Pobreza y desempleo en el Perú

  • Economía
  • 2 minutos de lectura
0 bol41

Aritomi y Díaz (GRADE) muestran que la desigualdad en la distribución del ingreso entre familias se reduce al incluir las transferencias del Estado en educación, salud y alimentación. Sin embargo, dicha reducción es pequeña. Además, se observa que el gasto en educación no es siempre progresivo, en particular en la educación superior. Del mismo modo, el gasto en salud es progresivo en las consultas en centros y puestos de salud, mas no así en los hospitales.

El trabajo de Tanaka (IEP) subraya que el grado de complejidad de la comunidad es la variable clave para entender la participación popular en las políticas sociales. Distingue tres niveles de complejidad (baja, media y alta) a los que corresponden distintos tipos de participación: colectiva generalizada, intermediación y pluralismo. En los contextos más complejos, la participación supone compromisos con líderes sociales que actúan como intermediarios entre la población y los agentes externos (Estado, ONGs), surgiendo la posibilidad de predominio del interés particular de dichos líderes.

Espino (PUCP) explora las razones de las diferencias salariales en Lima. Entre 1991 y 1997, el salario del 20% más rico ha sido unas diez veces mayor que el del quintil más pobre. Parte de esta brecha se debe a diferencias en el capital humano del trabajador, pero otra parte obedece a la segmentación del mercado laboral, es decir, a la inserción del asalariado en el sector moderno o tradicional del aparato productivo. Además, la propia tasa de retorno a la educación es 6 puntos porcentuales mayor en el primero con respecto al segundo. En ese sentido, las políticas de educación y capacitación son insuficientes para mejorar los ingresos, si al mismo tiempo no se asegura un entorno favorable al desarrollo del sector moderno de la economía

El desempleo urbano en el Perú ha sido casi siempre analizado de manera estática, lo que conduce a subestimar la gravedad del problema. Díaz y Maruyama (GRADE) lo examinan dinámicamente, seleccionando un mismo grupo de familias (panel) que son entrevistadas 4 veces en un año. Así, el porcentaje de la PEA urbana afectada por el desempleo en algún momento del año alcanza 14%, frente a una tasa de desempleo de 9%, según la definición habitual. La duración media de cada episodio de desempleo es 13,5 semanas, y alrededor de la mitad de las personas que lo sufren pasan a la inactividad.

Por último, el artículo de Bezanson discute la relación entre los investigadores de las ciencias sociales y los responsables de las políticas públicas. El autor examina los cambios ocurridos durante las últimas décadas; las diferencias culturales y de incentivos entre ambos mundos; y concluye identificando «diez mandamientos» para los investigadores que deseen incrementar su influencia en los procesos de decisión política.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2005, julio 10). Pobreza y desempleo en el Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/pobreza-y-desempleo-en-el-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Pobreza y desempleo en el Perú". GestioPolis. 10 julio 2005. Web. <https://www.gestiopolis.com/pobreza-y-desempleo-en-el-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Pobreza y desempleo en el Perú". GestioPolis. julio 10, 2005. Consultado el 23 de Mayo de 2019. https://www.gestiopolis.com/pobreza-y-desempleo-en-el-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Pobreza y desempleo en el Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/pobreza-y-desempleo-en-el-peru/> [Citado el 23 de Mayo de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de phoosh en Flickr