¿Un proyecto factible es un proyecto viable? Evaluaciones para determinarlo

¿Es un proyecto factible un proyecto viable? Por medio de cuatro evaluaciones básicas, se determina si se puede ejecutar un proyecto, solo sí se aprueban las cuatro evaluaciones se logra que un proyecto factible sea un proyecto viable. Con una de las evaluaciones que resulte no viable se establece que un proyecto no es factible.

Empecemos por las definiciones de las palabras factibilidad y viabilidad. Las tomamos del diccionario de la Real Academia Española en línea. Factibilidad: “cualidad o condición de factible”, Factible: “que se puede hacer”; Viabilidad: “cualidad de viable”, Viable: “Que, por sus circunstancias, tiene probabilidades de poderse llevar a cabo”.

Si apreciamos las dos definiciones son muy similares, claro, sin entrar en discusiones semánticas o dialécticas tal vez ahí sí encontremos una diferencia; pero el propósito de este escrito es diferenciar los conceptos dentro de los proyectos.

Evaluaciones de un proyecto factible

Un proyecto factible, es decir que se puede ejecutar, es el que ha aprobado cuatro evaluaciones básicas:

  1. Evaluación Técnica
  2. Evaluación Ambiental
  3. Evaluación Financiera
  4. Evaluación Socioeconómica

La aprobación o “visto bueno” de cada evaluación la llamaremos viabilidad; estas viabilidades se deben dar al mismo tiempo para alcanzar la factibilidad de un proyecto; por ejemplo un proyecto puede ser viable técnicamente, pero puede ser no viable financieramente, y así las otras posibles combinaciones; entonces con una evaluación que resulte no viable, el proyecto no será factible.

En la evaluación técnica se analizan los tópicos referentes al comportamiento del mercado, la tecnología disponible, los aspectos legales y la posible estructura organizacional.

Se puede tomar por separado de esta evaluación el estudio del mercado y realizar su análisis independientemente; debido a que sus resultados marcan trascendentalmente varios aspectos no solo de la evaluación técnica (tamaño, localización, entre otros) sino de la financiera (proyecciones de ventas, rentabilidad, entre otros).

La evaluación ambiental hace referencia a los resultados del estudio de impacto ambiental que se debe realizar para cuantificar y cualificar la injerencia que el proyecto causará al insertarlo en un medio biótico y abiótico; y puede ser que el impacto sea positivo o negativo.

En el caso que sea negativo también debe plantear el cómo encaminar el proyecto dentro de los parámetros de la legislación ambiental vigente y cuál es su plan de sostenibilidad del medio ambiente afectado.

En los proyectos que buscamos la factibilidad, son proyectos que buscan producir un bien o servicio para satisfacer una necesidad o colmar una expectativa; para lo cual se necesita definir su rentabilidad o no, que es el objetivo de la evaluación financiera.

Para terminar, tenemos la evaluación socioeconómica; y la mencionamos así haciendo referencia, y énfasis, en el impacto social del proyecto, aunque en un análisis más profundo sonaría algo redundante teniendo en cuenta que la economía, por definición, es una ciencia social que busca satisfacer las necesidades humanas materiales.

Aquí se analizarán la población afectada (cobertura del proyecto), sus impactos (beneficios o perjuicios) y su relación con las variables económicas de una región (país) por ejemplo: empleo generado, contribución al PIB, relación con el plan de desarrollo, entre otras.

Es importante evaluar estas variables, ya que el proyecto puede tener restricciones respecto a políticas económicas por ejemplo: de importación y exportación, cambiarias, arancelarias, entre otras.

En conclusión, un proyecto factible es el que técnica, ambiental, financiera y socioeconómicamente es viable.

Si el proyecto es factible, se puede pensar en diseñar un plan de proyecto para su ejecución y poder convertir el proyecto en una unidad productiva de un bien o servicio planteado (operación).

En este punto se puede usar como herramienta de desarrollo del proyecto de la Gerencia de Proyectos.

Cita esta página

Bustos Coral Holman Darío. (2020, marzo 18). ¿Un proyecto factible es un proyecto viable? Evaluaciones para determinarlo. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/proyectos-factibles-o-proyectos-viables/
Bustos Coral Holman Darío. "¿Un proyecto factible es un proyecto viable? Evaluaciones para determinarlo". gestiopolis. 18 marzo 2020. Web. <https://www.gestiopolis.com/proyectos-factibles-o-proyectos-viables/>.
Bustos Coral Holman Darío. "¿Un proyecto factible es un proyecto viable? Evaluaciones para determinarlo". gestiopolis. marzo 18, 2020. Consultado el . https://www.gestiopolis.com/proyectos-factibles-o-proyectos-viables/.
Bustos Coral Holman Darío. ¿Un proyecto factible es un proyecto viable? Evaluaciones para determinarlo [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/proyectos-factibles-o-proyectos-viables/> [Citado el ].
Copiar

Escrito por:

Imagen del encabezado cortesía de [email protected] en Flickr