Análisis y diseño de sistemas logísticos

  • Marketing
  • 49 minutos de lectura
Consideraciones para el análisis y
diseño de Sistemas Logísticos
Resumen
En el presente trabajo se persigue presentar una panorámica general sobre el
surgimiento, la evolución y las tendencias de los sistemas logísticos. La investigación
realizada añade al diseño tradicional de sistemas logísticos algunos elementos de la
teoría general de sistemas los cuales se consideran importantes tener en consideración a
la hora de la aplicación práctica en las empresas. Además se hace énfasis en la
estructura (subsistemas) fundamentales que a juicio de los autores conforman el sistema
logístico proponiendo el tratamiento a seguir para integrar la Gestión Logística con la
Estrategia de la Empresa.
Autor: Ing. Alcides M. Vegas Santana, Ing. Yoelquis Domínguez,
Castañeda, Ing. Alián Cordobés Toirac
Fecha: 17/06/2006
Introducción
Con la globalización cada vez más creciente de los mercados y en la búsqueda de la
competitividad y la excelencia empresarial, se han desarrollado distintas corrientes o
enfoques que en la administración de empresas ocupan un marcado protagonismo
dependiendo de la óptica con que le observemos. Es así, que en los últimos años se ha
observado a nivel mundial, y en nuestro país específicamente una creciente atención
intelectual, académica y empresarial en torno a los procesos logísticos; argumentando
principalmente problemas de coordinación y confianza entre proveedores y clientes, un
bajo nivel de intercambio de información en tiempo real, el poco o insuficiente uso de
tecnologías (incluyendo las TIC), argumentos a favor de tercerización de servicios,
sobre la importancia de la trazabilidad, así como las nuevas y crecientes
reglamentaciones sanitarias y medioambientales ejercidas por la apertura de nuevos
mercados, entre otras, reconociéndose entonces a la gestión integrada de la cadena de
suministro como una fuente de ventaja competitiva.
Diversos son los autores que coinciden en la importancia que revierte para las
organizaciones las funciones logísticas: “… para una empresa que opere en una
economía de alto nivel, es vital una buena gestión de las actividades logísticas.
Frecuentemente los mercados son de ámbito nacional e internacional, mientras que la
producción se puede concentrar en unas pocas zonas. Son los sistemas logísticos los
que proporcionan el puente entre las áreas de producción y los mercados, separados en
tiempo y distancia…” (Ronald H. Ballaud Logística Empresarial Control Y
Planificación), por su parte Torres Gemeil/Daduna/Mederos Cabrera, en Fundamentos
Generales de la Logística, 2007, plantean que “…La logística contribuye a la
competitividad empresarial con la reducción de los costos (reducción de niveles de
inventario, minimización de recorridos de transporte de reparto, incremento del
aprovechamiento de las capacidades de almacenamiento, etc.) y en el incremento del
Nivel del Servicio al Cliente (disminución del ciclo pedido - entrega, adecuada
estrategia de canales, disminuir las posibilidades de ruptura de inventario, etc.), es
decir, se pueden lograr importantes ventajas competitivas a partir de un adecuado
diseño y aplicación de la logística en la empresa…”
Fundamentación teórica.
1.1 Logística Empresarial. Evolución y Conceptos.
Cuando se va a proceder al estudio de la Logística Empresarial se debe partir por
caracterizar las etapas o períodos por los que ha transitado. Según el Centro Español de
Logística (1993), existe una opinión bastante generalizada de que el desarrollo de la
Logística Empresarial ha pasado por tres fases diferentes:
El período comprendido entre 1950 y 1964, donde se encuentran los orígenes.
El período intermedio, de 1965 a 1978, de madurez.
De 1979 hasta el presente, el período de recesión mundial
La revisión de la literatura especializada sobre este tema permitió hacer una
recopilación sobre la evolución y algunos conceptos sobre el término Logística. En el
Cuadro No. 1 se muestra una síntesis de la investigación realizada ordenándola según
su evolución en el tiempo, observándose las principales características existentes en los
períodos transitados.
Cuadro No. 1: Etapas por las que ha transitado la Logística, Fuente: Adaptado de
Contribución al Control de Gestión en elementos de la cadena de suministro, Pérez
Campaña, 2005.
Etapa Principales Características
1930
al
1949
Las referencias existentes sobre esta etapa están referidas a la Logística
militar, se destacan los acontecimientos relativos a la Segunda Guerra
Mundial.
Bethel, en su libro Organización y Dirección Industrial, establece una
analogía entre la logística militar y el abastecimiento técnico material. En este
libro, editado por primera vez en 1945, se empieza relacionar la logística
militar con la producción industrial.
1950
al
1964
La capacidad de producción y venta es mayor que la capacidad de
distribución.
Proliferación de productos y el aumento de las líneas de productos (pero gran
dificultad para venderlos).
Se rompen los canales de distribución tradicionales (Se vende cualquier
producto en cualquier lugar).
Con el fin de minimizar el costo total se intentaban disminuir los costos en un
área, por ejemplo almacenaje, gastando más en otra área como transporte. A
esto se le denominó intercambio (trade-off).
Madurez del concepto de distribución física y se unió con el de gestión de
1965
al
1979
materiales.
Cobran cada vez más importancia los requisitos de servicio al cliente.
La economía mundial comienza a experimentar períodos de recesión y de
crecimiento.
Los directivos comienzan a preocuparse y a tomar decisiones relativas a la
estrategia de gestión de inventarios, tales como: cuánto inventario debe
mantener, dónde debe situarse a quién servir desde cada punto.
Comprendieron que las reducciones de inventario y cuentas a cobrar aumentan
el flujo de caja (cash-flow).
Comienza a modificarse la postura de la distribución física y de la gestión de
materiales pasando de un punto de vista reactivo a otro
proactivo
A
partir
de
1980
Gran incertidumbre, tiene lugar la mayor económica desde el comienzo de la
década de los 30.
Cobra tanta importancia la distribución de capital como su costo debido a la
escasez de capital (esto es crítico puesto que la distribución física y la gestión
de materiales son procesos intensivos en capital)
Otro aspecto de la incertidumbre es la energía (la logística es un proceso
intensivo en energía).
La inflación es otra dimensión de la incertidumbre.
Cada vez se reconoce más la influencia de la distribución sobre la rentabilidad
empresarial.
Se hace hincapié en la gestión de la totalidad de la cadena de suministro,
controlando más los proveedores, distribuidores y acciones de clientes con el
fin de ajustar las tasas de producción a la demanda del usuario final. Así es
posible reducir los inventarios, acortar los tiempos de entrega y reducir los
costos logísticos totales.
Con el objetivo de llegar a una definición sobre el concepto de Logística que sirviera de
guía para la realización de la presente investigación se procedió a realizar un análisis
exhaustivo de los conceptos manejados por diferentes autores desde su surgimiento
hasta la actualidad.
Cuadro No. 2: Conceptos sobre Logística, Fuente: Adaptado de Contribución al
Control de Gestión en elementos de la cadena de suministro, Pérez Campaña, 2005.
