El microcrédito en Mendoza Argentina

  • Finanzas
  • 14 minutos de lectura

1. Antecedentes del Grameen Bank

Como escuchamos atentamente en la charla de Muhamad Yunus durante la jornada de cierre del Congreso que se dio en llamar “La semana del Conocimiento”, llevado a cabo en el mes de abril en la Ciudad de Mendoza, el Banco de Grameen, nacido en Bangladesh y hoy extendido a todo el mundo, es una poderosa herramienta para la promoción y el desarrollo de comunidades pobres.

Esta entidad, con su política de microcréditos por grupos de personas corresponsables solidariamente en el pago, ha ayudado a miles de personas a generar ingresos a través de sus propios microemprendimientos, como una forma de romper el círculo vicioso de la pobreza, es decir, el mecanismo por el cual quien es pobre no es sujeto de crédito y por lo tanto nunca puede despegar de esa situación inicial.

Para Yunus, un economista oriundo de Bangladesh y recibido en la Universidad de Washington -EE.UU., la idea de guiar la economía hacia un concepto de bases solidarias comenzó en 1983, hace 20 años. No estaba de acuerdo con la dependencia que generaban en los pobres las limosnas y los subsidios. Había pasado 9 años dando créditos en forma experimental hasta que decidió crear una metodología que fuera aplicable en más de un lugar y a la cual llamó Grameen Bank -grameen significa aldea-. Durante sus primeras incursiones con este nuevo modelo de economía, el economista asiático decidió prestar 27 dólares a 42 personas para que lo invirtieran en pequeños emprendimientos. Lo que se puede ver como algo tan sencillo y con pocas esperanzas de triunfo ya se utiliza en 66 países y tiene una historia de incobrabilidad de sólo el 2%.

Curiosamente, el llamado “Banco de los Pobres” ha otorgado créditos en su mayoría a mujeres de todo el mundo -un 95%-. Por ejemplo en Mendoza sólo hay un grupo de 4 hombres de Palmira que trabaja con la Fundación Grameen, el resto son mujeres. Y aunque tal vez, en lo que hace a monto de capital prestable, Grameen sea pequeño para compararse con otros bancos con su mismo alcance geográfico, sus microcréditos llegan a sectores que ningún banco comercial, privado o estatal, considera clientes, millones de personas muy pobres.

Para los benefactores extranjeros, interesados en poder participar en la implementación del sistema en sus respectivos países, es requisito prepararse en Bangladesh durante un cierto tiempo, el entrenamiento consiste entre otras cosas en ponerse en contacto con la gente y ver cómo funciona la metodología en la práctica.

2. Entidades de microcrédito en Mendoza

En nuestra provincia se da la situación de que existe un emprendimiento que usa el nombre y la metodología del banco de Yunus, pero también han surgido otros con metodologías muy similares que no usan la denominación Grameen, entre ellas la entidad Juntos, patrocinada por la Fundación Empresa de Mendoza -FEM- y otra entidad asociada a la Iglesia de los Jesuitas. Todos estos emprendimientos están focalizados hacia los barrios y asentamientos más pobres de la provincia. Creemos que el fenómeno recién se está iniciando en Mendoza, seguramente si la metodología se afirma y da los resultados esperados, van a surgir más jugadores en este mercado.

A continuación vamos a describir la operatoria de las 2 más conocidas: Fundación Grameen Mendoza -mayor cantidad de información recopilada- y la entidad JUNTOS -breve resumen-

Fundación Grameen Mendoza

En Mendoza las actividades de esta entidad son similares a las otras réplicas del sistema; en abril del 2000 los creadores de Grameen Mendoza realizaron la capacitación para tener el derecho a aplicar el método del Banco de Bangladesh y en junio de ese mismo año entregaron los primeros créditos. Desde entonces se han otorgados microcréditos en distintos distritos de la provincia de Mendoza, como ser:

  • Palmira (San Martín), zona rural distante unos 50 Km. de la ciudad Capital, con el mayor índice de desocupación de la provincia.
  • Barrio La Gloria (Godoy Cruz), barrio distante unos 3 Km. de la ciudad Capital, con un alto nivel de conflictos y violencia interna.
  • Uspallata (Las Heras), zona rural / turística distante unos 100 Km. de la ciudad capital, donde existen muy pocas fuentes de trabajo que no deriven del tráfico de la ruta internacional a Chile.
  • Chacras de Coria (Luján de Cuyo)
  • Potrerillos (Luján de Cuyo)

Estos microcréditos han sido aplicados a microemprendimientos como: coser ropa a cargazón, venta de zapatillas, de huevos, de vestimentas, productos de panadería, lavado de ropa, herboristería, jabones artesanales, ampliación de mercadería tanto de almacenes, kioscos, librerías, etc.

