Cultura General Integral en las Clases de Inglés

  • Otros
  • 12 minutos de lectura

Resumen

El dominio de lenguas extranjeras implica la posibilidad de acceder a otras culturas, costumbres e idiosincrasias; al mismo tiempo que fomenta las relaciones interpersonales, favorece una formación integral del individuo desarrollando el respeto a otros pueblos, sus habitantes y sus culturas. A su vez nos permite comprender mejor la lengua propia. Los profesores de idiomas deben tener en cuenta estos aspectos a la hora de preparar e impartir las clases. El desarrollo de las habilidades de la lengua debe estar relacionado con el desarrollo de la cultura general integral de los estudiantes. La comprensión de los textos escritos mediante la lectura permite aprender cualquier disciplina del saber humano, y al apropiarnos de ella desarrollamos capacidades cognitivas superiores como la reflexión, el espíritu crítico y la conciencia. La lectura y la posterior comprensión de un texto exigen del estudiante la activación de sus recursos cognoscitivos.

Palabras clave: cultura general integral, textos, lectura, Inglés.

Abstract

To know a foreign language gives us access to get to other cultures, customs and idiosyncrasies; at the same time that promotes the personal relationship and favors an integrated formation of the individual, it develops the respect among other peoples, its habitants and its culture allowing us to understand better our own language. Language teachers must take these aspects into account by the time they are preparing and giving their lessons. Developing the language abilities must be related to the development of an integrated general culture of the students.  The comprehension of written texts through reading allow us to know any subject of the human knowledge, and getting all these information we can develop superior cognitive capacities such as thinking over, critical mind and conscience . Reading and the subsequent comprehension of a text demand the stimulation of the students’ cognitive resources.

Key words: integrated general culture, texts, reading, English.

Introducción

El dominio de una lengua extranjera constituye un valioso instrumento de trabajo a través del cual el estudiante no solo consolida sus habilidades, sino que amplía sus conocimientos sustancialmente en las fuentes de información y referencia. El objetivo principal del proceso de enseñanza- aprendizaje de las lenguas extranjeras es desarrollar la competencia comunicativa: el enfoque comunicativo nos lleva a perfeccionar, realizar y aplicar tareas en las clases dirigidas a crear un profesional capaz de  comprender, comunicarse  y entender la lengua enseñada, en este caso el inglés. Asimismo la metodología de la enseñanza de lenguas extranjeras como medio de comunicación (oral y escrito) facilita el desarrollo en los estudiantes  del conocimiento, hábitos y habilidades necesarios para comunicarse, desarrollar sus capacidades para que puedan valerse de las lenguas extranjeras como herramienta  de trabajo.

En el desarrollo histórico de la humanidad, la lectura ha tenido un papel preponderante para el logro de la formación intelectual y laboral. Según [Morales, A. 1999: 23] la lectura es “(…) la fuente principal de obtención de cultura y una de las vías insustituibles para la educación integral del hombre, obrar por ella es proyectarse humanísticamente hacia el futuro”. Por consiguiente, la lectura es uno de los medios más eficaces para el desarrollo de la cultura general-integral, ya que la misma juega un papel activo para producir significado, pues el lector imagina, piensa, compara, relaciona y jerarquiza ideas, juzga, clasifica, entre otros; es decir que, además de ser un modo fundamental de recibir la información visual, el texto escrito permite inferir la información relativa a las características personales o sociales del autor del mensaje, tales como su estado social, nivel cultural, perfil ideológico, así como a quién va dirigido el escrito.

Sin embargo, muchos estudiantes- a pesar de los grandes esfuerzos por la masificación de la cultura y el gran número de publicaciones existentes- no leen suficiente ni eficientemente, no captan el mensaje y los elementos culturales inherentes al mismo, ni aún en su lengua materna; no ven el texto como un campo del que se extrae información a través de la lectura.

Por medio de la lectura se puede influir en el conocimiento histórico y en el desarrollo de la cultura y sus diferentes manifestaciones, no como algo estático pues está en ebullición continua, creación y superación permanentes.

Según Ayala, M. E. (2000) la comprensión textual es uno de los problemas más urgentes y serios que afronta la educación y si el estudiante no está capacitado para recurrir al texto escrito, como herramienta de la que se extrae información, no podrá construir su propio conocimiento, como tampoco podrá formarse de manera integral. De ahí la importancia de indagar sobre el estado real de este fenómeno, para ver de qué modo se puede resolver la ausencia de estrategias o acciones, con técnicas coherentes, que conlleven al desarrollo de una formación cultural en ascenso, realmente  necesario  en estos momentos en que se está llevando a cabo una profunda transformación en la educación y en nuestra sociedad.

