El desarrollo conceptual de un producto turistico basado en el agro ecuatoriano

Autor: Ing. Jorge Paguay Ortiz

Herramientas para emprendedores

16-02-2011

En este trabajo se presenta un breve diagnóstico práctico de un producto turístico temático agroturismo, que procura generar alternativas económicas sustentables en una zona con vocación agropecuaria, recursos paisajísticos bien conservados en el Ecuador, y una cultura muy diversa en sus expresiones. Además presenta el alcance del diseño de un producto turístico desde la participación del gobierno central y su contribución al desarrollo territorial haciendo uso sostenible de sus recursos, atendiendo a las tendencias de mercado, aprovechando efectivamente las ventajas competitivas supliendo las dificultades propias de la gestión y participación, sin descuidar la filosofía temática del producto turístico.

Introducción

“El turismo comparte la responsabilidad social de promover los aspectos positivos de la globalización y, por ello, debe dirigir estas redes mundiales hacia un desarrollo equilibrado y sostenible” (Taleb Rifai).

La vida rural es un bien intangible cuya relación directa con la producción agrícola se constituyen en un potencial recurso turístico que ha sido el principal elemento que desarrolla la propuesta de ruta turística temática, la cual busca dinamizar la creación de emprendimientos e implementar acciones concretas cuyo fin posibilite la puesta en marcha del turismo rural, bajo la modalidad de agroecoturismo en el litoral ecuatoriano, localizado en la cuenca hidrográfica más importante del pacífico sur, el río Guayas y su ecosistema. La ruta forma parte del destino multimotivacional del proyecto binacional entre Ecuador y Perú denominado “Ruta Spondylus”, a través de un proyecto integral que busca potenciar el atractivo rural y que permita desarrollar a su población adyacente.

Por tanto la visión del proyecto procura abarcar la totalidad del desarrollo de un producto turístico con enfoque sostenible que hace uso de las ventajas competitivas del territorio y procura ponerle en valor a través de actividades económicas sustentables.

La visión del gobierno nacional a través de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES) ha priorizado el tema “Ruta de los Sabores” (SENPLADES, 2010) cuya parte integral es el agro y lo rural, pero que define también la agroindustria y todo su proceso productivo, desde su inicio en la fase productiva de materias primas hasta los productos terminados que se presentan a los usuarios; por ello se ha tomado como alcance la participación de las provincias con vocación productiva rural en el litoral ecuatoriano, tal es el caso: Guayas, Los Ríos, Manabí, sin dejar de lado al resto de provincias que la conforman pero cuya productividad agrícola es menor. Pero estas provincias constituyen en las zonas productivas de mayor cobertura geográfica, que vinculan a muchas poblaciones a lo largo de la cuenca baja del río Guayas.

En el año 2009 se desarrolló una consultoría que procuraba identificar la oferta de agroturismo, consolidarla y generar un proceso de comercialización. El estudio ha evidenciado que la cadena de valor en el producto agroturismo está fragmentada y en algunos casos es inexistente, por ello se hace necesario reforzar aspectos que procuren dinamizar la creación de la misma. El citado estudio también indica que “la correcta implementación de la Red de Agroturismo, dará lugar al encadenamiento productivo, la asociatividad entre productores y la diversificación económica de las haciendas, al generar beneficios económicos no sólo a los propietarios, sino también a los trabajadores y comunidades aledañas, al generar fuentes de empleo e ingresos, y al impulsar proyectos agroturísticos viables de iniciativas locales. Puede generar también beneficios indirectos como educación y mejoramiento de la infraestructura pública.”(Ministerio de Turismo del Ecuador, 2009).

Desarrollo

La implementación de la ruta presenta dos cuellos de botella, el primero la coordinación interninstitucional e interdisciplinaria, y otra, la estructuración real de un programa de incentivos. Estas actividades son estratégicas, para configurar una nueva política de intervención gubernamental en las cuales se promueve la libre asociación y además un estado que procura hacer más pequeña la brecha de acceso de las oportunidades a la población.

Se identificó que en el actual momento existe un nivel alto de informalidad en las actividades turísticas rurales, en un principio por la inexistencia de una norma técnica de negocios rurales y en otra porque las haciendas, fincas y otras ven al turismo como actividad principal.

