Rentabilidad de las cajas rurales de ahorro en Perú

48 Econoa y Sociedad 54, CIES, Diciembre 2004
Las Cajas Rurales de Ahorro y Crédito (CRAC) atien-
den a una numerosa clientela de sectores de ingre-
sos medios y bajos, de zonas urbanas y rurales en el
país. Dado que ofrecen diversos tipos de productos,
distribuidos a través de una amplia red de agencias,
resulta relevante evaluar la rentabilidad de estos pro-
ductos y agencias con el fin de identificar y analizar
sus principales determinantes como herramienta -
sica para mejorar su gestión2.
El documento se presenta en cinco secciones, empe-
zando por el análisis de la actual situación financie-
ra de las CRAC; y una segunda sección en la que se
describen los productos que las CRAC ofrecen. En la
tercera y cuarta sección se presentan los resultados
del costeo por productos y su rentabilidad por mo-
nedas, así como los resultados del costeo y rentabili-
dad por agencias, respectivamente. Finalmente, en
la quinta sección, se presentan conclusiones y reco-
mendaciones3.
Las CRAC en el Perú
Las CRAC son entidades especializadas de microfinan-
zas establecidas, en 1993, como instituciones finan-
cieras no bancarias, reguladas por la Superintenden-
cia de Banca y Seguros (SBS), con un accionariado
privado y limitadas exigencias de capital mínimo. Fren-
te a la desaparición de la banca estatal de fomento,
las CRAC se orientaron en un inicio a proveer servi-
cios financieros a los segmentos de la población no
atendidos por la banca comercial, priorizando el sec-
tor rural. De igual manera que en el caso de las Edpy-
mes y las CMAC, su aparición ocurre en un contexto
de desarrollo de las microfinanzas en el Perú, genera-
do por la estabilidad macroeconómica, el crecimien-
to del aparato productivo, la reforma financiera y la
creación de un marco regulatorio favorable.
Las CRAC han sufrido varios cambios, que se pue-
den enmarcar en tres etapas:
Entre 1993 y 1996
, en que se establecen 18 CRAC
con un significativo apoyo del Ministerio de Agri-
cultura. Estas organizaciones, inicialmente, mane-
jan una estructura patrimonial fragmentada con
recursos de fondos subsidiados por el sector-
blico. Sus colocaciones netas, concentradas en el
sector agrícola, se ampliaron de 7,8 millones de
lares americanos a 39,7 millones de la misma
moneda entre finales de 1993 y 1996, respectiva-
mente. En esta misma época (finales de 1996), los
adeudos representaban el 67,1% de sus pasivos y
mostraban una mora de 13,6%.
Entre 1997 y 2000
, se presentó un deterioro en la
calidad de su portafolio crediticio, que puso en
peligro su viabilidad financiera, asunto que tiene
como colofón la intervención y liquidación de siete
CRAC por la SBS. Los cambios en los marcos le-
gales posibilitan una mayor concentración de su
estructura patrimonial y la aprobación de progra-
mas de refinanciación y transferencia de cartera.
Felipe Portocarrero M. y Álvaro Tarazona
¿Son rentables las Cajas Rurales de Ahorro y Cdito?
1
1/ Resumen del documento titulado Determinantes de la rentabi-
lidad en las cajas rurales de ahorro y crédito”, en Trivelli, Caroli-
na y otros.
Mercado y gestión del microcrédito en el Pe
. Lima:
CIES, pp. 295-367. Una versión completa del documento puede
ser descargada en el link http://www.consorcio.org/CIES/html/pdfs/
Rmcred10.pdf
2/ Este análisis se realiza sobre la base de costeos de productos y
agencias de varias CRAC, las cuales forman parte de las activi-
dades de asistencia técnica desarrollados en el marco del Pro-
grama de Fortalecimiento Institucional de las CRAC, que se rea-
liza con el apoyo del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin).
3/ En los anexos del documento, se pude encontrar tanto la meto-
dología detallada para la elaboración del costeo, la información
detallada de sus resultados, indicadores de las CRAC entre 1994
y 2003, como un examen de las razones que llevaron a la quie-
bra y, finalmente, la liquidación de siete de las veinte CRAC.
