradas por sus propietarios estos priorizan el crecimiento antes que la
rentabilidad a pesar de financiar sus activos preferentemente con capital propio.
La tarea del administrador se puede resumir en la administración eficiente de todos los
activos que posee la empresa, tanto tangibles como intangibles y la rentabilidad de esos
activos es la medida de su capacidad ya que tendrá enfrentar tanto factores externos e
como internos.
La dirección empresaria es una forma de recurso productivo y por lo tanto necesita de un
conjunto de técnicas que van más allá de las personalidades; pero hay que tener en cuenta
los aspectos subjetivos, estos últimos crean también las diferencias y como atambién
la forma en que las personas asumen sus responsabilidades, elementos estos que
establecerán resultados diferentes en la gestión empresaria. Es decir, hay una relación
entre las técnicas como fundamento de un recurso productivo y las habilidades necesarias
para utilizarlas para el logro de unos objetivos previstos que se asientan en la
personalidad de los que ejercen la función de dirección. Pero tales habilidades pueden no
tener un carácter no universal y estar estrechamente vinculadas a una industria en
particular, a un medio específico y a un momento de la historia. Las habilidades se
desarrollan a través de la experiencia, en el manejo de alguna tecnología, el conocimiento
de los mercados y la etapa de vida del sector al que pertenece una empresa. La capacidad
de los directivos representa un incentivo para el crecimiento de la empresa hasta la
dimensión que le permita utilizar a pleno sus capacidades.
Esto quiere decir que al crecer una empresa en términos de actividades diferentes,
diversificándose especialmente en negocios no relacionados la curva del costo gerencial
comienza a crecer porque disminuyen las economías por volumen en el uso de las
capacidades gerenciales y aumentan los costos de coordinación. Las supuestas ventajas
para crecer deben hallarse en otro factor distinto y no únicamente en el uso de los
recursos gerenciales existentes. Lo que habría que evitar es que los costos gerenciales no
aumenten más rápido que el volumen de las actividades.
Las innovaciones organizativas son las que pueden disminuir la creciente ineficiencia
gerencial a medida que aumenta la dimensión. En última instancia, es la dirección
general la que logra el efecto sinergia para obtener mayor valor que la suma simple de las


20
partes de la empresa, de otro modo no podría lograrlo. La esencia de la dirección consiste
en modificar la conducta de los miembros de una organización para obtener unos
resultados determinados, lo que la aleja de las técnicas y de las habilidades vinculadas a
la producción y la acerca a las técnicas y habilidades vinculadas con los aspectos
humanos.
El crecimiento de una empresa tiene sentido cuando es el medio para alcanzar la
dimensión óptima, si al crecer también crece la rentabilidad. Una empresa en crecimiento
es un sistema de desequilibrios que nadie entiende fácilmente; y dentro de este problema
se deben idear criterios de imputación de costos al período corriente y a los futuros
períodos, lo que no garantiza que las imputaciones respondan a las necesidades de una
administración del crecimiento. La evidencia empírica indica que existe una relación
entre crecimiento y rentabilidad, cuando la tasa es alta supone los beneficios altos que
pueden financiar el crecimiento mientras el o los propietarios lo permitan.
Las trampas financieras en cierto sentido están vinculadas a los aspectos anteriormente
desarrollados; ellas son: la insuficiencia del capital inicial, la escasez de capital para el
crecimiento y un rendimiento de la inversión no compatible con el sector y el costo del
capital, la dependencia del endeudamiento, una tasa de adeudamiento alta, deficiente
administración de los fondos, preferencia por el volumen de inversión a expensas de su
rendimiento; descuido de la relación riesgo-rendimiento; la falta de retención de
beneficios y confusión entre ingresos de caja y beneficio neto.
En síntesis, el crecimiento es un medio para alcanzar los objetivos de la empresa, es un
mecanismo para mantener la competitividad en el largo plazo, es un medio para generar
valor en el largo plazo y es la prueba de la vida y la clave de cualquier transformación.
4.5. La elección de la dirección del crecimiento.
La elección de la dirección del crecimiento supone evaluar los riesgos que se presentarán,
las alternativas de desarrollo estratégico y la calidad de las decisiones. Las direcciones
posibles son: el desarrollo interno o externo, el desarrollo contractual que puede ser
perfecto y no perfecto, la cooperación entre empresas y los negocios internacionales.
Las estrategias globales de crecimiento posibles en un empresa son: crecer, mantenerse,
achicarse o vender / desinvertir; en nuestro caso nos ocuparemos solamente de la
primera. El crecimiento puede interpretarse o definirse de modos diferentes, para este
caso implica considerarlo desde el aumento de las ventas solamente penetrando el
mercado actual. Para que esto sea posible es necesario un cambio en la demanda, en el
volumen de ventas y en la magnitud y composición del activo y del pasivo.
El crecimiento está asociado a la capacidad de generar beneficios y rentabilidad; un
gerente es eficaz si promueve el crecimiento y promueve el consenso a la vez. Siempre
hay una correlación entre el crecimiento de una empresa , el aumento del margen sobre
ventas y la disminución del riesgo por la diversificación de sus negocios. La sociedad
premia a la empresa en la medida que genere empleo y beneficios para ella. El poder de
la empresa en su entorno es otro resultado no despreciable para la empresa que crece. En
resumen el crecimiento es un índice del desempeño económico dinámico de la empresa,
mide su capacidad de ampliar su gama de oportunidades comerciales y técnicas.
16
16
Sallanave Jean Paul , o/c pág 89)


21
Lo mencionado anteriormente implica tener en cuenta que siempre las empresas pasan
por dos problemas que hemos mencionado y que tienen que superar: la fragilidad
financiera que surge cuando la empresa crece más que sus posibilidades de financiar el
crecimiento o la fragilidad de mercado que es cuando la empresa crece menos que el
mercado. Estos extremos tienen que evitarse porque en cualquiera de los casos la
empresa puede desaparecer.
Entonces pueden existir cuatro situaciones diferentes: 1) el crecimiento equilibrado, la
empresa puede seguir el crecimiento de la demanda y mantener su posición competitiva;
2) la empresa podría sostener un crecimiento mucho alto que él que tiene su sector
industrial; 3) la empresa que se “recalienta” es la que no puede seguir el crecimiento de
su sector y va perdiendo participación en el mercado y 4) la capacidad de crecimiento de
la empresa está ligeramente debajo del crecimiento de la demanda. El problema es
determinar la estructura de financiamiento óptima de la pequeña y mediana empresa que
le permita un crecimiento sostenido. La estrategia de negocios es la base de la respuesta.
En términos financieros, una estrategia de negocios se asemeja mucho más a una serie de
opciones que a una serie de flujos estáticos de efectivo. La ejecución de una estrategia
casi siempre implica tomar una secuencia de decisiones importantes.
17
Este tema puede abordarse desde diferentes enfoques: 1) el crecimiento de la
organización puede explicarse por los costos de transacción, pudiendo establecerse la
relación entre la estructura financiera y el crecimiento; 2) se pueden tratar las distintas
variantes del crecimiento a partir de la evolución de la demanda y los cambios que
surgen de los diferentes tipos de crecimiento; 3) el comportamiento de las rentas en
ambientes competitivos, el compromiso y la flexibilidad como fuentes de valor y de la
inversión para revertir la tendencia del deterioro del posicionamiento y 4) relacionando
los objetivos de la empresa y la construcción de un modelo financiero para conseguir el
crecimiento.
El crecimiento afecta los métodos de dirección, la estructura de la organización y de
control. Los problemas que se presentan son la necesidad de nuevos recursos para la
inversión y el financiamiento. La gerencia de una empresa tiene que conocer la tasa de
crecimiento que puede sostener de acuerdo a la información con que cuenta; sus
decisiones comerciales están asociadas las decisiones de política de financiamiento con
fondos ajenos y propios para obtener unos resultados en términos de beneficios y de
rentabilidad. La política financiera corriente tiene establecidas unas reglas de reparto de
dividendos y de endeudamiento en términos de proporción de beneficios después de
impuestos que se van a repartir y, en términos de pesetas de capital ajeno que se va a
contratar por peseta de capital propio respectivamente. También se estima que la empresa
no puede acceder al mercado de acciones ni ampliar el capital quedando restringida la
nueva financiación con fondos propios a los beneficios retenidos.
18
La importancia del crecimiento se vincula a temas tales como la administración de los
ingresos y de los egresos, la calidad y talento de los directivos, las competencias del
personal, la posibilidad de atraer inversores, la superación de los riesgos de sustitución y
de imitación y la capacidad de vencer la madurez del sector al que pertenece la empresa.
Las variables a tener en cuenta en la estrategia de crecimiento son: 1) el objetivo que la
17
Magretta Joan, La administración en la nueva economía, Oxford Univerty Press, Boston, 2001, pág 110.
18
Salas Fumás Vicente ¿ Conoce el crecimiento sostenible de su empresa? , Alta Dirección, Madrid,
127, 1988,


