Producto turístico en Sagua La Grande Cuba

  • Marketing
  • 20 minutos de lectura

Resumen:

El desarrollo alcanzado por el turismo ha llevado a la introducción de nuevas modalidades y al perfeccionamiento del producto turístico.

Cuba, ha trabajado en función de convertirse en uno de los principales destinos receptores del Caribe, se trabaja en el mejoramiento e incremento de facilidades, desarrollo de nuevas zonas, entre otros.

Sagua la Grande, situada en la región de desarrollo turístico Jardines del Rey, no se encuentra exenta de poder ofrecer su producto turístico en diferentes modalidades como son litoral, urbano y naturaleza.

En el trabajo se realizó un análisis de los atractivos turísticos urbanos de la norteña ciudad para la conformación del producto turístico del territorio.

Introducción

El turismo puede definirse como “el conjunto de fenómenos y relaciones económicas, psico-sociológicas y medioambientales que se generan entre las actividades vinculadas a los viajes desde el lugar emisor, las entidades proveedoras de servicios y productos en el lugar de destino, los gobiernos de los lugares emisores, receptores y las comunidades locales de acogida, con motivo del viaje y estancia de visitantes temporales en un destino diferente a su lugar de residencia habitual”[1]

Podríamos definirlo además como una relación de intercambio fundamental en el principio del “valor por el dinero”, esto es, la satisfacción de la necesidad a cambio de un precio. Dicho de otra manera, es una forma de lucrar al satisfacer determinadas necesidades humanas relacionadas con el ocio y el desplazamiento.

El negocio turístico es una combinación de un mercado, un producto y una tecnología para satisfacer las necesidades de ocio de aquellos que realizan desplazamientos con el fin de obtener nuevas experiencias en la utilización de su tiempo libre.

El desarrollo turístico es muy sensible a los fenómenos políticos y sociales y a la imagen que un país tiene de otro, que puede llegar a catapultar el sector o hundirlo para siempre. Los productos turísticos según Kotler es cualquier cosa que se puede ofrecer en un mercado para la atención, adquisición, el uso o consumo que podría satisfacer un deseo o una necesidad. Incluye objetos físicos, servicios, sitios, organizaciones e ideas.[2]

Los productos turísticos se clasifican en tres grandes grupos:

Viajes
Instalaciones
Territorios

En el producto turístico territorios los clientes viajan a un destino turístico que es atractivo para ellos por la fuerza de su marca en los mercados emisores. Este producto se puede clasificar en:

Complejo turístico
Polo turístico
Destino específico
Región turística
Destino país.

Cuba tiene un atractivo específico para estos mercados, incluso el propio proceso revolucionario puede convertirse en su marca.

El desarrollo turístico cubano ha tenido un período de auge en los últimos diez años, lo demuestran las cifras de crecimiento en este lapso de tiempo, hasta el 2006, los visitantes se han multiplicado de manera tal que el 29 de noviembre se anunció por el MINTUR el arribo del turista número 2 millones en el año, antes de lo esperado; los resultados económicos han sido satisfactorios y los ingresos brutos se han multiplicado por 8, las habitaciones disponibles por 10 y aún siguen creciendo, en los recursos humanos empleados también se ha experimentado un crecimiento en proporción a los demás elementos.

Este proceso de crecimiento del turismo, ha presentado deficiencias, debido en lo fundamental a la rapidez con que se ha dado el mismo, la creación de las condiciones de infraestructura, la preparación del personal y la inexperiencia en este sector.

El Ministro del ramo, Ibrahim Ferradaz, ha manifestado que se deben ir incorporando acciones en el turismo de Eventos, Incentivos, Salud, Naturaleza y Ciudad, vinculadas con valores que tiene el país y que también permite una actuación preferencial con otros polos de desarrollo en el área.

El municipio Sagua la Grande ubicado en una de las 8 regiones priorizadas (Jardines del Rey) para el desarrollo turístico en Cuba y con un amplio potencial aun no explotado, donde puede desarrollarse entre otras modalidades, el turismo de ciudad.

En este trabajo se realizó un balance de los atractivos turísticos urbanos de la ciudad de Sagua la Grande, donde se distinguen entre ellos las edificaciones con sus diferentes estilos, la emblemática historia cultural del territorio; que ha aportado glorias a las ciencias y a la cultura nacional así.