Autores Conceptos
Ralph
Bordosi
1927
Hay dos usos de la distribución mundial las que deben ser claramente
diferenciadas, el primero el uso de la palabra distribución física, como
transportación y almacenamiento; el segundo el uso de la palabra
distribución como mejor dicen marketing.
J.F. Magee
1968
El movimiento de los materiales desde una fuente u origen hasta un
destino o usuario. Aunque no incluyó el flujo de información en la
definición lo analiza como contra flujo.
National
Council of
Physical
Distribution
Management
1967
Un término empleado en la fabricación y el comercio para describir el
amplio rango de actividades concernientes con el movimiento eficiente
de productos terminados al final de la línea de producción hasta el
cliente y en algunos casos incluye el movimiento de materias primas
desde la fuente de suministro al comienzo de la línea de producción.
Bowersox,
1979
La aplicación del enfoque en sistema a la solución de los problemas de
suministros y distribución de las empresas.
Council of
Logistic
Management,
1985
El proceso de planificar, implementar y controlar la eficiencia, el costo
efectivo del flujo y almacenamiento de las materias primas, productos en
proceso, productos terminados y la información relacionada desde el
punto de origen al de consumo con el propósito de conformarlos
requerimientos del cliente.
Hervé y
Dancel,
1987
Ofrecen tres conceptos del término logística atendiendo a: la visión
técnica de esta función, la orientación hacia la distribución y el lado
estratégico.
La logística es obtener la producción correcta, en el lugar correcto, en
el momento correcto y en el menor costo total.
La logística es proveer un nivel beneficioso en el servicio de
distribución a los clientes, a través de una efectiva organización,
planificación y control de las actividades de traslado y almacenamiento
que facilitan un flujo de producción.
La logística es un medio para soportar la meta general de la firma y
lograr ventaja competitiva.
Council of
Logistic
Management
1992
El proceso de planificar, implementar y controlar la eficiencia, el flujo y
almacenamiento efectivo de productos, servicios y la información
relacionada desde el punto de origen hasta el consumo con el propósito
de conformar los requerimientos del cliente.
Centro
Español de
Logística,
1993
Actividad compuesta por dos funciones básicas:
1. La gestión de los materiales: encargado de los flujos materiales en el
aprovisionamiento de las materias primas y componentes y en las
Operaciones de fabricación hasta el envase del producto terminado.
2. La gestión de distribución: encargada del embalaje, el control de los
inventarios de los productos terminados, pasando por los procesos de
manipulación, almacenamiento y transporte hasta la entrega del
producto o del servicio al cliente.
Santos Es un enfoque que permite la gestión de una organización a partir del
Norton,
1996
estudio de flujo de materiales y el flujo informativo que a él se asocia,
desde los suministradores hasta los clientes, partiendo de cinco
funciones básicas que se desarrollan en las organizaciones.
- La gestión de aprovisionamiento.
- La gestión de procesos.
- La distribución física.
- La planificación integrada.
- El aseguramiento de la calidad.
Martha
Gómez y
José A.
Acevedo,
1996
El conjunto de todas las actividades relacionadas con el flujo de
materiales desde el punto proveedor hasta el punto consumidor,
contempla además de las actividades materiales aquellas mediante las
que se planifica, organiza, regula y control a dicho flujo material
(dirección) de forma eficiente entendiéndose por eficiente llegar al punto
consumidor con la cantidad y calidad requerida en el momento y lugar
demandado con el menor costo posible.
Steven,
1999
Sincronización de los requerimientos del cliente con el flujo material de
los suministradores.
Cespón &
Auxiliadora,
2003
Es el proceso de gestionar los flujos material e informativo de materias
primas, inventario en proceso, productos acabados, servicios y
residuales desde el suministrador hasta el cliente, transitando por las
etapas de gestión de los aprovisionamientos, producción, distribución
física y de los residuales.
Ruano &
Hernández,
2003
Un sistema de gestión estratégica de los recursos humanos y de los
flujos informativos, material, financieros y de retorno asociados al
aprovisionamiento, producción, distribución, almacenaje y
comercialización de las mercancías de los proveedores a los clientes con
el propósito de satisfacer las necesidades de estos últimos con calidad y
bajo costo como fuente para lograr ventajas competitivas en las
organizaciones.
En el cuadro anterior se pudo apreciar como ha ido variando el enfoque con cada autor y
época, ya que el constante cambio en el entorno empresarial y mundial ha conllevado al
desarrollo y evolución del pensamiento logístico y a las formas de materializar las
acciones en la práctica industrial y comercial (Ferié Parra, 2005).
Resulta necesario resaltar que este concepto se ha nutrido de las bondades del enfoque
JIT, del MRP y de otros sistemas modernos de gestión productiva, llegando a nuestros
días con el nombre de Logística Empresarial o Administración de la Cadena de
Suministros, como una forma de dirigir los procesos productivos bajo la óptica de que
las cuatro partes fundamentales del proceso (aprovisionamiento-producción-
distribución física-logística de los residuales), deben funcionar fusionadas, integradas
armónicamente, como única vía de lograr un adecuado nivel de servicio al cliente al
menor costo posible, sin ocasionar daños al medio ambiente.
Teniendo en cuenta lo analizado hasta aquí en apretada síntesis lo tratado por diferentes
autores sobre el término Logística, y considerando el auge y desarrollo que ha alcanzado
la misma se puede concluir que existe uniformidad de criterios (cada uno en su
momento histórico-concreto) incluyendo el del autor en cuanto a:
Se define la Logística con un enfoque en sistema.
Se le atribuye un flujo eficiente de materiales, transitando por las etapas de Gestión
de aprovisionamiento hasta la Gestión de Residuales.
Lleva implícito un flujo informativo asociado a estos procesos.
El flujo va desde un origen o fuente hasta un cliente o destino.
Se presupone un flujo financiero.
En la tesis doctoral CONTRIBUCIÓN AL CONTROL DE GESTIÓN EN
ELEMENTOS DE LA CADENA DE SUMINISTRO. MODELO Y
PROCEDIMIENTOS PARA ORGANIZACIONES COMERCIALIZADORAS, (Pérez
Campaña, 2005) la autora luego de llevar a cabo un profundo análisis del estado del
arte y la práctica de la Logística empresarial arriba a las siguientes conclusiones:
Los primeros conceptos dados hacen énfasis fundamentalmente a las actividades
encontrándose entre las más mencionadas el almacenamiento y el transporte.
Existe un segundo momento en el desarrollo del concepto en que se introduce el
enfoque de sistema (siendo los subsistemas de Distribución y Aprovisionamiento los
más tratados por los autores (década de los años 70).
A finales de la década de los años 80 comienza a tomar fuerza el estudio de la logística
con un enfoque de procesos a través de la incorporación en los análisis de los flujos
material e informativo.
En los años 90 los conceptos abordan el tema de los servicios, así como el tratamiento
explícito a la necesidad de conformar y atender los requerimientos de los clientes.