Es importante destacar que la deficiencia de profesores de inglés en nuestro sistema de educación ha traído muchas limitantes para nuestros estudiantes, entre las cuales podemos destacar lo referido al pobre conocimiento de los elementos culturales y sociales de la lengua inglesa, transmitida por hablantes de distintos países; porque los profesores de idiomas al enseñar una lengua no solo debemos enseñar las formas lingüísticas, sino las habilidades y valores detrás de cada acción.

Tener conocimiento de la cultura es importante para la comprensión del idioma y a su vez, un buen dominio del idioma es necesario para la comprensión positiva de la cultura.

Desarrollo

Nuestro José Martí nos dijo que “Ser culto es el único modo de ser libre” y además nos señaló que “No hay igualdad social posible sin igualdad de cultura”. Por otro lado, nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz nos expresó en el Consejo de la UNEAC que “Sin cultura no hay igualdad posible”. Esa aspiración de igualdad, libertad y de justicia social de todo el pueblo, es lo que lleva e inspira a nuestro Estado Revolucionario a continuar desarrollando una profunda revolución educacional.

Sobre la importancia de la cultura [Arreguir, J.V 1998: 53] plantea al respecto: “No hay educación cívica… que pueda suministrar un basamento neutro a las diferencias culturales”.

El papel activo de la cultura es también analizado en el texto “Problemas. Identidad cultural latinoamericana. Enfoques filosóficos-literarios” [s.a], donde se señala: “Nuestra cultura es una cultura que va rompiendo los encubrimientos a que fue sometida, es una cultura de liberación y lo es por incluir y no excluir”. De ahí que la ausencia del análisis de elementos socioculturales, no permite enriquecer el conocimiento del mundo que nos rodea y por ende el desarrollo de una formación integral.

En tal sentido, se coincide con lo planteado por [Durán, J.A 1998: 48] con respecto de que “… la educación no puede limitar su acción al aprendizaje repetitivo de “pautas” o “patrones”, so pena de perpetuar el transmisionismo centrado en la enseñanza y mantener una posición acrítica frente a la herencia cultural”.

Estos autores nos llevan a reflexionar sobre la importancia de incluir y explotar los conocimientos sobre los avances culturales de la humanidad  para  conformar así la educación de las nuevas generaciones; y  debido a  la prioridad  de  la masificación de la cultura es   necesario  una metodología que posibilite la eficiente utilización de los textos escritos en lengua inglesa para la  formación de una cultura general integral.

el concepto de cultura comprende, además, la esfera de la creación artística, costumbres y tradiciones nacionales, el conjunto de conceptos y representaciones, así como las normas de conducta, lo cual se da en el comportamiento de los miembros que conforman la sociedad en su vida cotidiana y está determinada por las condiciones socio-económicas e ideológicas alcanzadas por dicha sociedad.

Existen diferentes criterios sobre el concepto de cultura. En este trabajo resulta útil, la definición dada por Valdés, S. (1998) quien llama cultura al conjunto de valores materiales y espirituales que ha creado la humanidad a través de los siglos. La cultura material, constituida por los valores materiales, las fuerzas productivas y los vínculos que se establecen entre los seres humanos y la cultura espiritual, representada por los resultados obtenidos en el campo de la ciencia, la técnica, el arte y la literatura. A partir de  la diversidad de definiciones del término cultura,  la  autora de esta investigación  coincide con la definición de cultura general integral  brindada por Lemus Reyes (2004) ‘‘Cultura general integral es una manifestación de la cultura que integra las ideas éticas y patrióticas, las diversas esferas de la cultura, la ciencia, la educación y tiene como fundamento la justicia –categoría primigenia y esencial de la cultura. “

Un elemento importante, que al hablar de cultura no se debe pasar por alto, ya que es parte de ella y que sirve para manifestarse, es el Lenguaje. Diferentes autores son del criterio que el lenguaje es un sistema mediador convencional de signos creados por el hombre en el proceso de transmisión y comunicación de la experiencia histórico-cultural.

Sapir, E. (1949), es de la opinión que el lenguaje es la clave en la estructura de una cultura y expresa:

“El lenguaje es un medio esencialmente de expresión y comunicación entre las personas. De todos los aspectos de la cultura, es justo suponer que el lenguaje fue el primero en recibir una forma altamente desarrollada y que su perfección esencial es un prerrequisito para el desarrollo de la cultura como un todo”.