Los servicios de la Fundación están dirigidos específicamente a las mujeres desocupadas o con microemprendimientos en marcha, con marido desocupado o sin él, con un grupo familiar a cargo y residiendo en un barrio determinado. También es requisito que posea escolaridad primaria y conozca alguna artesanía, que conviva con numerosas mujeres de su barrio en situación idéntica o similar; no es impedimento que reciba asistencia social mínima. También están dirigidos sus servicios hacia el segmento de población llamado “los nuevos pobres”, quienes pertenecían a la antigua clase media que lentamente tiende a desaparecer.

Un resumen más detallado del perfil requerido incluye:

  • Personas de bajos ingresos, preferentemente mujer mayor de edad (entre los 18 y 65 años),
  • con propiedad o vivienda alquilada, prestada y/o compartida con residencia mínima de 1 año.
  • Jefas de Hogar que perciban ingresos menores a $300 mensuales, lo que equivale aproximadamente a unos US$100.
  • Mujeres emprendedoras, con capacidad para el trabajo grupal y facilidad en la adaptación a nuevas actividades.
  • Mujeres emprendedoras que tengan experiencias de proyectos de trabajo individuales.
  • Mujeres que deseen modificar su situación económica y laboral a partir de su esfuerzo personal.
  • Mujeres dignas de confianza para un grupo de personas (por lo menos cuatro) y que además confíen en otras personas
  • Solidarias con esas personas que formarán el grupo y que han descubierto alguna capacidad o vocación personal que les permita definir un emprendimiento sustentable.
  • Si bien en los puntos anteriores se ha hablado específicamente de mujeres, la metodología Grameen es flexible para la financiación de microemprendimientos que, una vez cumplidos los requisitos de la fundación, sean realizados por hombres.

Para ingresar al sistema la persona debe integrar un grupo solidario de no menos de 5 personas y hasta 9 personas como máximo. A su vez esos grupos se unen, de 8 á 10, generando así un centro.

El proceso que lleva adelante la Fundación Grameen Mendoza abarca las siguientes etapas:

  • Recolección e interpretación de información estadística
  • Investigación in situ de la zona seleccionada, determinando posibles desviaciones
  • Convocatoria masiva en la zona
  • Selección y formación de grupos de 5 integrantes como mínimo de responsabilidad solidaria
  • Capacitación de los grupos por 2 semanas.
  • Conocimiento personalizado de cada prestataria y su problemática
  • Evaluación de los proyectos a financiar
  • Evaluación de la cohesión grupal e identificación de los principios de Grameen y adhesión a la metodología
  • Entrega de préstamos en forma “2-2-1”
  • Seguimiento semanal en reuniones de centro y supervisiones individuales a cargo del operador de campo y coordinador de cada grupo o centro
  • Recaudación semanal de los retornos

Fundación Empresa de Mendoza -JUNTOS

“El crédito lo otorgamos a los emprendedores que conozcan lo que hacen, como mínimo pedimos 1 año de experiencia en la actividad que se desarrolla” señala Roberto Roitman presidente de la entidad. JUNTOS, al igual que Grameen, no pide garantía como los bancos, nuevamente aquí la forma de garantizarse es por grupos, es decir los deudores son solidarios y se garantizan entre ellos. Hasta mayo del 2.002 JUNTOS había asistido a 1.004 emprendedores mendocinos, en su gran mayoría jefas de hogar con familia numerosa con perfil variado: artesanos, almaceneros, carpinteros, modistas.

