Programas de estudio para Animadores y Guías de Turismo en Cuba

INTRODUCCIÓN

A partir de la aguda crisis económica que llevo a Cuba al “Periodo Especial”, como consecuencia de la caída del campo socialista y el colapso del sistema económico en el cual se insertaba nuestro país, una rama de la economía, hasta entonces subutilizada, desaprovechada y en buena medida desconocida, se impuso como “locomotora de la economía cubana”: el turismo.

Independientemente de la necesidad de la creación acelerada de una infraestructura capaz de  soportar este auge, se dio también la insoslayable necesidad de trabajar en la formación del capital humano que la haría funcionar, pues calidad y competitividad adquirían, en el nuevo contexto, una relevancia y un protagonismo, quizás como nunca antes.

En esta ponencia pretendemos exponer algunas consideraciones acerca de las líneas de trabajo del sistema de formación para los trabajadores del turismo, específicamente en las especialidades de Animación Turística y Guías de Turismo, por ser estas las especialidades en las cuales el autor acumula una mayor experiencia de trabajo, y por la importancia que tienen los egresados de estas como “embajadores de la cultura cubana”.

DESARROLLO

Las Escuelas de Hotelería y Turismo tienen la misión de formar y desarrollar, entre otros aspectos, los Recursos Humanos (RR.HH) del Sistema Turístico en el territorio, con una amplia cultura general – integral y un elevado sentido de eficiencia económica y valoras éticos; en estrecha alianza con instituciones educacionales, científicas, profesionales y empresariales para favorecer el desarrollo de un destino competitivo, de paz, salud y seguridad.

Si bien estos objetivos son comunes a todos los niveles y especialidades del sistema de formación que regula FORMATUR, como centro rector, en esta exposición, a partir de nuestra experiencia de trabajo, nos referiremos a dos especialidades muy concretas: La Animación Turística y la de Guías de Turismo.

En el mas reciente plan de estudios (F-14), ya vigente en todo el sistema de Formatur, se expresa:

Propuesta para Animación Turística El animador como agente cultural del turismo, debe poseer sólidos e integrales conocimiento de la cultura cubana y local en todas sus manifestaciones: música, teatro, danza, arquitectura, artesanía y patrimonio así como las expresiones más relevantes de la producción artística cubana en las diversas manifestaciones, y lo debe incorporar en sus diferentes momentos a los programas de animación tanto diurna como nocturna, saber comunicarlo en idiomas extranjeros, dominar la guía turística de la localidad y mantenerse actualizado del acontecer cultural para responder ante cualquier interrogante de los clientes. Por eso, los programas de animación deben ser exponentes de la identidad y de las tradiciones culturales del país y la localidad, en ellos se debe evitar la banalidad y falta de autenticidad de la oferta, conjugando orgánicamente el entretenimiento con el enriquecimiento espiritual.

Propuesta para Guías de Turismo El guía de turismo por su parte, es también un agente cultural del turismo y debe, por tanto,  poseer sólidos e integrales conocimientos de la cultura cubana y local en todas sus manifestaciones: música, teatro, danza, arquitectura, artesanía y patrimonio, así como las expresiones más relevantes de la producción artística cubana en las diversas manifestaciones, y lo debe incorporar en la aplicación práctica de las técnicas de guiar e interpretación del patrimonio (natural y cultural), dominar la guía turística de la localidad y mantenerse actualizado, para responder ante cualquier interrogante de los clientes. Los circuitos turísticos deben ser exponentes de la identidad y de las tradiciones culturales del país y la localidad, integrando la veracidad de la información cultural relevante para cada recurso turístico, con la amenidad y el encanto de un buen comunicador.

De ahí que tanto para los guías de turismo, como para los animadores turísticos, constituye una necesidad la inclusión en sus programas de formación de asignaturas que tengan su objeto de estudio en tópicos referidos al arte, la cultura y la identidad nacional.

Estos  programas, responden a la necesidad que tienen estos trabajadores de ganar en el desarrollo de sus competencias profesionales. Por tal motivo se organiza  con la perspectiva  de enfatizar en aquellos aspectos de la cultura cubana donde el estudiante gane en comprensión y enriquecimiento de su sistema de conocimientos, habilidades y valores,

El perfeccionamiento de la enseñanza, en el plano docente, laboral e investigativo, permitirá  ubicar  a nuestra historia y cultura en los marcos más representativos de la cultura universal, de ahí que el  debate sobre el acontecimiento  de la cubanidad y lo cubano haya ocupado un espacio de reflexión importante en disímiles entornos.

Por otra parte, el conocimiento de la Cultura Cubana y la Historia de Cuba, permiten acceder  al estudio de los elementos forjadores de nuestra nacionalidad, así como al carácter y la esencia de las transformaciones sociales ocurridas en Cuba.

