Cómo hacer un análisis financiero usando ratios y sistema dupont - GestioPolis

Cómo hacer un análisis financiero usando ratios y sistema dupont

  • Finanzas
  • 34 minutos de lectura

ANÁLISIS FINANCIERO INTEGRAL

1.1 Medición del desempeño financiero ratios e índices financieros

Los ratios “son relaciones relevantes entre dos magnitudes, simples o agregadas, cuyo cociente resulta más significativo que cualquiera de ellas por separado”.

como-hacer-un-analisis-financiero-usando-ratios-y-sistema-dupont

Por ejemplo, el saber que una empresa tiene un Activo Circulante de 200 y un Pasivo Circulante de 100, no nos aporta mucha información, en cambio si calculamos el cociente Activo Circulante / Pasivo Circulante , comprobamos que dicha empresa tiene un índice de liquidez positivo. Constituyen así una forma útil de recopilar grandes cantidades de datos financieros y comparar la evolución de las empresas.

Las proporciones cuantifican muchos aspectos del negocio, pero no son generalmente usadas en el aislamiento de las declaraciones financieras, pero son consideradas una parte integrante del análisis financiero. Los resultados de una proporción dan ocasión a la pregunta «¿por qué?»; el análisis adicional es necesario para contestar. Los ratios tienen en cuenta comparaciones:
– entre compañías,
– entre industrias,
– entre períodos de tiempo diferentes de una compañía y
– entre una compañía y el promedio de industria.

1.2 Análisis de razones financieras

Principales ratios utilizados

Los principales ratios que se analizarán dependen de cuatro variables: Activo,

Recursos Propios (Capital), Ventas y Utilidad.
A través de estas cuatro variables, se pueden obtener los ratios de rendimiento, rentabilidad, margen, apalancamiento y rotación.

Grafico 1.1

1.2.1. Los Ratios Financieros

El análisis con ratios tiene como punto de partida los estados financieros. Dicha documentación ha de ser depurada convenientemente para que refleje el auténtico estado real de la empresa. Por ejemplo, no se deberían considerar aquellos resultados consecuencia de actividades extraordinarias de la empresa, porque de cara a tomar decisiones no podemos basarnos en resultados que no sean habituales. De la misma forma es necesario eliminar del balance determinadas partidas que reflejan situaciones que ya no tienen trascendencia de cara a la gestión.

1.2.1.1.- Ratios de Balance de Situación

Los ratios que incluyen cifras de Balance se suelen calcular con datos medios, es decir, con la media entre el cierre del ejercicio anterior y el del actual, de forma que se elimina parcialmente la volatilidad del cierre de un ejercicio.

Hay bastantes referidos a la situación a corto plazo de la empresa, ya que es ahí donde puede existir un mayor riesgo coyuntural no controlado por las estimaciones a largo plazo. Los más importantes podrían ser:

• Fondo de Maniobra sobre Ventas: El fondo de maniobra es la diferencia entre Activo Circulante y Pasivo Circulante , es decir, la posición a corto plazo de la empresa. Al medirlo sobre ventas da una idea de la eficacia con la que se utilizan los activos, y la importancia de los mismos a la hora de generar la cifra de ventas. Un nivel en el entorno del 15 por ciento es razonable.

• Fondo de Maniobra sobre Activo Circulante: Parece que en cierto modo es darle vueltas al mismo concepto, pero lo que intenta este ratio es interpretar el grado de cobertura del propio fondo de maniobra. Un fondo de maniobra positivo de 100 millones parece bastante elevado, pero si proviene de un Activo Circulante de 1,2 billones y un Pasivo Circulante de 1,1 billones, pierde relevancia.

• Apalancamiento: Mide la situación de endeudamiento de una empresa. Sólo se considera la deuda con coste y se puede medir sobre el Activo total o sobre los recursos propios. En ambos casos, se trata de dar una medida relativa de dicho endeudamiento, evitando las cifras absolutas. Así, un endeudamiento del 70 por ciento sobre total Activo refleja una empresa con una situación de endeudamiento elevada que seguro en cuenta de resultados presenta una cifra de gastos financieros alta.

• Deuda con coste sobre Pasivo: Este ratio intenta dar a conocer el porcentaje de Pasivo exigible que tiene coste. Puede haber empresas con cifras de Pasivo exigibles muy elevadas que se deban tan sólo a una posición con proveedores muy fuerte, pero

sin acarrear coste alguno en cuenta de resultados (en las constructoras, el pago tardío de la Administración provoca que aumenten el Pasivo sin coste para financiarse).

• Rotaciones: Es una forma de analizar la rapidez o lentitud de una empresa en cobrar, pagar o liquidar inventarios; esta capacidad tendrá su reflejo en la posición de fondo de maniobra o de necesidades operativas de fondos (NOF).

• Rotación de Cuentas a Cobrar: Se calcula como ventas sobre el saldo medio de clientes al inicio y cierre del ejercicio. Viene a reflejar la rapidez con la que se cobran (rotan) las cuentas a clientes.

• Rotación de Cuentas a Pagar: Se calcula como coste de los productos vendidos (lo que se resta a ventas para obtener el margen bruto, que contiene el coste de las materias primas) sobre el nivel medio de proveedores en el ejercicio, y también refleja la prontitud en el pago a proveedores.

• Rotación de inventarios: Se calcula como coste de los productos vendidos sobre el nivel medio de existencias en el ejercicio. Este ratio refleja la cantidad de veces que rotamos las existencias. Niveles elevados de rotación deberían ser positivos, aunque suponen un mayor coste de producción en un entorno inflacionista, eliminan riesgos de obsolescencia, al tiempo que impiden la paralización de un nivel elevado de fondos en este tipo de Activo Circulante. A partir de este ratio se pueden obtener otros muchos como tiempo necesario de producción, días de inventarios, etc.

La comparación entre cuentas a cobrar y a pagar nos da una idea de la estrategia de la empresa en la gestión de la tesorería/Circulante . Si una compañía rota sus cuentas a cobrar 4,5 veces al año y la de a pagar 3 veces, obtendrá ingresos financieros de esta gestión; la situación contraria genera gastos financieros.

