China sigue creciendo en el 2006 y 2007

Autor: Msc. Ernesché Rodríguez Asien

MACROECONOMÍA

04-2007

China sigue creciendo y tan es así que su PIB aumenta de forma considerable en los últimos años, a pesar de que tiene muchos obstáculos que vencer todavía hay que reconocer que es envidiable la aceleración de su salto económico.

Son numerosas las medidas económicas que se están tomando para que este crecimiento sea parejo en todos los sectores de la economía, pero sobre todo que sea un crecimiento con equidad social y sostenible.

Uno de los factores que motivó este crecimiento fue el crecimiento del mercado interno y la inversión directa, pues China es el país que ha traído más inversión extranjera entre los países en desarrollo durante 15 años consecutivos, cuenta en la actualidad con una reserva de divisas de entorno a un billón de dólares.

Otro de los factores de su crecimiento fue el superávit de 105 000 millones de dólares en el sector textil en los primeros diez meses del 2006, según las estadísticas publicadas por la Administración General de Aduanas.

El valor de las importaciones y exportaciones de los productos textiles de China se incrementó en un 17,6% con respecto al mismo periodo del año pasado, hasta alcanzar 135 000 millones de dólares, cifra que supone el 9,48% del comercio exterior total del país. China exportó más de 120 000 millones de dólares de productos textiles entre enero y octubre un crecimiento interanual del 23,9%. La importación por su parte se elevó en un 5,6% hasta los 14 600 millones de dólares.

Además la producción china de crudo alcanzó 153,38 millones de toneladas en los primeros diez meses del año 2006, un 1,5 % por encima de las cifras de 2005, según datos facilitados por el Buró de Operaciones Económicas de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma. La producción de gasolina y diesel se elevó un 3,3 y un 5,2 % respectivamente entre enero y octubre. [1]

Según fuentes oficiales la economía china creció el 10.7 % en el 2006, la cifra más alta en los últimos once años. Esto esta motivado por varios factores y acciones que se están realizando de forma progresiva.

Industria Automotriz:

Como elemento importante en el crecimiento económico de China está el incremento en un 29 por ciento las ventas de automóviles, vendiéndose 4 millones de vehículos en el 2006. Todos los grandes fabricantes de coches de Europa, Estados Unidos, Japón y la Republica de Corea están presentes en China. Por ejemplo Nissan ha establecido ya centros de investigación en el país.

El fuerte aumento del mercado automovilístico chino durante el año 2006 está respaldado en el crecimiento económico del país asiático. China se consolida como el segundo mercado automovilístico mundial, solo superado por Estados Unidos.

Según se predice la demanda en el mercado de automóviles en China alcanzará los 8 millones de unidades en el 2007. Sin embargo los distribuidores no tuvieron un buen tiempo en el 2006, debido a que el 40 por ciento de ellos tuvieron fuertes pérdidas.

La industria automovilística de China se ha ido desarrollando rápidamente en los últimos años, principalmente gracias al aumento del número de compradores individuales. El pasado año más de 100 nuevos modelos de autos de paseo se introdujeron en el mercado, incluyendo 36 marcas de fabricación nacional.

China tiene registrados cerca de 1 500 fabricantes de autos, de los cuales menos de cien vendieron más de 10 000 vehículos en 2006. No obstante la Comisión Estatal de Desarrollo y Reforma alertó en Diciembre del 2006 que la industria automotriz estaba sobrecalentada, lo cual pudo conducir a una excesiva producción.[2]
 
Finanzas:

Otro éxito económico en el 2006 fue lo que se reflejó en las bolsas de Shanghai y Shenzhen logrando el mejor resultado de todos los mercados del planeta con sus principales índices alcanzando un crecimiento del 130 por ciento tras varios años de pobres resultados.

Los expertos señalan que los mercados bursátiles chinos tras las reformas realizadas en la segunda mitad del 2005, están finalmente preparados para reflejar el crecimiento económico del país, con un aumento anual del 10,7 por ciento del PIB para alcanzar 20,94 billones de yuanes (2,71 billones de dólares) en 2006, cuarto año consecutiva por encima del 10 por ciento para la cuarta mayor economía del planeta.

Las compañías chinas acumularon una gran cantidad de dinero de préstamos bancarios y del mercado bursátil en 2006 debido a que el rápido crecimiento económico de este país generó una gran demanda de capital.

Las instituciones no financieras nacionales alcanzaron 3,99 billones de yuanes (511 000 millones de dólares) en 2006, un incremento del 30 por ciento sobre el año anterior, según un informe de política monetaria publicada por el banco central.

El mercado bursátil contribuyó con más de 224 600 millones de yuanes a las instituciones no financieras, frente a los 105 300 millones de yuanes en 2005.

