Vocación y orientación profesional

  • Talento
  • 4 minutos de lectura

Escribo este artículo sobre vocación y orientación profesional con mi mente en las miles de personas que a diario desarrollan actividades laborales de manera inconforme, pensando en que son aptas para desarrollar otro tipo de actividades distintas a las que ejercen.

En la actualidad existen muchas escuelas secundarias que se dedican a orientar a sus alumnos sobre la vocación profesional, justo antes de lanzarlos a una educación media, y dedican tiempo extra a ello por que son responsables de lanzar personal idóneo a puestos idóneos, dependiendo de la demanda que exista en el mercado laboral y esto se debería de llevarse a cabo en conjunto de aquellos representantes del mercado laboral.

Sin embargo esta actividad se vuelve netamente pre operativa, y en muchas ocasiones no da el resultado que se espera debido a diversos factores, ya sean culturales y económicos como usualmente sucede en nuestro medio, es por ello que es necesario que los administradores de personal, sepan como desarrollarse y como optimizar el personal a cargo.

No es lo mismo “deseo ser algo o alguien” a “soy algo o alguien”, cuando se le pregunta a un niño de mi país “¿qué quieres ser cuando crezcas?” muchos responden conductor de autobús, cobrador, policía o soldado, muy pocos responden médico, ingeniero, arquitecto, licenciado, etc. Y los pocos que responden esto es porque son hijos de médicos, ingenieros, arquitectos, licenciados y otros.

En la realidad muy pocos llegan a desarrollarse en lo que en realidad quieren, he visto a muchos que después de estudiar ocho años en la facultad de medicina de una universidad, terminan trabajando como visitadores médicos o vendedores de equipo medico y en el peor de lo casos terminan emigrando y trabajan como jornaleros o jardineros.

Cuando le pregunté a una chica “¿de qué te gustaría trabajar?”, mencionó una diversa infinidad de actividades como cajera, mesera, cocinera, secretaria etc., cuando le pregunté “¿has pensado en qué empresa te gustaría laborar?”, no supo responder. Al analizar sus respuestas me di cuenta que no tiene definido su rol ni el papel que desea desarrollar dentro de la sociedad laboral, y lo que en realidad desea es solamente trabajar, tras eso existe una realidad personal de necesidades familiares o económicas y eso es lo que la impulsaba a trabajar en lo que sea.

Tiempo después la vi de nuevo y nuevamente la entrevisté, me contó que estuvo trabajando en el área de comida rápida durante mucho tiempo y que había adquirido experiencia en ese rubro, pero cuando le pregunte “¿de qué te gustaría trabajar?” me respondió: “en otra cosa que no sea comida rápida, ni ventas”.

Al solicitar las referencias me dijeron que era muy buena en el área de comida rápida y que se desenvolvía muy bien, pero viene lo interesante, ella no se sentía bien desarrollando estas actividades, a pesar de hacerlo muy bien y de tener la experiencia para hacerlo ya no quería desenvolverse en ese rubro, estaba inconforme con su rol, se sentía capaz de desarrollarse en otra área y en otro rubro.

A menudo veo esto, personas que con estudios superiores trabajan en labores seculares y que no requieren de estudios superiores, y he visto lo contrario también, personas que se desenvuelven en labores profesionales sin tener los estudios superiores adecuados y que llegan a esos puestos de manera empírica, aprenden haciendo.

En la actualidad el mercado laboral está exigiendo que un trabajador posea estudios superiores o que tenga una habilidad extra como ser bilingüe o ser un genio de la computación, de lo contrario existen pocas oportunidades de trabajo y solo aquellos que poseen este tipo de cualidades son los que tienen mayor oportunidad de superación, en lo que no estoy de acuerdo ya que si no existe una oportunidad equitativa entre nuestro personal no existirá en el futuro un sustituto para el empleado actual.

Pero lo que quiero hacer notar es que existen bajo nuestro mando personas con deseos de superación, pero sin oportunidad, personas que dicen que pueden trabajar en otra actividad, pero están aquí bajo nuestro cargo, ese tipo de personas se vuelven un bloque en nuestras empresas, por que laboran de manera inconforme y aunque pueden dar más de sí, por su capacidad y experiencia no lo hacen, apenas cumplen con los mínimos estándares de producción o atención que nuestra empresa mantiene para terminar yéndose de la empresa lo que se transforma en la pérdida de un buen empleado.

También se da el caso de quienes, insatisfechos con su empleo, exteriorizan su sentir y contagian a los demás empleados con este sentir y esto sí que se convierte en un problema laboral, es por eso que un administrador debe conocer este tipo de personas y trabajar con su inconformidad, no es lo mismo tratar un empleado inconforme que a un grupo de trabajadores inconformes.

En conclusión, llamo a los administradores a orientar vocacionalmente a sus empleados y ubicarlos en la posición o en el área en la que mejor se desarrollen y en la que mejor se desenvuelvan, no solo lanzarlos a trabajar, si desde el inicio conocemos sus aspiraciones y habilidades podemos posicionarlos de la mejor manera.

Si son padres de familia, no dejen que un maestro de escuela les de la orientación vocacional a sus hijos, háganlo ustedes, orienten vocacionalmente a sus hijos desde pequeños para que lleguen a ser los profesionales que deseamos que sean y que el mercado laboral necesita

Recuerden que un administrador es el responsable de hacer que el recurso humano trabaje efectivamente, y la mejor manera de hacerlo es que los empleados se sientan bien realizando las tareas que más les guste hacer y que a nosotros como empresa nos convenga que hagan.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
García Falcón. (2006, noviembre 4). Vocación y orientación profesional. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/vocacion-y-orientacion-profesional/
García, Falcón. "Vocación y orientación profesional". GestioPolis. 4 noviembre 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/vocacion-y-orientacion-profesional/>.
García, Falcón. "Vocación y orientación profesional". GestioPolis. noviembre 4, 2006. Consultado el 15 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/vocacion-y-orientacion-profesional/.
García, Falcón. Vocación y orientación profesional [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/vocacion-y-orientacion-profesional/> [Citado el 15 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 59632563@N04 en Flickr
DACJ