El diseño de los planes de estudio de la profesión técnica Animación Turística, como la de Guía de Turismo, parte del concepto expresado en la NC3001 Gestión del Capital Humano donde se define la competencia como Conjunto sinérgico de conocimientos, habilidades, experiencias, sentimientos, actitudes, motivaciones, características personales y valores, basado en la idoneidad demostrada, asociado a un desempeño superior del trabajador y de la organización, en correspondencias con las exigencias técnicas, productivas y de servicios.”

Esta definición, nos conduce a una derivación de las perspectivas hacia las cuales estos planes deben enfocarse: saber (conceptual),  saber hacer (procedimientos) y  saber ser (actitudinal). Todas ellas direccionadas a responder a situaciones cambiantes del entorno de trabajo El plan se orienta hacia un enfoque constructivista dándole valor a la educación formal y al contexto laboral, en donde se construyen las competencias a partir del análisis y el proceso de solución de problemas y las disfunciones que se presentan en la organización.

Los programas constituyen una vía importante, para incrementar en los estudiantes, las posibilidades de defender los valores de la sociedad cubana, y de esa manera potenciar su profesionalidad como exponentes de nuestra cultura y nuestra nación. Un aspecto muy importante: estos contenidos deben estimular en los estudiantes el deseo y la necesidad de actualizarse por si mismos mediante la auto superación y la investigación, pues solo así los objetivos del curso serán cumplidos íntegramente.

En el caso de la formación de guías de turismo, esta se sustenta sobre los siguientes pilares:

Objetivos generales:

  • Dominar los principales fenómenos y personalidades de la historia del arte en Cuba que permitan ampliar los conocimientos y propicien el buen desempeño de las actividades que desarrollan los guías de turismo.

Competencia básica: 

  • Difunde las características emblemáticas y singulares del patrimonio natural, histórico y cultural en cada recorrido, aplicando con rigor las técnicas de trabajo en grupo, de guiar y de interpretación, estableciendo  de forma amena e instructiva una comunicación interactiva con el cliente.

Competencias específicas: 

  • Prepara y ejecuta el proceso de guianza en diferentes recorridos a partir del conocimiento que posee del patrimonio natural, histórico y cultural. y de las técnicas de trabajo en grupo, de guiar y de interpretación

El Animador Turístico desarrolla su actividad profesional en hoteles, alojamientos turísticos de playa, ciudad o campismos, instalaciones extra hoteleras, centros nocturnos u otras entidades que presten servicios recreativos.

Objetivo General de Formación– Gestionar a su nivel los procesos que intervienen en el desarrollo de los programas de animación integrando a la tecnología del diseño y aplicación de los mismos los enfoques histórico-culturales que conforman nuestra nación y su producción técnico-artística y psico-sociológica más emblemática, lo que permita la interpretación y satisfacción con calidad de las necesidades recreacionales de los clientes a través de una comunicación efectiva.

Competencia básica

Ejecuta el proceso de recreación y animación turística teniendo en cuenta el diseño, promoción, ejecución y evaluación de la actividad en su ámbito de actuación profesional, con una comunicación efectiva en lengua materna y extranjeras, satisfaciendo las necesidades recreacionales de los clientes con ética y calidad, promueve de forma activa los valores de la cultura cubana contribuyendo a la consecución de los objetivos sociales, económicos y ambientales.

El Animador Turístico es un profesional integralmente formado, con actitud de cambio para responder eficaz y dinámicamente a través de la realización de diferentes y variadas actividades programadas, a las necesidades de los clientes en lo referente a la satisfacción de sus expectativas recreativas Es al mismo tiempo un promotor del patrimonio cultural y de las expresiones más autenticas y variadas de la cultura del país.

Competencias específicas: Interactúa con su interlocutor con fluidez y espontaneidad sin pausas innecesarias, con las expresiones socioculturalmente adecuadas. Especula, sugiere, persuade en marcos sociales y laborales. Comprende textos de contenido general. Escribe textos controlados ya sea por el tema o la extensión relacionados con su vida personal y laboral, promociona en lengua materna y extranjeras las actividades relacionadas con la recreación y la animación turística, valores corporativos de la entidad y de la cultura.

Ambas especialidades integran asignaturas que contribuyen a la educación artística y la apreciación estética de los estudiantes tales como talleres de Actividades culturales, Practica de juegos (enfatizando en el rescate, revitalización e inserción de los juegos tradicionales cubanos dentro de los programas de animación), Sociedad, cultura y turismo, Animación de ciudad, Géneros musicales y bailes cubanos y caribeños, (Animación Turística) y Cultura Cubana, Arte Cubano e Interpretación del Patrimonio (Guías de Turismo).