El año 1996 constituye un punto importante de referencia en la divulgación de la base
conceptual desarrollada por investigadores cubanos.
A finales de los 90 comienzan a aparecer en los conceptos, términos tales como:
alineación, integración, sincronización, los que constituyen una expresión cualitativa
superior de la logística hacia la gestión de la cadena de suministro (SCM: Supply
Chain Management), donde la novedad en este campo radica en el tratamiento
coordinado de las actividades.
En la literatura científica, existe dos enfoques en el tratamiento de los conceptos de
Logística Empresarial y Gestión de la Cadena de Suministros (SCM). El primero,
considera que ambos términos son iguales, mientras que el segundo, establece una
diferencia, al considerar a la Logística como una función empresarial con objetivos
concretos y la Gestión de la Cadena de Suministros una filosofía de gestión. Este autor
comparte el primer enfoque y como tal se tratará en esta tesis indistintamente ambos
términos, aunque opina que en el tratamiento de los conceptos influye el contexto y
momento de su formulación.
Haciendo un análisis de los últimos aportes planteados en las definiciones se puede
observar que dentro de las actividades logísticas se incluye con mucho énfasis el
servicio al cliente; en los subsistemas, la incorporación del subsistema de
reutilización o reciclaje; y dentro de los flujos; el flujo de retorno, siendo reconocidos
en la literatura científica estos dos últimos aspectos como la Logística Inversa.
A partir de los análisis anteriores se plantea que la Gestión de la Cadena de Suministro
requiere la integración de los subsistemas, procesos y actividades relativas al flujo
material, así como del informativo necesario para dirigir éste y el financiero, con el
objetivo de lograr los niveles de satisfacción de los clientes finales o consumidores que
garanticen la sostenibilidad de las organizaciones y del ecosistema. (Pérez Campaña,
2005).
Antes de concluir con esta parte, es necesario resaltar que la Logística se debe analizar
partiendo de la misión de cada entidad y se tendrá por ejemplo la existencia de una
logística industrial o de Producción, una logística de los servicios o una logística del
comercio o comercial. (Ver Torres Gemeil / Daduna / Mederos Cabrera / Martínez
Rodríguez 2003; Daduna 2007).
1.3 Estructura del Sistema Logístico y alcance de la Cadena de Suministro.
En la literatura consultada son varios los autores (incluyendo el autor del presente
trabajo) que plantean que el alcance de la cadena de suministro define el Sistema
Logístico (SL), considerando este como “el conjunto de elementos físicos e
informativos, necesarios para la realización de cierto flujo material, a lo largo de
múltiples filas de proveedores y clientes” (Cespón Castro & Auxiliadora, 2003). En tal
sentido, está compuesto por el Sistema Físico (fuentes de aprovisionamiento de
materiales, los almacenes, empresas y clientes) y el Sistema Informativo que incluye
todo el flujo informativo necesario para la planeación y el control del flujo material.
Puede decirse entonces, que los componentes físicos involucrados en el sistema
logístico son los mercados, las instalaciones y el equipamiento. Adicionalmente a estos
componentes físicos que forman parte de la red logística, existen otros dos componentes
que completan este sistema:
La organización (estructura), necesaria para operar el sistema.
El sistema de dirección, representado por las técnicas de dirección, de la
información, el hardware y software para la recolección, transmisión,
almacenamiento, procesamiento y exposición de los datos necesarios para soportar
la organización y la configuración física.
Partiendo de estos conceptos, la estructura general de una Cadena de Suministros queda
conformada por los subsistemas de aprovisionamiento, producción, distribución y
residual, (Cespón Castro & Auxiliadora, 2003). (Ver Figura No. 2).
G. Residual
Figura No. 2: Estructura de la Cadena de Suministros, Fuente: Adaptado de Cespón
Castro & Auxiliadora, 2003.
Según su complejidad, la Cadena de Suministros se puede clasificar como se indica a
continuación.
Cadena de suministros directa (Caso que ocupa a la presente investigación):
Contiene los suministradores, la empresa y sus clientes, donde el vínculo entre
estos eslabones es predominantemente de índole material.
Planeación – Información -
Control
G. Transporte G. Transporte
Proveedor Empresa Cliente
Inventario Inventario
L. Aprovisionamiento L. Producción L. Distribución
Cadena de suministros extendida: Contiene suministradores de suministradores a la
empresa en diferentes grados y clientes de sus clientes, pero en las relaciones sigue
predominando el flujo material.
Cadena de suministros compleja: Cadena de suministro extendida pero con
vínculos más allá del flujo material, tales como diseño, finanzas y otros.
De lo antes expresado se evidencia, que en toda cadena de suministros aun cuando debe
ser administrada de manera integral (Enfoque Sistémico), es posible realizar un estudio
más detallado cuando se concibe como la unión de cuatro partes esenciales: Logística de
Aprovisionamiento, de Producción / Operaciones
, Distribución y Residual. Por esa razón, en el marco del presente trabajo se analizarán
estos aspectos por separado1, excluyendo el proceso Residual para futuras
investigaciones.
En la literatura especializada algunos autores plantean al Sistema Logístico (SL) como
tal, al conjunto interrelacionar de recursos, procedimientos y métodos que permitan
cumplimentar el sostén logístico.
Explicitando este primer enunciado se puede decir que un sistema logístico es un
conjunto relacional e integrado de estructuras orgánicas, medios, procedimientos y
métodos que le permitan desarrollar la función logística, cuya misión es hacer
interactuar, ordenadamente, a recursos logísticos, para que con efectividad se alcance
los objetivos previstos. El sistema logístico debe ser explícito y deben identicarse con
claridad y precisión cada una de las partes componentes. Teniendo en cuenta lo
planteado anteriormente un sistema logístico, queda denido e integrado, cuando se
definen e implementan los siguientes componentes:
• Determinación de la estructura que relacione cada una de las partes del sistema.
• Determinación de los recursos para concretar la estructura.
Identicación de los ciclos logísticos que se ejecutarán, definiendo el tiempo
necesario para cumplir cada ciclo.
• Denir el gerenciamiento de la estructura.
Adoptar un sistema de planeamiento.
• Identicar los factores de coste logístico.
• Implementar el control y auditoria logística.
1 No excluyendo en modo alguno el Enfoque Sistémico.
Por su parte Cespón Castro & Auxiliadora, 2003, plantean que en la gestión del área
productiva de la empresa, uno de los cambios de enfoque más importante implantado en
el último medio siglo, se deriva seguramente de la adopción del enfoque en sistemas y
de la consideración de las actividades productivas como integrantes de un sistema
logístico.
Las actividades logísticas deben coordinarse entre para lograr mayor eficiencia en
todo el sistema productivo. Por dicha razón, la logística no debe verse como una función
aislada, sino como un proceso global de generación de valor para el cliente, esto es, un
proceso integrado de tareas que ofrezca una mayor velocidad de respuesta al mercado,
con costos mínimos. (Ver Figura No. 3).
