Deducciones fiscales I+D+I. Un excelente recurso de financiación desconocido para las empresas

Autor: Jordi Miró

Otros conceptos de finanzas

11-03-2009

En el año 2003, con la aprobación del Real Decreto 1432/2003, se abre la puerta a las empresas para la aplicación de deducciones fiscales por proyectos de I+D+i con total seguridad jurídica frente a la Agencia Tributaria. Cinco años después, el número de solicitudes de empresas realizadas al Ministerio de Industria asciende a 1195.

La cantidad de solicitudes presentadas, aunque con incrementos importantes todos los años (sobre el 50%) es muy baja. A este respecto, las grandes empresas han confiado en el sistema de deducciones fiscales por I+D+i desde su entrada en vigor, allá por el año 1995. Es decir, mucho antes de tener seguridad jurídica. Si eliminamos el número de proyectos presentados por las grandes corporaciones, ¿qué espacio representa a la PYME?. De acuerdo con el informe señalado con anterioridad, aproximadamente el 45% de las solicitudes han sido realizadas por PYME.

El 44.9% de los informes emitidos con carácter general fueron concedidos a PYME’s.

Si tenemos en cuenta que sólo el 0,13% de las empresas en España son consideradas grandes empresas , se confirma que la aplicación de las deducciones fiscales por las PYME españolas es prácticamente inexistente. Este dato se corrobora cuando se consulta a las PYME sobre este instrumento de financiación. La mayoría lo desconocen y las pocas empresas que han oído hablar de él no tienen confianza en el sistema, ¿por qué?.

Desde la publicación del RD 1432/2003 hemos estado dando a conocer las enormes ventajas que tienen los incentivos fiscales por I+D+i en las empresas. Este trabajo nos ha permitido identificar algunas características que influyen negativamente en su aplicación (tabla 1). A este respecto, las experiencias pasadas de la empresa, el asesoramiento recibido y el concepto que tengan sobre lo que es y no es “innovación” juegan un papel determinante.

Tabla 1. Factores que inciden negativamente en la presentación de proyectos para deducciones fiscales por I+D+i según RD 1432/2003. Fuente: elaborado por Esfera de Negocios.

1.      Mala experiencia con ayudas y subvenciones

2.      “En nuestra empresa no realizamos innovación”

3.      El miedo a la “agencia tributaria”

4.      Los asesores fiscales no transmiten a las empresas información sobre deducciones I+D+i

5.      Falta de personal especializado para documentar los proyectos

6.      Identificación incorrecta de las actividades de I+D+i

Muchas empresas realizan proyectos que encajan perfectamente en los conceptos de I+D+i definidos en la legislación. Éstas desarrollan los proyectos como algo rutinario y necesario para mejorar sus procesos y productos, sin que sean conscientes de que podrían obtener ayudas muy importantes (tabla 2).

Otro aspecto muy interesante es el papel que juegan los asesores de la empresa. Debido a un principio de prudencia, los asesores no han sido partidarios de la aplicación de las deducciones fiscales. Sin embargo, desde el año 2003, este principio no tiene ninguna justificación. Salvo que, las empresas, se dirigen a ellos para consultar sobre su aplicación, y la problemática no es ni fiscal ni contable, sino técnica. Ante las dificultades que tiene la correcta identificación, clasificación y documentación de los proyectos, los asesores prefieren no intervenir y, en consecuencia, no aplicar las deducciones a las que la empresa tendría derecho.

Tabla 2. Porcentajes de deducción aplicables a proyectos de investigación, desarrollo o innovación tecnológica. Ejercicio 2007. Fuente: artículo 35 ley impuesto sociedades.

Tipo Gasto

Descripción

% Deducción

Investigación o

Desarrollo

(I+D)

Sobre el exceso de la media de los gastos de los dos años anteriores

46 %

Gastos de I+D

27 %

Adicional gasto en I+D personal investigador y proyectos encargados a universidades y centros tecnológicos

18 %

Innovación Tecnológica

(IT)

Gasto en IT encargados a universidades y centros tecnológicos

13 %

Gasto en IT

9 %

Prueba de lo injustificados que pueden ser los miedos iniciales de las empresas es que aquellas que aplican por primera vez deducciones fiscales por I+D+i, según el RD 1432/2003, tienen actitudes muy positivas (tabla 3).

Tabla 3. Actitud de las empresas hacia las deducciones fiscales después de haber presentado el primer proyecto. Fuente: elaboración por Esfera de Negocios, a partir del análisis de base de datos

1.      Es el incentivo “estrella” entre los que solicitan.

2.      Invita a estructurar departamentos de I+D+i estables. El 65% de las empresas que no lo tenían, lo crean.

3.      El 90% de las empresas lo aplican regularmente en los años siguientes.

4.      Es un factor que influye positivamente en la incorporación a los presupuestos de partidas para I+D+i

5.      A diferencia de otros incentivos, el calendario para preparar y aplicar las deducciones es muy claro.

Concluyendo, en los próximos años la labor de información y formación del empresariado será importante para relanzar el sistema. Con un importe medio para proyectos de I+D de 435.000 € sobre los que se pueden calcular porcentajes de ayuda de hasta el 70% , desaprovechar estos incentivos es perder una oportunidad inmejorable para incrementar la competitividad de las empresas.

-----------------

RD 1432/2003 “Emisión por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de informes motivados relativos al cumplimiento de requisitos científicos y tecnológicos, a efectos de la aplicación e interpretación de deducciones fiscales por actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica. (BOE nº 286 de 29 de noviembre de 2003).

Subdirección General de fomento de la Innovación Industrial. Ministerio de Industria, turismo y comercio. “Informes motivados para deducciones fiscales por actividades de I+D e innovación tecnológica. Informe solicitudes 2006”

SUBDIRECCIÓN GENERAL DE APOYO A LAS PYME. “RETRATO DE LAS PYME 2008”. http://www.ipyme.org/NR/rdonlyres/333E3CFE-58C2-4A4A-9922-1E61FD9EAA24/0/RetratoPYME2008.pdf.

Según documento nota ii para el ejercicio fiscal 2005. Los % a deducir pueden variar en función de la estructura de gasto de cada proyecto, aunque se puede estimar un importe medio superior al 30% para empresas que han aplicado deducciones en años anteriores y superior al 50% para el resto de casos.

Jordi Miró

Profesor de la Universidad de Valencia en el Departamento de Comercialización e Investigación de Mercados. Gerente de la consultoría Esfera de Negocios, S.L.

mariaarrobaesferadenegocios.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.