Consejos para desarrollar la fuerza de voluntad

  • Autoayuda
  • 2 minutos de lectura

La vida es una serie de sucesivas experiencias de aciertos y fracasos. Vamos tras de lo que vemos como necesario o significativo y en esa andar una de las potencias más importantes que debe desarrollar el ser humano es la fuerza de la voluntad.

Existe un impulso en los seres humanos a crecer, a avanzar, a desarrollarse. Sea que dicho impulso se deba a causas biológicas o culturales, lo cierto es que experimentamos una intensa curiosidad y una permanente insatisfacción, y estos ingredientes nos mueven hacia nuevos objetivos con afán a veces sorprendente.

Ese deseo de modificar la realidad y consolidar formas de vida más gratificantes, demanda ciertos requisitos; uno de los cuales, diría que indispensable, es la fuerza de la voluntad.

La voluntad es una forma de deseo concentrado y firme. La defino concretamente, como la capacidad de saber esperar y de saber insistir, a pesar de las adversidades. De manera que eso que es un recurso necesario y poderoso que complementa la iniciativa.

Si no es usted una persona que se caracterice por tener una voluntad férrea y tiene por costumbre comenzar proyectos y dejarlos inconclusos, tendrá en este escrito algunas sugerencias que me permito ofrecerle para que intensifique su capacidad de sostén, de remate en cuanto a la energía del logro personal. ¿Qué hacer?.

  • Defina sus objetivos: elija lo que desea lograr y trate de que esos objetivos, es decir los resultados que desea alcanzar, tengan plazos establecidos y sean acordes con sus valores, para evitar ir tras de una meta que le avergüence o le incomode.
  • Conozca los beneficios: No hay voluntad sin motivación. Para motivarse, nada mejor que saber lo que ganaremos con los logros que obtendremos. Asegúrese de saber cómo se beneficiará del logro de cada objetivos, y eso lo mantendrá estimulado.
  • Active su iniciativa: Muchas personas formadas en una educación religiosa o excesivamente moral, tiende a esperar que los logros aparezcan por sí solos. Si no hay semilla no hay fruto. Siempre sus semillas, toque las puertas, visite a las personas que tienen el poder de acercarle a sus sueños. No se siente a esperar. De un primer paso.
  • Enfóquese: el mundo es una mar de distracciones permanentes. Para tener éxito, para lograr lo que se ha planteado, debe concentrarse, enfocarse, quitarse de encima los ladrones de tiempo, que en su ociosidad van tras de otros para no aburrirse. Atienda visitas o llamadas cuando usted lo considere adecuado, diga “por ahora no puedo, gracias”, valore su tiempo y ganará horas de gran valor para lo que se ha planteado lograr.
  • No se dé excusas: Evite darse excusas. No se engañe. Confronte esa terrible costumbre y avance, avance, aunque por momentos no se sienta bien. No hay premio sin esfuerzos.
  • Planifique tareas: Un camino largo se recorre un paso a la vez. El camino hacia el éxito está lleno de pequeñas tareas. No descuide los detalles ni lo que parece insignificante. Cada tarea es un avance, cada ladrillo es parte del edificio.
  • Tenga paciencia: Todo tiene su ritmo y hay cosas que no se pueden apresurar. No podrá parir un hijo en tres meses ni hacer por la fuerza que la semilla germine. Recientemente inventé un refrán para ayudarnos a captar mejor la idea: “A cada boca, cuando le toca”. Hay que saber esperar.
  • Tenga perseverancia: así como la paciencia es el arte de saber esperar, la perseverancia es el arte de saber insistir. No deje que las personas y los contratiempos lo desanimen fácilmente. Aunque no podemos lograrlo todo, lo que no se nos brinda hoy se nos brinda mañana. Recuerde que cada día es nuevo y el mundo de hoy es diferente al de ayer. Insista.
  • Busque apoyo: Hay objetivos difíciles de lograr sin ayuda. En ocasiones conviene buscar el apoyo de un amigo, un profesional o un grupo. Pida ayuda y no espere que sea gratis. Acepte la ley de que todo tiene un precio.

Si sigue usted estas indicaciones creará un hábito en una pocas semanas. Es posible aprender a avanzar en caminos de piedras y en momentos lluviosos. Estudie estos postulados, póngalos en práctica y su éxito estará asegurado. Gracias por leerme.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Yagosesky Renny. (2009, noviembre 3). Consejos para desarrollar la fuerza de voluntad. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/consejos-para-desarrollar-la-fuerza-de-voluntad/
Yagosesky, Renny. "Consejos para desarrollar la fuerza de voluntad". GestioPolis. 3 noviembre 2009. Web. <https://www.gestiopolis.com/consejos-para-desarrollar-la-fuerza-de-voluntad/>.
Yagosesky, Renny. "Consejos para desarrollar la fuerza de voluntad". GestioPolis. noviembre 3, 2009. Consultado el 16 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/consejos-para-desarrollar-la-fuerza-de-voluntad/.
Yagosesky, Renny. Consejos para desarrollar la fuerza de voluntad [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/consejos-para-desarrollar-la-fuerza-de-voluntad/> [Citado el 16 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de dangerouslyfit en Flickr
DACJ