• Circulante (Current ratio): El ratio de circulante se utiliza también para analizar la situación de la empresa a corto plazo en términos de liquidez. Nos permite valorizar el grado de solidez financiera que tiene una empresa, comparando sus recursos con sus compromisos u obligaciones. Mientras mayor sea el activo corriente que el pasivo corriente, la empresa tendrá más holgura para el pago de las deudas, aunque cocientes demasiado altos pueden ser perjudiciales por que denotan la existencia de activos grandes con relación a volúmenes de negocios pequeños. Este cociente proporciona la cantidad del activo y no su calidad, encerrando riesgos del tipo: mercaderías dañadas o de segunda mano, pasadas de moda, etc. y cuentas por cobrar incobrables. La relación 2 x 1, es decir que existan dos recursos liquidables por cada uno de deuda, es un índice de situación financiera tranquila, para la mayoría de los negocios, en condiciones normales.
Se define como Activo Circulante sobre Pasivo Circulante.

Current ratio = Activos Circulantes
Pasivos Circulantes

• Prueba Acida (Acid Test Ratio): Es un ratio todavía más a corto plazo, ya que intenta incluir tan sólo lo que es muy líquido de la empresa. Se define como tesorería e inversiones financieras temporales sobre Pasivo circulante. De esta forma se analiza la situación de caja de la empresa. Los valores suelen ser muy bajos (0,1-0,05), ya que la empresa intenta maximizar sus fondos a corto plazo.

Acid Test Ratio = Caja + Inversiones Financieras + Cuentas por Cobrar
Pasivos Circulantes

• Tasa de Amortización Acumulada: Porcentaje del inmovilizado material bruto ya amortizado. Es importante para estudiar la política de una empresa a la hora de dar más beneficios a través de un menor dotación en cuenta de resultados; en este caso se podrá observar que la amortización acumulada es baja y que, por lo tanto, deberá hacer un esfuerzo en el futuro, lo que puede hacer aparecer partidas extraordinarias negativas en resultados por obsolescencia. Poder saber los planes de inversión futuros es también otra de las finalidades de este ratio.

1.2.1.2.- Ratios de la Cuenta de Resultados.

En algunos casos relacionan datos de cuenta de resultados con balance. Los principales serían los siguientes:

• Cash-Flow sobre Deuda: da una idea de los fondos generados sobre el nivel de deuda que tiene la sociedad. En la medida que acerquemos este cash flow al cash flow libre, podrá suponer la capacidad anual que tiene la compañía para devolver parte de la deuda con coste.

• Gastos Financieros sobre UAII (Utilidad antes de intereses e impuestos): También llamado cobertura de los gastos financieros. La idea es estudiar hasta qué punto la cuenta de resultados «vive» para pagar la deuda de la sociedad. Ratios superiores a la unidad suponen que más de lo obtenido por la actividad típica de la empresa se destina a remunerar su deuda.

• Tasa de Amortización: Se calcula como el peso de la dotación de amortización sobre el inmovilizado material bruto medio. Viene a representar la parte que se amortiza anualmente y está muy relacionado con lo mencionado en el ratio de amortización acumulada.

• ROE (Return on Equity): Rentabilidad. Uno de los ratios más utilizados y más significativos para el análisis. Se mide como la Utilidad Neta distribuible sobre la cifra media de Recursos Propios. En definitiva, es la rentabilidad que obtienen los accionistas (Utilidad Neta) de los fondos invertidos en la sociedad (recursos propios). La rentabilidad, es para las empresas lucrativas, el ratio más importante ya que mide la Utilidad Neta generada en relación a la inversión de los propietarios de la empresa.

A medida que el valor del ratio de rentabilidad sea mayor, mejor será esta. En cualquier caso, como mínimo ha de ser positiva, aunque por convención se suele señalar que un ROE por debajo del 4 por ciento de forma continuada eliminando efectos cíclicos significa que el accionista está perdiendo dinero, ya que invertido en Letras no tendría ningún tipo de riesgo y además obtendría aproximadamente lo mismo.

Aún se pueden hacer descomposiciones mayores de la Rentabilidad.
En la descomposición siguiente se divide la rentabilidad en cinco ratios al multiplicarla por Ventas/Ventas, Activo/Activo, UAII/UAII y UAI/UAI.

Con esta descomposición, se puede explicar la rentabilidad a partir de la rotación, el margen, el apalancamiento financiero y el efecto fiscal.

• ROI (Return on Investment): Rendimiento. Es el mismo concepto pero medido sobre Activos totales medios. La idea es analizar la rentabilidad de esos Activos y el nivel de infraestructura de la empresa; en muchas ocasiones, una pobre dotación de Activos merma la capacidad de generar beneficios. El estudio del rendimiento permite conocer la evolución y las causas de la productividad de activo de la empresa.
Cuando mas elevado sea el rendimiento mejor por que indicará que se obtiene mas productividad del Activo. La caída del ratio de rendimiento significa que esta empresa pierde productividad de su Activo.

ROI = Utilidad antes de Impuestos e Intereses
Activo Total
Para aumentar el rendimiento se habrá de aumentar el precio de venta de los productos y/o reducir los costes y así se conseguirá que el ratio del margen suba. Multiplicando por Ventas / Ventas y ordenando términos, tenemos:

Desde este punto de vista hay dos vías muy diferenciadas para aumentar el rendimiento:
– Mejorar el rendimiento a través de productos de gran calidad que podrían venderse a precios elevados y aunque tuviesen una baja rotación generarían un buen margen.
– La alternativa contraria sería ajustar los precios de venta para vender el máximo número de unidades que permitirían una elevada rotación que compensaría el escaso margen.

• Margen Operativo (%): Es el margen operativo medido sobre el nivel de ventas. Se trata de calcular la rentabilidad, en porcentaje, de la actividad operativa de la empresa, sin considerar aspectos financieros.

• Extraordinarios sobre UAII: El peso de extraordinarios nunca debería ser superior a la unidad salvo en ejercicios excepcionales y puntuales. Este tipo de ratios es específicamente útil en sectores como el bancario, en el que su generación puede ser elevada.

• Capitalización Bursátil sobre Ventas: Es una forma de relacionar la cotización con la actividad de la empresa. Niveles extremos deberían encender una luz de alarma, bien porque la empresa está dotada de una estructura demasiado grande para su nivel de ventas, con lo que la rentabilidad de los Activos será baja, o bien porque la empresa cotiza barato, con lo que será una buena oportunidad de comprar.