Figura No.3: Actividades del proceso logístico, Fuente: [Cespón Castro & Auxiliadora, 2003,
Administración de la Cadena de Suministro].
La logística es un sistema con actividades interdependientes que pueden variar de una
organización a otra, pero normalmente incluirán las siguientes funciones: Transporte,
Almacenamiento, Compras, Inventarios Planeación de producción Gestión de personal
Embalaje Servicio al cliente (http: //www.oasis.com.co/modules.php?
op=modload&name, 2007).
En las definiciones realizadas por autores e instituciones tales como: Ballou, (1991);
Coyle, (1993) y el Centro Español de Logística, (1993), se destaca el carácter integrador
y sistémico del término de modo general, se reconoce a la logística como una función
asociada al servicio al cliente, en la que se integra el flujo de materiales y de
información con todos los eslabones de la cadena de valor, que va desde proveedores a
clientes.
Como plantea Fusté, (1999), aplicar la logística es evitar, como ocurre en la empresa
tradicional, que las diferentes áreas que la conforman (compras, producción,
distribución, transporte, etc.) intenten de manera independiente optimizar los resultados
económicos. Por el contrario, todos los departamentos trabajando de forma coordinada
con visión de conjunto garantizan lo que se conoce con el término de enfoque logístico.
La Figura No. 4 muestra el enfoque de proceso del SL para la gestión empresarial. En
el mismo se abarcan las entradas, transformaciones y salidas que tienen lugar de forma
global, así como la interrelación existente entre las diferentes partes que conforman la
actividad empresarial, infiriéndose que cualquier acción desarrollada en una de ellas
tendrá una influencia directa en las otras incluyendo el entorno en el cual se desarrolla
la entidad, de ahí la importancia de un enfoque integral y por procesos que propicie el
buen funcionamiento y competitividad de la organización económica.
Figura No. 4: Enfoque por proceso del Sistema Logístico; Fuente: Military Review,
Noviembre-Diciembre 2001.
Según (Cespón Castro & Auxiliadora, 2003), la estructura de un sistema logístico
puede ser como se describe en la Figura No. 5, planteándose que para el diseño de un
sistema logístico debe especificarse lo siguiente:
1. La estructura y características de cada uno de los tres componentes principales: red
logística, organización logística y el sistema de dirección.
2. La forma en la cual cada componente se interrelaciona con los otros dos.
3. La interrelación entre el sistema logístico y otras funciones importantes con las
cuales este se relaciona directamente: el marketing, la producción y las finanzas
Por su parte en las Bases Generales del Perfeccionamiento Empresarial, establecidas por
el Grupo Ejecutivo (2005), se identifican dieciocho Sistemas a implantar por la empresa
para garantizar la máxima eficiencia y eficacia de la organización (Ver Anexo), dentro
de ellos se encuentra el Sistema de Organización de la Producción de Bienes y
Servicios, el cual presupone el diseño e implantación del Sistema Logístico,”… Sistema
Logístico a implantar en la empresa deberá garantizar la adquisición, el movimiento, el
almacenamiento de productos y el control de inventarios, así como todo el flujo de
información asociado a estas actividades, de forma tal que la rentabilidad presente y
futura de la empresa sea maximizada en términos de costos y efectividad, definiendo al
mismo como un proceso o conjunto de procesos que garantizan actividades como:
Sistema de
Dirección
Organización
Logística
Red Logística
Figura No.5: Los componentes del sistema logístico; Fuente: [Cespón Castro &
Auxiliadora, 2003, Administración de la Cadena de Suministro].
Servicio al cliente.
Transporte.
Gestión de Inventarios.
Procesamiento de pedidos.
Donde la implantación del sistema en las empresas garantice entre otros aspectos:
Evitar la escasez de los productos.
Reducir al mínimo el costo del transporte.
Obtener un bien en un tiempo mínimo o almacenaje mínimo de bienes
(en tiempo y cantidad).
Reducción al mínimo las existencias de producciones.
Teniendo como premisa que al diseñar el sistema logístico a implantar en la empresa, se
le prestará especial atención al diseño de la distribución; es decir diseñar la red del
transporte y situar los almacenes dimensionados para gestionar la demanda mínima,
media o máxima de artículos que se producen o comercializan por las empresas. La
relación existente entre capacidad de transporte y de almacenes, es un elemento vital
para el diseño del sistema logístico a implantar en la empresa… ”.
Teniendo en cuenta los modelos existentes analizados hasta aquí por diferentes autores
respecto a los Sistemas Logísticos, así como las Bases Generales para la Implantación y
Consolidación del Perfeccionamiento Empresarial y la experiencia del autor en esta
tarea, en la Figura No. 6 se muestra una adaptación del modelo de un Sistema Logístico
planteado por [Cespón Castro & Auxiliadora, 2003, Administración de la Cadena de
Suministro] a las condiciones actuales de la empresa cubana.
Una vez analizados los criterios y definiciones expuestos por diferentes autores sobre
Sistema Logístico, las condiciones actuales de la empresa cubana y tomando como
referencia las Bases para la Implantación y Consolidación del Perfeccionamiento
Empresarial y la experiencia del autor en esta esfera, se concebirá en el marco de la
presente tesis, la siguiente denominación, se entenderá como Sistema Logístico Integral
a la integración de la Gestión de Aprovisionamiento, de la Producción y la
Distribución con el Sistema Informativo y de Relaciones Financieras a ellos
asociados en sincronización con los requerimientos del cliente. Es necesario acotar
que en la concepción del sistema logístico no está presente la logística reversa, pues en
la aplicación no se llegó a desarrollar este componente, siendo necesario su inclusión e
implementación en futuras intervenciones.
Estructurar e implementar un Sistema Logístico Integral, pondrá en manos de la alta
dirección una potente herramienta que le permitirá emplearlo como soporte para las
decisiones estratégicas en aras de alcanzar el éxito empresarial.
Por último se hace necesario aconsejar, a juicio del autor que a la hora de diseñar el
Sistema Logístico de la empresa, el equipo que asuma esa responsabilidad, debe orientar
su trabajo de forma tal que para que el sistema pueda lograr un grado de ecacia y
eficiencia tal, que satisfaga los requerimientos exigidos por el entorno, se recomienda
cumplan con los siguientes conceptos rectores, los cuales deben tenerse en cuenta para
concretar el éxito y la efectividad empresarial:
Figura No. 6: Componentes del Sistema Logístico para organizaciones que aplican
Perfeccionamiento empresarial, Fuente: Adaptado de [Cespón Castro & Auxiliadora,
2003].
Sistema de
Métodos y Estilos
de Dirección
Organización
Logística
Red Logística
Sencillez: Exige disponer de una organización logística no complicada.
Economía: Consiste en emplear sólo los medios logísticos necesarios y sucientes para
cada ocasión.
Equilibrio: Consiste en conjugar adecuadamente las necesidades de apoyo con las
posibilidades y recursos de las entidades.