Desarrollo:

Características generales de la ciudad

El 13 de junio de 1590 fue mercedada, por el cabildo de la Villa de Sancti Spíritus, la hacienda de Sabana de Sagua a Don Alonso de Cepeda siendo este el primer poblador de nombre conocido de la villa, aunque se dice que la desembocadura del río había sido madriguera de corsarios y piratas que, desde el siglo XVI, infectaban el Caribe; por lo que posiblemente estos sean los primeros en haber reconocido la costa y las posibilidades navegables del río.

A finales del siglo XVIII existía ya un asentamiento en las márgenes del río Sagua la Grande que se conocía con el nombre de Embarcadero o Surgidero, a partir de aquí se comunicaban los pobladores, del ya existente poblado de Santa Clara, con el resto del país. Aunque en aquellos momentos no era más que una sitiería pobre, tanto en número de habitantes como en desarrollo de actividades económicas, sus residentes se encargaban del embarque de madera para el arsenal de la Habana, así como para la construcción de los muelles del puerto.

Don Juan Caballero, de origen canario, construyó una capilla de madera y guano en el lugar donde se encuentra la actual plaza “Independencia”, el 8 de diciembre de 1812, con previa solicitud al Obispo General de la Isla Juan José de Espada se ofrecía una misa, que se señalaría posteriormente como la de la fundación de la villa.

La ciudad comienza su crecimiento desde la margen izquierda del río hacia el norte, siguiendo en sus inicios la sinuosidad del río; quedando urbanizadas primeramente las actuales calles Rivera, Colón y Luz Caballero. Esta queda separada en dos partes, determinadas por su ubicación con respecto al río. De esta forma, el Centro Histórico queda igualmente dividido –una parte mayor en el lado oeste y una pequeña porción en el este- y vinculado a través del puente “El Triunfo”. La presencia del río establece hacia el centro del área urbana la zona más baja de la ciudad y la de mayores valores naturales, caracterizados por una franja verde de abundante vegetación, árboles maderables y frutales. El área de plazas representa el 2.19% del Centro Histórico de Sagua la Grande.

La prosperidad económica alcanzada por Sagua desde sus primeros años determinó la riqueza de su patrimonio cultural reflejado en las diferentes manifestaciones del arte, las tradiciones y las ciencias.

La arquitectura es una de las artes más representativas de la ciudad, tanto por el número de sus obras como por la calidad de su diseño y ejecución. Existe un gran número de exponentes de alto valor enmarcados en diferentes épocas, principalmente desde 1850-1930. No solo se manifiestan obras de carácter popular o tradicional sino también obras con marcada influencia académica representadas por edificaciones generalmente del siglo XX, las edificaciones se caracterizan por la sobriedad y la elegancia a pesar de que, en la mayoría de los casos, se trata de autores desconocidos (principalmente albañiles y alarifes).

Al igual que en la mayoría de las ciudades surgidas durante el siglo XIX en Cuba, aquí se desarrolló una arquitectura con la influencia de diferentes estilos arquitectónicos que van desde el tradicional hasta el moderno, pasando por el neoclásico y el eclecticismo; siendo estos últimos los más abundantes pues se desarrollan a la par del mayor esplendor económico de la ciudad (1850-1930).

La influencia del estilo neoclásico arquitectónico la podemos observar durante el siglo XIX, en la mayoría de los casos, al igual que en el resto del país. Se caracteriza, dentro del tema de la vivienda; por la sencillez en el diseño, el uso de cornisas molduradas, pretil macizo con pilares de ladrillo y el uso de otros elementos de la arquitectura clásica; de estos sobresale el guardapolvo, peculiar por la variedad en su diseño. El ejemplo más importante del neoclasicismo, dentro de este tema, en Sagua lo constituye la vivienda del Conde de Casa Moré (ver Anexos), que sobresale por sus dimensiones, la forma de insertarse dentro de la trama urbana y los elementos de diseño con características clásicas. Otros temas se distinguen por la monumentalidad y el uso de otros elementos como portales, frontones, entre otros como por ejemplo la Parroquial Mayor

Por desarrollarse el estilo Ecléctico dentro de un período de auge económico (primeras tres décadas del siglo XX) se expresa con gran riqueza en el diseño en todos los temas, el mismo se caracteriza por el uso de una decoración exuberante, fundamentalmente en la fachada de las edificaciones. Se desarrolla dentro del Centro Histórico casi al mismo nivel que el anterior. En esta etapa también podemos encontrar edificaciones con influencia del Art Nouveau sobresaliendo el Palacio Arenas (ver Anexos).