• Utilidad Neta sobre Ventas: La rentabilidad de los ingresos después de todas las cargas de la cuenta de resultados. Los niveles medios oscilan dependiendo de los sectores a los que nos refiramos. No es de los ratios más utilizados, aunque da una idea general sobre la rentabilidad total.

• Pay-out: Porcentaje de la Utilidad Neta dedicada a Dividendos. Niveles elevados de payout son peligrosos, a no ser que se correspondan con empresas con poca rentabilidad, en cuyo caso es lo aconsejable. Si la empresa obtiene una rentabilidad media inferior al coste de capital, lo recomendable es que aumente el payout y así traspase a los accionistas la decisión de inversión. Hay sectores con payouts elevados motivados por razones históricas. No obstante, en la actualidad comienzan a reducirse, ya que la generación de fondos anual está demasiado comprometida. Payouts superiores al 70 por ciento deberían ser motivo de análisis más detallado.

• Dividendo sobre Cash-Flow: Saber el porcentaje de los fondos generados que se destina anualmente a dividendos y su relación con el plan de inversiones es importante, ya que da una idea de la fortaleza de la situación financiera de una empresa y de lo comprometida que se encuentra en la remuneración a sus accionistas. Recortes en el plan de inversiones para mantener el dividendo deberían ser vistos negativamente por el inversor, a no ser que de nuevo nos encontremos con empresas con rentabilidades bajas.
1.2.1.3.-Ratios por Acción.

Los ratios por acción son básicamente cuatro, aunque pueden calcularse algunos adicionales como circulante por acción, tesorería por acción (se resta al precio de cotización y se buscan empresas que el resto sea demasiado bajo para la actividad que desempeñan).

• Utilidad por acción (UPA): Earnings per Share (EPS). Utilidad neta consolidada, dividido por número de acciones ajustadas para cada ejercicio. Es importante señalar que no se calculan beneficios medios, sino los obtenidos durante el ejercicio. Es mejor trabajar en base consolidada, es decir, con el grupo entero, ya que el accionista lo es de la matriz y ésta a su vez de todas las inversiones que ha realizado.

El valor añadido de este ratio se encuentra en las estimaciones de futuros UPA y en los crecimientos medios de éstos, que se deberían ver reflejados en la cotización.

• Dividendo por acción (DPA): Dividend per Share (DPS). Dividendo bruto pagado por la empresa por cada acción. Aquí no tienen cabida las acciones ajustadas: lo importante son los Nuevos Soles pagados por acción.

Hay veces que cotizan distintas acciones en función de distintas participaciones en beneficios (viejas, nuevas, novísimas…). El analista debe considerar el dividendo de las viejas, porque normalmente son las más numerosas y más representativas. Esto no quiere decir que para calcular el pago total de la empresa de dividendos (y calcular el payout) no se deba ajustar el pago para cada tipo de acción. Pero cuando se menciona en un informe el pago de dividendo por acción, generalmente siempre se refiere al de las viejas.

• Cash-flow por acción (CFA): se vuelven a utilizar acciones ajustadas. El cash-flow se suele entender como la Utilidad Neta consolidada después de minoritarios más las amortizaciones. Esta concepción de cash-flow o fondos generados se basa en la idea teórica de que la cuenta de resultados se corresponde con los movimientos de caja. Así, se considera que la cifra de ingresos entra en tesorería en el ejercicio, al igual que el resto de gastos e ingresos salen/entran en el mismo periodo, lo cual no tiene por qué ser cierto, ya que hay gastos que no se pagan en el ejercicio. Sin embargo, y en términos generales, los errores por esta concepción no son significativos respecto a la realidad. Si damos por buenas estas afirmaciones, los fondos generados por una empresa serán la Utilidad Neta más las dotaciones por amortización realizadas en cuenta de resultados, ya que es un apunte contable que no exige salida de caja. Las provisiones también se deberían considerar siempre que su grado de importancia sea elevado.

• Valor contable por acción (VCA): Book Value per share (BVPS). Se divide el patrimonio neto ya comentado anteriormente entre el número de acciones ajustadas.

En todos los casos de cálculo de datos por acción, el objetivo es doble: crecimiento futuro medio y la comparación del ratio con la cotización, para lo que utilizamos los ratios bursátiles.

1.2.1.4.-Ratios Bursátiles.

La relación precio-ratio por acción sólo busca tener una idea relativa de las veces que está contenido en el precio cualquier aspecto financiero:

• PER (Price Earnings Ratio): Es la división de la cotización de una acción entre la Utilidad por Acción, de forma que se obtiene el número de veces que está contenido éste en aquél. Así, un PER de 20,5 veces supondrá que el precio que el inversor paga al comprar es equivalente a 20,5 veces la Utilidad por acción.

El PER siempre se refiere a un ejercicio o periodo (normalmente estimados). También se calculan PER de sectores y de la bolsa, de forma que se puedan comparar entre sí y con otros países. La forma de calcular un PER de un sector o de una bolsa, es ponderar cada PER individual de cada empresa por su capitalización en bolsa, obteniendo una media ponderada.

PER más bajos suponen acciones más baratas, siempre que las estimaciones estén bien realizadas.

El ratio valor de la empresa sobre margen operativo antes de amortizaciones es un sinónimo del PER pero incluyendo todo el Activo de la compañía a precios de mercado (en lugar de la capitalización o recursos propios a precio de mercado) sobre el margen aplicable a esa magnitud (margen operativo). Es un ratio que en los últimos ejercicios ha aumentado su utilización entre los analistas y que permite evaluar de una forma más exacta la relación entre mercado y cuenta de resultados incluyendo el grado de apalancamiento de la sociedad.

PER = Valor de Mcdo por Acción
Utilidad por Acción

Factores que influyen en el PER

• PCF: Precio cash-flow. Es el mismo concepto pero aplicado al cash flow en lugar de la Utilidad por acción. Los PCF suelen ser más bajos, ya que los cash flows generados por las empresas superan los beneficios (beneficio neto más amortizaciones).

En general, es más importante a efectos de comparación rápida el PER, pero el PCF debería utilizarse bastante más de lo que se hace. Lo importante de una empresa son los fondos generados y no cómo contabiliza para obtener unos beneficios atractivos.

El PCF es especialmente importante en sectores como el bancario, en el que las provisiones (tampoco son salida de caja) representan un papel muy importante. El sector bancario se debería comparar exclusivamente por PCF.

