Teoría de la contabilidad y principios contables generalmente aceptados

CONTABILIDAD DE COSTOS
1. Definición y división de la contabilidad
La contabilidad debe ser considerada tanto una actividad de servicio como un sistema de
información y una disciplina descriptiva y analítica. Cualquiera de las acepciones o
descripciones que se adopte de la contabilidad debe contener las cuatro bases que la
definen: 1) la naturaleza económica de la información 2) medida y comunicada referente a
3) entidades económicas de cualquier nivel organizativo, presentada a 4) personas
interesadas en formular juicios basados en la información y tomar decisiones sirviéndose de
dicha información.
De acuerdo a los destinatarios, habitualmente la contabilidad se divide en contabilidad
financiera y contabilidad administrativa o gerencial. La primera es definida como la rama
de la contabilidad centrada en la preparación y presentación de un juego de estados
contables con el propósito de suministrar información que es útil en la toma de decisiones
de naturaleza económica por parte de la mayoría de los usuarios, especialmente los externos
(propietarios, proveedores, instituciones financieras, inversionistas, gobierno y entidades
gubernamentales, trabajadores y público en general).
La segunda se refiere de manera más directa a una información preparada y presentada para
ser utilizada por las personas que internamente en la entidad, día a día, deben tomar
decisiones respecto a la administración de ésta (directores, gerentes, administradores,
funcionarios, etc.). Los principios de contabilidad generalmente aceptados (PCGA) tratados
en este boletín no se refieren a esta segunda rama de la contabilidad.
Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMPC): "La contabilidad financiera es una
técnica que se utiliza para producir sistemática y estructuradamente información
cuantitativa expresada en unidades monetarias de las transacciones que realiza una entidad
económica y de ciertos eventos económicos identificables que la afectan, con el objeto de
facilitar a los diversos interesados el tomar decisiones en relación con dicha entidad
económica."
Asociación (Norte) Americana de Contabilidad (American Accouting Association AAA):
"La contabilidad es un proceso de identificación. medición y comunicación de información
económica que permite formular juicios basados en la información y la toma de decisiones
por aquellos que se sirven de dicha información".
Instituto (Norte) Americano de Contadores Públicos (AICPA) "El propósito básico de la
contabilidad financiera y de los estados financieros es proveer información financiera
acerca de las empresas individuales, útil para la toma de decisiones económicas.
2. Principios de contabilidad generalmente aceptados
Los principios de contabilidad de aceptación general son un cuerno de doctrinas asociadas
con la contabilidad, que sirven de explicación de las actividades corrientes o actuales y
como guía en la selección de convencionalismos o procedimientos aplicados por los
profesionales de la Contaduría Pública en el ejercicio de las actividades que le son propias,
en forma independiente de las entidades analizadas y que han sido aceptados en forma
general y aprobados por la Federación de Colegios de Contadores Públicos de Venezuela
auscultados a través de su Comité Permanente de Principios de Contabilidad.
Es abundante la cantidad de términos en la literatura contable para denominar los conceptos
y las clases de los mismos que integran dichos principios, por lo cual la expresión
principios de contabilidad generalmente aceptados comprende lo que en forma más precisa
se ha definido como:
Postulados o principios básicos que constituyen el fundamento para la formulación de los
principios generales;
Principios generales, elaborados con base a los postulados, los cuales tienden a que la
información de la contabilidad financiera logre el objetivo de ser útil para la toma de
decisiones económicas, y
Principios aplicables a los estados financieros y a partidas o conceptos específicos, es decir
la especificación individual y concreta de los estados financieros y de las partidas
específicas que los integran.
Los postulados o principios básicos son equidad y pertinencia.
La equidad está vinculada con el objetivo final de los estados contables. Los interesados en
los estados financieros son muchos y muy variados y en ocasiones sus intereses son
encontrados. La información debe ser lo más justa posible y los intereses de todas las partes
tomarse en cuenta en el apropiado equilibrio. Por consiguiente, los estados financieros
deben estar libres de influencia o sesgo indebido y no deben prepararse para satisfacer a
persona o grupo determinado alguno con detrimento de otros.
