_ap_ufes{"success":true,"siteUrl":"www.gestiopolis.com","urls":{"Home":"http://www.gestiopolis.com","Category":"http://www.gestiopolis.com/tema/administracion/","Archive":"http://www.gestiopolis.com/2015/05/","Post":"http://www.gestiopolis.com/recuperacion-de-caucho-a-partir-de-neumaticos-fuera-de-uso-proyecto-empresarial/","Page":"http://www.gestiopolis.com/archivo/","Attachment":"http://www.gestiopolis.com/costeo-por-ordenes-de-fabricacion-y-produccion/pdf-costeo-por-ordenes-de-fabricacion-y-produccion/","Wpcf7_contact_form":"http://www.gestiopolis.com/?post_type=wpcf7_contact_form&p=325591"}}_ap_ufee

Cultura de la empresa para una mayor rentabilidad, creatividad y un mejor ambiente laboral

Muchos factores influyen en los niveles de rentabilidad de una empresa. En este caso, interesa el impacto potencial de un único elemento: la cultura de la empresa. Para muchas empresas mejorar la rentabilidad consiste en transpirar la camiseta, dedicar más horas de trabajo diario, poner un premio a la productividad, implementar un sistema de evaluación del desempeño, etc., caminos algo traumáticos para toda organización. Para alcanzar esa rentabilidad superior y hacerlo de forma saludable, se debe liderar racionalmente: utilizar nuevas técnicas y herramientas para trabajo en equipo, bajar los niveles de responsabilidad y decisión, compartir la información e implementar sistemas de gestión de mejoras y reconocimiento.

Esta racionalidad, se construye desde los cimientos de la organización: los Valores compartidos que esta promueve, la Misión y Visión, son temas sin los cuales se hace difícil diseñar y transmitir a otros las políticas y estrategias. Estas, a su vez servirán para alinear actitudes, comportamientos, y guiar en forma clara y precisa a las personas que componen la organización, hacia el logro de los objetivos. En la práctica, un pequeño cuestionario puede dar una idea de qué se hace:

En casi toda empresa existen responsables de Finanzas, Compras, Producción, RR.HH., etc. Pero, ¿quién es responsable de:

– Evaluar, desarrollar y distribuir el potencial creativo?

– La gestión del conocimiento?

– Desarrollar un sistema de liderazgo capaz de aprovechar las ideas de la gente para producir pequeñas mejoras todos los días?

– Conocer las necesidades de desarrollo de cada persona en la empresa?

– Evaluar si están los “jugadores” necesarios y en el lugar preciso, para ganar este partido tan difícil?

– Determinar las competencias necesarias para los anteriores?

Además:

– ¿Se destina tiempo y el lugar apropiado para tratar los problemas inherentes al trabajo y sus soluciones?

– ¿Se mide el clima laboral, y se hace algo para mejorarlo?

– ¿La cultura organizacional y sistema de liderazgo son capaces de permitir y promover, fluidamente, todo lo anterior?

Y con respecto a personal:

– ¿Sabe cada uno de ellos, que se espera de él?

– ¿Se le explica para que sirve y la importancia del resultado de lo que hace?

– ¿Se le informa sobre los resultados de su proceso?

– ¿Si hay un desvío en el proceso, puede y sabe qué hacer para corregirlo? ¿Está capacitado para eso?

– ¿Son reconocidos los logros de los objetivos por la empresa?

Implementar estos cambios implica un nuevo rol para directores, jefes, supervisores y empleados. De dar ordenes a asistir, de guardar a compartir información, de exigir a educar y de operar una máquina a gestionar un proceso. Así lo demuestran las empresas globales-excelentes, que producen buenos resultados para sus accionistas, aún en tiempos de crisis además de mantener motivado a su personal. Una ecuación difícil de lograr, pero posible.

Vale mencionar, aunque sea muy resumidamente, las conclusiones de los estudios de investigación realizados durante 11 años por los profesores Kotter y Heskett de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard en más de 200 empresas, acerca de la relación entre la cultura empresaria y la rentabilidad:

1) La cultura tiene repercusiones importantes en la rentabilidad a largo plazo, en aquellas empresas que ponen énfasis en factores clave de la gestión como clientes, accionistas y empleados, y en el desarrollo del liderazgo a todos los niveles.