49Econoa y Sociedad 54, CIES, Diciembre 2004
Desde el año 2001
, la situación de las CRAC re-
gistra avances, se diversifica el portafolio crediti-
cio y se reducen las colocaciones agrícolas. Me-
jora la viabilidad financiera y empiezan a hacerse
visibles diferencias entre las CRAC. En este perío-
do, se reduce el apoyo del sectorblico a estas
organizaciones y la SBS las supervisa en forma s
rigurosa.
La cartera de las CRAC crece desde el año 2001 (de
55,4 millones delares americanos en diciembre
de 2000 a 72,3 millones delares americanos en
febrero de 2003), la mora se reduce de 14,9% a 9,7%
y la cartera en riesgo de 30,4% a 27,6%, como re-
sultado de la diversificación de las colocaciones y
de la aplicación del Rescate Financiero Agropecua-
rio. Los desitos crecen de 35,2 millones dela-
res americanos a 71,9 millones delares america-
nos y, en febrero de 2003, representaron el 65,9%
de los pasivos.
La actuación de las CRAC, casi siempre limitada a
ámbitos departamentales, implica ventajas y desven-
tajas. Por un lado, sus accionistas tienen un conoci-
miento más profundo de los mercados regionales en
los que trabajan, lo cual genera una toma de decisio-
nes s ágil. Por otro lado, esta misma característica
genera riesgos, en la medida que se concentran en
una región sin poder diversificarse, mantienen una
significativa concentración en la agricultura y las pre-
dispone a riesgos derivados de los efectos recesivos
en las economías locales.
La actual situación financiera
de las CRAC
A diciembre de 2002, el sistema de las CRAC estaba
integrado por 12 cajas, con 54 agencias distribuidas
en 16 de los 25 departamentos del país y empleaban
a un total de 677 personas. Registraban un fondeo
de 156.128 cuentas de ahorro y a plazo fijo, y cana-
lizaban cditos a 57.074 prestatarios.
La mayor fuente de recursos intermediados por las
CRAC proviene de los depósitos, que representan el
65,9% del pasivo, equivalente al 99% de las coloca-
ciones netas. La alta dolarización de la cartera, la
concentración en el sector agrícola, los problemas
de gobernabilidad en algunas de las CRAC, así como
el deterioro de su cartera a los largo de los años, son
los factores que explican la falta de dinamismo en el
crecimiento del patrimonio, que alcanza 16,8 millo-
nes de dólares americanos.
Aunque es necesario señalar que la situación de las
CRAC presenta diferenciaciones individuales, en su
conjunto, su situación competitiva es desventajosa
frente a las CMAC y a otras entidades microfinancie-
ras como las Edpymes y Mibanco. Las CRAC tienen
altos niveles de cartera pesada, limitados ingresos fi-
nancieros, menor captación de desitos, mayores
gastos administrativos y reducida utilidad, a diferen-
cia de las otras entidades, que tienen un portafolio
de mejor calidad, ingresos financieros más elevados
y una mayor base patrimonial, lo que les permite te-
ner una mejor rentabilidad. Asegurar la viabilidad fi-
nanciera de las CRAC a mediano plazo implica, de
manera indispensable, lograr mejoras sostenibles en
su tecnología crediticia y rentabilidad.
Los productos financieros que ofrecen
Las CRAC ofrecen diversos productos financieros,
préstamos y depósitos de ahorro y a plazos, en dóla-
res y en soles (véase el cuadro 1).
El ahorro se presenta en dos tipos de productos: las
cuentas de ahorro de libre disponibilidad y las de pla-
zo fijo. Las primeras aseguran alta liquidez y mode-
radas tasas de interés, mientras que las segundas com-
prometen a los clientes por un período determinado
y ofrecen una mayor tasa de intes.
Los desitos, que han tenido una tendencia crecien-
te en los últimos años, son la principal fuente de fon-
deo para las CRAC. Esto se debe, principalmente, a
«Las Cajas Rurales de Ahorro
y Crédito (CRAC) atienden a
una numerosa clientela de
sectores de ingresos medios y
bajos, de zonas urbanas y
rurales en el país»
«La cartera de las CRAC crece
desde el año 2001 (de 55,4
millones de lares
americanos en diciembre de
2000 a 72,3 millones de
lares americanos en febrero
de 2003), la mora se reduce de
14,9% a 9,7% y la cartera en
riesgo de 30,4% a 27,6%»
50 Econoa y Sociedad 54, CIES, Diciembre 2004
fondos. El estudio de la segmentación de los deposi-
tantes es útil para mejorar la estrategia de
marketing
para estos clientes.