Oportunidad: El apoyo ha de estar disponible para el proceso seleccionado en
cantidad, momento y lugar en que éste lo necesite.
Continuidad: Como la capacidad de apoyar y dar seguimiento a todas y cada una de las
fases del sistema.
Flexibilidad: Es la capacidad de adaptación a las necesidades imprevistas de la
organización y el entorno.
1.4 Los indicadores como herramienta de evaluación del Sistema Logístico. El
Cuadro de Mando Integral (CMI)
Es una necesidad para las empresas medir si se están logrando o no ventajas
competitivas, para lo cual los indicadores financieros ya no son suficientes (Vogel,
Héctor 2002), ya que para obtener la ventaja competitiva es necesario: crear valor para
los clientes, crear valor del capital intelectual, calidad de servicio, calidad de procesos,
tecnología e innovación.
Aunque en apariencia es una percepción obvia, de hecho la mayoría de las
organizaciones, incluso las que están implantando nuevos sistemas de medición de la
actuación, no son capaces de alinear esas mediciones con la estrategia empresarial y en
definitiva con su Sistema Logístico, donde en una empresa productora de bienes por
ejemplo, se plantea que los costos logísticos pueden llegar a representar hasta el 60 por
ciento del costo de producción total.
En el caso de Cuba, y específicamente en el territorio minero de la provincia Holguín,
según experiencias del autor, la mayoría intentan mejorar la actuación de los procesos
existentes, a través de costos más bajos, mejora de calidad y tiempos de respuesta más
cortos pero no están identificando procesos realmente estratégicos: aquellos que deben
realizarse excepcionalmente bien, para que la estrategia de una organización tenga
éxito.
En la experiencia práctica, una de las falencias fundamentales del sector empresarial
cubano es la falta de un conjunto de indicadores más o menos estandarizados que
sirvan para evaluar la gestión. En las empresas podemos observar que el área de
Finanzas utiliza indicadores tales como retorno sobre la inversión (ROI), etc.; el
departamento Comercial utiliza, por ejemplo, indicadores de cuotas, pero, cuando nos
acercamos al área logística, muchas veces nos encontramos con falta de información
precisa y consolidada con respecto a su desempeño. Por tanto resulta evidente
implementar un sistema de indicadores para comunicar y alinear a la organización con
la estrategia empresarial teniendo como soporte el Sistema Logístico; lejos del enfoque
histórico y a corto plazo de reducción de costos y competencia a bajo precio, y hacia la
generación de crecientes oportunidades, ofreciendo a los clientes productos y servicios
con valor añadido y a la medida. En este sentido emerge el Balanced Scorecard (BSC),
o Cuadro de Mando Integral (CMI), el cual permitirá medir la actuación de los factores
clave del sistema logístico, teniendo en cuenta cada una de las cuatro perspectivas
(financiera, cliente, procesos internos, así como aprendizaje y crecimiento) con la
finalidad de evaluar el cumplimiento de los objetivos del sistema.
A) La perspectiva financiera.
Vincula los objetivos de cada unidad de negocio con la estrategia de la empresa. Sirve
de enfoque para todos los objetivos e indicadores de todas las demás perspectivas.
B) La perspectiva cliente
Identifica los segmentos de cliente y mercado donde se va a competir. Mide las
propuestas de valor que se orientan a los clientes y mercados. Evalúa las necesidades
de los clientes, como su satisfacción, lealtad, adquisición y rentabilidad con el fin de
alinear los productos y servicios con sus preferencias. Traduce la estrategia y visión en
objetivos sobre clientes y segmentos y son estos los que definen los procesos de
marketing, operaciones, logística, productos y servicios.
C) La perspectiva procesos internos.
Define la cadena de valor de los procesos necesarios para entregar a los clientes
soluciones a sus necesidades (innovación, operación, servicio postventa). Los objetivos
e indicadores de esta perspectiva se derivan de estrategias explícitas para superar las
expectativas de los clientes.
D) La perspectiva aprendizaje y crecimiento.
Es uno de los pilares más importantes en los que se basan las tres perspectivas
anteriores, consiste en la capacidad de la empresa y de quienes trabajan en ella para
aprender y crecer continuamente. En general el aprendizaje no se puede separar del
trabajo, en las organizaciones no hay aprendizaje sin trabajo ni trabajo sin aprendizaje.
En esta perspectiva se obtienen los inductores necesarios para lograr resultados en las
anteriores perspectivas. Se miden, las capacidades de los empleados, las capacidades de
los sistemas de información, y el clima organizacional para medir la motivación y las
iniciativas del personal.
Con el fin de establecer los objetivos de resultados de la entidad, es necesario seguir
algunas premisas básicas para incorporar al Cuadro de Mando integral.
1. Establecer metas para que los empleados puedan identificarse y hacerlas suyas. Las
empresas piden que los empleados doblen o tripliquen las ventas o lleguen con más
rapidez al mercado, pero no explicitan cómo hacerlo. En este sentido, sería
conveniente que se proporcionen herramientas y métodos para alcanzar objetivos tan
ambiciosos.
2. Identificar y racionalizar iniciativas estratégicas. Una vez establecidas las metas
para los indicadores, ya sean financieros, de los clientes o el crecimiento y
aprendizaje, se debe valorar si esas iniciativas alcanzarán para concretar esas metas
o si serán necesarias nuevas iniciativas.
Finalmente se hace necesario resaltar que todas las áreas y miembros de la organización
deben estar involucrados en la alineación de la estrategia empresarial con la gestión del
proceso logístico, por tanto todos deben dirigirse a conseguir las mismas metas.
Al considerar esta sincronización un elemento de vital importancia para el logro del
éxito empresarial, a continuación se procede a realizar un análisis de esta interrelación.
1.4 La necesidad de la integración entre la Gestión Logística y la Gestión
Estratégica Empresarial
La competitividad está asociada al pensamiento estratégico”, a la “capacidad
estratégica”, es decir, al establecimiento de los principios que deben guiar al conjunto de
las operaciones a lograr los vínculos necesarios entre las estrategias corporativas y los
procesos de la empresa. La producción y / o servicio que brinda cualquier empresa se
materializa en sus procesos. El estudio y mejoramiento continuo de estos en la búsqueda
de la disminución de los costos, la elevación de la productividad, la elevación de los
niveles de calidad y de servicio al cliente, etcétera, entre otros efectos positivos
deseados, entre ellos la competitividad, dependen de su “excelencia”. Chase & Aquilano
(2000), plantean que la competitividad de una compañía se refiere a su posición relativa
en comparación con otras firmas en el mercado. Para ello la organización debe
desarrollar una estrategia de operaciones que se ajuste adecuadamente a su misión de
servir al cliente (Luchi & Paladino, 2000). Guns (1999) plantea que “…ahora no se
compite sólo en costo, ahora la competencia está relacionada con la Calidad, el Tiempo,
el Servicio, la Flexibilidad y la Disponibilidad.” Sobre este aspecto se destacan las
definiciones de estrategia dadas por los gurúes de la estrategia empresarial como
Dupont Chandler (1962), Ansoff (1993), Porter (1985), Hamel (1998), Prahalad (1994),
Mintzberg (1994) y Drucker (1996) entre otros, llegando a definirse los elementos más
relevantes que caracterizan la estrategia empresarial.
