Reflexiones sobre la calidad educativa en las escuelas

Autor: Espc. Xiomara Coromoto García de Toba

Formación y capacitación

23-08-2010

En el siguiente artículo, se analizan y se consideran algunos términos y aspectos de la calidad en general y la calidad en educación, se revisan aspectos teóricos y factores que inciden en la problemática educativa, haciendo énfasis en otros factores que inciden directamente.

Introducción

La problemática educativa es de tal gravedad que exige de todos grandes acuerdos y desafíos. Todos los esfuerzos que puedan hacerse por mejorar la educación en un país, siempre serán pocos, la magnitud de la tarea es gigantesca, muy a pesar de que existen indicadores de calidad, las variables que se derivan del sistema educativo son innumerables, por lo que habría que considerar todos los factores que en ella convergen. La educación requiere de un proceso de transformación y modernización, posiblemente con una visión de reingeniería.

Durante mucho tiempo se habla del concepto de la calidad en educación, existe una extensa bibliografía que definen este término, sin embrago en lo particular, asumo que mientras no haya un cambio de actitud en los actores que participan, nunca se podrá hablar de calidad educativa y menos de escuelas eficaces.

Para que se pueda universalizar la educación y hablar de calidad educativa, como concepto ideológico que nos permite ver la realidad; se requiere afrontar primero que nada la formación permanente que la sociedad demanda, esto implica ir más allá de los retos planteados en cualquier programa educativo, incorporando el término de calidad en todos los procesos organizacionales más que en los productos.

Calidad Educativa

Calidad es una palabra tan abstracta y tan compleja como lo son los mismos indicadores que se utilizan para medirla, que todos saben que es, pero pocos saben definirla, etimológicamente hablando, calidad deriva del latin qualitas y según el diccionario de la real academia española significa, propiedad o conjunto de propiedades inherentes a una cosa que permiten apreciarla como igual, mejor o peor que los restantes de su especie.

La educación en una escuela depende de los modelos educativos, como de los modelos organizacionales del propio centro educativo.

Un modelo educativo que presente una escuela, debe ser holístico, sistémico y real, que se sustente en una base teórica y práctica dirigida a la formación del ser humano, y por sobre todo dirigido a la sociedad que hoy demanda, con profundas transformaciones, encaminado a la búsqueda de la calidad educativa.

De allí que, el concepto de calidad se ha discutido de diversas formas, por diferentes especialistas y estudiosos de la gerencia en las organizaciones. Cada quien tiene una manera muy particular de definirla, sin embargo todos coinciden, lo que cambia es la forma de expresar el concepto, dicen prácticamente lo mismo, pero con otras palabras.

Por consiguiente, lo interesante de todo esto, es saber diferenciar la calidad de lo que no lo es.

Una definición interesante al término de calidad, es la que ofrece Mortimore (1991): "La escuela de calidad es la que promueve el progreso de sus estudiantes en una amplia gama de logros intelectuales, sociales, morales y emocionales, teniendo en cuenta su nivel socioeconómico, su medio familiar y su aprendizaje previo. Un sistema escolar eficaz es el que maximiza la capacidad de las escuelas para alcanzar esos resultados."

Visto este concepto con una óptica integral, el mismo ofrece una aproximación a lo que realmente pudiese pensarse de lo que es la calidad educativa, donde se observa que el autor toma en consideración una serie de factores que necesariamente forman parte del contexto educativo, siendo oportuno señalar, que la formación del docente debe ser prioridad.

Dadas las consideraciones anteriores, y recordando a Deming, se puede hacer referencia entonces a que la calidad educativa, es un conjunto de características inherentes a la prestación de un servicio para satisfacer las necesidades del cliente y de otras partes interesadas. Dándole valor agregado a toda actividad que se realice. Tal cual como se aplica en una empresa.

Tenemos pues, que la calidad estará orientada a la excelencia y mejora continua de la enseñanza y buscará asegurar que todas variables que intervengan en la formación de los estudiantes estén controladas.

Es necesario resaltar, que en el mundo empresarial es común el término de calidad total, mientras que en lo concerniente a educación es relativamente nuevo, este concepto surgió en la posguerra para elevar los valores estandarizados de la calidad, por lo que sería interesante incorporarlo a los centros educativos.