Existe una polarización hacia las haciendas productivas, que denotan cierto aspecto temático productivo, cuyas prácticas no son sostenibles con el ambiente y que sus prácticas mantienen a sus empleados en condiciones precarias. En el entorno actual, se evidencia la necesidad de implementar acciones que promuevan la generación del empleo y muy especialmente del autoempleo, por ende el rol que el gobierno está obligado a cumplir es promover estas iniciativas y complementarlas con incentivos que procuren tangibilizar estas buenas ideas para la generación de empleo e ingresos.

En el caso de negocios de inversión en lo que respecta a esta modalidad turística, el agroturismo, es considerado de alto riesgo. Esta razón precisamente evidencia la conveniencia de brindar asistencia técnica a las diversas poblaciones, sin importar su condición económica pero si atendiendo a su historial crediticio.

Pese a que en el Plan Estratégico de Desarrollo del Turismo sostenible en Ecuador hacia el año 2020 (PLANDETUR), en el detalle de Líneas de Productos y Variedades desarrolladas en el esquema de “Productos Específicos del Ecuador”, hace una relación directa de esta modalidad turística a Haciendas, Fincas y Plantaciones (Ministerio de Turismo del Ecuador, 2007) con el producto Agroturismo, el fin de esta modalidad tiene un alcance mayor.

El Agroturismo efectivamente puede convertirse en una actividad complementaria de las actividades agrícolas que realiza el pequeño productor, con la ventaja de que éste percibe una retribución por la conservación de su hábitat y, por ende, mejora su calidad de vida (Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo, 2009). El agroturismo se fundamenta en los servicios turísticos que ofrece al visitante la familia campesina, sin que ésta se desplace, ni cambie su actividad principal ni sus costumbres, ya que éstos son los elementos diferenciadores del producto que ofrece. Con el agroturismo el productor campesino puede ofrecer al turista el servicio de hospedaje si así lo requiere y además ofrecerle la alimentación, con platillos preparados con los productos que ahí mismo se cosechan, y opcionalmente otras actividades como por ejemplo cabalgatas, observación de aves caminatas guiadas a bosques y por la finca, donde, además, se le muestran al visitante las técnicas agrícolas invitándosele a participar en algún proceso.

Las haciendas pueden ser consideradas como núcleos consolidados de atracción, por disponer de facilidades para visitantes y cuyos elementos temáticos están representados por la diversidad de producción y sobre todo en un espacio reducido sin embargo sobre estos elementos es necesario identificar las potencialidades de generación de empleos y establecer rutas consolidadas de atracción turística en base a toda la cadena de valor y no exclusivamente en el sentido que refiere PLANDETUR.

Para que la aplicabilidad exista es necesario la transición a un sistema denominado Ruta de los Sabores como producto turístico sustentado en la base temática producción y agroturismo, en la que no solo importa el espacio rural y la biodiversidad sino también la acción del hombre interactuando armoniosamente con la naturaleza, por ello es un medio de subsistencia, cuyo alcance se ha definido como "[e]l conjunto de relaciones humanas resultantes de la visita de turistas a comunidades campesinas, y su interacción con el ambiente que las rodea, para el aprovechamiento y disfrute de sus valores naturales, culturales y socioproductivos" (Arrieta, 1994). Con ello el limitante “agro=tierra” es sobrepasado a actividades de índole socio productiva cultural como acuacultura, colección artesanal de especies, inclusive las artesanías como complemento socioproductivo. Estos componentes de índole tangible e intangible se muestran como potenciales fuentes alternativas de ingresos económicos, que forman parte de este nuevo sistema.

Por tanto aquello que se persigue: Diversificación Productiva, Creación de empleo y arraigo rural, Mayor protagonismo de la mujer y los jóvenes, Revalorización del patrimonio cultural, Revalorización del patrimonio ambiental, Nuevos mercados para la producción y su posibilidad de agregar valor, Fomento del asociacionismo, Incorporar diversos tamaños de establecimientos, Ampliar la oferta turística, Desarrollo de nuevas inversiones, Revalorización de las personas vinculadas con el medio rural, Contribución al desarrollo local(Barrera, Ernesto, 2002). Se muestra como directrices de desarrollo y sobrepasa el tema de haciendas como ejes temáticos y núcleos productivos, y se constituyen entonces en recurso turístico, estos serán los indicadores que posibilite evaluar el avance de la actividad (Skoczek, 2006).

Todo esto es afín a los criterios básicos de conformación de una Red de Agroturismo, donde se pusieron de manifiesto y se desarrollaron de manera innovadora las bases para implementar: 1) Buenas prácticas y producción sostenible, 2) Políticas de inclusión integral, 3) Programa de Incentivos. (Ministerio de Turismo del Ecuador, 2009). Cada una de estas replicables a nivel macro, meso y micro.