El desarrollo del Art Deco es paralelo a una etapa de crisis económica en la región, por lo que podemos encontrar muy pocos exponentes en la ciudad.

La arquitectura Moderna está presente en el área histórica de forma puntual. Alrededor de la década del 50 se construyeron algunos edificios de apartamentos y algunas de las antiguas viviendas fueron sustituidas por otras de líneas modernas en el diseño. En la etapa actual el deterioro de la madera, fundamentalmente, ha provocado la inserción de este tipo de edificaciones dentro del Centro Histórico.

Sagua la Grande posee una rica tradición pictórica, con exponentes de la talla de Wilfredo Lam, Alfredo Sosa Bravo, Cesar Leal Jiménez, Manolo Fernández, Francisco Marcet, Heriberto Manero, Ajubel, entre otros.

La literatura y la música se manifestaron en Sagua la Grande a través de figuras de renombre internacional como Jorge Mañach, eminente escritor, historiador y periodista; Mario Rodríguez Alemán (escritor, periodista y crítico de cine); Manuel Gayol Fernández (escritor y pedagogo) y Labrador Ruiz (escritor).

Desde mediados del XIX se construyeron los primeros teatros en Sagua –desde el “Iriarte” hasta el “Santos y Artigas”, más tarde “Principal”- que acogieron numerosos artistas de renombre internacional.

Ramón Solís, Rodrigo Prats, Antonio Machín y Enrique González Mántici forman parte del nutrido grupo de músicos nacidos en Sagua. Gran parte del caudal del patrimonio musical del municipio se encuentra atesorado en el museo de la música “Rodrigo Prats Llorens”.

Al igual que la mayor parte de la isla Sagua la Grande ha heredado tradiciones provenientes del mestizaje de numerosas culturas traídas a la isla a través de la inmigración de diversos lugares y en diferentes momentos. Hombres y mujeres de distintas clases arribaron durante años al territorio, principalmente españoles, negros y chinos (es significativo el hecho de haber poseído una de las mayores colonias asiáticas del país, representados mayoritariamente por la Sociedad Chung-Wah, fundada en 1881).

La cultura negra se manifiesta en Sagua la Grande, principalmente, a través de la religiosidad. Los cultos más frecuentes en la localidad son a la Virgen de Regla (Yemayá), San Lázaro (Babalú-Ayé), Santa Bárbara (Shangó) y a San Francisco de Asís (Orula), estos últimos poseen sus cabildos, Kunalumgo o Kunalumbo y de Santa Bárbara.

El Centro Histórico cuenta con 3 plazas principales: el Parque “Independencia”, la Plaza “La Libertad” y el Mausoleo de los Mártires, existen otras plazas o parques de menor importancia y más pequeños que no están vinculados a la evolución urbana sino que han surgido en los espacios existentes por la desaparición de edificaciones a través de años.

La Plaza “Recuerdo” (actualmente “Independencia”) surgió con la fundación misma de la ciudad, en ella estuvo durante la primera mitad del XIX el centro administrativo y comercial de la villa, la primera y la segunda iglesias, desaparecida la segunda luego de la construcción de la actual en 1860. Esta plaza se encuentra muy próxima al río, es a partir de ella que comienza a desarrollarse la urbanización.

A partir de la construcción de la nueva Iglesia, en 1860, y el progresivo crecimiento de la ciudad, el centro de la misma comienza a desarrollarse a su alrededor. Se construye a finales del siglo XIX una plaza que circunda la iglesia y en su perímetro se desarrollan las funciones propias de centro de ciudad. En 1902 la antigua “Plaza de la Iglesia” pasa a ser el Parque “La Libertad” (ver Anexos).

En 1902 se construye el Mausoleo en el lugar que ocupaba la “Plaza de la Cárcel” (1863). Esta área tiene como función principal la de conservar los restos mortales de los mártires de la Guerra de Independencia.

El Centro Histórico Urbano además de funcionar como centro de ciudad también se aproxima al centro geográfico de la misma por lo que posee una fuerte interacción con el resto de los barrios y zonas.