También se utiliza por ejercicios normalmente estimados.

• PVC: Precio valor contable. Se trata de las veces que está contenido en el precio el patrimonio neto por acción. Es especialmente significativo en acciones que cotizan por debajo de la unidad, lo cual quiere decir que en mercado se están intercambiando acciones a precios por debajo de lo que dice la contabilidad, que a su vez normalmente responde a valoraciones muy bajas. A no ser que la empresa presente una perspectiva muy negativa, no debería ser normal encontrar PVC inferiores a uno: valores con PVC menores que la unidad y con buenas perspectivas suelen ser una compra clara.

Se calcula por ejercicios y normalmente se utiliza el último cerrado y auditado, de forma que se sabe exactamente el valor en libros de las partidas.

• Rentabilidad por dividendo: porcentaje que del precio supone el dividendo bruto total pagado por una empresa en un ejercicio. Es una medida bastante utilizada, ya que es una rentabilidad líquida anual asegurada en el momento de la compra (siempre que la empresa no opte por un recorte del dividendo). De esta forma, si un inversor compra VolcanC1 con una rentabilidad por dividendo del 3,3 por ciento, independientemente de lo que haga la cotización durante el próximo año, obtendrá una rentabilidad bruta por dividendo del 3,3 por ciento.

• ROE ajustado: más que un ratio es una forma de valorar empresas que utiliza varios de los conceptos mencionados aquí. La forma genérica es una equivalencia entre dos ratios: cotización sobre valor neto por acción y ROE sobre coste de capital. El valor neto por acción se entiende como el valor contable ajustado por plusvalías, exceso/defecto de provisiones, es decir, el valor contable ajustado, según opinión del analista, a precios de mercado. La equivalencia entre ratios apunta a que la relación entre lo que la empresa obtiene de rentabilidad a sus recursos propios y su coste de capital u oportunidad (ROE/coste de capital) debe ser equivalente a la relación entre el precio en mercado y el valor contable ajustado. Se suele utilizar como medio de valoración, ya que obteniendo ROE, coste de capital y valor contable ajustado por acción se puede calcular el precio o valor teórico.

En resumen, se pueden agrupar a los ratios de la siguiente manera, para una mejor compresión.

Traducción eficiente de ventas en ganancias (Efficient translation of sales into profits)

– Margen bruto (Gross margin)
– Margen Operativo, Utilidad Marginal, Rentabilidad de las ventas (Operating margin, Profit margin, Return on sales)
– Margen Neto (Net margin)
– Ratio de Eficiencia, Apalancamiento Operativo (Efficiency ratio, Operating leverage)

Uso eficiente de Activos para generar ganancias (Efficient use of assets to generate profits)

– Retorno sobre Activos, Retorno sobre Activos netos (Return on assets (ROA), Return on net assets (RONA))
– Rentabilidad del patrimonio (Return on equity (ROE) )
– Retorno del capital, Riesgo ajustado del retorno del capital (Return on capital (ROC), Risk adjusted return on capital (RAROC) )
– Retorno del capital empleado (Return on capital employed (ROCE) )
– Rotación de inventarios (Inventory Turnover)
– Retorno de Flujo de Caja en inversión (Cash flow return on investment (CFROI) )
– Período de colección (período promedio) período de Colección (final de período) Inventario de días (Collection period (period average) Collection period (period end) days Inventory)

Apalancamiento (Leverage)

– Proporción Deuda a Activos (Debt to assets ratio)
– Proporción Deuda a Equity (Debt to equity ratio)
– Proporción de cobertura de interés (Interest coverage ratio)
– Período de retorno: Cuantos años de ganancias de operaciones son necesarios para la rentabilidad la deuda: Deuda/EBITDA (Payback period: How many years of operating earnings are needed to payoff the debt : Debt/EBITDA)

Liquidez (Liquidity)

– Liquidez corriente (Current ratio)
– Prueba Acida (Quick ratio)

Valuación de acciones (Stock valuation)

– PER (precio/ganancias) (PE ratio (price/earnings))
– PER de crecimiento (PEG ratio (PE/growth))
– Precio de la acción/ventas (Price/sales ratio)
– P/B (precio de la acción/valor en libros) (P/B ratio (price/book ratio))
– Precio de la acción/Flujo de Caja (Price/cash flow ratio)
– Tasa de reparto de Dividendo (dividendo/precio – pero no realmente ‘una valoración’) (Dividend yield (dividend/price – but not really a ‘valuation’))
– Earnings yield (earnings/price or the flip of P/E)
– Coeficiente Beta (Beta coefficient)
Cuadro Resumen de los principales ratios.

1.3 La Inflación, Devaluación y los Estados Financieros
Los estados financieros se limitan a proporcionar una información obtenida del registro de las operaciones de la empresa bajo juicios personales y principios de contabilidad, aun cuando generalmente sea una situación distinta a la situación real del valor de la empresa.
La moneda, que es un instrumento de medida de la contabilidad, carece de estabilidad, ya que su poder adquisitivo cambia constantemente; por tanto, las cifras contenidas en los estados financieros no representan valores absolutos y la información que presentan no es la exacta de su situación ni de su productividad.
Las diferencias que existen entre las cifras que presentan los estados financieros basados en costos históricos y el valor real son originadas por lo menos por los siguientes factores:
a).- Pérdida del poder adquisitivo de la moneda.
b).- Oferta y demanda.
c).- plusvalía
d).- Estimación defectuosa de la vida probable de los bienes (Activos fijos).
La pérdida del poder adquisitivo de la moneda es provocada por la inflación, que es el aumento sostenido y generalizado en el nivel de precios. El registro de las operaciones se hace en unidades monetarias con el poder adquisitivo que tiene al momento en que se adquieren los bienes y servicios; es decir las transacciones se registran al costo de acuerdo con principios de contabilidad.
Esto tiene como consecuencia, en una economía inflacionaria, que dichas operaciones con el transcurso del tiempo queden expresadas a costos de años anteriores, aun cuando su valor equivalente en unidades monetarias actuales sea superior, de tal suerte que los estados financieros preparados con base en el costo no representan su valor actual.
La información que se presenta en el estado de situación financiera se ve distorsionada fundamentalmente en las inversiones presentadas por bienes, que fueron registrados a su costo de adquisición y cuyo precio ha variado con el transcurso del tiempo.
Generalmente los inventarios muestran diferencias de relativa importancia debido a la rotación que tienen ya que su valuación se encuentra más o menos actualizada. Las inversiones de carácter permanente, como son terrenos, edificios, maquinaria y equipo en general, cuyo precio de adquisición ha quedado estático en el tiempo, generalmente muestran diferencias importantes en relación con su valor actual.

