Negociaciones entre la CAN y el Mercosur en los noventa

  • Economía
  • 6 minutos de lectura

La CAN (Comunidad Andina de Naciones) conformada por Bolivia, Colombia, Ecuador, perú y Venezuela y el MERCOSUR (Mercado Común del Sur) integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, decidieron iniciar negociaciones tendientes a conformar un área de libre comercio entre los dos bloques, lo cual conformaría un solo bloque que constituiría más del 90% del comercio de los países de la ALADI (Asociación Latinoamericana de Integración) y la mayor parte de las inversiones al interior de la región. El objetivo era alcanzar en el 2000 una zona de libre comercio que reuniría a aproximadamente 305 millones de habitantes y sumaría un producto interno bruto de mas o menos 1.300 billones de dólares.

Las conversaciones comenzaron en 1995, fecha desde la cual los dos bloques funcionan como uniones aduaneras, para conformar un área de libre comercio suramericana a la que se uniría posteriormente Chile.

Bolivia tiene acuerdos comerciales con el MERCOSUR, dichos acuerdos son asimétricos con los cuatro países y por el momento participa en las negociaciones de la CAN como observador activo con la idea de converger posteriormente en el acuerdo global.

Las negociaciones entre los dos bloques se iniciaron en 1997. Posteriormente, el 16 de Abril de 1998 en Buenos Aires, se suscribió entre estos el Acuerdo Marco para la creación de la Zona de Libre Comercio que debía entrar en vigencia a partir del primero de Enero del 2000.

Más que un simple acuerdo de libre comercio, este proceso trasciende los objetivos comerciales para abarcar también un conjunto de acciones de desarrollo, complementación y cooperación en determinados campos de interés mutuo. En efecto, las medidas de liberación comercial irían acompañadas del establecimiento de un marco jurídico e institucional de cooperación económica y física que facilite la libre circulación de bienes y servicios y la plena utilización de los factores productivos; de un marco normativo para promover las inversiones recíprocas; de medidas para estimular la complementación y cooperación económica, energética, científica y tecnológica; y de un entendimiento para avanzar hacia la coordinación de posiciones ante el proceso de negociaciones hemisféricas y los foros multilaterales.

En un comienzo se intentó negociar en materia de servicios, propiedad intelectual, inversiones y compras gubernamentales, entre otros aspectos. Más tarde la negociación se concentró en los bienes. Se negociaban mas de 6.000 partidas arancelarias, 4.000 propuestas por la CAN y 2.600 por el MERCOSUR, pero las dificultades, insalvables en los aspectos normativos, llevaron a concentrar la negociación en el “patrimonio histórico”, conformado por el conjunto de preferencias arancelarias mutuas concedidas en forma bilateral y de alcance parcial por los nueve gobiernos de uno y otro grupo.

Por lo que se refiere a la liberación comercial, se acordó un proceso en dos etapas; a esta negociación por etapas se llegó luego de múltiples confrontaciones que tuvieron como centro una lista de preferencias de casi 4.000 rubros:

El camino de la integración regional históricamente ha sido muy complicado y los avances logrados han sido limitados.

La primera etapa consiste en la negociación de un Acuerdo de preferencias arancelarias que abarca los productos del patrimonio histórico de la ALADI, se podían incluir nuevos productos y su entrada en vigencia estaba prevista para el 1 de octubre de 1998 y reemplazaría a los acuerdos bilaterales de alcance parcial existentes entre los países del MERCOSUR y la CAN también en el marco de la ALADI.

La segunda etapa comprende la negociación del Acuerdo de Libre Comercio propiamente dicho, se realizaría entre el 1 de octubre de 1998 y el 31 de diciembre de 1999, que abarcaría los productos contemplados en el acuerdo de preferencias mencionado anteriormente y los demás productos del universo arancelario, y entraría en vigencia el 1º de enero del año 2000.

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo en Lima el 26 de Septiembre, la primera etapa no pudo culminarse el 30 de Septiembre de 1998 como se tenía planeado y tuvo que ser postergada su finalización para el 31 de Marzo de 1999. Posteriormente, los representantes de la CAN y el MERCOSUR sostuvieron entre el 19 y 20 de noviembre de 1998 una reunión de dos días en Montevideo, orientada a ajustar las posiciones de ambas partes a las “Directrices para la Culminación del Acuerdo de Preferencias Arancelarias” entre los dos bloques, las que fueron impartidas por los Ministros de la CAN y el MERCOSUR el 6 de noviembre con el propósito de desbloquear las negociaciones que venían sosteniendo los nueve países. Según Sebastián Alegrett, Secretario General de la CAN, estas directrices permitieron despejar el camino para concluir la primera etapa de negociaciones.

En esta reunión las Delegaciones convinieron sobre una lista preliminar de productos que se pueden considerar en principio, como acordados y coincidieron en el universo de productos por negociar en la siguiente ronda. Igualmente fueron intercambiadas por las partes, las listas especiales de interés de Ecuador y de Paraguay. También se acordó revisar el texto de la normativa del Acuerdo en la próxima ronda negociadora y decidieron celebrar la próxima reunión de negociación del 13 al 15 de enero de 1999 en Lima.