2) Es muy probable que la cultura de las empresas sea, en los próximos 10 años, el factor más importante entre los que determinen el éxito o fracaso de las mismas.

3) A pesar de que se resisten a ello, las culturas de las empresas pueden modificarse para que se conviertan en un factor que potencie la rentabilidad. Se necesitan tiempo y la presencia de un fuerte liderazgo.

Los aspectos tratados, no son más importantes y más duraderos que la rentabilidad, simplemente, es lo que la determina.

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Ingeniero Mecánico (UTN - Bs. As.), Consultor senior en mejora continua de la calidad (Filosofía Deming), y en implementación de sistemas de manufactura (Filosofía Toyota), Especialista en Prospectiva estratégica (UCES - Bs. As.), profesor en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), y la Universidad de Ciencias Sociales y Empresariales (UCES). Miembro fundador de la "Mesa de innovación para Rafaela y la región", representando a la Universidad Tecnológica Nacional, Regional Rafaela. Actuó como Líder de proyecto en la implementación de la mejora continua de la calidad en organizaciones de industrias metalmecánicas, agroindustriales y servicios de salud. El alcance abarcó desde procesos de línea hasta niveles de dirección. Con el mismo rol, implementó en empresas de manufactura, la metodología Lean manufacturing, en organizaciones que necesitan obtener resultados competitivos en el corto plazo. Diseñó e implementó sistemas de abastecimiento de materiales de tipo "pull" (Sistemas Kanban), reducción de tiempos muertos en la puesta a punto de máquinas (SMED), y otros, en empresas metalmecánicas, para evitar el faltante de piezas, demoras en las entregas y producir minimizando los inventarios. Se desempeñó en el área RR.HH. como jefe de capacitación en la multinacional Productos Tissue Argentina S.A., del Grupo CMPC. Fue Gerente de Ingeniería de producción en Edival S.A. (MAHLE), realizó importantes desarrollos en piezas de competición para el Team Motorsport de Oreste Berta. Implementó la tecnología de grupos para optimizar la capacidad de Planta reduciendo los set-ups, primera implemetación en Rafaela del control estadístico del proceso en las líneas de productos para las terminales automotrices, el desarrollo de una metodología original para optimizar el aprovechamiento de sobremateriales y reducir los tiempos de mecanizado, entre otras mejoras e innovaciones, que continúan utilizándose en la actualidad, desde el año 1987. Fue miembro de la Comisión de Capacitación de la Unión Industrial de Zárate (U.I.Z.), y Analista de Servicio Mecánico de Macrosa, representante de CARTEPILLAR TRACTOR Co. de EE.UU.

Cita esta página
Oñate Manuel. (2012, octubre 24). Cultura de la empresa para una mayor rentabilidad, creatividad y un mejor ambiente laboral. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/cultura-empresa-mayor-rentabilidad-creatividad-mejor-ambiente-laboral/
Oñate, Manuel. "Cultura de la empresa para una mayor rentabilidad, creatividad y un mejor ambiente laboral". GestioPolis. 24 octubre 2012. Web. <http://www.gestiopolis.com/cultura-empresa-mayor-rentabilidad-creatividad-mejor-ambiente-laboral/>.
Oñate, Manuel. "Cultura de la empresa para una mayor rentabilidad, creatividad y un mejor ambiente laboral". GestioPolis. octubre 24, 2012. Consultado el 24 de Mayo de 2015. http://www.gestiopolis.com/cultura-empresa-mayor-rentabilidad-creatividad-mejor-ambiente-laboral/.
Oñate, Manuel. Cultura de la empresa para una mayor rentabilidad, creatividad y un mejor ambiente laboral [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/cultura-empresa-mayor-rentabilidad-creatividad-mejor-ambiente-laboral/> [Citado el 24 de Mayo de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de ter-burg en Flickr

También en Administración