22
empresa pretende alcanzar, 2) los recursos y las capacidades internas, 3) la situación del
sector y sus oportunidades y 4) la experiencia de la empresa para ejecutar la estrategia.
4.6. Las diferentes estrategias.
La estrategia de crecimiento supone el uso, el consumo y el agotamiento de los activos
que tiene una empresa aumentando la actividad económica hasta el límite de ellos en un
negocio o en una unidad estratégica de negocio; estos pueden ser tangibles e intangibles,
la dificultad podría consistir en la detección y valuación de los últimos.
En la creación de valor de una empresa intervienen la sustentabilidad de los resultados, la
identificación de los activos subutilizados, el flujo de fondos discrecional, el
apalancamiento operativo y el apalancamiento financiero. En el crecimiento estos
generadores de valor tienen un papel muy importante.
La sustentabilidad de los resultados se basan en los producidos por la venta de activos y
por los excedentes de recursos líquidos; en la identificación de los activos subutilizados
se pueden mencionar las propiedades y otros activos no utilizados; los activos con flujos
de fondos insuficientes o nulos; los activos con valor estratégico sin uso; las marcas y
patentes y las opciones reales. El apalancamiento operativo comprende: la estructura del
cuadro de resultados, los ingresos, los costos, el nivel de ocupación de la capacidad
instalada y las alternativas para el cambio del nivel de actividad. El apalancamiento
financiero se refiere a los niveles históricos de endeudamiento, a los costos y riesgos
financieros, a la utilización de las facilidades financieras disponibles o desarrollables, los
índices de cobertura de los intereses y la calificación crediticia.
La estrategia de desarrollo implica pasar de una situación existente a otra diferente en la
que normalmente se cambian el negocio y el tipo de activos que se utilizan, llamado
también proceso de diversificación. Lo que permite concluir que cada negocio o unidad
estratégica de negocio tiene unos activos que son específicos, los que pueden ser también
críticos.
El mantenimiento de la competitividad de una empresa en un sector específico también
normalmente exige el cambio de los activos a causa de cambios en la tecnología y del
entorno económico de la empresa.
El crecimiento interno es posible cuando los fondos que provienen de la actividad que
realizan las empresas; en cambio se entiende por financiamiento externo cuando los
fondos provienen de préstamos o deudas que toma la empresa de sus acreedores.
También las empresas pueden tomar fondos del mercado de capitales, modalidad casi
desconocida en las pequeñas y medianas empresas; se puede considerar como un
mecanismo de crecimiento pero altera la composición del capital y del poder de la
empresa. En una primera aproximación se puede afirmar que una buena gestión
empresaria depende del uso de las dos fuentes a la vez en la medida que la primera fuente
potencie a la segunda.
4.7. Las principales leyes del crecimiento.
Las leyes del crecimiento y la estrategia competitiva se vinculan entre si. Las leyes que
denominamos del crecimiento son las regularidades descubiertas por diversos autores en
forma independiente y que se vinculan con los mecanismos de crecimiento. El aporte de


23
este trabajo es presentarlas como un todo coherente entre sí, aunque provengan de
diferentes fuentes.
Las regularidades son situaciones que se repiten, cualquiera sea la situación y que se
pueden aplicar a cualquier empresa independientemente a la dimensión, al tiempo o
cualquier otra circunstancia. Esta es la razón por la se pueden denominar leyes, aunque
no tienen el mismo significado que las leyes físicas.
Esta visión supera el estrecho enfoque financiero tradicional, en efecto desde éste último
se buscan las fuentes de financiamiento como prioridad única y sin considerar lo
suficiente el costo del mismo; la dirección de la empresa se orienta a los balances y a los
productos, se busca solo la participación en el mercado, la improvisación en las fuentes
de financiamiento y la prioridad del funcionalismo organizacional dando importancia a
las decisiones al sector financiero.
En cambio, en el enfoque estratégico el crecimiento estaría delimitado por otras
condiciones tales como la búsqueda y la existencia de oportunidades, el abordar
mercados con objetivos financieros en largo plazo y con el objetivo de generar fondos, la
preocupación por el crecimiento de la empresa, el aumento del beneficio del capital
propio y la generación simultánea de crecimiento, flujo de fondos y de beneficios. La
delimitación puede surgir al tener en cuenta algunas regularidades encontradas por varios
autores y tenerlas en cuenta en el momento de formular la estrategia de crecimiento.
1) Ley de Gibrat expresa que el crecimiento de una empresa es independiente de su
tamaño.
19
2) Ley de Edwin Mansfield sostiene que las pequeñas empresas tienen una tasa de
crecimiento algo superior a las grandes.
20
3) Ley de la demanda del sector sostiene que las ventas de la empresa tienen que crecer
por lo menos al mismo ritmo del aumento de la demanda del el sector ( Gd = Gs)
Para mantener constante la tasa de participación de mercado de la empresa es
necesario que sus ventas deban crecer al mismo ritmo que la demanda.
4) Ley del crecimiento sostenible: es la tasa de aumento del activo y de las ventas que
puede soportar financieramente; si aumenta la tasa de la demanda, aumenta la tasa de
las ventas, aumenta la tasa del activo y aumenta la tasa del capital propio u operativo,
de modo que se puedan financiar las ventas ( Gd = Gs = Ga = Ge) Rara vez se logra
esta igualdad instantáneamente, sino que s bien se obtiene por ajustes sucesivos
con el correr del tiempo.
21
El aumento de las ventas debe estar acompañado por aumento proporcional del
activo bajo la condición de que la tecnología y las condiciones de producción sean
estables. La noción de crecimiento sostenible de la empresa está asociada con la
condición del equilibrio en el flujo de fondos que el crecimiento generará dentro de la
empresa; tienen que ser iguales los empleos y las fuentes; será mayor cuando la tasa
de retención de beneficios sea alta, menor la distribución de beneficios y menores las
necesidades de inversión. En el largo plazo el ritmo de crecimiento equilibrado y
sostenido debería darse la cuádruple igualdad mencionada antes. La noción de
19
Gibrat R, Les inégalités économiques, Sirey, Paris, 1931.
20
Mansfield Edwin E, Entry, Gibrat´s law, innovation and the growth of the firms, American Economic
Review, Diciembre 1962, pág 1023.
21
Sallanave Jean Paul, Planeamiento estratégico y gerencia,Norma , Bogotá, 1992, pág 92


24
crecimiento sostenible de la empresa está asociada con la condición de equilibrio en
el flujo de fondos que el crecimiento generará dentro de la empresa.
5) El crecimiento equilibrado es el crecimiento máximo que la empresa puede financiar
por sí misma y por créditos sin modificar la estructura de sus capitales y está limitado
por factores humanos (crecimiento controlable) y por factores financieros
(crecimiento sostenible). La tasa de crecimiento equilibrado (te) debe compararse con
la tasa de crecimiento real (tr) y con tasa de crecimiento del mercado (tm).
6) La fragilidad financiera expresa que el crecimiento real no puede superar el
crecimiento equilibrado, por lo tanto se debe descartar el crecimiento rápido o
descontrolado propio de las pequeñas y medianas empresas muy dinámicas que
tienen problemas financieros (tr > te).
7) La fragilidad del mercado expresa que la tasa de crecimiento de la empresa no puede
crecer menos que la tasa de crecimiento del mercado, o sea tener pérdida de
participación de mercado (tm <te).
8) El crecimiento de conquista se produce cuando la tasa de crecimiento equilibrado es
mayor que la tasa de crecimiento real, mayor que la tasa de crecimiento del mercado
(te > tr > tm ); en cambio el crecimiento explosivo (no recomendable) es cuando el
crecimiento real es mayor que el crecimiento equilibrado, mayor que el crecimiento
del mercado ( tr > te > tm ) y crecimiento pequeño (no recomendable) es cuando la
tasa de crecimiento equilibrado es mayor que el crecimiento del mercado, mayor del
crecimiento real (te > tm > tr).
9) Existe una relación entre crecimiento, demanda, ventas/ producción e inversión .
10) El crecimiento tiene como restricciones la rentabilidad, el mercado y el sector en el
que se encuentra la empresa.
La actividad que realiza una empresa tiene en sí misma un efecto amplificador ya que en
el ciclo financiero se consumen recursos, se acumulan, se puede ampliar el capital por la
vía de la autocapitalización o por la incorporación de nuevos capitales, se pueden obtener
créditos de los proveedores y de las entidades financieras y se pueden generar nuevos
recursos para financiar las actividades. Pero en realidad existen diversos límites
crediticios tanto de los proveedores como de los bancos que afectan la liquidez de una
empresa para invertir para el crecimiento, si su competitividad es menor que las otras del
sector, entonces el proceso de subcapitalización es inevitable porque la rentabilidad del
activo no es compatible con la inversión total de la empresa.
El crecimiento armónico puede ser financiado por el autofinanciamiento y el
endeudamiento en función del crecimiento del capital operativo. En la realidad de nuestro
país en el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas la fuente más común es la
capitalización de los beneficios. Esto es posible cuando las diversas políticas están
integradas: la política comercial que define las inversiones en productos y mercados, lo
que mide la eficiencia por la rentabilidad del activo después pagar impuestos a la renta; la
política de financiación que se refiere a la estructura y composición de deudas de corto y
de largo plazo; la política financiera se refiere a la xima tasa interés que puede pagar
la empresa y está dependiendo del índice de endeudamiento; la política de
endeudamiento se refiere en cuánto se puede endeudar la empresa en relación a su capital
propio u operativo y la política de capitalización que es la tasa de retención de beneficios
prevista.
La dirección de una empresa no debe descartar la posibilidad de desarrollar la capacidad
de transformar los recursos menos quidos que tiene por otros más quidos. Esto podría


25
llamarse “ingeniería” para transformar el activo, produciendo cambios en los recursos y
eliminado aquellos de bajo rendimiento o comprando los servicios que proveen otras
empresas en el mercado con el objetivo de lograr un equilibrio en los flujos de fondo y
que sean compatibles con la estrategia de la empresa. Esta estrategia debe tenerse en
cuenta cuando la magnitud del cociente deudas / capital operativo crece demasiado y el
adeudamiento se hace a tasas crecientes que aumenta el riesgo de la empresa.
El crecimiento plantea problemas cualitativos y cuantitativos derivados de la demanda de
recursos para la inversión y la financiación, es necesario conocer la tasa de crecimiento
de las ventas que una empresa puede sostener sin aumentar el capital, ya que la nueva
financiación deberá realizarse con fondos propios a partir de los beneficios retenidos. El
crecimiento por aumento de la capacidad actual está determinado por la evolución de la
demanda y el ciclo de vida de los productos o de los negocios. Pero, la diversificación en
algún momento es una necesidad, que está limitada por el capital actual o la necesidad de
nueva deuda o la búsqueda de la autoexpansión del capital.
4.8. Los límites y el ritmo del crecimiento de la empresa.
Los límites del crecimiento de la empresa son diversos, entre ellos se pueden mencionar
todos los riesgos y las consecuencias del crecer, así como las condiciones que se pueden
considerar esenciales tales como el empresario, los inversores y el mercado.
La confusión de los roles que se desempeñan en la empresa tales como emprendedor,
empresario, inversor, propietario, gerente y miembro del sistema político de la empresa
pueden condicionar el crecimiento de la empresa .La resistencia al cambio normalmente
se oculta tras una racionalización de la aplicación de las técnicas de administración.
La restricción más importante es la relación crecimiento - rentabilidad que puede estar
inducida por tres factores: la capacidad instalada, la capacidad gerencial y la cantidad y la
calidad de los activos existentes. La capacidad gerencial como cualquier otra capacidad
está sujeta a la ley de los rendimientos decrecientes y como activo puede estar en el
límite del crecimiento.
El crecimiento en el límite de los activos existentes se produce cuando se agotan o se
agotarán en el corto plazo, por lo que el crecimiento no podrá continuar o tales activos
sólo son aplicables dentro de los mercados y los productos actuales. Si la empresa
necesita crecer fuera del límite de sus activos actuales debe buscar una nueva
composición y calidad de los activos, evaluar los activos intangibles que son los que le
permiten a la empresa generar valor en el largo plazo y procurar la incorporación directa
o indirecta de nuevos activos específicos.
El ritmo del crecimiento está en relación directa con la incorporación de nuevos activos,
debe ser compatible con su capacidad de financiamiento y el control del crecimiento. En
el largo plazo no hay crecimiento de las ventas sin incremento proporcional del activo.
4.9. El crecimiento de la pequeña y mediana empresa como un fenómeno sistémico.
4.9.1. La descripción sistémica del crecimiento de la pequeña y mediana empresa.
El crecimiento de la pequeña y mediana empresa se puede considerar como un fenómeno
sistémico porque cuando se actúa sobre una de las variables afecta a las demás, de este
modo contribuyen al crecimiento potenciando a todos los componentes del sistema. Los