Constituye también una de las premisas para la implementación exitosa del SL el estar
definido el cuadro estratégico de la organización, como resultado de su planificación
estratégica, siendo necesaria la revisión sistemática del vínculo objetivos-estrategias en
el “día a día”, centrando la atención en los procesos logísticos y dentro de éstos, en las
actividades críticas, que definen su éxito o fracaso, (Parra Ferrié, 2005). Algunos de los
problemas de planificación estratégica asociados al proceso logístico que se dan
frecuentemente están relacionados entre otros elementos con la asignación de áreas
geográficas a los almacenes, estudio sobre la conveniencia de enviar directamente al
cliente o emplear almacenamiento intermedio, y por último, determinación del mejor
medio de transporte para el traslado de productos tanto a nivel nacional como
internacional, destacando que estos son sólo una pequeña representación de los
problemas de naturaleza estratégica (Ballou, 1991).
La realización del diagnóstico integral de la organización permitirá el despliegue de
estrategias, políticas y establecimiento de indicadores de gestión para lograr los
objetivos estratégicos a las áreas funcionales, ya que deviene un análisis exhaustivo de
los factores internos y externos que obstaculizan el logro de los resultados esperados. El
área funcional de Producción/Operaciones se organiza a partir del sistema logístico (SL)
propuesto, el cual tiene la misión de llegar al cliente en el momento demandado con el
producto necesario, teniendo precisamente como objetivos estratégicos el mejoramiento
del servicio al cliente, la disminución del ciclo logístico y del costo del sistema
logístico, por lo que en el Sistema Logístico Integral que se propone se presenta un
sistema mediante el cual la integración y sincronización de sus procesos (G.
Aprovisionamiento, G. Producción, G. Distribución), permitirá un flujo ágil para
responder a una demanda cambiante y cada vez más exigente.
1.6 La empresa como un todo. Enfoque Sistémico
El concepto de sistema arranca del problema de las partes y el todo, ya discutido en la
antigüedad por Hesíodo (siglo VIII a.C.) y Platón (siglo IV a.C.) Sin embargo, el
estudio de los sistemas como tales no preocupa hasta la segunda guerra mundial, cuando
se pone de relieve el interés del trabajo interdisciplinario y la existencia de analogías
(isomorfismos) en el funcionamiento de sistemas biológicos y automáticos.
En los años cuarenta comienza un vivo interés por los estudios interdisciplinares con el
fin de explorar la tierra de nadie existente entre las ciencias establecidas. Así es como
Wiener y Bigelow descubren la ubicuidad de los procesos de realimentación, en los que
informaciones sobre el funcionamiento de un sistema se transmiten a etapas anteriores
formando un bucle cerrado que permite evaluar el efecto de las posibles acciones de
control y adaptar o corregir el comportamiento del sistema. Este estudio tomaría carta
de naturaleza cuando, en los años cincuenta, L. von Bertalanffy propone su Teoría
General de Sistemas, así el enfoque de sistemas aparece para abordar el problema de la
complejidad a través de una forma de pensamiento basada en la totalidad y sus
propiedades que complementa el reduccionismo científico.
La definición de Sistema ha sido tratada por varios autores, por ejemplo, el mismo L.
von Bertalanffy (1968), plantea que: es un conjunto de unidades en interrelación. Por su
parte (Ferdinand de Saussure, 1931), expone que: es una totalidad organizada, hecha
de elementos solidarios que no pueden ser definidos más que los unos con relación a los
otros en función de su lugar en esa totalidad.
De acuerdo con Ackoff, un sistema es un conjunto de dos o más elementos de cualquier
clase que tiene tres propiedades:
Cada elemento del conjunto afecta a las propiedades o al comportamiento del todo;
La manera en que cada elemento afecta al todo depende, al menos, de un elemento
más, o, dicho de otra forma, los elementos son independientes;
Si se subdividen de alguna forma los elementos del sistema, las partes resultantes
tienen las dos primeras propiedades.
Se ha planteado por diferentes autores que estamos abandonando la era de las máquinas
y hemos entrado en la era de los sistemas. Los responsables del área de gestión y
administración se ocupan, preferentemente de un tipo particular de organizaciones
sistemas denominados O. Siguiendo a Ackoff, una organización presenta las siguientes
características:
Es un sistema con finalidad (tiene la capacidad de elegir, los medios o los fines, o
ambas cosas) compuestos, al menos, por dos elementos - personas con finalidad
que tienen un objetivo común.
Entre los diferentes elementos que la integran existe una división funcional del
trabajo.
Los subconjuntos o elementos que realizan funciones diferentes pueden responder al
comportamiento de cada uno de los otros mediante la observación y la
comunicación.
Al menos, un subconjunto o elemento del sistema debe tener la función de control.
Si se examinan los 4 puntos anteriores puede constatarse, sin mayor dificultad, que
todas estas características las posee una empresa. Pero no todas las organizaciones son
empresas. También lo son un ministerio, un hospital, una universidad, una iglesia, etc.
(Leyva Rodríguez, 2002).
Al considerar a la empresa como una organización se reconoce la existencia dentro de la
misma de partes (Sistemas), que a su vez estos también están divididos en
(subsistemas), donde estos compuestos que tienen finalidad propia, en la medida en que
los objetivos de los mismos no sean coincidentes aparecerán conflictos que no podrán
ser solucionados sino se contempla desde una perspectiva de sistema.
Según Schroeder los sistemas productivos son procesos específicos de transformación
de un conjunto de factores (de entrada) en un conjunto de productos, bienes o servicios
(salida)”. Es por ello que en la actualidad se analiza y estudia a la organización como un
sistema que funciona con un enfoque por proceso, o sea que todas sus áreas funcionales
trabajen con un mismo objetivo: la misión de la Organización y no sus metas
particulares. Para ello existen diversos métodos de gestión empresarial que utilizan ese
enfoque: Control Total de la Calidad, Just In Time (J.I.T), Teoría de las Restricciones
(T.O.C), la Logística Empresarial y particularmente en Cuba el Perfeccionamiento
Empresarial.
Para la realización del presente trabajo se combinan: El Perfeccionamiento Empresarial
y la Logística Empresarial, constituyendo el primero un proceso de mejora continua
para las organizaciones cubanas, el cual surge con el objetivo de lograr la eficiencia y
eficacia de las mismas, partiendo de determinar cuales son los problemas que presenta
la organización (diagnóstico) en todos sus sistemas1, para luego realizar el diseño e
implementación de los mismos como un ”traje a la medida” para lograr los objetivos
propuestos teniendo en cuenta las siguientes características que pueden ser aplicables a
cualquiera de los mencionados Sistemas:
Debe existir interrelación entre sus componentes (relación entre las partes y el
todo).