En este orden de ideas, se puede agregar que la calidad total ha tenido ya su versión en el campo educativo, sufriendo profundas transformaciones, sin embargo aún no termina de encajar, por el paradigma que se tiene que las instituciones educativas no son unas empresas, lo que trae como consecuencia cierta desconfianza ante la aplicación de este concepto.

Cabe considerar, que para incorporar el término de calidad total, la escuela necesita tener muy claro su proyecto educativo, su misión, su visión, las políticas educativas e institucionales, sus propuestas dentro de los planes de acción, su estructura y sobre todo su gestión en cada uno de los procesos que allí se realizan.

Cabe considerar por otra parte, que las ventajas que ofrece calidad total en los centros educativos, son asombrosas, ya que permiten ver a la escuela como un todo, de forma sistémica, unido a su medio socioeconómico.

Por lo tanto, es hora de llevar adelante la acción correctiva correspondiente es decir, cambiar la concepción de la Calidad en la Educación.

Así mismo, múltiples indicadores señalan que el mundo está en las postrimerías de la era industrial. Se ha iniciado una nueva era, aún no tiene un nombre definitivo, algunos la llaman "era de la informática ó la información", otros la "era del conocimiento".

Independientemente del nombre, en esta nueva era el papel protagónico lo tiene el conocimiento, por lo tanto, se debe dar a través de las instituciones educativas, donde todos los procesos estén dados con los indicadores de calidad.

En todo caso, la exigencia de la calidad se ha convertido en una preocupación esencial en la educación, dado que la calidad es un factor inherente al ser humano. El capital de una organización está dado por la calidad humana de su gente, de su educación y de su cultura, por lo tanto, la formación del hombre es responsabilidad de todos aquellos que tienen la posibilidad de obtener lo mejor del individuo, es decir, de educarlo.

Por lo tanto, cuando una sociedad se funda a través de la educación y en conocimiento hacia la cultura de calidad, esa humanidad estará lista para el progreso y la prosperidad de todos sus miembros.

De allí la importancia de la formación profesional y personal, como es sabido, los docentes se capacitan de una manera integral, por ello las universidades deben incorporar materias dentro del pensum de estudios que estén acordes con el tiempo actual, para nadie es un secreto que aún los textos utilizados en las diferentes asignaturas que se imparten en algunas casas de estudio son de datas muy antiguas, lo que trae como consecuencia la formación del típico docente tradicional.

Por consiguiente, es necesario retomar lo que se ha descrito en los párrafos anteriores, si no existe actualización en las asignaturas impartidas, nunca se tendrá éxito en la gestión educativa.

Se plantea entonces que, así como la actitud es considerada primordial, existen otros factores a tomar en cuenta como lo son: el clima organizacional, valores institucionales, los recursos materiales disponibles, equipos audiovisuales, tecnológicos, la gestión administrativa desde la dirección de la escuela, el proceso medular pedagógico (PEIC, los proyectos educativos permiten la actuación integrada de los diferentes actores, PA, metodología didáctica, estrategias utilizadas, evaluación, otros), evaluación institucional, infraestructura, clima organizacional, cultura organizacional, participación activa de los padres y representantes, de los organismos que hacen vida en la comunidad escolar y comunitaria, las demandas sociales y comunales, planificación, toma de decisiones, trabajo en equipo, el mejoramiento continuo, y como último factor nunca olvidar la calidad humana que debe tener el docente, teniendo presente que el cliente principal es el estudiante.

Otro elemento a considerar es la idea del valor agregado, el centro educativo es eficaz si los resultados que obtiene con sus estudiantes son más de lo esperado en comparación con otras escuelas que atienden estudiantes de características similares.

Así mismo, una escuela eficaz es la que se ocupa del desarrollo integral del educando, es decir, no sólo de las áreas de lenguaje y matemática, es necesario que refuerce los valores, la salud mental y física, recordando que se está formando la personalidad del estudiante.