26
factores que explican el crecimiento de hecho actúan en forma conjunta como verdaderas
palancas, de este modo se generan los recursos necesarios para crecer.
Las políticas empresarias son el origen del apalancamiento estratégico total. Los factores
explicativos del crecimiento de la pequeña y mediana empresa son sus palancas. Este
enfoque puede ser la base para comprender el crecimiento de la empresa como un
problema sistémico. Está expresando que la interacción entre diversos factores, aunque
diferentes, son que los determinan el crecimiento de la empresa y cual es la contribución
de cada factor al resultado total.
Este concepto permite medir la sensibilidad al crecimiento de los cambios de las
políticas, haciendo variar una a una cada variable, conservando el valor de origen de las
demás y midiendo el efecto de la variación sobre el valor del crecimiento aunque que no
pueda ser medido su resultado total.
Cr = { (Cop - CC) (1 + D . ) }. Rs. (Rte´). AT. Ic. Ii . ( Rte´ – i). CH
COp
El apalancamiento de los recursos requiere otros modos de dirigir las empresas y tiene
otras implicancias tales como: el aprendizaje, el compartir y reorganizar el conocimiento
y construir activos tangibles e intangibles con una forma nueva y creativa.
El crecimiento (Cr) puede expresarse, para su comprensión global, del siguiente modo: es
el producto de la estructura financiera {( COp – CC) (1 + D . ) } por el rendimiento
COp
del sector (Rs), por la rentabilidad del activo neta de impuesto a la renta (Rte´), por la
rotación de los activos (AT), por el índice de competitividad (Ic), por la innovación en
productos, mercados y negocios (Ii), por la diferencia entre la entre la rentabilidad neta
de impuestos a la renta y el costo promedio del capital (Rte´ i) y por comportamiento
humano (CH).
Los factores antes mencionados están multiplicando, si algunos de ellos fuera igual a
cero el resultado final sería cero. Pero si cualquiera de ellos aumenta su valor influiría en
el aumento del valor de los demás por ser de carácter sistémico. El crecimiento de la
empresa no puede explicarse por un sólo factor sino por la actuación conjunta de diversos
factores que contribuyen al resultado final.
Se podría llegar al mismo resultado derivando la fórmula de crecimiento (Cr)
sucesivamente en relación con cada una de las variables. Se muestra el crecimiento como
un fenómeno autogenerador pero tiene deficiencias teóricas desde el punto de vista
matemático, relacionando elementos heterogéneos que no son posibles medir, pero puede
ser un buen modelo para explicar el crecimiento a partir de las políticas empresarias. Es
posible tomar el criterio antes mencionado considerando a la empresa un sistema,
cualquier variación en cualquiera de sus componentes afecta a los restantes.
22
En esta época el apalancamiento de los recursos es la estrategia que una empresa debe
llevar a cabo, es decir que el crecimiento es posible en la medida se apalanquen los
recursos propios y los ajenos que están en el sistema empresa extendida que va s allá
de sus fronteras. Esto implica la reducción drástica de capital de trabajo, de otras
inversiones, del costo promedio del capital y por supuesto de los activos expuestos.
22
Sallanave Jean Paul , o/c,pág 169


27
La expresión presentada, aunque no resuelve la posibilidad de un cálculo exacto, se trata
un buen modelo conceptual de carácter sistémico que podría traducir cada término como
expresiones de políticas de la empresa que actuarían como palancas o multiplicadores de
recursos para llevar a cabo su estrategia de crecimiento. La empresa capitalista tiene
como lógica la autoexpansión del capital mediante el proceso por el cual aumenta sus
recursos financieros en la medida que la empresa sea la más competitiva del sector a que
pertenece.
4.9.2. Un modelo explicativo del crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.
La expresión presentada en el apartado anterior nos permite elaborar un modelo con un
enfoque sistémico que nos permite determinar y explicar cuales son los factores que
pueden explicar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.
El modelo se fundamenta en el enfoque estratégico indicando que el crecimiento está
dependiendo de varios factores a la vez y que difícilmente se puede explicar por
solamente por uno de ellos porque que se trata de un fenómeno complejo.
El problema real que se presenta es que no existe un factor o un conjunto de factores que
se puedan encontrar dentro o fuera de los sistemas de información tradicionales y que
expliquen por solos el crecimiento; en especial en el caso de la pequeña y mediana
empresa. Los argentinos tenemos la mala costumbre de creer que la solución a
situaciones complejas depende de una sola variable.
23
El problema consiste en que no todos los factores explicativos pueden estar sujetos a
medición a partir de la información que dispone la empresa en sus balances y que en
algunos deben ser evaluados en forma independiente. Por otra parte, en el caso de las
pequeñas y medianas empresas, la mayoría no presentan los estados contables y en caso
de existir tales estados no reflejan la verdadera actuación de la empresa.
En la actualidad los factores cualitativos son más relevantes para evaluar la actuación de
cualquier empresa y la contabilidad nos proporciona aspectos parciales y que no permite
una visión global.
Los criterios más adecuados para tener una visión sobre la marcha de la empresas son:1)
la calidad del sistema político de la empresa, 2) el concepto de negocio que vertebre a la
empresa, 3) la capacidad organizativa de la empresa para la generación de valor, 4) la
acumulación de recursos y de capacidades, 5) la calidad de la asignación de los recursos
y las capacidades en relación a las oportunidades para que permitan el crecimiento y 6) la
eficiencia en la toma de decisiones generales.
Los principios aplicados para evaluar el crecimiento de la empresa son: 1) el crecimiento
es gobernado por la dirección, 2) es necesario el diseño de una organización eficaz, 3) es
importante la coordinación de la empresa con el mercado y 4) es preciso acertar en la
elección estratégica. La dirección tiene que tener una visión global de la empresa y de sus
políticas las que tienen que ser coherentes entre sí.
Los factores propuestos que pueden explicar el crecimiento de las pequeñas y medianas
empresas contienen elementos cualitativos y elementos cuantitativos: la estructura de
financiamiento del crecimiento, la evolución del sector, el modelo de desarrollo
23
Ferraro Ricardo, ¿Para que sirve la tecnología? Un desafío para crecer , Editorial Capital Intelectual,
BsAs, 2005.


28
estratégico, el modelo de negocio, el grado de competitividad de la empresa, la capacidad
de innovación , la calidad de las decisiones de inversión y el comportamiento humano.
5.1. La estructura de financiamiento del crecimiento.
La estructura de financiamiento es uno de los factores que explican el crecimiento es
decir cómo es la participación de las deudas de corto y de largo plazo y del capital
propio en el financiamiento del activo. Este indicador es complementado con la
evolución de los beneficios , su tasa de retención y con el nivel de las reservas
facultativas. También es necesario tomar en cuenta la evolución de las deudas de corto y
de largo plazo, la relación de las deudas con capital propio, el apalancamiento financiero
y la evolución en el tiempo del capital propio.
La afirmación anterior convalida que las pequeñas y medianas empresas tendrían que
financiar su crecimiento apelando a una estrategia que le permita una ventaja competitiva
superior a la de sus competidores generando un proceso de acumulación tal que permita
un crecimiento con una base interna apenas potenciado con la base externa. El
crecimiento patrimonial es la clave del crecimiento de la empresa y la evolución de las
deudas estaría condicionada por él. A. y G. Macario sostienen que autofinanciamiento es
el flujo de capitales que no proviene de los dueños, de nuevos inversores ni de terceros,
sino que las empresas lo obtienen de su propia actividad, los autogeneran.
24
En realidad
la autofinanciación tiene un origen bastante amplio tales como: las reservas legales,
estatutarias, voluntarias y las reservas de renovación de inmovilizados; las
amortizaciones; las provisiones y las reservas ocultas.
Habría que considerar que la empresa puede tener fondos de origen interno que
provienen de las depreciaciones y de los beneficios retenidos que de hecho tienen un
costo. Pero los criterios de distribución son diferentes: las depreciaciones pueden tener
un costo de oportunidad de invertir fuera de la empresa, sin embargo no pueden ser
distribuidos entre sus propietarios o accionistas.
Los beneficios retenidos merecen otra reflexión: tienen un costo de oportunidad para la
empresa de invertirlos en otros negocios y también se está privando a los propietarios o
accionistas de invertir tales fondos en otras actividades con mejores rendimientos. Es el
costo de renunciar a invertir en otras empresas con un riesgo similar. La otra forma de
considerarlo sería que el costo de los beneficios retenidos es un costo de oportunidad
igual al valor del beneficio o dividendo al cual han renunciado los propietarios o los
accionistas. Este costo puede definirse como la tasa de rendimiento que permite al
accionista permanecer indiferente entre (1) un pago en efectivo de un dividendo y (2) el
proyecto financiado por las ganancias retenidas.
25
El aspecto a considerar desde un
enfoque estratégico es que una empresa que se financie exclusivamente con capital
propio aumenta su valor de mercado; si se aplica la “q” de Tobin relacionando el valor de
mercado con el valor libros de la empresa, el resultado será mayor a uno, expresando un
valor agregado económico más alto (q = VM/ Vl > 1). La empresa en éste caso solo
asume el riesgo comercial y minimiza el riesgo financiero.
24
Macario Alberto J y Macario Gustavo E, Crecimiento y autofinanciamiento en las pequeñas y medianas
empresas, Administración de Empresas, Tomo XVII .
25
Seo K.K – Winger Bernard J, Economía Empresarial, UTHEA, Mexico, 1983.


