Metas y negocios para el año nuevo

Solo hay una manera de avanzar y tener éxito: Volviendo a abrir los ojos, Agudizar  nuestros sentidos y atrevernos a ¡Despertar Nuevamente! Lo realizado el año anterior, bueno o malo ya no está más con usted, sólo quedan aprendizajes que nos permiten mejorar si así lo decidimos. Suerte en sus propósitos de año nuevo.

Los vientos de cambio siguen soplando en todo el mundo, las condiciones están dadas para alcanzar las metas que cada uno se proponga. Solo se requiere ¡Despertar de Nuevo!

Estamos dando el primer paso de éste nuevo año. Muchos con el enfoque claro del lugar a donde quieren estar al finalizar el mismo, otros quizá no tienen tan claro el mismo, pero lo que ya es un hecho, es que el nuevo año ya comenzó, y con él nuestra actividad, nuestras ilusiones y sueños se ponen en marcha.

La actividad empresarial se pone en marcha y los más ágiles, los de mayor carácter, los líderes, etc., comienzan a tomar la delantera. Se han anticipado a dar el primer paso, se han tomado la molestia de despertar antes que los demás para correr en la búsqueda de sus metas y objetivos, es decir, de su Plan de Negocios.

Han realizado un cierre de año espectacular, han hecho una planeación anticipada de lo que pretenden lograr en éste año y se han preparado junto con sus equipos para dar la sorpresa a sus Clientes y a sus Competidores.

Si usted, es de los que apenas encenderá el motor para comenzar a activar y a dinamizar su plataforma en la organización, permítame decirle, que ya va tarde. Es desde el inicio de una carrera donde se saca la ventaja competitiva, y éste inicio depende de la motivación de su gente para atreverse a dar el primer paso.

Es importante no quedarse dormido y aletargado, es importante que se decida a ¡Despertar de nuevo! y salir lo antes posible de la somnolencia que le han dejado las fiestas de diciembre y fin de año.

A estas alturas del Año, usted ya debe estar corriendo con toda su gente, con la condición Psica necesaria y la motivación más alta para alcanzar resultados mejores a los obtenidos durante el ejercicio anterior. Aproveche la motivación que las personas tienen ahora mismo como producto de las buenas intenciones respecto de sus intereses personales. Ayúdeles también a alcanzar sus sueños y comprométase con ellos para buscar las mejores condiciones para su desarrollo.

El periodo de planeación ya debió haber sido tiempo atrás. Usted ya debe estar con los motores encendidos, únicamente esperando arrancar a toda velocidad con el Equipo que ha decidido que lo acompañe en ésta nueva aventura llamada 2013.

Le invito a activar sus sentidos, a mantenerlos alerta y sobre todo con la más alta disposición para atreverse a hacer para sus clientes, lo que ningunos de sus competidores hará.

Si tiene sus metas claras y ha involucrado a su gente en su diseño, puede correr con menos riesgos tras ellas, si no fue así, cuidado, pues corre el riesgo de no obtener el compromiso de su mejor activo.

Para poder dinamizar a su Equipo y correr desde el inicio a una gran velocidad, nada como el haberlos involucrado en el diseño del Plan de Negocios. El involucramiento es indispensable para poder alcanzar un alto grado de motivación y en consecuencia ganarse el corazón de su mejor activo. No solo se ganan las batallas con los mejores soldados técnicamente preparados. Un ejército sin motivación irá a una batalla por obligación con el único propósito de no perderla, mientras que un ejército que además de tener una preparación tiene de su lado un alto nivel de entusiasmo se presentará al campo de batalla con el único propósito de ganar la guerra. ¡Ésta es la Gran Diferencia!

Tiene que entender que su nivel de liderazgo será el factor diferenciador que le permita obtener los triunfos a lo largo del año y en tal sentido usted debe realizar la gran tarea de multiplicar éste liderazgo a lo largo y a lo ancho de la organización, asegurándose de que cada miembro de su equipo se mantenga en un alto nivel de desempeño en éste rubro. El nombre del juego ahora es: Liderazgo.

¿Qué significa esto? Significa que cada persona independientemente del puesto que ocupe, debe poner todo su talento y capacidades personales al servicio del más alto propósito de la organización: Sus Clientes.

Pero deben hacerlo con entusiasmo, con la convicción de que ir en el camino trazado es lo mejor para la organización pero también para sus vidas. Usted debe hacer que la gente sepa y esté segura que el alcanzar los objetivos organizacionales también le darán la oportunidad de poner a prueba sus capacidades y su potencial, y que a través de éstos también podrá cumplir sus metas de crecimiento en la empresa.

Las personas, además de estar en búsqueda de mejores condiciones económicas y de su desarrollo, también desean laborar en medio de un ambiente que les proporcione una alta satisfacción y oportunidad de crecimiento. Es importante que todas aquellas personas con mando en la empresa, entiendan ésta situación ya que serán los responsables de los resultados de sus equipos y de su nivel de decisiones depende que ésto sea una realidad.

