Oportunidades de negocios y los visionarios

Hay un factor importante que deben tener los emprendedores y consiste en la visión para detectar los buenos negocios

Muchas ideas de nuevos desarrollos se han dado porque una persona o un grupo de ellas, percibió el entorno de manera diferente al resto de mortales. Este artículo se me ocurrió cuando vi unos anuncios publicitarios de una revista, en uno de ellos se muestra un gran desierto y en la parte inferior dice algo así como: “todos veían un desierto, alguien vio Las Vegas”, otro anuncio de la misma revista muestra un cuarto de una casa lleno de cachivaches y desordenado al máximo, la frase del anuncio es: “todos veían un cuarto de San Alejo. Alguien vio subastas por Internet”.

Estos dos anuncios presentan algunos ejemplos de negocios muy exitosos, pero también muestra que nacieron de la visión de alguien que vio la oportunidad en donde nadie más la había visto. Como estos ejemplos debe haber muchos otros, muchas veces “alguien” habrá visto una oportunidad y se habrá lanzado a convertirla en realidad.

Incluso, algunas veces cuando vemos un nuevo negocio en determinado sitio o dirigido a determinado mercado, hemos dicho ¿por qué no se me ocurrió a mi si yo paso por esta esquina casi a diario? o ¿pero como no ví que esas personas necesitaban eso? Es normal, no todos somos “visionarios”, o mejor, muy pocos son los que detectan este tipo de oportunidades y las llevan a cabo. A lo mejor sí nos habíamos percatado de que en esa esquina podíamos poner un restaurante, pero nunca lo pensamos en serio, nunca tratamos de hacerlo realidad, tal vez porque no estaba dentro de nuestras prioridades, pero cuando pasamos y vimos el nuevo restaurante no deja de pesarnos.

Estas nuevas oportunidades que en los casos anteriores fueron detectadas por una persona, casi que al azar, también se da mediante un método y por lo general los nuevos desarrollos son emprendidos por personas que querían llegar a ser independientes y que estaban “a la caza” de las oportunidades, además son personas que conocían el mercado o alguna otra característica que les permitiera encontrar suceso.

Las oportunidades pueden ser engañosas, cuando se detecte una se debe explorar en ella, profundizar. Muchas veces las oportunidades, por ejemplo las de mercado, no son sostenibles y son más que nada una moda pasajera que rápidamente se diluirá. Otras en cambio, serán reales y sostenibles, la Internet por ejemplo, aunque se haya presentado un boom de empresas basadas en ella y muchas hayan fracasado, sabemos que es sostenible y que en el futuro será una realidad palpable para todos.

La biotecnología es otro campo empresarial que está teniendo grandes éxitos y será sostenible en el futuro, todo lo que tiene que ver con el tema ambiental puede llegar a ser una gran oportunidad…

En fin, en nuestro entorno hay cientos de oportunidades de negocio que no se han detectado, hay y habrá muchas necesidades de las personas que no han sido cubiertas, ni siquiera pensadas. Hay personas con iniciativa y ganas de hacer empresa y las oportunidades están ahí, afuera, ¿por qué no salir a buscarlas?

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
López Carlos. (2001, enero 20). Oportunidades de negocios y los visionarios. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/oportunidades-negocios-visionarios/
López, Carlos. "Oportunidades de negocios y los visionarios". GestioPolis. 20 enero 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/oportunidades-negocios-visionarios/>.
López, Carlos. "Oportunidades de negocios y los visionarios". GestioPolis. enero 20, 2001. Consultado el 17 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/oportunidades-negocios-visionarios/.
López, Carlos. Oportunidades de negocios y los visionarios [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/oportunidades-negocios-visionarios/> [Citado el 17 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de prayitnophotography en Flickr
DACJ