29
No obstante lo mencionado, el beneficio retenido es la fuente de financiamiento más
barata y al alcance de la pequeña y mediana empresa por las razones mencionadas
anteriormente. El costo de los fondos utilizados es el promedio ponderado de los costos
de las diversas fuentes de financiamiento empleadas por la empresa, siendo el costo de
las fuentes internas menores que las fuentes externas cualquiera sea su origen en el caso
de nuestro país, no obstante lo mencionado en los párrafos anteriores.
El planteo es que se trata de un problema estratégico más que de política de
financiamiento porque depende del posicionamiento de la empresa, de la cartera de
productos, de la cartera de negocios, de la política de precios, del margen bruto de ventas,
de la rotación de los inventarios y de las condiciones de compras y de ventas que se
expresa por el nivel de la rentabilidad del activo después del pago del impuesto a la renta.
En consecuencia, el capital de trabajo que se libera al finalizar un ciclo permite financiar
el siguiente ciclo operativo y quedan disponibles los excedentes señalados.
26
En las fuentes del financiamiento del crecimiento de las pequeñas y medianas empresas
hay que tener en cuenta como condición necesaria: 1) la existencia de servicios
productivos no utilizados en la propia empresa, 2) la existencia de suficientes servicios
productivos ociosos en el mercado, 3) el crecimiento del capital propio u operativo y 4)
la capacidad de lograr superbeneficios superiores a la media del sector en que se
encuentra la empresa.
Los servicios productivos no utilizados por la empresa que se pueden mencionar son: la
capacidad de dirección y de gestión empresaria disponible para el crecimiento, un cierto
nivel de desocupación en los sistemas productivo y financiero y de otros factores que
permitan llegar a un nivel de actividad adecuada en condiciones rentables.
Lo que no se puede encontrar afuera son las capacidades directivas y las habilidades
necesarias para movilizar los recursos existentes que dependerá solamente del desarrollo
estratégico elegido.
La existencia de suficientes servicios productivos ociosos en el mercado están en el
entorno de la empresa y pueden ser utilizados mediante mecanismos contractuales o de
cooperación entre empresas que reemplazan la inversión directa y la correspondiente
financiación con fondos propios o ajenos que puedan implicar un costo y riesgo alto.
El crecimiento del capital propio u operativo es el resultado de mantener una tasa
continua de crecimiento, lo que supone una actuación satisfactoria de la empresa en
términos de rentabilidad, lo que también le permitirá la captación de nuevos recursos
para que se pueda generar el nuevo crecimiento. Dadas las condiciones anteriormente
mencionadas la estructura de financiamiento estará basada en el crecimiento del capital
propio u operativo, lo que sería uno de los elementos explicativos de un modelo de
crecimiento de las pequeñas y medianas empresas en la realidad argentina.
La capacidad de lograr superbeneficios es una de las características de las pequeñas y
medianas empresas que desarrollan recursos y capacidades especiales que le permiten un
posicionamiento de privilegio en un sector, en algunos casos se trata de monopolios y
logran una interdependencia favorable con la gran empresa. La situación es muchas veces
es el resultado de la política económica imperante, caracterizada por sustitución de las
importaciones, por la existencia de barreras arancelarias y pararancelarias y una tasa de
cambio alta.
26
Macario Gustavo y Alberto, o/c.


30
La estructura de financiamiento en este contexto se puede expresar como el
apalancamiento del capital propio u operativo (COp) existente en la empresa menos el
capital contable inicial (CC). Lo que se apalanca en realidad es la acumulación producida
en el tiempo de las reservas legales, de las reservas facultativas, de los resultados de los
ejercicios anteriores y del último ejercicio después de la distribución de beneficios. Esta
acumulación es expresando la tasa de retención de beneficios de cada ejercicio
económico de la empresa. Este el primer factor sistémico del crecimiento desarrollado en
el apartado anterior:
{ (COp - CC) ( 1 + D ) }
COp
La evidencia empírica de acuerdo a diversas publicaciones indica que existe la
preferencia de financiar el crecimiento con capital propio y también utilizar los
instrumentos financieros no tradicionales para hacer posible el despegue de las pequeñas
y medianas empresas de nuestro país.
En las empresas en general, de acuerdo a una encuesta realizada en 2005, por Ernst y
Young y el Instituto Argentino de Ejecutivo de Finanzas (IAEF) sobre 100 empresas, de
las cuales el 75 % factura más de 200 millones por año, la mayoría invierte con fondos
propios, no prevén deudas con bancos ni con el mercado de capitales. El 45 % admitió
que su inversión fue 20 % más alta que en 2004 y 6 % invirtió menos que el año anterior.
En síntesis, el 43 % se financió con recursos propios, el 15 % con aportes de los
accionistas, el 25 % tomó deuda bancaria y el 11 % obtuvo fondos del mercado de
capitales.
27
Los datos disponibles aportados por el Indec indican que el 40 % del fondeo
total de las empresas proviene de la reinversión de utilidades (autofinaciamiento),
comparado con un 2 % de 2001.
28
En un estudio realizado en la provincia de Catamarca en 136 pequeñas y medianas
empresas de diferentes actividades se concluyó que el 85 % de los activos se financiaron
con patrimonio neto y el resto con diferentes pasivos.
29
En recientes estudios comparativos se muestra que la estructura de financiamiento de
estas empresas comparada con otros países es la siguiente:
30
   
 -.-/ 011/ 234/
%%%% 155/ 043/ 465/
7 1-1/ 006/ 826/
9 085/ 185/ 8-2/
: 818/ 011/ 141/
27
Clarín 8/9/05.
28
Laspina Luciano, La Nación, 2006.
29
Primer Congreso Regional en Ciencias Económicas, Universidad Nacional de Catamarca, 2004.
30
Gazeta del MERCOSUR, 2002.


31
El Instituto de Investigaciones Económicas (I.I.E) de la Bolsa de Comercio de Córdoba
ha publicado recientemente
31
las diferentes formas de financiamiento empresaria durante
los años 2004 y 2005:
  
; 533/ 523/
;< 401/ 410/
(# 445/ 44./
= 03/ 6./
> 03/ 18/
En la misma publicación mencionada antes también se incluyen los datos de las formas
de financiamiento empresario en América Latina y el Caribe para el año 2004:
 
;?(# 16-/
;< 885/
< 86./
En un reciente trabajo realizado durante el año 2005 sobre las nuevas inversiones y el
financiamiento entre los industriales de Córdoba por MKT
32
, en general el 53,9 %
realizarán inversiones y el 46,1 % no realizarán inversiones; el 56,3 % no utilizará el
crédito bancario, el 35, 4 % utilizará crédito bancario y 8,3 % no sabe o no conoce. Las
respuestas dadas por los empresarios en cuanto a la fuente de financiamiento se resumen
en el siguiente cuadro:
 



 -50/ 000/
 854/ 000/
<# 402/ 111/
<# 431/ 836/
 431/ -5/
@ 402/ 453/
=  -5/
= 10/ -5/
31
El balance de la economía argentina, Córdoba, 2005.
32
La Voz del Interior, Córdoba, 11/7/05


32
> 402/ -5/
En el mercado de valores de nuestro país, recientemente, además de las acciones y títulos
públicos aparecen nuevos productos orientados a las Pequeñas y medianas Empresas,
tales como: los Fideicomisos Financieros, las Obligaciones Negociables, las acciones
PyME, la negociación de Cheques de Pago Diferido (CPD), y otros. Los montos en
fideicomisos Financieros y Obligaciones Negociables crecieron a 120 millones de
dólares mensuales en julio de 2005 y los cheques de pago diferido (CPD) llegaron en
agosto de 2005 a U$S 6.000.000 mensuales en agosto de 2005. En el caso de las
Pequeñas y Medianas empresas el Cheque de pago Diferido (CPD) es el instrumento más
corriente, pero no deja ser un medio de corto plazo y los instrumentos de largo plazo
como las Acciones PyME y los Valores Negociables no son tan frecuentes.
El volumen operado en el mercado PyME en dólares desde el segundo semestre del año
2002 indica que los instrumentos de corto plazo son de mayor importancia de acuerdo a
los siguientes datos:
33
 

!  "#$
A# 040%6.- 1.-%086 0-2%222 4-2%222
=
2 4%121%222 122%222 582%5.2
 4%0-2%222 3%5.3%-22 43%5.0%-1- 43%200%381
; 2 441%235 41%50-%158 10%011%835
(*) Los tres primeros trimestres del año 2005.
En este programa se benefician alrededor de 899 pequeñas y medianas empresas, sin
embargo no todas han participado plenamente de estas nuevas fuentes de financiamiento.
Los participantes de empresas por instrumento son:
34
Obligaciones Negociables 10 empresas.
Fideicomisos Financieros 659 empresas.
CPD 230 empresas
Acciones 0
Los fideicomisos financieros, según una publicación periodística
35
los montos emitidos
crecieron 193 % en 2005 con respecto a 2004; desde 1996 a 2005 fue:
% &
&''
4..5 5 402
33
El balance de la economía argentina, Bolsa de Comercio de Córdoba, 2005.
34
El balance de la economía argentina, Bolsa de Comercio de Córdoba, 2005.
35
Domínguez Juan Carlos, Los fideicomisos financieros fueron un “boom” en 2005,la Voz del
Interior,8/1/06.