Por otra parte, el capital de las empresas pierde su poder de compra con el transcurso del tiempo debido a la pérdida paulatina del poder adquisitivo de la moneda. Desde el punto de vista de la información de los resultados de operaciones de la empresa, tenemos deficiencias originadas principalmente por la falta de actualización del valor de los inventarios y de la intervención de una depreciación real.
De ahí la importancia de Reexpresión de los estados financieros, la reexpresión de la información financiera es presentar los estados financieros de una empresa en cifras o pesos ponderados del poder adquisitivo a la fecha de cierre del último ejercicio.
En cuanto a las diferencias entre lo financiero y lo económico, lo financiero se refiere a los valores expresados en unidades monetarias, estrictamente referido a costos y precios de las fechas en las cuales se realizaron las operaciones. Lo económico se refiere a valores actuales relacionados con el poder adquisitivo de la moneda en un momento determinado.
Debido a que los estados financieros se formulan de acuerdo con el principio de base o valor histórico, en el que se establece que el valor es igual al costo, las operaciones se registran en unidades monetarias en las fechas en que se realizan y, por tanto, estamos sumando monedas con diferente poder adquisitivo. De tal forma, los estados financieros muestran una situación financiera pero no económica. Además de lo anterior, los estados financieros normalmente no consideran ciertos factores que influyen en la economía de la empresa y que agregan un valor real al estrictamente financiero, como cartera de clientes, imagen, experiencia, concesiones, organización eficiente, productos acreditados, buena localización para el suministro de materias primas, etc.
De lo anterior se desprende que los principales fenómenos originados por la inflación, que afectan a la empresa en forma directa son: escasez, carestía del trabajo, altos costos de producción y financiamiento.
En lo que respecta a nuestro país, en el año 1990, se propone una metodología de ajuste de estados financieros por inflación que inicia una nueva era contable en Perú. Este cambio fue registrado en la Resolución No. 1 del Consejo Normativo de Contabilidad, como una respuesta a la distorsión generada por el registro de transacciones con diferentes valores monetarios. Estos valores provocaban que la situación contable de los estados financieros de las empresas estuviera distorsionada por la pérdida del valor monetario de la divisa peruana (Nuevo Sol), reconociendo implícitamente que la revaluación del Activo fijo no satisfacería las demandas de contar con información confiable.

Esta resolución ordena “adoptar el principio de Ajuste a Moneda Constante en la información económica de los agentes económicos del país”. El objetivo es contar con una mejor fuente de información sobre la situación económica y financiera de las empresas que pueda ser utilizada por los accionistas, la gerencia, los acreedores, bancos y demás entidades que la requieran.

Es importante mencionar que en el contexto internacional y de acuerdo con la NIC 29, el ajuste o corrección monetaria de los estados financieros se debe realizar cuando la economía atraviesa un proceso de hiperinflación . Si analizamos la evolución del nivel de precios en nuestro país, advertiremos que ese proceso hiperinflacionario se detiene en el año 1992, justo cuando se vuelve obligatorio ajustar estados financieros por inflación e incorporar estas cifras como históricas. Países vecinos incluyen la inflación en las cifras históricas de los estados financieros desde los años setenta, mientras que las empresas en Perú solo revaluaban los Activos fijos, en un intento parcial de corregir cifras.

La NIC 29, referida a la información financiera en economías hiperinflacionarias, dice que durante una época con economía hiperinflacionaria, se debe aplicar esta norma tanto en los estados financieros de la entidad como en los estados financieros consolidados, puesto que la moneda local no es útil si no es reexpresada. El dinero pierde su poder adquisitivo, de manera tal que, al comparar los montos de las operaciones y otros eventos que han ocurrido en diferentes momentos (inclusive en el mismo ejercicio), se puede concluir resultados engañosos.

Se debe mencionar que esta norma no establece una tasa absoluta a la cual se considera que se origina la inflación. Establecer cuándo será necesario expresar los estados financieros, de acuerdo con esta norma, es un asunto de criterio.

Así, tanto el D.L. No. 627 como la Resolución No. 2 proponen un ajuste integral de los estados financieros: el Balance General, el Estado de Pérdidas y Ganancias y el Estado de Cambios en el Patrimonio Neto. Con dicha norma establecida, las empresas debieron preparar los estados financieros a valores constantes y utilizar la base imponible ajustada por inflación para liquidar el impuesto a la renta.

El método de ajuste integral propone la reexpresión o actualización de las partidas no monetarias de los estados financieros. Dichas partidas no se afectan en épocas de inflación; sin embargo, su valor contable histórico se distorsiona justo por el efecto de este fenómeno. El incremento generado por el valor actualizado de las partidas no monetarias es acumulado en la cuenta Resultado Expuestos a la Inflación (REI), la cual forma parte de la base imponible del impuesto a la renta de tercera categoría.

Para que las partidas no monetarias reflejen su valor real, el valor histórico se multiplica por el factor de actualización, coeficiente que resulta de dividir el índice de corrección de cierre entre el índice de origen. En este caso, el índice de corrección es el índice de precios al por mayor (IPM) .

Quisiéramos resaltar algunos aspectos importantes de la metodología de ajuste. Primero, la cuenta REI refleja la exposición de la empresa ante la inflación de un período determinado. Este resultado es generado por las partidas monetarias; sin embargo, esta exposición es cuantificada en la cuenta REI mediante la corrección o ajuste de las partidas no monetarias. Segundo, la cuenta REI acumula, además del efecto inflación, la ganancia o pérdida a partir de la diferencia en cambio generada por las transacciones en moneda extranjera.

Se debe resaltar que aunque la norma contable incluye el ajuste del estado de flujos de efectivo e información complementaria, las normas tributarias no son claras al respecto. Por lo tanto, no existe un método concensuado para realizar su corrección. El ajuste se utiliza solo para efectos de análisis comparativo sin incidencia tributaria.