La pertinencia exige que la información contable tenga que referirse o estar útilmente
asociada a las decisiones que tiene como propósito facilitar o a los resultados que desea
producir. En consecuencia es necesario concretar el tipo específico de información
requerido en los procesos de toma de decisiones por parte de los usuarios de los estados
financieros, en función a los intereses específicos de dichos usuarios y a la actividad
económica de la entidad (comercial, industrial, de servicios, financiera, aseguradora, sin
fines de lucro, etc.).
Los principios generales comprenden, en sustancia, tres categorías distintas:
Supuestos derivados del ambiente económico: entidad, énfasis en el aspecto económico,
cuantificación y unidad de medida.
Principios que establecen la base para cuantificar las operaciones de la entidad y los
eventos económicos que la afectan: valor histórico original, dualidad económica, negocio
en marcha, realización contable y período contable.
Principios generales que debe reunir la información: objetividad, importancia relativa,
comparabilidad, revelación suficiente y prudencia.
Entidad. Es una unidad identificable que realiza actividades económicas, constituida por
combinaciones de recursos humanos, recursos naturales y capital, coordinados por una
autoridad que toma decisiones encaminadas a la consecución de los fines para los cuales
fue creada. La entidad puede ser una persona natural o una persona jurídica, o una parte o
combinación de ellas. No está limitada a la constitución legal de las unidades que la
componen.
Énfasis. En el aspecto económico. - La contabilidad financiera enfatiza el aspecto
económico de las transacciones y eventos, aún cuando la forma legal pueda discrepar y
sugerir tratamiento diferente. En consecuencia, las transacciones y eventos deben ser
considerados, registrados y revelados en concordancia con su realidad y sentido financiero
y no meramente en su forma legal.
Cuantificación. - Los datos cuantificados proporcionan una fuerte ayuda para comunicar
información económica y para tomar decisiones racionales.
Unidad de medida. - El dinero es el común denominador de la actividad económica y la
unidad monetaria constituye una base adecuada para la medición y el análisis. En
consecuencia, sin prescindir de otras unidades de medida, la moneda es el medio más
efectivo para expresar, ante las partes, los intercambios de bienes y servicios y los efectos
económicos de los eventos que afectan a la entidad.
Valor histórico original - Las transacciones y eventos económicos que la contabilidad
cuantifica se registran según las cantidades de efectivo que se afecten o su equivalente o la
estimación razonable que de ellos se haga al momento en que se consideren realizados
contablemente. Estas cifras deberán ser modificadas en el caso de ocurrir eventos
posteriores que las hagan perder su significado, aplicando los métodos de ajustes aceptados
por los principios de contabilidad que en forma sistemática preserven la equidad y la
objetividad de la información contable. Si se ajustan las cifras por cambios en el nivel
general de precios (método NGP) y se aplican a todos los conceptos que integran los
estados financieros, susceptibles de ser modificados, se considerará que no ha habido
violación de este principio; si se ajustan las cifras de acuerdo con el método que combina
los cambios en el nivel general de precios con los cambios en el nivel específico de precios
(método mixto), los resultados netos del período deben coincidir con los del método NGP y
sólo en este caso se considerará que no ha habido violación al principio del valor histórico
original. Independientemente de la aplicación de uno u otro método, la situación debe
quedar debidamente aclarada en la información que se produzca.
Dualidad económica. - Para una adecuada comprensión de la estructura de la entidad y de
sus relaciones con otras entidades, es fundamental la presentación contable de:
Los recursos económicos de los cuales dispone para la realización de sus fines y
Las fuentes de dichos recursos.
Negocio en marcha o continuidad. - La entidad normalmente es considerada como un
negocio en marcha, es decir, como una operación que continuará en el futuro previsible. Se
supone que la entidad no tiene intención ni necesidad de liquidarse o de reducir
sustancialmente la escala de sus operaciones. existiesen fundados indicios que hagan
presumir razonablemente dicha intención o necesidad, tal situación deberá ser revelada.