33
4..3 46 1.2
4..6 8- 082
4... 8- 4%844
8222 86 4%-.2
8224 04 324
8228 48 451
8220 43 062
8221 62 4%3-.
822- 402 -%848
Las grandes empresas se pueden tomar como referencia en cuanto a la política de
financiamiento. En el caso de Xerox, su CEO y Presidente del Directorio Anne M.
Mulcahy ha afirmado recientemente que la empresa crecerá sin grandes inversiones entre
3 % al 5 % por año utilizando el capital y las inversiones que tienen, al tercerizar mucho
la fabricación, no contraer deudas por compra de activos, preocuparse por la generación
de dinero en efectivo y quedarse con los negocios más rentables.
36
Thomas Murria,
Director General de las Américas de Intercontinental Hotels Group presentó
recientemente la estrategia que el grupo llevará a cabo: pretende hacer s negocios con
menos activos, otorgando franquicias, haciendo Joint Venture y buscando socios que
pretenden buenos retornos de sus inversiones.
37
El sistema financiero argentino tendría que desarrollar y revisar algunas políticas
específicas porque existe una gran diferencia entre la estructura de financiamiento de la
gran empresa y las pequeñas y medianas empresas; en la actualidad el 83 % de los
créditos lo solicitaron las grandes empresas y el 17 % a las pequeñas y medianas
empresas. En el caso argentino, no obstante las actuales y publicitadas tasas especiales
para financiamiento de capital de trabajo, de compra de bienes de capital, de financiación
de las exportaciones y de refinanciación de pasivos no parecen adecuadas a las
realidades que viven las empresas.
Las excepciones son pocas tanto las del sector público como del privado. El Consejo
Federal de Inversiones tiene líneas de crédito en dólares para la compra de bienes de
capital por montos limitados, con una tasa del 6 % anual y dos años de gracia. Ternium,
empresa del grupo Techint tiene líneas de crédito para sus clientes de las pequeñas y
medianas empresas de SIDERAR para la compra de bienes de capital hasta U$S 300.000
con un plazo de dos años y una tasa de 3,5 %; ha concedido créditos por U$S
120.000.000 y espera acordar U$S 680.000.000 para los próximos tres años. La empresa
automotriz Wolwagen financia parte del capital de trabajo de sus proveedores.
La tasa de interés ha sido históricamente muy alta en nuestro país, especialmente para las
pequeñas y medianas empresas; por ejemplo en deudas documentadas hasta 90 días de
plazo, las tasas nominales anuales han sido las siguientes:
36
La Nación , 10/4/2005.
37
La Nación, 18/12/2005.


34
 (

(

B.3 8866 4253
"B.3 8433 4268
B.3 8423 420-
B.3 84-. .6
B.3 848 .6
'B.3 4.-6 ..-
'B.3 4.06 .8.
B.3 4.5- .64
B.3 46-4 .45
B.3 4..0 4424
B.3 881. 40-
B.3 8848 40.-
B.6 8468 42-1
"B.6 8458 .60
B.6 8288 .26
B.6 844- .2-
B.6 823. .31
'B.6 82.- .81
'B.6 4.36 .1-
B.6 4.3 4416
B.6 8586 4500
B.6 8518 41-
B.6 81.3 4844
B.6 8000 404.
B.. 8153 416
"B.. 8145 48-0
B.. 8024 444.
B.. 8045 4426
B.. 8453 4408
'B.. 8804 44.
'B.. 841- 4204
B.. 8440 .34
B.. 8265 426
B.. 8458 48-0
B.. 843 44.4


35
B.. 8426 402-
B22 8423 4484
"B22 8253 441
B22 82.4 4223
B22 8425 425
B22 8268 42-6
'B22 8884 42-4
'B22 82. 428.
B22 8481 424.
B22 82.- 4488
B22 848- 4843
B22 88. 4538
B22 88-4 464.
B24 8416 4886
"B24 8204 421-
B24 8513 01.4
B24 8165 4.53
B24 801- 432-
'B24 80-6 4051
'B24 0531 05.4
B24 0410 0180
B24 8.13 8105
B24 0810 0468
B24 0.83 3-0
B24  
5.2. La evolución del sector.
La evolución del sector en términos de tasa de crecimiento o de decrecimiento o de
estancamiento está indicando el rumbo que debe seguir la dirección de la empresa para
elaborar su estrategia, la que puede ser de diversificación, o de desinversión o de
reestructuración del sector a cargo de la misma empresa.
El hecho es que en términos de velocidad de evolución del sector cada industria lo hace a
tasas diferentes en lo que se refiere a los productos, a los procesos y a la organización;
trae como consecuencia que las ventajas competitivas sean temporales.
En los sectores con gran capacidad de evolución y gran incertidumbre obliga a optar por
estrategias defensivas, lo que hace que no sea posible sostener una ventaja competitiva.


36
En el ciclo de crecimiento del sector la empresa puede disminuir sus inversiones
logrando una rentabilidad elevada y en el ciclo de decrecimiento o de estancamiento la
empresa seguramente mantendrá una situación marginal y no rentable a causa de la
evolución del sector. El error estratégico más frecuentes es la subinversión en un sector
en crecimiento que no le permite la penetración en el mercado y la sobreinversión en la
etapa de estancamiento. El criterio más adecuado para evaluar la evolución del sector es
su rendimiento (Rs) este es otro factor sistémico.
5.3. El modelo de desarrollo estratégico.
El modelo de desarrollo estratégico dependerá de la capacidad de reacción de la empresa
para replantear el negocio y del consumo de los recursos directivos de la empresa. Un
nuevo modelo de desarrollo estratégico significa una capacidad para cambiar una
situación existente. El replanteo pasa por la necesidad de recreación de la capacidad
directiva, la creación de nuevos modelos de negocios y del desarrollo de nuevos
mercados y de nuevos productos.
En el caso de las pequeñas y medianas empresas una de las claves es la relación con las
grandes empresas que puede ser: de dominación-subordinación, de dependencia o de
complementariedad, siendo esta última la solución que debe buscarse en todos los casos.
El modelo de desarrollo estratégico puede seguir diferentes líneas: el desarrollo interno,
el desarrollo externo, el desarrollo contractual y el desarrollo por cooperación. Se trata de
desarrollar una cadena de valor en la que algunas actividades puedan estar radicadas en
otras empresas. Este mecanismo antes era patrimonio de la gran empresa en las
dimensiones de la organización, de la tecnología y de las capacidades. Es el resultado de
la desintegración de las empresas integradas verticalmente que tienden a una integración
horizontal y virtual. En este caso se abre un nuevo enfoque que es: la administración de
la cadena de valor de la empresa en relación a la cadena de aprovisionamiento. Una de
las razones que tiene la empresa para crecer puede ser la inevitable necesidad de
diversificar sus actividades para reducir el riesgo de sus flujos de fondos y de su
beneficios futuros.
El modelo de desarrollo estratégico está directamente vinculado a los activos que posee o
que sustituye una empresa en el proceso de crecimiento. En caso elegir el desarrollo
interno la empresa tendrá que aumentar sus activos, es decir deberá aumentar la inversión
y deberá resolver como financiarla. En caso del desarrollo externo, por compra o fusión
con otra empresa, también es un aumento de los activos y es necesario prever la
inversión. En los casos de las relaciones contractuales con el mercado o por la vía de la
cooperación con otras empresas se puede crecer con activos que no son de su propiedad,
pero que puede disponer de ellos sin realizar ninguna inversión. En consecuencia, la
empresa puede crecer con activos ajenos que facilitan su crecimiento y mejora sus
resultados con menor inversión (Network Economies, Network Externalities o
Economies of Density).
La empresa actual para que sea competitiva no puede tener fronteras porque existen
movimientos libres de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba que se cruzan con
cualquier frontera vertical. Los movimientos libres de lado a lado más allá de su ámbito
se hace integrando sus recursos con los demás actores que están fuera de ella. Los
movimientos libres son aquellos que se realizan a lo largo de la cadena de valor que
traspasan las fronteras convencionales asociándose con los clientes, con los proveedores


37
y con las organizaciones de su entorno. También existe el libre movimiento dentro de la
economía global que superan las fronteras nacionales.
El desarrollo contractual o por cooperación es posible si se considera que la empresa no
está aislada sino que forma parte de una población de empresas de la misma actividad,
de otras que realizan actividades complementarias y también el aporte de las
organizaciones sociales que puede favorecer el crecimiento. Todo ello dependerá de la
capacidad de autoorganización de la sociedad, lo que implica el desarrollo de un marco
institucional que tendrá éxito si existe una descentralización del diseño y de su
instrumentación del proceso. El gobierno, en sus tres niveles, tiene un claro papel de
facilitador, de coemprendedor y de promotor para la ampliación y creación de mercados,
gestor macroeconómico, regulador y árbitro en la aplicación de las políticas y como
agente de equilibrio social.
En este contexto, los montos de compra de servicios empresarios a terceros en cualquiera
de las modalidades citadas indica la orientación estratégica de la empresa y este indicador
puede ser complementado con la evolución del personal ocupado en relación a las ventas
del período. Pero el indicador más claro es el modo que usa sus activos, su evolución y
fundamentalmente su rotación (AT).
En la investigación realizada por la consultora CONCAP
38
en el año 2000 en 350
pequeñas y medianas empresas, el 42 % de los encuestados responden que pueden crecer
si se toma la decisión de cambio, si el entorno de crisis se considera una oportunidad, si
se forma un equipo, si se explora el mercado, si se ataca con más convicción los
mercados interno y externo, si se cambia el microclima de desaliento, si se utiliza la
información para tomar decisiones y se formula un plan de negocios con los recursos
existentes.
5.4. El modelo de negocio.
El modelo de negocio es el resultado de la concepción del negocio que tiene una
empresa. Este concepto está vinculados a mo se satisfacen las necesidades de una
sociedad y cómo se crea valor para los clientes actuales y futuros a través de las
actividades que desarrolla la empresa que emergen de su visión estratégica. En ella se
consustancian las necesidades de los clientes, la evolución del sector, el grado de
rivalidad y la función de la empresa en la configuración del sector con el replanteo
permanente de la cadena de valor para poder influir en su desempeño futuro. Esto
supone la existencia de capacidades diferenciales, de acciones necesarias para influir en
el futuro, la selección de los clientes, la captura del valor creado, el control estratégico y
la definición del ámbito de las actividades de la empresa.
El modelo de negocio está vinculado al formato y al modo de cómo se hace un negocio.
Se trata del proceso de la empresa que consiste en agrupar las tareas lógicamente,
establecer los recursos que se utilizan y el modo de cómo se emplean para dar resultados
definidos en los objetivos de la organización.
Las ventajas competitivas suelen ser temporales, esto obliga a tener la habilidad de
cambiar el modelo de negocio con más frecuencia, es necesario seleccionar cuáles son las
capacidades clave, aquellas que son las que tienen que convertirse en valor agregado
durante un período lo más largo posible.
38
La Voz del Interior, Córdoba, 6/2/ 2000.


