Necesidad de sistemas que apoyen decisiones en México

Resumen

Desde los inicios de la década de los 90’s el desarrollo tecnológico no termina de asombrar al mundo, no hay semana que no aparezca algún dispositivo electrónico o programa de computadora que impacte sobre nuestra vida cotidiana.

Estamos viviendo una época de vorágine de nuevos desarrollos de hardware, software, comunicaciones; existen computadoras cada vez más poderosas y adecuadas a la gran diversidad de formas de uso que un cliente requiera, dispositivos electrónicos móviles que tienen el tamaño de la palma de la mano conteniendo una gran cantidad de información y que pueden accesar vía internet a cualquier base de datos en el mundo, sistemas que pueden ser operados desde cualquier parte, hasta el punto en que el ser humano ya se siente con mayor confianza de seguir explorando el espacio y dentro de sus próximas metas, visitar el planeta Marte, sueño que espera concluir alrededor del año 2010.

En materia de sistemas de información no es la excepción, con base a este crecimiento tecnológico se han generado grandes desarrollos en diversas organizaciones de nivel mundial que han apoyado fuertemente la toma de decisiones y por consiguiente llevado sus estrategias al punto de ser las mejores del mundo.

Contenido

Han existido a través de los años muchas definiciones y conceptos de un sistema de apoyo a las decisiones, pero podríamos entenderlo como “Es un sistema que complementa los recursos intelectuales de los individuos con las capacidades de las computadoras para aumentar la calidad de las decisiones” (Turban, 2002)

Los Sistemas de Soporte Administrativo (MSS), tienen su aparición formal en la década de los 70’s, cuando el “boom” informático se comienza a dar en las grandes empresas de países desarrollados y existe la necesidad de clasificar en las organizaciones los diferentes sistemas que soportan la toma de decisiones en base a su tipo, ya sean estructuradas, semiestructuradas o complejas. Es entonces cuando clasifican diferentes herramientas o tipos de sistemas que apoyan a la decisión, entre los que destacan:

  •  Sistemas de Soporte a la Decisión (DSS)
  •  Sistema de Soporte Grupal (GSS)
  •  Sistemas de Información Ejecutiva (EIS)
  •  Sistemas Expertos (ES)

Con el tiempo y los avances tecnológicos, aparecen nuevas técnicas de desarrollo que permiten construir sistemas más avanzados, como Redes Neuronales, Inteligencia Artificial, Administración del Conocimiento, entre otros.

Con la aparición de las computadoras personales junto con herramientas comerciales de hojas de cálculo y bases de datos, todo tipo de organizaciones tienen mayor acceso al desarrollo e implementación de estos sistemas, aparece una gran variedad de herramientas que pueden apoyar las decisiones de sus ejecutivos, permitiéndoles aumentar las capacidades de sus empresas, reducir costos, aumentar la productividad, ahorro de tiempos y por consiguiente lograr posición dentro de su mercado, al grado de que muchas empresas formadas tan solo hace 5 años son ahora grandes consorcios mundiales y posicionadas entre las mejores en su categoría.

En México no estamos apartados de esta situación, aunque existen muy pocas empresas que han aprovechado la implementación de tecnologías de información para desarrollar los sistemas que soportan decisiones en todos sus niveles, desde las grandes empresas formadas desde hace varias décadas y que han mantenido su nivel y posición dentro de su mercado nacional e internacional como aquellas que se han formado en menos de una década y ya son consideradas de alta competitividad.

Entonces, si las tecnologías de información son cada día más accesibles, surge una pregunta, ¿Por qué en México, las organizaciones de todo tipo no han tenido el crecimiento esperado y por lo tanto ser más competitivas dentro de su mercado?

Reflexionando un poco, consideremos que existen varios factores, entre los que destacan, primero, una de las características más importante de estas empresas, independientemente de su tamaño, es el riesgo que han tomado sus ejecutivos de aplicar tecnologías de información con la confianza de implementar sistemas que apoye a las decisiones.

Tenemos por naturaleza humana una resistencia al cambio, muchos ejecutivos piensan que tener una computadora es sinónimo de eficiencia y también de altos costos, que al adquirir un equipo por sí solo resolverá muchos problemas que afectan a la organización y por consiguiente tomará las decisiones que solucionará mucho de sus problemas, es casi seguro que la influencia de programas televisivos de ciencia-ficción y el cine tienen que ver en mucho esta idea que tienen los ejecutivos, ya que piensan que con un solo apretar una tecla se arreglan los problemas; pero no toman en cuenta que la computadora es en sí una herramienta, es necesario verter parte de su experiencia y necesidad de información a los sistemas para que puedan tomar las decisiones que le ayuden al crecimiento de su organización.