Las compañías chinas toman el mercado de acciones como su primera opción para la financiación directa, gracias al progreso de las reformas en el mercado de capital.

Según un directivo del Banco de China, este país podría convertirse en el segundo mayor mercado bancario tras Estados Unidos en el 2008, sobrepasando a los de Japón y Reino Unido.

Mientras la tasa de desarrollo anual de la industria bancaria internacional se sitúa en una media del 3% la de China alcanza cotas de entre el 13 y el 15%, pues a este ritmo no seria difícil alcanzar a los mercados de Japón y Reino Unido.

China ha realizado unas series de modernizaciones en sus bancos para prepararlos para la futura competición extranjera y esto ha sido impulsado sobre todo por los compromisos adquiridos tras la entrada de este país a la OMC.

Otras de las acciones  que se están tomando en el sector financiero y que está trayendo eficaz resultado es un mayor control y supervisión de los efectivos monetarios para evitar la especulación y la malversación de recursos, también se están tomando medidas disciplinarias severas contra la corrupción.
 
Tecnologías:

En el sector tecnológico se incrementaron las exportaciones en  300 000 millones de dólares, un aumento considerable respecto a los 260 000 millones dólares del año anterior. El gigante asiático también mejorará la utilización de inversiones extranjeras y apoyará a empresas multinacionales a construir centros de desarrollo e investigación en el país. El Gobierno ha animado a las grandes compañías tecnológicas, que incluyen a los fabricantes de ordenadores y demás productos informáticos, a llevar a cabo fusiones con empresas extranjeras o a invertir en el mercado internacional para mejorar su presencia fuera de China, según fuentes del Ministerio de Industria de la Información.

China espera alcanzar los 390 000 millones de dólares en exportaciones de productos tecnológicos en el 2007.[3]

Una muestra de tecnología de punta son los trenes de suspensión magnética que están incluidos en la lista de los “proyectos de asistencia científica y tecnológica nacional”  del período del XI Programa Quinquenal (2006-2010) que se centra en “resolver los problemas clave de la ciencia y tecnología que obstaculizan el desarrollo económico y social de China”.

China construyó una línea ferroviaria de suspensión magnética de 30  kilómetros de longitud que une el Aeropuerto Internacional Pudong de Shanghai y la zona urbana de esa metrópoli oriental china en el 2003 utilizando tecnologías germanas y también ha puesto en servicio 15 trenes nuevos “bala”

frente al alto volumen de pasajeros durante el período de la fiesta del Año Nuevo Lunar chino que fue el 18 de febrero del 2007, los cuales estos trenes pueden desarrollar una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora.
 
Comercio Exterior:

Un nuevo récord de exportación también se forma en el comercio exterior chino alcanzando un excedente de 102 000 millones de dólares en el 2005 y convirtiéndose en el 2006 en la tercera potencia comercial del mundo, solo detrás de Estados Unidos y Alemania con exportaciones de 762 000 millones de dólares, el 7,3 por ciento de exportaciones mundiales e importaciones de 660 000 millones de dólares el 6,1 por ciento de las importaciones globales.

Las estadísticas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) confirmaron en noviembre el papel de China en la economía mundial por el tirón del comercio exterior, que creció más que ninguno y que lo seguirá haciendo al 10 por ciento anual, para situarse en el 2010 en 2 300 millones de dólares.

El protagonismo de China como actor económico global llevó durante este año a otras grandes potencias económicas como la Unión Europea y Estados Unidos a pedir el cumplimiento de responsabilidades y compromisos de adhesión a la OMC, como los derechos de propiedad intelectual.

En paralelo a las llamadas a su responsabilidad para la estabilidad de la economía mundial, China es un país en desarrollo que seguirá necesitando, para sostener su crecimiento, grandes cantidades de inversión directa extranjera que en el 2006 superó los 72 400 millones de dólares.

Esta inversión directa extranjera sirve a la innovación tecnológica e impulsa la competitividad en la fabricación intensiva de sectores como maquinarias, automóviles, semiconductores o informática y también en servicios comerciales, turismo, telecomunicaciones y transporte.[4]  
 
Poderío Militar:

La tecnología militar de avanzada en un país es uno de los barómetros que miden el desarrollo de una economía ya que para poder desarrollar la industria militar se necesitan componentes de todos tipos. China ha logrado desarrollar sus armas de defensa y sobre todo ha seguido con fidelidad su eficaz y famosa estrategia del “Arte de la Guerra”.

Existe una creciente preocupación internacional frente al poderío militar chino, pues aunque el presupuesto militar de ese país es secreto, analistas indican que ha aumentado sustancialmente en años recientes.