38
El diseño de la cadena de valor de la empresa debe prever en qué capacidades se debe
invertir y en cuáles externalizar, ésta es una de las habilidades s importantes de una
empresa. Esto está vinculado con la velocidad de evolución de los procesos, la velocidad
de evolución de los productos y la velocidad de evolución organizacional. El período de
vida de la ventaja competitiva es menor cuando mayor es la velocidad cambio de lo
componentes antes mencionados, esto crea conmociones en el entorno de la empresa, en
el funcionamiento de la economía, en la tecnología, en la reacción activa de los
competidores; lo que obliga a desarrollar un modelo de negocio nuevo y dominante.
La planificación de la empresa tiene que prever que las ventajas competitivas son
temporales y que la elección del modelo de negocio es determinante porque la
inestabilidad del ciclo empresarial se amplifica a medida que se asciende en la cadena de
valor y a medida que nos acercamos al consumidor final la velocidad de evolución
aumenta y a veces bruscamente. La batalla competitiva se puede ganar o perder según el
modelo de negocio existente en una empresa. Las trampas estratégicas que se deben
evitar son los ciclos de vida de los productos, de los mercados y de los sectores, las que
se pueden evitar revisando el modelo de negocio existente.
Los indicadores del modelo de negocios serían los cambios en la cadena de valor de la
empresa, los montos de compra de servicios empresarios, la estructura de costos y la
transferencia de actividades a otras empresas. Pero la rentabilidad neta de impuesto es la
mejor forma de indicar el éxito del modelo de negocio de la empresa (Rte´)
5.5. La competitividad de la empresa.
La competitividad de la empresa se fundamenta en que la competencia tiene diferentes
dimensiones y una empresa es competitiva porque tiene un conjunto de capacidades que
se expresan por el rendimiento de la inversión medida en cualquiera de las magnitudes
existentes.
La competitividad es la posición relativa de una empresa en un sector que se puede medir
por la rentabilidad de los activos empleados y por el valor que genera; ésta es una de las
bases del crecimiento ya que demostraría la disparidad de recursos que existen entre las
empresas.
La ventaja competitiva es el proceso por el cual una empresa evalúa su propia posición
en su nicho en comparación con sus competidores y afirma su posición agregando más
valor que ellos, en especial a sus clientes.
El índice de competitividad de una empresa puede expresarse como la relación entre el
rendimiento de la inversión de la empresa con respecto a sus competidores. El resultado
debe ser mayor a uno, en caso de ser igual o menor la empresa no es competitiva.
Ic= Re / R*
Si se introduce el concepto de rendimiento potencial (Rp) que es un objetivo estratégico
de la dirección, tenemos que:
Ic = Re / R* = Rp/ R* x Re / Rp
La expresión anterior esta reflejando la relación entre el rendimiento potencial de la
empresa con respecto a la de la competencia que se llama eficacia estratégica (Ce) y el


39
rendimiento de la empresa con respecto a su rendimiento potencial que se llama
eficiencia operativa, que es cómo la empresa utiliza sus recursos, sus capacidades y
competencias para generar el rendimiento.
Ic = Re/R* = Rp / R* x Re / Rp = Ce x Co
En nuestro país la competitividad global de la economía ha tenido un cambio notable
después de la última devaluación. En cuanto a los costos, según el Indice de
Competitividad para el Comercio (Indico), elaborado por la Asociación de Exportadores
de Manufacturas y Servicios (Asexma) de la República de Chile en el corriente año de
2005. El indicador estima el costo de producción promedio de bienes y servicios de los
países medidos en dólares. La República Argentina (290 puntos) es uno de diez países
más competitivos del mundo después de países como India, China y Filipinas que tienen
más de cuatrocientos puntos y son menos competitivos: Brasil (259 puntos), Chile (191
puntos), México ( 148 puntos) y Estados Unidos ( 100 puntos).
39
En lo que se refiere a la rentabilidad se han producido cambios, algunos espectaculares y
otros menos relevantes; en el caso de las bodegas de Mendoza, San Juan y el resto de la
provincias productoras de vinos. De las 190 bodegas productoras de vinos finos, 110 son
bodegas boutique ( pequeñas y medianas empresas) que producen 300.000 litros por
cosecha, emplean alrededor de 7.000 personas y con crecimiento del 4 % y con
márgenes que llegan al 60%.
40
5.6. La capacidad de innovación.
La capacidad de innovación esvinculada con los siete componentes que explican el
crecimiento de la empresa, en particular con el modelo de desarrollo estratégico, el
modelo de negocio y con la estrategia de la empresa.
La estrategia en el tiempo desde la capacidad de innovación ha pasado por las siguientes
etapas: 1) el predominio del productor, 2) del predominio del mercado a la sociedad de
consumo, 3) la reconciliación de la productividad con la flexibilidad y la calidad de vida
en el trabajo, 4) el desarrollo de los recursos y de las capacidades y 5) la incidencia de las
tecnologías de información, de comunicación y la robotización de los procesos de la
empresa.
En la etapa del predominio solamente del productor que influye en las decisiones
estratégicas, se refiere a que las técnicas de producción son independientes del
destinatario final del producto, caracterizada por la producción en masa, por los
productos pocos diferenciados, la ausencia de segmentación de mercados, la división del
trabajo e integración vertical.
En la etapa del predominio del mercado a la sociedad de consumo se caracteriza por el
aumento de la productividad, con lo que aumenta el poder de compra y la baja de los
precios de los productos. Es necesario desarrollar estrategias de diferenciación porque los
mercados dejan de ser homogéneos y se busca satisfacer las necesidades de los clientes,
por lo tanto los productos nacen en el mercado. Este cambio es lo que obliga al productor
también a cambiar sus recursos, sus capacidades y sus tecnologías de producción (en el
39
El Comercio y Justicia, 28/5/05.
40
La Nación, La Nación,2/5/04)


40
sentido del “hard”) en función de las expectativas de los clientes. Los tres aspectos clave
son: el ciclo de vida de los productos, la cartera de productos y la gica de la innovación
se orienta a los medios de producción para que una empresa tenga una posición
dominante en su sector.
En la etapa de la reconciliación de la productividad con la flexibilidad y la calidad de
vida en el trabajo la preocupación se centra en la capacidad de producción, en los medios
de producción pocos especializados, una baja automatización, mano de obra adaptable y
la creación de productos con tecnologías y una organización flexibles.
En la etapa del desarrollo de los recursos y de las capacidades, sin negar la influencia del
entorno en el desempeño de la empresa, la competitividad de la empresa pasa por el
despliegue de sus recursos tangibles e intangibles que se han acumulado en el tiempo y
expresado en nuevas y únicas capacidades que tienden a diferenciar a una empresa de las
otras existentes en el sector enfatizando en los elementos “soft”.
La etapa de la incidencia de las tecnologías de la información, de la comunicación y de la
robotización de los procesos de la empresa, implica la capacidad para absorberlas en
términos de innovación de productos, de mercados y de negocios. El cambio del modelo
de negocio, la reformulación de los sectores existentes por las mismas empresas, la
creación de nuevos sectores, la incorporación de nuevos insumos, la incorporación del
concepto de valor en las relaciones dentro de la organización, el énfasis en el proceso y
no en el puesto y la capacidad de elección del desarrollo estratégico en rminos de
innovación están vinculados a la innovación.
En la actualidad el concepto de innovación sobrepasa al tradicional en la cual la
tecnología era la variable independiente, ya que innovar es más que crear nuevas
tecnologías. El conocimiento organizacional implícito y explícito que reside en las
personas permite utilizar las tecnologías para innovar, en dónde ellas son sólo uno de los
componentes del proceso de innovación y pasan a ser la tecnología una variable
dependiente. Es lo que se denomina actualmente capital estructural porque el sujeto
innovador es la organización. A medida que las compañías se vuelven más dependientes
de su conocimiento interno para triunfar y para crecer su valor pasa de los activos sicos
a los activos intangibles.
41
La innovación en cualquiera de las líneas mencionadas trae aparejado una modificación
de todos los activos que tiene una empresa, lo que muchas veces significa no sólo
cambios de valor sino también de la calidad y composición de los mismos. Por lo tanto,
la evolución y composición de los activos netos pueden ser indicadores de innovación de
la empresa. También la innovación se puede medir por el porcentaje de ventas de nuevos
productos, porcentaje de ventas en nuevos negocios y porcentaje de ventas en nuevos
mercados.
En general, la capacidad de innovación también puede medirse por el porcentaje de
beneficio por años de continuidad de los nuevos productos sobre el número de años:
RET = ( % de utilidad/100) ( Años de continuidad/ número de años)
42
5.7. La calidad de las decisiones de inversión.
41
Koulopoulos Thomas M y Fraappalo Carl, Gerencia del conocimiento, Mc Graw Hill, Bogotá, 2000.
42
Koulopoulos Thomas M y Fraappalo, o/ c