Inventario, características y valoración de los atractivos y sus posibles mercados.

Iglesia Parroquial de Sagua la Grande

Fue construida en 1860, después de haberse demolido la primera iglesia con solidez constructiva, que se encontraba en la zona fundacional. Se edifica en el área concebida como segundo centro de la ciudad, ubicada en la parte central de la plaza donde limita la perspectiva de la calle Padre Valera que une los dos centros.

La edificación posee características neoclásicas, en la fachada principal aparece un frontón apoyado sobre cuatro columnas toscanas conjuntamente con cornisas y guardapolvos moldurados. La puertas de las fachadas laterales y frontales son metálicas, la principal está labrada con motivos religiosos. La planta posee una nave principal y dos laterales y la sacristía y casa parroquial en la parte posterior.

Los interiores conservan los altares originales y las naves están separadas por una arcada de medio punto. Posee además otros elementos ornamentales como florones, altos relieves en muros, entre otros. Esta edificación es tomada por Weis como referencia para el estudio de la arquitectura del siglo XIX en el interior del país.

Puente “El Triunfo” y su entorno natural y arquitectónico

El río Sagua la Grande, además de haber sido la fuente material para el surgimiento de la ciudad, engalana la misma con su belleza natural. La ciudad se encuentra dividida por el mismo existiendo como única vía de comunicación el puente “El Triunfo” (ver Anexos), este fue construido en 1905, sustituyendo uno de madera construido a finales del siglo XIX. El puente posee valor desde el punto de vista de la ingeniería, está formado por una estructura metálica compuesta por dos cerchas principales unidas entre sí por vigas transversales de sección I y otras longitudinales que sostienen la malla Irving que conforma la calzada del puente. A pesar de haber sido reparado en varias ocasiones en la actualidad conserva sus características originales.

En la ribera del río, próxima al puente se encuentra el parque “El Pelón” donde aparecen los monumentos a José Martí y al mártir de la Guerra de Independencia José Sánchez Jorro, su ubicación favorece la observación del paisaje natural.

Esta área posee valores desde el punto de vista de la arqueología relacionada con la colonia, pues es parte de la zona donde se produce el primer asentamiento urbano de la ciudad. Existen huellas de las primeras edificaciones construidas a ambos lados de las riberas del río.

Al fondo se alza la torre del campanario de la Iglesia del Sagrado Corazón (ver Anexos), esta posee características neogóticas, su esbeltez complementa el paisaje de la zona, donde se unen naturaleza, ingeniería, arquitectura e historia.

Terminal Ferroviaria

Esta edificación posee una ubicación dentro de la ciudad similar a la parroquial, desde el punto de vista que cierra la perspectiva de unas de las principales sendas de la ciudad. Fue construida en 1882 y su monumentalidad muestra el desarrollo alcanzado por el ferrocarril en Sagua la Grande. Posee características neoclásicas con frontón en la fachada principal, entre otros elementos. A principios del XX fue remodelada añadiéndosele dos cuerpos laterales (ver Anexos).

Vivienda del Conde de Casa Moré

Esta vivienda fue construida en 1873 y es otro de los ejemplos más representativos de la difusión del neoclasicismo en la ciudad, representa el hábitat de una clase social no representativa en la misma por lo que constituye un ejemplo único dentro del tema de la vivienda de esta etapa. Posee portal de uso privado con arcada de medio punto, planta en forma de C con zaguán central, patio rodeado por una galería porticada y jardín lateral, todos los espacios poseen grandes dimensiones.

Dentro del siglo XIX podemos encontrar otras edificaciones de valor significativo entre estas tenemos: la cárcel es única de su tipo en la provincia, mantuvo su función hasta la década de 1970; en la actualidad conserva casi totalmente su estructura original. Dentro del tema de la vivienda encontramos ejemplos notables de edificaciones que pertenecieron a una clase media, muchas de ellas con diseños únicos que también poseen características neoclásicas.