Luego que las empresas aplicaran por algunos años el método de ajuste integral de los estados financieros, el gobierno promulga el Decreto Legislativo No. 797, con fecha 31 de diciembre de 1995 y vigencia a partir del ejercicio gravable del año 1996 en adelante. La aparente razón de su promulgación fue la superación de aquellos niveles de hiperinflación registrados en años anteriores.

Todo esto da origen a una incertidumbre para la toma de decisiones porque se carece de información actualizada y, si no se tiene la política de separar de las utilidades como mínimo una cantidad que sumada al capital, dé como resultado un poder de compra por lo menos igual al del año anterior, la consecuencia será la descapitalización de la empresa y, con el transcurso del tiempo, su desaparición.

1.4 Pirámide de ratios

La Pirámide de Ratios, también llamada Análisis Dupont, tiene la finalidad de resumir en forma de Diagrama el desencadenamiento de la mayor parte de los Índices o Ratios hasta ahora analizados. El punto culminante de esta Pirámide, es decir, su cúspide la forma el Índice de Rentabilidad Financiera y de éste se van degradando los distintos índices cuya función es ir explicando el porqué de cada uno de los comportamientos que se van originado.

La expresión gráfica de esta Pirámide, según se pudo apreciar en la descomposición del ROE, es como sigue:

Grafico 1.2.

El objetivo final de toda entidad deberá estar dirigido a elevar su Rentabilidad Financiera como indicador máximo en el cual se materializan los efectos de una buena gestión empresarial. Pero para ello se requiere trabajar desde la base de la pirámide vigilando el comportamiento de los ratios que la sustentan. Lograr sus fortalezas y que sus resultados alcancen los límites permisibles.

Esto sólo se puede alcanzar interactuando de forma constante en los niveles de producción y venta. Ante todo, realizar una labor de dirección con vistas a incrementar el volumen de Ventas o de Ingresos como elemento primario. Las Ventas inciden en el comportamiento de muchos ratios. A través de ellas se calcula la Rotación de los Activos, el Índice del Margen Neto. De ahí la importancia de una constante vigilancia en cuanto a sus volúmenes y tendencia. Se debe lograr vender más pero con el mínimo de los recursos invertidos tanto en Activos como en Capital. Las Ventas juegan un papel clave en una empresa por lo que deben ocupar un lugar importante dentro de los objetivos de la organización

Otro aspecto imprescindible son los Gastos, no se resuelve nada incrementando las ventas si no hay una política de ahorro que se materialice en una alta Rentabilidad. Vigilar los costos para que el resultado final permita alcanzar un nivel de Utilidad que satisfaga los objetivos e intereses de la empresa.

Interpretando la gráfica de Du Pont, esta muestra las relaciones que existen entre el rendimiento sobre la inversión, la rotación de activos, el margen neto de utilidad y el apalancamiento (nivel de endeudamiento).

El lado izquierdo de la gráfica desarrolla el margen neto de utilidad sobre ventas. Las diversas partidas de gastos se presentan en forma de lista y posteriormente se suman para obtener los costos totales, los cuales se sustraen de las ventas para obtener el ingreso neto. Si el margen de utilidad es bajo o si muestra una tendencia declinante, se pueden examinar las partidas individuales de gastos para identificar y corregir posteriormente los problemas.

Mas abajo se lista las diversas categorías de activos, se obtiene su total y posteriormente divide las ventas entre los Activos totales para encontrar el número de veces que ha rotado el Activo.

La razón que multiplica el margen de utilidad por la rotación de los Activos totales proporciona la tasa de rendimiento de la inversión.

Si la compañía fuera financiada únicamente con Capita Contable, la tasa ROI y la tasa ROE serían las mismas, porque los Activos totales serían iguales al monto del capital contable. Si así no fuera, la tasa ROI debe multiplicarse por el multiplicador del patrimonio, el cual es igual al ratio de Activos Totales a Patrimonio. De esta forma combinando las dos ecuaciones se obtiene la tasa ROE

La ecuación de Du Pont muestra como el margen de utilidad, la rotación de Activos y el uso de deudas, interactúan para determinar el rendimiento de la inversión de los propietarios, según se aprecia a continuación:

1.5. Cuadro de mando de análisis financiero

Disponer de la información oportuna en el momento adecuado es uno de los rasgos diferenciadores de las empresas líderes.

En todas, las empresas hay áreas críticas que hay que saber gestionar y en las que la disponibilidad de información es fundamental para la toma de decisiones. Existen aspectos clave, que son básicos para conocer la evolución del negocio, y más cuando tratamos de valorar qué recursos son los más rentables, las inversiones más adecuadas o cuándo el riesgo sobrepasa a la rentabilidad esperada. Una ágil visualización de estos indicadores a través de una herramienta como el cuadro de mando se está convirtiendo en una aplicación fundamental para la toma de decisiones en todo tipo dé empresas, donde los primeros en beneficiarse son los departamentos financieros.

El cuadro de mando de análisis financiero permite disponer de información sintetizada sobre los datos relevantes y apreciar globalmente la evolución de las variables clave de cada nivel, al igual que sus desviaciones. Se convierte, así, en una herramienta para medir, en un soporte para la toma de decisiones, en una herramienta de control y en un medio de comunicación, ya que ayuda a hacer accesible esta información, y la estrategia de la empresa, a todos los responsables y en todos los niveles de la organización.

La planificación y previsión dé las inversiones, la disponibilidad de información actualizada y los numerosos factores económico/financieros que hay que analizar diariamente son algunos de los ratios que llevan a las empresas a apostar por el cuadro de mando de análisis financiero. Asimismo, a estos aspectos se añaden factores, como la globalización, la cada vez mayor presencia en las organizaciones de áreas funcionales y la necesidad de abstracción y conocimiento para interpretar el rumbo del mercado y de la propia empresa.

El cuadro de mando permite analizar, entender y visualizar de la forma más sencilla los elementos clave. Para ello, se utilizan indicadores, también denominados KPls Key Performance Indicators-, que permiten visualizar e interpretar el resultado de la gestión empresarial. Esta selección y la periodicidad de control deben adaptarse a cada nivel directivo y a cada perfil de control individual de los responsables.

Es por tanto muy importante fijar metas o valores con los que medir el grado de cum-plimiento de los objetivos, para compararlo con la previsión impuesta y como herramienta de control para llevar a cabo un seguimiento adecuado.