El éxito en el crecimiento de las captaciones de aho-
rros implica una mayor estabilidad para las CRAC y
significa que estas organizaciones no solo apoyan la
ampliación del sistema financiero al otorgar pstamos
a sectores de menos recursos, sino también proveen
de alternativas rentables y seguras a estos clientes.
Los productos crediticios: el portafolio de las CRAC
es integrado por diferentes tipos de préstamos,
entre ellos los créditos agropecuarios, los psta-
mos comerciales, los créditos hipotecarios, créditos
personales y créditos PYME (ase el cuadro 2).
ciertas características que comparten con otras insti-
tuciones microfinancieras (IMF), como las CMAC, en-
tre las que se encuentran la imagen de confianza pro-
yectada al público, las atractivas tasas de interés que
ofrecen estas IMF en comparación con las tasas de in-
tes bancarias, el buen servicio al ahorrista y la re-
ducción de los costos de transacción para este, así
como la atractiva política de sorteos a los ahorristas.
Sin embargo, es necesario realizar un análisis de ries-
go de liquidez al que están expuestas estas institucio-
nes. Los ahorros provienen tanto de pequeños aho-
rristas (mayores en número, pero con menores saldos);
medianos depositantes en menormero (4,7% del
total de depositantes), aunque con una mayor concen-
tración de fondos (51,7% de los fondos captados); y
los grandes ahorristas (0,4%), con el 18% del total de
Cuadro 1
Evolución de los pasivos de las CRAC
(US$ millones)
Diciembre % Diciembre % Diciembre % Diciembre % Diciembre %
1998 1999 2000 2001 2002
Desitos1/ 20,3 29 23,7 36 35,1 43 46,7 55 69,3 66
Ahorros 16,1 23 16,5 25 19,8 24 23,7 28 28,6 27
Plazo 4,3 6 7,2 11 15,3 19 22,3 26 34,9 33
Adeudados 41,7 61 35,1 53 34,4 42 36,1 42 33,6 32
Otros 6,9 10 7,4 11 11,6 14 2,3 3 2,7 3
Total 69,0 100 66,2 100 81,1 100 85,1 100 105,6 100
1/: Desitos del público
Fuente: SBS
Elaboración propia
Cuadro 2
Distribución promedio de productos de cuatro CRAC1/
(Período abril setiembre 2002)
Nº % Miles US$ % Créd. Prom.
Agropecuario 1.276 20 4.157 41 3.258
Comercial 74 1 840 8 11.309
Consumo 3.338 53 2.186 22 655
Hipotecario 118 2 1.542 15 13.070
PYME 1.470 23 1.368 14 930
Total 6.276 100 10.093 100 1.608
1/: Solo se ha considerado cuatro CRAC, pues no se contaba con información desagregada sobre la cartera comercial no agrícola de las demás CRAC, ya
que esta información no es publicada por la SBS. Las cuatro entidades representan aproximadamente el 50% de la cartera bruta del sistema, por lo que
son representativas del total de las doce CRAC.
Fuente: 4 CRAC seleccionadas
Elaboración propia
51Econoa y Sociedad 54, CIES, Diciembre 2004
El modesto margen de utilidad obtenido por las CRAC
(2,94% de la cartera promedio, véase el cuadro 3)
es determinado por: la marcada dolarización de la
cartera de colocaciones, el elevado porcentaje de
participación del sector agrícola que representa una
cartera con alto riesgo para las CRAC, la marcada
participación de productos que generan bajos ingre-
sos (como los pstamos hipotecarios y comerciales),
la política de tasas intes de las CRAC poco ajusta-
das a las realidades del mercado, ya que muchas ve-
ces cobran menos que sus competidores, así como
el alto porcentaje de cartera pesada.
Los crédito agropecuarios son los menos rentables
para las CRAC, especialmente, debido a que la gran
Los primeros tienen una mayor presencia e impli-
can una mayor exposición al riesgo, los cditos
de consumo destacan luego de los cditos agríco-
las, el cdito hipotecario, que solo es ofrecido por
4 de las 12 CRAC estudiadas, tiene el tercer lugar
en importancia; mientras que los créditos PYME son
recientes, pero tienen amplias posibilidades de
expansión.