Realización contable. - La contabilidad cuantifica, preferentemente en términos monetarios,
las operaciones que una entidad efectúa con otros participantes en la actividad económica y
ciertos eventos económicos que la afectan. Dichas operaciones y eventos económicos deben
reconocerse oportunamente en el momento en que ocurran y registrarse en la contabilidad.
A tal efecto se consideran realizados para fines contables: a) las transacciones de la entidad
con otros entes económicos, las transformaciones internas que modifiquen la estructura de
los recursos o de fuentes o, Los eventos económicos externos a la entidad o derivados de
las operaciones de ésta, cuyo efecto puede cuantificarse razonablemente en términos
monetarios.
Periodo contable. - La necesidad de tomar decisiones en relación con una entidad
considerada en marcha o de existencia continua, obliga a dividir su vida en períodos
convencionales. La contabilidad financiera presenta información acerca de la actividad
económica de una entidad en esos períodos convencionales. Las operaciones y eventos así
como sus efectos derivados, susceptibles de ser cuantificados, se identifican con el Período
en que ocurren: por lo tanto, cualquiera información contable debe indicar claramente cl
período al cual se refiere.
Objetividad. - Las partidas o elementos incorporados en los estados financieros deben
poseer un costo o valor que pueda ser medido con confiabilidad. En muchos casos el costo
o valor deberá ser estimado; el uso de estimaciones razonables es una parte esencial en la
preparación y presentación de estados financieros y no determina su confiabilidad. Sin
embargo, cuando una estimación no pueda realizarse sobre las bases razonables. tal partida
no debe reconocerse en la contabilidad y por ende
en los estados financieros.
Importancia relativa. - La información financiera únicamente concierne a la que es, en
atención a su monto o naturaleza, suficientemente significativa como para afectar las
evaluaciones y decisiones económicas. Una partida tiene importancia relativa cuando un
cambio en ella, en su presentación, valuación, descripción o cualquiera de sus elementos,
pudiera modificar la decisión de algunos de los usuarios de los estados financieros.
Comparabilidad. - Las decisiones económicas basadas en la información financiera
requieren en la mayoría de los casos, la posibilidad de comparar la situación financiera y
resultados en operación de una entidad en períodos diferentes de su vida y con otras
entidades, por consiguiente. es necesario que las políticas contables sean aplicadas
consistente y uniformemente. La necesidad de comparabilidad no debe convertirse en un
impedimento para la introducción de mejores políticas contables, consecuentemente cuando
existan opciones más relevantes y confiables, la entidad debe cambiar la política usada y
advertirlo claramente en la información que se presenta, indicando, debidamente
cuantificado, el efecto que dicho cambio produce en la información financiera. Lo mismo
se aplica a la agrupación y presentación de la información.
Revelación suficiente. - La información contable presentada en los estados financieros debe
contener en forma clara y comprensible todo lo necesario para juzgar los resultados de
operación y la situación financiera de la entidad; por lo mismo, es importante que la
información suministrada contenga suficientes elementos de juicio y material básico para
que las decisiones de los interesados estén suficientemente fundadas.
Prudencia. - Las incertidumbres inevitablemente circundan muchas de las transacciones y
eventos económicos, lo cual obliga a reconocerlos mediante el ejercicio de la prudencia en
la preparación de los estados financieros. Cuando se vaya a aplicar el juicio profesional
para decidir en aquellos casos en que no haya bases para elegir entre alternativas
propuestas, deberá optarse por la que menos optimismo refleje; pero observando en todo
momento que la decisión sea equitativa para los usuarios de la información contable. Sin
embargo, el ejercicio de la prudencia no justifica la creación dc reservas secretas u ocultas o
provisiones en exceso, ni realizar deliberadamente, subvaluación de activos o ingresos o
sobreestimación de pasivos o gastos.
