Uso inteligente del tiempo libre

  • Autoayuda
  • 3 minutos de lectura

Con la llegada de la industrialización, muchas personas pueden ahora disponer de tiempo libre para dedicarse a actividades no laborales. Algunos regalan y subvaloran ese tiempo, pero otros, con conciencia de éxito, saben que la clave del progreso, está justamente en el uso de esas horas tan valiosas. Siga leyendo.

El tiempo libre ha sido desde siempre un anhelo para los seres humanos. Los requerimientos del trabajo para la supervivencia y otras múltiples exigencias de la cotidianidad, nos ha hecho anhelar momentos para el descanso, el disfrute, el ocio y el crecimiento interior.

Íntimamente, anhelamos huir de los factores estresantes y dejar de decir:”necesito más tiempo” o “no tengo tiempo”, y alcanzar un grado de control y disfrute verdadero del tiempo.

Cada día, dedicamos entre 8 y 12 horas solamente a trabajar, si sumamos los horarios regulares y los tiempos ocupados en pensar en el día siguiente, el arreglo personal, y los traslados y esperas.

Por fortuna, en las sociedades industrializadas, la ciencia y la tecnología, han permitido crear métodos productivos sistematizados que nos facilitan la vida, y abren nuevas posibilidades de uso de nuestro tiempo libre, que ha aumentado.

Los electrodomésticos, las computadoras y otros equipos, pueden verse como útiles ahorradores de tiempo y energía, y las horas que antes solían emplearse en producir y sobrevivir, pueden ahora destinarse a otras actividades útiles o satisfactorias.

Este cambio en nuestro uso del tiempo, ha permitido el surgimiento de una gigantesca industria dedicada al entretenimiento, que genera millares de empleos y factura miles de millones. También se hayan desarrollado estilos de vida novedosos de gente que vive para atender a otros en su tiempo libre.

Otra consecuencia es que hoy en día, cada vez más, las personas buscan la satisfacción de sus deseos y necesidades particulares.

El tiempo libre, es invertido por la mayoría de las personas, en ordenar, hacer reparaciones, limpiar, atender a los hijos, pasear con la familia, viajar, compartir con amigos, escuchar música, ver cine y televisión, navegar en internet, dormir y descansar, o simplemente para no hacer nada.

Sin embargo, demasiadas personas valoran poco el gran potencial del tiempo libre, desconocen que es un espacio esencial para la superación, y lo pierden o subutilizan en actividades rutinarias, inútiles e improductivas para sus objetivos, en vez de valorarlo, protegerlo y administrarlo eficientemente. ¿Y qué hacer entonces?

Quiero recomendarles aquí, seis usos valiosos y productivos para el tiempo libre que le permitirán un mejor aprovechamiento y un acercamiento al éxito y el bienestar general. Se trata de usar el tiempo libre, para cuidar la salud, afianzar los vínculos importantes, reflexionar, planificar y prepararse.

Cuidar la salud es esencial, pues ella es la base de todo lo que hacemos con el cuerpo y la mente. Ya que prevenir es un acto de inteligencia, tómese un par de días para hacerse exámenes médicos y asegurarse de su buena salud.

Puede ir al gimnasio y mejorar su condición y su figura.

Afianzar vínculos es esencial pues somos seres sociales, insertos en sistemas de pareja, familia y amigos, y son justamente esas relaciones las que podemos en parte del tiempo libre, mejorar y pulir. No se trata de encuentros rutinarios y conversaciones “cliché”, sino horas para sanar dolores, limar asperezas y unirse de corazón. Aproveche para recontactar gente importante para usted, y crear proyectos futuros.

Reflexionar es una opción esencial en el tiempo no laboral. Estamos saturados y atrapados por las rutinas diarias, y no nos damos el tiempo para observarnos, reconocernos, analizarnos y hacernos preguntas para saber si vamos bien, si el camino que transitamos es adecuado, y si llegaremos a feliz destino. La gran paradoja es: Detente para que puedas avanzar.

Planificar es común en inteligentes y triunfadores. Significa dibujar la senda que luego recorreremos. Ponga atención a las diversas áreas de su vida y detecte lo que debe permanecer como está, lo que amerita modificaciones parciales y lo que debe ser desechado. Planificar permite ahorrar energía y tiempo, y evita muchas frustraciones derivadas de la improvisación. Planifique.

Veamos, finalmente, la estrategia clave: prepararse. Este es un mundo muy competitivo y cambiante que demanda actualización permanente. Por esto, un uso valioso para el tiempo libre es la preparación. Puede ser a través de lecturas caseras, cursos y talleres vía Internet, o tomar estudios formales de postgrado de bajo requerimiento presencial u online.

Gary Becker, ganador del Premio Nobel de Economía, ha demostrado numéricamente lo que muchos sabían, y es que las personas con mayor preparación reciben ingresos y reconocimientos mayores que aquellos con menos preparación. Tome parte de su tiempo libre para ampliar sus competencias intelectuales.

Se ha dicho que “el tiempo es oro”. Convierta pues su tiempo libre en un activo que trabaje a su favor, y además del descanso y la diversión necesarios, siémbrelo para asegurarse una verdadera prosperidad. Otros pudieron; usted puede.

Además, es una forma de quererse más. Gracias por leerme.

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Yagosesky Renny. (2006, enero 18). Uso inteligente del tiempo libre. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/uso-inteligente-del-tiempo-libre/
Yagosesky, Renny. "Uso inteligente del tiempo libre". GestioPolis. 18 enero 2006. Web. <http://www.gestiopolis.com/uso-inteligente-del-tiempo-libre/>.
Yagosesky, Renny. "Uso inteligente del tiempo libre". GestioPolis. enero 18, 2006. Consultado el 31 de Julio de 2015. http://www.gestiopolis.com/uso-inteligente-del-tiempo-libre/.
Yagosesky, Renny. Uso inteligente del tiempo libre [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/uso-inteligente-del-tiempo-libre/> [Citado el 31 de Julio de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de ramsd en Flickr