Una forma de aminorar esta resistencia al cambio es a través y el más importante, del convencimiento de los altos ejecutivos y posteriormente aplicar capacitación y desarrollar a su personal, manejar riesgos y oportunidades, utilizar y compartir la información, y por último participar y reconocer logros del personal. (Caldera, 2001)

Por otro lado, otro factor que también es importante es la cultura de análisis de información basada en computadoras, que en realidad es reciente en nuestro país, si nos ponemos a reflexionar, la cultura se comenzó a desarrollar después de la mitad de los años 70’s, cuando en algunas universidades las carreras profesionales apoyaban sus materias en el uso de herramientas computacionales, como simuladores, procesadores de texto, algunas bases de datos, generadores de gráficas, etc. en carreras relacionadas a tecnologías de información y las ingenierías en general.

Los profesionistas que cursaban carreras administrativas comenzaron a apoyar sus materias en computadoras a partir de los inicios de los años 90’s y para la segunda mitad de los 90´s podríamos decir que todas las carreras profesionales en casi todas las universidades ya se utilizaban.

Con lo anterior podemos deducir que, muchos de los ejecutivos y administradores que toman muchas de sus decisiones apoyadas en sistemas, son personas que cursaron sus estudios con el apoyo de herramientas computacionales que les permitió crecer profesionalmente con estas herramientas, y que les permite tener confianza de desarrollar, adquirir e implementar dentro de sus organizaciones sistemas que apoyen a las decisiones, otros, aunque no tuvieron esa oportunidad, han sabido tomar el riesgo y envolverse en la realidad tecnológica en que vivimos.

Es por lógica pensar, que después de 10 años, los grandes ejecutivos y altos administradores que tendrán sobre sus espaldas el peso del crecimiento de las organizaciones ya están tomando posiciones estratégicas, y esto conviene mucho al país, aunque de sería de mayor impacto que todas las organizaciones, grandes y pequeñas hicieran el esfuerzo por desarrollar más a su personal y no esperar a que el futuro los alcance.

Conclusión

Es un gran error de los ejecutivos y los altos administradores de las organizaciones pensar que los sistemas que apoyan las decisiones son grandes aplicaciones que se utilizan en equipos de cómputo especiales y sofisticados, y por consiguiente, requiere de grandes recursos financieros, aunque en principio si hay que realizar inversiones pero no de la magnitud en que la mayoría piensa, el rápido retorno de inversión está en función del apoyo que tenga en su implementación, hay que romper los paradigmas que existen alrededor de esta situación, es necesario que los altos ejecutivos tomen el riesgo, tener la disponibilidad y el convencimiento de implementar estos sistemas, asesorarse de personal informático profesional y que este compenetrado con el giro del negocio, que tengan bien definido los tipos de problemas que quieren pretenden resolver, ya que de aquí parte el éxito de desarrollo de un buen sistema que apoyen las diferentes decisiones que harán crecer su organización y por consiguiente ayudarán al desarrollo del país.

Bibliografía

Turban Efraim & Aronson, Jay E. (2002), Decision Support Systems and Intelligent Systems, Management Support Systems (Chapter 1), Pág. 13, 6a Ed., Printice Hall

Caldera Borja, Bethzy. (2001). Los Sistemas de Soporte a la Decisión y la resistencia al cambio. Netmedia.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Vázquez Llampallas César Armando. (2004, junio 14). Necesidad de sistemas que apoyen decisiones en México. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/necesidad-sistemas-apoyen-decisiones-mexico/
Vázquez Llampallas, César Armando. "Necesidad de sistemas que apoyen decisiones en México". GestioPolis. 14 junio 2004. Web. <https://www.gestiopolis.com/necesidad-sistemas-apoyen-decisiones-mexico/>.
Vázquez Llampallas, César Armando. "Necesidad de sistemas que apoyen decisiones en México". GestioPolis. junio 14, 2004. Consultado el 16 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/necesidad-sistemas-apoyen-decisiones-mexico/.
Vázquez Llampallas, César Armando. Necesidad de sistemas que apoyen decisiones en México [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/necesidad-sistemas-apoyen-decisiones-mexico/> [Citado el 16 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jjfigueroa en Flickr
DACJ