Las CRAC han logrado una mayor diversificación
de su portafolio crediticio que genera ventajas
como reducir su dependencia de los pstamos agrí-
colas y, por ende, mejorar la calidad de su cartera
y rentabilidad–, permite un mejor manejo de la li-
quidez y reduce los riesgos covariados del porta-
folio. A su vez, existen ciertas desventajas como,
por ejemplo, el hecho de que dificulta la genera-
ción de economías de escala en los diferentes pro-
ductos crediticios.
Costeo y rentabilidad por productos
4
El costeo y rentabilidad de los productos y agen-
cias es una herramienta importante, en la medida
que permite tener una apreciación del desempeño
del negocio, determinando la contribución de cada
producto a la rentabilidad total, tomar decisiones
sobre cómo recortar costos e incrementar ingresos,
facilitar las decisiones sobre el crecimiento de ca-
lidad y diversificación óptima del portafolio, y pla-
nificar y decidir sobre la implementación de nue-
vos productos, definiendo sus tasas de una forma
adecuada. Esto posibilita identificar áreas para la
mejora de la gestión, con el consecuente aumento
de la competitividad de las CRAC, frente a los ob-
jetivos de crecimiento de estas organizaciones a
futuro.
Cuadro 3
CRACEl Nuevo Sol
(Márgenes de rentabilidad anualizados, 20021/, porcentaje de la cartera promedio)
Total Agropecuario Comercial Hipotecario Personal PYME
Cartera promedio 11.423.620 5.076.872 1.764.393 1.139.097 2.311.169 1.132.089
Ingresos financieros 31,95% 25,53% 27,09% 23,64% 47,42% 45,09%
Costos financieros 7,61% 6,75% 6,77% 7,37% 9,92% 8,28%
Costos de riesgo 5,23% 7,71% 5,89% 0,43% 1,95% 4,57%
Costos operativos 16,18% 16,78% 16,38% 11,39% 14,31% 21,83%
Utilidad neta 2,94% -5,71% -1,95% 4,45% 21,24% 10,40%
1/: Los ingresos financieros incluyen los efectos del RFA.
Fuente: CRAC
Elaboración propia
4/ Los resultados del ejercicio de costeo se han realizado sobre la
base de indicadores de tres CRAC, durante el período abril-se-
tiembre de 2002. Con el promedio ponderado de las cifras de
estas tres entidades, se ha creado una entidad ficticia denomina-
da CRAC El Nuevo Sol.
52 Econoa y Sociedad 54, CIES, Diciembre 2004
mayoría de estos se otorgan en moneda extranjera
con bajas tasas de intes. Los bajos costos financie-
ros de este producto se explican por el acceso a la
línea FRASA de las CRAC. La cartera presenta altos
costos de riesgo, los cuales sumados a los costos ope-
rativos sobrepasan los ingresos generados por este
producto. Los productos rentables subsidian los
malos resultados del producto agropecuario. El se-
gundo producto que generardidas es el cdito
comercial.
Entre los tres productos que registran utilidades se en-
cuentran: el producto hipotecario, que puede ser me-
jorado a futuro; los créditos personales y los PYME,
que generan una alta rentabilidad para las CRAC. Es-
tos productos subsidian las rdidas experimentadas
por los pstamos agrícolas y comerciales, y logran
generar una rentabilidad moderada para las cajas.
El financiamiento en dólares genera bajos ingresos
en relación con los altos costos operativos que las
CRAC deben asumir, lo cual sumado a los costos de
riesgo se traduce en pérdidas claras. Es necesario eva-
luar los niveles de rentabilidad de los productos en
lares con relación a las tasas de intes. El finan-
ciamiento en moneda nacional resulta más atractivo
por las mayores tasas de interés cobradas, lo que re-
presenta una mayor rentabilidad.
Desarrollar una planificación estragica de las CRAC
implica considerar la competencia y demanda de los
productos, sumado al análisis de costeo y rentabili-
dad. La importancia de este análisis se hace más evi-
dente conforme se acentúa la competencia y la orien-
tación de la gestión hacia productos y servicios más
elaborados, que deben estar centrados en las pre-
ferencias y exigencias de sus clientes.