Palacio Arenas

Fue construido en 1918, es una edificación con características excepcionales, la misma está caracterizada por un rico diseño de las fachadas e interiores a partir del uso de elementos decorativos procedentes de una libre interpretación de elementos de la arquitectura islámica vinculados a través de una imagen exótica propia del Art Nouveau. La decoración de fachada está formada por zócalos de terrazo, arcos polilobulados con influencia oriental, lucetas de cristal policromado con presencia de líneas sinuosas, pretil con balaustradas de hormigón, rejas de hierro fundido, platabandas decoradas y balcones; en los interiores aparecen paredes estucadas y zócalos de escayolas con predominio de líneas florales en los elementos decorativos, pisos y mamparas.

Esta edificación está considerada como una de las siete obras más significativas de la arquitectura en Villa Clara.

Casino Español

El edificio posee dos niveles, con una superficie ocupada de 1278.86m2. La planta se desarrolla en forma O con un pequeño patio central y galería porticada circundando el patio. Los espacios interiores están formados por grandes salones.

Uno de los elementos más significativos de la edificación es la decoración, interior y exterior.

En los interiores predomina la decoración en falsos techos con el uso de yesería, arcos trilobulados y zócalos de madera. La circulación vertical se desarrolla a través de una escalera monumental de mármol de forma helicoidal. En el falso techo de la zona de acceso o recepción existe una pintura mural que representa el escudo español, la obra posee valores artísticos. Los exteriores se caracterizan por la abundante decoración en pilastras, frisos, cornisas y platabandas; caracterizada por motivos florales, capiteles compuestos, escudos, guirnaldas, dentículos, entre otros. La edificación está rematada por un pretil calado con pilastras coronadas con copas y en la parte superior del acceso principal una escultura monumental que representa la “Fraternidad”.

El acceso principal se encuentra jerarquizado por una portada a desnivel con un arco de herradura en el vano superior y la puerta principal con madera trabajada en altos relieves.

La carpintería es también un elemento significativo, los vanos se desarrollan de forma vertical hasta el piso con antepechos de balaustres de mortero. Las puertas son de madera de tres hojas con contrapuerta de madera y cristal, de dos hojas, con lucetas de vidrio labrado con el logotipo de la sociedad “Casino Español”.

Las características formales de la edificación responden al movimiento ecléctico, en este caso se caracteriza por la abundante decoración con influencia del Art Noveau y elementos barrocos. Dentro del grupo de edificaciones con esta influencia en la ciudad, este inmueble es uno de los más significativos; en cuanto a nivel de diseño, volumetría, dimensiones y solución espacial, además por su impacto visual dentro del contexto.

Conjuntamente con estas edificaciones se construyeron otras de gran magnitud como el “Hotel Sagua” de 1925, considerado uno de los hoteles más lujosos de la época en Cuba, posee cuatro niveles, uno para restaurante, carpeta y servicios y tres de habitaciones. En 1920 se construye el edificio “La Villa de París”, el mismo también posee cuatro niveles, tres para apartamentos y el primero para comercio. En aquel momento se consideraron obras muy importantes para el interior del país.

Cultura

El desarrollo sociocultural de una localidad está condicionado por las características y desarrollo económico alcanzado en una etapa o período y Sagua la Grande es ejemplo de ello.

En 1887 se contaba una población de 18,330 habitantes, con una economía notable por el auge de la industria azucarera, un desarrollo social estable, existían escuelas de diferentes enseñanzas, una amplia red de comercios, con alumbrado público, ferrocarril y una tradición cultural fundamentalmente musical. Esto hizo necesario la creación de escuelas y academias, donde se formaron figuras como Ramón Solís, célebre flautista, el mejor de su época, Jaime E. Prats Estrada, violinista.

Fuentes consultadas consideran a Sagua la Grande desde mediados del siglo XIX como una potencia musical. Nuestro territorio es cuna de personalidades de la música reconocidas nacional e internacionalmente como Mario Valdés Costa (1896-1930) violinista y compositor, Jaime E. Prats Estrada (1882-1946) brillante ejecutante de clarinete, flauta, contrabajo, violín y director de orquesta, Antonio Fabré Rueda (mencionados anteriormente) Pedro Guida (1902-1988) pianista, saxofonista compositor, creador junto a su esposa la pedagoga Mariana de Gonith, Rodrigo Prats Llorens (1909-1980) violinista y compositor, autor de la criolla “Una rosa de Francia”, Antonio Abad Lugo Machín (1903-1977) cantante y compositor, autor de numerosas composiciones, radicado en España hasta su muerte el 4 de agosto de 1977.