La educación artística como una materia necesaria de carácter general, presente en todos los niveles del sistema educacional cubano, adquiere un papel decisivo para los que optan por una formación profesional específica, donde el manejo, la interpretación y la valoración de tópicos culturales  se convierte en piedra angular del cumplimiento de algunos de los objetivos y resultados de su actividad laboral, pues aportará los conocimientos necesarios para el análisis, interpretación y valoración de las obras de arte a través del lenguaje de las formas y del pensamiento visual, teniendo en cuenta que en la sociedad actual, altamente tecnificada, el ámbito de las artes plásticas tradicionales se ha visto enriquecido con la aportación de otras manifestaciones procedentes de los medios de comunicación visual, de modo que el universo de la imagen forma parte de la realidad cotidiana.

Igualmente, la obra de arte, junto a otras fuentes de conocimiento histórico, constituye, en sí misma, un valioso documento y un testimonio indispensable y singular para conocer el devenir de las sociedades, al tiempo que se virtualiza como elemento transformador de éstas. Por ello, resulta imprescindible el estudio de la obra de arte en su contexto socio-cultural como punto de partida para el análisis de los diferentes factores y circunstancias implicadas en el proceso de creación de la obra artística; paralelamente se debe enseñar a apreciar el arte contextualizado en la cultura visual de cada momento histórico, incidiendo a la vez en el hecho de que las obras artísticas tienen otra dimensión al perdurar a través del tiempo como objetos susceptibles de usos y funciones sociales diferentes en cada época.

Por otro lado, la importancia del patrimonio artístico, los desafíos que plantea su conservación, junto con el potencial de recursos que contiene para el desarrollo inmediato y futuro de la sociedad, constituye otro motivo fundamental que demanda una adecuada formación que promueva su conocimiento, disfrute y conservación. De una acertada educación artística y estética inducida al individuo, dependerá la capacidad de este para lograr un proceso apreciativo completo del fenómeno estético, y por ende de una correcta y adecuada construcción del conocimiento.

Sin embargo, existen problemas con la formación que, de estos temas, traen los estudiantes que ingresan en el sistemas de Formatur en estas (y otras) especialidades, si bien en el caso de Guías de Turismo, no es tan acentuado, pues estos acceden con el nivel superior vencido, en el caso de las restantes (la Animación Turística dentro de ellas, incluso teniendo una prueba de aptitud que la diferencia del resto), se evidencian serias dificultades en cuanto al vencimiento de objetivos supuestamente cumplidos al terminar la enseñanza preuniversitaria (requisito mínimo para acceder a las especialidades que se ofertan en las distintas Escuelas de Hotelería y Turismo del país).

Entre las debilidades más acentuadas se encuentran:

  • La falta de conocimientos sobre el arte. Este conocimiento se limita a estereotipos y nombres, más repetidos por imitación, que conocidos como referente.
  • Bajo nivel cultural, que aparece expresado por la poca o nula inclinación hacia la lectura, hacia el cine y la música menos comerciales, endeble conocimiento de la historia y otros elementos relacionados con la cultura que pudieran crear una predisposición para la apreciación de una obra de arte.
  • También se evidencia la falta de interés por estos temas.

Teniendo en cuenta estos aspectos, se han ido creando y renovando los planes de estudio. Los temas seleccionados, responden en muchos casos a inquietudes que, sobre los mismos, han expresado los propios estudiantes en los cursos que se han desarrollado en los últimos años. Esto se ha realizado a partir de los intercambios directos con ellos y de los resultados de diferentes encuestas y estudios aplicados a fin de validar los propios programas, así como las adecuaciones pertinentes.

Es requisito indispensable en estos planes de formación, que cada programa se desarrolle con la flexibilidad necesaria, de acuerdo a las características de cada escuela y de cada territorio en aras de evitar los esquematismos que en ocasiones limitan en desarrollo del espíritu creativo y de aprovechar las potencialidades histórico – culturales del entorno y la localidad.

Un elevado por ciento de estos planes descansa en las actividades prácticas, a partir del uso de escenarios laborales reales, mientras las actividades extracurriculares –debidamente motivadas y orientadas- han de constituir un elemento significativo en el desarrollo de las actividades docentes.

Resulta indispensable además la visita a las instituciones, monumentos o espacios urbanos estudiados a los que se tenga acceso, independientemente de la región geográfica en que se encuentren, pero fundamentalmente de su localidad, léase, centros históricos, fortificaciones coloniales, museos y galerías.

La ciudad de Matanzas, considerada justamente la “Atenas de Cuba” en el siglo XIX, Cárdenas, la llamada “Ciudad de las Primicias” y Varadero, como polo  turístico mas importante del país, poseen suficientes valores históricos, culturales y patrimoniales para añadir valor al producto que ofrecen.