A continuación presentamos la matriz que muestra
la participación de las CRAC en el mercado regio-
nal, en los distintos productos,
versus
la rentabilidad
que se obtiene de cada uno de ellos (ase el gfico
1). Lo óptimo sería tener todos los productos en el
cuadrante superior derecho. Sin embargo, lo que se
observa es que, actualmente, la mayoría de los pro-
ductos tiene una participación relativamente baja en
el mercado y una diversidad de rentabilidades.
Aunque el producto agrícola registra el mayor peso
en el portafolio total de las CRAC, su rentabilidad
«…el producto hipotecario,
[} los cditos personales y
los PYME [] subsidian las
rdidas experimentadas por
los pstamos agrícolas y
comerciales, y logran generar
una rentabilidad moderada
para las cajas»
Elaboración propia
Gráfico 1
Participación de las CRAC en el mercado regional de IMF
Participación en el mercado regional de IMF
Baja Media Alta
Agrícola
Comercial
Hipotecario
PYME Consumo
53Econoa y Sociedad 54, CIES, Diciembre 2004
negativa ha impedido una ampliación del financia-
miento formal del sector. Las posibilidades de mejo-
ra del producto implican adecuar las tasas respecto
de sus costos, considerar la adaptación de las tecno-
logías crediticias aplicadas a las microempresas ur-
banas, lo que reduciría el alto riesgo crediticio. El
segundo producto con rentabilidad negativa para las
CRAC es el comercial, aquí las posibilidades de ex-
pansión de las CRAC son limitadas, ya que este sec-
tor es atendido principalmente por la banca comer-
cial, que tiene mayores ventajas competitivas frente
a las CRAC.
El producto hipotecario podría ser impulsado por las
CRAC, fundamentalmente por las ventajas indirectas
que genera, asignándole una participación minorita-
ria en su portafolio crediticio. Para optimizar el limi-
tado portafolio de este producto, resulta prioritario
atender de manera preferente a los clientes PYME,
con programas de mejoramiento y construcción pro-
gresiva de la vivienda, de manera tal que se pueden
otorgar préstamos de menores montos y plazos, y
cobrar tasas más altas, generando mayores sinergias
con el resto de operaciones pasivas y activas de la
entidad. Las desventajas de este producto son sus
márgenes financieros limitados, la probabilidad de
que la banca comercial incursione con s fuerza
en este producto en el futuro y que, en la medida
que las CRAC crezcan e incrementen su apalanca-
miento, se necesario buscar la asignación más efi-
ciente del patrimonio, priorizando a los productos
más rentables.
Por su lado, si bien los créditos de consumo mues-
tran buenos resultados, en este segmento se observa-
una fuerte competencia con las demás entidades
en el futuro. En este sentido, el mayor desarrollo de
los bancos, financieras y CMAC, se un impedimento
para que las CRAC puedan competir frente a una gue-
rra de precios o mediante el ofrecimiento de otros
productos y facilidades financieras complementarias
para las empresas, por lo que se difícil que puedan
alcanzar un significativo crecimiento de su partici-
pación en este mercado en el mediano plazo.
Finalmente, los créditos a las PYME muestran resulta-
dos alentadores, a pesar de que las CRAC han incur-
sionado recientemente en este segmento. La visión a
futuro es incrementar la rentabilidad conforme se al-
cance un mayor tamaño de cartera, mediante una
mayor productividad de los analistas y una concen-
tración de los financiamientos en moneda nacional.
Asimismo, ante la competencia establecida en el mer-
cado, es de suma importancia que las CRAC ofrezcan
este producto con un servicio de excelencia, enfoca-
do en las necesidades de cada sector, y ofreciendo pro-
ductos y/o servicios complementarios a los productos
clásicos ofrecidos por la competencia. De esta mane-
ra, se podrá alcanzar una rentabilidad alta con una
participación media en el mercado.
Costeo y rentabilidad por agencias
El análisis de la rentabilidad por agencias permite
examinar los determinantes de la rentabilidad total
de la Caja, desagregándola por la contribución que
cada agencia aporta a estas utilidades. Como resul-
tado de este análisis se pueden establecer acciones
para mejorar la gestión de las agencias, para decidir
acerca de la racionalización de costos o, en casos de
mayor gravedad, para encarar un eventual cierre de
una agencia.