China es el tercer país que ha demostrado capacidad de derribar objetos en órbita. Estados Unidos y la Unión Soviética suspendieron sus pruebas en la década de 1980 debido al temor de que los escombros resultantes de las explosiones pudiesen dañar las operaciones de otros satélites civiles y militares. Sin embargo, se sabe que Estados Unidos continua investigando la posible utilización de dichos sistemas “antisatélite”.

Según informes oficiales indicaron que en los primeros días de Enero del 2007, China utilizó un proyectil balístico de mediano alcance para destruir un satélite meteorológico. Es la primera prueba conocida de intercepción de un satélite en más de 20 años y varios países incluyendo a Japón, Australia y Estados Unidos manifestaron su preocupación por la prueba.

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Liu Jianchao dijo que se había llevado a cabo una prueba, pero insistió en que China está comprometida con el “desarrollo pacífico del espacio exterior”, y planteó además que “China nunca ha participado y nunca participará en cualquier forma de carrera armamentista en el espacio”[5]
 
Proyecciones para el 2007

Antes de analizar el año 2007 es recomendable analizar como se comportó la economía china en el año 2006 ya que su PIB en ese año creció un 10,7 por ciento respecto al 2005, según cifras ofrecidas por el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

Esto viene respaldado por crecimientos en los 4 trimestres del 2006, creciendo un 10,4 en el primer y último trimestre, 11,5 por ciento en el segundo y 10,6 por ciento en el tercero.

Los sectores primarios, secundarios y terciarios registraron un valor agregado respectivo de 2,47 billones, 10,20 billones y 8,27 billones de yuanes, destacándose la industria con un mayor crecimiento de un 12,5 por ciento.[6]

Este crecimiento se debe entre otros factores al crecimiento del mercado interno y al incremento de la inversión directa. Entre los indicadores económicos de 2006 destaca asimismo el crecimiento del índice de precios al consumo (IPC) el cual se elevó un 1,5 por ciento en 2006.

El precio de vivienda en las grandes ciudades chinas aumentó un 5,5 por ciento en 2006, cifra que reduce en 2,1 puntos el registrado el año anterior. La inversión inmobiliaria creció el pasado año creció en un 21,8 por ciento, 0,9 puntos porcentuales por encima del incremento registrado en el 2005.

La inversión en activos fijos tuvo un aumento anual del 24 por ciento, dos puntos porcentuales inferior a lo registrado el año anterior.

Los ingresos disponibles per cápita en las áreas urbanas se elevaron un 12,1 por ciento interanual mientras que las áreas rurales con un crecimiento del 10,2 por ciento, además la tasa de desempleo urbano se situó en un 4,1 por ciento a finales del pasado año, cifra 0,1 puntos porcentuales inferior a la de 2005.

China en el primer semestre del 2006 creció un 10,9 por ciento, su ritmo más alto de la última década. Con todo lo anterior se comprueba que la economía china creció por cuarto año consecutivo experimentando un crecimiento de dos dígitos.

Según el Banco Mundial el crecimiento chino se ralentizará hasta el 9,6% en el 2007 en comparación con el 10% del año pasado y el crecimiento de sus exportaciones será menor que en 2006, debido a la apreciación del yuan, el aumento de los salarios chinos entre otros factores.

Las importaciones crecerán el 17,5% frente al 16,3% del 2006. El superávit comercial chino uno de los mayores del mundo junto con el de Japón, seguirá creciendo pero a un menor ritmo debido a que la capacidad de la industria manufacturera china se está moderando.

El índice de precios al consumo se disparará hasta una media del 2,5% en el primer trimestre, frente al 1,5% de todo el 2006, en cuyo último trimestre se dispararon los precios de los cereales.

También dice el Banco Mundial que la inversión se frenará drásticamente mientras que el consumo crecerá con solidez gracias al aumento de los salarios y a las inversiones gubernamentales en sanidad y educación.

Sin embargo el Banco Popular de China (Banco Central del país) previó el día 21 de enero del 2007 que el crecimiento del PIB en el 2007 será de un 8%, mientras que el aumento del índice de precios del consumo será inferior a un 3%.

El gobierno chino expresó que seguirá con su política monetaria, mantendrá la continuidad y la estabilidad de la orientación macroeconómica, mejorará la estructura de crédito y controlará su rápido crecimiento. Además promoverá también el aumento del consumo en el mercado nacional, intensificará el reajuste de la política de divisas y se esforzará por mantener el equilibrio de los ingresos y los egresos internacionales.[7]

Otros de los objetivos fundamentales del gobierno chino para el 2007 es reducir el consumo de energía y de los niveles de contaminación, en este sentido se planifica que para el 2010, China habrá reducido su consumo de energía por unidad per capita de su PIB en alrededor del 20 por ciento, sus emisiones de mayores contaminantes en 10 por ciento y aumentará en ese mismo periodo su tasa de reciclaje de desechos sólidos industriales en un 60 por ciento.

