La concepción de los modelos en las ciencias sociales

  • Economía
  • 4 minutos de lectura

Desde un punto de vista epistemológico, la economía hace parte de las ciencias reales, o sea, naturales y sociales, mas no forma parte de las ciencias formales, como la semántica y la matemática. Ya dentro de las ciencias naturales y sociales, encontramos diferencias fundamentales, sin embargo, utilizan procedimientos comunes para llegar a diferentes grados de abstracción científica. Estos son: el conocimiento, la inducción y la deducción.

La base y punto de partida del conocimiento científico es la experiencia, pero ésta se valida a través de nuestra conciencia, la cual observa la totalidad de la naturaleza.

En pocas palabras, las observaciones empíricas, experimentales y no experimentales, desempeñan un papel decisivo en el desarrollo de las ciencias.

Dos de los conceptos de las ciencias naturales y sociales que más discusión han generado respecto a su significado dentro del proceso de elaboración del conocimiento científico son los términos modelo y teoría. El primero es introducido al vocabulario por la escuela Lógico – empírica del conocimiento, claro está que el sentido con el que esta escuela entiende el concepto de teoría y modelo es diferente del contemporáneo utilizado por economistas y econometristas.

Según la Escuela Lógica – empírica, las teorías son afirmaciones universales, entendiéndose por teoría, sistemas axiomáticos referidos a ciencias empíricas, en el sentido de que los axiomas deben considerarse aquí como hipótesis con base empírica. De esta manera, encontramos que los axiomas o postulados no son necesariamente una verdad evidente en sí misma. Los axiomas pueden ser vistos como hipótesis científicas o empíricas y como simples convenciones o definiciones implícitas. Así que, para que un sistema teórico sea considerado como un sistema axiomático, los axiomas deben cumplir con lo siguiente:

  • Consistencia interna
  • Independencia
  • Ser suficientes
  • Ser necesarios

Esta escuela exige de toda teoría el doble requisito de ser comprobable y de pasar las pruebas de falsificación.

Si los axiomas sólo se toman como convenciones, sin ningún contenido empírico, entonces la Escuela Lógico – empírica se refiere a este tipo de sistema axiomático como un modelo. El modelo es entendido así como una construcción puramente teórica.

Desde otro punto de vista la economía, y otras ciencias sociales, han girado en cuanto al significado de teoría y modelo hacia las ciencias naturales. Es decir, que se acepta la teoría como una estructura lógica, un sistema deductivo, con requisitos de hipótesis y tesis, que no debe ser sometido a pruebas de falsificación; en cambio modelo es una construcción teórico – empírica, que debe cumplir con requisitos de lógica y empírica, validez y generalidad.

Los modelos en las ciencias naturales son siempre de alcance limitado en el tiempo y en el espacio, es decir, que se aplican estas restricciones a un período del tiempo y a un lugar, lo que condiciona su generalidad y validez, características estas de la historicidad de las ciencias sociales.

Comparando las dos exposiciones anteriores, encontramos que aunque hay coincidencia en distinguir un modelo de una teoría, sus enfoques son diferentes. La escuela Lógico – empírica considera la teoría científica como una construcción hipotética – deductiva, que utiliza las reglas semánticas como instrumentos de interpretación de sus cálculos, postulados y teoremas cundo los fenómenos son directamente observables, o utilizando reglas de correspondencia cuando se trata de propiedades abstractas.

De esta manera, un modelo lógico para una teoría basada en axiomas es un grupo ordenado de expresiones donde los postulados de la teoría son satisfechos. La teoría es vista siempre como un conjunto de afirmaciones de validez universal y los modelos científicos tienen el sentido dado por la lógica matemática.

Al contrario de los anteriores, los científicos sociales consideran las teorías como construcciones lógicas de validez universal sólo desde el punto de vista de su estructura lógica, mas no de sus regularidades empíricas. En cambio los modelos son construcciones en las que se distingue una parte teórica y una parte empírica.

Estos constituyen un sistema axiomático en el que se aceptan hipótesis empíricas o convenciones.

Los modelos en las ciencias sociales ayudan a entender y desarrollar una teoría pero más allá de eso son un instrumento fundamental para la aceptación, modificación y construcción de una teoría desde el punto de vista de su validez empírica.

Ya que hemos podido unir la teoría y los hechos observados en un modelo, podemos plantear una política a seguir, al combinarlo con algunos objetivos; sin embargo los sujetos son quienes toman las decisiones de los objetivos, siendo responsabilidad de los cientistas la construcción del modelo. La combinación de una política con un conjunto de procedimientos administrativos permite la formulación de un plan, el cual nos dice cómo lograr nuestras políticas. En este punto, los controles administrativos públicos y privados entran en escena, y se enfrenta la coyuntura real del momento y del espacio, lo cual lleva a una nueva experiencia sobre el aspecto de la vida económica y se inicia nuevamente el círculo.

La anterior fue una corta exposición de las bases fundamentales sobre las cuales las ciencias sociales han podido construir sus teorías y modelos. Cabe anotar que los primeros modelos que se construyeron, pese a lo contrario que se pueda pensar resultaban ser concepciones teóricas, construcciones lógicas, que exigían de supuestos muy fuertes para que se pudieran considerar. Ejemplo de este tipo de modelos es la competencia perfecta.

Sin embargo surgen nuevas ideas que introducen los conceptos estadísticos dentro de la modelaron. Estos nuevos intentos tratan de explicar una realidad cercana tal como es.

En pocas palabras se acepta la probabilística y la medición estadística en el análisis. Ejemplo de esto son los estudios de Joan Robinson sobre competencia imperfecta.

Econometría Básica segunda edición., Damodar Gujarati, McGraw-Hill, Bogotá 1981

Introducción a la Econometría octava edición, Camilo Dagum, Siglo XXI Editores. México, 1981.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Guerrero Marín Manuel Andrés. (2001, julio 20). La concepción de los modelos en las ciencias sociales. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/concepcion-modelos-ciencias-sociales/
Guerrero Marín, Manuel Andrés. "La concepción de los modelos en las ciencias sociales". GestioPolis. 20 julio 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/concepcion-modelos-ciencias-sociales/>.
Guerrero Marín, Manuel Andrés. "La concepción de los modelos en las ciencias sociales". GestioPolis. julio 20, 2001. Consultado el 16 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/concepcion-modelos-ciencias-sociales/.
Guerrero Marín, Manuel Andrés. La concepción de los modelos en las ciencias sociales [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/concepcion-modelos-ciencias-sociales/> [Citado el 16 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de genue-luben en Flickr
DACJ