A partir de la consecución de estos preceptos, el graduado de estas especialidades, será capaz de aplicar con creatividad las metodologías, técnicas y procedimientos de la animación turística y la guianza en las actividades físico-recreativas, lúdicas, culturales, veladas y espectáculos con fines de animación y de conducción promocional a sitios de interés.

Por ultimo debe señalarse, que el proceso de formación dentro del sistema de FORMATUR, tiene seguimiento constante a partir de la implementación de cursos de superación y actualización, Post-grados, diplomados y maestrías, en todas las especialidades que lo integran, contribuyendo así a mantener un proceso continuo de actualización y superación del personal empleado.

CONCLUSIONES

La eficiente formación de los recursos humanos en los diferentes niveles que conforman la estructura laboral y empresarial del MINTUR, constituye la clave del éxito en la gestión del mismo.

Aplicar y promover los principios de cubanía y los valores patrióticos y éticos del pueblo cubano a través del quehacer profesional de los trabajadores del turismo resulta un sólido pilar y el sello de identidad de este servicio, teniendo especialidades como la Animación Turística y  los Guías de Turismo una gran responsabilidad en el éxito de este empeño.

Los conocimientos y habilidades en el campo de la apreciación de las artes, constituyen un componente de extraordinario valor en su formación, permitiendo estructurar el futuro desempeño profesional del egresado sobre la base del buen gusto, la mesura y del enfoque critico necesario para el desarrollo de las actividades y para garantizar que el proceso de percepción del cliente sea el adecuado (cliente-espectador-participante).

Se demanda  trazar estrategias  pedagógicas que permitan desde los diferentes perfiles de formación  ir a la búsqueda de un auténtico y genuino  cubano, promotor  de la cultura nacional, local y capaz de incorporar la dimensión cultural en un desempeño superior, añadiendo valor a servicios y productos, es menester, enfocar  con creatividad el trabajo de educación cultural, que surja del estudio de tradiciones y costumbres, del aprendizaje colectivo, desde la práctica transformadora  docente y empresarial, para que el turismo cubano sea un exponente genuino de nuestra identidad cultural.

Los estudiantes en formación deben interiorizar  que: cultura y turismo  son un binomio inseparable. La Cultura realza los valores del producto turístico e identifica los rasgos que nos distinguen como nación en la medida que se ha ido confirmando nuestra identidad  y que el visitante desea encontrarla en su experiencia turística. El Trabajador del turismo  actúa como un elemento de enlace que promueve un destino con amplias posibilidades, poseedor  de una cultura general que le permite la defensa de la identidad nacional frente a la globalización neoliberal. Estos elementos conforman un sistema cuya validez está dada no por el diseño de una cultura para el turismo, sino por la inserción orgánica y natural del turismo en la autenticidad de la propuesta cultural. Convertir la cultura en arma y escudo de la nación es un imperativo para el desarrollo exitoso del turismo cubano.

BIBLIOGRAFÍA

  • MSc. Vivian Ester Muñoz Franco Programa de la asignatura: Sociedad, Cultura y Turismo. Dpto. Desarrollo Turístico EHTVC. 201 4
  • Comisión de Perfeccionamiento de Planes y Programas de Estudio
    Documento Curricular Base “F 014” Perfil de formación: Animador Turístico. 2014
  • Comisión de Perfeccionamiento de Planes y Programas de Estudio
    Documento Curricular Base “F 014” Perfil de formación: Guía de Turismo. 2014.
  • MSC. René F. Ojeda Alfonso. Comisión de Perfeccionamiento de Planes y Programas de Estudio
    Documento Curricular Base “F 09” Perfil de formación: Guía de Turismo. 2013. Programa de la asignatura Arte Cubano

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Ojeda Alfonso Rene Felipe. (2015, diciembre 28). Programas de estudio para Animadores y Guías de Turismo en Cuba. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/programas-estudio-animadores-guias-turismo-cuba/
Ojeda Alfonso, Rene Felipe. "Programas de estudio para Animadores y Guías de Turismo en Cuba". GestioPolis. 28 diciembre 2015. Web. <https://www.gestiopolis.com/programas-estudio-animadores-guias-turismo-cuba/>.
Ojeda Alfonso, Rene Felipe. "Programas de estudio para Animadores y Guías de Turismo en Cuba". GestioPolis. diciembre 28, 2015. Consultado el 16 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/programas-estudio-animadores-guias-turismo-cuba/.
Ojeda Alfonso, Rene Felipe. Programas de estudio para Animadores y Guías de Turismo en Cuba [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/programas-estudio-animadores-guias-turismo-cuba/> [Citado el 16 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de ccordova en Flickr
DACJ