Los 14 principios de contabilidad generalmente aceptados (P.C.G.A.) aprobados por la VII
Conferencia Interamericana de Contabilidad y la VII Asamblea nacional de graduados en
ciencias económicas efectuada en Mar del Plata en 1965, se enuncian de la siguiente forma:
Equidad
La equidad entre intereses opuestos debe ser una preocupación constante en la contabilidad,
dado que los que se sirven o
utilizan los datos contables pueden encontrarse ante el hecho de que sus intereses
particulares se hallen en conflicto. De esto se desprende que los estados financieros deben
prepararse de tal modo que reflejen con equidad, los distintos intereses en juego en una
hacienda o empresa dada.
Ente
Los estados financieros se refieren siempre a un ente donde el elemento subjetivo o
propietario es considerado como tercero. El concepto de "ente" es distinto del de "persona"
ya que una misma persona puede producir estados financieros de varios "entes" de su
propiedad.
Bienes Económicos
Los estados financieros se refieren siempre a bienes económicos, es decir bienes materiales
e inmateriales que posean valor económico y por ende susceptibles de ser valuados en
términos monetarios.
Moneda de Cuenta
Los estados financieros reflejan el patrimonio mediante un recurso que se emplea para
reducir todos sus componentes heterogéneos a una expresión que permita agruparlos y
compararlos fácilmente. Este recurso consiste en elegir una moneda de cuenta y valorizar
los elementos patrimoniales aplicando un "precio"a cada unidad.
Generalmente se utiliza como moneda de cuenta el dinero que tiene curso legal en el país
dentro del cual funciona el "ente" y en este caso el "precio" esta dado en unidades de dinero
de curso legal.
En aquellos casos donde la moneda utilizada no constituya un patrón estable de valor, en
razón de las fluctuaciones que experimente, no se altera la validez del principio que se
sustenta, por cuanto es factible la corrección mediante la aplicación de mecanismos
apropiados de ajuste.
Empresa en Marcha
Salvo indicación expresa en contrario se entiende que los estados financiero pertenecen a
una "empresa en marcha", considerándose que el concepto que informa la mencionada
expresión, se refiere a todo organismo económico cuya existencia personal tiene plena
vigencia y proyección futura.
Valuación al Costo
El valor de costo –adquisición o producción- constituye el criterio principal y básico de la
valuación, que condiciona la formulación de los estados financieros llamados "de
situación", en correspondencia también con el concepto de "empresa en marcha", razón por
la cual esta norma adquiere el carácter de principio.
Esta afirmación no significa desconocer la existencia y procedencia de otras reglas y
criterios aplicables en determinadas circunstancias, sino que, por el contrario, significa
afirmar que en caso de no existir una circunstancia especial que justifique la aplicación de
otro criterio, debe prevalecer el de "costo" como concepto básico de valuación.
Por otra parte, las fluctuaciones del valor de la moneda de cuenta, con su secuela de
correctivos que inciden o modifican las cifras monetarias de los costos de determinados
bienes, no constituyen, asimismo, alteraciones al principio expresado, sino que, en
sustancia, constituyen meros ajustes a la expresión numeraria de los respectivos costos.
Ejercicio
En las empresas en marcha es necesario medir el resultado de la gestión de tiempo en
tiempo, ya sea para satisfacer razones de administración, legales, fiscales o para cumplir
con compromisos financieros, etc. Es una condición que los ejercicios sean de igual
duración, para que los resultados de dos o más ejercicios sean comparables entre sí.
Devengado
Las variaciones patrimoniales que deben considerarse para establecer el resultado
económico son las que competen a un ejercicio sin entrar a considerar si se han cobrado o
pagado.
Objetividad
Los cambios en los activos, pasivos y en la expresión contable del patrimonio neto, deben
reconocerse formalmente en los registros contables, tan pronto como sea posible medirlos
objetivamente y expresar esa medida en moneda de cuenta.