En resumen se harán esfuerzos para establecer un sistema energético estable, eficiente y limpio que dependa fundamentalmente del abastecimiento interno y otorgue prioridad a la conservación de la energía.

Uno de los retos fundamentales a resolver todavía por China es la creación de más puestos de trabajo pues el país todavía enfrenta el problema de una oferta excesiva de mano de obra y al mismo tiempo la escasez de empleados cualificados en ciertos sectores.
 
Conclusiones

· El valor de los bienes y servicios de la nación asiática solo es superado en la actualidad por Estados Unidos, Japón y Alemania. Con este resultado China superó a Francia y Gran Bretaña que ahora se ven desplazados a los puestos cinco y seis en la escala global y en séptimo aparece Italia. Por todo lo anterior China viene siendo la cuarta economía mundial.

· En los últimos cinco años China duplicó el valor de su economía, no obstante pese a este vertiginoso crecimiento, es considerada todavía como una economía emergente, pues todavía el problema principal que posee es la débil base en el sector de la agricultura  y el ingreso de las poblaciones rurales.

· Según estimaciones la economía china pasará de ser agrícola a industrial en el 2015, según informe realizado por varias instituciones de investigación del país. En el 2015 los indicadores sociales y económicos del país alcanzarán el nivel que tenían los países desarrollados en la década de los 60, de acuerdo con el informe sobre la Modernización de China 2007.

· Las previsiones por el Banco Mundial y del Gobierno chino sobre el incremento del PIB para el 2007, son positivos a pesar que estiman un crecimiento inferior al 2006.

· En el crecimiento económico de China existen todavía marcados desequilibrios en su  desarrollo económico actual, pues existen riesgos de un sobrecalentamiento económico por lo que las autoridades han tenido que adoptar un conjunto de medidas, destinadas principalmente a controlar el precio de la vivienda y la inversión, así como a equilibrar el comercio exterior y ampliar el consumo interno.
 
Bibliografía

Brown, L. (2005), “ China’s Replacing the United Status as World Leading Consumer”, Earth Policy Institute, 16 de febrero.

BBC Mundo.com: “ China revaluó…¿ y ahora qué?”. Jul.25, 2005
Kalish, Ika: “ ¿ Que significa la revaluación del yuan de China?. Ago. 10, 2005.
Revista Económica China, Daily News, 21 febrero 2005.
FMI, Direction of Trade Database, 2004. Internet.
“Permanece estable la moneda china tras revaluación.” Bol Press, 19 de septiembre del 2005. Internet.

Mo Ram, “ State Bank reform” Beijing Review, 5 de agosto 2004
Li Zi, “Banks in China lacking money”, Beijing Review, 5 agosto 2004.
Bustelo, P. “ China y el Mercado del petróleo”, Análisis del Real Instituto Elcano, no 113, 24 de junio 2004.

About China. “ Water Environment in China”. www.china.org.cn
“Ecological environment in China faces severe challenges”, Xinhua, 25 de octubre de 2003.

“ The Cost of Environmental Degradation in China” a December 2000 report by U.S. Embassy, Beijing.
Ye Ruqiu, “ Reducción del carbón”, Atlas Of Population And Environment De La AAAS: Energy Climate change Air pollution, (www.ourplanet.com).
Rodríguez, Ernesché, “La economía de Burbuja en Japón” Editorial, Ciencias Sociales, La Habana 1999.

MINVEC “Una mirada a la inversión extranjera directa entre China y Cuba”.
Organismos e instituciones chinas consultados en Internet:
Banco Popular de China, http://www.sdpc.gov.cn
Buró Nacional de Estadísticas en China, http://www.stats.gov.cn/english/
Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional (CCPIT),

http://www.ccpit.org
Ministerio de Comercio, http://www.mofcom.gov.cn
Banco Asiático de Desarrollo, http://www.adb.org/
Información Económica, http://ce.cei.gov.cn/
   
[1]http:// www.argenpress.info
[2] http://www.argenpress.info
[3] http://www.invertia.com
[4] CIBE Notibancos, Año 5 No.44
[5] http://news.bbc.co.uk
[6] http://www.spanish.xinhuanet.com
[7] http://espanol.cri.cn
 

Msc. Ernesché Rodríguez Asien - Profesor-Investigador Universidad de la Habana  Facultad de Economía Graduado de Licenciatura en Economía de la Universidad de la Habana (1996) y Master en Relaciones Económicas Internacionales del Instituto Superior de Relaciones Internacionales "Raúl Roa García" (2004). rodriguezasienarrobayahoo.es 

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.