En las artes plásticas Sagua la Grande contó con Wilfredo Lam Castilla, pintor universal que nació en esta localidad el 8 de Diciembre de 1902. En sus obras se mezclan sus orígenes chino, africano y cubano, La Jungla pintado entre 1942 y 1943 es un ejemplo de ello, constituye la obra representativa del tercer Mundo.

Cabildo de San Francisco de Asís, se conoce también con el nombre de Kunalungo. Fue constituido como agrupación estable hacia las últimas décadas del Siglo XIX y asentado como sociedad San Francisco de Asís en 1909. En sus comienzos había esclavos de origen congo y durante décadas fue un centro de reunión para la población africana radicada en la localidad y sus descendientes cubanos. La festividad se celebraba los días 2 hasta el 12 del mes de octubre la cual consistía en una procesión por las calles hasta el cabildo donde el ceremonial se iniciaba con la danza de la bandera a manera de saludo al santo, que habitaba en un pozo que existía en la parte exterior de la casa. Se tocaba makuta hasta las 12 de la noche, al retirarse los tambores rituales se continuaba la fiesta con cantos y bailes de rumba. Actualmente el local permanece abierto y los devotos le colocan ofrendas florales y velas; solo se toca el día 4 de octubre, fecha que por el santoral católico se celebra el día de San Francisco de Asís.

Cabildo de Santa Bárbara, de la religión Regla de Ocha existía en el municipio una sociedad fundada a inicios del Siglo XX, la Sociedad Santa Bárbara. Actualmente sólo queda de la Sociedad el nombre, pues realmente funciona como casa templo, aunque allí se conserva el fundamento de la misma. Su funcionamiento era de sociedad, se reunían, celebraban, les daban comida a los santos, se realizaban ceremonias de iniciación y se celebraba el 4 de diciembre el día de Santa Bárbara por el santoral católico. Todas esas ceremonias se mantienen, además, por tener arraigo en la comunidad y ser el representante y dueño de la casa uno de los iniciadores del grupo folklórico; en la actualidad, no solo se usa el local para ceremonias religiosas, sino que sirve de local de ensayo del grupo y se realizan otras actividades culturales.

Desde el año 2000 bajo los auspicios de la Universidad Médica “Lidia Doce”, en los meses de abril-mayo se celebra en la ciudad de Sagua la Grande, un evento científico de carácter nacional con participación extranjera, este se realiza en esa fecha para homenajear al eminente Dr. José Joaquín Albarrán, catalogado como Padre de la urología cubana, en sus inicios este evento tuvo como nombre UROSAGUA y abarcaba trabajos relacionados con esta disciplina fundamentalmente, en la actualidad comprende todas las ramas de la medicina y actividades vinculadas a ella, ha cambiado su nombre por el de Taller Integrador Nacional de Salud “Undoso”. De crearse una infraestructura hotelera, este evento pudiera con una adecuada divulgación elevar los niveles de participantes extranjeros y nacionales que hoy se ven limitados a acudir por las reducidas cuotas que les son asignadas debido a las limitaciones de aseguramiento existentes.

El producto turístico urbano del municipio Sagua la Grande podría estar dirigido a complementar otras modalidades con mayores posibilidades tales como sol y playa y turismo ecológico; que ayudarían a incentivar el producto histórico cultural y el de eventos y convenciones.

Propuesta de acciones para la conformación del Producto Turístico Urbano

Existe un proyecto dirigido a la rehabilitación del edificio Casino Español, que pretende conservar las funciones originales de este inmueble (función social), pero propone transformar su uso en aras del desarrollo de las ciencias, la innovación tecnológica, la información científico-técnica, la educación ambiental y la cultura general integral de la población del lugar, al tiempo que se rescatan importantes valores patrimoniales y de la arquitectura local.

A largo plazo, terminada su rehabilitación, se propone ampliar su uso, pues un lugar con estas características (muestra de resultados científicos relevantes; montaje de exposiciones itinerantes sobre diversas temáticas científicas, culturales, etc.; Museo Arqueológico) adquiere relevancia fuera del propio municipio que lo contiene, abriendo una opción de desarrollo turístico, ello nos lleva a valorar la conveniencia de considerar la rehabilitación del Hotel Sagua y de toda la infraestructura hotelera del municipio de forma inmediata para disponer de una capacidad de alojamiento acorde con este propósito y de brindar la cobertura suficiente al Evento que realiza la Universidad Médica del municipio.