Los sistemas están ordenados en una jerarquía.
Las partes de un sistema no son iguales al todo.
Los límites de los sistemas son artificiales.
Los sistemas pueden ser abiertos o cerrados – según la influencia con el entorno.
Cada sistema tiene entradas, procesos, salidas y ciclos de retroalimentación.
Las fuerzas dentro de un sistema tienden a ser contrarias entre ellas (feedback)
para mantener el equilibrio.
1.6. 1 Consideraciones para el análisis y diseño de Sistemas.
Según criterios de varios autores incluyendo al autor del presente trabajo, el Análisis de
Sistemas trata básicamente de: determinar los objetivos y límites del sistema objeto de
análisis, caracterizar su estructura y funcionamiento, marcar las directrices que permitan
alcanzar los objetivos propuestos, y evaluar sus consecuencias. Dependiendo de los
objetivos del análisis podemos encontrarnos ante dos problemáticas distintas:
Análisis de un sistema ya existente para comprender, mejorar, ajustar y/o
predecir su comportamiento
Análisis como paso previo al diseño de un nuevo sistema.
En cualquier caso, podemos agrupar más formalmente las tareas que constituyen el
análisis en una serie de etapas que se suceden de forma iterativa hasta validar el proceso
completo:
Conceptualización
1 Estos sistemas conforman el expediente de Perfeccionamiento Empresarial de la empresa según
Decreto 281/05 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros (CECM).
Consiste en obtener una visión de muy alto nivel del sistema, identificando sus
elementos básicos y las relaciones de éstos entre sí y con el entorno.
Análisis funcional
Describe las acciones o transformaciones que tienen lugar en el sistema. Dichas
acciones o transformaciones se especifican en forma de procesos que reciben unas
entradas y producen unas salidas.
Análisis de condiciones (o constricciones)
Debe reflejar todas aquellas limitaciones impuestas al sistema que restringen el
margen de las soluciones posibles. Estas se derivan a veces de los propios objetivos
del sistema:
oOperativas, como son las restricciones físicas, ambientales, de
mantenimiento, de personal, de seguridad, etc.
oDe calidad, como fiabilidad, mantenibilidad, seguridad,
convivencialidad, generalidad, etc.
Sin embargo, en otras ocasiones las constricciones vienen impuestas por limitaciones en
los diferentes recursos utilizables:
oEconómicos (reflejados en un presupuesto).
oTemporales (que suponen unos plazos a cumplir).
oHumanos, (reflejados en las competencias)
oMetodológicos, (que conllevan la utilización de técnicas
determinadas).
oMateriales, (como espacio, herramientas disponibles, etc.)
Construcción de modelos
Una de las formas más habituales y convenientes de analizar un sistema consiste en
construir un prototipo (un modelo en definitiva) del mismo.
Validación del análisis
A fin de comprobar que el análisis efectuado es correcto y evitar en su caso la posible
propagación de errores a la fase de diseño, es imprescindible proceder a la validación
del mismo. Para ello hay que comprobar los extremos siguientes:
oEl análisis debe ser consistente y completo.
oSi el análisis se plantea como un paso previo para realizar un diseño, habrá que
comprobar además que los objetivos propuestos son correctos y realizables.
Una ventaja fundamental que presenta la construcción de prototipos desde el punto de
vista de la validación radica en que estos modelos, una vez construidos, pueden ser
evaluados directamente por los usuarios o expertos en el dominio del sistema para
validar sobre ellos el análisis.
De todo lo anteriormente expuesto resulta evidente que, una vez realizado el proceso de
diagnóstico como primer paso para la aplicación del Perfeccionamiento Empresarial, se
requiere tener en cuenta todos estos elementos para lograr efectividad en el diseño e
implementación de los sistemas que componen dicho expediente y en particular el
Sistema Logístico, pues constituye un pilar fundamental para el éxito de la organización
1.6.2 Subsistemas de un sistema
Se denominan Subsistemas las partes que conforma un sistema. Cada subsistema tiene
su propia vida, pero permite que el sistema sea un todo y produce una serie de variables
para establecer el estado del sistema, (Levine and Fitzgerald, 1992). La función y
estructura de un sistema puede ser estudiado, analizado y descrito a través de los
subsistemas básicos.
Como se pudo observar anteriormente, en la Figura No. 6, que muestra la gestión
empresarial con un enfoque logístico, donde se debe abarcar simultáneamente a los
diferentes sistemas de la empresa, dando prioridad por su peso e importancia a los
Sistemas de Organización de la Producción de Bienes y Servicios, de Mercadotecnia y
de Relaciones Financieras, donde la interrelación existente entre las diferentes partes
que conforman la actividad empresarial, conlleva a que cualquier acción desarrollada en
una de ellas tiene una influencia directa en las otras, de ahí la importancia de un enfoque
integral que propicie el buen funcionamiento y competitividad de la organización.
La mayoría de los autores consideran a la logística o al sistema logístico con tres
subsistemas fundamentales: aprovisionamiento, producción y distribución, (Ver Torres
Gemeil / Daduna / Mederos Cabrera /, 2007), concebidos de forma integral (ver Figura
No. 7) y enfocados hacia la satisfacción del cliente.
Figura No. 7: Sistema logístico, Fuente: Torres Gemeil/ Daduna/ Mederos Cabrera,
2007).
A continuación se realiza un análisis de las funciones de cada subsistema componente
del Sistema Logístico.
1.6.2.1 Subsistema de Aprovisionamiento
El enfoque tradicional de aprovisionamientos puede caracterizarse por una relación
entre proveedor y cliente, marcada por una fuerte competencia entre ambas partes. Esta
confrontación es estimulada por la tendencia de aprovisionamientos hacia la reducción
de los precios a corto plazo y se pone en práctica por las políticas de negociación, donde
calidad, plazo de entrega y especificaciones de diseño, actúan como restricciones
impuestas por el usuario y se trasmiten al proveedor con el filtro de la negociación entre
comprador y vendedor, los cuales actúan como meros intermediarios (Cespón Castro &
Auxiliadora, 2003).
Es indudable que la nueva concepción del sistema logístico como cadena integrada de
suministros, hace necesario que proveedores y clientes comiencen a reconocer las
oportunidades de obtener ventajas mutuas que pueden derivarse de compartir
información acerca de las necesidades de materiales de una manera continua y leal. Los
beneficios de esta relación más estrecha pueden cifrarse en:
Mayor valor añadido al producto.
Plazos de entrega más cortos y fiables.
Menos cambios de última hora en las programaciones.
Menos stocks.
Menos problemas de calidad.
Mayor adecuación del servicio y el producto a las necesidades específicas de cada
cliente.