El cuadro de mando, como comentábamos, anteriormente, nos permite dejar atrás los valores absolutos y abstraer esos Indicadores clave. Para ello, es importante la utilización de ratios. De esta manera, independizamos nuestro control de los valores absolutos, lo que ofre¬ce una visión con, más calidad y equilibrio de la gestión.

Podemos disponer de ratios que expresan porcentajes; número de veces, rotaciones, periodos de tiempo y en algunos casos nos puede convenir maximizarlos, minimizarlos o simplemente mantener en un valor satisfacto¬rio. Por ello, una visualización mediante velo¬címetros y otros gráficos de indicador así como la automatización mediante alertas es de crucial importancia.

La eficacia de usar ratios reside en gran parte en la posibilidad de compararlos con otros en el tiempo para ver su evolución his¬tórica; con los datos de la previsión y del presupuesto (estaríamos ante una comparación con los objetivos); y también con empresas similares del sector y con la competencia.

1.5.1. Claves del área financiera

El cuadro de mando de análisis financiero integra la información económica y financiera disponi¬ble en las organizaciones, basadas en el Balance de Situación y la Cuenta de Resultados. Los indicadores miden la rentabilidad y dan información a la hora de gestionar la tesorería. Además, proporcionan informa¬ción analítica -tanto vertical como horizon¬talmente sobre las masas patrimoniales y la actividad económica.

A un golpe de vista, el responsable finan¬ciero o contable, conoce los márgenes, las evoluciones y rentabilidades, puede consultar los indicadores relacionados con la estructura del Activo y Pasivo, la liquidez a corto y largo plazo, las garantías que la empresa puede ofrecer a terceros, su solvencia para hacer frente a pagos, el tiempo medio que tarda el dinero invertido en la actividad de la empresa en volver en la tesorería de la misma, etcétera.

Un cuadro de mando de análisis financiero permite automatizar la información de esta área y facilita su interpretación, Además de facilitar la labor del departamento financiero, el mismo beneficia enormemente al negocio de la organización en su conjunto, evitando los recursos financieros ociosos, ayudando al trabajo con la parte circulante, a dosificar recursos y a generar alertas a la persona responsable de otras áreas sobre distintos indicadores del cuadro que podrían afectarles. Dicha información ayuda a la organización a adelantarse a las circunstancias y mejora su capacidad de reacción.

1.5.2. Rápido avance en el ámbito empresarial y evolución continua.

El cuadro de mando de análisis financiero está avanzando rápida e inexorablemente en el ámbito empresarial, sobre todo en las grandes organizaciones que, por sus características especificas, manejan un importante número de fuentes de información y un abanico amplio de herramientas que albergan datos estratégicos que hay que analizar e interpretar. Dichos cuadros de mando son una herramienta fundamental para el análisis financiero avanzado de las múltiples áreas de control y líneas de negocio y de resultados en estas organizaciones. Esto no quiere decir que el Cuadro de Mando Financiero es una herramienta exclusi¬va para la gran empresa. El mismo aporta, también, múltiples ventajas en segmentos inferiores de la pirámide empresarial y, debi¬do a ello, por él está apostando un número creciente de empresas de tamaño medio.

Un aspecto interesante en la implantación de estas herramientas, es la escasa resistencia al cambio de los departamentos financieros, que en muchas otras ocasiones se han mostrado reacios a la implantación de algunas Tecnologías de la Información (TI) por la pérdida de control exclusivo esperada. La razón de esta aceptación favorable es que se trata de una herramienta exclusiva para el responsable financiero, con indicadores en su mayoría confidenciales que a veces se comparten con la dirección general y que tienen un valor predictivo y de apoyo a la planificación para los reportes trimestrales y anuales.

El cuadro de mando de análisis financiero ha sufrido una importante evolución, con la detección de nuevas necesidades y son la incorporación al día a día de tecnologías de nueva generación. Entre sus elementos, el que quizás ha cambia¬do más en los últimos tiempos, ha sido la interfaz de usuario.

El motivo ha sido facilitar su visualización y mejorar su apariencia, con el fin de inter-pretar los indicadores con un simple vistazo. Pero también el aspecto funcional es impor-tante, lógicamente: se demanda más inmedia¬tez, automatización, agilidad y usabilidad. Por ejemplo, en este sentido, es importante que cuando se recarga la aplicación se disponga de la alarma en el momento y no al día siguiente.

La evolución de las Tecnologías de la Información está permitiendo, además, que a los cuadros de mando finan¬cieros se vayan incorporando continuamen¬te nuevas funcionalidades y mejoras en su plataforma, con el fin de eliminar las limita¬ciones existentes en el número de indicado¬res a visualizar, ampliar los niveles de nave¬gación en la información hacia arriba y hacia abajo, impulsar la rapidez de instalación y la visualización rápida y eficaz de los datos.

El cuadro de mando financiero se ha con¬vertido en elemento clave y diferenciador para el área económica y de negocio de muchas organizaciones. El mismo permite disponer de la información oportuna en el momento adecuado, facilitando la toma de decisiones sobre aspectos críticos con la rentabilidad o las inversiones, lo que le convierte en una herramienta eficaz para la competitividad de las compañías en un mercado en constante evolución.

El Cuadro de Mando de Análisis Financiero, por ejemplo, permite disponer de estadísticas e indicadores económicos y financieros para la información, control, análisis y toma de decisiones por parte de la Dirección. Estas herramientas se enlazan al sistema de información de la empresa, y proporcionan información en tiempo real y de forma ágil y flexible, lo que permite analizar las desviaciones de los datos reales con el presupuesto, extraer los datos de Balance, Cuenta de Resultados, Estado de Orígenes y Aplicación de Fondos, Fondo de Maniobra, Necesidades Operativas de Fondos, evolución del Circulante , evolución de las deudas, análisis de Sensibilidad, Rentabilidad Económica y Financiera, etc., etc. del período elegido y con comparativa con periodos anteriores

1.6. Aplicación de Análisis Financiero Integral a Empresas Peruanas

Caso: Pizzería Buona Note S.A.

Análisis de Ratios de los Estados Financieros de Buona Note para los ejercicios 2,005 y 2,006.

A continuación se presentan los Balances de Situación y Cuentas de Resultados Resumidos de la empresa para los años 2005 y 2006, los cuales serán analizados para determinar su rendimiento, rentabilidad y niveles de apalancamiento y a la luz de estos resultados poder determinar la salud financiera de la empresa.