41
La calidad de las decisiones de inversión depende de los factores que intervienen en la
captación de la información, de la forma en que se la evalúa y del estilo de las decisiones
de los directivos.
Los factores que intervienen en la captación de la información son: cómo se la reúne y
cómo se la evalúa. En éste proceso se vincula con aspectos perceptivos que permiten
organizar los datos a los que el directivo puede acceder y de descodificar el código
utilizado por las distintas fuentes del entorno; pues aquí inevitablemente se producen
rechazos, resumen y clasificación de datos.
La captación de los datos se produce por la sensación o por la intuición. En el primer
caso las fuentes del trabajo sistemático, y que pueden ser diversas están inmersas en las
rutinas de la empresa: informes de diversos tipos, documentos tanto internos como
externos, procedimientos existentes, las normas y las diferentes fuentes que existen en
una empresa. En el segundo caso es la capacidad de percibir la realidad como una
totalidad existente y cómo evolucionará en el futuro; se trata de presentimientos de
naturaleza no racional y de expresiones verbales que sugieren una variedad de caminos
para enfrentar ciertos problemas y que permite crear nuevas soluciones a nuevos
problemas.
La forma en que se evalúa la información es el camino para la toma de la decisión basado
en lo que se siente y en lo que se piensa. Los aspectos afectivos no se pueden desechar en
el momento de evaluar las decisiones directivas, porque es inevitable la personalización y
la singularización de las decisiones empresarias. El pensar está vinculado a la capacidad
reflexiva para lograr que una decisión que sea viable, aunque no sea la óptima, pero está
basada en datos externos y en fórmulas lo más impersonales posibles. Lo ideal podría ser
un directivo capaz de sentir y de pensar a la vez.
Hellriegel Don y Slocum (H) John W.
43
clasifican a los gerentes de acuerdo a los
siguientes estilos teniendo en cuenta las sensaciones y la reflexión: 1) sensoriales-
reflexivos, 2) intuitivos -reflexivos, 3) sensoriales -afectivos y 4) intuitivos -afectivos.
Sería difícil afirmar que exista el mejor estilo, el hombre como tal es un complejo de
sensaciones, afectos, intuición y racionalidad que en conjunto participan en la toma de
decisiones y afectan su calidad.
La calidad de las decisiones de inversión dependerá de la estructura personal de los
decisores, cómo se entiende y se dirige el crecimiento, de conocer cuáles son los factores
que lo impulsan y cómo se evalúan las decisiones que toman en este sentido. La
evaluación de este factor se puede hacer analizando la evolución del costo promedio del
capital y su relación con rentabilidad del activo después pagado el impuesto a la renta
(Rte – i).
5.8. El papel del comportamiento humano en el crecimiento de las pequeñas y
medianas empresas.
El papel de comportamiento humano en el crecimiento de las pequeñas y medianas
empresas se refiere a los diferentes enfoques de las diversas corrientes que han explicado
que se entiende por crecimiento de la empresa. En primer lugar el crecimiento es la
43
Hellriegel Don y Slocum (H) John W , Un vistazo a los procesos mentales de los gerentes,
Administración de Empresas, Tomo XV.


42
conjunción de la voluntad y de la capacidad de las personas. El comportamiento humano
tiene una influencia decisiva y fatal en el proceso de crecimiento como factor de
gestación o de frustración. El crecimiento puede ser detenido, postergado o bloqueado
por la conducta individual o grupal, por la carencia de capacidad de autopropulsión, por
falta de capitalización y por las adicciones a las dependencias.
El crecimiento no es posible cuando el hombre no es capaz de enfrentar los desafíos de
su entorno, interrumpiéndose el proceso creador que no le permite elaborar nuevas
acciones frente a los cambios que se producen.
El comportamiento es un factor restrictivo del cambio que puede llevar a un cuadro de
frustración; se distinguen tres tipos de comportamientos. El comportamiento
ceremonialista que es el que predomina en la cultura china según la cual se estima como
valioso en una sociedad las normas que rigen el comportamiento social y las ceremonias;
el comportamiento ascético que predomina en la cultura hindú en quienes la
contemplación y el sacrificio dirigen la conducta de las personas y el comportamiento
pendenciero que es típico de los latinoamericanos.
44
En este último grupo estaríamos los argentinos: más bien es el comportamiento con
rasgos heroicos, que con coraje, amor a la gloria y altruismo, asume una misión
sobrehumana para poner orden en el mundo desdichado con una visión pendenciera. Esta
forma de comportamiento ha sido y es, la causa de la mayoría de los males argentinos, la
guerra civil comenzó en 1816 y finalizó en 1853 con la sanción de la Constitución
Nacional. Los caudillos, salvo Juan Martín de Güemez, no participaron en las campañas
libertadoras de José de San Martín y de Manuel Belgrano y en el caso especial de Juan
Manuel de Rozas fue un desertor durante las invasiones inglesas. El gobierno de las
provincias a cargo de los caudillos representa el sistema feudal y el espíritu folklórico
contrarios al cambio, a la modernización y a la visión de la unidad nacional. Si
observamos en la actualidad a la sociedad argentina y a sus dirigentes tienen la tendencia
a pelearse con todo el mundo, trasladando las culpas y las responsabilidades a otros
actores que están fuera del país. El hecho es que aún estamos gobernados por caudillos a
nivel nacional y provincial y la sociedad argentina en la actualidad tiene que sufrir sus
efectos.
En consecuencia, el comportamiento humano juega un papel importante en el
crecimiento; las conductas que no ayudan al crecimiento del país tampoco ayudan al
crecimiento de las empresas; por lo que consideramos que es un factor determinante. En
el caso que nos ocupa, el comportamiento humano se puede analizar desde tres
perspectivas: 1) las características de las pequeñas y medianas empresas, 2) las
diferencias esenciales con la gran empresa, 3) el desempeño de los aspectos relativos al
comportamiento organizacional y 4) la racionalidad dominante.
Las características de las pequeñas y medianas empresas son las de los grupos en los
cuales las relaciones son cara a cara, en los cuales prevalecen las relaciones informales,
en los que cada uno conoce a los otros y las comunicaciones son cercanas y fluidas. Las
diferencias esenciales con la gran empresa es que ésta es por naturaleza burocrática y las
relaciones son formales.
La racionalidad dominante se refiere a que en toda empresa se caracteriza por tener
cuatro racionalidades: la técnica, la política, la económica y la emocional. En las
pequeñas y medianas empresas predominan las racionalidades política y emocional. La
44
Daus Federico A, Desarrollo y comportamiento, El Ateneo, Buenos Aires, 1976


43
racionalidad política se refiere a mo es el proceso que se desarrolla cuando uno o más
actores tratan de estructurar una situación de manera conveniente al logro de sus
objetivos individuales. Los actores pueden ser individuos, grupos o una organización y
las situaciones que se presentan pueden ser entre individuos, entre sectores y entre la
organización y su entorno. El sistema político para sobrevivir debe obtener las
contribuciones de los participantes, lo que coloca a la empresa y al participante en
relación de mutua dependencia y este es el origen de las políticas en la empresa. La razón
emocional o razón arracional o la no razón
45
se estructura en torno a tres ejes: 1) el
principio del caudillaje, como forma activa de estructuración orgánica de las relaciones
sociales; 2) a la idea de comunidad natural, como forma organiconatural de
estructuración social pasiva y emotiva en torno a miembros dominantes y 3) como una
válvula de escape y de seguridad contra cualquier disfuncionamiento que margine
cualquier tipo de disidencia socialmente eficaz ; es lo que permite la legitimación de la
jerarquía organizativa de la empresa como comunidad de trabajo de propietarios y de
trabajadores que implica que todos deben estar incondicionalmente juntos.
Los aspectos relativos al comportamiento organizacional son: el comportamiento
individual, sus fundamentos, la percepción y toma individual de decisiones, los valores,
las actitudes y la satisfacción con el puesto y la motivación. El grupo, su fundamento del
comportamiento, los equipos de trabajo, la comunicación, el liderazgo, el poder y la
política y el conflicto y la negociación. El sistema organizacional, su fundamento, la
tecnología y el diseño de los puestos; el cambio organizacional, la dinámica y el
desarrollo organizacional.
Los factores no racionales o la intuición en el desempeño de la empresas difícilmente
puedan ser medidas porque incluye: 1) una visión o nueva idea rápida o inmediata,
basada de algún modo en experiencias pasadas, sentimientos o recuerdos, 2) un tipo de
conocimiento obtenido sin recurrir a los procesos habituales del pensamiento racional, 3)
un modo de llegar a conclusiones partiendo de poca información y 4) alguna habilidad
con lo que se nace pero que puede desarrollarse y ampliarse.
46
Este término (la
intuición) no denota algo contrario a la razón, sino algo fuera del campo de la razón.
(Carl Jung) El razonamiento intuitivo es una parte del comportamiento de una empresa
innovadora. La intuición permite un enfoque atrevido de los problemas e impulsa a la
voluntad para aprovechar las oportunidades de crecimiento.
Los factores del crecimiento dependen de la voluntad que permite que los estímulos que
reciben las personas puedan responder con el crecimiento; la capacidad depende de los
activos existentes tanto tangibles como intangibles, del crecimiento estructural y del
crecimiento del equipo gerencial; el posicionamiento que tenga la empresa en términos
de precios, diferenciación e imagen y del costo del capital que permitan los cambios en la
dimensión y en la diversificación.
La base del crecimiento es la existencia de un ambiente humano para crecer que tenga las
siguientes características: talento empresario personalizado, talento directivo
personalizado, la existencia de una estructura flexible, la posibilidad de profesionalizar la
dirección, que los propietarios sean actores en la empresa y que deben tener claro que el
verdadero planteo es “cómo hacer” para ser eficientes y eficaces a las pequeñas y
medianas empresas en su tamaño.
45
Marzal Antonio, Análisis político de la empresa, Ariel, Barcelona, 1983.
46
Phillips Nicola, Nuevas técnicas de gestión, Folio, Barcelona, 1994.