Realización
Los resultados económicos solo deben computarse cuando sean realizados, o sea cuando la
operación que los origina queda perfeccionada desde el punto de vista de la legislación o
prácticas comerciales aplicables y se hayan ponderado fundamentalmente todos los riesgos
inherentes a tal operación. Debe establecerse con carácter general que el concepto
"realizado" participa del concepto devengado.
Prudencia
Significa que cuando se deba elegir entre dos valores por un elemento del activo,
normalmente se debe optar por el mas bajo, o bien que una operación se contabilice de tal
modo que la alícuota del propietario sea menor. Este principio general se puede expresar
también diciendo: "contabilizar todas las pérdidas cuando se conocen y las ganancias
solamente cuando se hayan realizado".
La exageración en la aplicación de este principio no es conveniente si resulta en detrimento
de la presentación razonable de la situación financiera y el resultado de las operaciones
Uniformidad
Los principios generales, cuando fuere aplicable, y las normas particulares utilizadas para
preparar los estados financieros de un determinado ente deben ser aplicados uniformemente
de un ejercicio al otro. Debe señalarce por medio de una nota aclaratoria, el efecto en los
estados financieros de cualquier cambio de importancia en la aplicación de los principios
generales y de las normas particulares.
Sin embargo, el principio de la uniformidad no debe conducir a mantener inalterables
aquellos principios generales, cuando fuere aplicable, o normas particulares que las
circunstancias aconsejen sean modificadas.
Materialidad (significación o importancia relativa)
Al ponderar la correcta aplicación de los principios generales y de las normas particulares
debe necesariamente actuarse con sentido práctico. Frecuentemente se presentan
situaciones que no encuadran dentro de aquéllos y, que, sin embargo, no presentan
problemas porque el efecto que producen no distorsiona el cuadro general.
Desde luego, no existe una línea demarcatoria que fije los limites de lo que es y no es
significativo y debe aplicarse el mejor criterio para resolver lo que corresponda en cada
caso, de acuerdo con las circunstancias, teniendo en cuenta factores tales como el efecto
relativo en los activos o pasivos, en el patrimonio o en el resultado de las operaciones.
El principio de equidad se lo puede catalogar como fundamental o básico, dado que marca
como una conducta general a tener en cuenta en el momento de poner en práctica la
contabilidad. En su enunciación refleja una especie de regla ética para los contadores.
Los principios que se agrupan como los de fondo o de valuación son tres. Corresponden a
todo lo que se ajuste a los compromisos de pago, cobro, resultado del ejercicio y costos. El
de "Valuación al costo" se incluye en esta clasificación por su referencia a la valuación al
costo de adquisición o fabricación de un bien. "Devengado" forma parte de esta
clasificación, puesto que con su cumplimiento apunta a reflejar los resultados de un
ejercicio independientemente de que el hecho este concluido o no. El principio de
"Realización" se parece mucho al anterior ya que es un mecanismo para reflejar
correctamente los resultados de un ejercicio.
Los principios que hacen a las cualidades de la información se clasifican basándose en la
obtención, demostración y realización de la información. El principio de objetividad
representa un punto importantísimo en esta clasificación, puesto que enuncia que la
información que la contabilidad suministra no se debe distorsionar por ninguna razón, debe
representar lo sucedido. El principio referido a la "uniformidad" marca la importancia de un
sistema heterogéneo para manejar los datos y así poder comparar los ejercicios.
"Prudencia", al igual que "materialidad" marcan formas de registración para que la
información sea verdadera y tratada correctamente. El principio de "exposición" es similar
a los anteriores y marca la base de todo trabajo contable. La información debe ser clara y
concisa para que sea de fácil acceso y no confusa.
Por último los Principios dados por el medio socioeconómico abarcan a los que tengan que
ver con la empresa, el medio y la sociedad. "Ente" se incluye en esta clasificación por el
simple hecho de que es la empresa. "Bienes económicos" es un principio que hace
referencia a los bienes materiales e inmateriales que poseen un valor económico para la
empresa o ente. "Moneda de cuenta" se incluye en esta clasificación porque marca la
elección de una unidad monetaria dependiendo del medio donde se ubique. "Empresa en
marcha" marca la continuidad de la empresa, se refiere a esta y a su futuro. "Ejercicio" por
que marca una pauta para poder analizar los progresos, o no, de la empresa dividiendo en
periodos para luego compararlos.
