¿Qué es el coaching?

A menudo las personas sufren a causa de apariencias. No porque vivan una vida de apariencias, sino porque experimentan el mundo de un modo distorsionado y más limitado de lo que realmente es. El Coaching permite extender las fronteras personales, permite alcanzar una visión más expandida de nosotros mismos y nuestras posibilidades.

¿Qué es el coaching?

El coaching es un servicio personalizado que permite hacer cambios significativos en esas percepciones que nos gobiernan y que, sin embargo, tan celosamente guardamos acerca de nosotros mismos y acerca del mundo en general. El coaching es un medio que facilita y agiliza los procesos transformadores.

El Coaching es, por lo tanto, una gran oportunidad y vale la pena aquí , hacer un alto y recordar la sabiduría del acerbo popular que dice:

“Las oportunidades no se pierden….las aprovechan otros”

Entre las desviaciones más frecuentes de personas con necesidad de una orientación, se observan las siguientes:

Ven el mundo a través de ilusiones, ideas y creencias limitantes

Se rigidizan.

Posponen o sabotean sus planes

Sufren a causa de conflictos de autoeficacia

Sienten que no son merecedores del éxito

Malgastan su energía fragmentando su realidad y creando problemas

Se sienten víctimas y culpan a otros por su circunstancia

Temen al futuro y se sumen en preocupaciones paralizantes por el mañana

Desarrollan un espíritu cínico , humor ácido, competencia insana como resultado de la falta de fe en el mundo y en sí mismos

Desarrollan una tendencia egoísta, a menudo destructiva, secretamente desean el mal a los demás, sufren con los éxitos ajenos.

Presentan dificultades serias para disponer de sus tiempos de un modo creativo, productivo o armonioso

Sufren de insomnio, indigestiones, dolores de columna, cefaleas

Estados de irritabilidad, intolerancia, sensación de desamparo

Problemas sexuales.

Escasa o Mala canalización de la agresividad natural: la creatividad sofocada hace que la agresividad degenere en agresión o en conductas (auto)-destructivas

Ya sea para descubrir la propia vocación, para perfeccionarse en un deporte, en el trabajo, en las relaciones públicas, el coaching es la técnica orientada al logro de objetivos válidos, saludables y posibles pautándolos en un marco temporal razonable. El coaching consigue que el hombre vaya más allá de lo que se cree capaz. Es un entrenamiento indispensable para interactuar con éxito en el mundo de hoy, para establecer relaciones provechosas y perdurables y para orientarse siempre sobre los puntos de encuentro.

Según el Padre del Coaching, Timothy Gallwey, el éxito en cualquier área involucra el uso debido de la mente tanto como del cuerpo. Prepararse mentalmente para mejorar es la base del “juego interior”.

El coaching no es una forma de terapia, es un entrenamiento que permite detectar las capacidades latentes que todos tenemos y merecemos desarrollar al máximo.

De la experiencia de coaching renacen habilidades insospechadas incluso por el propio consultante en un despertar que produce, por efecto dominó, una notable mejora de las habilidades ya existentes. El coaching se ha destacado por ser una disciplina pragmática orientada al logro de metas reales.

Los límites que nos imponemos son nuestra caparazón. Ahora bien, hemos venido a este mundo provisto de todo….menos de caparazón. Cuando lo que se busca es alto nivel de desempeño conservando viva la motivación y la alegría, el coaching es indispensable y marca un antes y un después en la vida de las
personas

  • ¿Te abrumas ante los cambios y percibes que necesitas ayuda para identificar lo urgente de lo importante; lo necesario de lo correcto?
  • ¿No encuentras sentido real a tus esfuerzos?
  • ¿Te sientes inestable, y estimas que necesitas hacer cambios en tu vida profesional, social, laboral, deportiva, de pareja?
  • ¿Vives tu trabajo como una carga y no encuentras motivación o sentido global a tus esfuerzos?
  • ¿Temes hacer movimientos radicales o cambios estructurales en tu vida?

El coaching puede ayudarte.

En el ambiente del Coaching es popular la Frase:

Quienes se proponen ganar ganan y mucho, así también quienes temen perder, pierden y mucho

Para el Coaching existen dos clases fundamentales de personalidad: las que sueñan con logros….y las que logran sus sueños. Por lo tanto, cabe preguntarse acerca de cuál es la tarea del Coach y cómo puede ayudar.

La tarea del Coach es, en primer lugar, un trabajo de investigación con el fin de encontrar el potencial latente en su coacheado observando sus capacidades, sus talentos, sus aspiraciones personales, sus oportunidades vigentes en el mundo. Mediante una técnica que mira al futuro, su trabajo consiste en impulsarlo a desarrollarse al máximo.