«Los resultados de este
alisis muestran que las
agencias medianas son las que
obtienen mayor rentabilidad,
debido a sus bajos costos
operativos y a los menores
costos de riesgo respecto de
las demás»
54 Econoa y Sociedad 54, CIES, Diciembre 2004
Los resultados de este alisis muestran que las agen-
cias medianas son las que obtienen mayor rentabili-
dad, debido a sus bajos costos operativos y a los
menores costos de riesgo respecto de las des. De
esta forma, las agencias medianas logran significati-
vas economías de escala en los costos operativos fren-
te a las pequeñas, mientras que su ventaja frente a
las oficinas principales es más limitada y podría radi-
car en la mayor racionalización de sus operaciones.
Las agencias pequeñas son las segundas más renta-
bles, a pesar de presentar altos costos operativos.
Aunque las agencias más grandes poseen carteras
promedio mayores que las demás, no generan las
mayores ganancias. Esto se explica por los bajos in-
gresos financieros que registran, debido a la concen-
tración de las carteras en dólares, la importante par-
ticipación de créditos agrícolas en su portafolio que
generan altos riesgos y a los altos costos operativos.
La gestión de las agencias puede ser mejorada adap-
tando la oferta de los productos de cada agencia a la
demanda real y potencial, implementando un mejor
sistema de información y estableciendo metas por
agencia e incentivos para mejorar la gestión.
Conclusiones y recomendaciones
Los problemas enfrentados por las CRAC empezaron
a ser superados en el año 2001, como resultado de
la mayor diversificación de sus carteras, por lo que
sus indicadores de rentabilidad y de calidad de car-
tera han mejorado.
El análisis de costeo muestra que los dos productos
que producen pérdidas son el cdito agropecuario y
el comercial. Las pérdidas se relacionan con la alta
dolarización y los altos perfiles de riesgo de estos pro-
ductos. A mediano plazo, la necesidades de lograr
sostenibilidad y la presión de la competencia impli-
carán una mayor atención de las CRAC respecto de
la selección del mercado crediticio que atienden,
privilegiando a los que representan mayor rentabili-
dad y menor riesgo. Ante la posibilidad de reducir la
atención al sector agropecuario, es necesario exami-
nar la implementación de una nueva tecnología cre-
diticia para el medio rural, que permita elevar los in-
gresos financieros y reducir los costos del riesgo. Los
créditos hipotecarios, personales y los PYME gene-
ran rentabilidades positivas, por lo que se espera que
se amplíen en el mediano plazo.
Por otro lado, los cditos otorgados en dólares oca-
sionan pérdidas. En cambio, los productos financia-
dos en moneda nacional muestran ser claramente
rentables, como consecuencia de las mayores tasas
de intes cobradas. Las CRAC registran así una alta
sensibilidad en su rentabilidad frente al nivel de ta-
sas de interés cobradas en cada producto.
La gestión merece especial atención en lo que res-
pecta a la disminución de costos operativos, en algu-
nos casos, en cuanto al control de la administración
de las agencias, así como en la generación de incen-
tivos y sistemas de información adecuados en el ni-
vel gerencial. La creciente competencia que se ge-
nera en el sector de microfinanzas hace visible la ne-
cesidad de las CRAC de llevar a cabo un eficaz pro-
ceso de planeamiento estragico y, sobre todo, ex-
hibe la necesidad imperante de su fortalecimiento pa-
trimonial, para reducir su exposición frente a la car-
tera en riesgo no provisionada, disminuir su vulnera-
bilidad financiera y permitir un dinámico crecimien-
to de sus colocaciones, sin elevar significativamente
sus niveles de apalancamiento.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 26). Rentabilidad de las cajas rurales de ahorro en Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/rentabilidad-cajas-rurales-de-ahorro-en-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Rentabilidad de las cajas rurales de ahorro en Perú". GestioPolis. 26 junio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/rentabilidad-cajas-rurales-de-ahorro-en-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Rentabilidad de las cajas rurales de ahorro en Perú". GestioPolis. junio 26, 2006. Consultado el 14 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/rentabilidad-cajas-rurales-de-ahorro-en-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Rentabilidad de las cajas rurales de ahorro en Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/rentabilidad-cajas-rurales-de-ahorro-en-peru/> [Citado el 14 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de seychelles88 en Flickr
DACJ