Qué es desempleo, qué lo causa, qué tipos hay, cómo se mide

El desempleo se define como la situación en la que se encuentran las personas que teniendo edad, capacidad y deseo de trabajar no ocupan ni pueden conseguir un puesto de trabajo. También se puede expresar como la incapacidad de una economía para absorber a toda la fuerza laboral.

Desempleo, conceptos básicos

Qué es desempleo

El desempleo es el ocio involuntario de una persona que desea encontrar trabajo. Una persona se encuentra en situación de desempleo cuando cumple con cuatro condiciones: (1) está en edad de trabajar, (2) no tiene trabajo, (3) está buscando trabajo y (4) está disponible para trabajar. También es conocido como paro o nivel de desocupación.

En este orden de ideas el desempleo es un fenómeno involuntario, tanto del lado de los individuos como del lado de las empresas, esto es: las personas que desean emplearse no son contratadas y las empresas, al existir desempleo, no reciben los ingresos que serían posibles si hubiese pleno empleo o si el desempleo fuera menor.

Causas del desempleo

Mankiw y Rabasco (p.437) citan los siguientes cuatro factores como los causantes del desempleo:

  • La primer causa está dada por las políticas gubernamentales en favor de quienes están buscando empleo. Cuando el tiempo que tardan los trabajadores en encontrar el trabajo que mejor se ajusta a sus gustos y a sus cualificaciones se excede de cierto margen, entra a funcionar el seguro de desempleo que es un programa público que aunque protege la renta de los trabajadores, aumenta la cantidad de desempleo friccional.
  • La segunda causa por la que una economía siempre tiene algún nivel de paro es la legislación sobre el salario mínimo. Esta legislación, al obligar a pagar a los trabajadores no cualificados y sin experiencia un salario superior al de equilibrio, eleva la cantidad ofrecida de trabajo y reduce la demandada. El exceso de trabajo resultante representa desempleo.
  • La tercera causa es el poder de mercado de los sindicatos. Cuando éstos consiguen en los sectores sindicalizados unos salarios superiores a los de equilibrio, crean un exceso de trabajo.
  • La cuarta causa la sugiere la teoría de los salarios de eficiencia. Según esta teoría, a las empresas les resulta rentable pagar unos salarios superiores a los de equilibrio. Unos elevados salarios pueden mejorar la salud de los trabajadores, reducir su rotación, mejorar su calidad y aumentar su esfuerzo.

Otras causas a considerar son:

  • La introducción de nuevas tecnologías que desplazan la labor de los trabajadores. Generalmente porque representan un costo menor y/o una ganancia en la productividad. Por ejemplo, cuando una máquina robótica puede realizar la misma cantidad de trabajo que un empleado pero en menos tiempo y con menos fallos.
  • Una insuficiente o deficiente formación de la población económicamente activa. En ocasiones el mercado laboral demanda fuerza de trabajo en áreas para las cuales las personas no están preparadas, por ejemplo, en sociedades en las cuales las tasas de deserción escolar son demasiado altas o el caso actual en el que se requieren personas con conocimientos en ciencias de la computación tales como inteligencia artificial o redes neuronales, pero aún las instituciones de educación técnica y superior no adecúan sus currículum para este fin.
  • Un bajo crecimiento económico en contraste con un alto crecimiento en la población económicamente activa también lleva a la generación de una brecha entre el número de personas buscando emplearse y el número de posiciones a ocupar, esto tiene que ver directamente con el ciclo económico.

En la siguiente gráfica, Rache y Blanco (p. 39), se presenta una síntesis de las causas y consecuencias del desempleo:

Causas y consecuencias del desempleo

Tipos de desempleo

Se mencionan cuatro tipos básicos de desempleo en la teoría económica laboral, a saber:

  • Desempleo clásico. Es el desempleo coyuntural causado por un nivel de salarios reales excesivo en relación con la productividad marginal de los trabajadores, lo cual disuade su contratación.
  • Desempleo keynesiano. Desempleo resultado de una insuficiencia de la demanda efectiva de bienes y servicios que hace ociosa (por invendible) la producción adicional que podrían aportar los trabajadores en el desempleo, lo cual disuade asimismo, claramente, su contratación.
  • Desempleo friccional. Desempleo normal en cualquier economía, surgido de las fricciones en el proceso de toma de contacto entre trabajadores y empresas (trabajadores en tránsito entre dos puestos de trabajo, que buscan un empleo mejor, o trabajadores que se incorporan a la población activa en busca de su primer empleo).
  • Desempleo estructural. Desempleo originado por las diferencias entre las cualificaciones o localización de la oferta de trabajo y las cualificaciones o localización requeridas por los empleadores de la misma, esto es, las empresas, para llenar los puestos vacantes.

