Construcción de la Imagen Corporativa. La identidad de tu emprendimiento

Ahora que has decidido dar el gran paso de establecer tu empresa, bienvenido al mundo del emprendimiento, si ya tienes la visión de cuál va a ser la cara externa de tu empresa o su identidad corporativa para crear ese nexo con los clientes, pero no tienes las herramientas para plasmarlo, necesitas de la ayuda de un diseñador gráfico o de un publicista.

El objetivo principal de una buena imagen corporativa para un emprendimiento es crear una conexión directa con tus potenciales clientes, lograr que al observarla se sientan identificados con tu marca y con la filosofía de tu empresa, para que cada vez que la vean sientan esa necesidad de comprar tu producto o contratar tus servicios y con mayor frecuencia recomienden tus productos a sus círculos sociales.

Este objetivo es simplemente aplicable para cualquier tipo de emprendimiento, sin importar el tamaño de la empresa ni el mercado en el que se esté desarrollando, una imagen corporativa adecuada para cada tipo de mercado va a proyectar una imagen profesional y de calidad tanto de los productos o servicios como de la empresa y la va a diferenciar de sus competidores.

La construcción de una imagen corporativa es un proceso que puede llevar años en realizarse y muchos más en implementarse y mantenerse vigente en la mente de los consumidores, entre las grandes marcas a nivel mundial podemos citar a Coca Cola, Sony, Samsung, Nike, Amazon, Apple, Adidas entre otras.

Una de las estrategias que ha llevado al éxito a estas marcas en el campo comunicacional sin duda alguna es su estrategia de comunicación multicanal, ya que atienden a sus clientes a través de todas las vías de comunicación existentes, lo que permite al usuario realizar pedidos desde un ordenador y poder gestionar cambios de tallas o colores desde una app o en una tienda física ubicada en tu ciudad.

A continuación vamos a ver la construcción de una imagen corporativa en tres sencillos pasos:

1. Determinación del Nombre.

Por lo general cuando estamos en el proceso de desarrollo de la idea de emprendimiento ya está dando vueltas en nuestra cabeza y es lo más normal, pero debemos respondernos con toda la sinceridad del caso si realmente estamos seguros del nombre, éste no tiene que ser rebuscado ni mucho menos difícil de recordar, por el contrario el nombre debe ser de fácil identificación.

Luego de pasarlo por varios procesos de análisis hemos definido el nombre para nuestro emprendimiento, un nombre único y original pero ese es solo el primer paso y con solo el nombre no alcanza para crear una verdadera imagen corporativa, el público necesita mayor orientación sobre la actividad que desarrolla tu marca por lo que debemos apoyarlo con un eslogan que pueda despejar dudas, una vez que la marca se haya posicionado en el mercado podrás cambiarlo o modificarlo en el camino.

2. Creación de Logotipo

Una vez definido el nombre y el slogan de tu emprendimiento debes concentrar tus esfuerzos en crear un elemento gráfico que sintetice tu negocio, un logotipo que va a convertir el nombre de tu emprendimiento en tu marca. La creación de un logotipo no es tarea fácil se deben analizar varios factores, entre ellos el más importante, que tu logotipo comunique de manera acertada la actividad de tu emprendimiento, caso contrario no sería un trabajo efectivo y sobre todo un logotipo debe ser simple y sin complicaciones para que pueda ser insertado fácilmente en la memoria de los consumidores, para ello debes utilizar las tipografías adecuadas para los diferentes campos en los que se desarrollan las empresas puesto que todos los tipos de letra no funcionan igual.

3. Aplicación de Colores

Ya que has escogido con mucho trabajo el nombre, eslogan y tipografías para tu logotipo debes cerrar con broche de oro la construcción de tu identidad corporativa, la elección del color o los colores que van a darle vida a tu imagen corporativa deben ser escogidos de manera profesional en base a la “Teoría del Color” de Goethe que determina la relación de los colores con diversas emociones en el ser humano y las asocia rápidamente con una marca sin necesidad de que aparezca su nombre. Pero para poder lograr este efecto en la mente de los consumidores deben pasar años, por ahora en la etapa inicial de tu emprendimiento debes mostrar todos los elementos juntos para empezar a ser reconocible.

La correcta elección del color de tu logotipo va a marcar tu identidad, los tonos vivos por ejemplo denotan modernidad, mientras que los tonos oscuros por el contrario transmiten calma, tranquilidad y elegancia aunque destaquen menos, debes escoger un color principal que identifique a tu empresa con el nicho de mercado al que está enfocado y luego se complementará con una gama de colores que vaya acorde a las características de la empresa.

Para que un logotipo tenga buenos resultados debe cumplir con dos requisitos muy importantes: Originalidad y Aplicabilidad.

Originalidad para que pueda ser recordado y pueda conquistar a tus clientes potenciales.

Aplicabilidad para poder usarse correctamente sobre todos los soportes de tu imagen corporativa, desde una tarjeta de presentación hasta un bolígrafo impreso o en una camiseta sin perder ningún detalle al cambiar los tamaños del mismo. Es muy importante que adicional a tu logotipo a colores dispongas de una versión monocromática de tu logotipo a blanco y negro y siempre disponer de versiones digitalizadas del logo en formatos exportables.

Luego de establecer las bases de la imagen corporativa de tu empresa debes determinar qué elementos vas a utilizar según tus necesidades, facturas, hojas membretadas, tarjetas de presentación, carpetas, camisetas, gorras, letreros, entre tantos otros productos, teniendo siempre en cuenta que no todos los elementos de tu imagen corporativa van a ser iguales, por tanto, no todos tendrán los mismos datos y deberán ser adaptables a la forma de cada elemento teniendo que algunas veces agregar o suprimir datos según sea el caso.

Al saber que estás creando la imagen de una marca, es importante que todo guarde coherencia, para ello te recomiendo armar un pequeño manual de identidad corporativa donde se detallen las principales guías de estilo de tu marca, la tipografía utilizada y la colorimetría que se debe utilizar para que toda la imagen corporativa guarde armonía de comunicación.

Crear la identidad corporativa de tu emprendimiento no tiene que ser angustioso ni complicado, diviértete y desarrolla tu creatividad para hacerlo, es el inicio de tu empresa y debes tener toda la motivación para estructurarla. Arranca con entusiasmo por el camino del éxito.

 

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Contrera Zambrano Ángel. (2018, junio 5). Construcción de la Imagen Corporativa. La identidad de tu emprendimiento. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/construccion-de-la-imagen-corporativa-la-identidad-de-tu-emprendimiento/
Contrera Zambrano, Ángel. "Construcción de la Imagen Corporativa. La identidad de tu emprendimiento". GestioPolis. 5 junio 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/construccion-de-la-imagen-corporativa-la-identidad-de-tu-emprendimiento/>.
Contrera Zambrano, Ángel. "Construcción de la Imagen Corporativa. La identidad de tu emprendimiento". GestioPolis. junio 5, 2018. Consultado el 17 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/construccion-de-la-imagen-corporativa-la-identidad-de-tu-emprendimiento/.
Contrera Zambrano, Ángel. Construcción de la Imagen Corporativa. La identidad de tu emprendimiento [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/construccion-de-la-imagen-corporativa-la-identidad-de-tu-emprendimiento/> [Citado el 17 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de novecentino en Flickr
DACJ