La publicidad y los medios de comunicación

  • Marketing
  • 3 minutos de lectura

En muchas ocasiones, las estrategias publicitarias se centran en los medios masivos de comunicación, por lo tanto quien tiene el poder de manejar los medios, tendrá el poder de manejar a la opinión pública según sus estrategias o sus intereses

Los medios pueden hacer a las figuras o pueden destruirlas; de la misma manera pueden hacer desaparecer o posicionar diversos productos.

Muchas veces encontramos casos de personas (o productos) que simplemente entran o salen del mercado debido a las estrategias masivas de publicidad y en este contexto, sería importante abrir un debate acerca de la ética y la moral en el manejo de los medios masivos de publicidad y de su verdadera capacidad para hacer un reparto justo del poder.

!…Cuidado…¡ Debemos tener cuidado con el uso de los medios masivos de comunicación, ya que detrás de una pantalla de televisión o una voz en la radio existe un interés particular que buscará influir sobre las decisiones de consumo de las personas

Los medios y el Poder

Los medios masivos de comunicación, utilizan su capacidad de llegar a las personas para vender publicidad, difundir ideas políticas o posicionar marcas ya que tienen una gran capacidad de influencia sobre los núcleos de población a los que van dirigidos. Una buena estrategia publicitaria muy probablemente generará beneficios extraordinarios a las firmas que sepan aprovecharlas. Sin embargo, cuando esta capacidad de influencia sobre la población se utiliza inadecuadamente puede generar injusticias para quienes no pueden acceder a dichos medios masivos.

Quien tiene el poder de manejar los medios tendrá una capacidad superior para influir sobre las decisiones de consumo de las personas y tendrá una ventaja importantísima en el juego de mercado, por esto, no siempre podemos confiar plenamente en los productos o servicios que se ofrecen ya que en muchas ocasiones los dueños de los medios (cadenas, estaciones, radio, televisión etc) son los mismos dueños de las firmas que publicitan.

Otro fenómeno importante es la relación entre la política y los medios, en donde la difusión de ideas políticas generalmente sigue intereses económicos muy particulares y se dan claros ejemplos de sectarismos o favoritismos según los intereses particulares de quienes manejan los medios masivos de comunicación.

Cuando se tiene la capacidad de acceder a la población a través de los medios de comunicación, se tiene una ventaja que si se utiliza inadecuadamente puede generar distorsiones sobre las decisiones de las personas a favor de ciertos productos, marcas o personas; generando sesgos que no pueden se aceptados por nuestras sociedades.

Por lo tanto, cuando estemos observando o escuchando diversas fuentes de información masiva, debemos tener cuidado con todas las afirmaciones o las sugerencias que se nos hacen, ya que no todo lo que brilla es oro…

El Control de los medios de comunicación:

El control de los medios se da por el conjunto de normas que regulan la forma de llevar a la práctica las libertades de expresión y transmisión libre del pensamiento, las ideas y las opiniones a través de la palabra, la escritura o cualquier otro medio de comunicación, complementado por el derecho a comunicar o recibir con libertad información veraz por cualquier medio de difusión.

Dicho conjunto de normas, debe ser claro, preciso y capaz de regular adecuadamente a los medios de comunicación, para que le brinden los espacios de expresión necesarios a todas las personas, con el fin de que la información proporcionada por los medios sea democrática, amplia y veraz.

Respecto a los productos, se deben comprobar las calidades de los productos que se ofrecen, la entrada a los medios masivos de publicidad debe ser libre, y no puede existir competencia desleal, para favorecer a ciertas empresas o personas.

No pueden existir favoritismos políticos o económicos respecto a algunos sectores de la población, el control de los medios debe ser capaz de evitar difamaciones, injurias o calumnias sobre personas o grupos ajenos a los medios y no puede existir discriminación de ningún tipo (racial, cultural etc), sobre ninguna persona que quiera acceder a los medios masivos de comunicación.

La conclusión es simple: Debemos tener cuidado con el uso de los medios masivos de comunicación, ya que detrás de una pantalla de televisión o una voz en la radio existe un interés particular que buscará influir sobre las decisiones de consumo de las personas, por lo tanto hay que tener cuidado con todo lo que se nos ofrece y todo lo que se nos dice. No es hacer oídos sordos a lo que los medios nos ofrecen, pero sí analizar más detalladamente toda la información que se nos brinda para poder sacar conclusiones propias y de esta manera tomar las decisiones de consumo, políticas o morales más adecuadas.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Jáuregui Alejandro. (2001, febrero 18). La publicidad y los medios de comunicación. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/publicidad-medios-comunicacion/
Jáuregui, Alejandro. "La publicidad y los medios de comunicación". GestioPolis. 18 febrero 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/publicidad-medios-comunicacion/>.
Jáuregui, Alejandro. "La publicidad y los medios de comunicación". GestioPolis. febrero 18, 2001. Consultado el 22 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/publicidad-medios-comunicacion/.
Jáuregui, Alejandro. La publicidad y los medios de comunicación [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/publicidad-medios-comunicacion/> [Citado el 22 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de stevebaty en Flickr
DACJ