División Estado – Sociedad en México

  • Economía
  • 6 minutos de lectura

Este documento, a manera de ensayo, tiene la finalidad de analizar los factores que intervienen en la consolidación de la sociedad, el surgimiento del Estado y posteriormente la división del Estado y la Sociedad, sin que ello signifique una ruptura entre ambos, pues forman convenientemente una simbiosis que ha permitido a ambos, sostener cierto orden, unificados conceptualmente por los gobiernos, como medio determinado por la sociedad, para dirigir al Estado y ofrecer los satisfactores que la población reclama.

Introducción

Hablar de la división del Estado y la Sociedad, nos remite primeramente a la comprensión de los fenómenos que dieron forma a los conceptos de sociedad, gobierno y estado, para conocer las aproximaciones que mejor definen en tiempo modernos estas teorías.

Comprendemos que inicialmente nació la sociedad como una forma natural del hombre de convivir con los seres de su misma especie. Esas sociedades primitivas, carecieron de Estado, situación que las mantuvo privadas de un progreso organizado, ya que ciertamente, el Estado es necesario en toda sociedad.

Entonces, ¿cómo es que se entiende la separación del Estado y la sociedad, cuando aquí mencionamos que una sociedad sin Estado está prácticamente incompleta?.

Debemos entender que una sociedad sin estado, es una sociedad no civilizada. Por tanto, el establecimiento del Estado se entiende como una característica de las sociedades modernas, es decir civilizadas. Lo que sugiere que es el Estado, el destino de toda sociedad.

Cabría mencionar que de ser esto cierto, tendríamos que preguntarnos si toda sociedad repite la misma historia, es decir, que va de la etapa primitiva a la modernidad civilizada. De ser esto válido, tenemos que postular lo que dice Raynal (Guillaume Thomas Francois Raynal), en el sentido de que “todo pueblo civilizado comenzó siendo salvaje”, y por tanto reflexionaríamos que la civilización es la base del Estado.

Qué es la sociedad

Para comprender la complejidad del tema, bastaría decir que la sociedad está conformada por un conjunto de individuos que comparten una misma cultura con sus conductas y fines, que interactúan entre sí para formar una comunidad.

Por lo tanto, son poblaciones, cuyos habitantes comparten un proyecto común que les confiere identidad de pertenencia, lo que también implica que comparten lazos ideológicos, políticos y económicos.

La sociedad es una forma de organización de individuos, que existe desde la propia aparición del hombre, aunque ha sufrido cambios radicales durante el transcurso de la historia, que nos hacen comprender que las forma jerárquicas fueron rebasadas para dar pie a las formas democráticas en las que cualquier ciudadano puede alcanzar estatus de estructura gobernante.

Qué es el Estado

Ahora bien, la palabra estado, tiene distintos significados y definiciones, no obstante, para efectos del conocimiento de la administración pública, bastaría con realizar el comparativo siguiente.

Estado, es un ser, es decir, un todo compuesto de distintos factores, organizado con elementos físicos y formales. Proviene del latín “status” y se define como una comunidad política desarrollada, derivada de un fenómeno social.

Es por tanto, un ente jurídico, que no se ve, pero se siente en el sometimiento a un orden jurídico, que nos limita y reconoce derechos como forma de organización de la vida moderna, ya que es la sociedad la que voluntariamente se somete al ente que la autoregula y de la cual, justifica su existencia.

Por ello, el Estado es un ente orgánico unitario, estructurado jurídicamente bajo la forma de una corporación, que detenta el ejercicio del poder, también definida como la organización jurídico política más perfecta conocida hasta el momento, ya que retoma como elementos importante de su formación, la población, el territorio, la estructura jurídica y la soberanía.

Del análisis de estos conceptos podemos deducir que la población es el elemento más importante en la formación del Estado, pues son las personas congregadas en un territorio determinado, quienes se instalan en comunidad política para crear derechos y obligaciones con orden jurídico contenidos dentro de su población, con lo que se origina el nacimiento del Estado.

La división Estado-Sociedad

Como pudimos apreciar, Estado y sociedad, son entes diferentes, en la medida en que esta distinción implica la autonomía entre ambos. Autonomía que se manifiesta en la concepción del Estado como producto de la lucha de clases que la sociedad misma ha sido incapaz de superar.

No obstante, aunque el Estado, también es incapaz de superarlas, al menos contribuye a regularlas para reducir los efectos nocivos en la sociedad y evitar que esta se autodestruya. Por ello, nacido de la sociedad e inmerso en sus conflictos, el Estado se le sobrepone, y adquiere una existencia separada, pero en relación di¬recta con ella.

El Estado se separa de la sociedad porque, mantiene distancia y autonomía de la lucha de clases, por lo que es capaz de frenar los conflictos aun cuando él mismo está inmerso en ellos. Esta separación también implica la distinción, por un lazo, entre vida pública y vida privada y, por el otro, entre intereses particulares e interés colectivo.

El Estado, desprendido de la socie¬dad civil, asume las funciones generales, públicas, opuestas a las actividades particulares realizadas por los individuos de la sociedad civil y como fuerza superpuesta a la sociedad, en¬carna el interés colectivo de las clases dominantes, presentándolo formalmente como el interés colectivo de la nación.