Además de los anteriores tipos básicos se tienen:

  • Desempleo natural. Es el que surge de las fricciones normales y del cambio estructural cuando no hay desempleo cíclico, es decir, cuando todo el desempleo es por fricción y estructural.
  • Desempleo estacional. Es el caso de actividades en las que durante un periodo del año se incrementa la demanda laboral y en otro cae sustancialmente, por ejemplo el turismo, durante el verano se requieren más empleados en hoteles, restaurantes y centros de entretenimiento, mientras que en invierno el número de empleados cae drásticamente.
  • Desempleo cíclico. Es causado por el estancamiento y reducción de la producción, consecuencia de la modificación de la demanda, generalmente se presenta en etapas recesivas del ciclo económico.
  • Desempleo encubierto. Un trabajador se encuentra en desempleo encubierto si la renta que obtiene por su nuevo empleo es menor que la renta que percibía en su empleo anterior. Es de dos clases: (a) cuando se reduce el número de horas trabajadas y (b) cuando la tasa de salario real, o el precio unitario del trabajo, es relativamente más bajo.
  • Desempleo institucional. Cuando existe un impedimento de carácter legal para laborar.
  • Desempleo oculto. Es el que se compone de personas desempleadas que se han desalentado en su búsqueda laboral y a quienes se clasifica en las mediciones como inactivos.
  • Desempleo voluntario: formado por gente que no está dispuesta a trabajar al salario vigente.
  • Desempleo involuntario: formado por gente que aún estando dispuestos a trabajar al salario vigente no encuentran un puesto de trabajo disponible.

Cómo se calcula la tasa de desempleo

La tasa de desempleo mide la proporción de personas que buscan trabajo sin encontrarlo con respecto al total de personas que forman la fuerza laboral. Por lo tanto, la tasa de desempleo puede definirse como la razón entre el número de personas desempleadas y la fuerza laboral (número de personas empleadas + número de personas desempleadas).

Tasa de desempleo = Número de Personas Desempleadas / Fuerza Laboral

Las variaciones de la tasa  se obtienen mediante un procedimiento conocido con el nombre de muestreo aleatorio de la población que se hace con el fin de dividirla en grupos de acuerdo a su situación laboral.

Las mediciones varían considerablemente por cambios del volumen de movimiento del mercado de trabajo, resultado del cambio tecnológico, lo que conduce al cambio de empleo de una empresa a otra, de un sector a otro y de una región a otra; además también según la edad, sexo y raza. La tasa global de desempleo es uno de los indicadores más frecuentemente utilizados para medir el bienestar económico global, pero dada la dispersión del desempleo, debería considerarse que es in indicador imperfecto de dicho bienestar.

La tasa de paro no es el único indicador del mercado laboral, además es posible que se utilicen otros indicadores como: la tasa de ocupación (definida como los trabajadores empleados como porcentaje de la población total en edad de trabajar) y la tasa de vacancia (el número de vacantes laborales como proporción de la fuerza laboral). También se constatan los flujos del mercado laboral, que incluyen la tasa de contratación (la proporción de desempleados que fueron contratados en un período), la tasa de separación (la proporción de trabajadores que pierden o cambian de trabajo en un período) y las tasas de creación o destrucción de empleos (la proporción de todos los empleos que se crearon o desaparecieron en un período dado).

En el siguiente video se explica, de una manera sencilla, cómo se calcula.

Tasa natural de desempleo. Es la suma de los desempleos friccional y estructural. Representa a la población en búsqueda de trabajo cuyo desempleo no es ni estacional ni cíclico, es decir, el motivo para no estar empleado no se debe ni a la estacionalidad de su ocupación, oficio o profesión, ni a una crisis económica.

