La innovación en las PYMES

Autor: Andrés Fernando Ruiz F

Innovación y creatividad

07 / 2001  

LA INNOVACIÓN COMPRENDE:

La introducción de un nuevo producto o un cambio cualitativo en un producto que ya existe.

La introducción de un nuevo proceso, no conocido en la rama industrial.

La apertura de un nuevo mercado.

El desarrollo de nuevas fuentes para el abastecimiento de materias primas o de insumos.

La introducción de cambios en la organización industrial.

Empresas...

Las empresas innovadoras son las que han introducido innovaciones de producto y/o de proceso en los últimos tres años.

La innovación de una empresa depende de la calidad de la competencia. La empresa enfrenta un problema que puede tener solución conocida o no. Si no se le conoce, se hace necesaria la investigación, gracias a ella, el problema puede ser resuelto y encontrarse en la ruta de la innovación. Además, la empresa necesita de una mano de obra capacitada tecnológicamente para poder manejar nuevas tecnologías y que la estructura financiera permita emprender los esfuerzos para innovar.

Hay que tener en cuenta que en Latinoamérica, un alto porcentaje de las empresas con menos de diez empleados pertenecen al sector informal y por lo tanto quedan excluidas de los planes de formales de crédito y de fomento a los exportadores.

Debido a esto, el potencial innovador puede considerarse reservado a empresas pequeñas, medianas y por supuesto grandes. También se puede decir que existe una proporcionalidad directa entre el tamaño de la empresa y su capacidad innovadora; las evidencias empíricas así lo demuestran. Lo anterior se debe a los montos de capital necesarios para invertir en una investigación que dé buenos resultados y hacer de estos un negocio rentable.


Sin embargo, las pequeñas empresas cuentan con algunas ventajas, así como desventajas, para la innovación.  

VENTAJAS:

1.  Carece de burocracia y sus gerentes reaccionan con rapidez ante situaciones nuevas, puede estar al tanto de los gustos del mercado y de sus cambios y adaptarse muy rápidamente a los mismos; igualmente existe buena comunicación interna entre los gerentes y entre éstos y el personal.

2.   La magnitud del capital de trabajo permite adaptarlo fácilmente a nuevos procesos de producción. Esto es válido también para las microempresas de carácter artesanal principalmente. Generalmente las máquinas utilizadas en este tipo de empresas pueden ser adecuadas a repentinos cambios en los mecanismos de producción, así como las habilidades de sus operarios.

3.  Ante cambios en las condiciones de la competencia y de la competitividad, así como del ambiente competitivo, puede modificarse también el tipo de empresa (tamaño y organización) que mejor se adapta a las nuevas condiciones creadas por el desafío externo.

4.   De las tres anteriores surge otra ventaja. Las empresas de menor tamaño, cuando realizan actividades de innovación, tienen más eficiencia innovativa que las grandes empresas. Es decir, por cada monto de dinero gastado en innovación la empresa pequeña produce más innovación que la grande. Esto debido a la facilidad de comunicación interna, la adaptabilidad de la empresa a cambios externos y la necesidad de cuidar al extremo el uso o destino de cada partida de inversión.

5. La empresa pequeña no solo es más flexible sino que está en relación más estrecha con sus clientes y puede enterarse rápidamente de los cambios en la demanda de los consumidores.

6.  Puede especializarse, es decir, desarrollar capacidades específicas en ciertas áreas técnicas, atendiendo a mercados más reducidos pero muy sofisticados, lo cual estimulará su actividad innovadora.

7.  Las pequeñas empresas tienen más presencia innovativa en algunas ramas industriales que en otras. Para recurrir a ejemplos típicos: en software y en instrumentos científicos.

8. Las empresas pequeñas presentan mejores condiciones para la innovación respecto de las grandes y muy grandes en materia de diseño o sus mejoras en imitación y en desarrollo de nuevos productos.

Las empresas pequeñas generalmente no cuentan con el suficiente capital para desarrollar procesos de investigación en pro de la innovación.

DESVENTAJAS:

1. No cuentan o tienen un número muy limitado de técnicos y especialistas de alta calificación.

2.  La comunicación hacia fuera (con el mercado internacional, con el gobierno, con otras empresas, etc.) suele ser pobre.

3.  No dispone de capital propio y tampoco de capital de riesgo o préstamos de terceros para enfrentar gastos de I&D.

4.  Carece de escala y por lo tanto de rendimientos crecientes a escala.

5.   Ante un incremento de demanda que la impulse a crecer rápidamente, enfrenta limitaciones de capital propio o externo.

6.  Rara vez patenta sus innovaciones pero está frecuentemente limitada por las patentes registradas por los demás.

7.  Cuando está sometida a regulaciones tropieza con dificultades para cumplirlas.

Pero no solo están las ventajas para las pequeñas, que suelen ser las desventajas de las grandes, y viceversa, sino que también se puede dar una interrelación dinámica entre pequeñas y grandes empresas, basada en las relaciones productivas complementarias y un extenso sistema de vínculos. La empresa pequeña, desde esta visión, es un elemento vital en la red industrial de productores especializados en una gran diversidad de piezas, partes y componentes.

El elemento diferenciador y que más contribuiría a que la empresa se especialice, incremente su eficacia y se vuelva innovadora, podría ser su vínculo con empresas de diferente tamaño y particularmente con medianas y grandes que fijarían pautas de calidad siempre crecientes y arrastrarían a la pequeña empresa hacia una transformación sustancial. Realizando actividades como la fabricación de prototipos y trabajos a pedido, la innovación de la microempresa está, por lo tanto, muy ligada a la dinámica que surge de la firma que da la orden.

La demanda que la empresa grande y aun la mediana plantean a la pequeña, la red de proveedores especializados que se forma en torno a una empresa grande y que suscribe con esta contratos es una herramienta de primerísima importancia para elevar la competitividad del conjunto del sector industrial.

Fuentes

“The Theory of Economic Development”. Schumpeter J., Harvard UP, 1934, USA.
“Oslo Manual”, second edition, OECD
“Empresa, innovación y empleo”. José Quijano, Asesor de la Cámara de Industrias del Uruguay.

 

Andrés Fernando Ruiz Fonseca

anferrufoarrobayahoo.com

Economista U. Nacional de Colombia

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.