Supuestos:

Los ratios del sector (de establecimientos de comida italiana) donde participa Buona Note S.A., determinados por una empresa consultora de gran credibilidad para los años 2005 y 2006, los cuales nos servirán como benchmark, son los siguientes:

Grafico 1.5.a

Grafico 1.5.b

Apalancamientos Financiero, Operativo y Total.

Grafico 1.6. Utilidad Antes de Intereses e Impuestos y Utilidad Antes de Intereses

Grafico 1.7. Apalancamiento Operativo y Apalancamiento Financiero.

Análisis Cualitativo del Caso “Pizzería Buona Note”

A la vista de los resultados obtenidos en el Análisis de Ratios podemos señalar:

– Rentabilidad. El potencial de Rendimiento (rentabilidad económica) de la empresa es muy elevado ya que está operando con unos costes inferiores al resto del sector, sin embargo sería necesario mejorar la gestión de su Activo Circulante, en particular, de Stocks y de Clientes.

– Análisis Financiero. Gracias al incremento que se produce en la rentabilidad económica en el ejercicio ‘05 la empresa consigue un margen de apalancamiento positivo y es capaz de mejorar la rentabilidad de sus accionistas. Sin embargo, la situación no deja de ser preocupante, Buona Note ha de ampliar positivamente su margen de apalancamiento ¿cómo?

• Por el lado del rendimiento (rentabilidad económica) profundizando en las líneas ya apuntadas anteriormente.

• Por el lado del coste de los Recursos Ajenos vigilando su evolución, ya que aunque sólo se sitúa dos puntos por encima de la media del sector podemos buscar fuentes de financiación alternativas más baratas.

– Solvencia. Debería reducir tanto su periodo de cobro como su periodo de pago para adaptarse a la operatividad del sector, lo cual sin duda mejoraría su rentabilidad.

Parece recomendable una revisión de la estructura financiera que mantiene la empresa no sólo de la proporción que representan los recursos ajenos sobre los propios, que posiblemente se podría reducir disminuyendo las inversiones en circulante, sino también de la proporción de exigible a corto plazo sobre largo plazo.

Habría que mejorar las ratios de cobertura financiera y de esta forma Buona Note reduciría el riesgo financiero y el riesgo total de la empresa. Para alcanzar estos objetivos, la compañía debería tener en cuenta las recomendaciones realizadas con relación a la estructura de pasivo.

Bibliografía
ALEXANDER, SHARPE Y BAILEY: Fundamentos de Inversiones. Teoría y Práctica. Tercera Edición. Pearson Educación, México, 2003. (ISBN 970-26-0375-7)

ALTMAN, E. (1986). «Financial Ratios, Determinants Analysis and the Prediction of Corporate Bankruptcy», Journal of Finance.

APARICIO, A., GALLEGO, R. et al. (2002): Financial Calculus. Theory and Practice.
Thompson-Paraninfo

ATHAYDE DE, G Y FLORES R, 1998, “Introducing higher moments in the CAPM: some basic ideas”, Fundación Getulio Vargas, Rio de Janeiro.

AMAT, 0RIOL: “Análisis Financiero”, Editorial Norma, Bogotá. Año 1995

AMAT, ORIOL: “EVA, Valor Económico Agregado”. Editorial Norma, Bogotá. Año 2002

BIRD, R., Y A. McHUGH (1977). Financial Ratio: an Empirical Study.

BREALEY and MYERS: Principios de Finanzas Corporativas. (5ta Edición) Mc Graw Hill (1998). ISBN 0-07-007417-8 y 84-481-20023-X
BREALEY R.A. y S.C. MYERS. Fundamentos de Financiamiento Empresarial. Principle of corporate finance), 4ta. Edición, McGraw Hill, 1993.
CFA Institute (2006): Ethics, Professional Standarts and Quantitative Methods
GITMAN L. Fundamentos de Administración Financiera. Tomos I y II.
ROSS, STEPHEN A., WESTERFIELD, RANDOLPH W., JAFFE JEFFREY F. Corporate Finance. Ed. Mc Graw Hill. 5th edition.

SIMON BENNINGA (2006): Principles of Finance with Excel. Oxford University
Press Inc.

SHARPE, WILLIAM, 1964, «Capital Asset Prices – A Theory of Market Equilibrium Under Conditions of Risk» en Journal of Finance, September 1964, pp. 425-442.

SHARPE, WILLIAM, 1994, «The Sharpe Ratio» en Journal of Portfolio Management, Autumn 1994, pp. 49-58.

STAMPFI y GOODMAN: Matemática para las Finanzas. Modelado y Cobertura. International Thomson Editors (2003). México. ISBN 0-534-37776-9

VAN HORNE JAMES C: Administración Financiera. Décima Edición (Prentice Hall Hispanoamericana SA) (1997). ISBN 0-13-300195-4 y 968-880-950-0

Web Pages:

http://www.investopedia.com/terms.asp

http://www.gestiondelconocimiento.com/conceptos_recursosycapacidades.htm

http://www.gestiopolis.com/canales2/finanzas.htm

Precio Histórico de las Acciones y del Índice de Precios y Cotizaciones, consultado en: http://www.conasev.gob.pe

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

1+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Amaya Chapa Néstor Efraín. (2011, enero 31). Cómo hacer un análisis financiero usando ratios y sistema dupont. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/como-hacer-un-analisis-financiero-usando-ratios-y-sistema-dupont/
Amaya Chapa, Néstor Efraín. "Cómo hacer un análisis financiero usando ratios y sistema dupont". GestioPolis. 31 enero 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/como-hacer-un-analisis-financiero-usando-ratios-y-sistema-dupont/>.
Amaya Chapa, Néstor Efraín. "Cómo hacer un análisis financiero usando ratios y sistema dupont". GestioPolis. enero 31, 2011. Consultado el 23 de Julio de 2019. https://www.gestiopolis.com/como-hacer-un-analisis-financiero-usando-ratios-y-sistema-dupont/.
Amaya Chapa, Néstor Efraín. Cómo hacer un análisis financiero usando ratios y sistema dupont [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/como-hacer-un-analisis-financiero-usando-ratios-y-sistema-dupont/> [Citado el 23 de Julio de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de youssefabdelaal en Flickr