1. La relación que existe entre los principios de valuación al costo y la de realización
es que ambos establecen el valor que puede tener un bien de cambio. El primero, como su
nombre lo indica, determina el valor de costo; el punto de realización determinara el valor
de venta de un bien, ya que para su cuantificación el evento económico se ha considerado
ya terminado.
2. La relación existente entre los principios de realización y devengado es que ambos
se aplican cuando el acto económico se a llevado a cabo. Esto es de vital importancia ya
que de esta forma los actos económicos realizados se verán reflejados en los resultados del
período al que realmente corresponde y así se podrá también cumplir con el principio de
ejercicio.
3. La relación que existe entre los principios de materialidad y uniformidad es que el
primero es el que alterará al segundo. La uniformidad de un ejercicio se vera afectada
cuando surja un cambio significativo (de importancia relativa), Un ejemplo seria un cambio
de presentación, en su valuación, en su descripción o en cualquier elemento que pudiera
significar algún cambio en las decisiones.
3. Los inventarios.
Los inventarios constituyen las partidas del activo corriente que están listas para la venta.
Mercancía que posee una empresa en el almacén valorada al costo de adquisición, para la
venta o actividades productivas.
El control interno de los inventarios se inicia con el establecimiento de un departamento de
compras, que deberá gestionar las compras de los inventarios siguiendo el proceso de
compras.
Existen varios métodos para llevar el manejo y control de inventarios, los cuales son:
PEPS (Primero en Entrar Primero en Salir)
UEPS (Ultimo en Entrar Primero en Salir)
Método PEPS: tipo de inventario perpetuo que detalla por medio de la Tarjeta de Control de
inventario, las salidas y entradas de las mercancías. Establece que la primera mercancía que
se compra es la primera en venderse o salir.
Método UEPS: tipo de inventario perpetuo que estable que las últimas mercancías que se
comprar son las que primero se venden o salen.
Entre las medidas de control interno tenemos:
1. Hacer conteos físicos periódicamente.
2. Confrontar los inventarios físicos con los registros contables .
3. Proteger los inventarios en un almacén techado y con puertas de manera que se
eviten los robos .
4. Realizar entrega de mercancías únicamente con requisiciones autorizadas.
5. Proteger los inventarios con una póliza de seguro.
6. Hacer verificaciones al azar para comparar con los libro contables.
Los ingresos: son partidas de origen acreedor y forman parte de las cuentas nominales y del
estado de resultado.
Los ingresos se originan por diferentes conceptos como por ejemplo:
Ventas, honorarios, intereses, comisiones, etc.
Aportado por: Tania Raquel Rosas Montes de Oca

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Rosas Montes de Oca Tania Raquel. (2003, agosto 26). Teoría de la contabilidad y principios contables generalmente aceptados. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-contabilidad-y-principios-contables-generalmente-aceptados/
Rosas Montes de Oca, Tania Raquel. "Teoría de la contabilidad y principios contables generalmente aceptados". GestioPolis. 26 agosto 2003. Web. <https://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-contabilidad-y-principios-contables-generalmente-aceptados/>.
Rosas Montes de Oca, Tania Raquel. "Teoría de la contabilidad y principios contables generalmente aceptados". GestioPolis. agosto 26, 2003. Consultado el 21 de Febrero de 2018. https://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-contabilidad-y-principios-contables-generalmente-aceptados/.
Rosas Montes de Oca, Tania Raquel. Teoría de la contabilidad y principios contables generalmente aceptados [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-contabilidad-y-principios-contables-generalmente-aceptados/> [Citado el 21 de Febrero de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 59937401@N07 en Flickr