El lenguaje es un medio para conocer el mundo, atendiendo a que cada lengua es la expresión de la cultura del pueblo o pueblos que la hablan. El lenguaje, como fenómeno social, en su función acumulativa o acopiadora, permite, además, la fijación y conservación de la información sobre la realidad que nos circunda y que es obtenida o alcanzada por todos y cada uno de los miembros de la sociedad.

Díaz, G (2000) manifiesta que “… el principio didáctico de la comunicación activa en lenguas extranjeras presupone la utilización de hechos y situaciones reales, de ahí que la adecuada comunicación es inconcebible sin los conocimientos del país que habla dicha lengua”.

La lengua extranjera permite un acercamiento más directo a los valores culturales pertenecientes al pueblo que habla dicha lengua, y surge así el concepto de la función cultural de la lengua.

El referido autor expresa que dentro de la Metodología de la Enseñanza de Lenguas Extranjeras, la Linguopaisología es el conocimiento del país a través de la lengua que se estudia. Este enfoque linguopaisológico en la enseñanza de lenguas extranjeras, tiene como objetivo garantizar el intercambio cultural y la comprensión recíproca en el acto de la comunicación entre los participantes que pertenecen a diferentes culturas, en otras palabras, posibilitar el acercamiento positivo hacia el país y a su pueblo.

Los trabajos de estos autores permiten afirmar que el profesor de lenguas extranjeras debe interesarse en el estudio de la cultura, ya que si se enseña el idioma sin enseñar al mismo tiempo la cultura en la cual esta se manifiesta, estaremos enseñando símbolos sin significados o símbolos a los cuales el estudiante dará un significado incorrecto.  Los estudiantes acrecientan su propia cultura al aprender otra lengua.

La lectura es una vía fundamental  y útil  en la obtención de conocimientos, enriquece los mismos y educa los sentimientos y voluntad del hombre. A través de ella, el individuo es capaz de entender mejor el medio circundante y puede mantenerse informado sobre los últimos acontecimientos y adelantos del mundo. Hoy en día existen opiniones bastantes generalizadas en afirmar que el proceso de lectura es interactivo y que el significado no es algo que está en el texto, sino que es el resultado progresivo de la construcción que realiza el lector, enfatizándose así el papel constructivo de la comprensión lectora.

Según López, J. L. (1999) la lectura es “(…) un proceso intrapsicológico que se realiza en silencio: saber leer consiste en tratar con los ojos un lenguaje hecho para los ojos.”. En el proceso de lectura hay dos momentos de la asimilación de los conocimientos: el plano interpsicológico y el intrapsicológico,  ambos están implícitos, por lo que el abordarlos  por separado es un reduccionismo científico. La lectura en su componente sensorial incluye el tacto, además de la visión, muestra de ello es el sistema Braille para los ciegos y débiles visuales.

Pipkin, M. (1999) enfatiza que la lectura es una actividad que se realiza en soledad, pero que esto sólo puede afirmarse como norma en relación con los lectores expertos, que son capaces de interactuar con el texto. En cambio, los lectores inexpertos, en los procesos de interacción con el texto, presentan dificultades para interrogarlo, para relacionarlo con conocimientos previos y para buscar la macro estructura del mismo. Es por ello, que la tarea compartida con el docente y con otros estudiantes constituye una práctica de recuperación, donde todos los estudiantes se benefician con situaciones de interacción, pero fundamentalmente los lectores inexpertos.

El proceso de la lectura se materializa en la práctica mediante la utilización de textos, ya sean escritos, orales o mediante los símbolos.

Entre las definiciones del concepto texto se puede plantear la existencia de juicios divergentes desde perspectivas lingüísticas, esto nos conduce a definir este concepto con el objetivo enfocarlo desde una perspectiva didáctica.

Almaguer, B. (1999) define el texto como “… la unidad lingüística que expresa un contenido con un valor semántico dado…”, puede representar las dos variantes del lenguaje; la oral y la escrita; y tiene implícito o explícito valores comunicativos, valores transaccionales o cognitivos y valores artísticos o estéticos. Es decir, el referido autor clasifica el texto desde el punto de vista didáctico en transaccional, interaccional y literario.

Al trabajar con textos se establece un proceso interactivo entre el propio texto y el sujeto. Éste debe aportar sus conocimientos, estrategias y el resultado del proceso es la construcción de una representación de su significado.  El lector utiliza en el acto de lectura sus esquemas y conocimientos previos, realiza las inferencias necesarias y aplica, amplía y enriquece sus conocimientos de vocabulario.

