Normalización y estandarización contable

En la globalización los estándares internacionales de contabilidad son un proceso irreversible, por que se necesita crear un lenguaje único, preciso y comprensible para los diferentes usuarios.
Estos estándares son tomados en base a países desarrollados que han venido implementando este sistema (se cree que su desarrollo se debe a esto).

Las economías en vía de desarrollo se caracterizan por tener micro, pequeñas y medianas empresas, queriendo decir esto que su relación con el exterior es poca, se vería innecesaria y compleja la adopción de los estándares internacionales.

La globalización puede ser entendida como una nueva fase de expansión del sistema capitalista que se caracteriza por la apertura de los sistemas económicos nacionales, por el aumento del comercio internacional (esto implica la eliminación de las fronteras aduaneras y eliminación del arancel externo común), la expansión de los mercados financieros, la reorganización espacial de la producción, la búsqueda permanente de ventajas comparativas y de la competitividad que da prioridad a la innovación tecnológica.

Hoy en día se puede apreciar como los medios de comunicación han influenciado en la vida económica de los países, facilitando las transacciones (no es necesario tener un contacto físico).

Lo anterior lleva a muchos países a creer que es necesario internacionalizarse lo cual darían un volcó total en los sistemas contables y económicos que se maneja en la actualidad en cada país.

El uso y la aplicación de los estándares internacionales de contabilidad son un par de pasos irreversibles en el proceso de la globalización.

Bajo la promesa de un crecimiento y equilibrio económico, la estandarización consiste en crear un lenguaje contable universal que sea comprendido por cualquier usuario y además de ello, que sea una herramienta base para la toma de decisiones económicas.

Los cimientos de la estandarización se encuentra en aquellos países desarrollados que han implementado este sistema; ellos son la prueba viviente de que la contabilidad influye en el desarrollo de un país.

En las economías en desarrollo, o “economías emergentes”.

La mayoría de las empresas son micro, pequeñas o medianas, las cuales no podrían implementar el modelo de contabilidad propuesto por las IASB, sus necesidades son diferentes, su mercado local, la financiación fundamentada en el gestor-administrador y su limitado nivel de recursos impone a estas empresas un nivel de subsistencia en el corto y mediano plazo, desarrollando un modelo administrativo mas por inercia que por planeación.

En este sentido la implementación en economías “en desarrollo” de un sistema de información contable complejo y con funciones especializadas que se diseñaron sustentadas en modelos de economías desarrolladas, lleva a que se genere una ruptura entre el modelo económico y el modelo contable.

La modernización del modelo contable no se puede alcanzar por un decreto o una decisión gubernamental o privada, sino que es el resultado de la conjugación de múltiples factores internos y externos, predecibles e impredecibles, que se desarrollan a mediano y largo plazo.

En este sentido las economías débiles no se harán económicamente fuertes de forma automática por la implementación de sistemas contables de economías desarrolladas, por el contrario seria un obstáculo para una lectura autentica de las realidades concretas.” (Mejia, Eutimio. 2004, pp. 168-169)

La estandarización es la información contable para el empresario y no para el Estado, esto pinta muy bien; porque lo ideal es saber ¿Como está la empresa?, ¿Que falencias tiene?, ¿En que puede mejorar?,

¿Cómo puede mejorar?, etc., pero, hay que tener en cuenta que estos estándares fueron creados por y para países desarrollados, ellos tienen grandes empresas, sus exportaciones son altísimas, su participación en la bolsa de valores es excelente, su contacto con el exterior es permanente, mientras que los países en vía de desarrollo son la otra cara de la moneda, por tanto su adopción seria frustrante porque su contabilidad sería totalmente diferente a la que han venido manejando por mucho tiempo.

Seria excelente si se hiciera entre los países subdesarrollados, estarían en las mismas condiciones de competir, y quizás con ello la tecnología, el conocimiento, la educación, etc. se desarrolle, porque la idea de competir es ganar y para ganar hay que esforzarse e innovar. Lo bueno de la competencia es esto, hace abrir la mente buscando nuevas estrategias, dejando a un lado la costumbre, la “costumbre” es el problema real que no permite tener la mente abierta, pues es difícil cambiar el método con que se ha venido trabajando en tantos años, pero al haber logrado dejar la costumbre atrás podemos observar un avance al conocimiento y al desarrollo del país sin necesidad del riesgo.

Se concluye que la armonización servirán a los países subdesarrollados ya que estarían en igualdad de condiciones y por tanto seria de gran alivio llegar a una mayor agilidad en el funcionamiento de las empresas y además lograr encontrar altos estándares de calidad que su vez proporcionen seguridad a sus inversores y también credibilidad en los informes financieros;

ya que como bien se sabe que sin la confianza del inversor los mercados no pueden prosperar.

Conclusión

Para los países subdesarrollados el hecho de aplicar los estándares internacionales en sus contabilidades implicaría replantear toda la normatividad que la rige, ya que como se tiene claro estas normas internacionales están dadas por países que concentran en ellos un gran número de empresas supremamente sólidas y además muy organizadas a nivel contable, por lo tanto los países subdesarrollados se darían a un nuevo nacimiento contable lo cual generaría confusión y hasta incertidumbre en los profesionales contables, ya que tendrían en ese momento que desaprender de aquellos conocimientos para volver a aprender lo que hoy se plantea con unas nuevas normas.

Bibliografía

Espinosa Florez, German Eduardo. Transparencia y comparabilidad: Premisas fundamentales en los procesos internacionales de regulación contable. En: Revista Legis de contador. N° 9 (ene.-mar. 2002);

García Diez; Julieta y Lorca Fernández; Pedro. La aceptación de las normas internacionales de contabilidad: un proceso no exento de dificultades. En: de Revista Legis del contador. N° 10 (abr.-jun. 2002);

Martínez Pino, Guillermo León. A propósito de la globalización y estandarización contable. En: Revista Legis del Contador. (abr.-jun. 2003); pp. 83-103

Mejia Soto, Eutimio. Visión critica de la armonización o estandarización contable. En: Revista Legis del Contador. (oct.-dic. 2004); pp. 145-179

Rueda Delgado, Rubiela. Descripción de las diferencias de la contabilidad financiera colombiana que pueden dificultar la plena convergencia con los estándares internacionales. En: Revista Legis del Contador

Vasquez Tristancho, Gabriel. Prospectiva de la contabilidad internacional. En: Revista Legis de Contador. N° 5 (ene.-mar. 2001);

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Torres Leguizamón Sandra Lorena. (2005, mayo 17). Normalización y estandarización contable. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/normalizacion-estandarizacion-contable/
Torres Leguizamón, Sandra Lorena. "Normalización y estandarización contable". GestioPolis. 17 mayo 2005. Web. <https://www.gestiopolis.com/normalizacion-estandarizacion-contable/>.
Torres Leguizamón, Sandra Lorena. "Normalización y estandarización contable". GestioPolis. mayo 17, 2005. Consultado el 20 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/normalizacion-estandarizacion-contable/.
Torres Leguizamón, Sandra Lorena. Normalización y estandarización contable [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/normalizacion-estandarizacion-contable/> [Citado el 20 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 42931449@N07 en Flickr
DACJ