Propiamente podemos definir que el Estado, es un producto de la sociedad civil, basado en esta, con autonomía relativa, toda vez que como producto social, se determina por la producción e intercambio de la propia sociedad, dentro de sus conflictos de clase.

La división de la sociedad y el Estado significa, por tanto, la distinción entre la lucha económica de clases y la lucha política de clases. Pero también, al referirnos a su autonomía, significa el creciente poder del Estado sobre la sociedad. Un Estado más fuerte, frente a una vida civil más comprimida.

En consecuencia, determinemos que el Estado es la unidad política de la clase dominante y su propósito es evitar la extinción de la sociedad en una lucha estéril. Por ello, el Estado siempre estará por encima de la sociedad y producirá sus propias instituciones, para gobernar a través de la clase dominante, en el grado en que la propia sociedad, se someta a ese dominio.

Ahora bien, en esta modernidad, el Estado es el ente que gobierna a la sociedad en forma igualitaria, es decir, clases altas, medias y bajas, también llamados burgueses y proletarios.

Ello nos indica que es falso el postulado de que la burguesía es la clase dominante, pues también debe sujetarse a las reglas que la propia sociedad ha creado.

De esta forma, se sostiene el divorcio del Estado y la sociedad como un elemento esencial para proteger los intereses de la clase dominante.

El divorcio entre la sociedad y Estado es entendible desde la perspectiva de que este último, realiza su función por encima de la sociedad, como un ente soberano para proteger a una clase frente a las demás y la unidad que debiera existir como un ideal, se reduce al terreno de la ficción.

Las clases deben tener bien claro su estatus, pues para que exista la clase dominante, las demás deben saberse gobernadas, pues el Estado y la clase dominante cohabitan en un mismo plano, aunque cada uno se sirva del otro para satisfacer sus fines.

Conclusiones

Si bien, es la población convertida en sociedad, la causa que origina el nacimiento del Estado, éste es el que da unidad política y jurídica a varias comunidades, como lo permite ver la historia; aunque por otro lado, el Estado no puede ser anterior a las sociedades, pues primero existe el hombre, luego su necesidad de organización en grupos y sociedades y estos en su conjunto componen la personalidad jurídica del Estado.

El Estado es la institucionalización jurídica y política de la sociedad, tal como lo afirma Kelsen, uno de los grandes teóricos del Estado moderno, quien señala que “El Estado tiene como elementos constitutivos esenciales el poder público, el territorio y el pueblo

La división de la sociedad y el Estado, significa pues, la distinción entre la lucha económica de clases y la lucha política de clases.

La separación del Estado político no implica sino el nivel superestructural en el cual las clases contienden como clases. Por tanto, la separación de la sociedad civil implica la lucha económica de clases de los individuos como individuos, es decir, luchas salariales, luchas por la jornada de trabajo, entre otras.

Desde el punto de vista idealista, el Estado debiera ser el ente protector de la sociedad civil en su conjunto, procurante de bienestar y desarrollo económico.

La separación del Estado se da por la falta de equilibrio, toda vez que su poder es creciente frente a una sociedad inerte, por lo que el divorcio se interpreta como un todo para proteger los intereses de sus partes.

El estado mantienen su relación con la sociedad a través de un vínculo creado por esta misma, desde el cual la clase dominante se sirve mediante una figura llamada Gobierno, que no es otra cosa que el ejercicio del poder del Estado en la sociedad y, por tanto, es la relación que vincula a los dos.

Por tanto, el gobierno es una fórmula que compensa el divorcio entre la sociedad y el Estado, una forma de relacionar dos entes divididos, que evita la autodestrucción de un todo.

Bibliografía

“Las Reformas del Estado”, por Allan Brewer Carías, en “Sobre la Democracia”, Editorial Ateneo de Caracas, Colección Teoría Política, Caracas, 1979

“Introducción a la Administración Pública”, por Muñoz Amato Pedro Editorial Fondo Cultura.

“Derecho Administrativo”, por Allan Brewer Carias, Publicaciones U.C.V Tomo (I) Facultad de Derecho.

Mario Bunge (2007). Diccionario de Filosofía. Madrid: Siglo XXI Editores. ISBN 968-23-2276-6.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Enríquez Reyes Juan Gabriel. (2011, noviembre 17). División Estado – Sociedad en México. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/division-estado-sociedad-en-mexico/
Enríquez Reyes, Juan Gabriel. "División Estado – Sociedad en México". GestioPolis. 17 noviembre 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/division-estado-sociedad-en-mexico/>.
Enríquez Reyes, Juan Gabriel. "División Estado – Sociedad en México". GestioPolis. noviembre 17, 2011. Consultado el 19 de Febrero de 2018. https://www.gestiopolis.com/division-estado-sociedad-en-mexico/.
Enríquez Reyes, Juan Gabriel. División Estado – Sociedad en México [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/division-estado-sociedad-en-mexico/> [Citado el 19 de Febrero de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de nishanthjois en Flickr