Pero las grandes decisiones provienen de los grandes líderes, de aquellos que se atreven a asumir con responsabilidad cada paso que dan en el camino. Sus clientes esperan mucho de usted y de sus decisiones depende su satisfacción, véalo así.

Por ésto e insistido durante mucho tiempo que en los niveles operativos se dan las decisiones de éxito o fracaso de las empresas. Es en éste nivel donde se hacen realidad o se frustran los sueños de muchos empresarios, donde se asegura la calidad de los productos y servicio al cliente y en consecuencia su satisfacción.

Asegúrese de desplegar a lo largo y a lo ancho de su empresa en entrenamiento en servicio y liderazgo. Sin duda, la mayor ventaja competitiva de su negocio está en su gente. Dedique el tiempo que sea necesario a permear una cultura orientada a crear la mejor experiencia para sus clientes y faculte a todos sus colaboradores para hacer lo necesario para que dicho precepto se cumpla al más Alto Nivel.

“Un ejército sin entusiasmo se presenta al campo de batalla para no perder. Un ejército motivado, va con la seguridad de Ganar la Guerra!

“Si sus resultados del ejercicio anterior fueron sobresalientes, asegúrese de que no le han hecho dormirse en sus laureles, porque puede despertar después de sus competidores o incluso de no volver abrir los ojos”.

Liderazgo y más liderazgo

Si lo que usted pretende es alcanzar un nivel de resultados sobresaliente, es necesario prepararse desde todos los ángulos, pues al final, serán sus clientes los únicos que decidirán su futuro.

Recuerde lo siguiente: El nivel de sus resultados es directamente proporcional al tamaño de su gente, así que debe comprometerse a mantener a sus equipos perfectamente dirigidos, altamente entrenados, con un grado máximo de apoyo y con la seguridad de que los facultará para alcanzar grandes cosas. Sé perfectamente que esto requiere inversión, pero si usted no lo contempla en sus presupuestos, créamelo, no llegará muy lejos en la consecución de sus proyectos.

He sido testigo de la caída de empresas y empresarios que por no aportar desarrollo y crecimiento a sus colaboradores, están ahora al borde del fracaso. Son líderes que no asignan ni un céntimo al presupuesto que está relacionado con la gente. Ni en su mejora de las condiciones económicas y mucho menos en lo que tiene que ver con su desarrollo profesional y personal. Son líderes que se dedican a ejercer presión por los resultados, sin dar herramienta alguna a los demás para que puedan desempeñar su trabajo. ¡Una pena!

Invertir en su gente es tener la posibilidad más alta para ganar participación en el mercado y para alcanzar un alto nivel de satisfacción con sus clientes. Es la única posibilidad de mantener en alto la motivación y el compromiso de sus colaboradores, tanto para lograr mayores ingresos por ventas como para mejorar su sistema de gestión de costos en su negocio.

Usted, ha entrado de lleno al nuevo año, a los nuevos retos que implica un mercado globalizado y debe entender lo que ésto significa. No se permita iniciar débil en su marcha por alcanzar sus objetivos frente a sus clientes y competidores, haga lo que sea necesario y apáñese de lo que esté a su alcance para lograr una mayor y mejor posición competitiva. Cójase del valor de su gente, es lo mejor que tiene en sus manos. Acelere mientas otros salen del letargo de las fiestas de fin de año.

¡Usted ya debe tener sus sentidos en alerta y con la disposición de utilizarlos para servir a los que le rodean!

Haga que los demás le imiten para que también puedan poner su talento y compromiso para satisfacer a sus clientes como nadie lo hace. Ha llegado el momento de salir de la cama y ¡Despertar de nuevo!

Reflexiones finales

“Durante el cierre de su ejercicio, premie ante todos las mejores contribuciones y el mejor despliegue de liderazgo”

¡Reconocer a las personas por su Liderazgo es impulsar a los demás a dar lo mejor de sí mismos!

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Arias Romero Jorge Arturo. (2013, enero 17). Metas y negocios para el año nuevo. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/metas-y-negocios-para-el-ano-nuevo/
Arias Romero, Jorge Arturo. "Metas y negocios para el año nuevo". GestioPolis. 17 enero 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/metas-y-negocios-para-el-ano-nuevo/>.
Arias Romero, Jorge Arturo. "Metas y negocios para el año nuevo". GestioPolis. enero 17, 2013. Consultado el 6 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/metas-y-negocios-para-el-ano-nuevo/.
Arias Romero, Jorge Arturo. Metas y negocios para el año nuevo [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/metas-y-negocios-para-el-ano-nuevo/> [Citado el 6 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de hisgett en Flickr