Otro aspecto a considerar, es que si no existe calidad humana, nunca se podrá hablar de calidad, de reforma educativa y para que se pueda dar un cambio de actitud, una condición necesaria es contar con la participación del cuerpo de docentes, y la interrelación que debe existir en las estructuras del sistema educativo, por cuanto, las fuerzas políticas y sociales así como los sectores económicos plantean continuamente nuevas exigencias al sistema educativo para que vaya a la par con los cambios sociales, culturales y laborales que requiere toda una sociedad, y en especial con la gestión del conocimiento.

En los marcos de las observaciones anteriores, se hace necesario tener presente la capacitación de los docentes (debido a que los mismos pueden intervenir en la formación de la totalidad del ser humano) porque la educación es muy compleja, para ello, existen una variedad de literatura que ofrecen una gama de conocimientos, entre los que se pueden sugerir: Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva (Covey), Gerencia en el Aula (Costa), Inteligencia Emocional (Goleman), Inteligencias Múltiples (Gadner), Técnicas de Relajación, Visualización, Conducción Cognitiva (Costa), Herramientas para el Pensamiento (Machado), entre otros, los cuales pueden contribuir a que el docente literalmente hablando, sea más inteligente, de igual manera que se forme con un carácter más positivo, lo que permitirá utilizar estrategias ante cualquier circunstancia que se le presente en el día a día del quehacer educativo.

Es oportuno mencionar, que las escuelas de excelencia están enmarcadas en los movimientos que realiza el Sistema de Gestión de Calidad, pero este va acompañado de la sociedad del conocimiento, de las nuevas tecnologías, tomando en consideración estos aspectos, se estaría en condiciones de ofrecer la mejor educación que nunca se ha tenido, realizando constantemente los oportunos cambios en todos los elementos que inciden en el currículo básico ya que cambian con el tiempo y el espacio.

Dentro de este orden de ideas, al hablar de la gestión del conocimiento, se debe tener presente, que su objetivo es que la experiencia y el conocimiento de las personas de un centro u organización pueda transferirse a los demás y constituir un recurso para todos en la organización.

Según Duran (2002), La gestión del conocimiento conlleva:

• Independizar el conocimiento de las personas.

• Compartir este conocimiento y ponerlo fácilmente al acceso de todos.

Visto de esta manera, sucede entonces que para que se pueda guiar correctamente los procesos de transformación que requiere el sistema educativo, primero que nada, se debe definir las condiciones estructurales que requiere este modelo. Siendo sin duda alguna, la calidad un indicador que orienta una realmente transformación en cualquier centro educativo.

El cambio educativo no se da por el cumplimiento y la aplicabilidad de un determinado proyecto o programa, este más bien se observa a través de los resultados efectivos obtenidos en ese intercambio de adaptación y toma de decisiones que realizan los actores que en ello intervienen.

Analizando todos los factores que inciden para que las escuelas sean de calidad, finalmente se determina que el factor más importante es el docente y su trabajo en aula.

De acuerdo con los razonamientos que se han venido realizando, el escenario no se vislumbra tan fácil, los gobiernos deben estar comprometidos y ser responsables de todas las acciones que implica capacitar a los docentes, ofreciendo todo lo necesario para que la educación esté al alcance de todos, sólo así se podrá alcanzar la calidad educativa.

El análisis precedente, nos lleva a conocer que existe otro factor que converge como lo es el económico, por cuanto se requiere de una mayor inversión en el sector educativo. No hay desarrollo en un país si no se distribuye equitativamente el sistema económico, desde la formación para lo productivo y el aporte científico para el desarrollo.

Evidentemente, el análisis aún no finaliza, ya que sólo se han expuesto algunas reflexiones para que todos hablemos en un mismo lenguaje, con criterios y conceptos semejantes.

Fuentes de información

Durán Bellonch, M.M. (2002). Auditoria cultural d'una empresa d'alta tecnologia com a procediment inicial en la implementació d'una estrategia de formació continuada: la gestió del coneixement. Tesis doctoral: http://www.tdx.cesca.es/TDX-0203103-184602/#documents.
Mortimore (1991) The Use of Performance Indicators, París, OCDE.

Espc. Xiomara Coromoto García de Toba - xiogt2005arrobayahoo.es

Estudiante del Doctorado en Ciencias Gerenciales con el convenio IVIC- UNEFA, en la ciudad de Los Teques, estado Miranda, Venezuela.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.