44
Las personas son en realidad el factor del crecimiento, para Robert Solow (Premio Novel
de Economía en 1957) y para Theodor W.Schultz (Premio Novel de Economía en 1971).
El crecimiento de los países depende de las aptitudes de la gente que son la fuente de la
ganancia y del valor. El crecimiento de las empresas y de la economía en su conjunto no
es un fenómeno autónomo ya que no puede analizarse satisfactoriamente sólo en
términos económicos porque hay variables que no son económicas. En este sentido se
puede explicar por qué la administración como disciplina científica puede explicar mejor
el fenómeno del crecimiento de la empresa que la economía. Los parámetros o elementos
que no se pueden cuantificar operan como factores del crecimiento de la empresa.
P.H. Wilken
47
y J.M. Kean Alonso
48
relacionan la función empresarial y su
significación en desarrollo económico: las oportunidades empresariales, la función
empresarial, la tasa de crecimiento económico y los factores no económicos que
favorecen la función empresarial. Estos últimos son considerados como una causa
determinante, tales como la legitimidad de la función empresarial, la marginalidad, la
seguridad, la estratificación social, el status social, el acceso a los canales de movilidad,
la integración social, la ideología, la necesidad de realización , la motivación, la habilidad
y los conocimientos de las personas. Los factores no económicos son fundamentales en el
cambio social, sin ésta condición no existiría el crecimiento de la empresa, sería casi
imposible porque los verdaderos sujetos del crecimiento son las personas que conforman
la empresa. Las diferencias en la producción de bienes y de servicios y el nivel de vida
no pueden explicarse solamente en función de las diferencias en el stock de capital
acumulado. Las diferencias en la propensión al ahorro se explican por aspectos de
carácter social, psicológicos, culturales o históricos; se trata de la transformación de las
estructuras económicas y sociales. En fin, el espíritu empresarial es un factor de
crecimiento. La función empresarial se muestra como uno de los principales factores del
desequilibrio inicial que requiere el crecimiento, o al menos como un agente
imprescindible para producirlo.
49
En nuestro país en el año 2001 la autogestión del personal recuperó más de 50 empresas
con más de 5000 trabajadores; y en la provincia de Córdoba, entre julio de 1999 y
noviembre de 2001 se crearon 126 Cooperativas de Trabajo sobre la base del cierre de
empresas públicas y privadas. La explicación puede ser que las personas en la realidad
son las que enfrentan los cambios, pueden adaptarse a nuevas formas de organización,
vencer las consecuencias de los resultados no lineales, tener la capacidad de actuar en la
convergencia de s de un ciclo económico, comprender la migración entre los sectores
y por lo tanto las organizaciones se edifican de abajo hacia arriba.
Las tres capacidades empresarias fundamentales que permiten el crecimiento son : las
capacidades conceptuales, las capacidades humanas y las capacidades técnicas. Pero
ninguna de estas capacidades puede reemplazar la acción que se expresa por las
conductas de los dirigentes. Esta acción puede estar precedida por un plan formal que
puede ser elaborado previamente o surge automáticamente por la acción del hombre. Acá
no es cuestión de tamaño; todo depende de la destreza y la astucia de cada adversario. La
capacidad de expansión y la fortaleza de un gran cliente es una puerta abierta para su
entorno PyME proveedoras que pueden acompañar a su cliente en el desarrollo de otro
47
Wilken P.H, Entrepreneurship. A Comparative and Historical Study, Abelx Publishing Corporation-
Norwoord, N.J, 1979.
48
O ´ Kean Alonso José M, Empresario y entorno económico, Deusto, Bilbao, 1991.
49
O´Kean Alonso José M, o/c


45
mercado. Todo depende del grado de sinergia y confianza que la Pyme haya podido
tejer.
50
La investigación demuestra que el 75 % de los negocios en el mundo está manejado por
sus dueños, el 30 % llegan a la segunda generación y menos del 10 % llega a la tercera,
lo cual es un indicador más de la importancia del comportamiento humano en el
crecimiento de la empresa.
Pero el soporte de las capacidades mencionadas son algunas aptitudes que son necesarias
en la acción empresaria: la aptitud para invertir o desinvertir oportunamente, la aptitud
para descubrir nuevos negocios, la aptitud para cambiar el modelo de negocio por la
percepción en el cambio de formas de satisfacer las necesidades existentes o potenciales,
la aptitud para crear más valor que los competidores, la aptitud para integrar diversas
cadenas de valor mediante la contratación y la cooperación entre empresas y la aptitud
para el liderazgo. La capacidad más importante es la asignación de los recursos dónde la
empresa tiene la mayor ventaja competitiva por el mayor tiempo posible.
La capacidad empresaria consiste fundamentalmente en la capacidad de generar
permanentemente potenciales de beneficios que sustituyan a los que se agotan y de
utilizar eficientemente los recursos disponibles. Pero está dependiendo de las personas, el
nuevo paradigma se resume en: 1) reconocer las enormes oportunidades de los servicios
y las tecnologías que se han creado, 2) pensar acerca de ellos en una nueva y s
constructiva forma de incorporarlos, 3) diseñar sus estrategias alrededor de los
conocimientos clave y habilidades, 4) focalizar en el factor humano y en sus procesos
para crear los conocimientos clave y 5) implementar sistemáticamente nuevas las
actitudes, la nueva organización y un programa de control que motive.
51
En el modelo
sistémico de crecimiento el comportamiento humano está expresado por el factor CH.
6. Conclusiones generales.
La empresa en la sociedad argentina tiene unas características específicas en relación con
el crecimiento, lo que hace que la administración se encuentra ligada a las características
de la sociedad y a las circunstancias socioeconómicas que vive el país. Según la
información recogida por el INDEC el 15,4 % de las empresas que realizaron búsqueda
de personal en el tercer trimestre de 2005 el 78,5 % de las posiciones quedaron vacantes,
el 14,4 % para gerencia, administración y sistemas. La problemática del país se centra en
la falta de dirigentes en todos los niveles y sectores tanto públicos como privados.
La falta de una visión estratégica para dirigir las empresas es quizá el diagnóstico más
preciso sobre la problemática del crecimiento de las pequeñas y medianas empresas. En
la medida que exista un acabado conocimiento, dominio y control de las variables
internas para poder enfrentar las reglas del juego del sector y la incidencia de la política
económica de turno las empresas podrán crecer.
El financiamiento no es un factor determinante del crecimiento que actúa por mismo;
una empresa puede tener los recursos y el financiamiento necesarios pero puede ser que
no crezca a causa de la inadecuada asignación y administración de esos recursos a su
disposición.
50
Carrizo Alejandro, La Voz del Interior, Córdoba 9/ 7/ 01 .
51
Quinn James Brian, Intelligent Enterprise, The Free Press, New York, 1992.


46
El crecimiento es solamente un medio para lograr los objetivos de la empresa, no es un
objetivo per se. A pesar de los diferentes enfoques que se han elaborado y difundido en
diferentes épocas, el enfoque estratégico es el que más se acerca para explicar el proceso
de crecimiento. La principal tarea directiva consiste en elegir la dirección del
crecimiento, él que está sujeto a los límites y a los ritmos según la empresa.
Los diferentes investigadores han elaborado conclusiones que, en el conjunto, se pueden
denominar leyes del crecimiento, según las cuales tiene un papel preponderante la
elección de la estrategia.
La crisis generalizada y la inflación se pueden evitar logrando que la tasa de crecimiento
sostenible de las empresas sea superior a la tasa de crecimiento real y esta mayor que la
tasa de crecimiento del mercado o de la tasa de cambio del sector en que se encuentra la
empresa. El problema se presenta como la necesidad de invertir para evitar recaer
nuevamente en un proceso inflacionario.
El capital propio u operativo de la empresa cumple un papel importante y su dimensión
puede influir en la competitividad de la empresa como también la tasa de retención de los
beneficios. La competitividad expresada como la capacidad de generar beneficios
compatibles con la inversión total hace en realidad posible el crecimiento con capital
propio y capital ajeno. En el caso de la pequeña y mediana empresa tiene posibilidades
de desarrollar tal capacidad y hace posible su crecimiento.
En nuestro país para la mayoría de las empresas es difícil obtener financiamiento externo
para sus inversiones. Los requerimientos formales de las instituciones financieras y las
altas tasas de interés han generado la cultura dominante del autofinanciamiento. Es el
resultado de un proceso histórico desde los albores de la historia argentina hasta el
presente.
En el ritmo de crecimiento del conjunto del país en diferentes etapas de nuestra historia,
también puede explicarse por el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas ya que
aportan en general alrededor del 45 % al producto bruto interno. El interrogante es cómo
es posible que en un país en donde los capitales son escasos y con tasas de interés altas
pueda ser posible el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas.
El autofinanciamiento es la fuente más genuina del crecimiento cuando se dan las
condiciones para ello; en especial cuando existen las capacidades para emprender y
dirigir las empresas.
El crecimiento dependerá de la comprensión de la evolución del entorno en un horizonte
de tiempo determinado, el grado de madurez del sector en que se encuentra la empresa,
de la evolución y amplitud del mercado, de los productos con mayor o menor valor
agregado, de los recursos y de las capacidades de la empresa y de la estrategia que se
lleva a cabo.
La estructura de financiamiento de las pequeñas y medianas empresas, entonces,
condiciona su crecimiento en la medida que no se apele a las herramientas estratégicas
indicadas oportunamente en este trabajo, especialmente aquellas que sustituyen la falta
de fondos para las inversiones.
El crecimiento sostenible de las pequeñas y medianas empresas exige una alta tasa de
autocapitalización o el aporte de terceros aunque sea en el corto plazo. El primero es la
base del crecimiento interno de las pequeñas y medianas empresas porque el sistema de
propiedad unipersonal o familiar es el impedimento para incorporar generalmente socios
a una empresa. Los segundos normalmente se reducen a los prestamistas de corto plazo:


47
los proveedores y otros. El sistema financiero rara vez participa a causa especialmente de
la alta tasa de interés y los plazos demasiados cortos.
En algunos casos la autocapitalización, desde el punto de vista tradicional, puede marcar
un límite en el caso del aumento sostenido del mercado de la empresa y puede ser un
inductor de ineficiencia porque puede favorecer la inversión que cuenta con fondos
propios, lo que exige la extremada exigencia de una alta rentabilidad y un sostenido flujo
de fondos que pueden ser los criterios para llevar adelante nuevos proyectos.
La solución puede pasar por una política de financiamiento “blando” con tasas de interés
negativa (con subsidio) y sin requerimientos formales difíciles o también, a la vez,
examinar otras alternativas estratégicas posibles. La primera solución aislada no puede
ser un factor de crecimiento ya que algún sector de la sociedad tendrá que solventarlo
alguna vez.
En la actualidad existen mecanismos estratégicos e instrumentos de financiamiento que
pueden superar los límites impuestos por la teoría financiera tradicional. Una empresa
puede superar algunos límites para ser competitiva en la medida que pueda administrar
con eficacia su cadena de valor. Esta sería la razón por la cual en la realidad las pequeñas
y medianas empresas no podrían padecer la fragilidad financiera y la