Por tanto resulta evidente que en el entorno actual las relaciones se basan en la
cooperación para conseguir un objetivo común: mejorar la productividad global de
toda la cadena logística. En el Anexo, se muestra el procedimiento a emplear para el
diseño y/o perfeccionamiento del Subsistema de Aprovisionamiento bajo un enfoque
sistémico de mejoramiento continuo. A continuación se detallan algunos aspectos del
Sistema Logístico en correspondencia con la Figura No. 7, el mismo consta de las
siguientes funciones:
La planificación, que enfatiza en la gestión de las unidades
físicas, consiste en la previsión de las necesidades a partir del seguimiento de las ventas
o entregas, conociendo las existencias y definiendo los parámetros para la gestión de
inventarios. Las necesidades de compras en el tiempo se logra complementando todo lo
anterior con el seguimiento de los pedidos.
Las compras tienen un marcado acento económico. Sus operaciones más
representativas son las siguientes:
a) Gestión de las compras.
b) Búsqueda, evaluación y selección de proveedores.
c) Negociación.
d) Control.
Los objetivos que persigue el subsistema de aprovisionamiento pueden sintetizarse en:
Abastecer al cliente de la cantidad que precisa en el momento oportuno.
Minimizar el costo de adquisición para obtener el máximo beneficio.
Minimizar el costo integral de aprovisionamiento (gastos de operación) para
obtener la máxima rentabilidad.
1.6.2.2 Subsistema de Producción/Operaciones
La producción asume la responsabilidad de la transformación de los materiales
adquiridos mediante el proceso de aprovisionamiento en productos para su posterior
distribución. Sus principales funciones son:
La planificación de la producción que contempla fundamentalmente:
1. Interrelación con el área comercial en cuanto a la previsión de la
demanda.
2. Previsión, planificación y programación de las cantidades que se deben
producir.
3. Cálculo de recursos necesarios, tanto materiales como humanos, para la
planificación prevista.
El control de la producción que abarca fundamentalmente:
1. La gestión de las existencias de los productos acabados y de los
productos en proceso de fabricación, que permita la continuidad en la
entrega a los procesos siguientes, estableciendo los índices de rotación y
cobertura.
2. Seguimiento y control de la producción, con el correspondiente análisis
de desviaciones de acuerdo a las órdenes remitidas a fabricación.
Entre los objetivos del subsistema de producción, cabe destacar:
1. Proporcionar los productos al proceso de distribución en las condiciones de
calidad, cantidad y plazos exigidos.
2. Minimizar el costo de elaboración buscando la obtención del máximo beneficio.
3. Minimizar el costo global de la producción hasta el momento de pasar a
distribución, obteniendo la máxima rentabilidad.
1.6.2.3 Subsistema de Distribución
Mediante la distribución el cliente recibe los productos requeridos. A continuación se
explican sus principales funciones:
La preparación de pedidos para el despacho que consta de las siguientes
operaciones:
1. Recepción y clasificación de pedidos.
2. Selección del método para el despacho.
3. Formación de pedidos.
4. Revisión y control.
1. El transporte materializa la distribución física atendiendo al área geográfica a
servir en el tiempo necesario con adecuados índices de explotación de los medios
empleados para ello, teniendo en cuenta la legislación vigente.
2. Como objetivos esenciales del subsistema de distribución, se pueden citar los
siguientes:
a. Llegar al cliente en el plazo y en el modo estipulado.
b. Minimizar los costos de distribución, maximizando el beneficio.
c. Minimizar el costo total de la distribución física hasta el momento de la
entrega al cliente, para una mayor rentabilidad.
Conclusiones
Teniendo en cuenta todo lo analizado hasta aquí se pudo llegar a las siguientes
conclusiones:
1. Las consideraciones planteadas por diferentes autores, reconocidos en el área de
la Gestión Empresarial, reconocen la importancia que requiere el diseño e
implementación de sistemas logísticos para las empresas asegurar los niveles de
producción y servicios demandados por los clientes.
2. La adecuada implementación del S.L permite garantizar el producto adecuado,
en el lugar adecuado, en el momento preciso y con la calidad requerida.
3. Se definen como principales subsistemas del Sistema Logístico a los de:
Aprovisionamiento, Producción/Operaciones y Distribución.
4. Se constató la necesidad de integración y coordinación de los sistemas logísticos
con la estrategia global de la empresa.
Bibliografía
1. Acevedo, José A. y otros. Modelo General de la Organización. Ciudad Habana:
Editorial ISPJAE; 1996, 40p.
2. Anaya, Julio J. Logística Integral. La gestión operativa de la empresa. Madrid:
Editorial ESIC; 2000, 295p.
3. Arbones, Eduardo A. Logística Empresarial. España: Editorial Boixanu editores;
1990, 157p.
4. Cespón Castro, R. & Auxiliadora, María. Administración de la cadena de
suministro. Manual para estudiantes de la especialidad de Ingeniería Industrial.
Universidad Tecnológica Centroamericana de Honduras. UNITEC. Tegucigalpa,
2003.
5. Domínguez, José A. y otros. Dirección de Operaciones. Aspectos tácticos y
operativos en la producción y los servicios. España: Editorial MC Graw Hill;
1995. 503p.
6. Gómez, Marta y Acevedo, José A. Diseño del servicio al cliente. Ciudad Habana:
Ediciones Logespro; 2001. 75p.
7. Gómez, Marta y Acevedo, José A. Logística del Aprovisionamiento. Colección
Logística. Coorporación John F. Kennedy; 2000. 120p.
8. Gómez, Marta y Acevedo, Jose A. La Logística Moderna y la Competitividad
9. Empresarial. Ciudad Habana: Ediciones Logespro; 2001. 75p.
10. Hacia un a red logística optimizada: Las nuevas herramientas informáticas de
apoyo a la toma de decisiones. http://www.sytsa.com
11. Logística Aplicada: No.1; 1996. p2-5.
12. Logística Empresarial. http://www.aloccidente.com
13. Pérez, Marisol y otros. Monografía sobre Logística Empresarial. Holguín:
Editorial Uho; 2001, 127p.
14. Principios básicos en logística. http://www.trilogic.cl
15. Sahid, Feres. Logística Pura. Colección Logística. Coorporación John F. Kennedy.
Año 2000. 116p.
16. Torres Gemeil, Manuel y otros. Fundamentos Generales de la Logística. Ciudad
de La Habana y Berlín. Editorial Universitaria; Febrero de 2007. 367p.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Vegas Santana Alcides. (2009, junio 17). Análisis y diseño de sistemas logísticos. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/analisis-y-diseno-de-sistemas-logisticos/
Vegas Santana, Alcides. "Análisis y diseño de sistemas logísticos". GestioPolis. 17 junio 2009. Web. <https://www.gestiopolis.com/analisis-y-diseno-de-sistemas-logisticos/>.
Vegas Santana, Alcides. "Análisis y diseño de sistemas logísticos". GestioPolis. junio 17, 2009. Consultado el 19 de Mayo de 2018. https://www.gestiopolis.com/analisis-y-diseno-de-sistemas-logisticos/.
Vegas Santana, Alcides. Análisis y diseño de sistemas logísticos [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/analisis-y-diseno-de-sistemas-logisticos/> [Citado el 19 de Mayo de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de paloetic en Flickr
DACJ