La gestión humana desde una mirada latinoamericana

Autor: Cledys Mariela Lengua Pérez

Gestión del talento

21-11-2008

La gestión del talento humano no es una asignatura ubicada en un plan de estudio de una determinada carrera profesional, es un compromiso humano y social inherente a cada persona desde sus relaciones interpersonales en los distintos roles y ambientes en los cuales interactúa.

Mirada así la gestión humana compromete la conciencia individual de la persona y la ubica en un contexto universal.

Es debido a esta mirada que como docente del área de gestión del talento humano frecuentemente cuestiono lo leído en los libros de Administración del Recurso Humano o Gestión del Talento Humano que escriben autores de otros países que a nivel de desarrollo tecnológico están más avanzados que los países nuestros.

Sin embargo los contenidos de estos textos no llenan las expectativas del lector que busca en la gestión humana un medio que contribuya al mejoramiento de la persona a nivel integral, dichos contenidos señalan técnicas y estrategias para el mejoramiento de un proceso productivo enfocado al aumento del capital y no al mejoramiento del ser humano como tal.

Frente a esta inquietud se encuentra la observación de otra realidad, la realidad que se vive en muchas empresas del medio, las cuales tratan de implementar modelos de trabajos existentes en países tecnológicamente más avanzados, con una cultura y forma de pensar muy distintas a la nuestra en los cuales dichos modelos funcionan porque son propios y encajan muy bien en esos contextos.

La cultura latinoamericana basada en costumbres indígenas con una gran variedad de matices puesto que fue intervenida violentamente por otras culturas no puede seguir copiando modelos alejados de su realidad, es necesario producir los propios modelos y crear métodos de trabajos que den respuesta a las necesidades del contexto empresarial nuestro.

Se hace necesario tomar conciencia de que nuestros pueblos latinoamericanos en medio de la situación de pobreza, violencia y demás flagelos sociales que se dan en ellos, poseen una enorme riqueza que hay que defender y con la cual hay que trabajar hasta desarrollarla al máximo sin que se pierda su identidad.

¿De que le sirve a un pueblo lograr desarrollo tecnológico pagando un precio bien alto? El peso que lleva consigo una sociedad deshumanizada.

¿Será que el capital en abundancia sin bondad y solidaridad dará desarrollo integral al ser humano?


La gestión humana no puede enfocarse únicamente a la dimensión económica, al hacer de la persona, tiene que responder a la integralidad del ser humano, es decir debe llenar las expectativas del hombre desde su ser, su saber y su hacer.

Si se enfoca la gestión humana hacia una de estas dimensiones más que a las otras puede ser que se logre un gran desarrollo unidireccional pero se pierde la armonía conjunta de la totalidad que es el universo del ser humano.

Para lograr una buena gestión del talento humano en Latinoamérica se requiere de una labor conjunta familia, escuela y nación, entes que de una u otra forma tienen que ver con el proceso formativo de la persona.

Si damos una mirada hacia cada una de estas entidades en nuestros pueblos latinoamericanos, nos damos cuenta de que existe una carencia de trabajo en equipo, de trabajo bien articulado entre ellas.

La familia es el núcleo de la sociedad en ella se le da origen al individuo, se nace y se le dan las primeras bases de formación, en las familias de nuestros pueblos latinos, encontramos todo tipo de carencias algunas de ellas son de origen económico, afectivas, culturales, sociales y políticas.

De manera que el ser humano inicia su proceso formativo de acuerdo a unas condiciones de vida particulares pero que están inmersas en un entorno social colectivo que de una u otra forma tienen incidencias en la persona, puesto que de su núcleo familiar el niño pasa a la escuela y empieza a interactuar con otros niños que poseen otras condiciones de vida, otras costumbres y características particulares que interactúantes con las suyas van influenciándose mutuamente y reconociéndose como miembros de una misma realidad social.

La nación como órgano integrador de la diversidad cultural y sistema que rige la educación y los destinos de sus ciudadanos deberá buscar mecanismos que fomenten el trabajo mancomunado y direccionado hacia un mismo fin el bien común.

¿Cuál es la realidad frente al trabajo que realizan estas tres entidades en nuestro medio?

Las familias de esta nueva generación es una familia de pocos miembros, el número de hijos es muy reducido un hijo o si mucho dos, ambos padres trabajan y los niños desde edad muy temprana están bajo el cuidado de personas que laboran en los centros educativos encargados de la educación preescolar. Son estas instituciones en algunos casos quienes se encargan de dar las primeras pautas de formación a los niños en las situaciones de clases sociales más favorecidas, puesto que hay casos en el que el niño es dejado solo en casa o al cuidado de una persona mayor perteneciente algún miembro familiar carente de formación académica o de un hermanito mayor que aun es una persona inmadura.

Existe en nuestro medio muchas madres cabezas de familia que tienen que salir a trabajar en oficios varios para poder sostener a sus hijos y mucha población de niños que para poder subsistir deben trabajar en la calle todo el día para ganar su sustento diario, a todo esto se suma el problema de la violencia intrafamiliar que va en detrimento de la salud psíquica de la persona.

La escuela realiza su trabajo de manera independiente muchas veces desconociendo la realidad de las personas que asisten a sus aulas, se enfoca más a la parte técnica, se dedica a transmitir información sin intervención real de las problemáticas existente en el medio.

La nación por su parte dedica más recursos en pro de la seguridad social que al campo de la salud y educación.

Como podemos ver y está señalado en párrafos anteriores entre estas tres entidades (familia, escuela y estado) no existe un trabajo en equipo que articuladamente se ocupen de dar solución continúa y permanente a las situaciones de problemas sociales de nuestros países latinoamericanos.

La gestión humana ha de enfocarse a la integralidad del ser humano para que pueda cumplir con su finalidad que es lograr el desarrollo armónico de la persona en su totalidad.

Ser, saber y hacer son tres dimensiones pertenecientes a una misma realidad la persona humana y desde esa mirada integradora se debe trabajar la gestión del talento humano.

¿Cómo integrar el ser, el saber y el hacer de las personas en una sociedad fragmentada?

Se requiere de un esfuerzo colectivo de las familias, la escuela y el estado, cada uno desde su funcionalidad apuntando a la creación de una nueva cultura, la cultura de la integralidad, la cultura del holismo, la cultura del respeto a la dignidad del hombre, la cultura de la equidad, la cultura de la solidaridad social, económica y política… una cultura donde se fomenten los valores desde que inicia la vida hasta que culmine.

¿Cómo lograr un sueño tan ambicioso?

Es un proceso que nunca concluye, es una labor continua y permanente que se va realizando poco a poco y cuyos resultados nunca se apreciarán de manera conjunta sino de manera aislada puesto que la ley de la evolución del universo opera siempre en todo acontecer histórico de la humanidad y es ella misma la que marcha inexorablemente de manera única e irrepetible en cada ser que forma parte del gran universo.

¿Qué hacer entonces frente a la complejidad del trabajo por lograr la integralidad del ser humano?


Se debe respetar la diversidad y el ritmo propio del desarrollo humano de cada individuo propiciando las condiciones de igualdad social en cuanto a vivienda, salud, educación, trabajo, recreación y deporte.

No hay que lamentar la situación de los países latinoamericanos, hay que intervenirla con acciones concretas desde lo que cada uno como persona u organización pueda aportar para el bien común.

Cledys Mariela Lengua Pérez

Docente del área gestión humana.

cmlenguaarrobaelpoli.edu.co

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.