Entre los días 24 y 26 de Febrero de 1999 hubo otra reunión en Montevideo, en la sede de la Secretaría Administrativa del MERCOSUR, con el objetivo de continuar las negociaciones del Acuerdo de Preferencias Arancelarias.

Tanto la CAN como el MERCOSUR han venido negociando listas de productos considerados sensibles para cada grupo (2.700 para el primero y 1.400 para el segundo).

Durante una ronda técnica celebrada a mediados de marzo de 1999 en Lima, si bien no aumentaron los productos acordados, los movimientos efectuados acercaron las posiciones inicialmente presentadas en un amplio ámbito de productos, de manera que estos pudieran ser acordados en la próxima ronda de negociaciones. Por el momento, Alegrett propuso al MERCOSUR la suscripción de un acuerdo parcial con el volumen de productos sobre los que existía un entendimiento, y que abarcaba aproximadamente el 30 % de los más de 4.000 productos objeto de la negociación. Brasil, en nombre del MERCOSUR, acogió la propuesta y planteó la realización de una nueva ronda para avanzar en esa dirección, posteriormente Argentina y Uruguay enviaron una carta a los países de la CAN en la que anunciaron su disposición de prorrogar por el resto del año los llamados acuerdos de alcance parcial, que fijan las preferencias arancelarias bilaterales.

Las negociaciones no han tenido el ritmo esperado a través del tiempo debido a los múltiples puntos de divergencia entre los dos bloques y a las múltiples crisis financieras sucedidas. Las principales divergencias se presentan porque MERCOSUR quiere una liberalización muy rápida, mientras que la CAN la quiere muy lenta; la CAN necesita establecer precios de aduana y MERCOSUR no lo quiere; la CAN quiere para algunos productos agrícolas un plazo de hasta 18 años y en el MERCOSUR no aceptan más de 15 años; la diferencia en las políticas de acceso en el sector automotor, que hacen casi imposible la importación de productos del sector al MERCOSUR desde los países andinos; en cuanto a normas de origen, MERCOSUR aspira a un porcentaje de contenido regional del 60% mientras que la CAN del 40%; la CAN quiere definir un mecanismo de solución de controversias ahora y MERCOSUR después de las negociaciones comerciales.

De todas formas, la conformación de una zona suramericana de libre comercio podría ejercer en el futuro inmediato una influencia determinante en la articulación de los esquemas y acuerdos de integración existentes en América Latina y el Caribe, como base fundamental para mejorar la posición negociadora de la región en las negociaciones del ALCA.

“Negociaciones en su momento más importante”. Reunión en Lima, CAN-MERCOSUR.· “Comunicado Conjunto Cumbre de MERCOSUR”. Suscrito el 15 de Diciembre en Montevideo en la XIII Reunión del Consejo del Mercado Común del Sur. Extractos de publicaciones periódicas del SELA:·

“Avances en negociaciones Andinos-MERCOSUR”. Boletín sobre Integración de América Latina y el Caribe #8 Sep. 1997.·

“Las relaciones externas del MECOSUR: Todos los juegos, el juego”. Carlos J. Moneta, Secretario Permanente del SELA.

Boletín sobre Integración de América Latina y el Caribe. #11 Enero, 1998.· “La Cumbre de Guayaquil y el Acuerdo Andino-MERCOSUR”.

La Cumbre de Santiago: El Nuevo Panamericanismo. #13 Marzo-Abril, 1998.·

“Sombra de la crisis financiera mundial cubre negociaciones CAN-MERCOSUR”. La crisis del sistema financiero internacional: elementos para la comprensión de sus dimensiones. #17 Septiembre 1998. Raúl Ronzoni.· “Importantes avances registran negociaciones CAN – MERCOSUR”.

Los desafíos ante la globalización de América Latina y el Caribe. #18 Octubre-Noviembre, 1998.· “Brasil y países andinos abren nueva dinámica en las negociaciones CAN-MERCOSUR”. Hacia la liberalización del comercio en el Caribe. #21 Marzo 1999.A

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Ruiz Fonseca Andrés Fernando. (2001, octubre 20). Negociaciones entre la CAN y el Mercosur en los noventa. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/negociaciones-can-mercosur-noventa/
Ruiz Fonseca, Andrés Fernando. "Negociaciones entre la CAN y el Mercosur en los noventa". GestioPolis. 20 octubre 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/negociaciones-can-mercosur-noventa/>.
Ruiz Fonseca, Andrés Fernando. "Negociaciones entre la CAN y el Mercosur en los noventa". GestioPolis. octubre 20, 2001. Consultado el 20 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/negociaciones-can-mercosur-noventa/.
Ruiz Fonseca, Andrés Fernando. Negociaciones entre la CAN y el Mercosur en los noventa [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/negociaciones-can-mercosur-noventa/> [Citado el 20 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de congresoperu en Flickr
DACJ