La restauración del casco histórico de la ciudad, en las que se incluyen las edificaciones y plazas descritas en el cuerpo del trabajo, brindando un mayor atractivo turístico a la localidad.

Conclusiones

El desarrollo del turismo en esta zona puede tener un impacto económico en el aporte a la renta nacional, el impulso al desarrollo económico de la región, la generación de rentas fiscales, la promoción de las inversiones y la creación de nuevos puestos de trabajo, aspecto muy sensible para el municipio pues su tasa de desocupación estuvo en el 13%.

El turismo tiene la capacidad de convertirse en efecto multiplicador, la mayoría de los sectores económicos experimentan la influencia del consumo de los turistas aumentando sus resultados finales. Al crecer el turismo crece la aviación, las comunicaciones, la red extrahotelera, creciendo los ingresos de todos estos sectores, pero a la vez el turismo invierte en la economía nacional al producir para sí misma.

La ciudad de Sagua la Grande tiene los atractivos y la infraestructura necesaria para convertirse en un destino turístico, pero es indispensable comenzar un proceso de rehabilitación de la misma .

Bibliografía

Báez, .Ana L. Diseño de productos Turísticos. Turismo & Conservación Consultores. Costa Rica. Mayo, 2003.
Casanova Montero, Alfonso y colectivo de autores. Estructura Económica de Cuba. Tomo II. Editorial Félix Varela, 2006.
Cooper, C. Fletcher. Gilbert, D. y Wanhill, S. “Turismo. Principios y Política”. Editorial Diana. México DF. 1997.
Desarrollo de Productos Turísticos. Conferencia. Universidad de la Habana. Ciudad de la Habana, 1999.
Horta Amarilis. “Destinos Cuba”. economia_destino%20cuba_tc.htm.
Kotler, P., Bowen, J. y Markens, J. “Mercadotecnia para Hotelería y Turismo”. Editorial Prentice- Hall Hispanoamericana, México D. F. 1997.
Martín Fernández, Ramón. El Desarrollo de los productos turísticos: perfeccionamiento de los estudios de conceptos y de diseño. Centro de estudios Turísticos de la Universidad de la Habana. Julio, 2003.
Medina, Norman J. Desarrollo de productos Turísticos. Experiencia Cubana. ISPJAE. Escuela de Altos Estudios de Hotelería y Turismo.
Oficina Municipal de Patrimonio Sagua la Grande. “Expediente para la Declaratoria de Monumento Nacional”.
OMT. Tendencias del Turismo Mundial. En http://www.world-tourism.org/.
Parelló Cabrera, José Luís. Desarrollo y Promoción de productos Turísticos. Ciudad de la Habana, Septiembre 2001.

Grabado de Federico Mialhe elaborado en 1841

Plano del asentamiento en 1837

Edificaciones eclécticas construidas en los primeros años del siglo XX. (Casino Español e Iglesia Bautista)

Influencia del eclecticismo dentro del tema de la vivienda

________________________________________
[1] Cooper, C. Fletcher. Gilbert, D. y Wanhill, S. “Turismo. Principios y Política”. Editorial Diana. México D.F. 1997. Pág. 5
[2] Kotler, P., Bowen, J. y Markens, J. “Mercadotecnia para Hotelería y Turismo”. Editorial Prentice- Hall Hispanoamericana, México D. F. 1997. Página 274

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Hernández Ruiz Judith. (2007, abril 1). Producto turístico en Sagua La Grande Cuba. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/producto-turistico-en-sagua-la-grande-cuba/
Hernández Ruiz, Judith. "Producto turístico en Sagua La Grande Cuba". GestioPolis. 1 abril 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/producto-turistico-en-sagua-la-grande-cuba/>.
Hernández Ruiz, Judith. "Producto turístico en Sagua La Grande Cuba". GestioPolis. abril 1, 2007. Consultado el 16 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/producto-turistico-en-sagua-la-grande-cuba/.
Hernández Ruiz, Judith. Producto turístico en Sagua La Grande Cuba [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/producto-turistico-en-sagua-la-grande-cuba/> [Citado el 16 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de mickou en Flickr
DACJ