También con información a mayo de 2.002 podemos resumir la denominada “Línea de Créditos Grupales” de esta entidad:

  • cada integrante del grupo de emprendedores accede a entre $300 y $1.000.
  • las cuotas son fijas y en pesos.
  • se requieren emprendedores con una actividad independiente y 1 año mínimo de experiencia en el rubro.
  • incluye a aquellos que están en Codeme y Veraz.
  • los integrantes de los microemprendimientos se sirven de garantes ya que no se piden garantías; al crédito acceden los garantes y solicitantes.
  • los integrantes del grupo deben vivir cerca y no ser parientes entre sí.

3. Necesidades de las familias de alumnos de escuelas urbano-marginales

El desempleo es un fenómeno que se ha expandido fuertemente a lo largo de nuestro país. De la mano de las políticas neoliberales de la década del 90, la desocupación superó en varias ocasiones la tasa del 20% en nuestro país y la pobreza creció según cifras oficiales y privadas, nacionales e internacionales, es decir hay prácticamente unanimidad sobre el fenómeno. Actualmente más del 50% de los argentinos son considerados pobres estadísticamente, es decir no superan un nivel de ingresos mínimo que se denomina línea de pobreza. A estar debajo de esta línea han llegado vastos sectores de la sociedad, en especial los llamados nuevos pobres, hogares con progenitores que son empleados o ex empleados públicos o de otras actividades que anteriormente recibían rentas de clase media y que en la última década vieron desmejorados sus niveles de vida.

En Mendoza se da el mismo problema aunque sin llegar a la media nacional, pero también con bolsones de pobreza muy importantes en distintos departamentos.

Las Heras, departamento donde está asentada la escuela donde el autor de esta monografía dicta clases, es sin dudas uno de los departamentos más castigados por el desempleo y la pobreza, siendo muy alta la cantidad de personas que subsiste gracias a distintos planes de desempleo vigentes en la actualidad. De esta forma, los alumnos -y sus respectivas familias- tanto de mi escuela como de otras asentadas en este departamento sufren en carne propia el problema -se alimentan mal, sufren de frío, se enferman más seguido que lo normal, etc.- e indirectamente también lo sufren los profesores, es muy difícil que los chicos compren las fotocopias que les dejamos para estudiar y ni que hablar de que compren un libro, hay chicos que quizás no han tenido un libro propio durante toda su etapa escolar.

4. Programa DESPEGAR para la Escuela 4-157 de El Plumerillo, Las Heras

Las escuelas palpan toda la problemática descripta en el punto anterior quizás mejor y más directamente que el municipio, dado que ven la realidad de sus alumnos día a día y a veces sufren por ver que no pueden hacer lo suficiente para evitar las situaciones de hambre y frío de los chicos, las situaciones de violencia que generan por el entorno que los afecta y otros males derivados de la pobreza. De esta forma, dado que el municipio no puede llegar a todos los rincones del departamento por imposibilidad física, qué mejor ubicadas que las escuelas para llegar a cada una de las familias de sus alumnos con programas que fomenten los microemprendimientos, brindándoles un primer asesoramiento sobre la factibilidad de sus proyectos y servirles de enlace con las entidades de microcrédito.

La idea central de esta propuesta, que hemos denominado Programa DESPEGAR, es que la Escuela 4-157, cuya modalidad es “Economía y Gestión de las Organizaciones” y su orientación es “Gestión de Microemprendimientos, Pymes y Cooperativas”, cumpla el rol de enlace entre las entidades de microcrédito de nuestra provincia y los proyectos de las familias de los alumnos y sus vecinos. Dado que nuestra escuela tiene materias relacionadas con la Formulación y Evaluación de Proyectos, la Gestión de Microemprendimientos, y otras relacionadas, es decir cuenta con profesores y alumnos -una vez aprobados en dichas materias- que conocen de esos temas, sería factible que éstos actores utilicen sus conocimientos teóricos para ayudar a que distintos miembros de las comunidades que la rodean -familiares de alumnos, vecinos de la escuela- consigan fondos para desarrollar microemprendimientos -nuevos o expansiones de existentes- a los fines de mejorar la situación socioeconómica existente en la zona de influencia de la escuela. Debemos puntualizar que un altísimo porcentaje de los padres de los alumnos del establecimiento se mantienen actualmente gracias a subsidios de desempleo; con este programa los alumnos podrían animar a sus padres a que presenten proyectos para que, previo análisis de prefactibilidad de la escuela, los presenten ante las entidades de microcrédito.