Además conscientes de que tanto el Turismo como el sector Agroforestal sostenible y sus productos industriales, además los Alimentos frescos y procesados son sectores priorizados por el Ministerio Coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad, igualmente la afinidad que el turismo tiene con la artesanía, hace pensar en un eje productivo transversal que permita consolidarse en base a estos pilares priorizados, que se hallan presentes en la Agenda de Transformación Productiva (Ministerio Coordinador de la Producción Empleo y Competitividad - MCPEC, 2010).

El fin de estructurar una oferta sostenible cuya base temática sea turismo rural procurará incorporar a las estrategias previstas en el Plan de Marketing Turístico del Ecuador, conformando oferta alternativa cuyo mercado meta proyecte atractividad para el turismo interno (Estructuración y operación de los clubes de producto ). (Ministerio de Turismo del Ecuador, 2009)

El primer paso que identifica la vocación del territorio en diversos productos emblemáticos que generan identidad de territorio, la democratización del aporte público y la visión que persigue, ya ha sido realizado. Los próximos pasos constituyen en gestión del gobierno local, mucha participación e inversión tanto pública como privada en concordancia con los requerimientos de demanda.

Conclusiones

El proyecto ruta de los sabores es un proyecto priorizado que aún no está implementado o consolidado, sino que es una idea de proyecto que debe incorporar un equipo técnica para su implementación.

La ruta de los sabores es una ruta temática que se basa en la vocación rural del territorio, y cuya implementación tiene requisitos previos que deben cumplirse, por parte del gobierno central, y un gran impulso por parte de la empresa privada, por lo cual es un proyecto con gran potencialidad de participación.

La participación de todos los eslabones de la cadena productiva es importante, desde el inicio de la configuración de la ruta, especialmente en la oferta actual pues desde esta se asegura la demanda futura. Especial énfasis tiene la participación interinstitucional pues permite entender al turismo como un eje transversal que pone en valor al sector productivo tradicional.

El rol del gobierno central, en este tipo de actividad incipiente es regulador y en este sentido es conveniente poner reglas claras a través de normas técnicas, anticipándose a la inversión privada. Pero el plan de incentivos asegurará la participación de los miembros de la red.

Los tomadores de decisión, y propietarios de los recursos, son los hacendados que tienen la posibilidad de hacer una inversión inmediata y sobre esta inversión procurar la participación, especialización y generación de ingresos de la población adyacente.

Bibliografía

1. Arrieta, D. (1994). La potencialidad agroecoturística del Asentamiento Zapotal. San José: Instituto De Desarrollo Agrario de Costa Rica.

2. Barrera, E. (2003). Manual de turismo rural para micro pequeños y medianos empresarios rurales. Buenos Aires, Argentina.

3. Barrera, Ernesto. (2002). Rutas Alimentarias Argentinas. Santa Fe, Argentina.

4. Ministerio Coordinador de la Producción Empleo y Competitividad - MCPEC. (2010). Agenda de Transformación Productiva. Quito.

5. Ministerio de Turismo del Ecuador. (2009). Formación de una Red de Agroturísmo en las provincias de Guayas y Los Ríos. Guayaquil: Consultora Ambiental Sambito S.A.

6. Ministerio de Turismo del Ecuador. (2007). Plan de Desarrollo del Turismo sostenible al año 2020 - PLANDETUR. Quito.

7. Ministerio de Turismo del Ecuador. (2009). Plan de Marketing Turístico para el Turismo Interno del Ecuador. Quito.

8. Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo. (2010). Agenda Zonal 5. Guayaquil, Ecuador.

9. Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo. (2009). Plan Nacional para el Buen Vivir 2009 -2013. Quito, Ecuador.

10. Skoczek, M. (2006). El papel del turismo rural en las transformaciones del campo, experiencias de los países andinos y el caso de méxico. Varsovia, Polonia: Uniwersytetu Warszawskiego.

Ing. Jorge Paguay Ortiz - jorgepaguayarrobagmail.com

Ingeniero en ecoturismo con 6 años de experiencia en proyectos de desarrollo turístico y 2 años en proyectos de inversión pública para el turismo. Actualmente trabaja en el Ministerio de Turismo del Ecuador en el área de Gestión turística y desarrollo. Experiencia en cooperación técnica y gobiernos seccionales en la estructuración de proyectos.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.