Conclusiones

El estudiante es participante de un contexto sociocultural determinado, donde los que interactúan con él le trasmiten cultura, proporcionándole lo necesario para transformar su entorno físico y social.  El conocimiento de la cultura de los pueblos cuya lengua se está aprendiendo brinda a los estudiantes la posibilidad de establecer las similitudes o diferencias de patrones comparables; por lo tanto se hace necesario el uso  de dimensiones e indicadores para el desarrollo de los conocimientos culturales. Estas dimensiones constituyen el punto de partida del proceso de enseñanza de aprendizaje a través de las habilidades de la lengua, en especial a través de los textos escritos y la comprensión lectora. Las determinaciones de estas dimensiones se precisan en: costumbres, economía, alimentos, folklore, educación-instrucción, literatura, salud, celebraciones, cultura y recreación y formas de vida.

Existen muchas vías a través de las cuales el estudiante puede adquirir información sobre el país al cual pertenece la lengua que estudia, como por ejemplo: radio, TV, películas, revistas, etc. En el proceso de enseñanza-aprendizaje esta información es extraída, principalmente, en los textos utilizados en clases, los cuales enriquecen y perfeccionan el bagaje cultural de los estudiantes.

Se propone la creación e implementación de un modelo didáctico dirigido a los profesores de lenguas extranjeras como una guía en el accionar pedagógico-didáctico para el logro de una cultura general integral en los estudiantes.

Bibliografía

  • Almaguer, L. B. (1998). Tratamiento diferenciado a los distintos tipos de textos   en la etapa inicial de la enseñanza de la lectura del inglés en los Institutos Superiores Pedagógicos. Tesis presentada en opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas. Universidad de Oriente, Santiago de Cuba.
  •  Ayala Ruiz, María Elena (2000): Acciones para la dirección del trabajo       metodológico en el departamento de humanidades de Preuniversitario para la enseñanza aprendizaje de la comprensión lectora. Facultad de Humanidades. ISPH. (Tesis presentada en opción al título académico de Máster en Dirección Científico – Educacional)
  • Díaz, Gerardo (2000). Hacia un enfoque interdisciplinario integrador y       humanístico en la enseñanza del inglés con fines específicos. Tesis doctoral. CEPES, UH, Cuba.
  • Hart, Armando (2003). Cultura general integral. En Granma Internacional Digital. http//www.Granma.cu. Consultado el 4 de mayo del 2017.
  • Lemus reyes F. (2004) Modelo didáctico para posibilitar el desarrollo cultural general integral de los estudiantes no filólogos de los ISP a través de los textos escritos en lengua inglesa. (Tesis en opción al grado académico de máster en ciencias historia y cultura en cuba)
  • López Eubio, José Luis (1999). La pedagogía de la lecturización. Cuadernos de Pedagogía 175.
  • Morales Betancourt, Alberto (1999): Modelación de factores posibilitadores para dirigir el aprendizaje de la habilidad de comprensión lectora. (Tesis presentada en opción al título de Máster en Educación Superior)
  • Pipkin Embón, Mabel (1999). Diálogo con  el texto. En comprensión y producción de textos académicos: expositivos y argumentativos de María Cristina Martínez. Cátedra UNESCO para la lectura y la escritura en América Latina (pp. 95-99.)
  • Problemas e Identidad Cultural latinoamericanas. Enfoques filosóficas literarios. (1994) Colectivo de autores. Selección Enrique Uberta Gómez. Editorial Académica, La Habana.
  • Rodrígues Morell, Jorge Luis (2001). Hacia una estrategia pedagógica para el desarrollo de autocontrol en la formación de comunicadores multi e interculturales. En Revista Cubana de Educación Superior Vol 21 No 2.
  • Sapir, E. (1949). Cultura, lenguaje y personalidad.
  • Valdés, S. (1998). Lengua nacional e identidad cultural del cubano. Editorial Ciencias Sociales, La Habana.
  • Velazco, H. M. (1995). Lectura de antropología social y cultural. p 201.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Galarraga Douglas Yamila. (2017, octubre 9). Cultura General Integral en las Clases de Inglés. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/cultura-general-integral-las-clases-ingles/
Galarraga Douglas, Yamila. "Cultura General Integral en las Clases de Inglés". GestioPolis. 9 octubre 2017. Web. <https://www.gestiopolis.com/cultura-general-integral-las-clases-ingles/>.
Galarraga Douglas, Yamila. "Cultura General Integral en las Clases de Inglés". GestioPolis. octubre 9, 2017. Consultado el 22 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/cultura-general-integral-las-clases-ingles/.
Galarraga Douglas, Yamila. Cultura General Integral en las Clases de Inglés [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/cultura-general-integral-las-clases-ingles/> [Citado el 22 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de peronimo en Flickr
DACJ