Nunca abandonemos la esperanza

  • Autoayuda
  • 2 minutos de lectura

La esperanza es la llama que mantiene literalmente encendida nuestra vida. Esa fuente de suministro de energías para seguir de pie. Cada día en todos los aspectos de nuestra vida hay que cultivarla, fortalecerla.

Un futuro mejor vendrá, la confianza de que será posible debe prevalecer por encima de las situaciones complicadas, más allá de las adversidades. Por estos días de caos, debemos aferrarnos a que es posible superar las dificultades.

Según el poeta Español Federico García Lorca “El más terrible de todos los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza muerta.” Debemos desechar la desesperanza. Es posible que las situaciones nos hagan aproximar a perder la FE, nos hagan desvanecer las fuerzas sin embargo es justamente hoy cuando debemos asistir a la magia de la esperanza.

Es común ver personas que van sin esperanzas por la viada aun cuando no han sido golpeados por dramas que merezcan tanto desencanto. Por el contrario sabemos de gente que sobrevivió de catástrofes naturales, gente que realmente lo perdió todo en un terremoto, que vivieron la banca rota, perdieron sus familias, y se levantaron para ser hoy referentes representantes de la superación y éxito.

Personas que obtuvieron milagros por creer en ellos y en Dios. Los venezolanos Anna Vaccarella, Daniela Bascopé y Andrés Galarraga, renovaron sus vidas al enfrentarse a un cáncer, Anna; sigue siendo la veterana periodista de siempre; Daniela además de actriz ahora es escritora y Andrés sigue siendo nuestro gran “gato”. Estoy seguro que estas personas, como muchas otras, no solo se aferraron a la vida, sino que se llenaron de esperanzas pese a los pronósticos que esta dura enfermedad trae con ella. ¿Qué puede ser más difícil que estar frente a una muerte anunciada? Es este el tipo de actitud ante lo duro, ante las crisis, lo que permite luego vivir más intenso.

Esperanza para que todas las cosas buenas lleguen, pero trabajando para ello. Nunca es tarde. Puede comprar un auto, puede cambiar de empleo, puede casarse y tener hijos, puede mudarse de ciudad, puede escribir un libro, ingresar o graduarse en la universidad, puede tener su casa, estas cosas y más serán posibles si en su espíritu mantiene la motivación y la esperanza atenta.

Hay un dicho tibetano del (Dalai Lama) que dice “la tragedia debe ser utilizada como una fuente de fortaleza.” Por dura que sea la circunstancia no podemos perder la esperanza, de ser así, estaríamos frente a verdadero desastre del que no podremos levantarnos. No siempre se entiende, mucha gente no logra superar una separación, se frustran y se estancan allí, pierden un familiar y es igual a perder su vida misma, baja las ventas y creen haber perdido la empresa, siempre hay que intentar sobreponerse, levantarse para seguir adelante, asumir el desafío de la tragedia y supérala.

La novelista y ensayista Bárbara Kingsolver  dijo: “Lo mínimo que puedes hacer en tu vida es descubrir lo que esperas. Y lo máximo que puedes hacer es vivir dentro de esa esperanza.”, hay que tener razones para creer, para existir, motivos para avanzar. Proponerse objetivos, metas, sueños, propósitos que le den sentido a la vida.

En medio de lo malo levantemos la bandera de la esperanza, trabajemos por las cosas buenas y seamos justos merecedores del triunfo, y del éxito. Siempre habrá una manera de lograrlo, se abrirán puertas, los días grises pasarán, nuestro país y nuestra gente será grande y referencia para generaciones venideras.

Quedará para la posteridad la dura y cruda crisis que sacudió a la sociedad venezolana en su conjunto. Pero incluso la noche más oscura siempre tendrá un amanecer.

No abandonemos la esperanza, es algo muy preciado que conviene llevar siempre.

La esperanza es el médico de cada desgracia. Proverbio Irlandés.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Marquez Segovia Carlos Alexis. (2019, abril 3). Nunca abandonemos la esperanza. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/nunca-abandonemos-la-esperanza/
Marquez Segovia, Carlos Alexis. "Nunca abandonemos la esperanza". GestioPolis. 3 abril 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/nunca-abandonemos-la-esperanza/>.
Marquez Segovia, Carlos Alexis. "Nunca abandonemos la esperanza". GestioPolis. abril 3, 2019. Consultado el 22 de Abril de 2019. https://www.gestiopolis.com/nunca-abandonemos-la-esperanza/.
Marquez Segovia, Carlos Alexis. Nunca abandonemos la esperanza [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/nunca-abandonemos-la-esperanza/> [Citado el 22 de Abril de 2019].
Copiar
DACJ