El coach sabe que no necesitas aspirar a niveles sobrehumanos, pero sí debes aspirar a niveles superiores de los que sueles aceptar en ti y desde los que podrías estar desempeñándote.

El coach NO es un entrenador físico, no es un psicólogo, no es un consejero ni un experto en finanzas. Es un facilitador, un agente de cambio y también el “abogado del diablo” de las creencias limitantes y de la percepciones distorsionadas que limitan las conductas. Su tarea se asemeja a la de una partera cuyos esfuerzos ayudan a parir destrezas insospechadas. Pero no es ella la parturienta. El coach es como un explorador o como un destapador de filtros. Necesario como un sacacorcho para la gran celebración. Te ayuda a establecer tus posibilidades reales y a fijar las metas en términos de corto, mediano y largo plazo; te permite aclararte si acaso temes estar perdiendo el tiempo en fantasías.

Por su técnica el coach te permitirá convertir las debilidades de tu personalidad en tus fortalezas y en las bases de un aprendizaje singular. El monitoreo del coach está orientado a asegurar que tus capacidades se encuentren trabajando para tu beneficio y no en tu contra. El coach no tiene en cuenta el rendimiento pasado porque no mira al pasado como fuente referencial ni de datos sino que observa el presente y sus proyecciones enfocan hacia un futuro realista y posible de concretarse a través de estrategias especialmente diseñadas y explícitamente acordadas con el postulante.

Todas las personas merecen construir un sentido de autoconfianza y alta estima sobre bases reales en el chequeo de sus acciones y en la apreciación de sus logros.

Si necesitas aclararte ante la sospecha de que deberías dedicarte a otra cosa pero no sabes exactamente a qué o por dónde comenzar; si necesitas serenarte, si acaso te encuentras debatiéndote con la duda, el miedo, la postergación y temes que esta lucha interior debilite tu fuerza vital, consuman tu ánimo, tus energías, y apaguen tu verdadero potencial. Si percibes que no estás rindiendo a tu máximo y eso te hace sentirte con baja autoestima o te produce ira o enojo piensa que un coach podría ayudarte en múltiples aspectos como por ejemplo a:

Operar en el mundo adoptando mejores perspectivas detectando las alternativas novedosas para resolver los problemas de siempre

Identificar tus verdaderas metas personales y alcanzables y establecerlas a corto, mediano y largo plazo.

Incrementar tu motivación y la auto-disciplina para conseguir los objetivos que verdaderamente persigues.

Negociar y solucionar conflictos de manera positiva.

Pasar de la idea a la acción.

Recuperar el rumbo y la auto-confianza.

Detectar y mitigar síntomas que comienzan a preocuparte. (insomnio, adicción, estrés, inseguridad, presión alta, estados confusionales, angustia, crisis, rabietas, descontrol, impotencia sexual, intolerancia generalizada Mantenerte centrado y sereno ante los cambios

Orientarte hacia tu crecimiento personal y profesional y hacia el éxito, siguiendo tu propia idea del éxito.

Identificar tus tiempos y respetarlos

Derribar viejos hábitos y establecer otros nuevos y más saludables

Detectar la imagen que conservas de ti mismo y actualizarla extrayendo datos precisos de tu historia personal y tu presente circunstancia

Mejorar las relaciones interpersonales.

Ya sea que busques incrementar tus ganancias, ascender en tu trabajo; ya sea que desees alcanzar mayores niveles de concentración, establecer mejores relaciones con las personas, sentir el estado de felicidad, la paz mental, el bienestar general. Cualquiera sean el objetivo que intentes conseguir en cualquier área de su vida, podemos ayudarte positivamente a dirigir tu mente hacia esos grandiosos resultados que persigue.

Tanto si crees que NO puedes convertirte en el principal promotor de tus cambios positivos, como si crees que SI puedes lograrlo, estás en lo cierto, pero si acaso tienes dudas, acércate a esta técnica para entrenar a tu mente porque la mente es como un paracaídas…. sólo sirve si se abre.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Dercyé Liliana. (2007, enero 1). ¿Qué es el coaching?. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/que-es-el-coaching/
Dercyé, Liliana. "¿Qué es el coaching?". GestioPolis. 1 enero 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/que-es-el-coaching/>.
Dercyé, Liliana. "¿Qué es el coaching?". GestioPolis. enero 1, 2007. Consultado el 14 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/que-es-el-coaching/.
Dercyé, Liliana. ¿Qué es el coaching? [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/que-es-el-coaching/> [Citado el 14 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de royluck en Flickr
DACJ