El conocimiento como prerrequisito para la transformación

Diego Luis Córdoba: “Por la ignorancia se desciende a la servidumbre, por la educación se asciende a la libertad”.

“Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo pero de lo que se trata es de transformarlo.”, Marx: Tesis sobre Feuerbach, núm. 11.

Muchos jóvenes y algunos no tan jóvenes, cansados de la habladuría y la charlatanería que jamás llega a producir ningún hecho concreto que transforme realmente, cometen el error de malinterpretar esta frase de Marx, y caen en la tentación de olvidarse del mundo de la teoría y van en forma directa al mundo de la acción, lanzando flechas y dando tumbos sin lograr aceptar y entender que están personificando la contradicción entre lo que dicen y lo que hacen, sin lograr entender y tomar conciencia del daño que están causando.

Sí, como si toda teoría fuera sólo interpretación banal y romántica del mundo y como si toda acción implicara, per se, una transformación garantizada de éste.

Mi estimado lector, no puede existir una real transformación sin un conocimiento previo de la realidad que se quiere transformar, sin un conocimiento previo de cómo ella está organizada, cuáles son sus leyes de funcionamiento, su cinética y desarrollo, qué fuerzas sociales internas y externas, existen para realizar los cambios, que variables están a favor y cuales en contra, con que intensidad y a que nivel del bloque histórico se quiere la transformación planteada, es decir, dicha transformación nunca cristalizará sin un conocimiento real y científico de ella; bueno, perdón, quizás, tal vez, quien sabe, probablemente necesitamos siglos y serán los hijos de nuestros hijos quien, en el mejor de los casos, verán algo que pueda indicar la llegada de algún día, de la transformación que soñó su abuelo o su tatarabuelo.

Mi estimado joven, por favor, necesaria y obligatoriamente se debe estudiar y analizar la teoría para lograr tener el cúmulo de conocimiento y con él, las herramientas necesarias para lograr en primer lugar, estudiar, entender y analizar la situación actual, acto seguido, estudiar, conocer y tomar conciencia de la transformación que queremos realizar, paso siguiente, analizar los riesgos, los pro y los contra para luego, y solo para luego entonces, plantear las posibles acciones a realizar a fin de cristalizar con éxito dicha transformación.

Te has preguntado alguna vez cuantas y cuales teorías fisicoquímicas, físicas, mecánicas, electrónicas y matemáticas se deben tener en cuenta para explicar cómo un vehículo se puede desplazar de un punto a otro, tienes ideas del cúmulo de teorías que son requeridas para explicar como puedes comunicarte con tu amigo a través de un celular, como funciona el televisor, cuantas y cuales teorías están detrás de una propaganda, qué teorías están presentes en el proceso de aprendizaje, que teorías explican el comportamiento grupal, que teorías te permiten entender el comportamiento organizacional, qué teorías debes tener presentes a la hora de diseñar e implantar un cambio dentro de la organización, cuantas y cuales teorías están detrás de los términos: Liderazgo, Gerencia, Conocimiento, Capacitación, Entrenamiento, Planificación, Organización, Proyecto, Objetivo, Indicadores, Transición, Capitalismo, Socialismo, etc., etc., etc.

Bueno, no te desanimes, no todo está perdido, contamos con otra opción, simplemente “como vaya viniendo vamos viendo” y por qué no, corramos la arruga y déjemelos para después, porque eso de las teorías no es contigo, no es conmigo, es solo para científicos y no para nosotros los mortales que sabemos hacer bien las cosas.

Mi estimado amigo, animo, levanta la mirada, a estudiar, a estudiar y seguir estudiando, a planificar y llevar a la praxis, ese cúmulo de conocimiento que aprendiste para así ver, todos tus sueños hechos realidad.

Coraje, nosotros, el mundo, todos necesitamos de tu ayuda, por favor, no la des a medias, no la des incompleta que nos puedes enredar y empeorar la situación, dánosla como se debe y con calidad, ayúdanos a mejorar.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Tarantino Salvatore. (2012, diciembre 14). El conocimiento como prerrequisito para la transformación. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/conocimiento-prerrequisito-para-transformacion/
Tarantino, Salvatore. "El conocimiento como prerrequisito para la transformación". GestioPolis. 14 diciembre 2012. Web. <https://www.gestiopolis.com/conocimiento-prerrequisito-para-transformacion/>.
Tarantino, Salvatore. "El conocimiento como prerrequisito para la transformación". GestioPolis. diciembre 14, 2012. Consultado el 26 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/conocimiento-prerrequisito-para-transformacion/.
Tarantino, Salvatore. El conocimiento como prerrequisito para la transformación [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/conocimiento-prerrequisito-para-transformacion/> [Citado el 26 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de abee5 en Flickr
DACJ