Adicionalmente a ayudar a paliar el desempleo en forma genuina, el programa permitirá elevar el concepto que la comunidad que rodea a la escuela tiene de la misma, ya que tanto padres de alumnos como vecinos observarán que la escuela no sólo está cumpliendo el importantísimo rol de educar a sus hijos, sino que además está ayudando a sus padres a vivir dignamente. No queremos decir que hoy la escuela no sea valorada por la comunidad que la rodea, pero a través de programas como éste la misma sería aún más valorada.

Como tercer objetivo está el de inculcar el asociativismo entre los padres de los alumnos entre sí -si viven cerca- y sus vecinos, dado que en grupos es cómo recibirían los créditos y es en forma solidaria como se responde ante la obligación de cancelarlo; ésta es la modalidad más usada por las entidades de microcrédito, si un integrante del grupo no paga su cuota, responde el otro, es así como ha tenido éxito esta herramienta, la gente paga para evitar que otra familia vecina y el grupo completo se queden sin crédito.

Por último, los alumnos de 3ro del Polimodal podrán aplicar los conocimientos teóricos obtenidos en las materias relacionadas con microemprendimientos o proyectos, lo que es aporte valioso para su futuro laboral.

Por los 4 objetivos nombrados, creemos que el proyecto es valioso de intentar y seguramente va a cosechar apoyos adicionales de distintas ONG o el Gobierno, ya sea financieros o de otro tipo, apoyos que le van a dar más sustentabilidad al mismo.

Algunos detalles de instrumentación del Programa DESPEGAR

  • será fomentado entre todos los padres de los alumnos del colegio, desde 8vo año hasta 3ro del Polimodal.
  • también se fomentará el programa en el vecindario que circunda al colegio, a través de distintos medios de difusión que serán empleados.
  • los profesores de materias como Formulación y Evaluación de Proyectos, Gestión de Microemprendimientos, y otras relacionados actuarán como pre-evaluadores de proyectos -para descartar las ideas poco posibles o para detectar errores subsanables-, la evaluación final la harán las entidades de microcrédito que reciban las solicitudes.
  • los mismos profesores arriba nombrados asesorarán a los microemprendedores que obtengan financiamiento cuando necesitan consejos sobre gestión, contabilidad e impuestos, etc. y en general harán un monitoreo periódico del estado de los microemprendimientos, dado que la finalidad última es que estas microempresas no desaparezcan al poco tiempo.
  • los alumnos de 3ro del polimodal, que ya tienen conocimientos de Formulación y Evaluación de Proyectos -se ve en 2do año- y están obteniendo conocimientos de Gestión de Microemprendimientos -se ve en 3er año- también participarán colaborando con los profesores para pre-evaluar y en especial como difusores del programa.
  • se gestionará, ante la Dirección General de Escuelas de la Provincia, ante el Municipio de Las Heras o ante ONGs y/o empresas interesadas, financiamiento para el programa, en especial para remunerar a los profesores que destinarán varias horas a este programa; aunque en la medida en que no hayan fondos la tarea debería ser igualmente realizada por éstos en forma ad-honorem
  • la escuela no será garante de los créditos, sólo enlace entre el prestador de fondos y las familias financiadas.

5. Extensión de este proyecto para escuelas urbano marginales en general: la Red DESPEGAR

Esta propuesta se hace extensible para todas las escuelas que tienen la modalidad “Economía y Gestión de las Organizaciones”, independientemente de su orientación específica –en general las orientaciones de la modalidad son conexas- en la provincia de Mendoza; el proyecto será difundido por distintos medios a los fines de fomentar su adopción generalizada y además obtener la necesaria crítica constructiva para mejorar la idea.

Adicionalmente, aquellas escuelas asentadas en zonas urbano-marginales con modalidad diferente a la de “Economía y Gestión de las Organizaciones” que también quieran participar del Programa DESPEGAR serán bienvenidas, pero deberán tratar de asociarse con escuelas con la modalidad antes nombrada para que los profesores de éstas últimas las ayuden en la tarea de pre-evaluación de proyectos.

Se propone entonces crear la “Red DESPEGAR”, bautizando así a la conjunción de escuelas que decidan adoptar el Programa DESPEGAR en beneficio de las comunidades de alumnos y vecinos que las rodean. “Red DESPEGAR” podría ser la entidad que agrupe a las escuelas, bajo la forma de una ONG, que difunda la labor de las mismas y canalice nuevas iniciativas relacionadas con el proyecto.