Costos para la sociedad y la economía (consecuencias)

Toda la sociedad está de acuerdo en que el desempleo es un serio problema que causa pérdidas de todo tipo, de acuerdo con Muñoz (p.100) los principales costos del desempleo son:

  • Pérdida de producción e ingresos. La pérdida de un empleo provoca una pérdida inmediata de ingreso y producción. Estas pérdidas son devastadoras para las personas que las soportan convirtiéndose en una situación aterradora para todo el mundo. El seguro de desempleo ofrece una cierta protección, pero no proporciona el mismo nivel de vida que se podría alcanzar si se tuviera un empleo.
  • Pérdida de capital humano. El paro prolongado puede dañar de manera permanente las perspectivas de empleo de una persona. Por ejemplo, un gerente pierde su empleo cuando su empleador reduce el tamaño de la empresa. Si le urge tener un ingreso, puede convertirse en un taxista. Después de un año en este trabajo descubre que no puede competir con los recién graduados de maestrías en administración de empresas. Con el tiempo puede volver a ser contratado como gerente, pero en una empresa pequeña con un salario bajo. Ha perdido parte de su capital humano.

Otros conceptos relacionados

  • Población activa: es el total de empleados, autoempleados y desempleados, es decir, los que tienen un puesto de trabajo más los que lo están buscando.
  • Población ocupada: son aquellas personas que trabajan por cuenta ajena (empleados), más aquellos que trabajan por cuenta propia (autoempleados).
  • Desempleados: aquellas personas que estarían dispuestos a trabajar si hubiesen puestos de trabajo disponibles.
  • Trabajadores desanimados: son personas que no están trabajando y que pueden trabajar pero que han dejado de buscar empleo a causa del estado del mercado de trabajo.
  • Trabajadores con vínculos marginales: son personas que querrían estar empleados y que han estado buscando un trabajo en el pasado reciente pero que en la actualidad no lo buscan.
  • Subempleados: son personas que trabajan a tiempo parcial porque no pueden encontrar puestos de trabajo a tiempo completo.
  • Tasa de actividad: Tasa de actividad = (Población activa / población en edad de trabajar) * 100
  • Pleno empleo: un estado del mercado laboral en el que la cantidad demandada de trabajo es igual a la cantidad ofrecida. Se dice que cuando hay pleno empleo existe tasa de salario de equilibrio que se define como la tasa salarial que iguala la cantidad demandada de trabajo con la cantidad ofrecida.

Bibliografía

  • Costa Vallés, Manuel. Introducción a la economía laboral, Edicions Universitat Barcelona, 2005.
  • Krugman, Paul R. y Wells, Robin. Introducción a la Economía. Macroeconomía, Reverte, 2007.
  • Larraín B., Felipe y Sachs, Jeffrey D. Macroeconomía en la economía global, Pearson Educación, 2002.
  • Mankiw, N. Gregory y Rabasco, Esther. Principios de economía, Editorial Paraninfo, 2007.
  • Morishima, Michio y Martínez Pujana, Ana. Teoría económica de la sociedad moderna, Antoni Bosch Editor, 1981.
  • Parkin, Michael; Esquivel, Gerardo y Muñoz, Mercedes. Macroeconomía: versión para latinoamérica, Pearson Educación, 2007.
  • Rache, Blanca y Blanco, Gloria. Macroeconomía. Ideas fundamentales y Talleres de aplicación, Editorial Politécnico Grancolombiano, 2010.

Cita esta página

GestioPolis.com Experto. (2020, mayo 19). Qué es desempleo, qué lo causa, qué tipos hay, cómo se mide. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/que-es-desempleo-que-lo-causa-que-tipos-hay-como-se-mide/
GestioPolis.com Experto. "Qué es desempleo, qué lo causa, qué tipos hay, cómo se mide". GestioPolis. 19 mayo 2020. Web. <https://www.gestiopolis.com/que-es-desempleo-que-lo-causa-que-tipos-hay-como-se-mide/>.
GestioPolis.com Experto. "Qué es desempleo, qué lo causa, qué tipos hay, cómo se mide". GestioPolis. mayo 19, 2020. Consultado el . https://www.gestiopolis.com/que-es-desempleo-que-lo-causa-que-tipos-hay-como-se-mide/.
GestioPolis.com Experto. Qué es desempleo, qué lo causa, qué tipos hay, cómo se mide [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/que-es-desempleo-que-lo-causa-que-tipos-hay-como-se-mide/> [Citado el ].
Copiar

Escrito por:

Imagen del encabezado cortesía de jeeves en Flickr