La “Red DESPEGAR” podría tener también la importante función de organizar ferias u otros mecanismos para facilitar la comercialización de los productos que surjan de los emprendimientos financiados por Bancos de Pobres con las familias de los alumnos y vecinos de sus escuelas miembro.

Cronograma de implementación

El Programa DESPEGAR buscará ser implementado inmediatamente en la escuela en la que el autor de esta monografía se desempeña como docente. De hecho en los próximos días vamos a empezar, a nivel institucional, los contactos con Grameen Mendoza para ver de que manera se podría instrumentar el proyecto.

Por otro lado la constitución de la Red DESPEGAR llevará más tiempo, el óptimo necesario para observar el funcionamiento de la experiencia en escuelas piloto predeterminadas.

Evaluación de Proceso y Resultado

Creemos que en el lapso de 1 año se podrán tener conclusiones iniciales sobre el adecuado funcionamiento de la iniciativa en escuelas particulares. Para evaluar el funcionamiento de la Red DESPEGAR como un todo se necesitará un poco más de tiempo.

6. Conclusiones

A través del Programa DESPEGAR, las escuelas urbano-marginales que lo adopten, empezando por la 4-157 de El Plumerillo, Las Heras, donde el autor de esta monografía enseña, agregarían aún más valor del que hoy aportan a sus comunidades de influencia, ya que sin dejar de lado su principal función de educar, ayudarían a generar empleo genuino para los papás de sus alumnos y para los vecinos de la escuela.

¡Qué mejor ejemplo educativo para los alumnos que observar la tarea de la escuela llevando a cabo programas que fomentan valores, como ser la noble actividad de emprender para superar situaciones de flaqueza económica, de asociarse con vecinos para un proyecto y de ser solidarios también entre vecinos para los pagos, entre otros valores muy importantes que el alumno no sólo escucharía en clase sino que vivenciaría! Jorge Bucay lo dijo durante su charla, también en el mismo congreso “La semana del Conocimiento”, cuando recordó a Jaime Barylko, sosteniendo que la escuela también debe educar en valores y no sólo en contenidos conceptuales, en especial decía Bucay enseñando mucho sobre ética -lo que está bien y lo que está mal- y sobre aprender a compartir. Y como dijimos arriba, los programas de microcréditos tienen mucho sobre valores, en especial el aprender a compartir, dado que cuando un miembro del grupo piensa en no pagar su crédito, inmediatamente se da cuenta de que si hace ésto alguien deberá hacerlo por él, poniendo en peligro además el crédito de todo el grupo. Y la gente aprende a compartir, el Banco de Bangladesh muestra bajísimos índices de incobrabilidad a lo largo de su historia.

BIBLIOGRAFÍA

  1. http://www.grameenmendoza.org/, Información extraída de sus distintas secciones, Mendoza, mayo de 2003.
  2. JIMENA, Jaquelina, “Emprendedores modelo 2002: cómo pelearle a la sequía”, Suplemento de Economía de Diario Los Andes, Mendoza, 12 de mayo de 2002, págs. 1 y 2.
  3. MORENO, Alejandra, “Banco Grameen: basado en la confianza y el respeto hacia el prójimo”, Diario Correveidile, Chacras de Coria, Luján, Mendoza, abril de 2003, pág. 4.
  4. YUNUS, Muhamad, apuntes tomados durante su discurso de cierre de la “Semana del Conocimiento”, Mendoza, abril de 2003.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Laza Sebastián. (2005, noviembre 11). El microcrédito en Mendoza Argentina. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/microcredito-mendoza-argentina/
Laza, Sebastián. "El microcrédito en Mendoza Argentina". GestioPolis. 11 noviembre 2005. Web. <https://www.gestiopolis.com/microcredito-mendoza-argentina/>.
Laza, Sebastián. "El microcrédito en Mendoza Argentina". GestioPolis. noviembre 11, 2005. Consultado el 18 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/microcredito-mendoza-argentina/.
Laza, Sebastián. El microcrédito en Mendoza Argentina [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/microcredito-mendoza-argentina/> [Citado el 18 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de scobleizer en Flickr
DACJ